IMG-LOGO

Biografía

Joaquín Reyes

Joaquín Reyes

Joaquín Reyes

Filmografía
Los futbolísimos

2018 | Los futbolísimos

Pakete afronta constantes humillaciones después de que se publique en YouTube un vídeo que demuestra que no es capaz de acertar un penalti, cuando juega con su equipo, el Soto Alto, en los últimos lugares de la clasificación de la liga que enfrenta a centros escolares. Si en los últimos encuentros el conjunto no remonta el instituto tiene pensado suspender sus actividades, reemplazándolo por un coro. Por suerte llega una nueva jugadora, Helena, que no sólo parece tener talento como medio centro, sino que además encandila a Pakete. Pero en los partidos que restan los árbitros se quedan dormidos sin explicación aparente, mientras que el sustituto parece estar en contra suya. Se impone hallar al culpable. Tras sus películas con Santiago Segura, Una de zombis y Isi & Disi, alto voltaje, y algunas comedias un tanto zafias, el zaragozano Miguel Ángel Lamata cambia por completo de estilo, logrando dar con el tono de espectáculo para toda la familia. Adapta “El misterio de los árbitros dormidos”, el primer volumen de la saga de libros creados por Roberto Santiago, que han tenido bastante éxito en las librerías españolas, y que parecen aprovechar –para bien– algunos elementos de Harry Potter, sobre todo que la trama se articule en torno a un misterio. La adaptación mantiene los valores que divulgan las novelas, sobre todo el compañerismo, el trabajo en equipo, y la importancia del apoyo familiar, pese a los problemas que puedan surgir. Recurre un reparto plagado de actores bien conocidos por el público patrio, sobre todo por la televisión, como Joaquín Reyes, Carmen Ruiz, Toni Acosta o Antonio Pagudo, en registros voluntariamente exagerados, quizás un tono más al estilo de Los Goonies, It o la saga del niño mago hubiera funcionado mejor. Destilan talento los jóvenes intérpretes, entre ellos Julio Bohigas-Couto (Pakete) y Milene Mayer (Helena).

5/10
Cuerpo de élite

2016 | Cuerpo de élite

Cuando el más secreto equipo de especialistas de la policía española fracasa en su misión de recuperar una bomba nuclear escondida en Gibraltar, el ministro del interior decide reclutar a nuevos agentes para que reemplacen al comando desaparecido y localicen el explosivo. El nuevo cuerpo de élite lo formarán cinco personas que representen a la sociedad española: un agente de movilidad madrileño, una guardia civil sevillana, un negociador de los mossos d’esquadra, un ertzaintza ex infiltrado en ETA y un legionario ecuatoriano que se siente español hasta las cachas. Todos ellos unos completos ineptos. Comedieta española que supone un ejemplo más de la clásica historia de patanes metidos a trabajos que exigen una sólida preparación física e intelectual, en este caso un supuesto Cuerpo de élite de la policía. A ese planteamiento de “pez fuera del agua” se une lo que ya se está convirtiendo en un uso común en el cine español: jugar con los regionalismos y las marcadas diferencias de carácter según la procedencia geográfica, de modo que los tópicos provincianos se subliman hasta el ridículo. Dentro de sus límites (una parodia ligera y tonta para hacer reír), el director Joaquín Mazón (curtido enseries como Doctor Mateo, Con el culo al aire o Allí abajo) ofrece un producto digno, bien planificado, que cuenta con unos efectos especiales comedidos y eficientes, y una correcta dirección de actores. Es verdad que ciertos enfoques son clichés malísimos –el forzudo homosexual, la andaluza “devota”, las referencias políticas– pero el dibujo general de los mastuerzos personajes es amable, gracioso, aunque sin lugar a dudas se lleva la palma el del ecuatoriano que se cree más español que el Quijote. Verdaderamente algunos de sus prontos fanáticos son totalmente despiporrantes, gags muy superiores a los consabidos tópicos regionalistas. Se nota que el tándem de guionistas compuesto por Cristóbal Garrido y Adolfo Valor tiene oficio. Ambos han hecho carrera en series de cierto calado, como Gran reserva, Bajo sospecha o Velvet, y aquí no derivan su texto hacia los chistes groseros o hacia lo puramente zafio o verde (aunque algo de picante hay), sino que procuran mantenerse en el límite de lo digerible. Y se preocupan de repartir tarea a todos lo actores, de modo que el protagonismo esté equilibrado. Algunos funcionan mejor que otros, como María León (la andaluza), Miki Esparbé (el madrileño), Juan Carlos Aduviri (el ecuatoriano) o Joaquín Reyes (el secretario del ministro), pero en general los demás no desentonan demasiado a lo largo de sus repartidos “momentos de gloria”.

