IMG-LOGO

Biografía

Olivier Marchal

Olivier Marchal

61 años

Olivier Marchal

Nació el 14 de Noviembre de 1958 en Talence, Francia
Filmografía
Section zéro

2016 | Section zéro | Serie TV

En 2024, las empresas multinacionales se han erigido como los nuevos líderes políticos europeos. Uno de los grupos corporativos más poderosos, Prometheus, pretende asegurar el crecimiento de su dominio sustituyendo las fuerzas militares por su propia milicia, llamada Escuadrón Negro (Black Squad).

Mea culpa

2014 | Mea culpa

Hace un tiempo que Simon dejó a tras su carrera de policía y ahora trabaja en una empresa de seguridad. Su vida se fue al traste cuando, borracho al volante, tuvo un accidente y mató a dos personas. Una temporada en la cárcel no ha servido para devolverle la paz y se siente incapaz de “llegar” hasta su mujer Alice y su hijo Théo, que le adora. Cuenta también con el afecto y el apoyo de Franck, su compañero de la policía, quien hace lo posible para que su amigo enderece su vida, reaccione, regrese del estado insensible en que se encuentra. Las cosas cambiarán cuando el pequeño Théo presencia un ajuste de cuentas de la mafia rumana. Su vida pende de un hilo. Tras cambiar de tercio en la desdeñable comedia Los infieles, el francés Fred Cavayé vuelve en este film a lo que mejor sabe hacer: contar historias criminales con ritmo y atmósferas realistas en donde los personajes se ven sometidos a una presión que no pueden controlar. Así lo hizo en Cruzando el límite –de la que hubo una estimable versión hollywoodiense titulada Los próximos tres días– y en la adrenalítica Cuenta atrás. Ahora, en Mea culpa reúne a los dos actores de sus dos mejores películas –Vincent Lindon y Gilles Lellouche– y entrega un más que apañado thriller con bastante enjundia, gracias a un guión que atrapa e interesa, aunque el punto de partida se haya visto en multitud de ocasiones, la más célebre de ellas quizá en Único testigo. Más allá de la acción, que la hay considerable, Cavayé crea una ambientación muy realista (las peleas son muy, muy verosímiles), y no sólo con esa fotografía apagada, nublada, sino en cuanto al interior de los personajes y las cuestiones que les mueven, esa “mea culpa” que los define. Y es que el trauma del protagonista es una constante que afecta a todos: a su colega Franck y, sobre todo, a su sufriente mujer Alice (magnífica la actriz y directora libanesa Nadine Labaki) y al chiquillo al que ha de proteger, de modo que además de intentar solucionar la angustiosa situación tiene por delante algo mucho más difícil: recuperar una vida echada a perder. Vincent Lindon es el perfecto actor para interpretar al traumado Simon, tipo de pocas palabras, pero de ideas claras; mientras que Gilles Lellouche convence cómo el amigo dispuesto a hacer lo que sea para no volver a perder a Simon.

6/10
Les Lyonnais

2011 | Les Lyonnais

Momon es un gángster retirado de origen gitano, que por su acendrado sentido de la lealtad piensa que debe hacer algo para ayudar a Suttel, antiguo camarada de atracos y crímenes sin cuento, que acaba de ser detenido ostentosamente por la policía delante de su hija y su nieto. De modo que accede a respaldar su fuga, organizada por una nueva generación de criminales que no se atienen al código de antaño. Ello le reintroduce en una espiral de violencia y terror de la que creía haber escapado. Intensa película de atmósfera “padrinesca”, basada en hechos reales, los golpes que realizaban en Francia, en la zona de Lyon, entre 1967 y 1977, una banda de atracadores gitanos conocida precisamente como “los lioneses”. Fuente principal de Les Lyonnais es el libro escrito por el propio Edmond Vidal, alias Momon, “Por un puñado de cerezas”, que alude a cómo su carrera fuera de la ley empezó por un robo menor, castigado con desmesura por motivos raciales. Además del referente claro de la obra de Francis Ford Coppola -los saltos temporales en la narración, el fatalismo que impide a Momon llevar una vida normal, y le empuja a hacer daño a las personas que quiere, el sentido de familia, honor y lealtad, la reunión en torno a un bautizo...-, manejado con personalidad, también parecen haber influido títulos sobre criminales recientes en Francia como Un profeta. Olivier Marchal sigue el tono de su filmografía como director (MR 73, Asuntos pendientes) y entrega con Les Lyonnais una historia gangsteril de ritmo impecable y algún giro imprevisto, bien soportada por su lacónico y perfecto protagonista, Gérard Lanvin. Están bien trazadas las relaciones entre los componentes del grupo de los lioneses, el modo en que afectan sus andanzas a sus familias, o el acecho policial, todo ello enmarcado por la mirada, cada vez más confusa, de Momon, que creía tener ciertas nociones de qué era lo correcto. No faltan los pasajes de brutalidad extrema, aunque sin intención de glorificar o banalizar la violencia mostrada.

7/10
Diamond 13

2009 | Diamant 13

Mat es un veterano policía que está de vuelta de todo. Vive sin interés pues piensa que ya no puede haber nada que le pueda sorprender. Nada más lejos de la realidad. Un buen amigo le propone dar un golpe. Es un juego de niños, malversar unos fondos, una fortuna garantizada para la jubilación. Para Mat no será fácil. Tendrá que elegir entre la lealtad a su amigo y a la vida que siempre ha llevado. La protagonista femenina es Asia Argento, hija del director italiano Dario Argento. Con su padre ha trabajado en múltiples ocasiones principalmente en películas de terror, género en el que su progenitor es todo un símbolo. 

4/10
MR 73

2009 | MR 73

Oscurísimo thriller policial, dirigido con pulso vibrante por Olivier Marchal, director francés que fue policía antes que cineasta y que se ha especializado en películas de este género, como bien demostró en su anterior film, Asuntos pendientes. En este caso vuelve a echar mano de uno de los grandes del cine de su país, Daniel Auteuil (Conversaciones con mi jardinero), para protagonizar una desasosegante película centrada en los trágicos acontecimientos que rodean la vida de un policía de Marsella. Schneider es un hombre roto, desecho. El motivo es el horrible accidente de tráfico que han sufrido su mujer y su hija, como consecuencia del cual su esposa ha quedado en estado semivegetativo y la pequeña ha muerto. Schneider (como siempre, formidable Daniel Auteuil) es uno de los más cualificados policías del departamento, pero ahora su continuo estado de embriaguez le está cosechando demasiados enemigos en la policía, hasta el punto de obligar a los de asuntos internos a apartarle del truculento caso que estaba llevando: los sangrientos crímenes sexuales de un asesino en serie. Por otro lado, la joven Justine, traumada por el asesinato de sus padres cuando ella era una niña, entra en un estado de ansiedad cuando le anuncian que el asesino de su familia está a punto de salir de la cárcel por buena conducta. Lo primero que llama la atención en esta película es la sordidez de la historia y, digamos, la 'seriedad' elegida para contarla. No hay concesiones de ningún tipo, de modo que todos los personajes parecen llevar una careta facial que expresa los sufrimientos, problemas y tristezas de su vida. Hay violencia y sobre todo mucha ausencia de amor, y tanto la quemada y contrastada fotografía como la puesta en escena realzan aún más el desasosiego general con unos escenarios cochambrosos, casi 'underground', donde las dependencias policiales no se diferencian en nada a cárceles insanas, a sótanos repugnantes. En realidad, Marchal ofrece una visión terrible de la sociedad, donde apenas hay diferencia entre policías y delincuentes, donde el mal campea a sus anchas por doquier. Pero, sobre todo, carga demasiado la mano en el pesimismo de fondo, en la desoladora falta de esperanza de la historia, cosa que no puede ocultar el efectista resquicio de luz final. Y es que Marchal deja demasiado claro que en este mundo no hay justicia ni redención posible, como si el pecado lo ocupara todo. La imagen del crucifijo ensangrentado es más que elocuente.

