IMG-LOGO

Biografía

John Getz

John Getz

73 años

John Getz

Nació el 15 de Octubre de 1946 en Davenport, Iowa, EE.UU.
Filmografía
Certain Women: Vidas de mujer

2016 | Certain Women

Sensible película que adapta tres relatos de la escritora estadounidense Maile Meloy, perfectamente hilados y con el incomparable marco rural de su estado natal, Montana. El protagonismo es fundamentalmente femenino –magnífico trabajo de Laura Dern, Michelle Williams, Kristen Stewart y la desconocida Lily Gladstone–, y el tono con que se describen las cuitas de los personajes recuerda a una de las obras maestras corales de Robert Altman, Vidas cruzadas, que también reunía para la pantalla historias cortas, en ese caso de Raymond Carver. Ya las primeras imágenes del film, un tren atravesando diagonalmente la pantalla, en un paisaje con luz crepuscular, ayudan a dar el tono, nos ofrecen el marco de la América profunda, Montana, donde tienen lugar tres historias, que se sirven consecutivamente, para ser retomadas las tres al final, con lo que viene a ser un breve epílogo. Es una solución elegante para dar cohesión de la directora y guionista indie Kelly Reichardt (Wendy and Lucy, Meek's Cutoff). De modo que seguimos con interés las evoluciones de la abogada Laura (Laura Dern), cuyo cliente no acaba de fiarse de su criterio en cierta demanda, quiere una segunda opinión, que le llevará a un acción desesperada con toma de rehenes; de Gina (Michelle Williams), que pasa el fin de semana en el campo con la familia en una tienda de campaña, lo que provoca el choque con su hija adolescente (Sara Rodier); y de una criadora de caballos (Lily Gladstone) que queda fascinada por la maestra nocturna (Kristen Stewart) que da clases para adultos sobre derecho escolar, atracción no expresada, búsqueda de una amiga o algo más. Reichardt destaca por su delicadeza y sobriedad, hay calma en la película, lo que no significa ausencia de aristas, pero sí una mirada reflexiva y emocionante, para construir personajes que revelan conocimiento hondo de la naturaleza humana, y entregar así verdaderos relatos fílmicos con entidad.

7/10
El hombre ideal

2015 | The Perfect Guy

Leah decide poner término a su relación con Dave, el cual nunca ha tenido claro el matrimonio. Justo entonces conocerá a un joven apuesto, Carter, que parece tener las ideas muy claras. Inquietante drama con acentos perturbadores, cuya mejor presentación es el sólido elenco de actores.

5/10
La red social

2010 | The Social Network

Otoño de 2003. Mark Zuckerberg estudia en la Universidad de Harvard. Genio de la informática, de mente brillante, e irremediablemente asocial, tras romper con su novia e ingerir altas dosis de alcohol, tiene una idea para que los estudiantes opinen sobre la alumna más maciza de Harvard, lo que difundido viralmente colapsa el servidor de la universidad. He ahí la semilla de Facebook, la red social de internet que revolucionará en poco tiempo el modo de hacer amigos y relacionarse con ellos en el mundo entero. En efecto, la hazaña de Zuckerberg llama la atención de los hermanos Winklevoss, que andan ideando una red social para Harvard, y le fichan como programador. Pero mientras les da largas en lo relativo a su tarea, impulsa por su cuenta con su amigo Eduardo Saverin lo que va a ser Facebook. Al ver la luz, y arrasar en la red, los Winklevoss se sentirán engañados, y no van a ser los únicos en el entorno en que se mueve Zuckerberg. Brillante película de David Fincher, que logra hacer apasionante la complicada narración de cómo Facebook se convirtió en la extraordinaria empresa y fenómeno social que hoy es. Cuenta con un formidable guión de Aaron Sorkin –que utiliza como fuente el imprescindible libro “The Accidental Billionaires”–, que logra que parezca fácil lo difícil, no en vano el creador de la serie televisiva El ala oeste de la Casa Blanca es todo un especialista en hilvanar historias complejas para el medio audiovisual, donde abundan los diálogos vertiginosos, en los que no falta ni sobra una frase; una réplica, una mirada, un plano de un objeto, todo aporta valiosa información a la narración. El esqueleto narrativo es perfecto. Tras un breve prólogo –la brillante conversación de Zuckerberg con su novia, más la caída del servidor de Harvard–, se encadena la sesión pública de la institución académica que ve los hechos, con otra, la de los abogados que ven el conflicto de intereses entre Zuckerberg y sus socios de Facebook con los distintos enemigos que se ha creado en la vertiginosa carrera que le ha hecho multimillonario. Y entreveradas con esta segunda sesión, se presentan las distintas escenas de cómo la red social crece y crece. De modo que somos testigos de la paradoja de que quien ha logrado relacionar a tantos millones de personas en todo el mundo, se encuentra básicamente solo, no conecta con nadie. El film desarrolla así temas clásicos como el saborear las mieles del triunfo, la ambición y el poder, la lealtad puesta a prueba, cuyos principales protagonistas, todos auténticos, no quedan demasiado bien parados. No es que haya una condena sin paliativos, pero el hecho es que se ponen en evidencias sus debilidades y flaquezas, no todo es tan ‘cool’ como el Facebook al que su destino se encuentra ligado. Fincher ha tenido el acierto de acudir a actores jóvenes en alza pero cuyo rostro puede no sonar excesivamente al espectador: los más conocidos son Jesse Eisenberg (Bienvenidos a Zombieland), que da vida a Zuckerberg, y Justin Timberlake, que encarna a Sean Parker, creador de Napster; pero brilla también el recién llegado Andrew Garfield, que interpreta a Saverin.

