saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Pánico nuclear

Pánico nuclear

The Sum of All Fears

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
La bomba perdida
La bomba perdida

1973. Conflicto árabe-israelí. Un caza de Israel, que transporta una bomba atómica, es abatido. Su “explosiva” carga queda perdida en el desierto, hasta que unos tipos traficantes de armas dan con ella muchos años después. Sin saber muy bien lo que tienen entre manos, venden la bomba a precio de risa a unos neonazis que han trazado un maléfico plan: gastar su único cartucho, esa bomba, para provocar un conflicto de dimensiones planetarias que enfrente a los dos grandes superpotencias: Estados Unidos y una Rusia con problemas en Chechenia, y a la que, para colmo de males, se le muere el presidente. De las cenizas, esperan que llegue el turno del retorno al fascismo.

Menos mal que anda por ahí el doctor Jack Ryan, analista de la CIA, bastante rejuvenecido si comparamos a Ben Affleck con el talludito Harrison Ford. Además el héroe de las novelas “tecnothriller” de Tom Clancy no está casado ni tiene una preciosa hijita. Para la ocasión le encontramos como soltero de oro, presuntamente temeroso de la palabra “compromiso”, lo que no acaba de gustar a su novieta Cathy, médico residente en un hospital. Y es que el chico todavía ni siquiera ha sido capaz de confesarle que trabaja para la célebre agencia del gobierno. Aunque tendrá ocasión de hacerlo cuando sea requerido por los jerifaltes de la nación: él es el máximo experto en el recién nombrado presidente ruso, el enigmático y poco conocido Nemerov.

Phil Alden Robinson, director de la estupenda Campo de sueños y de la interesante Sneakers (Los fisgones), es el responsable del “lifting” a que ha sido sometido Ryan para la ocasión. Y tiene la suerte –suerte según se mire, pues los tambores de guerra que se escuchan en el mundo son para echarse a temblar– de que su trama es de rabiosa actualidad: el terrorismo practicado por grupúsculos de fanáticos incontrolados, sin respeto alguno por la vida humana. Tras el 11 de septiembre, la idea de que una bomba atómica pueda explotar en una gran urbe no es, desgraciadamente, ningún desatino.

“Cambiar” de Ryan era un riesgo, pero Affleck cumple con las expectativas de tipo joven y apuesto. Además están muy bien secundado por Morgan Freeman, su mentor en la CIA, James Cromwell, el presidente americano, y Liev Schreiber, un inesperado espía con licencia para matar, que hace su papel estupendamente.

Muchas escenas se pueden destacar. Pero se lleva la palma la conclusión del film, un montaje paralelo con varios asesinatos, deudor indudable de El padrino de Coppola.

Trío de Ryan

El doctor Jack Ryan, de la CIA, es un popular personaje nacido de la pluma de Tom Clancy, y protagonista de un buen puñado de sus populares novelas. Hasta la fecha existen cuatro películas protagonizadas por el carismático personaje, al que han dado vida tres actores distintos.

El primero en encarnar a Jack Ryan fue Alec Baldwin, en la adaptación de la que es quizá la mejor novela de Clancy: La caza del octubre rojo, donde un submarino ruso que se acerca a las costas americanas podría provocar un conflicto armado. Baldwin era un Ryan gran analista, pero torpe para la acción, como se ve en el momento en que le llevan en helicóptero hasta una embarcación americana.

Los productores de turno pensaron que Baldwin no era lo suficientemente carismático, así que para nuevos títulos ficharon a Harrison Ford, un valor indiscutible, creíble como padre de familia, capaz de salvar al mundo y, a la vez, cuidar de los suyos. En Juego de patriotas se las veía con el IRA, y en Peligro inminente con los narcotraficantes de Colombia.

Como Ford no quiso hacer Pánico nuclear, los avispados productores pensaron que Ryan no tenía por qué ser tan anciano como nuestro Indiana Jones (no olvidemos que el chico tiene ya 60 añitos, eso sí, muy bien llevados). Así que ni cortos ni perezosos lo han convertido en un analista de la CIA primerizo, codiciado soltero, con la cara de Ben Affleck y la mitad de los años de Ford: 30 primaveras nada más.

La sombra del átomo es alargada
La sombra del átomo es alargada

La destrucción y daño que puede producir una bomba atómica no se le escapa a nadie con dos dedos de frente. Y durante mucho tiempo –no olvidemos la guerra fría– ha generado miedo en todo el mundo. El cine no es ajeno a esta inquietud, y ha presentado los efectos de este arma de destrucción masiva desde distintas perspectivas: El cuarto protocolo, basado en una novela de Frederick Forsyth, jugaba con una idea parecida a la de Clancy; sagas com Terminator y Mad Max presentan un futuro postapocalipsis nuclear, donde los humanos se esfuerzan por sobrevivir; El día después fue un telefilm fenómeno en su día, al describir los efectos de la bomba en los supervivientes a una explosión; en Creadores de sombras se nos explica cómo se creó la primera bomba atómica; y directores japoneses de exquisita sensibilidad, como Akira Kurosawa (Rapsodia en agosto) y Shohei Imamura (Lluvia negra) muestran las heridas dejadas por Hiroshima y Nagasaki. En Punto límite de Sidney Lumet y con Henry Fonda, y su remake Fail Safe con George Clooney, se especula con la idea de que el presidente americano no puede detener un avión con una bomba que tiene orden de soltarla en Moscú; un punto de vista que Stanley Kubrick explotó en forma de demoledora comedia en Teléfono rojo volamos hacia Moscú.

Bomba o no bomba

¿Explotará o no explotará? He ahí el dilema. El primero. Pues si la respuesta sobre la explosión de la bomba atómica perdida fuera afirmativa, surgiría el segundo: ¿habrá o no habrá guerra nuclear? No desvelaremos tan importante punto de la trama. Pero está claro que la maquinaria de efectos especiales en que el cine se viene convirtiendo últimamente no podía dejar pasar la oportunidad de mostrar los efectos de una explosión nuclear. Realidad, simulación o sueño, es lo de menos. Como se explica en el DVD, Robinson nos muestra de modo hiperrealista y por partida triple los posibles efectos de una explosión: en una comitiva de automóviles, en un helicóptero y en un hospital. Espeluznante Confiemos en despertarnos, y en que todo haya sido una pesadilla.

DVD
Distribuye: Paramount
Extras: Español e inglés 5.1. Audiocomentarios del director, novelista y director de fotografía. Así se hizo. Los efectos especiales.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE