IMG-LOGO

Biografía

Lake Bell

Lake Bell

41 años

Lake Bell

Nació el 24 de Marzo de 1979 en Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Medical Police

2020 | Medical Police | Serie TV

La historia de dos doctores estadounidenses (Erinn Hayes y Rob Huebel) en un hospital pediátrico en São Paulo, Brasil, quienes inadvertidamente descubren un virus que amenaza a la civilización. Poco después, los reclutan como agentes secretos del Gobierno y se encuentran en una carrera contrarreloj para encontrar la cura, mientras desvelan una oscura conspiración en el centro del brote.

I Do... Until I Don't

2017 | I Do... Until I Don't

De vuelta a casa

2017 | Home Again

Alice, una madre soltera de Los Angeles, recientemente separada, acaba acogiendo a tres chicos jóvenes en su casa como inquilinos. Debut como realizadora y guionista de Hallie Meyers-Shyer, hija de los directores y guionistas Charles Shyer y Nancy Meyers, responsables de títulos como El padre de la novia. Ha compuesto un producto ligero, pero amable y prometedor, con un buen reparto.

4/10
Golpe de estado

2015 | No Escape

La familia Dwyer se traslada en avión a un país asiático, donde el padre Jack va a trabajar en una empresa de depuración de aguas. Pero justo la noche de su llegada se produce el asesinato del primer ministro y el país queda sumido en el caos más violento. A primera hora de la mañana Jack se da cuenta de que él y los demás extranjeros son objetivos de los revolucionarios, que empiezan a asesinar a mansalva. Desde ese momento Jack tendrá como obsesión escapar y poner a salvo a su familia, cosa que parece materialmente imposible. Trepidante film, modélico en su concepción “familia atrapada sin posibilidad de escapar”, que supone sin duda el mejor trabajo hasta la fecha de su guionista y director John Erick Dowdle (Así en la Tierra como en el infierno). Aunque hay una leve aunque explícita mención a la culpabilidad de occidente respecto a la situación injusta de muchos países de asiáticos, el guión ha sido depurado hasta el extremo para no perderse en berenjenales políticos, sentimentales o simplemente discursivos. Aquí hay los mínimos pespuntes –se supone que estamos ante un golpe de estado en Tailandia– para que la trama resulte absolutamente verosímil y el realismo contundente de la situación transmita la idea de que únicamente un milagro podrá salvar a esa familia de ser asesinada. El ritmo de Golpe de estado es enorme (los hechos suceden en un único día) y la puesta en escena realista, con profusión de primeros planos y cámara en movimiento (pero sin agotar) logran que la sensación angustiante no desaparezca ni un minuto del metraje. Hay escenas potentes, como la del salto al tejado o la de la motocicleta entre la masa revolucionaria. Por encima de la autoconservación, funciona además la obsesión natural de unos padres por salvar a su prole, cuestión apuntalada varias veces por Erick Dowdle. También se evita certeramente el peligro de derivar la historia hacia un film de acción al estilo agentes especiales, de modo que la inclusión del personaje interpretado por Pierce Brosnan brilla sólo lo justo. Los actores están formidables, especialmente los padres: un Owen Wilson en un papel muy alejado de sus típicas comedias, y una aterrorizada Lake Bell (El chico del millón de dólares).

