IMG-LOGO

Biografía

Kyle Gallner

Kyle Gallner

33 años

Kyle Gallner

Nació el 22 de Octubre de 1986 en West Chester, Pennsylvania, EE.UU.
Filmografía
Dinner in America

2020 | Dinner in America

La hora decisiva

2016 | The Finest Hours

Emotiva película de aire épico, protagonizada por personas normales sometidas a una situación límite, que se basa en un caso real. El 18 de febrero de 1952, en Chatham, en la costa estadounidense de Nueva Inglaterra, se partieron por la mitad dos petroleros debido a una fuerte tormenta. El film se centra en la misión de rescate de uno de ellos, el Pendleton, donde gracias a la pericia de unos de sus hombres una de las mitades del gran barco encalla en un arrecife; una pequeña embarcación de la Guardia Costera, con cuatro tripulantes a bordo, en unas condiciones imposibles, intenta dar con su paradero. Craig Gillespie logró destacar como director en 2007 con una historia muy humana, pero con ciertos tintes de surrealismo, Lars y una chica de verdad. Después de entregar en 2014 un drama deportivo en el mundo del béisbol que partía de hechos auténticos, El chico del millón de dólares, de algún modo reincide con este tipo de historia, ambas muy humanas, aunque como puede imaginarse, pegadas a la realidad, aunque pueda ser extrema. El film responde a los cánones del cine catastrofista en lo que se refiere a espectacularidad, las escenas en el mar, luchando contra los elementos, de modo especial la salida de puerto de la pequeña embarcación superando un banco de arena, ponen al espectador con el corazón en un puño. A esto suma las historias humanas de personas sencillas, buenos tipos, capaces de un heroismo cotidiano en su vida profesional, y también de perder los papeles por el miedo. Es bonita la camaradería entre los hombre de mar, y no se hace sangre ante los errores productos de la prepotencia. La subtrama romántica resulta eficaz desde el arranque, con los mimbres justos entendemos lo que les toca pasar a Bernie Webber, guardia costera comandante de la embarcación, y su prometida Miriam, una mujer de carácter. Hay un gran acierto en el casting, con interpretaciones medidas de unos eficaces Chris Pine, Casey Affleck, Ben Foster, Eric Bana, Holliday Grainger, John Ortiz...

