IMG-LOGO

Biografía

Gerard Soeteman

Gerard Soeteman

Gerard Soeteman

Filmografía
El libro negro

2006 | Zwartboek

Golpe de mano del veterano director holandés Paul Verhoeven (Desafío total, Instinto básico), quien tras algunos años sin entregar nada medianamente potable vuelve a la palestra cinematográfica con un tipo de film que, a priori, siempre cuenta con el favor del público: la lucha antinazi durante la Segunda Guerra Mundial. Verhoeven elige además una parte de la historia sumamente atractiva, la de la heroica y peligrosa labor de la resistencia, en este caso en tierras holandesas, durante el último año de la contienda. El cine ha tratado este tema en numerosas ocasiones, pero quizá ninguna tan recordada como ¿Arde París?, donde René Clément recreó la resistencia de los parisienses contra el opresor alemán, o Roma, ciudad abierta, donde el gran Roberto Rossellini hacía lo propio con lo acontecido en Italia. El argumento –que el film anuncia con la manida y siempre sospechosa frase: "inspirado en hechos reales"– se centra en una tal Rachel Stern, joven y guapa holandesa que, por su origen judío, ve cómo toda su familia es asesinada. Decide entonces aliarse con la resistencia. Tras el arresto de unos cuantos compañeros, recibe la arriesgadísima misión de intentar camelarse a un alto mando alemán, el capitán Müntze, y por medio del espionaje en el Cuartel General Alemán hacer posible el rescate de sus colegas. Y allá irá con el alias de Ellis De Vries, además de con su talento musical y sus innegables encantos. El film gana enteros gracias al acertado enfoque narrativo de Verhoeven, el cual no se limita a ofrecer una película bélica sin más sino que adopta una atmósfera intrigante, con acciones de espionaje de las de toda la vida –con micros, planos, engaños en los controles, topos, amores fingidos y reales–, además de que escoge una puesta en escena realista, realzada por la magnífica fotografía de Karl Walter Lindenlaub. El guión, escrito por el propio Verhoeven y su colaborador habitual Gerard Soeteman, es otro acierto, ya que está bien urdido, con vueltas y revueltas, y con una visión nada maniquea de las personas de la época. En general, resulta esmerada la contrucción de los personajes –muy distintos aun luchando para el mismo bando–, lo cual es vital en este tipo de filmes si no se quiere caer en simplificaciones. Quizá sólo está algo desaprovechado el rol del Capitán Müntze, que claramente habría dado para más. Y como era previsible en un director con su filmografía, Verhoeven también carga mucho la mano en innecesarias secuencias de alto voltaje sexual y en reiterados exhibicionismos de todo tipo. Y también la religión cae bajo su particular y estrecha visión, mofándose de ella e incluyendo algún elemento sibilinamente malévolo, como el ridículo retrato que hace del único miembro creyente de la Resistencia. El reparto está muy convincente, aunque casi todo el peso del film recae en la actriz holandesa Carice van Houten, que hace un extraordinario trabajo, deudor confeso de la Mata Hari de Greta Garbo. Y está excelente asimismo Thom Hoffman, un actor cuyo parecido físico con Kevin Spacey es realmente asombroso.

6/10
El asalto

1986 | De aanslag

Cuando la Segunda Guerra Mundial se acerca a su fin, un colaboracionista de los nazis cae en Holanda a manos de la Resistencia. La familia Steenwilk constata con horror que su cadáver es arrastrado por unos vecinos, que lo dejan tirado en el jardín de su casa.Tremenda película vista desde la perspectiva de un chaval de doce años, que si ya había sufrido los avatares de la guerra, ve cómo su familia padece a causa de la fatalidad, lo que le marcará de modo irremediable, sobre todo porque hay huecos que rellenar en la desgracia. El film se basa en una novela de Harry Mulisch, y entre sus premios cuenta con el del Oscar a la mejor película extranjera.