4/10
Tres bodas de más

2013 | Tres bodas de más

Ruth no tiene suerte en el amor. Su último novio le ha dejado y ella es infeliz, incapaz de retener a los hombres a su lado. Y el colmo es que sus ex tienen el descaro de invitarla a sus respectivas bodas... Ruth trabaja en un laboratorio de biología marina, investigando sobre la regeneración celular en las langostas. Pero es una chica insegura y no le dan mucha cancha. Espoleará un poco su autoestima el nuevo becario, Daniel, un tipo simpático que sufre al ver como una chica tan estupenda se deja pisotear por la gente que hay a su alrededor. Comedieta muy "a la española", con todo lo que eso conlleva desde el punto de vista de la ligereza, el humor, la ordinariez y las pocas pretensiones. Inma Cuesta (Águila roja) hace un trabajo convincente como la gafe protagonista, una chica sin suerte cuya vida es un desastre desde el punto de vista emocional. La acompañan algunos actores de gran pegada en la actualidad, como Quim Gutiérrez o un desfasado Paco León. Incluso tienen su gracia las almodovarianas maneras de Rossy de Palma, en el papel de la madre calavera de la protagonista. Pero al margen de las interpretaciones, el director de Promoción fantasma, el catalán Javier Ruiz Caldera, se equivoca esta vez con el humor escatológico y desagradable. Porque Tres bodas de más acaba siendo tan sólo un monumento a lo banal y lo grosero, una historia que abusa sin medida del chiste fácil, pobre, apoyado únicamente en el tono enormemente soez y superficial del guión, donde el color verde y los toques marrones lo emborronan todo.

3/10
Promoción fantasma

2012 | Promoción fantasma

Todos, incluido él mismo, piensan que Modesto está loco, porque en ocasiones ve muertos. Cuando le contratan como profesor en el colegio Monforte, va a constatar que sus visiones responden a la más pura realidad. Los cinco chicos muertos que pululan por el lugar son los fantasmas de cinco alumnos que murieron años atrás en un pavoroso incendio, del que la institución aún no se ha repuesto, para desconsuelo de la directora Tina. ¿Qué tendrán que hacer para descansar en paz? Modesto cree que deben resolver algún tema pendiente, como por ejemplo, aprobar el curso, así que se ofrece a darles clase. Tras la prescindible Spanish Movie, Javier Ruiz Caldera entrega una película que combina razonablemente el subgénero de instituto al estilo John Hughes, con el fantástico y la comedia. El director maneja numerosas referencias cinéfilas, y consigue que el resultado no sea un pastiche indigesto. No diremos que su film es una obra maestra, pero dentro de su carácter ligero está bien contada, dibuja bien las peripecias y problemas de los distintos personajes, y la mezcolanza de géneros no chirría. Los efectos visuales son resultones, hay algunos buenos gags, y aunque no se evita el recurso a la zafiedad, existe un poquitín de contención. Funciona bien un reparto con especialistas en comedia como Raúl Arévalo y Alexandra Jiménez.

