IMG-LOGO

Biografía

John Lindley

John Lindley

John Lindley

Filmografía
Father Figures

2017 | Father Figures

Philip K. Dick's Electric Dreams

2017 | Philip K. Dick's Electric Dreams | Serie TV

Serie antológica compuesta de diez episodios basados en relatos cortos de Philip K. Dick, el prestigioso autor de ciencia ficción responsable de "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", que dio pie al mítico film Blade Runner. De hecho, el título englobador "Electric Dreams", "Sueños eléctricos", es una alusión a las historias imaginadas por Dick a partir del título de esa obra. El planteamiento, de historias sorprendentes de anticipación con final rompedor, conecta con otros populares seriales televisivos, como Alfred Hitchcock presenta, Dimensión desconocida, Cuentos asombrosos, o, más reciente, Black Mirror. Los diez episodios cuentan con directores, guionistas y actores diferentes, por lo que el interés de las historias es desigual, algunos entusiasmarán más que otros, también según gustos o humor cuando se ven. En cualquier caso, se trata de fábulas de advertencia, que nos proponen situaciones con una humanidad cada vez más deshumanizada, que corre el riesgo de perder sus rasgos de identidad con una tecnología cada vez más perfecta, pero que nos puede hacer olvidar nuestra singularísima e irrepetible condición personal, quiénes somos, de dónde venimos, adónde vamos. Y lo que se cuenta trata de adaptarse a las circunstancias de los comienzos del siglo XXI, no podemos olvidar que muchos relatos originalmente fueron escritos hace más de 50 años, cuando no había móviles, internet, etc, etc. Tampoco era entonces tan abrumadora la presión en pro de la diversidad sexual. En "Real Life", se nos presenta una historia donde el escapismo a través de la realidad virtual conduce a no distinguir cuál de dos posibles vidas es la verdadera. "The Conmuter" nos habla de una parada no prevista en un tren, que conduce a Timothy Spall a un mundo de felicidad demasiado perfecta. En "Impossible Planet" una anciana con la cara de Geraldine Chaplin ahnela volver a la romántica e idílica Carolina del Norte de su niñez, aunque la Tierra es un planeta radioactivo. Un científico anodino al que da vida Steve Buscemi podría ver cómo cambia su vida si acepta los planes de una mujer sintética para rebelarse contra el sistema en "The Crazy Diamond". "Kill All Others" habla con acidez de la manipulación de los políticos, con una lideresa a la que encarna Vera Farmiga, que invita a matar a los diferentes, mientras que los "borregos" no se cuestionan nada. También habla con fuerza de la manipulación, en este caso a cuento de la amenaza terrorista, "Safe & Sound", hasta el punto de que va a sufrir una relación entre madre (Maura Tierney) e hija (Annalise Basso). Y "The Hood Maker" habla de una sociedad controlada por policías que usan los poderes telepáticos de algunos de sus agentes, y que se rebelan con unas misteriosas máscaras. Tu padre (Greg Kinnear) tal vez no sea tu padre, propone la inquietante "Father Thing", una curiosa variación muy lograda sobre el clásico La invasión de los ladrones de cuerpos. "Autofac" alerta acerca de los peligros del consumismo. También en "Human Is", un marido militar (Bryan Cranston) vuelve cambiado de la batalla.

6/10
Snowfall

2017 | Snowfall | Serie TV

Historia sobre los albores de la epidemia del crack y su devastador impacto en la cultura tal y como la conocemos.

St. Vincent

2014 | St. Vincent

Al menos en apariencia, el maduro Vincent dista mucho de lo que se podría considerar un santo. Cascarrabias, adicto al alcohol, habitual apostador, también mantiene encuentros regulares con Daka, una prostituta embarazada. Pero su nueva vecina, la divorciada Maggie, debe trabajar muchas horas, por lo que no tiene más remedio que reclutarle para que cuide durante unas horas de su hijo Oliver... Parece que Theodore Melfi, productor y cortometrajista, tenía muy pensado su primer largo como realizador y guionista. Con St. Vincent presagia una interesante carrera, pues se trata de una pequeña comedia, sin muchas pretensiones, pero que da que pensar sobre la falta de modelos positivos a los que seguir, en un mundo actual donde muchos niños pertenecen a familias desestructuradas, no tienen cerca a sus progenitores por las exigencias laborales, e impera el cinismo, pues no está de moda reconocer los buenos sentimientos. También refleja St. Vincent el abandono general de los valores religiosos, a través del colegio de curas católico al que acude el protagonista, donde confluyen alumnos de todas las confesiones y también ateos, pero todos ellos unidos por una enorme desorientación y desconocimiento. Demuestra además el debutante Melfi talento para la puesta en escena, componiendo secuencias a veces próximas al surrealismo, pero siempre con cierta fuerza. Esto se mezcla con su habilidad para sortear el sentimentalismo en el que podía haber derivado St. Vincent, sobre todo en las partes referentes a la esposa del protagonista, o en el tramo final. Acierto absoluto con el reparto. El selectivo Bill Murray borda uno de esos personajes peculiares que tiende siempre a escoger. El otro gran protagonista es el niño, el expresivo Jaeden Lieberther, que debutaba con St. Vincent, pero que ya ha sido reclutado por Cameron Crowe para su siguiente trabajo. En roles secundarios brillan Melissa McCarthy –en un personaje con un fuerte componente dramático distinto a los que suele interpretar– y Naomi Watts –que exhibe un impecable acento ruso en su rol de 'stripper'–. También convence el habitual secundario irlandés Chris O'Dowd (que ya trabajó con McCarthy en La boda de mi mejor amiga), como sacerdote que mantiene el optimismo a pesar de la situacion, y que sabe despertar a sus alumnos el interés por los santos.

