IMG-LOGO

Biografía

Diane Keaton

Diane Keaton

74 años

Diane Keaton

Nació el 05 de Enero de 1946

Premios: 1 Oscar

La "loquita" inteligente

27 Octubre 2011

Tan estrafalaria y pizpireta, como perspicaz, con un estilo de vestir desmañado y casi masculino que llama la atención, Diane Keaton sobresalió interpretándose prácticamente a sí misma en Annie Hall, pero también ha demostrado sobradamente que resulta bastante creíble en papeles opuestos, de cariz dramático, como en El padrino. Sin duda es una gran actriz que ha rodado títulos míticos.

Nacida el 5 de enero de 1946, la angelina Diane Hall –su verdadero apellido es el del personaje por el que fue oscarizada– es la mayor de los cinco hijos de un ingeniero civil y un ama de casa. Empezó a pensar en hacerse actriz cuando veía de pequeña las películas de Katharine Hepburn, pues le encantaban las mujeres independientes y con personalidad que interpretaba. Cuenta que terminó de decidirse cuando vio a su madre triunfar en un concurso de amas de casa, que le pareció muy teatral e impostado, lo que provocó que se interesara definitivamente por el mundo de la interpretación.

Se graduó en 1964, en el instituto Santa Ana, donde había llegado a ser Blanche, en una representación estudiantil de "Un tranvía llamado Deseo". Aunque empezó a estudiar drama en Orange Coast College, lo dejó para tratar de triunfar en el mundo del espectáculo en Nueva York, donde empezó como cantante en clubes nocturnos. En la Gran Manzana se matriculó en interpretación en el Neighborhood Playhouse.

Cuando actuó de suplente en el musical "Hair" provocó cierta polémica, por actuar vestida en las escenas en las que el resto de intérpretes actuaban desnudos. Su carrera dio un giro cuando se presentó a un casting para protagonizar con Woody Allen su obra "Play it Again, Sam" (llevada al cine después como Sueños de seductor). Al parecer estuvieron a punto de descartarla porque mide 1,73, cinco centímetros más que Allen, pero debido a su desparpajo acabaron dándole el papel, con el que logró una candidatura al premio Tony.

Debutó en el cine en 1970 con Amantes y otros extraños, aunque su primer papel importante se lo dio Francis Ford Coppola, que quería para El padrino a una actriz que le diera un toque excéntrico al personaje, y ella tenía por entonces fama de 'loquita'. Para su personaje de Kay Adams, novia de Michael Corleone, recuerda que se inspiró "en lo mismo que estaba sintiendo al rodar la película, pues era una mujer en un mundo de hombres", declaró la actriz.

A pesar del enorme éxito que obtuvo el film, se lo pensó dos veces para participar en El Padrino II, por el escaso atractivo de su personaje. Sin embargo, cambió de opinión cuando le enviaron el guión, ya que Kay evolucionaba y cuestionaba las actividades mafiosas de su ya marido. Tenía así un poco más de peso. "Diane Keaton era invisible en El padrino y pálida en El padrino II", escribió un crítico de la revista Time.

Tras iniciar un idilio con Woody Allen, rueda con él Sueños de seductor, El dormilón y La última noche de Boris Grushenko. Pero el cine del geniecillo de Manhattan da un giro total con su primera cinta cómica con fondo dramático, Annie Hall, basada claramente en su relación sentimental con Keaton, y en cuyo guión Allen incorporó entre otras cosas el humor con el que la actriz se burla de sí misma. En la cinta, ella viste como en la vida real, con sus trajes de hombre desfasados, sus curiosos sombreros o los pantalones anchos. Curiosamente, marcó tendencia, pues tras el éxito de la cinta la actriz se convirtió en un referente para los diseñadores de moda que a finales de los 70 se animaron a vestir a chicas con modelos masculinos.

El film obtuvo cuatro Oscar, entre ellos el de mejor actriz para Keaton. A continuación, trató de cambiar su imagen cómica con un rol dramático en Buscando al Sr. Goodbar. Rodó otros dos filmes con Allen, Interiores y Manhattan, antes de romper con él y unirse a Warren Beatty, que le dio el papel principal en Rojos, por el que volvió a ser nominada al Oscar, pues brillaba como ama de casa que huía de su marido para trabajar de reportera en la Revolución Rusa. Tras el complicado rodaje de la cinta, puso punto final a su relación con Beatty. Encarnó a una actriz reclutada por el Mossad en La chica del tambor, de George Roy Hill, correcta incursión de la actriz en el thriller, aunque recibió críticas negativas.

Tras El Padrino III, Diane Keaton se recicló a partir de los 90, cuando empezó a interpretar papeles maduros en películas más convencionales de rodadas hasta el momento, como El padre de la novia, El club de las primeras esposas, La madre de él o ¡Porque lo digo yo!. En casi todas interpreta a una madre de clase media. Destaca su trabajo como enferma terminal de leucemia en La habitación de Marvin, por la que obtuvo una tercera nominación al Oscar, y su reencuentro con Allen, pues aunque le hizo un cameo en Días de Radio, interpretando a una cantante, llevaba mucho tiempo sin trabajar con él cuando coprotagonizó su memorable comedia Misterioso asesinato en Manhattan. Fue candidata al Oscar por cuarta vez por su trabajo como escritora, madre de una jovencita que sale con un hombre maduro (Jack Nicholson), en Cuando menos te lo esperas.

Diane Keaton es una mujer polifacética que ha publicado libros de fotografía. Además, comenzó su carrera como directora con el documental Heaven, sobre la vida después de la muerte. La actriz, que fue educada como metodista, en ocasiones declara que es atea, pero otras veces manifiesta su agnosticismo. Sí se muestra siempre interesada por la religión y asegura que rodó esta cinta "porque era muy religiosa cuando era niña, y quería ir al cielo". El siempre ocurrente y cínico Allen dijo de ella: "Cree en Dios, pero también cree que la radio funciona porque tiene pequeñas personas dentro".

Tras este documental, Keaton firmó como realizadora alguna pieza televisiva, como un episodio de la serie Twin Peaks, y las películas Héroes a la fuerza y Colgadas, que protagonizó con Meg Ryan y Lisa Kudrow.

Aparte de sus romances con Allen y Beatty, con los que mantiene una gran amistad, Diane Keaton también estuvo relacionada mucho tiempo con Al Pacino, su compañero en la saga de Coppola. "Yo nunca me he casado, pero debí hacerlo, una vez", dijo Pacino en referencia a su idilio con ella. Ella lleva bastante bien mantenerse soltera, pero la muerte de su padre le hizo reflexionar sobre la fugacidad de la vida, y decidió convertirse en madre, pasados los 50, adoptando a dos hijos. "La maternidad me ha cambiado por completo. Es la experiencia que me ha hecho más humilde", explica Keaton.

Oscar
1978

Ganador de 1 premio

Filmografía
Mejor que nunca

2019 | Poms

Diagnosticada de cáncer, Martha se niega a recibir tratamiento. Decide vender sus pertenencias y abandonar Nueva York para ingresar en Sun Springs, una comunidad de jubilados, donde conoce a nuevas amigas como la pícara Sheryl, que organiza timbas de póker, pese a que están prohibidas por la organización. Una vez instalada, Martha propone a sus compañeras del lugar formar un equipo de animadoras, ya que deseaba formar parte de uno en su juventud, pero no pudo hacerlo por tener que cuidar a su madre enferma. La directora de documentales Zara Hayes (Dian Fossey: Secrets in the Mist) debuta en el largometraje de ficción con un producto poco ambicioso, al servicio de Diane Keaton, que habla con un tono muy amable de la fase final de la vida. Acierta al resaltar que a cualquier edad se puede luchar por aprender y sacar adelante los viejos sueños, con el tono positivo propio de lo que en Hollywood consideran una ‘feel good movie’, estilo Ahora o nunca, donde Jack Nicholson y Morgan Freeman intentan llevar a cabo todo lo que les ha quedado pendiente, aunque aquélla estaba mejor resuelta. Se echa de menos algún momento un poco trascendente; al fin y al cabo la protagonista está a punto de morir, y no parece que tenga ninguna duda o preocupación sobre qué será de su alma. Tampoco se conocen demasiados datos sobre ella, ni siquiera si existe alguna razón por la que haya decidido no seguir los dictámenes de los médicos. Diane Keaton sigue en la misma línea desde que en los ochenta dejara de esforzarse dejando atrás películas como La chica del tambor, para especializarse en subproductos. De hecho, luce sus gafas habituales y la ropa de siempre, en un personaje intercambiable por cualquier otro que haya hecho en los últimos años. De sus acompañantes sólo parece echarle un poco de pasión la australiana Jacki Weaver, porque otras veteranas como Rhea Perlman o Pam Grier, ni siquiera intentan darle tridimensionalidad a sus personajes.

