IMG-LOGO

Biografía

Lynn Shelton

Lynn Shelton

54 años ()

Lynn Shelton

Nació el 27 de Agosto de 1965 en Oberlin, Ohio, EE.UU.
Falleció el 15 de Mayo de 2020 en Los Ángeles, California, EE.UU.

Autora indie

12 Enero 2011

Dirigió títulos de corte 'indie' como "Humpday" y "El amigo de mi hermana". Lynn Shelton falleció el 15 de mayo de 2020, en Los Ángeles, a los 54 años, como consecuencia de un desorden sanguíneo desconocido, según anunció su publicista, Adam Kersh, en un comunicado. "Su energía creativa ilimitada y su espíritu contagioso no tenían rival", apuntó Mark Duplass, su actor fetiche. "Ella me hizo mejor. Golpeamos cabezas, inventamos, reímos, nos empujamos. Como familia. Qué pérdida tan profunda".

Nacida en Oberlin, Ohio, el 27 de agosto de 1965, Lynn Shelton estudió en Oberlin College en Ohio, y en un primer momento pretendía dedicarse a la interpretación, por lo que se matriculó en Arte Dramático en la Universidad de Washington. En Nueva York tomó clases de fotografía creativa en la School of Visual Arts. Hizo sus pinitos en la industria cinematográfica como editora, poco antes de rodar una serie de cortos experimentales.

Debutó como realizadora y guionista en el campo del largometraje con We Go Way Back, donde una joven de 23 años dialoga imaginariamente con su "yo" adolescente, de 13 años. Le siguió Humpday, con  Mark Duplass, donde tras una borrachera, un tipo decide rodar una película pornográfica con ayuda de un viejo amigo. En El amigo de mi hermana, protagonizada por el mismo actor, y con Emily Blunt y Rosemarie DeWitt, Jack no levanta cabeza desde que su hermano murió, por lo que acepta la invitación de su mejor amiga, Iris, para pasar una semana de reflexión en la casa familiar de ésta. Se presenta allí inesperadamente también Hannah, la hermana de Iris. 

Le siguió la comedia negra Laggies ,con Chloë Grace MoretzKeira Knightley y Sam RockwellLynn Shelton también trabajó en televisión con capítulos de series como Mad MenGlow Dickinson. Se había casado con el actor Kevin Seal, del que se divorció en 2019. El matrimonio tuvo un único hijo, Milo Seal.

Filmografía
Pequeños fuegos por todas partes

2020 | Little Fires Everywhere | Serie TV

Shaker Heights es una impoluta zona residencial de Cleveland, donde se supone que sus moradores llevan una vida casi perfecta. Elena Richardson, blanca y rubita, casada con Bill y madre de cuatro hijos que rondan la adolescencia, se las arregla además para trabajar en un periódico local. Intenta mantener una buena relación con todos, aunque le cuesta conectar con Izzy, que está sufriendo algo parecido al bullying. Y tiene un club de libro con sus amigas, donde hacen lecturas tan “atrevidas” como “Los monólogos de la vagina”. Al lugar llega la afroamericana Mia Warren, madre soltera de Pearl, artista e independiente, con un pasado oscuro, no ha desvelado nunca a su hija las circunstancias de su nacimiento, quién es su padre. Elena, guiada por su buen corazón, alquila una casa a Mia en muy buenas condiciones, y Pearl empieza a frecuentar la amistad de Moody, uno de los hijos de la casera. Adaptación de la novela homónima de Celeste Ng. Al menos en su versión en forma de miniserie, no resulta excesivamente sutil en su dibujo de personajes y situaciones, y en su mirada a prejucios y diferencias sociales parece seguir los pasos de otras producciones donde domina el punto de vista femenino, como Mujeres desesperadas o Big Little Lies. El desarrollo corre a cargo de Liz Tigelaar, responsable de Una vida inesperada. La idea de fondo es que bajo la superficie de una vida idílica, arden pequeños fuegos de frustración y engaños capaces de chamuscar a cualquiera, una imagen que tiene su reflejo físico en los primeros compases, cuando vemos que la preciosa casa de los Richardson ha sido pasto de las llamas, y se nos explica acudiendo al flash-back a lo largo de los capítulos cómo se ha llegado a tal situación. Hay algo de impostado en el dibujo de las típicas discusiones madre-hija, y en el deseo de las primeras por modelar a las segundas, sin respetarlas lo suficiente como personas libres. Aunque con innegables valores de producción, y reparto con competentes actores, tanto los ya veteranos Reese Witherspoon, Kerry Washington, Joshua Jackson y Rosemarie DeWitt, como los jovencitos y más desconocidos Lexi Underwood, Jade Pettyjohn y compañía, no puede evitarse la caída en el cliché y en los estereotipos con momentos muy de culebrón y casi risibles. Se lleva la palma todo lo relativo al bebé chino entregado en adopción, pero no le andan a la zaga las dificultades de Izzy para sobrellevar el acoso escolar en que sus “compis” la tachan de bollera.

5/10
Espada de confianza

2019 | Sword of Trust

Una parábola, no por humorística menos certera, sobre el estado de las cosas en la América de Trump. Una farsa en la que tienen cabida las fake news, las leyendas urbanas convertidas en pseudociencia o los prejuicios raciales.