7/10
El chico del millón de dólares

2014 | Million Dollar Arm

Recreación de la historia real de J.B. Bernstein, representante de deportistas de élite. El chico del millón de dólares comienza cuando el protagonista está en horas bajas, después de que fracase su intento de que le contrate Popo, joven crack del béisbol. Mientras cambia los canales del televisor, topa con una retransmisión de cricket que le inspira una idea que podría reflotarle económicamente. Así, acaba viajando a La India para organizar un concurso en busca de jóvenes 'crickettistas', con el fin de reconvertirles en jugadores de béisbol en Estados Unidos. Topará con dos prometedores chicos... Enésimo film de béisbol sobre superación personal, El chico del millón de dólares también reivindica como suele ser bastante habitual en este tipo de cine los valores deportivos por encima de intereses comerciales. Podría ser una architípica cinta deportiva, pero Walt Disney ha acertado al encomendarle el guión a un peso pesado, Thomas McCarthy, con experiencia en el género por Win Win, ganamos todos, sobre el entrenador de un equipo de lucha escolar. Aquí su trabajo podría definirse como más convencional, pero se esfuerza por darle aires novedosos al desarrollo, centrándose en elementos como la adaptación de los jóvenes indios a la sociedad estadounidense, los intentos de Bernstein por arreglar su desordenada vida personal tras fijarse en su atractiva inquilina, etc. El libretista encuentra un aliado en el realizador del film, Craig Gillespie (autor de la 'indie' Lars y una chica de verdad), que también contribuye a darle cierta frescura al conjunto. Lo mejor, un reparto muy bien escogido. A Jon Hamm, el conocido Don Draper de Mad Men, le va al pelo un perdedor un tanto impresentable que transita hacia la madurez. Le secundan los ideales 'chicos del millón de dólares' Rinku Singh (La vida de Pi) y Dinesh Patel (Slumdog Millionaire), así como Bill Paxton (el entrenador que se hace cargo de ellos). Sobresale especialmente a pesar de la brevedad de su papel el veteranísimo Alan Arkin, ojeador en apariencia un tanto perezoso.

6/10
La voz de una generación

2013 | In a World...

Una divertida y sincera comedia sobre una profesora de voz que consigue una gran oportunidad en el despiadado mundo del doblaje de tráilers de cine, pero acaba descubriendo que compite directamente con el rey de la industria: su padre.

Black Rock

2012 | Black Rock

Tres amigas de la infancia dejan de lado sus diferencias y deciden pasar un fin de semana de chicas en una remota isla de la costa de Maine. Sin embargo, su escapada se convertirá en una lucha mortal por la supervivencia.

Sin compromiso

2011 | No Strings Attached

Emma y Adam parecen destinados a encontrarse. Se conocieron en un campamento siendo unos chavales, y luego se han visto, con el paso de los años, en una fiesta, y siendo ya ambos profesionales: él, aspirante a guionista televisivo, ella interna de medicina en un hospital. Siempre han sentido cierta atracción, pero sobre todo Emma tiene pánico al compromiso, por lo que acuerdan tener una relación basada sólo en el sexo; si alguno siente que surge el amor, deberán cortar. Con tal planteamiento, la película pide a gritos ser una comedia ingeniosa, porque en caso contrario la única alternativa es convertirse en una colección de tópicos, encuentros y desencuentros reiterativos hasta entregar una moralina poco convincente. O sea, algo parecido a la coetánea y fallida Amor y otras drogas. Ivan Reitman, especializado en comedia y lejos del talento de su hijo Jason Reitman, entrega una película cansina. No sólo es una película “sin compromiso”, es una película “sin gracia”, “sin chispa”, “sin química”, y eso que tiene en el reparto a la estupenda Natalie Portman –que por cierto, tiene un crédito de productora ejecutiva–, y a otro actor con gancho, Ashton Kutcher. Los personajes secundarios tienen poquita gracia: el padre de él, que está con la ex novia del hijo, apenas despierta alguna sonrisa, y eso que se trata de Kevin Kline; los amigos de él; las amigas de ella; la familia de ella... La única que apuntaba maneras graciosas, Lake Bell como compañera de trabajo algo chiflada de Adam, apenas tiene cancha para hacernos reír.