4/10
Book Club

2018 | Book Club

Cuatro amigas de edad madura se reúnen habitualmente en su particular club de lectura para charlar sobre el último libro que han leído. Diane (Diane Keaton) se ha quedado viuda recientemente y debe lidiar con la excesiva preocupación de sus hijas por ella. Vivian (Jane Fonda) regenta un hotel y está orgullosa de sus conquistas sexuales sin compromiso. Sharon (Candice Bergen) es una jueza separada de su marido que lleva mucho años sin una relación amorosa. Carol (Mary Steenburgen) está felizmente casada pero últimamente está sufriendo una leve crisis con su marido. Las cosas empezarán a cambiar para ellas cuando decidan leer la trilogía de “50 sombras de Grey”. Comedia superficial, a ratos divertida, pero decididamente disparatada sobre cuatro mujeres adultas (bastante adultas, por cierto) que de repente empiezan a comportarse como adolescentes en celo. Bien es verdad que cada una tiene su particular situación, no todas usan el lenguaje procaz de Vivian ni están a priori obsesionadas con el sexo, pero Christian Grey se encargará de poner sus mundos patas arriba. De todas formas, como era de esperar, lo que realmente busca cada una es el amor de toda la vida, y con sus vaivenes y trompicones lo irán encontrando. Mientras tanto, hay chistes y gags picantes por doquier. El director Bill Holderman dedica a cada personaje su tiempo y su historia de amor; el resultado es pasable, buenista y previsible, y lógicamente algunas historias funcionan mejor, como la de Diane y el piloto interpretado por Andy García. Lo mejor, claro, es el cuarteto de actrices protagonistas. Aunque rondan los setenta años por abajo y por arriba (alguna pasa de los ochenta), tienen aún carisma en la pantalla y mantienen el tipo pese a los muy discutibles arreglos estéticos.

4/10
Una cita en el parque

2017 | Hampstead

Emily, mujer madura que trata de superar la muerte de su marido, acontecida un año atrás, reside en Hampstead Village, un barrio londinense de cierto caché. Mientras que su hijo, Philip, está preocupado porque ella tiene problemas económicos, y su vecina Fiona se ha empeñado en buscarle una nueva pareja, ella sólo quiere permanecer un poco apartada. Mientras observa un tranquilo parque cercano con prismáticos, descubre a un hombre que vive en una cabaña destartalada. Lo más destacable de esta amable propuesta reside en el trabajo de los dos protagonistas, un irlandés y una estadounidense, cada uno de un estilo de interpretación opuesta. Sobresale el siempre sorprendente Brendan Gleeson, por encima de Diane Keaton, que abusa de sus tics de siempre. Dirige el especialista en historias de amor otoñales Joel Hopkins, responsable de Nunca es tarde para enamorarse. Consigue que su relato del encuentro de dos personajes con carencias afectivas no caiga en demasiado sentimentalismo. Como resultado, se ve con agrado, aunque no aporta gran cosa. Por lo demás, esta historia de amor otoñal, que relata el típico encuentro de dos personajes con carencias afectivas se ve con agrado, pero no aporta gran cosa.

5/10
The Young Pope

2016 | The Young Pope | Serie TV

Mirada personalísima del italiano Paolo Sorrentino a las bambalinas del Vaticano y la Iglesia Católica en forma de miniserie. Arranca con el recién elegido Papa Pío XIII, el joven estadounidense Lenny Belardo, cuyas intenciones para el nuevo pontificado son un enigma, se aguarda con expectación su primera alocución desde el balcón de San Pedro, que de momento ha diferido. De hecho el primer doble episodio está enmarcado por dicho discurso, pues arranca con él como parte de una pesadilla del Papa, y termina con la pronunciación real de dicho discurso. Entremedias seguimos a un Papa de modos decididamente diferentes, fumador y amante de la cherry coke, que rompe el saque al cardenal secretario de estado ignorando sus consejos y trayendo junto a sí a la monja que le educó de niño, cuando era huérfano y ella ejerció un papel casi materno. La serie encaja bien en el personal universo de Sorrentino, un esteta nato que cuida siempre de modo sorprendente todo lo formal, visual y sonoro, abordando cuestiones serias, el sentido de la existencia, la búsqueda de la felicidad, el anhelo de amor, con una mirada irónica con tintes surrealistas. Parece evidente que el cineasta italiano no tiene fe, no exhibe desde luego maneras de católico de comunión diaria, pero sí se encuentra fascinado por el papel espiritual de la Iglesia y guardián de ciertos valores, a menudo a contracorriente de modas. Y se sumerge en la paradoja de lo bello y bondadoso que hay en la Iglesia, que conviviría con luchas de poder, escándalos y comportamientos hipócritas. Se diría que hay un esfuerzo sincero por explorar lo que no entiende, pero no deja de ser la suya una mirada mundana, algo superficial, con un afán de provocación demasiado forzado, inspirado en algunos escándalos que han minado el multisecular prestigio de la Iglesia. El director ignora quién es Jesús o qué son los sacramentos, algo que no dejará de observar el espectador creyente. Sorrentino tiene junto a sí a un atractivo reparto internacional encabezado por Jude Law, pero pesa una sensación de artificial pose, el juego de la contradicción vuelve una y otra vez, componiendo así un entramado argumental que reposa sobre arenas movedizas. Quizá es el deseo del cineasta, hablar desde la modernidad de lo vano que resulta buscar seguridades de fe, doctrinales, en las personas, para decir una y otra vez "no sabemos", nos movemos en un misterio donde tal vez haya un Dios, pero donde la angustia no nos deja en paz ni un segundo. Y para sobrellevar tan sombrío panorama, apenas puede ofrecer algo más que un humor un tanto socarrón, con una puesta en escena que no deja de rendir todo el tiempo una especie de muda admiración a la liturgia católica, más mil intrigas que parecen insistir en la pequeñez y mediocridad del ser humano.

6/10
Navidades, ¿bien o en familia?

2015 | Love the Coopers

Charlotte y Sam Cooper han decidido poner punto final a su matrimonio, por una disputa referente a un viaje, pero deciden no hacer pública su decisión hasta una vez celebrada la Nochebuena con todos los suyos. Éstos preparan el encuentro con desigual entusiasmo... El título en español, Navidades, ¿bien o en familia? (traducción libre de Love the Coopers) deja bastante claro lo que se va a ver, la enésima sucesión de problemas y fricciones con los más cercanos, toneladas de cinismo de acuerdo con los tiempos que corren, y una constatación final de la (obvia) necesidad de unidad con los parientes, por encima de cualquier desavenencia. De la misma forma, esta cinta navideña ultratópica, en la que el perro ejerce como narrador, no llega a ser "perfectamente imperfecta", como se califica a la familia a lo largo del metraje, y también tiene aciertos dentro de sus errores. Sobran algunos toques escatológicos, y algún sentimentalismo facilón. Pero la realizadora Jessie Nelson, que no volvía a dar un golpe de claqueta desde Yo soy Sam, de 2001, apoyada en un guión del especialista en comedias románticas Steven Rogers (Kate & Leopold, Postdata: Te quiero) se arriesga a combinar la comedia con toques dramáticos, incluso reduciendo el ritmo en sucesiones de diálogos entre dos personajes (el anciano y la camarera, el soldado conservador y la rebelde, el policía y la mujer a la que acaba de detener), momentos en que el film gana bastante en intensidad, y muestra lo que podría haber sido, y que por desgracia no llega a rematar. También el reparto se puede calificar como irregular, pues casan bastante bien las 'parejas' Amanda Seyfried-Alan Arkin (lo mejor del film), o Diane Keaton-John Goodman, pero a una estupenda Olivia Wilde le habría hecho falta enfrente un actor de mayor entidad que el irregular Jake Lacy, en una subtrama de amor entre un republicano y una demócrata por otro lado bien resuelta, mientras que una correcta Marisa Tomei se resiente de tener como 'partenaire' a un Anthony Mackie que no acaba de dar con el personaje.