8/10
Zodiac

2007 | Zodiac

Película basada en hechos reales acontecidos en torno a San Francisco a partir de los años 60, cuando un asesino en serie que se hacía llamar Zodiac aterrorizó a la población con sus espeluznantes crímenes, que acompañaba de acertijos que hacía llegar a diarios como The San Francisco Chronicle. El guión de James Vanderbilt  se basa en los libros de investigación escritos por Robert Graysmith, caricaturista e ilustrador del Chronicle, que a pesar de que el caso no le incumbía periodísticamente hablando, se sumergió en él desde su inicio hasta extremos que rayaban lo obsesivo. La trama nos pinta uno de esos casos que parece de resolución imposible, y que permanece abierto a lo largo de varias décadas. El rigor de la narración, de un sabor muy clásico, emparenta el film con otros clásicos del periodismo de investigación como Todos los hombres del presidente. Tenemos ante nosotros múltiples personajes, encuadrables en las categorías de víctimas, sospechosos, periodistas, policías y familiares. Y gran parte del mérito de Vanderbilt y del director, David Fincher, es dar cohesión al conjunto, no permitir que esa variedad de personajes y escenarios, más el paso del tiempo, conduzcan a una trama deshilachada. Hay emoción y genuino suspense, cuando el film se mueve en las fronteras del cine de terror, en los momentos en que el asesino actúa; hay inteligencia en mostrarlo como una figura fantasmal, y están bien las dudas que surgen en algún caso acerca de si determinado perturbado era o no el asesino buscado. Fincher parece haberse aficionado a cierto tipo de filmes sobre las pautas del comportamiento humano, que parece seguir unas determinadas "reglas de juego". La palabra "juego" está incluso en uno de los títulos de su filmografía, The Game, pero también forma parte conceptual de Seven, El club de la lucha y La habitación del pánico. Aquí esta idea está muy presente a la hora de tratar de determinar el patrón de acción que sigue el asesino; pero también al hablar de los problemas de jurisdicción de la policía y sus posibles piques; o de la importancia que pueden tener los medios de comunicación, incluida la televisión, a la hora de dar cancha a un desequilibrado y de alarmar a la población. También se describen con mucha inteligencia los comportamientos obsesivos y el sentimiento de frustración a que puede dar lugar el deseo a toda costa de solucionar el caso, muy presentes en el reportero de Robert Downey Jr., en el policía de Mark Ruffalo, y en el caricaturista de Jake Gyllenhaal, que pueden derivar en adicciones indeseables o en problemas en la vida familiar. Los actores citados sobresalen dentro de un magnífico y bien seleccionado reparto.

8/10
Mystery Woman: Canción para un asesinato

2005 | Mystery Woman: Sing Me a Murder

Mientras una banda musical está de gira, uno de sus miembros es asesinado antes de una actuación. Samantha se interesará por el caso, ya que el grupo iba a hacer una actuación benéfica en su librería. Así descubrirá el misterio, que puede estar relacionado con los amoríos de los miembros del grupo. Se trata del tercer telefilm de la serie "Mystery Woman", creada por Michael Sloan y protagonizada con esmero y éxito por Kellie Martin.