7/10
Manhattan

2014 | Manhattan | Serie TV

Las brujas de East End

2013 | Witches of East End | Serie TV

Legión

2010 | Legion

El arcángel Miguel se arranca las alas, y baja al mundo dispuesto a apostar por el hombre, pues la paciencia de Dios se ha agotado y se acerca el apocalipsis. La única esperanza para la humanidad reside en Charlie, una joven embarazada de ocho meses, cuyo hijo podría salvar al mundo. Ella trabaja de camarera en una cafetería de carretera de mala muerte, donde concluyen varios personajes, que se verán cercados por fuerzas sobrenaturales que lidera el arcángel Gabriel. Ejercicio de "teología ficción", donde abunda más la ficción que la teología. O sea, no cabe tomarse demasiado en serio este "tebeo" que se inspira en la tradición judeocristiana para ofrecer un espectáculo fantaterrorífico y mamporrero bastante irregular. Que sepamos, los ángeles que van contra Dios son ángeles caídos o demonios, pero en esta delirante propuesta de Scott Stewart y Peter Schink los seres angélicos pueden ser más sabios que su creador. En fin, si dejamos la lógica argumental aparte -¿qué tiene de especial el bebé que ha de salvar al hombre?, ¿quién ha decidido que sea especial?-, hay algunos pasajes bien rodados, entre los que destacan el de la viejecita del tacataca, o el de la pelea de los dos arcángeles, bastante espectacular.

4/10
La última canción

2010 | The Last Song

Ronnie, una jovencita, y su hermano pequeño Jonah, van a pasar el verano con su padre Steve en una zona playera. Ronnie nunca ha perdonado a su padre que se divorciara, y desde ese momento ha mantenido una actitud de rebeldía que se manifiesta, sobre todo, en su decisión no volver a tocar el piano, a pesar de su innegable talento musical. La convivencia le hará cambiar, así como su encuentro con Will, un guapo chico del lugar.Estamos ante una película con todos los elementos 'romanticones' que caracterizan la obra de Nicholas Sparks. En tal sentido, se trata de un vehículo ideal para preparar la transición de Miley Cyrus, de su personaje adolescente de Hannah Montana a composiciones más adultas. Sin embargo, la sensación es 'operación de ingeniería' algo precipitada. Da fe de ello el hecho de que Sparks escribió el guión del film antes que su novela, y que, según dice, siempre tuvo en mente a Cyrus. El caso es que se encuentran presentes en la trama los diversos tópicos que hemos podido ver en historias urdidas por Sparks, como las de Un paseo para recordar, El diario de Noah y Querido John: amores apasionados, enfermedades mortales, personajes insoportablemente guapos, secretos ocultos, padres que no entienden a sus hijos, hijos que no entienden a sus padres... Todo con una mirada positiva, la idea de que nadie es perfecto, y que hay que esforzarse en la comunicación, para mejorar y perdonar. El problema es que, aun aceptada la 'fórmula Sparks' -a la que se suma la excusa para introducir la canción del título, Cyrus debe cantar, faltaría más-, aquí hay torpeza manifiesta en la introducción de información para el espectador, aportada a trompicones: ahora nos enteramos de que Will pertenece a una familia de ricachones, de pronto sabemos que hubo un accidente mortal, se nos dice luego que el padre estuvo implicado en un incendio, caramba, parece que alguien estaba enfermo y se lo tenía calladito, etcétera, etcétera. Nacen unas tortuguitas, ahora toca una boda, luego un partido de voley playa para lucir tipo, de 'macarrilla' pasa Ronnie a parecer una chica bastante normal... En fin, que hay demasiadas concesiones facilonas bajo el paraguas 'esto es lo que quiere el espectador adolescente, que no es demasiado inteligente'. Sobre las interpretaciones, poco hay que decir. Es muy efectivo el niño Bobby Coleman, que con pasmosa facilidad pasa de la pura simpatía a las lágrimas que exigen los pasajes lacrimógenos. Greg Kinnear no tiene que esforzarse demasiado para resultar convincente como padre. La Cyrus está a lo que está, a procurar 'crecer' como actriz para no quedar fagocitada en un sistema que la identifica como adolescente. Y la apuesta de guaperas con proyección viene de Australia, el desconocido Liam Hemsworth, que llega con vocación de convertirse en ídolo de jovencitas admiradoras de la saga Crepúsculo y similares, a pecho descubierto como mandan los cánones actuales.