5/10
Ruth & Alex

2014 | Ruth & Alex

Así nos va

2014 | And So It Goes

Oren Little es un tipo odioso, agente inmobiliario, vendedor nato, viudo, egoísta maleducado y solitario sin remedio. Un cascarrabias a quien apenas soportan sus vecinos y conocidos. Sin embargo, la noticia de que tiene una nieta de nueve años de la que él ignoraba su existencia, y de que ha de ocuparse de ella debido a que su padre (hijo de Oren) va a ingresar en prisión, trastoca todos sus planes de independencia. La pequeña se encariñará pronto con la vecina de su abuelo, la dulce Leah, al tiempo que Oren irá acercándose cada vez más a ellas. Comedia amable, en la línea habitual del director Rob Reiner (Historia de lo nuestro), quien lucha por mantener el nivel con el paso de los años, y poco a poco se apunta cada vez más a los romances crepusculares y personajes maduros, como en Ahora o nunca o El verano de sus vidas. Aquí basa toda la función en un tipo singular, un soberano egoísta, simpático a su modo, que harto de los golpes que le ha dado la vida reparte improperios y ofensas a todo el mundo que se cruza en su camino. Pero, claro, la llegada de una niña de nueve años pondrá todo su mundo patas arriba, y el tipo irá menguando poco a poco su cinismo egocéntrico e irá ofreciendo otra cara de sí mismo. El guión de Mark Andrus (Mejor… imposible) es previsible aunque más o menos entretenido, y acaba acomodándose al género de las buenas intenciones y los finales de cuento, tan habituales en Reiner. Lo mejor de la película es Michael Douglas, quien borda a su personaje, en la línea de otros papeles otoñales con problemas de convivencia, como el que encarnó en Un hombre solitario. Aquí ofrece algunas réplicas muy divertidas (genial la relación con su veterana compañera de trabajo) y en general se las apaña para que su declaración de guerra contra el mundo caiga bien al espectador. Le secunda eficazmente Diane Keaton, aunque su personaje resulte mucho más tópico.

5/10
Ático sin ascensor

2014 | 5 Flights Up

Una simpática comedia, miniatura en su duración y número de personajes de entidad, con diálogos ágiles y chispeantes, verdadero canto a Nueva York y más concretamente al East Village de Manhattan y alrededores. Sigue a una pareja que llevan casados más de 40 años, Alex, afroamericano artista, y Ruth, maestra blanca, que no han podido tener hijos. Durante un fin de semana algo frenético por una alarma terrorista en Manhattan, intentan vender su ático neoyorquino al que no se puede acceder con ascensor, y comprar otra vivienda con mejor accesibilidad, algo conveniente por los achaques de la salud, que les afectan a ellos y a su querido perro. Les ayuda en la operación su sobrina, agente inmobiliaria. Frente a las primeras impresiones de lo que cabría esperar del film –vehículo concebido para dar trabajo a dos actores "dinosaurios" a los que les cuesta encontrar papeles de enjundia, Diane Keaton y Morgan Freeman–, tenemos una divertida trama bien urdida por Charlie Peters, que adapta un libro de Jill Ciment, que, si se nos permite el juego de palabras, se cimenta bien sobre la sólida y entrañable relación de los protagonistas; entre ellos hay indudable química, también en su versión juvenil, que podemos conocer a través de varios flash-backs. El británico Richard Loncraine captura bien el ritmo acelerado hasta rayar la paranoia de las grandes urbes, que exigen el esfuerzo personal de imprimir algo de cordura para no sucumbir a la fiebre general, y que se nota en el surrealista tratamiento informativo del supuesto terrorista, y en los candidatos a comprar casas o en los agentes que los venden; sólo la mirada sosegada de una niña sabe ver las cosas sencillas, con frases como "vuestra casa es la más bonita". La película también es sintomática de los tiempos actuales en otro pequeño detalle, cuando Ruth, que no ha podido tener hijos, considera favorablemente vender el apartamento a una pareja de lesbianas que han adoptado un niño, y buscan una bonita casa para establecer su hogar.

6/10
¡Por fin solos!, de Lawrence Kasdan

2012 | Darling Companion

Beth y Joseph son un matrimonio maduro, con ella un poco alicaída porque sus dos hijas se han hecho mayores, y ya no viven en su casa, y él siempre ocupado por su trabajo de cirujano de columna. Mientras conduce con su hija Grace por la autopista, Beth acierta a ver un perro herido y abandonado. Rescatado y adoptado, sirve a Grace para encontrar novio, el veterinario que atiende al animal. Cuando celebran la boda en la familiar casa de verano en las Montañas Rocosas, Freeway (autopista), que así bautizan al perro, se pierde. Se organiza entonces una exhaustiva búsqueda donde están implicados Beth y Joseph más Penny, hermana de Beth, con su novio Russell y su hijo Brian, y la joven que cuida la casa Carmen, gitana con supuesto don de clarividencia. Nueve años después de su fallida incursión por el género del terror en El cazador de sueños, Lawrence Kasdan vuelve a ponerse tras la cámara con un tipo de historia que le resulta sin duda más familiar, y en cuyo guión ha participado su esposa, Meg Kasdan, que también intervino en el libreto de la magnífica Grand Canyon, el alma de la ciudad. No parece casual que el marco en ambos casos aluda a Colorado. Fácilmente podría decirse que en ¡Por fin solos!, de Lawrence Kasdan no ocurre nada, o casi, el perro Freeway asume el rol de macguffin, excusa argumental, aunque sin duda que hay “amor canino” en la realización de este film, numerosos perros pululan por la cinta. Parece que Meg Kasdan parte de una experiencia personal, y en efecto, muchas situaciones de familia, parecen la vida misma. Sea como fuere lo importante es hacer un estudio de personajes y situaciones, ligero pero con enjundia, para mostrar que en las relaciones matrimoniales y familiares, si se desea estrechar los lazos y mantener la llama vida, es crucial el amor, la confianza, la comprensión. ¡Por fin solos! de Lawrence Kasdan, que bascula entre el drama y la comedia, se contempla con gusto, todo fluye con sorprendente naturalidad, incluso el recurso de las visiones de Carmen está utilizado con inteligencia, no suena a ridícula extravagancia “new age”; hasta la breve escena animada, un sueño, está bien insertada. El plantel de actores es formidable, empezando por el habitual del cine de Lawrence Kasdan Kevin Kline, pero también con el resto, estupendísimos Diane Keaton, Richard Jenkins, Dianne Wiest, Mark Duplass, Elisabeth Moss, Sam Shepard, y la desconocida Ayelet Zurer.

6/10
La gran boda

2012 | The Big Wedding

La familia Griffin está alterada pues uno de los tres hijos, el adoptado Alejandro (Ben Barnes), se va a casar con la encantadora Missy O'Connor (Amanda Seyfried), que procede de una familia supuestamente muy católica. El patriarca de los Griffin, Don (Robert De Niro), vive feliz con Bebe (Susan Sarandon) desde hace muchos años, tras su divorcio de Elie (Diane Keaton), y los tres se llevan estupendamente. Elie es la madre biológica de los otros hijos de la familia: Lyla (Katherine Heigl), con problemas matrimoniales, y Jared (Topher Grace), que no encuentra a su media naranja... A toda esta tropa que se da cita en la boda hay que añadir a la madre natural de Alejandro y a su hermana, que viajan desde Colombia para acudir al enlace. Es una verdadera pena que un reparto tan impresionante se dé cita en una película de tres al cuarto como La gran boda. El director, Justin Zackham, destacó como guionista en Ahora o nunca, pero tras las cámaras sus resultados son otro cantar. Debutó en 2001 con la cruda comedia Going Greek y visto lo visto, doce años después, insiste en iguales y fallidos derroteros en su segunda película, en la que también ejerce de productor. El guión de La gran boda es un cúmulo de escenas dispares en torno al inminente enlace matrimonial, protagonizadas por los diversos miembros de esta singular familia. Habrá risas, llantos y secretos que se irán contando a lo largo de la trama, pero Zackman centra el tiro casi siempre en bromas de contenido grosero, usando un lenguaje bastante procaz que desconcierta desde la primera escena. Y aparte de la fijación en los gags sexuales llama la atención el reiterado uso de chanzas en torno a la religión y en particular hacia la Iglesia Católica, sus sacramentos y sus ministros (no es la primera vez que Robin Williams se mete en la piel de un sacerdote con resultados poco satisfactorios). Al final, al margen de un más o menos correcto trabajo de los actores, no queda más que una comedia vulgar y atrevida, muy frívola en sus planteamientos familiares, vacía de contenido y con un desenlace trivial y muy complaciente.

3/10
Morning Glory

2010 | Morning Glory

Becky es una joven y ambiciosa productora televisiva, recién despedida por recortes de gastos en su empresa. No pasa nada, porque una cadena nacional en horas bajas necesita en Nueva York a alguien de su perfil para elevar la audiencia de un programa matutino. Lejos de desanimarse por una tarea que parece imposible, decide rescatar a Mike, un mítico presentador de la pequeña pantalla, ocupado en no hacer nada tras ser relegado del telediario que presentaba. Aunque el viejo divo no se muestra cooperativo, Becky reinventa el programa todo el tiempo, casi a la desesperada, para evitar la cancelación del mismo. Cabía esperar algo mejor de Roger Michell, el director de Notting Hill. Quizá no el colmo de la comedia sofisticada y con ingenio, pero sí al menos algo de coherencia en la estructura narrativa. Porque la verdad, es imposible saber en este film si se aboga por la telebasura, el sano entretenimiento o la información rigurosa; si todo vale para conquistar la audiencia; si la dedicación compulsiva al trabajo debería ser evitada por todos los medios. Se dirá que la cinta señala al justo medio de la virtud, y que a la postre es “just entertainment”, pero en fin, esto no acaba de mostrarse con un mínimo de consistencia. De modo que quedan los actores, que despiertan simpatía. Rachel McAdams debe esforzarse por sostener la película, algo demasiado duro para su juventud, aun reconociendo su entusiasmo y energía. Algo le pasa a Harrison Ford, que no acaba de acertar al elegir películas, siempre sus personajes con el gesto malhumorado, que no sabemos si es también el del actor, cansado del oficio. Y un poquito-muchito se desaprovecha a Diane Keaton, que en todo caso se lo pasa en grande haciendo “la gansa” en unos cuantos sketches locos destinados a aumentar el número de espectadores que siguen su programa.