4/10
Painted Hero

1997 | Painted Hero

Virgil Kidder (Dwight Yoakam) está huyendo de su mujer e hijo a los que dejó hace siete años dedicándose a los rodeos. Todo cambiará cuando su amigo Brownie le empuje a volver y enfrentarse a su pasado. Una película más en la que un vaquero vuelve a enfrentarse a los fantasmas de su pasado y los problemas que han acarreado. 

4/10
La luna del desierto

1996 | Mojave Moon

Al se dirige una noche a su cafetería habitual para charlar con un amigo. De repente, entra una bella mujer en el local y Al se enamora inmediatamente de ella. Al final, le acompaña hasta su casa, una caravana que ella comparte con su madre y el novio de ésta. El excelente actor Danny Aiello es el protagonista de esta tragicomedia cuyo guión está razonablemente planteado.

4/10
Miserias de la guerra

1994 | Fortunes of War

Los reyes de la noche

1993 | The Late Shift

Reconstrucción de un célebre episodio de la historia de la televisión americana, la competición que se desató tras la retirada del célebre presentador Johnny Carson de su exitoso programa Tonight Show. Todas las cadenas de televisión estuvieron pendientes de la lucha entre dos populares cómicos por convertirse en el sucesor de Carson. La excelente actriz Kathy Bates (Tomates verdes fritos, Misery) protagoniza esta cinta basada en el best seller "The Late Show". Dirige Betty Thomas (Dr. Dolittle).

4/10
En nombre de mi hija

1992 | My Daughter's Name

La hija de Laura Elias es violada y asesinada por Peter Lipton, que se declara culpable debido a un trastorno psicológico que dice sufrir desde hace tiempo. La madre de la víctima no se cree nada e incapaz de soportar la injusticia trata de que el culpable pague por lo que ha hecho. Ante la impotencia de no poder hacer nada, no dudará en tomar la justicia por sus propias manos. Dura película que fue realizada directamente para televisión. En su momento no llamó mucho la atención, aunque tiene cosas interesantes y varias escenas logran ser emotivas. Está protagonizada por Donna Mills, John Getz, Adam Storke y Lee Grant.

5/10
No le digas a mamá que la canguro ha muerto

1991 | Don't Tell Mom the Babysitter's Dead

Cinco chavales ven la oportunidad de pasar el verano de sus vidas cuando se quedan solos en casa mientras su madre se marcha de vacaciones durante tres meses, pero lo que éstos no saben es que la señora de la casa ha contratado a una canguro para que se haga cargo de ellos. La niñera en cuestión es la señora Sturak, una anciana desagradable y antipática que quiere mantenerles a raya, pero la misma noche de llegar, la mujer sufre un ataque al corazón que le deja en el sitio. Los chicos, lejos de avisar a su madre, deciden enterrar el cadáver y continuar con sus vidas, pero la hija mayor adolescente decide buscar un empleo para sacar adelante a sus hermanos. Entretenida comedia de los 90, protagonizada por Christina Applegate (Matrimonio con hijos, La cosa más dulce) en uno de sus primeros papeles en el cine. La cinta, llena de enredos y muchachos traviesos, hará pasar un buen rato a los más jóvenes. Un joven David Duchovny (Delitos menores) también aparece en el embrollo de la historia.

4/10
La pequeña pícara

1991 | Curly Sue

Bill es un vagabundo sin oficio ni beneficio que cuida de una niña llamada Curly Sue desde que era un bebé. Ambos han estado siempre juntos y sobreviven a base de picaresca y de las migajas que la vida les va dejando. Un día, la casualidad hace que conozcan a Grey, una guapa abogada soltera que les ofrece alojamiento y comida en su piso hasta que Bill encuentre un trabajo. Tierna película protagonizada por un caradura James Belushi (Superagente K-911), donde el humor y el toque melodramático están presentes a lo largo de la cinta. Destaca el mensaje general de la importancia de pertenecer a alguien y tener una familia. Simpática y emotiva.

5/10
Dos chalados y un fiambre

1990 | Men at Work

En una pequeña localidad costera, dos empleados del servicio de recogida de basuras encuentran un cadáver. Ambos temen que les impliquen en un asesinato. Emilio Estevez dirige esta comedia que él mismo protagoniza con su hermano Michael Sheen.

4/10
La mosca II

1989 | The Fly II

Tras haber sido víctima de sus propios y terroríficos experimentos, el científico protagonista de la primera parte ha muerto. Sin embargo, su esposa se había quedado embarazada y poco después nace un niño aparentemente normal. Sin embargo, cuando llega a la adolescencia, empieza a sufrir los efectos genéticos transmitidos por su padre y, como él, se transforma poco a poco en un dantesco insecto. Correcta secuela de La mosca de David Cronenberg, que no llega a la altura del original, pero que supone un interesante entretenimiento, lo que supuso un gran mérito para el realizador Chris Wallas, que continuó dignamente el estilo visual del canadiense. Y todo ello a pesar de no contar con la colaboración de los actores originales: Geena Davis y Jeff Goldblum. Consiguió sustituirles por Eric Stoltz, un joven que poco después se convertiría en un actor consagrado tras el éxito de Pulp Fiction, de Quentin Tarantino y que en la ficción interpreta con bastante convicción al hijo de los protagonistas de la primera parte. Está muy bien respaldado por los secundarios, en especial la joven Daphne Zuniga que interpreta a su novia. La escalofriante música es de un maestro del terror, Christopher Young, hijo del veterano compositor Victor Young y que ya había realizado la estupenda banda sonora de Hellraiser, también dentro del mismo género.

5/10
La mosca (1986)

1986 | The Fly

En un congreso científico se conocen un científico que ultima un proyecto revolucionario para transmitir la materia y una periodista ansionsa por escribir un artículo que le haga famosa, por lo que considera que las investigaciones de su nuevo conocido pueden servirle para sus fines. Ella asiste a la transmisión de diversos objetos como manzanas. Cuando el científico ultima el experimento, todo parece salir bien excepto por un suceso inesperado: una mosca se cruza en su camino cuando él mismo intenta transmitirse de un lugar a otro. Poco después, descubre que su metabolismo se ha cruzado con el de la mosca, por lo que está dejando de ser humano para adquirir la apariencia del insecto. A pesar de que comienza una relación sentimental con la periodista, poco a poco se convierte en un ser monstruoso. Esta nueva versión del clasico de La mosca (1958) se convirtió en uno de los mejores filmes de terror de los últimos tiempos gracias a la genialidad del realizador especializado en el género David Cronenberg. El canadiense coescribió el guión con Charles Edward Pogue y adaptó la historia al universo personal que había desarrollado en filmes como Scanners o Vinieron de dentro de. Los prodigiosos efectos especiales y la cuidada ambientación hicieron el resto para conseguir un filme que aterroriza a los espectadores, enriquecido por la inquietante música del maestro Howard Shore. El reparto está encabezado por dos estrellas que por aquel entonces estaban en alza, pero que hoy son dos de los nombres más célebres del cine norteamericano. Jeff Goldblum (El sueño del mono loco) se consagró con este filme, mientras que Geena Davis obtuvo un pequeño éxito que se agrandaría posteriormente con títulos como Thelma y Louise.

6/10
Sangre fácil

1984 | Blood Simple

Abby no soporta a su aburrido marido Marty, dueño de un bar de Texas. Así que busca consuelo en los brazos de un amante: Ray, un camarero empleado en el bar. Cuando Marty se entera de la aventura que se traen entre manos, contrata a un detective, matoncillo y de muy baja estofa, para que asesine a ambos. La película con la que debutaron los hermanísimos Joel y Ethan Coen en 1984 es ya un clásico por derecho del cine negro. Está protagonizada por Frances McDormand, que pronto se convertiría en la esposa de Joel y que en el futuro colaboraría en muchas de sus películas. La enorme fuerza visual de sus planos (el director de fotografía es Barry Sonnenfeld) ya apuntaba lo que vendría después con títulos como Muerte entre las flores o Fargo. El guión es primoroso, tremendamente original, con personajes inolvidables, aunque lo que más llama la atención es el modo en que los Coen transforman la historia en imágenes. Los hermanos de Minnesota dan muestra de ese humor gamberro y bruto que se convertiría con los años en marca de fábrica. Y también se adivinan los temas que se repetirán en otros muchos de sus filmes: ambientes opresivos de la América profunda; tipos patéticos y perdedores; mentiras y engaños a tutiplén; y una ácida y algo cínica visión del matrimonio, fuente de traiciones y punto de partida de historias sangrientas. Todo ello mostrado con un sentido envidiable del ritmo y un estilo visual muy atractivo, heredero del cine y la novela negra de los años 40, lleno de detalles significativos. En este film, queda para el recuerdo la escena surrealista en que, desde la tumba donde va a ser enterrado vivo, un moribundo levanta su pistola y aprieta el gatillo, aprieta el gatillo, aprieta el gatillo...

7/10

Últimos tráilers y vídeos