IMG-LOGO

Biografía

Joséphine de La Baume

Joséphine de La Baume

35 años

Joséphine de La Baume

Nació el 08 de Octubre de 1984 en París, Francia
Filmografía
El otro guardaespaldas

2017 | The Hitman's Bodyguard

Michael Bryce, guardaespaldas venido a menos tras el asesinato de uno de sus clientes, acepta un encargo de su ex novia con el que podría recuperar su reputación. Deberá trasladar de Londres a La Haya a Darius Kincaid, asesino a sueldo que ha pactado declarar contra Vladislav Dukhovich, sangriento dictador bielorruso, a cambio de la libertad de su novia. Pero un ejército interminable de sicarios tratará de pararles los pies. El especialista en acción Patrick Hughes, responsable de Los mercenarios 3, rinde tributo a ‘buddy movies’ de los 80 y 90, como El último boy scout, que combinaban acción con humor, sobre todo en los diálogos entre los protagonistas. El holgado presupuesto permite tirar la casa por la ventana en secuencias de acción, rodadas de manera efectiva, como la que tiene lugar en los canales de Amsterdam. No se pretende ni mucho menos resultar realista, en la violencia a veces se trata de imitar el estilo de cómic de Quentin Tarantino. Pero todo resulta bastante insustancial, sobre todo por un guión decepcionante, más aún si se tiene en cuenta que formó parte de la Lista Negra de los mejores trabajos no producidos, lo que suele ser garantía de cierta calidad. La pobreza de los diálogos diluye la fuerza del carisma de Ryan Reynolds y Samuel L. Jackson. Por su parte, Salma Hayek tiene cierta gracia en sus apariciones esporádicas como presidiaria tan dura como malhablada, pero Gary Oldman está bastante desaprovechado.

5/10
Madame

2017 | Madame

Rush

2013 | Rush

En 1976 el mundo de la Fórmula 1 vivió uno de los duelos deportivos más recordados de la historia. Dos pilotos descollaban sobre el resto. Por un lado, James Hunt, británico, de actitud chulesca, amigo de fiestas y de mujeres, impulsivo hasta la imprudencia en carrera; por otro, Niki Lauda, austriaco, calculador, metódico y de vida ordenada, un genio en la estrategia en pista y en la puesta a punto de su bólido. El título de campeón del Mundo estaba completamente abierto... Vibrante film deportivo que recrea el mundo de las carreras en los años 70 del siglo pasado, pero que va más allá del puro deporte. Los que quedaron maravillados con el multipremiado documental Senna, disfrutarán sin duda con Rush, en donde el mundo del motor y la velocidad está capturado de modo magistral, en una especie de homenaje romántico a una época que ya es leyenda en la Fórmula 1. De hecho, quizá el mayor logro de Rush es el haber sabido trasladar en cada plano al espectador a la década de los 70, de modo que en ocasiones –y exagerando un poquito– la película se parece más a una crónica que a una ficción. Esto, claro está, no se debe sólo a la pura narrativa de los hechos, sino sobre todo al conjunto de las imágenes, con una elección de vestuario y de colores muy adecuada, y una saturación en el uso de la luz que resulta fascinante, nostálgica. Es indudable que, aunque tenga sus detractores, Ron Howard se ha convertido poco a poco en un perfeccionista, capaz de bordar este tipo de películas, y no es la primera vez que recrea con éxito momentos históricos para contar historias de ficción inspiradas en la realidad, véase Apolo 13, Una mente maravillosa, Cinderella Man o El desafío. Frost contra Nixon. La película es ante todo un duelo de personalidades. Dos hombres, dos contrincantes, dos caracteres opuestos que llegaron a unirse en el mundo de la Fórmula 1 y que, misteriosamente, establecieron un nexo de unión que acabó llegando más allá del deporte. En este sentido la entidad de la película va creciendo con los minutos, pues va pareja a la evolución y madurez de las relaciones humanas. Cuando se cae en la cuenta de quién está detrás del guión, entonces la cosa tiene su lógica, porque Peter Morgan se caracteriza por lograr que el espectador se pegue a la butaca con historias que en manos de otros serían tan ligeras como una pluma. Ahí están los ejemplos de La reina o la menos conocida The Damned United. También por este motivo, aunque no se sea aficionado a la Fórmula 1, es difícil mantenerse al margen de las imágenes que ofrece el director Ron Howard, quien maneja a la perfección la historia de Morgan en un “in crescendo” que llega hasta los títulos de crédito. Y ayuda la cada vez más épica banda sonora de Hans Zimmer. Es cierto, por otra parte, que Howard hace en Rush algunas claras concesiones comerciales, entre las que se encuentran esa voz en off de los primeros minutos, que claramente es prescindible, varios aunque fugaces encuentros sexuales o el exceso melodramático al mostrar ciertas operaciones médicas. Donde sí hay un acierto extraordinario es en el casting. Chris Hemsworth es el actor perfecto para encarnar al chulito de turno y hace su mejor papel hasta la fecha, un tipo pasional incapaz de eludir la vida frívola; mientras que Daniel Brühl se metamorfosea materialmente en Niki Lauda. Ambos actores, formidables, están muy bien acompañados por la platea femenina compuesta por Olivia Wilde y especialmente por una estupenda Alexandra Maria Lara.

