IMG-LOGO

Biografía

Mandy Moore

Mandy Moore

36 años

Mandy Moore

Nació el 10 de Abril de 1984 en Nashua, New Hampshire, EE.UU.

Especialista en pelis de ligues

25 Abril 2011

Ha revalidado como actriz su éxito como cantante. Mandy Moore sobresale en el terreno del cine romántico.

Amanda Leigh Moore, más conocida como 'Mandy' nació el 10 de abril de 1984 en Nashua (New Hampshire) en el seno de una familia católica. Desde muy pequeña participaba en montajes teatrales de musicales, y cantaba el himno nacional en diferentes acontecimientos deportivos.

Su talento para la música no pasó desapercibido para los ejecutivos de la industria, que le ofrecieron un contrato cuando tenía 15 años para sacar su primer disco, "So Real". Obtuvo un enorme éxito, sobre todo entre los adolescentes. Sus siguientes álbumes, "I Wanna Be With You" y "Mandy Moore" también arrasan.

La artista siempre tuvo la inquietud de triunfar en el cine, desde que participara a los 12 años en el film de ciencia ficción Street Rats, donde era secundaria. Tras ponerle una voz a una osa en Dr. Doolittle 2, le llegó su gran oportunidad cuando interpretó a la animadora que denostaba a Anne Hathaway, en Princesa por sorpresa.

Dejó tan buen sabor de boca, que rápidamente la ofrecieron el papel protagonista de la romántica Un paseo para recordar, basada en una novela de Nicholas Sparks. Al mismo género pertenecen las cintas Enamórate y Todo lo que quiero. También se interpretó a sí misma en la serie El séquito, y fue una aspirante a cantante en American Dreamz, parodia de los programas estilo "American Idol" y "Operación Triunfo" que no obtuvo el éxito esperado.

Fue también secundaria en Romance & Cigarettes, novia en Hasta que el cura nos separe y una de las hijas de Diane Keaton en ¡Porque lo digo yo!, pero estas cintas tampoco tuvieron una buena acogida. En los últimos años ha interpretado un papel secundario en Anatomía de Grey y le puso la voz a la protagonista, en la versión original de Enredados.

Aunque tiene pendiente de estreno el film Love, Wedding, Marriage también dentro del género romántico, Mandy Moore está en este momento más centrada en la música, con discos más adultos. Además, ha contraído matrimonio con el también cantante Ryan Adams.

Filmografía
Midway

2019 | Midway

Roland Emmerich es un cineasta alemán que ya desde el inicio de su carrera mostró su fascinación por el cine estadounidense, siguiendo los parámetros de un Spielberg en títulos como El secreto de Joey. Luego, ya en Hollywood, demostró una sorprendente atracción hacia títulos que rendían pleitesía al amor de los yanquis por su país, con Independence Day  y El patriota, a la vez que manejaba enormes presupuestos, sin duda que se movía como pez en el agua a la hora de armar superproducciones. Por ello no resulta extraña que ahora dirija Midway, sobre la Guerra del Pacífico en los años de la Segunda Guerra Mundial, concediendo el espacio principal a la batalla del título, aunque ampliando el marco con los prolegómenos que conducen a ese punto culminante de la contienda. Por supuesto, no es la primera vez que el cine la aborda, en 1976 tuvimos La batalla de Midway de Jack Smight, con un reparto plagado de estrellas, Charlton Heston, Henry Fonda, James Coburn, Glenn Ford y Toshiro Mifune, entre otros. En realidad podríamos decir que el film de Emmerich combina lo contado ahí con lo que mostraba la película de 1970 Tora, Tora, Tora. De modo que la trama arranca con el oficial de inteligencia Edwin Layton detectando que Japón podría sentirse fuerte para intentar imponer su dominio en el Pacífico, pero sin que sus advertencias sean escuchadas, lo que conduce al desastre de Pearl Harbor, el ataque japonés inesperado y que destruye gran parte de la flota. Con el nombramiento del almirante Chester Nimitz, Estados Unidos se prepara para dar una respuesta contundente, el audaz bombardeo de Tokio, coordinado por el teniente coronel Jimmy Doolittle. Para llevar a cabo la operación es necesario que inteligencia, con Layton detrás sea escuchada, en sus intentos de descodificar los mensajes nipones. Y pilotos como Dick Best se jugarán la vida, pues las operaciones tan lejos de un lugar para repostar, y sin apenas portaviones, son de altísimo riesgo. Todo conducirá a la batalla de Midway, que podría convertirse en una trampa mortal para unos y otros, decidiéndose el destino de la guerra. El film de Emmerich, coproducción con China que cuenta con un guion del más bien desconocido Wes Tooke, es riguroso a la hora de ceñirse a los hechos históricos, y se sigue con interés. Los efectos visuales digitales siguen perfeccionándose, de modo que todas las escenas de acción bélica resultan impactantes. Como es de rigor en una cinta de guerra que sigue las pautas de la vieja escuela, resulta importante el reparto, casi exclusivamente masculino, donde destaca Woody Harrelson, un actor igual se enfrenta a los zombies con guasa en Zombieland. Mata y remata, que se lanza a interpretar con enorme dignidad y clase al almirante Nimitz. Hay muchos rostros reconocibles, como el de Nick Jonas, uno de los hermanos Jonas, el valiente piloto Bruno, o los de Dennis Quaid, Aaron Eckhart y Luke Evans, correctos aunque no tienen la fuerza de los clásicos. El bando japonés es retratado con respeto, se evita caer en el trazo típico de la caricatura.

6/10
Mentes poderosas

2018 | The Darkest Minds

Una epidemia global afecta a los niños causando que mueran o que desarrollen habilidades especiales. Estos últimos son encerrados en campos de concentración, como en el caso de Ruby Daly, que gracias a su habilidad telepática para controlar los pensamientos consigue esconder que forma parte de los chicos clasificados como naranjas, los más peligrosos, sólo superados por los rojos. Tras años sin levantar suspicacias, Cate Connor, doctora del lugar, le envía una comunicación para advertirla de que se ha descubierto su verdadera naturaleza, pero que puede ayudarle a escapar. Nelson, responsable de Kung Fu Panda 2 y 3, debuta en la acción real con esta adaptación de la primera entrega de la saga literaria, escrita por Alexandra Bracken. Sigue la estela de distopías adolescentes estilo Divergente y Los juegos del hambre; de hecho está protagonizada por una secundaria de esta última, Amandla Stenberg, que fue la mejor amiga del personaje de Jennifer Lawrence. Avala la cinta como productor Shawn Levy, que ha conseguido el éxito con la serie con elementos sobrenaturales también protagonizada por jóvenes Stranger Things. Quizás le falte frescura, pues Hollywood ha saturado en los últimos años al respetable con este tipo de historias, a las que no aporta nada realmente revolucionario. El arranque se hace algo premioso, y se nota que el conjunto sólo pretende colocar las piezas para una eventual franquicia, no se desarrolla a los personajes, mientras que el triángulo amoroso sobre el que se asentará el relato sólo se sugiere. Se desaprovecha a algunos actores de calidad probada, como Mandy Moore, y Gwendoline Christie, reconocida por Juego de tronos, que pese a componer con fuerza a la villana, tiene poca presencia. A su favor cuenta con un aceptable trabajo de los jóvenes, sobre todo la citada Stenberg, que sobre todo refleja bien el drama que su personaje sufrirá en relación a sus progenitores, pero también Skylan Brooks, que aporta los golpes de humor. El conjunto resulta ameno, sobre todo a partir de la reunión en una furgoneta de los protagonistas, así que hará las delicias de los apasionados de este tipo de productos para ‘jóvenes adultos’, a quienes habla de la necesidad de buscar el apoyo en otras personas, y de la desorientación en caso de alejarse de la familia. Algún listo establecerá paralelismos entre el sombrío futuro que propone Mentes poderosas y la era de Donald Trump, sobre todo porque se estrena tras la polémica por la separación de niños inmigrantes de sus padres, pero se ha rodado antes de que la noticia apareciera en los medios de todo el mundo.

6/10
I'm Not Here

2017 | I'm Not Here

A 47 metros

2017 | 47 Meters Down

El subgénero de películas de suspense acuático con tiburones sigue engrosando sus filas, ahora con una cinta menor, pero que se deja ver. Sigue a dos hermanas, Kate y Lisa, de vacaciones en México, con el objetivo primordial de pasarlo bien. Pero estar tomando el sol en el el hotel todo el día en la piscina, más acudir a fiestas, no parece suficiente. Cuando conocen a unos "nativos", la aventurera Kate no necesita ser convencida demasiado para apuntarse a una inmersión en el océano, dentro de una segura jaula, para ver de cerca tiburones; y aunque Lisa es más miedosa, se deja persuadir por su hermanita, como modo de superar su reciente ruptura sentimental con Stuart, que la consideraba demasiado aburrida. El film es pura serie B, y se puede disfrutar si no se exige demasiado. Dirige un desconocido, Johannes Roberts, que vuelve a formar tándem nuevamente a la hora de escribir el guión con el mallorquín Ernest Riera, ambos hicieron juntos otro título de género, El otro lado de la puerta. Pesa en exceso que todo se reduce a la situación de que la jaula segura se suelta, y que queda en el fondo, a 47 metros de la superficie, con el peligro de los escualos que rondan, y el histerismo más o menos controlado de las chicas, interpretadas con corrección por Mandy Moore y Claire Holt. También se reconoce, detrás de una barba, a Matthew Modine. Más o menos el guión sabe dosificar los distintos peligros e intentos de rescate, lo que junto a algún pequeño giro sorpresivo, y a una duración muy llevadera, facilita el visionado.

5/10
This Is Us (2ª temporada)

2017 | This Is Us | Serie TV

Segunda temporada de This Is Us, la lograda serie creada por Dan Fogelman acerca de las andanzas de la familia Pearson, los padres Jack y Rebecca, los hijos mellizos Kate y Kevin, más el adoptado afroamericano Randall, nacido el mismo día en el mismo hospital que sus nuevos hermanos. Mantiene el sólido y original esquema estructural de la temporada iniciática, o sea, seguir distintos planos temporales, donde se entregan piezas que componen un puzzle: Jack y Rebecca, con sus hijos niños y adolescentes, y éstos ya adultos, tratando de sacar adelante sus carreras profesionales, sus relaciones sentimentales, y en el caso de Randall, la nueva familia que ha creado. Entre las muchas subtramas que se van desarrollando, tenemos el alcoholismo de Jack y los esfuerzos con Rebecca para mantener la unidad familiar, a pesar de los errores que decepcionan; y elementos que han influido en la personalidad de Kevin –no ha sabido digerir la muerte de su padre–, Kate –además de sus problemas de sobrepeso, tiene el complejo de despertar la condescendencia materna– y Randall –la necesidad de conocer a sus padres biológicos, y el deseo de devolver lo recibido, adoptando de acuerdo con su esposa Beth y sus dos niñas a una adolescente problemática–. Es cierto que se ha perdido en parte el efecto “novedad”, pero se podría decir que Fogelman ha descubierto una fórmula que funciona muy bien y engancha, de modo que cada escena encierra una lección y un conjunto de emociones genuinas, evitando la sensación de que nos está ahogando con fácil moralina. En general tenemos personajes que se dejan llevar por la irritación y sus complejos, no son perfectos, pero que quedan en cierto modo desarmados por el amor y la comprensión que les muestran sus seres queridos, o al menos por su sinceridad sin tapujos; lo que en los tiempos cínicos que corren es muy de agradecer. Los actores se han hecho perfectamente con sus personajes. Y en las escenas emotivas, cuando conviene, se introduce equilibradamente el contrapunto del humor, o el recurso a las canciones. Además tienen su encanto los cameos de Ron Howard y, sobre todo, Sylvester Stallone, en algunos episodios, haciendo de sí mismos.

7/10
This Is Us

2016 | This Is Us | Serie TV

Una verdadera sorpresa. Por la pinta, uno podría creer que estamos ante la enésima serie que cose gracietas fáciles en torno a personajes variopintos unidos por lazos familiares. Y ciertamente, podría así resumirse la trama argumental, pero estaríamos haciendo un flaco servicio a una serie decididamente original, capaz de sorprender, repleta de ingenio y capaz de tomar caminos inesperados, donde hay equilibrio a la hora de mostrar elementos dramáticos y cómicos, y de hacer una apuesta decidida por la unidad familiar, la comprensión hacia los demás, y a la idea de hacer limonada con los limones que la vida nos entrega. Su creador es Dan Fogelman, responsable de los guiones de varias películas animadas muy destacadas de Disney, él firma los libretos de Cars, Bolt y Enredados. En el terrenos de las historias con actores de carne y hueso tuvo cierto eco la irregular Crazy, Stupid, Love –dirigida por el dúo Glenn Ficarra-John Requa, que precisamente están detrás del piloto de This Is Us, más algún episodio adicional–, y luego entregó la simpática Un desmadre de viaje más la fallida Plan en Las Vegas. En cualquier caso se ha labrado una sólida carrera, a la que ahora añade una serie brillante, que en bastantes momentos se acerca a la perfección. El piloto es un prodigio a la hora de mostrar personajes cuya conexión no acabamos de conocer bien de entrada –aunque se nos dice que comparten fecha de cumpleaños–, y que pasados 45 minutos, quedan conectados de un modo sencillamente sorprendente e inesperado. Por un lado tenemos al matrimonio que componen Jack y Rebecca, con ella embarazada de trillizos, y que se verá obligada a ingresar de urgencia en el hospital, para dar a luz antes de tiempo. También están Kate y Kevin, hermanos gemelos muy diferentes. Ella tiene problemas de sobrepeso, un complejo de inferioridad muy grande, que no consigue superar a pesar de acudir a reuniones de "obesos anónimos", y de conocer ahí a un tipo, Toby, que le cae muy bien; y él es todo lo contrario, un guaperas pecho "tableta", famosísimo por ser actor de una popular sitcom de la que está harto, él desea componer personajes serios. Finalmente tenemos a Randall, padre de familia negro, de muy buena posición, casado y con dos hijas pequeñas encantadoras, que acaba de enterarse de la identidad de su padre biológico, pues fue adoptado al nacer. Podría pensar que una vez desveladas las sorpresas del primer episodio, This Is Us se desinflaría para seguir caminos trillados, pero nada más lejos de la verdad. Los personajes muestran aristas, hay complejidad, desafíos inesperados, y, sí, más espacio para más sorpresas. Lejos de tener la sensación de que se acumulan los elementos caprichosamente, como si Fogelman fuera un mal mago sacando de su chistera conejos sin ton ni son, la narración fluye con naturalidad, bien apoyada en atinadas y preciosas canciones acordes con el "mood" de lo que se está contando, y los actores componen mu bien a sus personajes maravillosos, a pesar de ser casi todos desconocidos, la que más suena es Mandy Moore. Los saltos en el tiempo no son caprichosos, y sirven para introducir nuevas piezas del puzzle argumental, o para encajar aquellas que ya se nos habían mostrado.

7/10
Navidad en Conway

2013 | Christmas in Conway

Suzy, enferma de cáncer de Conway, pequeña localidad de Carolina del Sur, sale del hospital y regresa a su casa, donde la enfermera Natalie Springer la cuida las 24 horas del día. Puesto que se siente un tanto deprimida, su marido, el cascarrabias Duncan, planea un inolvidable regalo de Navidad que nunca olvidará: instalar en el patio trasero una noria como aquélla en la que le pidió años atrás que se casara con él. Sería el architípico telefilm navideño, similar a tantos otros. Pero cuenta con estrellas del celuloide en horas bajas, Andy Garcia –en un papel inusual de amargado que clava– Mary-Louise Parker y Mandy Moore, que consiguen elevar notablemente la calidad del conjunto. No tiene grandes ambiciones, pero se deja ver.

4/10
Un plan para enamorarse

2011 | Love, Wedding, Marriage

Ava es feliz. Se acaba de casar con el hombre de sus sueños, es joven, hermosa y le apasiona su trabajo de consejera matrimonial. Pero su vida cambia inesperadamente al descubrir que sus padres, a quienes siempre ha tenido como modelo de vida, tienen intención de divorciarse. Ava está dispuesta a salvar el matrimonio de sus padres al precio que sea necesario. ¿Conseguirá que se enamoren de nuevo sin hacer que su vida de pareja se resienta?

Hasta que el cura nos separe

2007 | License to Wed

Ben Murphy está a punto de casarse con Sadie, su queridísima novia. Como es habitual, antes deben acudir al típico curso de preparación al matrimonio de la parroquia. El problema es que caen en manos del reverendo Frank, que por exceso de celo somete a los novios a duras pruebas, para comprobar si se aman realmente y son capaces de seguir unidos frente a la adversidad. El director Ken Kwapis, forjado en series televisivas como la versión estadounidense de The Office, parte de una idea que podría haber dado lugar a una pequeña crítica a la sociedad actual, en la que aumenta de forma alarmante el índice de divorcios, por culpa de matrimonios precipitados, cuyos cónyuges no se han planteado seriamente la relación. En este sentido, la figura del sacerdote preocupado porque sus novios estén preparados, podría haber resultado exagerada, pero simpática. Sin embargo, Kwapis se decanta por un tono de comedia alocada y ligera, especialmente concebida para ser estrenada en verano y deja vía libre al cómico Robin Williams, en su faceta más histriónica. Cosechó unas críticas terribles en su estreno estadounidense y pasó desapercibida por las taquillas.

3/10
¡Porque lo digo yo!

2007 | Because I Said So

Suele decirse que el mayor pecado que puede cometer una película es provocar el aburrimiento. En el caso de la comedia, tal pecado sólo puede considerarse como mortal. Y en él cae de modo flagrante este supuesto film romántico y de enredo que tiene muy, pero que muy poca gracia. La cosa va de Daphne, una madre cerca de los sesenta, viuda y con tres hijas; dos de ellas ya se han casado, pero Milly no acaba de encontrar a su media naranja. Daphne no confía mucho en la habilidad de su hija para ello, de modo que decide echarle una mano sin comunicárselo, poniendo un anuncio en internet, para a continuación entrevistar a potenciales pretendientes. Aunque la mayoría son más raros que un perro verde, aparece un arquitecto apuesto y ricachón que parece el candidato ideal; pero el caso es que un guitarrista del hotel donde Daphne veía a los posibles novios no ha perdido detalle, y él mismo decide dar un impulso a su “candidatura”, aunque ella le haya rechazado de antemano. Con estos mimbres cualquiera de los maestros de antaño (Ernst Lubitsch, Billy Wilder, Preston Sturges…) habría urdido una comedia divertida y sofisticada, con su punto de malicia. Pero Michael Lehmann no se acerca ni a la suela de los zapatos de ninguno de ellos; el guión que maneja es torpe hasta extremos insospechados, y el reparto encabezado por Diane Keaton y Mandy Moore poco puede hacer para salvar la función. Así las cosas, lo más interesante es el análisis sociológico –poco alentador, todo hay que decirlo– que cabe hacer a partir de la película, donde entre otras lindezas tenemos: 1) personajes femeninos que hablan de sexo sin recato alguno; 2) niño repipi hablando de penes y vaginas; 3) anciana madre que se mete en páginas de sexo de internet, y cuyo mayor trauma, como confiesa emotivamente a su hija soltera, es que nunca tuvo un orgasmo con su marido; 4) chica saliendo y acostándose con dos hombres, que se autojustifica porque aquello le vino sin buscarlo; 5) perro obsesionado con el sexo, también; 6) anciano, padre de un pretendiente de Milly, que se lía con su madre la primera vez que se encuentran; 7) ración de sexo antes de casarse, olé, olé… La cosa da idea de en qué mundo infeliz viven algunos.

3/10
Dedication

2007 | Dedication

Un escritor misógino de cuentos para niños (Billy Crudup), se ve obligado a colaborar con una ilustradora, lo que va en contra de su pensamiento. Opera prima de Justin Theroux, muy interesante, los personajes están bien tratados a lo largo del filme con un cambio sustancial a lo largo de la película. Combina de manera correcta el drama con la comedia romántica.

6/10
American Dreamz

2006 | American Dreamz

Martin Tweed, frívolo presentador televisivo, está la cima, debido a la popularidad de su programa American Dreamz, un concurso de aspirantes a estrella de la canción, similar a Operación Triunfo. El fenómeno tiene tal repercusión que Joe Staton, presidente de los Estados Unidos, decide colaborar con el programa como jurado, pues su jefe de gabinete le ha asegurado que así aumentará su popularidad. Entre los concursantes, tiene gran aceptación Sally Kelkoo, una chica aparentemente dulce, pero que en realidad es una manipuladora, capaz de lo que sea con tal de ganar. También se presenta al certamen Omer Obeidi, patoso terrorista iraquí, enviado para poner una bomba que acabe con el presentador, el presidente y los concursantes. En realidad, sus ‘colegas’ no le creen capaz de causar muchos daños, pero le han enviado para librarse de él. Paul Weitz se quitó el sambenito de ser recordado como el director de American Pie, gracias a trabajos tan interesantes como In Good Company y Un niño grande. Ahora reúne a los protagonistas de estas dos películas, Dennis Quaid y Hugh Grant, en una sátira de los reality shows televisivos. Los guionistas parodian sobre todo American Idol, que hace furor en Estados Unidos. De paso, también recibe lo suyo el mundo de la política, dominado por gente capaz de cualquier cosa para aferrarse al poder. Hugh Grant aprovecha el papel de presentador cínico y mujeriego que en el fondo cae simpático, cortado a su medida. Dennis Quaid también se luce, como presidente ingenuo, pero en el fondo bonachón. Y Willem Dafoe sorprende, como astuto y taimado asesor presidencial, que en Estados Unidos recordaba muchísimo a Dick Cheney.

6/10
Romance & Cigarettes

2005 | Romance & Cigarettes

Un herrero que construye puentes, casado con la hacendosa Kitty, mantiene una relación con Tula, una mujer más joven. Comedia musical de John Turturro (Illuminata), chillona y extravagante, donde el director se sale de la norma y muestra a unos personajes casi caricaturescos. Protagonizan James Gandolfini (Los Soprano), Susan Sarandon (El aceite de la vida) y Kate Winslet (Sentido y sensibilidad), entre otros.

4/10
El séquito (2ª temporada)

2005 | Entourage | Serie TV

Vince Chase es un actor cada vez más famoso. Ha pasado tres meses en Nueva York rodando una película independiente. Cuando finaliza el rodaje, Chase regresa a su casa de Los Ángeles junto con sus amigos Drama, que intenta empujar hacia arriba su carrera, y Eric, que se encarga entre otras cosas de que la casa esté en orden. El poderoso Ari, agente de Chase, le presiona para que opte al papel protagonista de Aquaman, aunque el actor no quiere ni oír hablar del proyecto. Segunda temporada de la ingeniosa serie que muestra los entresijos del mundo del cine, producida por Mark Wahlberg. Entre los numerosos invitados destacan Chris Penn, Amanda Peet, Ralph Maccio, Brooke Shields, Malcolm McDowell y la estrella de la NBA Lamar Odom.

6/10
Deseando libertad

2004 | Chasing Liberty

Enamórate

2003 | How To Deal

Halley, típica chica de diecisiete años, intenta superar el divorcio de sus padres. Su hermana, Ashley, está a punto de casarse con un tipo con el que no para de discutir, así que Halley decide no sucumbir jamás a los encantos del amor. Hasta que se ve atraida por Macon, un buen amigo. Almibarado producto para adolescentes con Mandy Moore, convertida en una de las reinas del género, tras Princesa por Sorpresa, y la más interesante Un paseo para recordar. El argumento, basado en las novelas Someone Like You y That Summer, de una tal Sarah Dessen, encierra moralejas positivas, sobre el amor verdadero, por lo que es un entretenimiento inofensivo para el público joven.