5/10
Braquo

2009 | Braquo | Serie TV

Cuatro agentes de un grupo de intervención de la policía judicial darán la espalda a las reglas establecidas tras el suicidio de su jefe de grupo. Esta unidad trabaja en los conflictivos barrios del extrarradio de París, lugares en los que no dudan en cruzar la línea de la legalidad para poder resolver los casos que tienen entre manos. Las prácticas que los protagonistas ejercen como venganza por el fallecimiento de su superior pronto comenzarán a tener peligrosas consecuencias.

Asuntos pendientes

2004 | 36 Quai des Orfèvres

Film policíaco que por su aire ‘casual’ bien podría haber sido rodado en los 70, dicho sea sin ningún ánimo peyorativo. Permite un duelo actoral entre  Daniel Auteuil y  Gérard Depardieu, aunque el mostacho que luce este último se nos antajo más falso que un ‘judas’ de plástico. Dos carismáticos policías parisinos, Leo y Denis, andan enfrentados por más de un motivo. No sólo aspiran ambos a suceder al actual jefe de la policía judicial, sino que rivalizan por la misma mujer. Al acudir al encuentro de una fuente, que podría ayudarle a desarticular una banda de delincuentes y ganar puntos para el ascenso, Leo es involucrado a su pesar en un crimen del que es testigo. Nadie tendría por qué saberlo, pero Denis observa todos sus pasos...

6/10
Un verano en Ibiza

2019 | Ibiza

El podólogo Philippe se ha enamorado de Carole, divorciada con dos hijos, Manon y Julien. Para ganarse al segundo, le promete que si aprueba el bachillerato llevará a todo el clan de vacaciones a cualquier destino que elija. Tras aprobar, el chico se decanta por Ibiza, pues meses atrás se trasladó allí la chica por la que se siente atraído, así que confía en encontrarla. Christian Clavier ha demostrado su talento para la comedia, sobre todo en la divertida Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?, realmente hilarante. Esta vez contaba a su favor con que le da la réplica Mathilde Seigner, una excelente actriz, más versátil que él, pues fue La chica de París, o la principal actriz de Harry, un amigo que os quiere, aunque también tiene en su filmografía disparatados subproductos concebidos para la risa como Camping y su secuela. El dúo se esfuerza a la hora de levantar un guión que tras el planteamiento inicial se centra en tópicos sobre la isla balear, y sus excesivas fiestas, donde se consumen todo tipo de drogas. Retrata el contraste generacional entre los veteranos y los jóvenes, lo que da lugar a escenas que hacen esbozar una sonrisa. Dirige con un estilo academicista Arnaud Lemort, cuyos dos trabajos anteriores, L'amour, c'est mieux à deux y Dépression et des potes, no habían tenido demasiada repercusión. Por desgracia, la mayor parte del metraje se limita a presentar a secundarios que no aportan demasiado. En ocasiones recurre al humor grosero o escatológico o a chistecitos fáciles, pero se trata de un film sin demasiadas pretensiones.

4/10
Mi hijo y yo

2010 | Le fils à Jo

La campiña francesa. Durante generaciones, los Canavaro se han dedicado a jugar el rugby destacando poderosamente. Pero el adolescente Tom, hijo del viudo Jo, se siente demasiado presionado por su padre, que considera que su retoño debe seguir la tradición familiar y convertirse en un jugador de leyenda. Hasta el punto de decir que no desea jugar a rugby, lo que coincide con la intención de una fábrica local de eliminar el campo de entrenamiento de los Canavaro para construir un almacén. Agradable película del francés Philippe Guillard, antiguo jugador de rugby, que debuta tras la cámara como guionista y director. Aunque encuadrable en el subgénero deportivo, estamos más bien ante una trama que procura dibujar las relaciones paternofiliales y la importancia de saber establecer una buena comunicación, poniéndose uno en el lugar del otro: el padre no habla con los profesores de su hijo, y tiene al chico atado demasiado en corto. Además pinta un entorno rural con cierta añoranza, donde la convivencia humana es más intensa que en la gran urbe, presentando a un entrañable secundario, el simple Pompon, junto a otros más convencionales y de trazos elementales, como el amigo que regresa al pueblo, la irlandesa directora de la fábrica y su hija, o el neozelandés jugador de rugby. El tono de Mi hijo y yo es amable, con algunos momentos humorísticos, pero le falta claramente un punto de emoción, y una mejor defición de personajes y sus motivaciones. El desarrollo de la historia es más que previsible, y algunos pasajes son de una sensiblería demasiado evidente.