6/10
El francotirador

2014 | American Sniper

La historia real de Chris Kyle, marine de elite destinado a Irak como francotirador, suya es la responsabilidad de disparar con precisión a blancos humanos que son una clara amenaza para sus compañeros combatientes. Tantos enemigos abate con su arma que se gana el apodo de Leyenda, y el enemigo pone precio a su cabeza. A pesar de la estima que le tienen sus compañeros de guerra, y de ser un hombre de familia, enamorado de su esposa Taya, e ilusionado con los hijos que van llegando, el precio de su trabajo es una progresiva deshumanización, le cuesta conectar con los demás: y Chris es consciente de que se trata de otra guerra, esa personal, tan importante como la que libra por su país, y que no puede permitirse el lujo de perderla. Clint Eastwood ha logrado la hazaña de rodar un clásico instantáneo, la película más popular sobre la intervención de Estados Unidos en Irak de todos los tiempos, más que En tierra hostil de Kathryn Bigelow, aun habiendo ganado ésta el Oscar a la mejor película. No deja de resultar curiosa tal hazaña, cuando los filmes presentan algunas similitudes, al menos en lo que a tensión se refiere –la desactivación de bombas es el equivalente al localizar, apuntar y disparar con la mira telescópica–, y en los altibajos de carácter del protagonista –grandísimo Bradley Cooper–, que afectan a su vida familiar. Quizá donde acierta de pleno el film de Eastwood –Jason Dean Hall adapta el libro con el testimonio de Kyle escrito por James DeFelice– es en la presentación de personajes cercanos, desde el cortejo de Chris a Taya –Sienna Miller saber ser discreta y está muy bien– que termina en boda, a la distancia que crea el servicio de las armas, pasando por la camaradería y ayuda mutua entre los soldados, y la percepción de que los veteranos mutilados, física o psíquicamente, necesitan tanta ayuda como los que están en primera línea de batalla. La clave podría estribar en que Eastwood adopta una mirada "fordiana".  La cinta está muy bien estructurada, se plantea desde el principio la terrible responsabilidad de quien tiene a la vista un objetivo potencialmente peligroso, que debe ser abatido, y las dudas que surgen en una guerra donde niños y mujeres, con apariencia de indefensos civiles, pueden ser una verdadera amenaza. Las cuatro estancias de Kyle en Irak y sus períodos entre medias en Estados Unidos, jalonan bien la narración, y sirven para hacer evolucionar a los personajes. Todo el reparto es fantástico, incluidos los numerosos secundarios. El film es además políticamente honrado, sin entrar en cuestiones propagandísticas que apoyen más o menos ciertas posiciones sobre lo que Estados Unidos ha hecho o dejado de hacer en Irak, se pinta con acierto el deseo del protagonista de servir a su país, pues considera en peligro el estilo de vida que defiende –más tras los ataques del 11-S–, y el background donde se ha desenvuelto, la Texas de la biblia y el rifle, la educación en virtudes y una férrea disciplina, el amor a la patria y a los de tu familia. No se ocultan datos como las numerosas bajas, la indiferencia de parte de los conciudadanos, o el decaimiento anímico de los combatientes, pero todo está bien trenzado, se ofrece una "foto" muy completa de los horrores de la guerra; lo que incluye también a los iraquíes que están en medio, entre los americanos y los insurgentes, recibiendo "tortas" de todas partes. También tiene fuerza esa suerte de duelo entre francotiradores, Chris versus Mustafá, que hace pensar en otra notable película, Enemigo a las puertas. Las escenas bélicas están rodadas con brío, y algunas son de gran belleza estética, piénsese en esa evacuación en medio de una tormenta de arena. Y el tema del regreso –o los regresos, cabría decir–, siempre difícil, está muy bien tratado.

7/10
Hermosas criaturas

2013 | Beautiful Creatures

Gatlin, un perdido pueblo sureño de los Estados Unidos, donde el horizonte vital de sus habitantes parece bastante limitado. Así lo siente el joven Ethan Wate, aburrido de las tradiciones locales que recrean la guerra de secesión, o de las expectativas con la chica que le tira los tejos. La cosa cambia con la llegada de Lena Duchannes, fascinante sobrina del misterioso y rarito Macon Ravenwood, un tipo siempre encerrado en su mansión. Porque surge el amor. El único inconveniente es que él es un humano y ella una bruja sobre la que pesa una maldición. Adaptación de la primera entrega de una saga juvenil conocida como “Las crónicas de Caster”, creada por Kami Garcia y Margaret Stohl. El referente, al que se trata de añadir quizá algo más de oscuridad e intectualidad, es sin duda otra saga juvenil, la creada por Stephanie Meyer, estamos al fin y al cabo ante un “Crepúsculo” con brujas y libros. Porque las ideas de amor imposible y sacrificio son constantes que innegablemente comparten. Quizá lo que pesa al film dirigido y escrito para el cine por Richard LaGravanese es su intento por ofrecer algo más profundo que la popular saga vampírica. Y aunque se agradece el esfuerzo, lo cierto es que al estilo de La brújula dorada, ofrece un extraño, incoherente y, por qué no decirlo, aburrido batiburrillo de ideas acerca de fe y superstición, ciencia y magia, el poder intangible del amor, que exige sacrificio. Al final la trama hace honor a la frase de G.K. Chesterton de que “cuando no se cree en Dios, se acaba creyendo en cualquier cosa”. Se revele poco inteligente este enfoque, que sin duda resta público. No falta la inevitable ración de efectos especiales, a cuento de los hechizos de turno, no demasiado originales. El film permite la presentación en sociedad, por así decir, de actores juveniles desconocidos –Alden Ehrenreich, Alice Englert– y “ganarse los garbanzos” a los veteranos –­Jeremy Irons, Emma Thompson–.