6/10
Los señores del acero

1985 | Flesh+Blood

En plena Edad Media, un grupo de mercenarios, liderados por Martin, se dedica a robar reliquias y conseguir dinero suficiente para formar un ejército. Tras secuestrar a la princesa Agnes, Martin la salva al intentar ser violada, y ella le recompensa con su amor, a pesar de estar prometida con el príncipe Steven, que acudirá a rescatarla. El holandés Paul Verhoeven (RoboCop), filmó este título ambientado en una Edad Media oscura. Lejos de teñirlo de un aire romanticón, como se veía en las películas de los años 50, el director muestra explícitamente una época llena de sexo, vandalismo, violencia y superstición. Destaca la presencia de una Jennifer Jason Leigh veinteañera y ligerita de cascos (y de ropa) que se enamora de un arisco Rutger Hauer (Blade Runner). Entre el reparto aparece el rostro conocido de Blanca Marsillach, y es que el rodaje tuvo lugar en España.

5/10
El cuarto hombre

1983 | De vierde man

Gerard Reve, un escritor muy pagado de sí mismo, es invitado a dar una conferencia en una pequeña población. Allí conoce a Christine Halsslag, una bella mujer que le acoge en su casa, y con la que se acuesta. El descubrimiento de que ella ha estado casada en tres ocasiones, y que los maridos han muerto en extrañas circunstancias, junto a unas extrañas premoniciones, despiertan sus peores temores. La trama suena al típico thriller barato. Pero con Paul Verhoeven tras la cámara, las cosas sólo pueden ser al más puro estilo del director holandés, que apuesta por un enfoque onírico. Esto significa una indudable personalidad visual y sentido del ritmo, acompañados de sus clásicas obsesiones, que incluyen el sexo, la violencia y la religión, en peculiar y desagradable mezcolanza, que se adentra en el terreno de la irreverencia. La frase con que Gerard responde a Christine, cuando ella le propone alojarse en un hotel –"allí sólo puedes leer la Biblia o masturbarte"– es muy definitoria de la mente malsana del cineasta. De hecho, no es muy aventurado decir que el personaje de Gerard, "el artista con obsesiones", es una proyección del propio Verhoeven. Mientras que Christine, una sugerida 'mantis religiosa', parece el precedente del personaje que le daría fama internacional en Instinto básico.

5/10
Vivir a tope

1980 | Spetters

Tres jóvenes amateurs de carreras de motos se enamoran de la misma mujer, Fientje, una joven que vende perritos calientes junto a su hermano, y que los irá seduciendo uno detrás de otro. El cineasta holandés Paul Verhoeven sirve con su habitual gusto por las escenas de alto voltaje sexual esta historia de jovenzuelos amantes de las emociones fuertes.

2/10
Eric, oficial de la reina

1977 | Soldaat van Oranje

Los avatares de un grupo de jóvenes universitarios holandeses, a los que las circunstancias históricas –la ocupación alemana de su país, y el exilio de su reina– obligan a tomar partido. Unos colaborarán con los nazis, otros se integrarán de distintos modos en la resistencia, y el resto intentará mantenerse al margen, con la meta puesta en la supervivencia. El holandés Paul Verhoeven rueda con estilo este vibrante film, en el que interviene su guionista habitual, Gerard Soeteman, y quien fuera su actor fetiche por excelencia, Rutger Hauer. A pesar de que se trata de una de sus historias más `normales´, el cineasta no puede evitar la inclusión de algunos detalles retorcidos de sexo, y de violencia sádica. La película, la mayor superproducción holandesa en su día, ha conocido varios montajes con distintos metrajes, incluida la de su emisión como miniserie televisiva.

5/10
Floris

1969 | Floris | Serie TV

Serie televisiva de 12 capítulos en blanco y negro, supuso el arranque de la carrera del holandés Paul Verhoeven, que inició una estrecha colaboración con su actor protagonista por antonomasia, Rutger Hauer. Se trata de una trama de aventuras medievales al estilo Errol Flynn, aunque con medios más escasos, suplidos con el ingenio de quien apuntas maneras, las protagonizan un caballero exiliado y su amigo indio. Su tono ingenuo no hacía presagiar cuáles serían los derroteros posteriores del cineasta.

Últimos tráilers y vídeos