4/10
Tres mujeres y un plan

2008 | Mad Money

Discreta comedia sobre tres mujeres muy distintas que deciden unir fuerzas para robar nada menos que en el Banco de la Reserva Federal. Bridget (Diane Keaton) es un ama de casa que entra a trabajar en el citado banco después de que su marido pierda el trabajo; Nina (Queen Latifah) es una madre soltera que sólo piensa en que sus pequeños tengan un buena educación en el futuro; y Jackie (Katie Holmes) es una jovencita marchosa que vive en una caravana con el colgao e su novio... La directora Callie Khouri es especialista en películas de temática femenina, como lo demuestran sus filmes Clan Ya-Ya y sobre todo su guión de Thelma y Louise, por el quye fue galardonada con el Oscar. Aquí juega con tres generaciones de mujeres para componer una película de robos sin demasiada originalidad, con un ritmo desigual y errático y un tono excesivamente ligero. Hay momentos divertidos, pero tampoco demasiados y la mayoría de los gags se centran en la repetitiva e histriónica interpretación de Diane Keaton, una actriz que empieza a anquilosarse en ese tipo de papeles.

3/10
La madre de él

2008 | Smother

Noah acaba de ser despedido. Lo que podría desmoronar a cualquiera, en su caso no deja de ser un obstáculo salvable. El joven tiene una excelente disposición, y buen ánimo para salir adelante. Pero de un día para otro, Noah se encuentra colapsado por una serie de nuevos e inesperados acontecimientos, que harán que el tema laboral quede en segundo plano. Así, el chico tendrá que lidiar con su fantástica mujer Clare, que aunque parece sacada de un cuento de hadas, comienza a presionar a su esposo para que tengan un hijo. Además, a la casa del matrimonio feliz llega Myron, el primo de Clare. Se trata de un tío muy raro, pero con un gran corazón, que se acopla, literalmente, a vivir con ellos. Pero el paro, su mujer y Myron, son aún problemas menores para Noah, desde el momento en que aparece Marilyn, su madre. Ha discutido con su esposo y está dispuesta a quedarse en casa de su hijo. El problema es que Marylin está un tanto ‘pirada’, y tiene el don de sacar de quicio al más pintado. Este planteamiento ya de por sí, puede sacar de quicio a más de uno. Pero hay que reconocer que la cinta no resulta tan desquiciante como parece. Si la madre no aparece como la persona más odiosa sobre la faz de la Tierra, es porque la interpreta Diane Keaton. Está genial como la alocada y algo egocéntrica Marylin. En manos de otra, este personaje habría resultado insufrible. La que no sale tan bien parada es Liv Tyler. El personaje de Clare es el peor dibujado de la cinta, por resultar un tanto contradictorio. Se presenta como la mujer ideal, para luego demostrar que no tiene ninguna sensibilidad ni intelecto para apoyar a su marido en la difícil situación que está viviendo. Es una pena, por tanto, ver a Liv diluida en un papel tan mal definido. Los chicos, por su parte, han tenido bastante más suerte. El tono cómico de la película tiene sus contrapuntos trágicos en algunos momentos del metraje. Los momentos divertidos –ninguno de ellos memorable–, se mezclan con el dramatismo propio de la situación que viven los personajes. Esto da pie a que la película lance un mensaje a favor de la tolerancia, la comprensión y el respeto, así como de la defensa de los hijos. Lo único cuerdo que dice Marylin, es que se siente terriblemente orgullosa de Noah, ya que es lo mejor que le ha pasado nunca. Por tanto, las sonrisas estarán mezcladas con alguna que otra reflexión liviana sobre algunos puntos que a más de uno le resultarán muy actuales.

4/10
Mama's Boy

2007 | Mama's Boy

Título indy, que sigue a un joven cerca de la treintena, que vive con su madre en lo que considera una existencia pacífica, casi perfecta. Pero ella conoce a un hombre estupendo, y la sombra de un posible matrimonio planea sobre la artificial vida llevada hasta ese momento. La película se ve con agrado gracias a su estupendo reparto, con varios expertos en el terreno de la comedia, como son Diane Keaton, Jeff Daniels y Jon Heder, conocido éste sobre todo por su papel en Napoleon Dynamite.

3/10
¡Porque lo digo yo!

2007 | Because I Said So

Suele decirse que el mayor pecado que puede cometer una película es provocar el aburrimiento. En el caso de la comedia, tal pecado sólo puede considerarse como mortal. Y en él cae de modo flagrante este supuesto film romántico y de enredo que tiene muy, pero que muy poca gracia. La cosa va de Daphne, una madre cerca de los sesenta, viuda y con tres hijas; dos de ellas ya se han casado, pero Milly no acaba de encontrar a su media naranja. Daphne no confía mucho en la habilidad de su hija para ello, de modo que decide echarle una mano sin comunicárselo, poniendo un anuncio en internet, para a continuación entrevistar a potenciales pretendientes. Aunque la mayoría son más raros que un perro verde, aparece un arquitecto apuesto y ricachón que parece el candidato ideal; pero el caso es que un guitarrista del hotel donde Daphne veía a los posibles novios no ha perdido detalle, y él mismo decide dar un impulso a su “candidatura”, aunque ella le haya rechazado de antemano. Con estos mimbres cualquiera de los maestros de antaño (Ernst Lubitsch, Billy Wilder, Preston Sturges…) habría urdido una comedia divertida y sofisticada, con su punto de malicia. Pero Michael Lehmann no se acerca ni a la suela de los zapatos de ninguno de ellos; el guión que maneja es torpe hasta extremos insospechados, y el reparto encabezado por Diane Keaton y Mandy Moore poco puede hacer para salvar la función. Así las cosas, lo más interesante es el análisis sociológico –poco alentador, todo hay que decirlo– que cabe hacer a partir de la película, donde entre otras lindezas tenemos: 1) personajes femeninos que hablan de sexo sin recato alguno; 2) niño repipi hablando de penes y vaginas; 3) anciana madre que se mete en páginas de sexo de internet, y cuyo mayor trauma, como confiesa emotivamente a su hija soltera, es que nunca tuvo un orgasmo con su marido; 4) chica saliendo y acostándose con dos hombres, que se autojustifica porque aquello le vino sin buscarlo; 5) perro obsesionado con el sexo, también; 6) anciano, padre de un pretendiente de Milly, que se lía con su madre la primera vez que se encuentran; 7) ración de sexo antes de casarse, olé, olé… La cosa da idea de en qué mundo infeliz viven algunos.

3/10
Surrender Dorothy

2006 | Surrender Dorothy

Cuando fallece inesperadamente su hija, Natalie se retira a la residencia donde solía pasar con ella los veranos. Los amigos de su hija intentan animarla, pero a ella le cuesta seguir adelante. Tras pasar una temporada con ellos, descubre que guardan secretos que jamás imaginó. Producción televisiva del director especializado en la pequeña pantalla Charles McDougall, forjado en series como Mujeres desesperadas o Los Tudor. Esta vez adapta una novela de la desconocida Meg Wolitzer, en un film anodino indistinguible de otros subproductos similares, salvo porque cuenta con la brillante Diane Keaton como protagonista.

4/10
La joya de la familia

2005 | The Family Stone

Las tramas sobre personas que se enfrentan a la situación de conocer a la familia de su novio hacen furor. Esta enésima versión de la fórmula la protagoniza Everett Stone, que durante unas vacaciones de Navidad visita a sus padres y hermanos, que viven en una pequeña localidad, para presentarles a Meredith, su introvertida novia. Todo acabará en desastre, porque Meredith no tiene prejuicios a la hora de hablar de cualquier tema, o expresar sus recelos hacia la homosexualidad. Por su parte, los Everett son permisivos, declaradamente liberales y uno de los hermanos resulta ser homosexual. Frente a Los padres de ella o Adivina quién, de esquema similar, el guionista y director Thomas Bezucha imprime un tono tragicómico que combina momentos hilarantes, y apuntes de cierta entidad dramática sobre la tolerancia como base para la convivencia familiar. Lo mejor son sus homenajes al musical Cita en St. Louis, y el elenco, del que sobresale una magnífica Sarah Jessica Parker en un difícil papel, con muchos matices.

4/10
Salida desesperada

2003 | On Thin Ice

Patsy McCartle es una viuda, madre de dos hijos, con graves problemas económicos. Sólo consigue trabajos muy mal pagados, que ni siquiera consigue conservar. Para salir adelante tomará una decisión equivocada, pues acaba convirtiéndose en traficante, y se hace adicta a las drogas. Serán sus hijos quienes la ayudarán a intentar recuperarse. Producción televisiva de poca entidad, con Diane Keaton interpretando a un personaje real. Aunque la puesta en escena es convencional, advierte sobre el problema de la drogadicción.

5/10
Cuando menos te lo esperas

2003 | Something's Gotta Give

El film se inicia con ritmo delirante de enredos encadenados. Harry (Nicholson), auténtico soltero de oro ya cincuentón, que cambia de pareja con la misma facilidad con que se bebe un vaso de agua, mantiene una relación con Marin (Amanda Peet), una jovencita. Creyendo que la residencia de fin de semana de Erica (Diane Keaton) –la madre de ella, una célebre escritora– estará desocupada, se presentan ambos allí. Pero se encuentran con Erica y su hermana Zoe (Frances McDormand). Están dispuestos a convivir, pero Harry sufre un infarto. Las circunstancias obligan a que Erica y el convaleciente Harry deban vivir solos. Así las cosas, Julian (Keanu Reeves), el doctor que atiende a Harry, queda prendado de Erica, mientras que entre el enfermo y ella se desata una animadversion que termina en mutua atracción. La directora Nancy Meyers, a pesar de las buenas cartas con que juega, tiene dificultades para sostener la narración y se estanca, contagiada quizá por las dudas sentimentales de sus personajes, en un film largo (más de dos horas) y de torpe desenlace. Eso sí, tiene momentos muy divertidos, y la suerte de contar con un reparto excelente (Keaton ha sido nominada al Oscar). Se diría que ha pretendido hacer una screwball comedy de las de antaño, pero con las referencias amorosas del desconcierto que prima hoy en día día. De ese modo se entiende la inicial atmósfera libertina, donde domina la idea de vida “amorosa” sin compromisos, que acaba derivando en moralina en el tramo final (el ejemplo de la hija, el amor, al fin, de todos los personajes).

6/10
Encrucijada

2002 | Crossed Over

Reconstrucción de la historia real de Beverly Lowry, a partir de un libro autobiográfico. Lowry atravesó una profunda depresión tras la trágica muerte de su hijo adolescente. Empieza a recuperar la ilusión de vivir cuando inicia una peculiar relación con Karla Faye Tucker, una condenada a muerte. Pero la amistad con Tucker está a punto de costarle a Lowry su matrimonio... Se trata de un convencional telefilm, que al menos trata algún tema de interés como la pena de muerte y las relaciones familiares. Además, Jennifer Jason Leigh resulta convincente en su papel de condenada a muerte.

4/10
Sister Mary Explains It All

2001 | Sister Mary Explains It All

La hermana Mary se dispone a hacer la lectura durante la misa de Navidad. Pero antes de que empiece a leer, irrumpen en la iglesia un cuarteto de antiguos estudiantes de su escuela. Éstos argumentan que les arruinó la vida. Diane Keaton se pone a las órdenes de Marshall Brickman, uno de los pocos coguionistas que han colaborado con Woody Allen, con quien escribió Manhattan, Annie Hall y Misterioso asesinato en Manhattan. En esta ocasión, un poco inspirado Brickman adapta para la televisión una sórdida obra teatral de Christopher Durang, que se ha encargado del guión. Apenas logra mantener el interés a pesar de las esforzadas interpretaciones.

4/10
Plan B (2001)

2001 | Plan B

Para hacer frente a las deudas acumuladas tras la muerte de su marido, Fran, una bibliotecaria, acepta trabajar para su cuñado, el jefe de la mafia Malone. Aunque en principio ejerce de contable, con el tiempo Malone chantajea a Fran para que haga de asesina a sueldo, pues en caso contrario nunca le dará el dinero que necesita. Ella no tiene más remedio que aceptar, pero en realidad es incapaz de matar a una mosca. La veterana  Diane Keaton (Misterioso asesinato en Manhattan) protagoniza una comedia de gangsters con un gracioso punto de partida. Dirige Greg Yaitanes, veterano director televisivo que ha sido responsable de capítulos de Alias y Perdidos.

3/10
Enredos de sociedad

2001 | Town & Country

Dos matrimonios maduritos y amigos. Horror y desolación, Griffin y Mona van a separarse. Cómo es posible, a su edad y tal. Lo malo es que el matrimonio de Porter y Ellie no goza de mejor salud, cuando él se lía... con la mujer de su amigo. Comedia con reparto de lujo, y que demuestra hasta donde puede llegar la estupidez humana, cuando el corazón se desorienta y las hormonas piden guerra. Peter Chelsom (Los comediantes, Un mundo a su medida) logra parte del pretendido clima de enredo de la película. Aunque, según los rumores que circularon durante el rodaje, Warren Beatty, un actor de carácter difícil y que también ha dirigido, trató de imponer (y algo consiguió) su punto de vista.

6/10
Colgadas

1999 | Hanging Up

Tres hermanas están todo el día colgadas del teléfono, resolviendo cuestiones relacionadas con su trabajo, familia, intereses amorosos... Giorgia (Diane Keaton) edita una revista, Eve (Meg Ryan) es la hermana responsable, y Maddy (Lisa Kudrow) intenta triunfar como actriz televisiva. La noticia de que su padre acaba de ingresar en el hospital ayudará a unir a la familia, aunque en el camino salten las chispas de antiguos resquemores. Mezcla de comedia y drama, el guión viene firmado por las hermanas Nora y Delia Ephron. Recordemos que Nora ha dirigido filmes tan notables como Algo para recordar y Tienes un e-mail, películas en línea parecida, aunque con mayor carga romántica. El reparto femenino es de campeonato con 3 mujeres que casi simbolizan 3 generaciones de actrices: Diane Keaton, que también dirige, es la veterana, inolvidable en pelis de Woody Allen y en El padrino; Meg Ryan ya es toda una estrella, gracias a los films citados de Nora Ephron; mientras que Lisa Kudrow viene pisando fuerte gracias a la serie televisiva Friends.

4/10
Aprendiendo a vivir

1999 | The Other Sister

Carla es una jovencita, con una pequeña discapacitación mental. Dentro de sus limitaciones, es bastante espabilada y de gran corazón. Pero sus padres, que la quieren con locura, temen dejarla volar fuera de casa, que viva con independencia en su propio hogar. Y el hecho es que ha conocido a un chico, discapacitado como ella, que podría ser, quizá, su media naranja. El film plantea un interrogante, que no tiene fácil respuesta. ¿Hasta que punto pueden formar una familia dos discapacitados mentales? La lógica parece decir: en la medida en que puedan asumir sus obligaciones de esposos y padres. Pero en la vida real, no es tan sencillo. Y tampoco la película da soluciones definitivas. De agradece ver de nuevo a Juliette Lewis en un film (tras una etapa de difícil adicción a las drogas); y también a Diane Keaton, que con una presencia secundaria en la pantalla, llena de humanidad a su personaje. ¡Un 10 para Keaton!

7/10
Mi única emoción

1997 | The Only Thrill

Drama romántico basado en un obra teatral de Larry Ketron y dirigido por Peter Masterson (Convicts). El guión, escrito por el mismo Ketron, narra –a lo largo de tres décadas– la relación entre Reece y Carol, quienes se encuentran en 1966, en un momento clave de sus vidas: cuando la mujer de él ha quedado en coma en el hospital y el marido de ella ha muerto recientemente. Destaca el solidísimo reparto, con varios nombres de primer nivel, encabezados por Diane Keaton (Cuando menos te lo esperas).

4/10
Northern Lights

1997 | Northern Lights

Extraño telefilm basado en una obra teatral de John Hoffman, quien también ha escrito el guión y se reserva un papel secundario. Roberta recibe una llamada con la noticia de que su peculiar hermano ha muerto en extrañas circunstancias. Su mejor amigo de la escuela también recibe el terrible mensaje. Cuando empiezan a indagar en la vida del fallecido caen en la cuenta de que saben mucho menos de los que pensaban. Dirige la desconocida Linda Yellen y lo mejor es probablemente el trabajo de Diane Keaton (Rojos).

4/10
El club de las primeras esposas

1996 | The First Wives Club

Goldie Hawn, Bette Midler y Diane Keaton interpretan a tres amigas que se encuentran pletóricas en su edad madura. Las tres han sido abandonadas por sus respectivos maridos, después de dedicarles los mejores años de sus vidas. Pero lejos de deprimirse por ello, deciden sacarle algún tipo de provecho a su nueva situación. Con mucha audacia y mala uva, elaboran un plan para vengarse de sus maridos. La mejor manera que encuentran para hacerlo, es atacarles directamente al bolsillo, para sacarles el máximo de dinero posible. Una divertida comedia que cuenta con trío de brillantes actrices. Está narrada con ritmo, la trama es original, y se ve con gusto. Cuenta con algunas escenas que, salvando el ridículo, resultan bastante graciosas.

5/10
La habitación de Marvin

1996 | Marvin's Room

Bessie (Diane Keaton) es una mujer que ha estado toda su vida al lado de su padre, cuidándole con inmenso cariño. Pero cuando descubre que está gravemente enferma decidirá pedir ayuda a su hermana Lee (Meryl Streep), que se marchó de su casa hace veinte años. Las diferencias entre ellas son hondas y difíciles de mejorar, pero el hijo de Lee (Leonardo DiCaprio), tenderá un cable entre ambas. Las actrices sobresalientes y el comedido y denso guión componen un melodrama de gran altura.

7/10
Vuelve el padre de la novia

1995 | Father of the Bride Part II

Segunda parte de El padre de la novia (1991) y a su vez remake del clásico El padre es abuelo, film protagonizado por Spencer Tracy y Elizabeth Taylor. Aquí el que lleva la voz cantante vuelve a ser Steve Martin y la premisa es que ahora su personaje, George Banks, va a tener un nieto, con lo que su vida vuelve a dar un vuelco tremendo. Película romántica y familiar, llena de buenos sentimientos y momentos divertidos.

5/10
Amelia Earhart: El vuelo final

1994 | Amelia Earhart: The Final Flight

Biografía dramática producida para la televisión en torno a la figura de Amelia Earhart, que fue una pionera en el campo de la aviación. En 1937 partió desde Florida hasta Los Ángeles por el camino más largo, es decir realizando un vuelo alrededor del mundo. Pero nunca regresó. Dirige Yves Simoneau (El quinto hombre), y protagoniza Diane Keaton, justo un año después de haber participado en la divertida Misterioso asesinato en Manhattan. Le acompaña el holandés Rutger Hauer, el famoso replicante Roy de Blade Runner.

4/10
Misterioso asesinato en Manhattan

1993 | Manhattan Murder Mystery

Un matrimonio neoyorquino sospecha que su vecino ha asesinado a su esposa. Se trata de uno de los filmes más completos de Woody Allen y secuencias míticas como la de la llamada telefónica, convierten esta comedia en uno de sus más hilarantes trabajos. Hay momentos inolvidables, como aquel en el que suena el tema "Sing Sing Sing", interpretado por el gran Benny Goodman y su orquesta en el Carnegie Hall neoyorquino en 1938. Una auténtica delicia. Para leer un completo análisis del guion de Allen y Marshall Brickman pincha aquí.

8/10
La novia del candidato

1992 | Running Mates

Discreto trabajo para la televisión, protagonizado por una pareja de altos vuelos, Diane Keaton (Manhattan) y Ed Harris (Pollock). Se trata de una sátira política sobre un aspirante a presidente de los EE.UU. que tiene que lidiar demasiado con los medios de comunicación, debido al secreto y turbio pasado de su novia. Dirige Michael Lindsay-Hogg, especializado en productos para la pequeña pantalla, entre los que destacan varios capítulos de la mítica y extraordinaria serie Retorno a Brideshead (1981).

4/10
El padre de la novia (1991)

1991 | Father of the Bride

George Banks regresa a su hogar después del trabajo y encuentra en casa a su hija Annie, que ha estado cuatro meses en Roma y ha vuelto a casa convertida en toda una mujer. Durante la cena anuncia una sorpresa: se va a casar. Ante la sorpresa inicial y las emociones, no todos reaccionan igual. George comienza a ponerse nervioso ante el acontecimiento y se rebela ante lo que se avecina. A partir de ese momento comienzan los preparativos de la boda: la iglesia, el convite, las flores... y por supuesto, conocer a Bryan, el novio, y a los padres de éste, los cuales viven en Beberly Hills en una fabulosa mansión. Agradable remake de El padre de la novia protagonizada por Spencer Tracy y Elizabeth Taylor en 1950. La película cuenta con escenas divertidísimas como cuando los Banks van a conocer a sus consuegros, y en general, los mohínes de Steve Martín ante los gastos que supone el bodorrío de la hija. Por otra parte, el film se detiene en la relación padre-hija y la idea de 'perder' a la niña de sus ojos cuando ésta recibe el flechazo del amor. Gustará a los más sentimentales.

6/10
The Lemon Sisters

1990 | The Lemon Sisters

Tres amigas –encarnadas por Diane Keaton, Carol Kane y Kathryn Grody– soñaban con triunfar en el mundo de la música como grupo: efímera visión jamás materializada. Película de mujeres, dirigida por una mujer, pinta a tres perdedoras a las que se mira de modo agridulce, comparando sus anhelos y la realidad que viven. Les queda la amistad y el amor, pero... La referencia que maneja Joyce Chopra es Magnolias de acero, pero el resultado es bastante inferior.

3/10
El padrino III

1990 | The Godfather: Part III

Con esta entrega, concluye la saga de la familia Corleone. Hasta ahora, en El padrino y El padrino II, Coppola había narrado con maestría las intrigas y los complejos avatares de la familia Corleone. A los nueve años, Vito Corleone, interpretado en las diferentes fases de su vida por Marlon Brando y Robert De Niro, presenció cómo el capo de una familia siciliana, asesinó a sangre fría a su padre, a su madre y a su hermano. Él se vio obligado a emigrar hacia Estados Unidos, jurando volver algún día para vengarse. Cuando muere, dejando a los Corleone en una situación privilegiada sobre el resto de las familias neoyorkinas, le sucede su hijo Michael (Al Pacino), que trata de legalizar sus negocios y convertirlos en una empresa respetable. Michael se ha convertido justo en el tipo de persona que nunca deseó ser: un padrino hecho a la imagen y semejanza de su padre, frío, ambicioso, tradicional y sin escrúpulos. Esto le ha costado el abandono de su mujer, interpretada por Diane Keaton. A la vez que pretende apartar a su familia del mundo del crimen, desea encontrar a un sucesor que pueda mantener la dignidad y los negocios de los Corleone. Pone toda su confianza en el temperamental Vincent (Andy García), su sobrino. Pero abandonar el oscuro mundo de la mafia no le va a resultar nada fácil. Quizá ésta es la menos espectacular de las tres partes de El padrino, pero mantiene la integridad y el intenso tono narrativo de sus antecesoras. Una formidable dirección y un guión muy inteligente. Al Pacino está magistral, al igual que Diane Keaton. El joven Andy García realiza con brillantez su papel. La pena es el personaje de la hija de Michael, interpretado de manera nefasta por la hija de Coppola, Sofía.

7/10
El precio de la pasión

1988 | The Good Mother

Película con toque escandaloso. Sigue a Anna, una mujer divorciada que vive con su pequeña hija. Un día se lleva a vivir al novio a casa, y la pequeña empieza a sentir curiosidad por la faceta sexual de la relación de su madre con el recién llegado. La cinta, innecesariamente gráfica y con una trama sin demasiado interés, está dirigida por el trekkie Leonard Nimoy, y empareja a Diane Keaton con Liam Neeson, antes de que éste se hiciera famoso con La lista de Schindler. Destacan los secundarios del Hollywood clásico Ralph Bellamy y Teresa Wright.

4/10
Baby, tú vales mucho

1987 | Baby Boom

Una mujer adicta al trabajo debe hacerse cargo del bebé de un pariente lejano que acaba de fallecer. Tratará por todos los medios de endilgar la cría a una familia, pero... Diane Keaton está graciosa, como suele.

4/10
Crímenes del corazón

1986 | Crimes Of The Heart

En una localidad sureña, tres hermanas se reúnen porque una de ella ha intentado asesinar a su marido, que la maltrataba. El director de Paseando a Miss Daisy reúne a tres actrices de primera en esta adaptación de obra teatral, con la que Beth Henley ganó el prestigioso premio Pulitzer.

4/10
La chica del tambor

1984 | The Little Drummer Girl

Adaptación de la novela homónima de John le Carré, parte con el handicap de que no se trata de una de las mejores obras del autor. Ambientada en el conflicto árabeisraelí, describe la acción de infiltración de una actriz estadounidense en el círculo de los terroristas palestinos, desde el momento en que ella simpatiza personalmente con la causa palestina, y es muy enamoradiza, por lo que pronto pasa por novia del hermano de uno de los asesinos. El film tiene una trama demasiado compleja, de desarrollo moroso, en la que es fácil perderse. Pero tiene su interés pintar la clásica esquizofrenia del espía, bien encarnada por Diane Keaton. Dirige el responsable de El golpe, George Roy Hill, y en el reparto se puede ver a un actor especialista en personajes delirantes, Klaus Kinski.

5/10
Mrs. Soffel

1984 | Mrs. Soffel

Sorprendente historia basada en hechos reales, acontecidos en Estados Unidos a comienzos del siglo XX. La mujer de un funcionario de prisiones (Diane Keaton) se va a enamorar de uno de los "huéspedes" de la cárcel (Mel Gibson), hasta el punto de que prestará toda su ayuda para que éste y su hermano (Matthew Modine) puedan fugarse. Para desarrollar este trama, Gillian Armstrong juega la carta de la ambigüedad, lo que obliga a aceptar que la protagonista busque el amor en una persona tan inesperada, y la narración se despliega con suficiente inteligencia para que nos preguntemos si los hermanos están manipulando a su inesperada ayudante, o si verdaderamente existen sinceros lazos afectivos.

6/10
Después del amor

1982 | Shoot the Moon

Intenso drama dirigido con buena mano por Alan Parker (El expreso de medianoche), que profundiza en la honda desolación que provoca el divorcio. Tras 15 años de matrimonio, la pareja formada por George y Faith se separa, dejándoles a ellos y a sus cuatro hijos en una situación devastadora. Los dos intentarán seguir con sus vidas por su lado, pero el dolor y los celos lo harán muy difícil. Gran guión de Bo Goldman, y estupendas actuaciones de Albert Finney (Dos en la carretera) y Diane Keaton (Rojos), por las que ambos fueron nominados a los Globos de Oro.

6/10
Rojos

1981 | Reds

John Reed (Warren Beatty) es un periodista norteamericano, muy comprometido con la causa comunista, y que no tiene ningún reparo en arriesgar su vida por aquello en lo que cree. Durante la Revolución Rusa, en 1917, Reed conoce a la escritora Louise Bryant (Diane Keaton), también férrea defensora de sus ideas feministas, y que se ha cansado de su marido. Ambos tienen un temperamento fuerte y decidido. El amor que surge entre ellos les lleva a cruzar varios continentes, en un mundo alborotado por la guerra europea. A su vez, el gran dramaturgo Eugene O'Neill (Jack Nicholson) se enamora perdidamente de Bryant. Pero el mayor amor para Reed es la política. Su relato al mundo de la revolución rusa de 1917 le mereció ser enterrado en el Kremlin. Pero no logró trasladar sus ideales a su propia patria. Una excelente película épica con una espectacular producción, que recrea de manera muy atractiva la agitada vida política y social del primer cuarto de siglo. El film intercala en el metraje testimonios de auténticos testigos de los hechos narrados, que el cineasta empezó a grabar a principios de los 70. Warren Beaty realiza un magnífico papel, al igual que Keaton y Nicholson. Beatty realiza con su dirección, un canto a la integridad de la persona y sus ideales frente a la adversidad. La película tiene acción, romance y emoción asegurada. Fue nominada a 12 Oscar, de los que ganó tres: mejor director, actriz secundaria y fotografía, obra esta última del talentoso Vittorio Storaro, que repetiría con Beatty en Dick Tracy y Bulworth.

6/10
Manhattan

1979 | Manhattan

Woody Allen da vida a un escritor de comedias cuya esposa le ha abandonado por una mujer. Actualmente mantiene una relación con una chica que no tiene ni dieciocho años. Los problemas surgen cuando aparece la mujer que él considera apropiada, ya que se trata de la novia de su mejor amigo. Con este pretexto argumental, Woody Allen elabora una comedia que tiene como finalidad elaborar un retrato de la ciudad de Manhattan y sus habitantes. No faltan las referencias al sexo, a la religión y a los psiquiatras, temas siempre presentes en las películas de Allen. El film cuenta con un excelente reparto que incluye, además de al propio director, a Diane Keaton, Michael Murphy, Mariel Hemingway y Meryl Streep. Rodada en blanco y negro, la fotografía corre a cargo de Gordon Willis, quien hace un espléndido retrato de la ciudad de Nueva York. Sin lugar a dudas, se trata de una de las grandes obras maestras del genio neoyorquino, junto a Annie Hall, Hannah y sus hermanas y Delitos y faltas.

8/10
Interiores

1978 | Interiors

Un padre de familia anuncia a sus tres hijas que ha decidido abandonar a su esposa a causa del amor que siente por otra mujer. La madre, una decoradora de gran reputación en los ambientes intelectuales de Nueva York, recibe la noticia con escepticismo, pero enseguida inicia una desesperada etapa de crisis. Primer drama de Woody Allen, que para lograr una mayor seriedad decidió no intervenir como actor. Como es habitual, logra desgarradoras interpretaciones, y algunas secuencias bastante emotivas. De paso, muestra el dolor que la situación provoca entre sus personajes, pero su visión del matrimonio es un tanto cínica y negativa.

6/10
Buscando al Sr. Goodbar

1977 | Looking For Mr. Goodbar

Theresa Dunn (Diane Keaton) es una atractiva profesora de niños sordos que lleva una curiosa doble vida. Durante el día se dedica a sus clases, es una mujer seria y responsable. Pero durante la noche, se lanza a la aventura de encuentros amorosos fortuitos y sin compromisos. Esta forma de vida no le causa ningún trastorno hasta que conoce a un joven seductor que no se contenta con verla sólo una noche. Una interesante película que plantea un complicado conflicto de la sociedad actual: el vacío sentimental y sexual que sufren algunas mujeres independientes y liberales. Narrada con agudeza y contención por Richard Brooks, cuenta con una notable interpretación de la siempre cautivadora Diane Keaton.

7/10
Annie Hall

1977 | Annie Hall

Escrita y dirigida por Woody Allen, Annie Hall narra la relación que surge entre un neurótico escritor de comedias (Woody Allen) y una joven cantante (Diane Keaton). Excelente film, considerado por muchos como la mejor película del genio neoyorquino, ofrece unos elaborados diálogos en los que no faltan las referencias a los temas preferidos por Allen: sexo, religión, la influencia paterna y, por supuesto, psiquiatras. Todo ello interpretado por un envidiable reparto; así, la pareja protagonista está acompañada por Tony Roberts, Carol Kane, Paul Simon y Christopher Walken. Como anécdota que encantará a los admiradores de la heroína de la saga de Alien, el octavo pasajero hay que señalar una brevísima aparición de unos diez segundos de Sigourney Weaver. Annie Hall fue galardonada con cuatro Oscar en las categorías de mejor película, mejor director, mejor actriz y mejor guión original. El célebre director no acudió a la ceremonia para recibir la dorada estatuilla, alegando que tenía que tocar el clarinete en su club de jazz.

8/10
Cien maneras de amar

1976 | I Will, I Will... for Now

Un año antes de rodar la fantástica película de Woody Allen Annie Hall, la entonces alocada Diane Keaton filmó esta comedia picaresca, aunque algo deprimente, sobre una pareja de divorciados que pasean su infelicidad y sus nuevas conquistas con sus correspondientes 'tira y afloja'. Acompaña a la actriz el eficiente Elliott Gould, y es una de las últimas películas de Norman Panama (El bufón de la corte).

4/10
Harry y Walter van a Nueva York

1976 | Harry and Walter Go to New York

Comedia criminal servida con un plantel de actores de auténtico lujo y ambientada a finales del siglo XIX. Harry (James Caan) y Walter (Elliott Gould) son dos artistas de medio pelo que acaban entre rejas. Allí conocen a un famoso ladrón llamado Worth (Michael Caine), con el que comienzan a trabajar. pero las cosas se complicarás cuando aparezca en escena una guapa periodista (Diane Keaton) y ellos sigan a Worth hasta Nueva York, en donde planea dar un golpe. Dirige la función Mark Rydell, especializado en trabajos para la telvisión.

4/10
La última noche de Boris Grushenko

1975 | Love and Death

Rechazado por su amada Sonja, a punto de casarse con un comerciante de arenques, Boris Grushenko se siente despechado y se alista en el ejército, justo antes de la invasión de Rusia, por parte de las tropas napoleónicas. En el frente de combate, Grushenko logra sobrevivir por su pereza y cobardía. En uno de los mejores trabajos de su primera etapa, Woody Allen parodió la literatura realista rusa, sobre todo 'Guerra y paz' y 'Crimen y castigo'. Divertidas discusiones filosóficas de los personajes, en los momentos menos oportunos, y graciosos homenajes al cine de Charles Chaplin y de los hermanos Marx. La banda sonora se compone de obras clásicas del compositor ruso Sergei Prokofiev.

6/10
El padrino II

1974 | The Godfather: Part II

Una segunda parte que rompe el tópico de segundas partes nunca fueron buenas. Es cuestionable si es mejor o peor que la genial primera parte pero, como poco, se queda a la misma altura. Cuenta la vida del niño Vito Corleone, el futuro padrino interpretado en la primera parte por Marlon Brando. A los nueve años, Vito Corleone presencia en su Sicilia natal cómo un capo de la mafia local asesina a su padre, a su madre y a su hermano. Él debe emigrar a Estados Unidos, donde dieciséis años después ya es el padrino de una importante familia. Hasta aquí, el personaje es interpretado por Robert De Niro. Cuando muere, le sucede su hijo Michael (Al Pacino), que trata de legalizar los negocios mafiosos de su familia para convertirlos en una empresa respetable. Una secuela formidable. El relato de la ascensión de Vito y el de la venganza de Michael, se combinan de forma muy atractiva en el audaz guión, firmado de nuevo por Coppola y Puzo. Es menos espectacular que la anterior, pero el ritmo narrativo es también impresionante. La actuación de Robert De Niro es brillantísima, y ganó un Oscar al mejor secundario. Al Pacino, Robert Duvall y Diane Keaton están sensacionales. La música, de Nino Rota, inigualable.

10/10
El dormilón

1973 | Sleeper

Año 2174. Miles Monroe, músico que toca el clarinete, despierta tras haber permanecido dos siglos en una cápsula de hibernación. Los Estados Unidos ya no existen, pues se han convertido en una sociedad despótica, en la que los ciudadanos están sometidos a vigilancia día y noche. Monroe acaba uniéndose a Luna Schllossel, una mujer que pertenece a la resistencia contra 'el jefazo', tirano que rige la sociedad. Divertida parodia de clásicos de la ciencia ficción apocalíptica como '1984' y 'Un mundo feliz'. Allen incluye divertidas secuencias de amor físico, al estilo de Buster Keaton, parodias de otras películas como Un tranvía llamado deseo y momentos hilarantes, como cuando el dictador sufre atentado y sólo sobrevive su nariz, de forma que la nariz sigue gobernando. La banda sonora, compuesta por piezas de jazz, está compuesta por el propio Woody Allen.

6/10
Sueños de seductor

1972 | Play It Again, Sam

Woody Allen interpreta a un tipo torpe y pusilánime, fanático del cine, que no es capaz de mantener una relación seria con una mujer. Además, cree que Humphrey Bogart se le aparece, dándole consejos para conquistar a las mujeres. Pero ni con esas. Aunque trate de imitar al mítico Bogart del pitillo en la boca, sombrero de ala y gabardina, al Bogart de Casablanca, Allen convierte en desastre cualquier cosa que se propone. Una estupenda comedia de Woody Allen, aunque, a modo de excepción, dirigida por Herbert Ross. Se trata de una de las más divertidas y frescas películas de Allen, además de ser un sentido homenaje a la mítica película de Michael Curtiz. Allen da vida a su personaje característico: un tipo hipocondríaco, inseguro y con un fuerte conflicto moral. Un guión muy inteligente, que se basa en una obra teatral escrita por el propio Allen, en el que el cine se parodia a sí mismo. Algunas escenas son desternillantes, y las que recogen los consejos de Bogart son verdaderos hallazgos. No es indispensable ser fan de Woody Allen para disfrutar con ella.

7/10
El padrino

1972 | The Godfather

Una película épica basada en la novela de Mario Puzo, guionista de la película junto a Coppola. Cuenta la vida de la familia Corleone, que ha ascendido en la sociedad norteamericana de principios de siglo gracias a la ambición y a las agallas de su patriarca, Don Corleone (Marlon Brando). Don Corleone es uno de los jefes de las familias neoyorquinas, que ejerce un enorme poder, que llega incluso hasta las altas esferas políticas. En un mundo de corrupción, Don Corleone es también el principal defensor del viejo orden moral de la mafia. Pero las nuevas generaciones no están dispuestas a acatar sus métodos, y el padrino no tiene fuerzas para imponerse. Un impresionante retrato que sobre la mafia siciliana en Estados Unidos. En el año de su estreno fue un gran éxito en taquilla. Logra la atención del espectador en todo momento, gracias a la maestría en la dirección de Coppola, y nunca resulta aburrido aunque se vuelva a ver de modo habitual. Oscar a la mejor película, al mejor guión, y al mejor actor para Marlon Brando, que se negó a recoger como protesta contra el trato dado por el gobierno a los indios norteamericanos. La historia se cuenta de manera contundente y ágil, a pesar de que está llena de dobleces. En el reparto aparecen con fuerza algunas brillantes caras nuevas, como la de Al Pacino, James Caan o Diane Keaton. La música de Nino Rota es inolvidable. Imprescindible y genial.

9/10
Amantes y otros extraños

1970 | Lovers and Other Strangers

Simpática comedia en torno al matrimonio, basada en la obra teatral de Joseph Bologna y Renée Taylor, que también escriben el guión. Mike y Susan están a punto de casarse, y todos los preparativos de la boda están preparados. Sin embargo, ambos ven cómo las parejas que tienen a su alrededor (familiares, amigos) no son todo lo felices que pudieran ser, han fracasado o han tenido que superar numerosos problemas. Quizá sería conveniente para Mike y Susan esperar un poco. La película incide, con bastante humor y picardía, en las dificultades maritales y la responsabilidad del compromiso en una época en que el divorcio comenzaba a proliferar alarmantemente. El film bien puede ser recordado porque supuso el debut cinematográfico de Diane Keaton (Annie Hall).

4/10
Colgadas

1999 | Hanging Up

Tres hermanas están todo el día colgadas del teléfono, resolviendo cuestiones relacionadas con su trabajo, familia, intereses amorosos... Giorgia (Diane Keaton) edita una revista, Eve (Meg Ryan) es la hermana responsable, y Maddy (Lisa Kudrow) intenta triunfar como actriz televisiva. La noticia de que su padre acaba de ingresar en el hospital ayudará a unir a la familia, aunque en el camino salten las chispas de antiguos resquemores. Mezcla de comedia y drama, el guión viene firmado por las hermanas Nora y Delia Ephron. Recordemos que Nora ha dirigido filmes tan notables como Algo para recordar y Tienes un e-mail, películas en línea parecida, aunque con mayor carga romántica. El reparto femenino es de campeonato con 3 mujeres que casi simbolizan 3 generaciones de actrices: Diane Keaton, que también dirige, es la veterana, inolvidable en pelis de Woody Allen y en El padrino; Meg Ryan ya es toda una estrella, gracias a los films citados de Nora Ephron; mientras que Lisa Kudrow viene pisando fuerte gracias a la serie televisiva Friends.

4/10
Unstrung Heroes

1995 | Unstrung Heroes

En los años 60, a un chaval de doce años, Steven, le toca cargar con el dolor que supone el cáncer de ovarios que padece su madre. Durante un verano, mientras su padre cuida de su madre, él se va a vivir con sus dos excéntricos tíos, Arthur y Danny, con los que tendrá una relación muy especial, y que le invitan a explorar sus raíces judías. Film de iniciación a la vida para un adolescente, el guionista Richard LaGravenese adapta un libro de Franz Lidz para Diane Keaton, en una de las incursiones de la actriz como directora. Tiene un tono agridulce, pues combina el humor con esa situación tan irrepetible de saber que la vida de una madre se apaga; y muestra cómo el heroísmo puede y debe formar parte de lo cotidiano.

5/10
Twin Peaks (2ª temporada)

1991 | Twin Peaks (Season 2) | Serie TV

El agente Cooper sigue investigando el asesinato de Laura Palmer. Inesperadamente, un misterioso asaltante dispara contra Cooper. Mientras éste se recupera, tiene unos sueños en los que se le aparece un gigante que le ofrece nuevas pistas. La segunda y última temporada de la serie creada por Mark Frost y David Lynch acentúa los elementos oníricos y surrealistas de la trama. El final deja flecos abiertos, pero es sin duda uno de los más originales de la historia de la televisión.

7/10
Wildflower

1991 | Wildflower

Dura y entrañable película de ambiente campestre, realizada para la pequeña pantalla y que significó el debut en la dirección de la actriz Diane Keaton (Manhattan), después de haberse puesto detrás de las cámaras en algún episodio televisivo. La historia que cuenta, adaptación de un libro de Sara Flanigan, interesa gracias a los personajes que la pueblan. Sammy es un joven que desea ir a la universidad, pero para eso necesita una beca. Su padre, recientemente viudo, se opone, pues no para de trabajar en la granja familiar y concibe esa ayuda social como una limosna. Un día Sammy y su hermana Ellie conocen a una vecina llamada Alice, que es muda y sufre de epilepsia, por lo que su padre la tiene encerrada en casa. Ellos se harán amigos de ella e intentarán enseñarle versos y otras cosas de la vida. Buenos trabajos del reparto, con mención especial para Patricia Arquette (Carretera perdida) en el papel de Alice, por el que mereció un premio CableAce.

5/10

Últimos tráilers y vídeos