4/10
Imagine

2009 | Imagine That

Evan Danielson es un brillante asesor financiero que comienza a perder fuelle en el trabajo por culpa de un insoportable compañero, que está decidido a pasar por encima de él para conseguir un aumento de sueldo. Su situación profesional es difícil y encima su ex mujer le recuerda que, durante toda una semana, tiene que hacerse cargo de su hija Olivia. Al principio se niega en rotundo, aunque la situación cambia inesperadamente cuando descubre que la mantita de la niña es mágica. Efectivamente, Olivia siempre va acompañada de esta manta –como Bis en Snoopy–, que se convierte en la mejor consejera para su padre. La niña y la manta son la puerta a un mundo donde viven unas princesas que aconsejan a Evan qué hacer para derrotar a su rival. Divertida y entrañable película que supone el mejor título de Eddie Murphy en los últimos tiempos después de Dreamgirls. A pesar de que se trata de una comedia, Murphy no resulta tan histriónico como en otras múltiples ocasiones, y además sabe dar a su personaje un toque dramático que ayuda muchísimo a dar entidad a la cinta. Le da la réplica una jovencísima pero brillante Yara Shahidi. Quien también compone a un buen malvado es Thomas Haden Church, que cambia radicalmente de registro desde su Hombre de arena de Spider-Man 2. Pero si es cierto que realiza un buen cometido, su personaje acaba resultando algo cargante. La película resulta perfecta para los más pequeños de la casa. Los mayores también podrán disfrutar de la historia, que cuenta con un mensaje pensado exclusivamente para ellos: nunca se debe olvidar al niño que tenemos dentro. Y es que la temática resulta ser de rigurosa actualidad en un mundo marcado por las interminables jornadas laborales y la presión vivida en los centros de trabajo. Eso hace que muchos –a pesar de que tengan buen corazón, como es el caso de Evan– acaben olvidando cosas tan importantes de su vida como su familia.

5/10
Un cruce en el destino

2007 | Reservation Road

Ethan Learner pasa un domingo con su familia, en el recital de su hijo Josh, que toca el chelo. De regreso a casa, Ethan para en una gasolinera. Mientras echa gasolina en su vehículo, deja por un momento de vigilar a su hijo. Éste es atropellado por un coche que se da a la fuga. El vehículo está conducido por Dwight, un abogado que viene de un partido de béisbol con su hijo. Dwight está tan asustado que ha decidido huir. Ethan y su esposa se sienten destrozados por la pérdida de su hijo. Deciden presionar a la policía para que se detenga al culpable y contratan a un abogado, que casualmente resulta Dwight. Tercer trabajo del director irlandés Terry George, que había dejado un buen sabor de boca con los dos anteriores, En el nombre del hijo y Hotel Rwanda, y que fue guionista de la inolvidable En el nombre del padre. El propio George ha escrito el  guión, que adapta una novela de John Burnham Schwartz. El film tiene muchos elementos en común con 21 gramos, que también sigue a los implicados en un accidente de coche. Terry George no acaba de estar a la altura, ni del film de González Iñárritu ni de su propia filmografía, pues ni sus secuencias ni sus diálogos resultan especialmente memorables. Acumula demasiado recursos fáciles y casualidades, por lo que a veces parece un telefilm de lujo. Y sin embargo, el cineasta consigue imprimir humanidad a los personajes, gracias al buen trabajo de los actores. El metraje no pierde interés en ningún momento, pues analiza la historia desde las dos caras de la moneda. Por un lado, están la ira y los deseos de venganza de Ethan (Joaquim Phoenix), a quien el rencor coloca al borde de la locura, y casi le imposibilita para llevar una vida normal. Por su parte, Dwight (Mark Ruffalo) es un hombre que ha fracasado en su vida personal, y que se ve asediado por los remordimientos.