3/10
Little Murder

2011 | Little Murder

Una juerga de pelotas

2011 | A Good Old Fashioned Orgy

Eric, un treintañero conocido por sus increíbles fiestas en la casa de la playa de su padre, se ve envuelto en un problema cuando ve que todos sus amigos comienzan a casarse y que, para colmo, el viejo quiere deshacerse de ese templo del pecado que tiene cerca del mar. Por eso, y por última vez, él y sus amigos deciden tener una gran gran fiesta. Pero tiene que ser algo gigante, inolvidable: se despedirán de la casa celebrando una orgía. Pero, ¿cómo convence a sus amigos y amigas de acceder a tener relaciones sexuales unos con otros, en el mismo lugar y al mismo tiempo?

Buscarse la vida en América

2010 | How to Make It in America | Serie TV

La historia de Ben y Cam, dos amigos dispuestos a cumplir al máximo el sueño americano. Estos dos emprendedores veinteañeros buscan hacerse un hueco en el mundo de la moda de Nueva York diseñando vaqueros, decididos a tener éxito con su propia empresa de moda. Tratando de abrirse camino en una ciudad tan competitiva, Ben y su amigo y compañero de negocios, Cam, utilizarán toda clase de artimañas y contactos para conseguir lo que quieren. Con la ayuda del primo de Cam, Rene, que está intentando comercializar una nueva bebida energética, y de su amigo Domingo, los jóvenes empresarios tendrán que enfrentarse a toda clase de obstáculos.

6/10
No es tan fácil

2009 | It's Complicated

Entretenida comedia, más divertida que romántica, de la directora Nancy Meyers, que sin embargo no alcanza el nivel logrado en la deliciosa The Holiday (Vacaciones) y se acerca más a Cuando menos te lo esperas, película con la que comparte el tema de las relaciones amorosas en edad madura, además de su liviana superficialidad en materia sexual y sentimental. El guión de No es tan fácil, obra también de Nancy Meyers, se centra en la vida de Jane Adler, una mujer cercana a los sesenta, independiente e inteligente, que se gana la vida estupendamente como chef. Divorciada desde hace diez años, vive en un chalet idílico en una zona residencial de la costa de California y tiene la custodia de sus tres hijos jóvenes, Lauren, Luke y Gabby. Sin embargo, ahora está a puento de enfrentarse a un momento delicado de su vida, pues la hija menor marchará a Los Ángeles y ella quedará sola, por lo que ha hecho planes para reformar la casa a su gusto. Pues bien, con motivo de la graduación de su otro hijo y de los preparativos de la boda de Lauren con su estupendo novio Harley (genial el actor John Krasinski), la risueña Jane volverá a estrechar lazos con su ex marido Jake, ahora casado con una jovencita de buen ver. Pero Jake no ha olvidado a Jane y las cosas se enredan cuando entre ellos surge la atracción de antaño y los ex esposos se convierten en amantes secretos. Se ve que Nancy Meyers cuenta con elementos que domina a la perfección y la historia y las situaciones más cómicas funcionan. De todas maneras, No es tan fácil resultará sin duda más desopilante para la platea femenina, pues el planteamiento se describe a través de los ojos, el corazón y las vivencias de Jane, e incluso hay cierto aire (¿tufillo?) feminista en el conjunto, agudizado en las escenas de las conversaciones de Jane con sus amigas, propias de Sexo en Nueva York, y en la ‘apañada’ resolución del conflicto amoroso. Es más, Nancy Meyers (divorciada y madre de dos hijos) no duda en afirmar que hay mucho de ella en la protagonista y que le atraía especialmente tratar el divorcio en una película, “no la amargura de la separación, sino el mundo posdivorcio, donde los dos ex se encuentran y su relación no acaba nunca realmente”. Este mundo después del divorcio es recogido efectivamente por la película, pero con un enfoque premeditadamente agradable, a ratos muy cómico y con ausencia casi total de momentos traumáticos (aunque no falte la terapéutica visita al psiquiatra), mostrando siempre unas relaciones familiares en general bastante idílicas. Y, cómo no, esta visión excesivamente inocua, que también podría definirse como irreal, viene apuntalada con desparpajo por frecuentes escenas y gags sexuales, aunque están tratados con humor y comedida destreza. Llegados a este punto hay que decir que probablemente lo mejor del film es el trabajo humorístico de los intérpretes, una estupenda Meryl Streep, más recatada que otras veces, y un divertidísimo Alec Baldwin, que parece un actor distinto desde su éxito en la serie Rockefeller Plaza. Hay una hilaridad casi continua en sus escenas (también, es cierto, debido a los excelentes diálogos de Meyers), y en general deja muy atrás al menos inspirado Steve Martin.