5/10
Diamond 13

2009 | Diamant 13

Mat es un veterano policía que está de vuelta de todo. Vive sin interés pues piensa que ya no puede haber nada que le pueda sorprender. Nada más lejos de la realidad. Un buen amigo le propone dar un golpe. Es un juego de niños, malversar unos fondos, una fortuna garantizada para la jubilación. Para Mat no será fácil. Tendrá que elegir entre la lealtad a su amigo y a la vida que siempre ha llevado. La protagonista femenina es Asia Argento, hija del director italiano Dario Argento. Con su padre ha trabajado en múltiples ocasiones principalmente en películas de terror, género en el que su progenitor es todo un símbolo. 

4/10
Toda la culpa es de mi madre

2009 | Quelque chose à te dire

La familia Celliers la componen un matrimonio mayor -la muy mandona Mady y el recién jubilado y bien conectado en las altas esferas Henry- y tres hijos: la 'artista' Alice, que se somete a abortos como quien bebe vasos de agua, sin estabilidad sentimental y habitual consumidora de droga; su comprensiva hermana enfermera Annabelle, también soltera; y Antoine, padre de familia, con dos niños, cuya empresa solidaria está en la quiebra, extremo que no se atreve a comunicar a su progenitor. Por una mala jugada de su camello, Alice es detenida y llevada a comisaría. Allí el policía que la interroga, Jacques, resulta ser un tipo la mar de comprensivo, hasta el punto de que destruye la prueba de la droga incautada a Alice; poco después se enreda con ella en una relación adúltera, a pesar de que su mujer está embarazada. Y curiosamente, Alice y Jacques van a descubrir que comparten unos inesperados lazos.Si el cine francés admite algo parecido al culebrón, exageración dramática que se diría ajena al carácter galo, Toda la culpa es de mi madre puede ser el paradigma. Porque con mirada superficial cabe definirla como 'la típica película francesa con buenos actores', familia burguesa cuyos componentes atraviesan sus muy personales crisis existenciales. Pero a poco que el espectador reflexione sobre lo que discurre antes sus ojos, sólo puede llegar a una conclusión: todo es increíblemente disparatado y caprichoso, un cúmulo de casualidades atadas una detrás de otra sin demasiado ingenio por el tándem de guionistas que componen Jérôme Soubeyrand y la también directora Cécile Telerman. Así hasta llegar a un desenlace en que parece que les ha hecho gracia la idea de que “en los hijos se repiten los errores de los padres” para orquestar así otra casualidad mayúscula, de vergüenza ajena. Ah, y ni el amante del arte más indulgente concedería el beneficio de la duda a la horripilante exposición de madonnas de Alice, con la que pretenden hacernos creer que es una verdadera maestra de la pintura.

3/10
Cruzando el límite

2008 | Pour elle

De modo completamente inesperado, la vida de Julien y su esposa Lisa da un vuelco cuando ella es arrestada por asesinato y condenada a 20 años de prisión. Ante la ineficacia del sistema legal, y el modo en que afecta la cosa a la esposa –que intenta suicidarse– y a su pequeño hijo –casi autista–, Julien empezará a trazar un improbable plan de fuga movido sólo por el amor. Entretenido thriller que juega con la situación de personas normales sometidas a condiciones límite. Tiene buen ritmo y un reparto bien escogido, encabezado por el francés Vincent Lindon (Mademoiselle Chambon) y la alemana Diane Kruger (La búsqueda). En el año 2010 Cruzando el límite tuvo su remake hollywoodiense en la más que entretenida Los próximos tres días, protagonizada por Russell Crowe.