5/10
Mr. Brooks

2007 | Mr. Brooks

En 1947, Charles Chaplin, que hasta ese momento sólo había interpretado a personajes entrañables, dio un giro radical en su carrera al dirigir y protagonizar Monsieur Verdoux, una criticadísima obra maestra, en la que interpretaba a un asesino de mujeres, que a pesar de los horribles crímenes que cometía, era también un hombre de familia que caía bien en cierta medida a los espectadores. El film, aparentemente sencillo, es muy complicado de elaborar. Está bastante lejos de la genialidad de Chaplin el cineasta y guionista Bruce A. Evans, que como director sólo había rodado la mediocre Kuffs, poli por casualidad, y que intenta hacer una jugada parecida –hasta el título se parece– convirtiendo a Kevin Costner en un asesino que a la vez es un padre de familia que debe caer bien. El protagonista de JFK es un buen actor, casi siempre en papeles heroicos, pero que con un trabajo impecable logró que el público conectara con su personaje, un delincuente que secuestra a un niño, en Un mundo perfecto, un film mucho mejor construido que el que nos ocupa. Costner interpreta esta vez a Earl Brooks, empresario que ha logrado mucho éxito con su empresa fabricante de cajas. Aparentemente, es un hombre feliz, casado, con una hija adolescente, eso sí, bastante rebelde. Sin embargo, Brooks sufre alucinaciones pues se le aparece constantemente Marshall, un amigo imaginario. Éste le incita a regresar al crimen, pues aunque lleva mucho tiempo inactivo, Brooks en realidad es el ‘Asesino de las huellas’, un peligroso psicópata que aniquila parejas en pleno acto sexual. Durante uno de sus crímenes, deja la ventana abierta, por lo que no puede evitar que le fotografíe un individuo que le va a chantajear: Si no quiere que envíe las fotos a la policía, deberá llevarle consigo a su próximo asesinato. Mientras, una policía que se está divorciando de un impresentable investiga el asunto. El film es un correcto thriller que se sigue más o menos con cierto interés. Pero no acaban de funcionar las secuencias de Costner conversando con Marshall, su lado oscuro, encarnado por William Hurt. Esta dualidad del protagonista recuerda demasiado peligrosamente a El club de la lucha, un film superior. Tampoco es gran cosa la trama de la policía, en parte por el nefasto trabajo de la actriz que la interpreta, Demi Moore, pero también porque su historia introduce demasiadas subtramas que entorpecen el ritmo (se divorcia de ella un vividor que quiere exprimirla, sale de la cárcel un tipo al que encerró que pretende eliminarla). Se supone que el film intenta establecer cierta conexión entre la perseguidora y el perseguido, pero no lo consigue. Llega a resultar especialmente ridículo que el protagonista asista a las sesiones de Alcohólicos Anónimos (AA) a ver si consigue superar su adicción, dando pie a una odiosa comparación entre la patología del protagonista con el alcoholismo, que sinceramente no tiene sentido. De hecho, el protagonista invoca continuamente la famosa oración que se suele usar en AA (“Señor, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que si puedo y sabiduría para distinguir la diferencia”). Es evidente que la cinta pretende ser un entretenimiento muy ligero, pero llama mucho la atención que el contenido esté tan descuidado que no resista el mínimo análisis crítico. Por ejemplo, en esta película la maldad se transmite hereditariamente, como el color de los ojos, lo que nos remite a las teorías biologicistas, desfasadas desde la década de los 30.

4/10
Las vueltas de la vida

2006 | Catch and Release

En vísperas de su boda, Gray pierde a su querido novio, que a modo de "despedida de soltero" se había ido a practicar deporte de riesgo. La joven se queda destrozada, pues el hogar donde debía haberse celebrado la boda se ha convertido ahora en velatorio. Además Fritz, uno de los mejores amigos del difunto, tiene la desvergüenza de "montárselo" en el cuarto de baño con una de las camareras que atiende el refrigerio del velatorio. En realidad el dolor de Gray no ha hecho más que empezar. Pues va a descubrir que su prometido tuvo un hijo con otra mujer, además de llevarse el chasco de que su suegra le pide un anillo familiar que el fallecido le había regalado. Pobre Jennifer Garner, se diría que no hay para ella vida después de su exitosa serie televisiva Alias. El film que nos ocupa es un completo disparate, lleno de personajes frívolos e inmaduros, que no tienen las más remota idea de que hacer con sus vidas. Quiere ser emotivo en más de un momento, y no lo consigue. Otras veces pretende hacer reír, y "de eso nada, monada". Además, el "viaje" que propone no lleva a ninguna parte, no hay marcado un rumbo fuerte capaz de vertebrar la historia. Y se acumulan las situaciones improbables –otra que da pena es Juliette Lewis de masajista cargada de "energías positivas"- y las revelaciones y descubrimientos -la confesión de Gray una noche, tras probar la comida "natural" de la masajista–, que rebasan sobradamente el listón del ridículo.

2/10
Embrujada (2005)

2005 | Bewitched

La moda de adaptar series de éxito a la pantalla continúa, tras las versiones cinematográficas de El fugitivo, Starsky & Hutch, Los ángeles de Charlie, etc. y los próximos estrenos de Corrupción en Miami y Misión imposible 3. Desde luego, la pareja de guionistas formada por la directora Nora Ephron, autora de Algo para recordar y Tienes un e-mail, y su hermana, Delia, se ha esforzado por darle originalidad a este remake cinematográfico de la serie Embrujada, un hito televisivo de los años 60. Resulta que un famoso actor, Jack Wyattt, no atraviesa su mejor momento y necesita urgentemente un éxito para volver a la cúspide. Por esta razón, está preparando la versión moderna de la famosa serie, y acaba contratando como protagonista sin saberlo a una bruja de verdad. Se trata de Isabel, una bruja moderna cansada de hacerse la vida fácil a base de conjuros. Jack conoce accidentalmente a Isabel y se queda fascinado por su nariz, que recuerda a la de Elizabeth Montgomery, protagonista de la serie original. Decide contratarla, puesto que se trata de una absoluta desconocida, y de esta forma no tiene posibilidades de hacerle sombra en la pantalla. Rodar Embrujada sin Elizabeth Montgomery, fallecida en 1995, era quizá el mayor riesgo de este proyecto. Pero la directora sortea el obstáculo ‘a lo grande’ contratando a Nicole Kidman, actriz de tanta calidad que compone un personaje memorable, lleno de matices. Su bruja es muy humana, amable, algo ingenua, con remordimientos por usar su magia de forma egoísta. A la actriz le secunda Will Ferrell, uno de los cómicos más prestigiosos del momento, tras su hilarante trabajo con Woody Allen en Melinda y Melinda. El reparto lo completan los veteranos Michael Caine y Shirley McLaine. Nora Ephron les convenció asegurando que su film sería un homenaje a la serie, y no la imitaría milimétricamente. A pesar del aire de modernidad, se mantiene la esencia de la comicidad del original: la guerra de sexos, y la lucha de poder en una pareja. Los protagonistas discuten y se pelean mucho, y a pesar de que Kidman y Ferrell forman una de las parejas menos convencionales que hayan pasado por la pantalla en los últimos años (junto a Julia Roberts y Woody Allen en Todos dicen I Love You), los actores dan cierta magia a su supuesta relación. Incluye también algún toque de crítica a Hollywood, que olvida a sus actores fracasados, y al afán de estos últimos por acaparar planos en las producciones en que intervienen.