6/10
Por encima de su cadáver

2008 | Over Her Dead Body

Cuestión de honor

2008 | Pride and Glory

  Cambio absoluto de registro del cineasta Gavin O'Connor (El milagro), que ha coescrito el guión en el que también ha colaborado Joe Carnahan (Narc). A pesar de la calidad de la cinta, ha tardado mucho en estrenarse por razones curiosas. Ha llegado a los cines un año después de la fecha inicialmente prevista, porque la distribuidora se echó atrás alegando que tendría menos éxito porque iba a competir en las carteleras con otros trabajos de Edward Norton (El increíble Hulk) y Colin Farrell (Escondidos en Brujas). El director ha realizado declaraciones criticando duramente esta decisión. Ray Tierney, agente de la policía de Nueva York, acepta a regañadientes un encargo de su padre, un alto cargo del departamento. Deberá resolver la muerte de cuatro compañeros del cuerpo, abatidos a tiros cuando iban a detener a unos narcotraficantes. Ray no le puede decir que no a su padre, porque los agentes eran conocidos suyos, estaban a las órdenes de su propio hermano (también agente), y servían junto a Jimmy Egan, que es el marido de su hermana. Pero cuando Ray empieza a investigar, descubre que alguien del departamento informó a los sospechosos de que iban a ser detenidos, por oscuros intereses en el negocio de la venta de drogas. El asunto parece que salpica a su hermano y a su cuñado... Estamos ante un violento film, que describe el lado oscuro de la ley y la corrupción policial, en una línea que se parece al mundo nebuloso del novelista James Ellroy (L.A. Confidential), pero en la época actual. También recuerda a cintas sobre este tema como Sérpico, pero con una trama mucho más descarnada, que no escatima detalles turbios. En este sentido cabe mencionar una brutal secuencia con un menor, que si bien no muestra nada –sólo sugiere– no dejará indiferente ni al espectador más insensible, en la línea de la secuencia más dura de American History X, también con Edward Norton. ¿Es quizás la marca de la casa de este actor? El film cuenta con un conjunto de actores de primera fila, con el citado Norton en el papel más difícil, pues su personaje se enfrenta a un duro dilema moral al debatirse entre la lealtad a su familia y la ética profesional. No desentona un actor en línea ascendente desde hace algunos títulos, Colin Farrell, al que se le da tan bien el rol de ‘poli malo’ que llega a hacerse bastante odioso.  

6/10
Algo pasa en Las Vegas

2008 | What Happens in Vegas...

