IMG-LOGO

Biografía

Mark Duplass

Mark Duplass

43 años

Mark Duplass

Nació el 07 de Diciembre de 1976 en Nueva Orleáns, Luisiana, EE.UU.
Filmografía
The Morning Show

2019 | The Morning Show | Serie TV

Alex Levy y Mitch Kessler han formado hasta la fecha una de las parejas más populares de los informativos de la televisión de los Estados Unidos. Pero en tiempos sensibles con el #MeToo y las conductas sexuales inapropiadas con compañeras de trabajo rueda la cabeza de Mitch, un escándalo nacional, que por otra parte deja conmocionada a Alex, que sabe que tras 15 años de asociación puede ver terminada bruscamente su carrera, si no sabe reconducir la situación. Los hechos coinciden con la creciente popularidad, cortesía de las redes sociales, de la reportera provinciana Bradley Jackson. En efecto, se ha convertido en una celebridad gracias a un vídeo grabado cuando cubría unas manifestaciones de protesta por el cierre de una mina: el modo en que se encaraba con uno de los que ahí protestaban, mostrando una gran autenticidad, ha cautivado al público. Interesante serie sobre el mundo de la televisión y los entresijos que hay detrás, con ejecutivos dispuestos a lo que sea para mantener o recuperar audiencias, y reporteros que temen por sus puestos o ven una oportunidad para escalar posiciones. Creada por Jay Carson –que participó en House of Cards y en la película El candidato– y Kerry Ehrin –en cuyos créditos figura Bates Motel–, refleja bien la deshumanización creciente de los medios de comunicación, en primer lugar porque los propios profesionales sacrifican su vida personal en aras a unas ambiciones que les dejan literalmente vacíos. Tal idea están bien plasmada por la deshecha pareja de presentadores, a los que encarnan Jennifer Aniston y Steve Carell, quiene apenas se examinan, al menos en un primer momento, acerca de si su conciencia, en lo profesional y en lo personal, no tiene algo que reprocharles. El contraste, por supuesto, lo ofrece el personaje con posibilidades de ascender, interpretado por Reese Witherspoon, todavía no maleado, aunque nunca se sabe. Uno de los aciertos de serie de Apple TV+ es el completo reparto, con muchos personajes secundarios que tienen que aportar algo al conjunto de la narración.

7/10
El escándalo (Bombshell)

2019 | Bombshell

Crónica del escándalo que sacudió al poderoso director de la cadena televisiva Fox News, Roger Ailes (1940-2017), cuando fue denunciado por acoso sexual en 2016 por parte de una de sus empleadas, la presentadora Gretchen Carlson, denuncia a la que se fueron sumando numerosas mujeres que habían sufrido el acoso del magnate a lo largo de los años. El guionista Charles Randolph pergeñó el guión a partir de las acusaciones reales vertidas contra Ailes y ofrece una trama atropellada al principio para irse poco a poco estabilizándose, un poco al modo de su oscarizado libreto de La gran apuesta, una historia que también resultaba poco accesible en ciertas momentos pero que ofrecía un buen tapiz final de la crisis económica de 2008. En El escándalo (Bombshell) se centra principalmente en tres personajes femeninos: las prestigiosas presentadoras Gretchen Carlson y Megyn Kelly, ambas reales, y la recién llegada Kayla Pospisil, personaje ficticio que ejemplifica el modelo de acoso de Ailes. Entre las tres ofrecen una visión poliédrica de las víctimas y las dificultades para tomar unas u otras decisiones que pueden minar el futuro profesional y personal de cada una de ellas. A veces las tramas personales parecen bastante caprichosas –esa relación de Kayla con una compañera-, otras resultan más razonables, como las dudas y crisis de Kelly a la hora callar o hablar. La narración está contada con buen ritmo por el director Jay Roach, más habitual en el género de la comedia. Logra transmitir la trepidación de un canal de noticias, las manipulaciones y controversias políticas (en torno a Trump, etc.), lo cual, por otra parte, exige una atención extra especialmente en el espectador no estadounidense, que probablemente ignora los nombres de las periodistas famosas de la cadena, jefes, compañeros, etc. El resultado es convincente pero también deja un aire general de cierta confusión. No es fácil, se ve, hacerse una idea completa de los hechos en poco más de hora y media, unos sucesos –los mismos– que podía contar con mayores y mejores matices la aplaudida serie televisiva La voz más alta. Sin duda, el punto fuerte de El escándalo (Bombshell), más allá lógicamente de la loable búsqueda de la justicia y la lucha femenina por conseguir la igualdad laboral, hay que buscarlo en el plantel interpretativo, donde hay un trabajo coral de numerosos actores y actrices, a veces en simples cameos. Las tres actrices protagonistas están estupendas y a ellas se debe en gran medida que la película aguante. Hay que destacar a Margot Robbie como la joven ambiciosa y, sobre todo, a una impecable y magnética Charlize Theron, retocada visiblemente en su rostro para ser Megyn Kelly. Su trabajo es formidable. Y también sobresale sin duda el también caracterizado John Lithgow en la piel del repelente Roger Ailes.

6/10
Tully

2018 | Tully

La tercera colaboración del director Jason Reitman con la guionista Diablo Cody –antes hicieron Juno y Young Adult–, y la segunda de ambos con la actriz Charlize Theron –Young Adult–, comparte el trío créditos como productores. Sigue a Marlo, una madre desbordada: tiene dos hijos pequeños, Sarah y Jonah, el segundo con una especie autismo, y está a punto dar a luz el tercero. Su marido Drew es un buen tipo, pero algo tranquilo: trabaja con intensidad, y echa una mano con los chavales, pero el peso principal del hogar recae con Marlo. Cuando nace Mia, el snob hermano de Marlo, Craig, le ofrece un regalo original: una niñera para las noches, así los padres, y sobre todo Marlo, podrán conciliar el sueño. Y en efecto, la llegada de la singular Tully va a suponer un cambio importante en la vida de Marlo. La trama concebida por Cody tiene su punto de gracia, aunque también puede resultar desconcertante. Lo que resulta innegable es que plantea de modo original ideas de calado, acerca de la importancia de buscar la cohesión del hogar, con la conciliación de familia y trabajo, donde ambos progenitores han de procurar la complicidad y el equilibrio, para que ninguno de ellos –y sobre todo la mujer, a la que toca casi siempre llevar más peso– se rompa; no bastan las propias fuerzas, por poderosas que sean. Y para ello sirven las cualidades de Tully, que parecen casi mágicas o sobrenaturales, como si un buen ángel de la guarda o una sirena –un motivo recurrente del film como subtexto– se hubiera compadecido del estrés casi insoportable de Marlo, hasta pasearse por el mundo de los mortales y así prestar su valiosa ayuda. Esto permite además desarrollar muy bien los rasgos de los personajes, con frases muy agudas, como las de Marlo, que afronta los agobios con su particular sentido del humor. Además de algunos cuidados personajes secundarios –el marido, el hermano y la cuñada de Marlo, más los niños–, se presta atención sobre todo a las dos mujeres protagonistas, Marlo y Tully. En tal sentido, Charlize Theron hace un magnífico trabajo, más difícil lo tiene Mackenzie Davis, por su desconcertante aura; aunque sirve para los propósitos argumentales, mostrar la paulatina evolución de ambos personajes, que se van aproximando, y permiten deslizar la arriesgada sorpresa final. Es una lástima que ésta caiga de un modo algo abrupto, pero sirve para entregar la moraleja condensada en el plano final, padre y madre junto de espaldas en la cocina, compartiendo las tareas del hogar.

6/10
Love Sonia

2018 | Love Sonia

Blue Jay

2016 | Blue Jay

Togetherness

2015 | Togetherness | Serie TV

Serie urdida por los hermanos Jay y Mark Duplass, éste también con presencia actoral, al igual que ocurre con Steve Zissis, que ha intervenido en los guiones. Siguiendo la estela de sus trabajos para el cine, aborda con ácido humor la vida familiar y sentimental de una familia –matrimonio con dos niños–, la hermana de la esposa, y el mejor amigo del marido, aspirante a actor. La idea es mostrar que lo de sacar adelante un hogar puede dar paso a la rutina en la vida de pareja, y los niños convertirse en insoportables. Tales premisas dan pie a un humor entre cínico y patético, en que la sexualidad conyugal ha sido sustituida por sucedáneos de placer en solitario. Lo mejor es el timing y un reparto que se encuentra a gusto en sus roles, pero la mirada antropológica resulta muy pobretona.

5/10
Tammy

2014 | Tammy

Después de perder su trabajo y descubrir que su marido le ha sido infiel, Tammy (Melissa McCarthy) sale a la carretera con su grosera y gran bebedora abuela (Susan Sarandon) en el viaje de su vida.

Piedad

2014 | Mercy

La noche más oscura (Zero Dark Thirty)

2013 | Zero Dark Thirty

El 11 de septiembre de 2001 el mundo cambió para siempre. Pero sobre todo cambió el modo en que Estados Unidos se iba a enfrentar al terrorismo a partir de entonces. Eliminar a los responsables de las masacres se convirtió en el primer objetivo de un país encolerizado y fuera de sí. Millones de dólares, de recursos y de agentes se pusieron manos a la obra. Diez años después las noticias del mundo entero se hicieron eco de la muerte de Osama Bin Laden, el jefe de Al Qaeda. Este film es una crónica de más de dos horas y media acerca de esos años. El hilo conductor es Maya, una joven agente de la CIA que es enviada desde Washington hasta Pakistán para obtener pistas acerca del paradero de Bin Laden. Una vez allí los esfuerzos de Maya se centrarán en la búsqueda de un hombre, Abu Ahmed, presumiblemente el correo de Bin Laden. Maya está segura de que encontrándole a él podrán llegar hasta su objetivo número uno. La noche más oscura tiene un comienzo discreto, quizá poco imaginativo, que remite a las típicas películas de denuncia, con esas primeras secuencias tan sucias, tan desagradables, de las torturas que los estadounidenses infligen a los presos para sacarles información; sin embargo, tal impresión inicial es un espejismo, porque poco a poco todo va adquiriendo una inusitada intensidad, una visión más amplia, más traumática, hasta llegar al impactante clímax final, ya en escenario bélico, visión nocturna de por medio, con el objetivo claro de abatir al hombre más buscado del mundo. Entre medias, muchos días, años, de pesquisas, de interrogatorios, de testigos, de decisiones, de muertes, de atentados en diferentes países. Después de En tierra hostil, la oscarizada Kathryn Bigelow vuelve a demostrar que se ha convertido en una directora muy, muy seria. Sigue buscando el hiperrealismo, que en este film está remarcado con la efusión con movimientos de cámara a menudo nerviosos y una planificación cuidadísima para que parezca “descuidada”, real, como si viéramos un trozo de lo que ocurre en el enorme puzzle de los conflictos bélicos, del terrorismo, del mundo de los agentes, de las cárceles secretas e inhumanas, de las reuniones de despacho, etc., con encuentres abiertos y una tendencia enorme a cambiar de localizaciones, no vaya a ser que la cosa resulte aburrida o previsible... En este aspecto destaca el buen uso temporal de la historia, que no acusa debilitamiento alguno pese a abarcar desde 2001 hasta 2011, y que va situando al espectador en numerosos lugares del planeta –aunque centre su base de operaciones en Pakistán y Estados Unidos–, mostrando los hechos que en ese momento suceden, sus investigaciones y avances en cuanto a las pistas que llevan hacia el posible paradero de Bin Laden. Para realizar el film, el equipo de Bigelow ha contado con información privilegiada acerca de los hechos reales que llevaron a la localización y muerte del jefe de Al Qaeda. Y parece bastante lógico que todo lo que se cuenta sea más o menos lo que ocurrió. Porque hay en La noche más oscura algo que llama mucho la atención: el poco interés que se presta a la investigación propiamente dicha. En el fondo, todo el film es una investigación, pero a Bigelow no le interesa mostrar las migas de pan que llevan al objetivo, ni trasladar al espectador una serie razonamientos que ofrezcan a lo Sherlock Holmes la solución matemática de la ecuación. Para Bigelow y su guionista Mark Boal (que ya trabajó con ella en En tierra hostil) cuenta la intensidad de esa investigación (que en realidad es la obsesión de todo un país, y así se enfatiza), las vivencias traumáticas de sus personajes protagonistas, la presión a la que están sometidos, sus tomas de postura, sus crisis, sus enfrentamientos, su frustración. Resulta genial el dibujo a trazo grueso que hace del organigrama de la CIA, donde cada uno cree una cosa, donde todo son dudas y la presumible infalibilidad del mejor sistema de espionaje del mundo se desmorona al revelarse simplemente como ineficiente. Y donde, al final, quien tiene el poder de decisión es capaz de doblegarse ante una sola persona con verdadera seguridad en sí misma. Jessica Chastain ofrece excelentes secuencias con este enfoque gracias a su portentosa interpretación de Maya, de una altura que raya la perfección. El Oscar llama a su puerta. Pero, lógicamente, para que La noche más oscura pueda ser tenida en consideración ha de poner en la picota toda la sucia realidad de la lucha contra el terrorismo. Aquí no hay casi nada para la galería. Todo es directo, despiadado, frío. No se esconden las intenciones inmorales, asesinas, de la CIA, a quien sólo interesa llegar a hasta su objetivo, da igual las vidas que siegue en su camino. Se muestra la falsedad de la Casa Blanca, pero Bigelow lo hace con enorme displicencia y a la vez sabe enfocar (o desenfocar) la mirilla para huir del puro maniqueísmo y, así, muestra, por ejemplo, cómo la inhumanidad de la tortura también acaba pasando factura a los verdugos. Visualmente el film está tan cuidado como todo lo demás aunque hay momentos destacados y de un atroz realismo, como en la escena del atentado del restaurante o en la incursión final en Abbottabad. Desde luego lo más llamativo es ese peculiar aire documental que se imprime a toda la narración, hecho que adquiere mayor entidad a la hora de sembrar la historia de numerosos personajes, sin que ninguno, salvo la Maya de Chastain, se lleve la gloria. Así, con un elenco de actores excelentes en papeles menores –Jennifer Ehle, Stephen Dillane, Mark Strong, James Gandolfini, etc.– la narración aumenta en verosimilitud a la hora de ofrecer una trama equilibrada que quiere acercarse lo más posible a lo que ocurrió en la realidad.

8/10
¡Por fin solos!, de Lawrence Kasdan

2012 | Darling Companion

Beth y Joseph son un matrimonio maduro, con ella un poco alicaída porque sus dos hijas se han hecho mayores, y ya no viven en su casa, y él siempre ocupado por su trabajo de cirujano de columna. Mientras conduce con su hija Grace por la autopista, Beth acierta a ver un perro herido y abandonado. Rescatado y adoptado, sirve a Grace para encontrar novio, el veterinario que atiende al animal. Cuando celebran la boda en la familiar casa de verano en las Montañas Rocosas, Freeway (autopista), que así bautizan al perro, se pierde. Se organiza entonces una exhaustiva búsqueda donde están implicados Beth y Joseph más Penny, hermana de Beth, con su novio Russell y su hijo Brian, y la joven que cuida la casa Carmen, gitana con supuesto don de clarividencia. Nueve años después de su fallida incursión por el género del terror en El cazador de sueños, Lawrence Kasdan vuelve a ponerse tras la cámara con un tipo de historia que le resulta sin duda más familiar, y en cuyo guión ha participado su esposa, Meg Kasdan, que también intervino en el libreto de la magnífica Grand Canyon, el alma de la ciudad. No parece casual que el marco en ambos casos aluda a Colorado. Fácilmente podría decirse que en ¡Por fin solos!, de Lawrence Kasdan no ocurre nada, o casi, el perro Freeway asume el rol de macguffin, excusa argumental, aunque sin duda que hay “amor canino” en la realización de este film, numerosos perros pululan por la cinta. Parece que Meg Kasdan parte de una experiencia personal, y en efecto, muchas situaciones de familia, parecen la vida misma. Sea como fuere lo importante es hacer un estudio de personajes y situaciones, ligero pero con enjundia, para mostrar que en las relaciones matrimoniales y familiares, si se desea estrechar los lazos y mantener la llama vida, es crucial el amor, la confianza, la comprensión. ¡Por fin solos! de Lawrence Kasdan, que bascula entre el drama y la comedia, se contempla con gusto, todo fluye con sorprendente naturalidad, incluso el recurso de las visiones de Carmen está utilizado con inteligencia, no suena a ridícula extravagancia “new age”; hasta la breve escena animada, un sueño, está bien insertada. El plantel de actores es formidable, empezando por el habitual del cine de Lawrence Kasdan Kevin Kline, pero también con el resto, estupendísimos Diane Keaton, Richard Jenkins, Dianne Wiest, Mark Duplass, Elisabeth Moss, Sam Shepard, y la desconocida Ayelet Zurer.

6/10
Así somos

2012 | People Like Us

Una comedia dramática sobre la familia, inspirada en una historia real y protagonizada por Chris Pine (Star Trek), quien da vida a Sam, un charlatán vendedor de unos veinte años cuyo último contrato se derrumba el día que se entera que su padre ha muerto repentinamente. Contra sus deseos, Sam deberá regresar a su hogar para encargarse de la sucesión y recobrar contacto con su distanciada familia. Mientras intenta cumplir con la última voluntad de su padre, Sam descubre un asombroso secreto que altera el curso de su vida: Sam posee una hermana de 30 años llamada Frankie (Elizabeth Banks), cuya existencia desconocía. A medida que se van conociendo, Sam se verá forzado a reconsiderar todo lo que creía saber sobre su familia y replantearse las decisiones que ha tomado en su vida.

Seguridad no garantizada

2012 | Safety Not Guaranteed

Jeff, periodista de un periódico de Seattle, se lleva a dos jóvenes becarios, Darius y Arnau, para cubrir una potencial historia que surge por un anuncio por palabras de un tipo misterioso, Kenneth, que busca un compañero para viajar al pasado. En realidad, en el caso de Jeff se trata de una excusa para reencontrarse en el pueblo donde reside Kenneth con una antigua novia, a la que no ha visto en dos décadas. Pero Darius está cada vez más fascinada por Kenneth, pues admitida su excentricidad rayana en la locura, hay algo en la sencillez con que expone sus propósitos de viajar en el tiempo que le cautiva y le atrae. Original muestra de cine “indie”, de ritmo impecable, producida por los hermanos Mark Duplass y Jay Duplass, donde el primero se reserva además el papel de Kenneth. Los desconocidos Derek Connolly, guionista, y Colin Trevorrow, director, demuestran un talento inusual al desarrollar una historia diferente, que aúna géneros como la comedia, el drama, el romanticismo, el thriller e incluso la ciencia ficción, para de este modo ofrecer una atinada reflexión sobre el paso del tiempo y las oportunidades perdidas. El tono es ligero, pero sí pinta la perplejidad de ciertas personas con formación, entre los 20 y los 40 años, que han padecido ya algunos de los embates que suele deparar la vida, y que buscan ubicarse tratando de encontrar a quien amar. Los actores están muy bien, sin innecesarios histrionismos.

6/10
El amigo de mi hermana

2011 | Your Sister's Sister

Jack no soporta los elogios fúnebres a su hermano, fallecido hace un año, y antiguo novio de Iris, la chica a la que quiere, aunque no se lo confiese. Su carácter está tan enrarecido que Iris invita a Jack a alejarse una temporada del mundanal ruido, invitándole a que vaya solo a una casita en una isla, un retiro que seguro que le vendrá la mar de bien. Pero resulta que en la casa está Hannah, la hermana lesbiana de Iris, algo deprimida tras poner fin a una relación. Con unas cuantas copas de más, Jack y Hannah se acuestan, una situación la mar de incómoda, sobre todo cuando Iris se presenta inesperadamente en la isla al día siguiente. Peliculita “indie”, algo rebuscada en sus artificios, y que exige al espectador la suspensión de su incredulidad ante una serie de casualidades demasiado casuales: la casa no está vacía, el plan de soledad queda olvidado, surge el plan de la maternidad por arte de birlibirloque. A pesar de algunos baches, El amigo de mi hermana tiene su ritmo, la guionista y directora Lynn Shelton muestra cierto pulso narrativo, saca partido a un presupuesto escaso y maneja bien a sus tres actores: a Mark Duplass, con el que ya había hecho Humpday, y a las féminas Emily Blunt y Rosemarie DeWitt. La historia de El amigo de mi hermana es hija de su tiempo. Es decir, adultos que no acaban de madurar, desorientación sexual y afectiva, y la propuesta de que existen muchos y variados modelos de familia que surgen con espontaneidad, no habría que estar cerrado a nada, todo vale si se quieren, parece decir Shelton. El título de El amigo de mi hermana es cuando menos, una traducción curiosa del original “Your Sister’s Sister”, que aludiría, pensamos, a que la relación inicial entre Jack e Iris es de “amigos” o “hermanos”.

5/10
Humpday

2009 | Humpday

Ha pasado una década desde que Ben y Andrew eran los chicos malos del campus. Mientras el primero se ha casado y ha encontrado un buen trabajo, el segundo sigue siendo un bala perdida que malvive como artista errante.Tras un largo periodo sin noticias, una inesperada visita y la posterior invitación a una fiesta salvaje degenerarán en una borrachera legendaria de la que surgirá la idea más descabellada jamás concebida por ambos amigos: rodar juntos una película con la que poder participar en un festival de cine porno amateur.

Hannah Takes the Stairs

2007 | Hannah Takes the Stairs

Hannah trabaja como becaria en una productora televisiva, junto a Matt y Paul, guionistas. Aunque tiene novio con quien convive, inicia una relación con uno de ellos.Aunque los títulos de crédito iniciales prometen una buena muestra de cine independiente "made in USA", las expectativas se desinflan a toda velocidad. El film es poco más que un ejercicio de alumno de escuela de cine no demasiado talentoso: diálogos sin sustancia, trama sobre escribir guiones, actores sosetes, abundantes desnudos... Para olvidar.

2/10
Unlovable

2018 | Unlovable

Mesa 19

2017 | Table 19

Seis personas coinciden en la misma mesa en el banquete de una boda. Es la mesa que reúne a gente invitada por compromiso, de modo que cada uno de ellos sabe que está allí de rebote y que quizá no debería haber aceptado la invitación. Son Jo, la vieja niñera de la novia; Walter, un primo con problemas legales; Rezno, un jovenzuelo obsesionado con ligar; Jerry y Bina Kepp, matrimonio en crisis que regenta un restaurante; y, por último, Eloise, amiga de la novia y reciente ex novia su hermano. Comedia ligera y previsible dirigida por Jeffrey Blitz (Spellbound) y cuyo guión es obra de los hermanos Duplass (Mark y Jay), que tienen cierto recorrido en el género con alguna película especialmente estimable, como Cyrus. Aquí parten de una premisa bastante manida aunque no por ello menos socorrida a la hora de generar constantes situaciones divertidas: la reunión de unos cuantos personajes extraños, algunos frikis y otros simplemente fuera de lugar, que coinciden por obligación. Entre chanzas y desencuentros, poco a poco la camaradería surgirá entre ellos. El desarrollo es todo lo convencional que se puede imaginar, pero se agradece que el humor diste mucho de la grosería de las películas de Apatow o de los hermanos Farrelly, por poner ejemplos conocidos. Algunos diálogos gruesos hay, provocados por los personajes más estrafalarios –el estudiante salido, el sobrino tarambana–, pero en general se persigue cierta elegancia en las situaciones y los gags no apelan sin más a los bajos instintos. Más bien Mesa 19 es un film  de planteamientos amables, sensiblero y superficial si se quiere, pero con romanticismo como telón de fondo. Tampoco destacan mucho las interpretaciones, entre las cuales quizá puede mencionarse especialmente la de Lisa Kudrow.

4/10
Blue Jay

2016 | Blue Jay

Togetherness

2015 | Togetherness | Serie TV

Serie urdida por los hermanos Jay y Mark Duplass, éste también con presencia actoral, al igual que ocurre con Steve Zissis, que ha intervenido en los guiones. Siguiendo la estela de sus trabajos para el cine, aborda con ácido humor la vida familiar y sentimental de una familia –matrimonio con dos niños–, la hermana de la esposa, y el mejor amigo del marido, aspirante a actor. La idea es mostrar que lo de sacar adelante un hogar puede dar paso a la rutina en la vida de pareja, y los niños convertirse en insoportables. Tales premisas dan pie a un humor entre cínico y patético, en que la sexualidad conyugal ha sido sustituida por sucedáneos de placer en solitario. Lo mejor es el timing y un reparto que se encuentra a gusto en sus roles, pero la mirada antropológica resulta muy pobretona.

5/10
Black Rock

2012 | Black Rock

Tres amigas de la infancia dejan de lado sus diferencias y deciden pasar un fin de semana de chicas en una remota isla de la costa de Maine. Sin embargo, su escapada se convertirá en una lucha mortal por la supervivencia.

Jeff y los suyos

2011 | Jeff Who Lives at Home

Cyrus

2010 | Cyrus

John es un tipo maduro, que atraviesa una mala racha. Su ex esposa, de la que se divorció seis años atrás, va a casarse próximamente. Lo que le recuerda que él no está centrado... hasta que en una fiesta conoce a Molly, un encanto de mujer, con la que se lleva estupendamente. Aquello podría ser una segunda oportunidad para ser feliz. Pero el noviazgo incluye un “extra”: Cyrus, hijo de Molly de 22 años. El padre abandonó el hogar al poco de nacer, y él está muy unido a su madre. Tanto que de modo insidioso torpedea la relación, no desea que nada le aparte de su querida mamá. Original película de los hermanos Jack Duplass y Mark Duplass, típica muestra de cine americano independiente, aunque la cinta está respaldada en la producción por otros hermanos, los británicos Ridley Scott y Tony Scott. Hay que reconocer que la premisa tiene su gracia, y que se trata de una narración contenida, cuando se prestaba a todo tipo de excesos al estilo La guerra de los Rose. El reparto al completo está bien, pero llama la atención Jonah Hill, que cambia de registro –por una vez no le tenemos en una “chorrada” zafia para adolescentes descerebrados–, y lo borda como veinteañero enmadradado, incapaz de cortar el cordón umbilical con su madre aunque ya sea un adulto. Por supuesto, estamos ante una comedia, pero con elementos dramáticos, el film habla de las dificultades que surgen en las relaciones entre las personas, lo arduo que resulta encontrar la felicidad, más en una época donde dominan los desencuentros afectivos y los miedos de diversa índole. Quizá donde se les va la mano a los hermanos directores en su puesta en escena. Por un lado la película tarda en arrancar, deberían haber puesto sus principales cartas sobre la mesa con más agilidad. Por otro, carga su decisión de rodar cámara en mano, cambiando constantemente la distancia focal con zooms que distraen. En cambio hay que agradecer la sobriedad con que se cuenta todo; aciertan con el desenlace, y en una película como ésta encaja bien aquello de que “a buen final, no hay mal principio”.

6/10
Baghead

2008 | Baghead

Cuatro amigos que estudian cine, después de ver la proyección de una película “indie” en un festival, deciden retirarse un fin de semana en una cabaña para preparar su propia película. Son dos chicos y dos chicas, con historias amorosas cruzadas. Comenzarán a suceder extraños acontecimientos, ronda el lugar un tipo que se cubre la cabeza con una bolsa de papel. Típico film de estudiantes, con personajes poco definidos, y que hablan de un rodaje, cine dentro del cine, lo que evidencia falta de bagaje interesante para pergeñar una historia poderosa. Así que la cosa queda en ejercicio de estilo para ir soltándose y poco más. Y en efecto, los hermanos Mark Duplass y Jay Duplass rodaron dos años después la bastante más interesante Cyrus.

4/10
Togetherness

2015 | Togetherness | Serie TV

Serie urdida por los hermanos Jay y Mark Duplass, éste también con presencia actoral, al igual que ocurre con Steve Zissis, que ha intervenido en los guiones. Siguiendo la estela de sus trabajos para el cine, aborda con ácido humor la vida familiar y sentimental de una familia –matrimonio con dos niños–, la hermana de la esposa, y el mejor amigo del marido, aspirante a actor. La idea es mostrar que lo de sacar adelante un hogar puede dar paso a la rutina en la vida de pareja, y los niños convertirse en insoportables. Tales premisas dan pie a un humor entre cínico y patético, en que la sexualidad conyugal ha sido sustituida por sucedáneos de placer en solitario. Lo mejor es el timing y un reparto que se encuentra a gusto en sus roles, pero la mirada antropológica resulta muy pobretona.

5/10
Jeff y los suyos

2011 | Jeff Who Lives at Home

Cyrus

2010 | Cyrus

John es un tipo maduro, que atraviesa una mala racha. Su ex esposa, de la que se divorció seis años atrás, va a casarse próximamente. Lo que le recuerda que él no está centrado... hasta que en una fiesta conoce a Molly, un encanto de mujer, con la que se lleva estupendamente. Aquello podría ser una segunda oportunidad para ser feliz. Pero el noviazgo incluye un “extra”: Cyrus, hijo de Molly de 22 años. El padre abandonó el hogar al poco de nacer, y él está muy unido a su madre. Tanto que de modo insidioso torpedea la relación, no desea que nada le aparte de su querida mamá. Original película de los hermanos Jack Duplass y Mark Duplass, típica muestra de cine americano independiente, aunque la cinta está respaldada en la producción por otros hermanos, los británicos Ridley Scott y Tony Scott. Hay que reconocer que la premisa tiene su gracia, y que se trata de una narración contenida, cuando se prestaba a todo tipo de excesos al estilo La guerra de los Rose. El reparto al completo está bien, pero llama la atención Jonah Hill, que cambia de registro –por una vez no le tenemos en una “chorrada” zafia para adolescentes descerebrados–, y lo borda como veinteañero enmadradado, incapaz de cortar el cordón umbilical con su madre aunque ya sea un adulto. Por supuesto, estamos ante una comedia, pero con elementos dramáticos, el film habla de las dificultades que surgen en las relaciones entre las personas, lo arduo que resulta encontrar la felicidad, más en una época donde dominan los desencuentros afectivos y los miedos de diversa índole. Quizá donde se les va la mano a los hermanos directores en su puesta en escena. Por un lado la película tarda en arrancar, deberían haber puesto sus principales cartas sobre la mesa con más agilidad. Por otro, carga su decisión de rodar cámara en mano, cambiando constantemente la distancia focal con zooms que distraen. En cambio hay que agradecer la sobriedad con que se cuenta todo; aciertan con el desenlace, y en una película como ésta encaja bien aquello de que “a buen final, no hay mal principio”.

6/10
Baghead

2008 | Baghead

Cuatro amigos que estudian cine, después de ver la proyección de una película “indie” en un festival, deciden retirarse un fin de semana en una cabaña para preparar su propia película. Son dos chicos y dos chicas, con historias amorosas cruzadas. Comenzarán a suceder extraños acontecimientos, ronda el lugar un tipo que se cubre la cabeza con una bolsa de papel. Típico film de estudiantes, con personajes poco definidos, y que hablan de un rodaje, cine dentro del cine, lo que evidencia falta de bagaje interesante para pergeñar una historia poderosa. Así que la cosa queda en ejercicio de estilo para ir soltándose y poco más. Y en efecto, los hermanos Mark Duplass y Jay Duplass rodaron dos años después la bastante más interesante Cyrus.

4/10
Togetherness

2015 | Togetherness | Serie TV

Serie urdida por los hermanos Jay y Mark Duplass, éste también con presencia actoral, al igual que ocurre con Steve Zissis, que ha intervenido en los guiones. Siguiendo la estela de sus trabajos para el cine, aborda con ácido humor la vida familiar y sentimental de una familia –matrimonio con dos niños–, la hermana de la esposa, y el mejor amigo del marido, aspirante a actor. La idea es mostrar que lo de sacar adelante un hogar puede dar paso a la rutina en la vida de pareja, y los niños convertirse en insoportables. Tales premisas dan pie a un humor entre cínico y patético, en que la sexualidad conyugal ha sido sustituida por sucedáneos de placer en solitario. Lo mejor es el timing y un reparto que se encuentra a gusto en sus roles, pero la mirada antropológica resulta muy pobretona.

5/10

Últimos tráilers y vídeos