6/10
No se lo digas a nadie

2006 | Ne le dis à personne

Alex se quedó viudo tras el terrible asesinato de su esposa Margot. Ocho años después y con el recuerdo de ella siempre presente, el hombre recibe un correo electrónico que le avisa con el rótulo 'No le digas a nadie'. Al abrirlo sale la perturbadora imagen de Margot mirando de frente, en medio de una multitud que camina de un lado para otro en la calle. Guillaume Canet filma un interesante thriller mezclado con un tono romántico. El protagonista es un hombre obsesionado con la muerte de su esposa y la imagen de ella a través de un anónimo e-mail es el principio de una correcta intriga que se mantiene hasta el final. El ferviente deseo del protagonista por recuperar el amor perdido no hace más que añadir cotas de suspense a la historia. François Cluzet (El húsar en el tejado) protagoniza el film junto a Marie-Josée Croze (La escafandra y la mariposa) o Kristin Scott Thomas que, a pesar de ser británica y de haber triunfado en Hollywood, se afincó en Francia hace muchos años, país en el que ha participado en varias películas como Amour et confusions o Hace mucho que te quiero. El film ganó cuatro prenios César en 2007 y un premio de la academia británica al mejor film extranjero, entre otros galardones.

7/10
Section zéro

2016 | Section zéro | Serie TV

En 2024, las empresas multinacionales se han erigido como los nuevos líderes políticos europeos. Uno de los grupos corporativos más poderosos, Prometheus, pretende asegurar el crecimiento de su dominio sustituyendo las fuerzas militares por su propia milicia, llamada Escuadrón Negro (Black Squad).

Les Lyonnais

2011 | Les Lyonnais

Momon es un gángster retirado de origen gitano, que por su acendrado sentido de la lealtad piensa que debe hacer algo para ayudar a Suttel, antiguo camarada de atracos y crímenes sin cuento, que acaba de ser detenido ostentosamente por la policía delante de su hija y su nieto. De modo que accede a respaldar su fuga, organizada por una nueva generación de criminales que no se atienen al código de antaño. Ello le reintroduce en una espiral de violencia y terror de la que creía haber escapado. Intensa película de atmósfera “padrinesca”, basada en hechos reales, los golpes que realizaban en Francia, en la zona de Lyon, entre 1967 y 1977, una banda de atracadores gitanos conocida precisamente como “los lioneses”. Fuente principal de Les Lyonnais es el libro escrito por el propio Edmond Vidal, alias Momon, “Por un puñado de cerezas”, que alude a cómo su carrera fuera de la ley empezó por un robo menor, castigado con desmesura por motivos raciales. Además del referente claro de la obra de Francis Ford Coppola -los saltos temporales en la narración, el fatalismo que impide a Momon llevar una vida normal, y le empuja a hacer daño a las personas que quiere, el sentido de familia, honor y lealtad, la reunión en torno a un bautizo...-, manejado con personalidad, también parecen haber influido títulos sobre criminales recientes en Francia como Un profeta. Olivier Marchal sigue el tono de su filmografía como director (MR 73, Asuntos pendientes) y entrega con Les Lyonnais una historia gangsteril de ritmo impecable y algún giro imprevisto, bien soportada por su lacónico y perfecto protagonista, Gérard Lanvin. Están bien trazadas las relaciones entre los componentes del grupo de los lioneses, el modo en que afectan sus andanzas a sus familias, o el acecho policial, todo ello enmarcado por la mirada, cada vez más confusa, de Momon, que creía tener ciertas nociones de qué era lo correcto. No faltan los pasajes de brutalidad extrema, aunque sin intención de glorificar o banalizar la violencia mostrada.