4/10
Tocando fondo (Smashed)

2012 | Smashed

Kate y Charlie están casados, y aparentemente en su vida abundan las risas y la diversión, pero ambos tienen un problema serio con el alcohol. El bochornoso espectáculo de una vomitona de ella delante de los niños a los que da clase en una escuela, supone un serio primer aviso de la peligrosa pendiente por la que se está deslizando. Otro profesor, consciente de su problema, le invita a acudir a una reunión de alcohólicos anónimos. Tras cierta prevención inicial ella inicia el camino de la desintoxicación, pero en el camino empieza a distanciarse de su esposo. Sobria –y perdón por el fácil juego de palabras– película "indie", acerca de un problema tan serio como el de la adicción al alcohol. Con tono casi documental, y sin concesiones fáciles al sentimentalismo, James Ponsoldt ofrece una historia poliédrica, interesante y realista, acerca de las dificultades para superar el alcoholismo, personales y de relación con los demás: la alegría hueca, el alejamiento de los demás, la construcción de una vida envuelta en la mentira, son elementos con los que se teje una película verista. El film, rodado en tan sólo 19 días sin gran presupuesto, ganó el Premio del Jurado en Sundance, y da pie a buenas interpretaciones nada histriónicas, con mención especial de Mary Elizabeth Winstead. En el reparto está también la oscarizada Octavia Spencer.

6/10
Red State

2011 | Red State

Kevin Smith no ha sabido salirse a lo largo de su carrera de los parámetros de su alocada Clerks, con la que dio la campanada. Obtuvo sus mejores resultados, dentro de lo que cabe, cuando escapó un poco de sus esquemas, introduciendo algo de trasfondo dramático en torno a la paternidad, en Una chica de Jersey. Ahora con Red State, cuando hasta sus más fervientes seguidores se han agotado de sus cada vez más decadentes comedias, el realizador trata de cambiar por completo de registro con Red State, un thriller, que obtuvo el premio a la mejor película y al mejor actor –Michael Parks– en el Festival de Sitges de 2011. Los protagonistas de Red State parecen sin embargo, propios del universo del realizador. Y es que Travis, Jared y Billy Ray son tres adolescentes inmaduros, obsesionados con el sexo, que conciertan por internet una cita con Sara, una mujer supuestamente interesada en una orgía con ellos. Pero todo resulta ser una trampa, ya que Sara es la hija de Albin Cooper, lunático que lidera la Iglesia de las Cinco Puntas, una secta que persigue a los lujuriosos para castigarles. Justo es reconocer que Smith logra algún momento de suspense gracias a una planificación más elaborada que la de sus habituales obras. Y en Red State cuenta con alguna interpretación destacada, especialmente del citado Parks, secundario en títulos como Kill Bill Volumen 2, en un memorable registro de psicópata como el predicador Cooper (al que hasta los neonazis consideran un tarado), y de Melissa Leo, que parece trabajarse todos sus papeles a fondo, independientemente del interés del film en el que participe. Tiene cierta fuerza John Goodman, si bien su personaje no acaba de estar bien definido en el guión. La presencia de este autor, habitual de los Coen, y el tono tragicómico, parecen sugerir cierta voluntad de tomar como modelo el cine de los autores de Fargo, si bien Kevin Smith carece de la capacidad de los hermanos para crear secuencias memorables de enorme fuerza visual. Donde el realizador fracasa estrepitosamente es a la hora de darle profundidad a Red State mediante un discurso que critica en apariencia a los fundamentalistas intolerantes y violentos, pero que finalmente parece extrapolarse a la ideología conservadora y a todos los creyentes en general, que según una frase final del personaje de Goodman, son prácticamente terroristas en potencia. Le falta por supuesto al realizador, que se autodeclaró católico tras su disparatada Dogma, mostrar por un momento un mínimo lado positivo de la fe, lo que le habría dado al menos algo más de sustancia al conjunto. También arremete contra la política antiterrorista americana. Al final el microcosmos que crea Kevin Smith resulta sumamente desalentador, pues aparte de adolescentes salidos, y feligreses extremistas, sólo quedan autoridades sin escrúpulos.