6/10
El último golpe (2004)

2004 | The Last Shoot

Steven Schats lleva mucho tiempo intentando triunfar en el mundo del cine, aunque por el momento sólo ha entregado un trabajo taquillero. Años después de presentar su proyecto para un largo a todas las productoras posibles, se pone en contacto con él Joe Devine, aparentemente un productor interesado. Schats ignora que Devine es en realidad un agente del FBI que necesita fingir un falso rodaje, para atrapar a unos mafiosos que organizan el transporte de material para los rodajes. Aunque el argumento de esta comedia parece bastante disparado, resulta que se inspira en una historia real. El cineasta Jeff Nathanson leyó en un periódico las peripecias de Gary Levy y Dan Lewk, dos tipos engañados por el FBI, y usó la historia como base para este film, que cuenta con muchos actores de renombre.

4/10
El núcleo

2003 | The Core

¿Qué pasaría si el campo magnético de la Tierra sufriera alteraciones de entidad? Pues bastantes cosas terribles: los marcapasos darían disgustos a más de un corazón, habría tormentas eléctricas muy aparatosas, que podrían afectar a más de un monumento… Incluso podría producirse un cambio climático que nos acercaría a algo muy parecido al fin del mundo. Lo malo es que algo de esto está ocurriendo por culpa de un experimento ultrasecreto del ejército de los EE.UU.: la única esperanza para poner el núcleo de la Tierra en su sitio es viajar al centro de la Tierra con una nave especial de morro superperforador, que permitirá lo que parece un viaje imposible. Al mando de la nave se pondrá Beck, una intrépida piloto que ya ha tenido más de una experiencia a bordo de un transbordador especial. Ella y su equipo de “terranautas”, seis personas, deben emprender una increíble carrera para llegar al centro de nuestro planeta, y provocar una explosión atomíca que ponga las cosas en orden. Cada segundo cuenta, y lógicamente los nervios de los integrantes de la expedición se desatan en la gran aventura. El novelista francés Julio Verne demostró una imaginación desbordante en una serie de novelas anticipativas, que hablaban de viajes por el fondo del mar ("20.000 leguas de viajes submarino") y a la luna ("De la Tierra a la Luna"); en el film que nos ocupa es referencia innegable Viaje al centro de la Tierra, con una puesta al día que supone un ropaje científico más o menos presentable. A la tensión por el peligro que corre el planeta y a los efectos especiales, se suma un componente humano que insiste en el asombro ante la hermosura de la naturaleza, los peligros de la investigación científica y la épica del heroismo sacrificado; a esto último ayuda un reparto apañado donde destacan Hilary Swank, Aaron Eckhart y Stanley Tucci.

5/10
Pánico nuclear

2002 | The Sum of All Fears

1973. Conflicto árabe-israelí. Un caza de Israel, que transporta una bomba atómica, es abatido. Su “explosiva” carga queda perdida en el desierto, hasta que unos tipos traficantes de armas dan con ella muchos años después. Sin saber muy bien lo que tienen entre manos, venden la bomba a precio de risa a unos neonazis que han trazado un maléfico plan: gastar su único cartucho, esa bomba, para provocar un conflicto de dimensiones planetarias que enfrente a los dos grandes superpotencias: Estados Unidos y una Rusia con problemas en Chechenia, y a la que, para colmo de males, se le muere el presidente. De las cenizas, esperan que llegue el turno del retorno al fascismo. Menos mal que anda por ahí el doctor Jack Ryan, analista de la CIA, bastante rejuvenecido si comparamos a Ben Affleck con el talludito Harrison Ford. Además el héroe de las novelas “tecnothriller” de Tom Clancy no está casado ni tiene una preciosa hijita. Para la ocasión le encontramos como soltero de oro, presuntamente temeroso de la palabra “compromiso”, lo que no acaba de gustar a su novieta Cathy, médico residente en un hospital. Y es que el chico todavía ni siquiera ha sido capaz de confesarle que trabaja para la célebre agencia del gobierno. Aunque tendrá ocasión de hacerlo cuando sea requerido por los jerifaltes de la nación: él es el máximo experto en el recién nombrado presidente ruso, el enigmático y poco conocido Nemerov. Phil Alden Robinson, director de la estupenda Campo de sueños y de la interesante Sneakers (Los fisgones), es el responsable del “lifting” a que ha sido sometido Ryan para la ocasión. Y tiene la suerte –suerte según se mire, pues los tambores de guerra que se escuchan en el mundo son para echarse a temblar– de que su trama es de rabiosa actualidad: el terrorismo practicado por grupúsculos de fanáticos incontrolados, sin respeto alguno por la vida humana. Tras el 11 de septiembre, la idea de que una bomba atómica pueda explotar en una gran urbe no es, desgraciadamente, ningún desatino. “Cambiar” de Ryan era un riesgo, pero Affleck cumple con las expectativas de tipo joven y apuesto. Además están muy bien secundado por Morgan Freeman, su mentor en la CIA, James Cromwell, el presidente americano, y Liev Schreiber, un inesperado espía con licencia para matar, que hace su papel estupendamente. Muchas escenas se pueden destacar. Pero se lleva la palma la conclusión del film, un montaje paralelo con varios asesinatos, deudor indudable de El padrino de Coppola.