7/10
MR 73

2009 | MR 73

Oscurísimo thriller policial, dirigido con pulso vibrante por Olivier Marchal, director francés que fue policía antes que cineasta y que se ha especializado en películas de este género, como bien demostró en su anterior film, Asuntos pendientes. En este caso vuelve a echar mano de uno de los grandes del cine de su país, Daniel Auteuil (Conversaciones con mi jardinero), para protagonizar una desasosegante película centrada en los trágicos acontecimientos que rodean la vida de un policía de Marsella. Schneider es un hombre roto, desecho. El motivo es el horrible accidente de tráfico que han sufrido su mujer y su hija, como consecuencia del cual su esposa ha quedado en estado semivegetativo y la pequeña ha muerto. Schneider (como siempre, formidable Daniel Auteuil) es uno de los más cualificados policías del departamento, pero ahora su continuo estado de embriaguez le está cosechando demasiados enemigos en la policía, hasta el punto de obligar a los de asuntos internos a apartarle del truculento caso que estaba llevando: los sangrientos crímenes sexuales de un asesino en serie. Por otro lado, la joven Justine, traumada por el asesinato de sus padres cuando ella era una niña, entra en un estado de ansiedad cuando le anuncian que el asesino de su familia está a punto de salir de la cárcel por buena conducta. Lo primero que llama la atención en esta película es la sordidez de la historia y, digamos, la 'seriedad' elegida para contarla. No hay concesiones de ningún tipo, de modo que todos los personajes parecen llevar una careta facial que expresa los sufrimientos, problemas y tristezas de su vida. Hay violencia y sobre todo mucha ausencia de amor, y tanto la quemada y contrastada fotografía como la puesta en escena realzan aún más el desasosiego general con unos escenarios cochambrosos, casi 'underground', donde las dependencias policiales no se diferencian en nada a cárceles insanas, a sótanos repugnantes. En realidad, Marchal ofrece una visión terrible de la sociedad, donde apenas hay diferencia entre policías y delincuentes, donde el mal campea a sus anchas por doquier. Pero, sobre todo, carga demasiado la mano en el pesimismo de fondo, en la desoladora falta de esperanza de la historia, cosa que no puede ocultar el efectista resquicio de luz final. Y es que Marchal deja demasiado claro que en este mundo no hay justicia ni redención posible, como si el pecado lo ocupara todo. La imagen del crucifijo ensangrentado es más que elocuente.

5/10
Braquo

2009 | Braquo | Serie TV

Cuatro agentes de un grupo de intervención de la policía judicial darán la espalda a las reglas establecidas tras el suicidio de su jefe de grupo. Esta unidad trabaja en los conflictivos barrios del extrarradio de París, lugares en los que no dudan en cruzar la línea de la legalidad para poder resolver los casos que tienen entre manos. Las prácticas que los protagonistas ejercen como venganza por el fallecimiento de su superior pronto comenzarán a tener peligrosas consecuencias.

Asuntos pendientes

2004 | 36 Quai des Orfèvres

Film policíaco que por su aire ‘casual’ bien podría haber sido rodado en los 70, dicho sea sin ningún ánimo peyorativo. Permite un duelo actoral entre  Daniel Auteuil y  Gérard Depardieu, aunque el mostacho que luce este último se nos antajo más falso que un ‘judas’ de plástico. Dos carismáticos policías parisinos, Leo y Denis, andan enfrentados por más de un motivo. No sólo aspiran ambos a suceder al actual jefe de la policía judicial, sino que rivalizan por la misma mujer. Al acudir al encuentro de una fuente, que podría ayudarle a desarticular una banda de delincuentes y ganar puntos para el ascenso, Leo es involucrado a su pesar en un crimen del que es testigo. Nadie tendría por qué saberlo, pero Denis observa todos sus pasos...

6/10
Section zéro

2016 | Section zéro | Serie TV

En 2024, las empresas multinacionales se han erigido como los nuevos líderes políticos europeos. Uno de los grupos corporativos más poderosos, Prometheus, pretende asegurar el crecimiento de su dominio sustituyendo las fuerzas militares por su propia milicia, llamada Escuadrón Negro (Black Squad).

Braquo

2009 | Braquo | Serie TV

Cuatro agentes de un grupo de intervención de la policía judicial darán la espalda a las reglas establecidas tras el suicidio de su jefe de grupo. Esta unidad trabaja en los conflictivos barrios del extrarradio de París, lugares en los que no dudan en cruzar la línea de la legalidad para poder resolver los casos que tienen entre manos. Las prácticas que los protagonistas ejercen como venganza por el fallecimiento de su superior pronto comenzarán a tener peligrosas consecuencias.

Últimos tráilers y vídeos