4/10
Pesadilla en Elm Street. El origen

2010 | A Nightmare on Elm Street

Remake 26 años después de Pesadilla en Elm Street, la mítica película de terror de Wes Craven, que dio pie a una de las sagas más largas de la historia del cine. Freddy Krueger forma parte del imaginario colectivo y Hollywood ha decidido rescatarlo del baúl de los recuerdos. Debuta en la dirección el director de videoclips Samuel Bayer, que ha contado con el genial Jackie Earle Haley para interpretar al monstruoso Krueger. Quentin, Nancy, Kris, Dean y Jesse tienen terribles pesadillas con un tipo quemado que tiene cuchillas en vez de dedos en una de sus manos. La cosa empeora cuando los jóvenes comienzan a ser asesinados por el siniestro tipo que aparece en sus sueños. La película se toma muchas licencias con respecto al original, reflejadas por ejemplo, en nuevas formas de matar y morir –aunque mantiene escenas célebres como la de la bañera-, más acción, etc. La principal diferencia reside en que esta película es mucho más explicativa que su predecesora respecto la trama, lo que lleva a tratar el delicado tema de la pedofilia, que sólo estaba esbozado en la de Craven. Esta elección puede provocar el desconcierto entre los espectadores, pues dado el carácter simplista del género hace que chirríe el intento de desarrollo de una cuestión tan delicada. Por otra parte, los amantes de la película original y de los “slasher” para adolescentes son los primeros en saber que el género ha evolucionado mucho. La película de 1984 se ve ahora con una media sonrisa por sus efectos sangrientos y el tipo de sustos. En este sentido, quizás la nueva película “asuste” más, aunque nadie espere estar aterrorizado todo el metraje. Lo que está claro es que Freddy se convirtió en leyenda y aún impresiona. Habrá que ver si la nueva película consigue, como él, pasar a la posteridad.

4/10
Exorcismo en Connecticut

2009 | The Haunting in Connecticut

La carrera de la desaprovechada Virginia Madsen vivió una resurrección cuando interpretó a una de las protagonistas femeninas de Entre copas. Pero luego, su estrella se ha ido volviendo a apagar, hasta el punto de que ahora encabeza el cartel de Exorcismo en Connecticut, una architípica película de terror, terreno conocido por ella, pues tuvo un gran éxito con Candyman, en los 90. El poco experimentado director Peter Cornwell recrea hechos supuestamente reales, que incluso fueron recogidos en el libro ‘In A Dark Place: The Story of a True Haunting’. A Virginia Madsen le ha correspondido interpretar a Sarah Campbell, felizmente casada y abnegada madre de tres hijos, aunque el mayor, Pete, está muy enfermo de cáncer. La familia entera, junto a la prima Wendy –dispuesta a cuidar de los niños– se traslada a un caserón siniestro, cerca del hospital de Connecticut donde Pete recibe tratamiento. Pero resulta que su nueva residencia había sido anteriormente una funeraria, pronto empiezan a ocurrir sucesos inexplicables y Pete tiene visiones relacionadas con un chico que hacía sesiones de espiritismo en el lugar... La familia cuenta con la ayuda del reverendo Popescu, un experto en temas paranormales. Exorcismo en Connecticut es un film demasiado efectista, pues el director no se cansa de incluir sustos para adolescentes que se sobresalten con facilidad, y se recrea en detalles escabrosos. Además, el film no guarda ninguna sorpresa para quienes hayan visto los clásicos del género. Algunas referencias a El exorcista y El resplandor, resultan  ridículas porque el film está muy alejado de la calidad de estos referentes. Pero es un film dinámico, bien llevado, con actores competentes, que cumple su propósito.