7/10
Kiss of the Damned

2012 | Kiss of the Damned

Paolo, guionista, se queda absolutamente prendado de Djuna, una bella joven, mientras están en un videoclub. Van a tomar algo y después ya no pueden olvidarse mutuamente. Pero en los días siguientes a Paolo le cuesta demasiado acercarse, porque Djuna se lo impide. En realidad, ella es un vampiro y no desea hacerle daño al joven del que se ha enamorado. Sin embargo, tras saber la verdad, Paolo insiste en estar junto a ella. Oscuro y oportunista film de vampiros que claramente se aprovecha del tirón de Crepúsculo, de moda en el momento de la producción. Pero Kiss of the Damned, sin embargo, pretende contar una historia seria, rozando el terror y con fuerte componente sexual, un poco al modo de la serie True Blood, aunque no tanto. Entre el reparto destaca la presencia del "héroe", Milo Ventimiglia, el humano enamorado.

4/10
Titanic

2012 | Titanic

Johnny English Returns

2011 | Johnny English Reborn

El británico Rowan Atkinson retoma a uno de sus personajes, que sin ser tan popular como su inolvidable Mr. Bean, también tuvo éxito. Se trata de Johnny English, agente del servicio secreto británico que se distingue por ser bastante patoso. Esta secuela del film de Atkinson de 2003 tiene al frente a un director de prestigio, Oliver Parker, autor de adaptaciones de Oscar Wilde como Un marido ideal. No deja resultar extraño que se titule en España Johnny English Returns cuando se llama originalmente Johnny English Reborns. Después de una operación en Mozambique, que fue un auténtico desastre, Johnny English ha dejado de pertenecer al MI7. Se ha retirado a un monasterio budista, en una remota región de Asia, donde aprende a controlar el cuerpo y la mente. Pero cuando se sospecha que alguien puede estar planeando un atentado contra el primer ministro chino, que se dispone a visitar Londres, vuelven a llamar a English, pues le consideran uno de sus antiguos hombres más valiosos. Cuando inicia sus pesquisas, English descubre que detrás de todo se encuentra Vortex, una siniestra organización compuesta por tres hombres. Cada uno de ellos guarda una de las tres piezas que forman una misteriosa llave. Predecible y ligero, lo cierto es que al film no se le puede reprochar que no cumpla su principal aspiración: hacer reír al espectador. Muchos son los momentos que tienen su gracia, el de una silla que se alza y se baja involuntariamente en plena reunión con el primer ministro británico, o las apariciones de una asesina asiática anciana a la que Atkinson confunde con otras personas. Como es habitual, Atkinson se luce más cuando el gag no se basa en los diálogos, sino en sus gestos y movimientos. El film homenajea constantemente a las películas de James Bond que le sirven de modelo, más aún que la primera parte. El guión se parece bastante a la típica aventura de 007, así como sus secuencias de acción, y algunos personajes. Por ejemplo, Gillian Anderson –pelirroja que en esta ocasión luce curiosamente una melena castaña–, encarna a una jefa dispuesta a acabar con el tradicional machismo asociado con el cuerpo en el pasado, al igual que el personaje de Judi Dench en la saga de Bond. Y por supuesto, tienen una gran importancia los inventos del personaje que emula al célebre Q.

5/10
Boogie Woogie

2009 | Boogie Woogie

Fallido film del desconocido Duncan Ward sobre el mundo del arte y sobre la falsedad y fatuidad que rodea las relaciones personales apoyadas en torno a ese modo de vida. La película es una adaptación de la novela de Danny Moynihan, que ahonda en la idea de que el egoísmo, el dinero, el placer y el interés es lo único que está detrás del arte. La película es muy cruda en cuanto a la explicitud de las escenas sexuales. Sorprende sin duda la presencia del variadísimo y conocido reparto. La historia, que es lo de menos, se centra en el intento de un galerista en hacerse con un cuadro que posee un anciano. Lo quiere debido a que su mejor cliente así se lo pide, el cual está liado con las dos asistentes del galerista y etc. etc.

3/10

Últimos tráilers y vídeos