4/10
Museo Coconut

2011 | Museo Coconut | Serie TV

El equipo de “Muchachada Nui” vuelve a la carga con otra sitcom de humor absurdo ambientada en un museo en los que sus protagonistas son: Jaime Walter (Raúl Cimas), un director estúpido, envidioso y orgulloso; Onofre (Joaquín Reyes), un guarda jurado hedonista y bisexual con un pasado lleno de sorpresas; Rosario (Carlos Areces), un guía que interpreta a su antojo la historia del arte; Miss Coconut (Carlos Areces) una señora adinerada con una educación exquisita y completamente enamorada de la cultura, aunque un poco déspota, y su hijo Zeus (Ernesto Sevilla), un joven “tonto pijo” alérgico al trabajo que quiere heredar. Pese a la tontería del conjunto (los actores a veces han perdido cierta frescura), a los poco trabajados guiones y a los limitadísimos medios, hay que reconocer que hay sketchs que tienen su gracia. Los mejores seguramente son los que protagoniza Julián López (No controles).

4/10
Tensión sexual no resuelta

2010 | Tensión sexual no resuelta

Miguel Ángel Lamata, rueda su tercera película, tras las prescindibles Isi & Disi, alto voltaje y Una de zombies. Ésta podría haberse llamado “Una de tópicos sobre sexo”. Produce e interpreta un pequeño papel su “amiguete” Santiago Segura, que también ha estado presente en sus trabajos anteriores. Proclama el director y guionista que es su película más personal, inspirada en los años en los que trabajó como profesor en Zaragoza. Por eso, posiblemente no es casualidad que el protagonista sea otro profesor, Juanjo, abandonado por su novia, Celeste, que se ha enamorado de un roquero. Nico, un alumno caradura de Juanjo, le ayuda a recuperarla, poniendo en marcha una serie de acciones, como adivinar quién es el objeto de deseo de la chica, y mandarle un matón para que le dé una paliza. Por su parte, Celeste está aconsejada por Jazz, una escritora de éxito movida por el rencor, pues mantuvo un idilio con Juanjo en el pasado. Priman los intereses comerciales en esta producción de Andrés Vicente Gómez, hasta el punto de que en un plano general inusualmente largo han colocado un destacado cartel de la película Ni en sueños, cuyo tráiler también se puede ver antes de la proyección. También han pensado en la caja registradora, a la hora de escoger el reparto, formado por rostros populares de la televisión, con tirón en taquilla: Amaia Salamanca (Sin tetas no hay paraíso), Adam Jezierski (Física y química), Norma Ruiz (Yo soy Bea), Pilar Rubio (Sé lo que hicisteis), Joaquín Reyes (Muchachada Nui) y un actor con bastante talento, Miguel Ángel Muñoz (Un paso adelante), que normalmente está muy por encima de estos subproductos en los que trabaja. Muñoz es el único que cumple a pesar de que tiene un personaje esquemático (el roquero macarra), pues los demás andan bastante desubicados. El reparto se completa con el mediocre Fele Martínez y una actriz cuya ineficacia extrema llama poderosamente la atención, Salomé Jiménez (Celeste), aragonesa como el director, y actriz de algunos de sus cortos y su ópera prima. Se queda la cinta en una sucesión de chistes zafios sobre el sexo, y la trama se limita a ir emparejando en la cama a los personajes en relaciones heterosexuales u homosexuales. Los diálogos parecen inspirados en el cine gamberro de Judd Apatow, pero no tienen ninguna gracia. En resumen, se diría que sólo tiene dos defectos: la historia que cuenta no tiene ningún interés, y está mal rodada con interpretaciones de juzgado de guardia.   

1/10
Spanish Movie

2009 | Spanish Movie

En España han dejado de hacerse únicamente dramas intimistas, comedias chabacanas y revisiones de la Guerra Civil. Sobresalen en los últimos años las producciones de terror –Rec–, ha triunfado una buena película carcelaria –Celda 211– y un film de animación digital –Planet 51– obtiene buenos resultados de taquilla. Ahora, España se atreve con las ‘spoof movies’ o sea la parodia a lo Aterriza como puedas. Como suele suceder en este subgénero, el argumento toma como base una mezcla de dos o tres títulos destacados del objeto de la parodia, en este caso el propio cine español. Así, tenemos un cruce imposible entre Volver, Los otros y El orfanato. Ramira –trasunto de Raimunda, el personaje de Penélope Cruz en el film de Almodóvar– entra a servir en la mansión de Laura, madre de un niño fotosensible que no puede exponerse a la luz, y de una niña sádica y siniestra. A partir de ahí se articulan bromas referentes a títulos como Mar adentro, Los lunes al sol, Abre los ojos, Rec y Alatriste, en suma los pocos que son lo suficientemente populares. Como era previsible, abusa de la sal gruesa y los chistes fáciles. Además, el ritmo es irregular y se hace demasiado larga. Sorprende que alterne cameos de personajes reconocibles por el público, como Chiquito de la Calzada, Amenábar, Andreu Buenafuente o Berto Romero, con la presencia de otros –Paco Plaza, Jaume Balagueró, José Antonio Bayona– que sólo conocerán los entendidos. Destaca la presencia del mítico Joselito, el protagonista de El pequeño ruiseñor, que ya es un señor mayor, y de Leslie Nielsen –actor fetiche de este tipo de películas–, que da lugar a una de las mejores secuencias. De hecho, es cierto que algunos momentos aislados funcionan, como el diálogo imposible entre David el gnomo y un pitufo, o el breve encuentro entre Leslie Nielsen y Chiquito de la calzada, que aparece durante los títulos de crédito. Se puede concluir que aunque no es gran cosa, da al público lo que pide, por lo que puede funcionar a nivel comercial, sobre todo los adolescentes.

3/10
Camera café

2005 | Camera café | Serie TV

Adaptación "made in Spain" de la serie francesa homóloga que nació en 2001. La versión española ha conquistado al público patrio que la ha recompensado viéndola diariamente. La principal curiosidad de este producto radica en que está rodado con una cámara fija situada en una máquina de café en una oficina. La idea base de la serie es mostrar las quejas y propuestas de los empleados que acuden a la máquina de café para poder dejar sus obligaciones durante un tiempo. El toque de humor está presente en todos y cada uno de los comentarios y los guionistas han conseguido que muchos espectadores se reconozcan en los protagonistas, así como que reconozcan a sus propios compañeros de oficina.

5/10
Museo Coconut

2011 | Museo Coconut | Serie TV

El equipo de “Muchachada Nui” vuelve a la carga con otra sitcom de humor absurdo ambientada en un museo en los que sus protagonistas son: Jaime Walter (Raúl Cimas), un director estúpido, envidioso y orgulloso; Onofre (Joaquín Reyes), un guarda jurado hedonista y bisexual con un pasado lleno de sorpresas; Rosario (Carlos Areces), un guía que interpreta a su antojo la historia del arte; Miss Coconut (Carlos Areces) una señora adinerada con una educación exquisita y completamente enamorada de la cultura, aunque un poco déspota, y su hijo Zeus (Ernesto Sevilla), un joven “tonto pijo” alérgico al trabajo que quiere heredar. Pese a la tontería del conjunto (los actores a veces han perdido cierta frescura), a los poco trabajados guiones y a los limitadísimos medios, hay que reconocer que hay sketchs que tienen su gracia. Los mejores seguramente son los que protagoniza Julián López (No controles).

4/10
Museo Coconut

2011 | Museo Coconut | Serie TV

El equipo de “Muchachada Nui” vuelve a la carga con otra sitcom de humor absurdo ambientada en un museo en los que sus protagonistas son: Jaime Walter (Raúl Cimas), un director estúpido, envidioso y orgulloso; Onofre (Joaquín Reyes), un guarda jurado hedonista y bisexual con un pasado lleno de sorpresas; Rosario (Carlos Areces), un guía que interpreta a su antojo la historia del arte; Miss Coconut (Carlos Areces) una señora adinerada con una educación exquisita y completamente enamorada de la cultura, aunque un poco déspota, y su hijo Zeus (Ernesto Sevilla), un joven “tonto pijo” alérgico al trabajo que quiere heredar. Pese a la tontería del conjunto (los actores a veces han perdido cierta frescura), a los poco trabajados guiones y a los limitadísimos medios, hay que reconocer que hay sketchs que tienen su gracia. Los mejores seguramente son los que protagoniza Julián López (No controles).

4/10

Últimos tráilers y vídeos