6/10
Combinación ganadora

2000 | Lucky Numbers

Russ Richards es un patético hombre del tiempo que trabaja en una televisión Pennsylvania. Derrocha todo lo que gana y lo que le queda lo pierde en un cutre negocio de motos de nieve. Desesperado, decide buscar suerte en un lugar seguro y decide amañar el sorteo de lotería estatal poniéndose de acuerdo con la chica de la tele encargada de sacar las bolas. John Travolta y Lisa Kudrow forman una formidable pareja cómica, capaz de sacar adelante un guión convencional, dirigido con oficio por Nora Ephron.

3/10
Pleasantville

1998 | Pleasantville

David y Jennifer son dos hermanos en los años 90. Viven con su madre, divorciada. De los problemas familiares cada uno se evade a su modo. Ella, gracias a su promiscuidad sexual. Él, siguiendo en televisión la serie en blanco y negro Pleasantville, de los años 50, que presenta una vida idílica en que todo marcha bien, y donde la mayor preocupación de los personajes es saber si las tortitas de mamá no estarán demasiado hechas. Una noche los hermanos discuten por el programa que quieren ver en televisión. De modo sorprendente se ven transportados al mundo de Pleasantville: ellos pasan a ser los hijos de la familia protagonista. Pronto van a revolucionarlo todo, pues los habitantes del pueblo van a descubrir que el mundo no es, exactamente, como creían. Gary Ross, guionista y director, había escrito anteriormente Big y Dave, presidente por un día. Desde el punto de vista artístico y técnico, el film es memorable –la idea de que el color vaya haciéndose presente, poco a poco, en Pleasantville, es buena y da lugar a imágenes preciosas–; pero en el plano de las ideas (aun estando bien pensado el intento de matizar el lugar común de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”) resulta quizá algo simplista. ¿Qué hace de Pleasantville un lugar tan “horrible”? Ross lo resume en dos cuestiones: lo ignoran todo sobre el sexo y no leen libros. A esto se añade un enfrentamiento racista entre personajes en blanco y negro (los que se resisten a enfrentarse con su libertad y sentimientos) y coloreados (liberados por arte, cultura y sexualidad).

7/10
Tienes un e-mail

1998 | You've Got Mail

Nueva York. Joe y Kathleen conviven con sus respectivos novios. Pero no están satisfechos. En cuanto aquéllos salen de casa, enchufan sus ordenadores via Internet, y mantienen una peculiar relación, cada uno bajo un seudónimo personal. Se cuentan preocupaciones, gustos, aficiones... ¿Estarán hechos el uno para el otro? Quién sabe. Pero mientras este amor incipiente gana intensidad, los dos se encuentran por casualidad en el mundo real. Y con bastante mala fortuna. Pues Kathleen regenta "The Shop Around the Corner" (guiño a la película de Ernst Lubitsch), tienda especializada en libros infantiles; y Joe es propietario de una enorme cadena de librerías, extendidas a lo largo y ancho de los Estados Unidos, que planea abrir una nueva justo enfrente del local de Kathleen. Comedia romántica a tope, género del que la directora Nora Ephron es especialista. Ephron juega con el hecho de que los protagonistas –deliciosos Meg Ryan y Tom Hanks– ignoran que el hombre o la mujer que odian es, a la vez, ése que tan bien les cae en sus charlas por Internet. Amor y situaciones divertidas se conjugan perfectamente. A la vez, se invita a pensar en lo impersonales que se han vuelto las relaciones en el mundo actual, razón por la que alguna gente se refugia en las animadas charlas de Internet. Otra idea presente es que las grandes empresas, con muchos dólares y poca personalidad, están echando fuera del campo al pequeño empresario amante de su negocio y de cuidar al cliente de modo personalizado.

6/10
Michael

1996 | Michael

Amena comedia sobre las andanzas de un pendenciero, mundano y mujeriego Arcángel San Miguel, que ayuda a tres periodistas en apuros. Las interpretaciones son buenas y algunos "gags" tienen gracia, pero carece de la hondura de otros films de Nora Ephron (Algo para recordar) y ofrece una visión algo ridícula de los ángeles. Aun así, el filme sirve para pasar un rato entretenido y lo más destacable son las interpretaciones del prestigioso reparto formado por John Travolta (Pulp Fiction), William Hurt (Fuego en el cuerpo, Smoke), Bob Hoskins (El ojo público) y Andie MacDowell (Cuatro bodas y un funeral). Asímismo se incluyen desconocidos aunque excelentes secundarios como Robert Pastorelli (Bailando con lobos). La música es excelente y corre a cargo del maestro Randy Newman. El guión está coescrito por la propia realizadora Nora Ephron. Michael es un ángel diferente a los demás, que vive en Iowa, fuma como un carretero, es un consumado ligón y, de vez en cuando, se mete en peleas. Un veterano periodista intenta conseguir un buen reportaje acerca de su vida, lo que sería un éxito para su periódico, y le aseguraría la recuperación de su prestigio tras varios sonoros fracasos. En su tarea, el reportero es ayudado por el dueño de la mascota del periódico.