4/10
Todo lo que quiero

2002 | Thy Seventeen

Con 17 añitos recién cumplidos y apartamento propio, el joven Jones se ha independizado. Matriculado en la universidad y todo, no parece haber asumido del todo su ingreso en el mundo de los adultos. Así, se mueve con inseguridad por la vida, se asusta cuando un mozalbete le amenaza con pegarle, le atemorizan los vecinos, y tiene miedo a tratar con chicas. Para solucionar tales problemas, apenas cuenta con otra cosa que con su calenturienta imaginación, con la que sueña con dar lecciones a los abusones, o ligar con las chicas más monas. De la fantasía pasará a una realidad ligeramente diferente. Frodo, o sea, Elijah Wood, trata de hacernos olvidar su condición de “portador del anillo” por la que es universalmente conocido, encarnando a un jovenzuelo timidillo. El film resulta un tanto irregular en su esfuerzo por describir ese “despertar” a la vida adulta; pero tiene a su favor el reparto, donde Wood está acompañado de un interesante trío de féminas: Franka Potente, Mandy Moore y Elizabeth Perkins.

4/10
Un paseo para recordar

2002 | A Walk To Remember

Landon (Shane West), el típico guaperas guay en un instituto. Tiene su pandilla de amiguetes, y gran éxito entre las chicas. Pero es un tipo vacío y superficial, sin grandes planteamientos vitales. Una gamberrada pasada de rosca con un recién llegado, conduce a éste al hospital, donde se recupera muy lentamente. A modo de correctivo, Landon debe ser tutor de un chaval los fines de semana; además deberá colaborar con el grupo de teatro, donde según él y sus colegas, está la gente más aburrida del instituto. Entre ellos, Jamie (Mandy Moore), hija de un clérigo (Peter Coyote), que tiene un aspecto y ropa muy serios, y a la que no tiene más remedio que pedir ayuda para aprender su papel en una obra. Con lo que no contaba Landon es con enamorarse: lo que le produce un conflicto, ya que por un lado no le apetece que sus amigos la vean con una chica supuestamente friqui, y por otro admira su inteligencia y visión trascendente de la existencia. Acostumbrados a tanto film de adolescente descerebrado, sorprende esta historia, de más altos vuelos. Basada en una novela de Nicholas Sparks, presenta una historia de amor, en la que deben ser superados los prejuicios y el miedo a lo que piensen los demás. Cuestiones como esperar al matrimonio para mantener relaciones sexuales no son muy habituales en el cine reciente. Adam Shankman sabe presentar la cuestión sin mojigaterías; a la vez, aborda el misterio insondable del dolor y el sufrimiento, a través de la grave enfermedad de uno de los personajes. Además de los jóvenes actores, muy en su sitio, podemos ver a Peter Coyote, sacando adelante el papel poco agradecido del pastor.

5/10
Princesa por sorpresa

2001 | The Princess Diaries

Típica adolescente yanqui. Espabilada y tal, aunque su máxima aspiración en la vida es “despertarme por la mañana, poner un pie delante del otro, y acostarme por la noche habiendo experimentado el menor dolor físico y emocional posible”. Con tan “amplia” visión no es de extrañar que a Mia le dé casi un soponcio cuando se presenta en casa su abuela, la reina Clarisse, para desvelarle que ella es la legítima heredera del trono de Genovia, un pequeño principado al estilo de Mónaco. La chica no quiere líos, pero como tiene buen corazón, acepta ser educada para sus tareas principescas, aunque sin aclarar si acabará aceptando las obligaciones que conlleva su linaje. Todo en el más riguroso de los incógnitos, hasta que… Comedia para adolescentes, con el inconfundible sello familiar de la casa Disney. Firma el film Garry Marshall, que ya nos habló de cuentos de hadas y “cenicientas patitos feos” en Pretty Woman. La “prota” parece hacer suyo aquello de la canción de Joaquín Sabina, “las niñas ya no quieren ser princesas”, pero poco a poco se hace a la idea, y va aflorando su sentido de responsabilidad. Le ayuda por supuesto en el buen camino su abuela, la encantadora Julie Andrews. Y el fiel mayordomo al que da vida Hector Elizondo.

4/10

Últimos tráilers y vídeos