4/10
Jennifer's Body

2009 | Jennifer's Body

La joven Needy está recluida en un centro penitenciario, y allí muestra un comportamiento increíblemente violento, se diría que no está en sus cabales. Todo tiene que ver con su vida en el pueblecito de La Tetera del Diablo, en la América profunda, que se nos muestra en flash-back. Allí estaba muy enamorada de su novio Chip, pero quien realmente la marcó es su amiga Jennifer, una chica 'cañón' y que va a lo suyo, con la que siempre está en el instituto y en todas partes. En cierta ocasión ambas acuden al concierto de una banda de ciudad que, misterios de la vida, le ha dado por actuar en el pueblo. Inesperadamente se va a producir un pavoroso incendio en el local. No sólo mueren varias personas, sino que Jennifer, que queda en estado de shock, va a tener a partir de entonces un comportamiento anormal y diabólico, de literal devoradora de hombres. Jennifer's Body es una peculiar muestra de cine de terror, que llama la atención por el equipo que está detrás, sin experiencia en el género. Se diría una especie de broma, del estilo de la que perpetró Quentin Tarantino con Death Proof. Dirige Karyn Kusama, conocida por su película sobre una boxeadora Girlfight, aunque también hizo la más fantástica Aeon Flux; y lo cierto es que demuestra fuerza visual. Produce Jason Reitman, el director de Gracias por fumar y Juno. Y está muy, muy presente, la huella de Diablo Cody, la guionista oscarizada de Juno, que de nuevo aborda el mundo adolescente con su punto de vista descarnado y algo 'destroyer'. En tal sentido se repite el recurso de una voz en off, la de Needy; y exhibe abundantes dosis de 'mala leche', véase el cachondeo con que se aborda el 'sexo seguro', la pasada de rosca de la chica hipersexy que representa Megan Fox, la ironía con que se tratan los 'buenos sentimientos' de la gente por los sucesivos muertos -incluido el concierto 'benéfico'-, o la mirada pasmada de quien no se entera de nada, madres o profesor. Pero el diagnóstico a modo de radiografía social es sin duda más superficial que el que se percibía en Juno.En el uso de las convenciones del género terrorífico, también hay algo de burla, lo absurdo del recurso al culto satánico, y las explicaciones en libros y manuales vienen a ser como rizar el rizo del cliché. La amistad entre las dos chicas -correctas Fox y Amanda Seyfried- recuerda a la que se pintaba en Ghost World, donde también aparecían dos jovencitas diferentes que estrechaban lazos.

5/10
Red: Debieron decir la verdad

2008 | Red

Ludlow, viudo veterano de la guerra de Corea, se ha reconvertido en ferretero en una pequeña localidad. Vive una vida tranquila, disfrutando de la pesca, con la única compañía de Red, su viejo perro. Durante una jornada en que practica su afición favorita, tres jóvenes gamberros matan a su mascota de un tiro sin venir a cuento. El padre del que disparó no se toma el tema en serio y las autoridades no parece que puedan hacer nada. Ludlow querría una disculpa, una admisión de que los chicos actuaron mal, con la asunción de su responsabilidad, pero la prepotencia de todos le lleva a aceptar la ayuda de una periodista, para airear el asunto ante la opinión pública. De modo que la escala del enfrentamiento va en aumento. Thriller basado en una novela de Jack Ketchum. Empezó a dirigir Lucky McKee (May), que sin embargo fue despedido y reemplazado por Trygve Allister Diesen, un realizador noruego; de hecho el film, interesante en su dibujo de una juventud consentida y no educada en valores, y en su defensa de verdad y la justicia, flojea en el precipitado desenlace. Destaca el trabajo del siempre convincente Brian Cox, que interpreta al cansado protagonista con poderío, transmitiéndonos el doloroso pasado que pesa sobre sus hombros, y su soledad sin perro.

5/10
Danika

2006 | Danika

Convencional aunque inquietante thriller de terror que narra los agobiantes sucesos que le ocurren a Danika Merrick, una sencilla y fiel esposa, madre de dos hijos, cuando comienza a tener extrañas visiones de lo que parece el futuro. Lo peor para ella es no saber si es una verdadera paranoia y se está volviendo loca. El único gancho del film, dirigido por el israelí Ariel Vromen (RX. Al límite del riesgo), es la presencia siempre extraordinaria de esa menuda actriz llamada Marisa Tomei.

4/10
Veronica Mars (2ª temporada)

2005 | Veronica Mars | Serie TV

Un día, Veronica Mars pierde en el último momento el autobús escolar. Poco después, el vehículo se despeña por un acantilado y queda sumergido en el Océano Pacífico. Veronica sospecha que no ha sido un accidente, sino una acción provocada.La protagonista compagina sus estudios del último año en el instituto con la resolución de un misterio totalmente distinto al de la primera temporada. Llegan nuevos personajes, como Jackie Coo, hija de un jugador de béisbol.

5/10

Últimos tráilers y vídeos