4/10
Asalto al tren del dinero

1995 | Money Train

Acción sin descanso en estado puro. Dos hermanastros, uno negro (Wesley Snipes) y otro blanco (Woody Harrelson), trabajan como policías de seguridad en el peligroso metro de Nueva York. Sin embargo, ambos están cansados de un trabajo demasiado rutinario y muy mal retribuido. Un buen día cambian su punto de mira y deciden realizar su sueño: asaltar uno de los objetivos que ellos mismos controlan. Pero no es un tren cualquiera, se trata ni más ni menos, que del tren del dinero, encargado de recoger cada noche millones de dólares de las estaciones del suburbano de la ciudad. Un fantástico reparto consigue que esta película sea un auténtico espectáculo para la vista. Snipes ("U.S. Marshals") demuestra un carisma inigualable en este tipo de cine y la dirección de Joseph Ruben es muy digna. Para los amantes de la acción.

4/10
Me gustan los líos

1995 | I Love Trouble

Un veterano reportero y una agresiva periodista novata compiten por una macabra noticia de portada. Incluso son capaces de poner sus vidas en peligro. Nuevo trabajo del matrimonio Charles Shyer y Nancy Meyers, responsables de títulos como Baby, tú vales mucho o El padre de la novia. El tono cómico que han conseguido en esta ocasión se ve reforzado con la buena factura técnica y su excelente reparto, encabezado por los famosísimos Nick Nolte (El príncipe de las mareas, Límite: 48 horas) y Julia Roberts (Pretty Woman, Notting Hill).

4/10
El buen hijo

1993 | The Good Son

Tiene cara de angelito, pero es más peligroso que un mono con una gillette. Las apariencias engañan. Y aquí tienen la fisonomía de una chaval rubito y encantador llamado Henry, al que su familila adora. Pero la llegada de su primo Mark hará emerger la realidad: se trata de un asesino en potencia, y no tan en potencia. Suspense del bueno magníficanmente dosificado por Joseph Ruben. El malogrado Macaulay Culkin y Elijah Wood-Frodo están perfectos. Impactante la escena final, rodada en los acantilados de Paradise Head, con una caída de 40 metros.

6/10
Sneakers (Los fisgones)

1992 | Sneakers

Martin Bishop (Robert Redford) es un veterano profesional que se dedica a probar los sistemas de seguridad de empresas y bancos, utilizando para ello la tecnología más avanzada. Su equipo está formado por individuos que tienen en común un pasado sospechoso. Dos agentes del gobierno les chantajean para obligarles a robar una caja negra, que contiene un buen número de secretos. Sin embargo, poco tiempo después, descubren que no les han contado toda la verdad y que se hayan tras algo mucho más importante de lo que creían. Un reparto de auténtico lujo protagoniza este trepidante filme sobre las nuevas tecnologías. Robert Redford (Dos hombres y un destino, Memorias de África) resulta el perfecto jefe del equipo, formado por nombres como Ben Kingsley (Gandhi, La lista de Schindler) o Dan Aykroyd (Los cazafantasmas, Paseando a Miss Daisy).

6/10
El padre de la novia (1991)

1991 | Father of the Bride

George Banks regresa a su hogar después del trabajo y encuentra en casa a su hija Annie, que ha estado cuatro meses en Roma y ha vuelto a casa convertida en toda una mujer. Durante la cena anuncia una sorpresa: se va a casar. Ante la sorpresa inicial y las emociones, no todos reaccionan igual. George comienza a ponerse nervioso ante el acontecimiento y se rebela ante lo que se avecina. A partir de ese momento comienzan los preparativos de la boda: la iglesia, el convite, las flores... y por supuesto, conocer a Bryan, el novio, y a los padres de éste, los cuales viven en Beberly Hills en una fabulosa mansión. Agradable remake de El padre de la novia protagonizada por Spencer Tracy y Elizabeth Taylor en 1950. La película cuenta con escenas divertidísimas como cuando los Banks van a conocer a sus consuegros, y en general, los mohínes de Steve Martín ante los gastos que supone el bodorrío de la hija. Por otra parte, el film se detiene en la relación padre-hija y la idea de 'perder' a la niña de sus ojos cuando ésta recibe el flechazo del amor. Gustará a los más sentimentales.

6/10
Durmiendo con su enemigo

1991 | Sleeping With the Enemy

Al poco tiempo de casarse, Laura empieza a comprobar como su marido se vuelve maniático y agresivo con ella, con lo que se ve obligada a huir de las peligrosas obsesiones de él. Por ello, Laura simula su muerte y empieza una nueva vida. Él la perseguirá como un verdadero psicópata. Tenso thriller con una bellísima Julia Roberts como protagonista.

5/10
Un año, una vida

1990 | Vital Signs

Michael y Kenny son dos estudiantes de medicina. Ambos son muy buenos, por lo que compiten cada segundo por ser el mejor. Cada uno de ellos tiene una manera de entender la profesión distinta, lo que les llevará a tener choques constantes. En el reparto destaca la presencia de Jimmy Smits, famoso gracias a la pequeña pantalla por su papel en la serie La ley de Los Ángeles, que triunfó en medio mundo a finales de los ochenta y principios de los noventa.

4/10
Solo ante la ley

1989 | True Believer

Un abogado antaño defensor de causas relacionadas con los derechos civiles se ha reconvertido en picapleitos que lleva casos de narcotraficantes y demás gente de mal vivir. Pero cuando un recién licenciado se pone en contacto con él, se reavivan los ideales de antaño. Hasta el punto de que ambos se ocupan de defender a un joven coreano encerrado hace años en prisión por un crimen que dice no haber cometido. Entretenido thriller judicial, con la clásica pareja complementaria de "perro viejo" y "novato con sangre fresca", bien encarnada por James Woods y Robert Downey Jr. Dirige Joseph Ruben, especialista en intrigas como Durmiendo con su enemigo o El buen hijo.

5/10
Campo de sueños

1989 | Field of Dreams

Al igual que en su anterior comedia, Ellas los prefieren jóvenes, el director Phil Alden Robinson regresa sobre el tema de la inocencia perdida y la búsqueda de la felicidad a través de lo imposible. Está basada en el libro “Shoeless Joe”, de W.P. Kinsella, donde un granjero de Iowa hace crecer en sus tierras un campo de béisbol para que vengan a jugar ocho jugadores fallecidos, que en 1919 fueron objeto de un gran escándalo al perder sus partidos intencionadamente (y cuya trama había dado lugar en 1988 al filme Eight Men Out, de John Sayles). Una comedia repleta de fantasía, imaginación y buenos sentimientos que hizo que la Academia la recompensase con nominaciones como mejor película, director y banda sonora para James Horner.

6/10
Casi una familia

1989 | Immediate Family

James Woods y Glenn Close interpretan al matrimonio Spector. Ambos han llevado una vida feliz, y han ido cumpliendo los propósitos que se hacían durante su vida juntos. Lo único que no han logrado es tener un hijo, y aunque no ha sido un impedimento en su amor, nunca han logrado superar este trauma. Su vida cambia cuando aparece en escena una joven llamada Lucy (Mary Stuart Masterson). Lucy está embarazada y no tiene recursos para hacerse cargo de su futuro bebé, por lo que se decide a buscar unos padres adoptivos. El matrimonio Spector es la pareja ideal para hacerse cargo del niño. Pronto todos se darán cuenta de que las cosas no son tan fáciles como parecen. Una emotiva historia sobre el amor y la paternidad, narrada con delicadeza. Cuenta con una excelente pareja protagonista, donde destaca la carismática Glenn Close. Combina el realismo sentimental con el drama humano, y cautiva fácilmente al espectador.

4/10
La serpiente y el arco iris

1988 | The Serpent and the Rainbow

Un norteamericano viaja a Haití, donde entra en contacto con un mundo de pesadilla, donde se practica continuamente el vudú. Deberá enfrentarse a la oscura verdad sobre la existencia de los zombis. Wes Craven es uno de los maestros del terror contemporáneo, como lo demuestran títulos como Pesadilla en Elm Street. En esta ocasión contó como protagonista con Bill Pullman, que poco a poco se convirtió en una estrella.

4/10
Blue Jean Cop

1988 | Shakedown

Ronald y Richie son dos hombres de distinta procedencia que se ven enredados en un peliagudo caso de asesinato en Nueva York. Poco a poco irán desentrañando la madeja, pero eso les costará entrar en el submundo de la corrupción policial y de la droga. Un años después de protagonizar RoboCop, el actor Peter Weller protagonizó este thriller policiaco que mantiene el interés aunque no aporta ninguna idea original al género. Al parecer se basa en una historia real.

4/10
El padrastro (1987)

1987 | The Stepfather

Stephanie sospecha que su padrastro, recien casado con su madre, mató a su verdadero padre. Violenta producción de terror de serie B, que en su momento tuvo dos secuelas, del especialista Joseph Ruben (El buen hijo).

4/10
Killer Party

1986 | Killer Party

Tres chicas desean entrar en una hermandad universitaria y deberán pasar unas pruebas. Una vez aceptadas varios estudiantes se darán cita para festejar el día de los Santos Inocentes en una mansión abandonada que un día fue sede de la Fraternidad Beta-Sigma y donde hace años murió un joven en una novatada. Producto típicamente ochentero de jovencitos descerebrados, ávidos de juergas, que irán siendo asesinados como chinches. El guión es malo y el desarrollo de los personajes da bastante pena, en su mezcla de humor y sustos. Se salva algo del fiasco el último tramo, más propiamente terrorífico, en donde hace acto de presencia la posesión de una chica. Pero es poco bagage para una película que se ha quedado muy antigua.

3/10
He Makes Me Feel Like Dancin

1983 | He Makes Me Feel Like Dancin

Últimos tráilers y vídeos