Joy y Jack no pueden ser más diferentes. La primera es "broker" en una empresa, ordenada y eficiente, siempre planificándolo todo... Lo que conduce a que su novio le dé calabazas. Por contra Jack es un joven caótico, que ignora el significado de la palabra compromiso en el amor, y que en la empresa de carpintería de su padre no es capaz de hacer un mueble en condiciones; hasta el punto de que su progenitor le pone de patitas en la calle. Ambos viven en Nueva York, y no se conocen de nada... Pero tras confiar sus cuitas a su mejor amiga y a su mejor amigo respectivamente, se marchan a Las Vegas de juerga, una forma como otra cualquiera de olvidar las penas. Allí se conocen, mucha risa, jijijí, jajajá, alcohol y... se casan. Sí, se casan. A la mañana siguiente, casi ni se acuerdan de las circunstancias: los dos piensan que el enlace ha sido un disparate y piensan en divorciarse. Pero el juez que les toca considera que el matrimonio es algo muy serio, y les pone un período de seis meses para ver si pueden superar sus diferencias. Además, hay otro detallito... la "feliz" pareja ganó 3 millones de dólares en el juego, un botín de reparto no claro si se separan. Comedia romántica que sigue los cánones del género sin despeinarse, o sea, sin riesgo alguno. Las bromas se basan en la diferencia de caracteres de los dos protagonistas, los bien escogidos Cameron Díaz y Ashton Kutcher. Así tenemos abundante guerra de sexos, planes para hacer la vida imposible al otro, los consejos de los amigos, la entrada en escena de los padres de él, alguna que otra broma zafieta... La cosa podía ser más o menos resultona, pero el desconocido Tom Vaughan ofrece una realización bastante plana y de ritmo absolutamente caótico (tan pronto se pone frenético en la noche de Las Vegas, como se ralentiza y acumula gags que pueden funcionar en solitario –y no todos–, pero que en conjunto agotan), lo que perjudica el resultado final. Falta unidad a los distintos tramos, poco parecen tener que ver las sesiones de la terapeuta con la competencia en el trabajo de Joy, por señalar dos escenarios muy distintos, de escenas que bien podían pertenecer a películas diferentes. Añoramos los clásicos. Y por si no ha quedado claro, lo diremos otra vez: añoramos los clásicos.

4/10
Surface

2005 | Surface | Serie TV

Entretenida serie televisiva en torno a unas misteriosas criaturas marinas aparecidas en el Pacífico, con las subtramas cruzadas de la acción gubernamental (algo raro pasó con un submarino nuclear), las andanzas de una guapa bióloga madre de un niño (Lake Bell), las de un tipo cuyo hermano desapareció buceando, y las de un adolescente que tiene nueva 'mascota', a modo de peligroso 'gremlin' o así.

4/10
Boston Legal

2004 | Boston Legal | Serie TV

Spin-off de El Abogado, donde Alan Shore cambia de bufete. El antiguo picapleitos de Young, Berluti & Frutt ahora lleva casos que nadie más querría llevar, y que suponen cierto desafío ético. Como empieza a ganar casos, los celos se desatan con otro compañero de oficina, que precisamente debía velar para que el recién incorporado fuera encajando. David E. Kelley es experto en series sobre cuestiones legales, como acreditan Ally McBeal, La ley de Los Ángeles y El abogado. Y sabe crear personajes actuales, con alguna neura a sus espaldas.

5/10
Miss Match

2003 | Miss Match | Serie TV

La rubia Alicia Silverstone (Exceso de equipaje) intentó revitalizar su apagada carrera protagonizando esta agradable serie televisiva. El resultado fue poco positivo, ya que tan sólo se rodó una temporada. Los capítulos se dejan ver y ofrecen humor con cierta clase, pero poco más. La pizpireta actriz interpreta a una abogada que trabaja en un bufete especializado en divorcios, y del que es propietario su padre, interpretado por el actor Ryan O'Neal. La trama de la 'sitcom' se centra en las ambigüedades que tienen lugar cuando ambos mezclan la vida familiar y el trabajo. Además, la chica se dedica a hacer de Cupido con cuantas personas se le antoja, intentando siempre emparejarlas.

5/10
I Do... Until I Don't

2017 | I Do... Until I Don't

La voz de una generación

2013 | In a World...

Una divertida y sincera comedia sobre una profesora de voz que consigue una gran oportunidad en el despiadado mundo del doblaje de tráilers de cine, pero acaba descubriendo que compite directamente con el rey de la industria: su padre.

I Do... Until I Don't

2017 | I Do... Until I Don't

La voz de una generación

2013 | In a World...

Una divertida y sincera comedia sobre una profesora de voz que consigue una gran oportunidad en el despiadado mundo del doblaje de tráilers de cine, pero acaba descubriendo que compite directamente con el rey de la industria: su padre.

Últimos tráilers y vídeos