IMG-LOGO

Biografía

Kenneth Thomson

Kenneth Thomson

Kenneth Thomson

Filmografía
Pequeño gigante

1933 | The Little Giant

La época de la prohibición está casi finiquitada, de modo que el contrabandista de alcohol Bugs debe pensar en otra ocupación que le permita presentarse como pacífico ciudadano. De modo que monta una sociedad en California, supuestamente respetable. Pero claro, Bugs ha vivido demasiado tiempo fuera de la ley para convertirse de la noche a la mañana en un tipo honrado. Además, como tiene contactos gangsteriles... Comedia en el mundo gangsteril, donde Edward G. Robinson demuestra estar tan a gusto como cuando encarna a un mafioso en serio. Hay buenas risas con el esquema de "elefante en una cacharrería", y es un buenísimo apoyo la interpretación de Mary Astor.

6/10
From Headquarters

1933 | From Headquarters

Un agente de policía tiene a sus disposición los métodos más avanzados para demostrar la inocencia de una joven, víctima de un chantajista asesinado. En plena eclosión de largometrajes de gángsters, From Headquarters intentaba mostrar las técnicas de investigación que la policía de Estados Unidos estaba llevando a cabo en esos momentos, de ahí que, en ocasiones, parezca que estamos asistiendo a una clase práctica sobre el tema. Constituyó la segunda colaboración entre el director William Dieterle y el actor George Brent, tras The Crash (1932), si bien ambos títulos pasaron desapercibidos para el gran público.

4/10
Cinemanía

1932 | Movie Crazy

Harold es un joven que sueña con triunfar en el mundo del cine. Por un error, la carta que acompaña a su petición de trabajo en Hollywood contiene una foto que no es la suya, sino la de un apuesto tipo, motivo por el cual es convocado para una prueba de galán. A pesar de sus buenos deseos, Harold resulta ser supertorpe y el auténtico prototipo del antiactor. Mientras organiza mil y un líos conoce a una famosa actriz, pero no la distingue del personaje de chica española cuando está caracterizado, por lo cual su carácter enamoradizo le provocará algún que otro problema.Harold Lloyd abordó en este film de su etapa sonora una historia de cine dentro del cine. Aunque el resultado es desigual -el sonido supuso un problema para el actor, en lo que a la agilidad narrativa de las tramas se refiere- hay algunos momentos notables, curiosamente los que se acercan más al puro gag mudo, como el del día lluvioso, cuando ayuda a la chica a poner la capota del coche; o la de la fiesta, francamente divertido, cuando por error Harold se pone la chaqueta llena de trucos de un mago.

6/10
Diplomacia femenina

1932 | Man Wanted

Comedia de bajo presupuesto y poco más de una hora de metraje, que significó el debut de Kay Francis para la Warner. La actriz (1909-1968) ya venía con aureola de estrella de la Paramount, gracias a sus comedias y musicales, desarrollando a partir de aquí una carrera más completa en cuanto a géneros se refiere, tanto en melodramas –Su vida privada (1935) y Dos mujeres y un amor (1939)–, como en la aventura y el cine negro. Al irse apagando su fama abandonó el cine a mediados de los 40. En esta Diplomacia femenina encarna a una mujer de negocios que no está dispuesta a seguir aguantando al aburrido de su marido. Por ello, decide tener relaciones con un nuevo y atractivo secretario al que acaba de contratar.

4/10
Una fantasía del porvenir

1930 | Just Imagine

Original comedia musical que se desarrolla en un futurista Nueva York de 1980. Allí se ha organizado una extraña sociedad donde la gente es conocida por números en lugar de por sus nombres, y todos los matrimonios que se celebran han de ser aprobados por el Gobierno. También hay puertas automáticas, niños probetas e incluso un teléfono con pantalla de televisión. La verdad es que ver ahora esta cinta permite constatar la ingenuidad exacerbada de la época a la hora de prever el futuro. La historia es la de una un hombre que no acepta las mencionadas leyes y construye un cohete para viajar a Marte, donde descubre que hay una réplica de terrícolas. Gracias a sus esforzados decorados de interiores, Stephen Gooson y Ralph Hammeras fueron candidatos a la estatuilla.

5/10
The Careless Age

1929 | The Careless Age

Un aristócrata inglés al que le gusta divertirse acaba casándose con una humilde muchacha. Pero, a pesar de las advertencias de su padre, el joven sigue con su vida desenfrenada y acaba teniendo relaciones con una cantante. Cuando es acusado de un crimen que no ha cometido, se da cuenta de que, en realidad, es en su esposa en la única en quien puede confiar. Rodada en los albores del sonoro, el drama tiene suficiente solidez y clase para salvar el paso del tiempo. Según una obra teatral llamada 'Diversion', escrita por John van Druten, fue la última película del director John Griffith Wray, que había comenzado en el cine en 1913 en los estudios de Thomas Ince y que tras algunos títulos interesantes como Respetad a la mujer (1921), El naufragio de la humanidad (1923) y La clave de la dicha (1928), falleció en este mismo 1929 con tan solo 33 años de edad.

6/10
La melodía de Broadway

1929 | The Broadway Melody

Queenie y Hank son dos hermanas dispuestas a triunfar en Broadway. Allí se encandilan por el mismo hombre, el artista Eddie Kearns, que les ayuda a conseguir un número en su compañía. Cuando Kearns se enamora de Queenie, le ayudará a subir a lo más alto. Ganadora del Oscar a la mejor película de 1929, y considerada el primer musical de la historia del cine y la primera película sonora que gana un Oscar. Colaboró en el guión Edmund Goulding, director de Grand Hotel, película que también recibió la preciada estatuilla. El guión de La melodía de Broadway es correcto y los números musicales, principales protagonistas del film, resultan espectaculares, teniendo en cuenta la época en que fueron rodados. Además, consiguió un gran éxito de público y fue el principio de un género nuevo. Después vendrían otros éxitos como La calle 42, Sombrero de copa o El desfile del amor.

6/10

Últimos tráilers y vídeos