Dickinson

2019 | Dickinson | Serie TV

Serie creada por Alena Smith, para la reciente plataforma Apple TV+. La trama gira alrededor de la célebre poetisa Emily Dickinson (1830-1886), con toque “modernillo” para atraer a... no se sabe qué público, pero es de suponer que al joven y vanguardista. Al menos en los primeros episodios sigue a Emily siendo una jovencita casi adolescente, ya rebosante de talento artístico, aunque oprimida por el asfixiante ambiente familiar puritano y de puro patriarcado: el cabeza de familia es el que puede aspirar a triunfar en política, el hermano varón también puede labrarse un futuro, pero la madre y la otra hermana están para las tareas domésticas. En tal tesitura, se nos muestra a Emily como una joven rebelde y de ideas diferentes, capaz de hacer, hasta cierto punto, lo que se propone. También se sugiere que su amistad con su luego cuñada Susan Gilbert es algo más que amistad, sería un lésbico amor apasionado, que explicaría sus cartas de amor, aunque nunca se casó; se trata de una teoría sin ningún fundamente en hechos reales, pero que como conjetura encaja a la perfección a la actual atmósfera de las teorías de género, tan en boga. Además de forzarse la historia, se introducen canciones modernas, o pasajes oníricos, con carruajes fantasmas conducidos por la muerte, un afroamericano. Habrá quien pensará que se trata de un planteamiento original y atrevido, pero más bien parece pedante e inservible para poner en valor los poemas de la Dickinson. Tampoco pega excesivamente Hailee Steinfeld, a pesar de lo buena actriz que es, se trata del clásico caso de equivocarse de actriz para un rol. Funciona mucho mejor Cynthia Nixon, en la película, mucho más recomendable Historia de una pasión.

5/10
The Morning Show

2019 | The Morning Show | Serie TV

Alex Levy y Mitch Kessler han formado hasta la fecha una de las parejas más populares de los informativos de la televisión de los Estados Unidos. Pero en tiempos sensibles con el #MeToo y las conductas sexuales inapropiadas con compañeras de trabajo rueda la cabeza de Mitch, un escándalo nacional, que por otra parte deja conmocionada a Alex, que sabe que tras 15 años de asociación puede ver terminada bruscamente su carrera, si no sabe reconducir la situación. Los hechos coinciden con la creciente popularidad, cortesía de las redes sociales, de la reportera provinciana Bradley Jackson. En efecto, se ha convertido en una celebridad gracias a un vídeo grabado cuando cubría unas manifestaciones de protesta por el cierre de una mina: el modo en que se encaraba con uno de los que ahí protestaban, mostrando una gran autenticidad, ha cautivado al público. Interesante serie sobre el mundo de la televisión y los entresijos que hay detrás, con ejecutivos dispuestos a lo que sea para mantener o recuperar audiencias, y reporteros que temen por sus puestos o ven una oportunidad para escalar posiciones. Creada por Jay Carson –que participó en House of Cards y en la película El candidato– y Kerry Ehrin –en cuyos créditos figura Bates Motel–, refleja bien la deshumanización creciente de los medios de comunicación, en primer lugar porque los propios profesionales sacrifican su vida personal en aras a unas ambiciones que les dejan literalmente vacíos. Tal idea están bien plasmada por la deshecha pareja de presentadores, a los que encarnan Jennifer Aniston y Steve Carell, quiene apenas se examinan, al menos en un primer momento, acerca de si su conciencia, en lo profesional y en lo personal, no tiene algo que reprocharles. El contraste, por supuesto, lo ofrece el personaje con posibilidades de ascender, interpretado por Reese Witherspoon, todavía no maleado, aunque nunca se sabe. Uno de los aciertos de serie de Apple TV+ es el completo reparto, con muchos personajes secundarios que tienen que aportar algo al conjunto de la narración.

7/10
Santa Clarita Diet

2017 | Santa Clarita Diet | Serie TV

Pasados los 40, Sheila Hammond vive feliz en la lujosa localidad de Santa Clarita, junto a su esposo, Joel, con el que lleva veinte años de matrimonio, y su hija adolescente. Ambos cónyuges ejercen como agentes inmobiliarios, pero mientras enseñan un inmueble a posibles compradores, Sheila sufre un ataque de vómito; de su cuerpo expulsa una especie de huevo. Como consecuencia, descubrirá que no tiene pulso y que su sangre se ha coagulado, es decir que se ha convertido en una especie de muerto viviente. Joel, su vástaga y Eric, el amigo friki de ésta, le ayudarán a fingir que todo va bien y a calmar su apetito mientras dan con un posible remedio. Victor Fresco, productor y guionista de Me llamo Earl, ha creado la serie en formato de comedia más negra y ‘gore’ de la plataforma de ‘streaming’ Netflix. Su acumulación de casquería y salvajismo, por muy irreal que sea, alejará los capítulos de la mayor parte del público. Hace falta tener estómago en algunos pasajes. Tampoco inventa la pólvora, su descripción de la típica familia de clase alta que en realidad oculta serios problemas ya está bastante vista, y de hecho recuerda muchísimo a Mujeres desesperadas, que tenía lugar en un escenario parecido, donde también estaba el actor Ricardo Chavira, inolvidable Carlos Solís, aquí en un registro semejante. Una pena, pues realmente Drew Barrymore demuestra su veteranía en un registro cómico divertido, y el irregular Timothy Olyphant (Hitman) está mejor que nunca. Está rodada con una sola cámara, al guión no le sobra ni le falta nada, cuenta con un montaje dinámico, en capítulos de 30 minutos, y tiene al frente a solventes realizadores como Ruben Fleischer, responsable de la también negra Bienvenidos a Zombieland. Los guiones aprovechan bien la situación aunque deriven en el surrealismo.

4/10
Glow

2017 | Glow | Serie TV

Años 80. En Los Ángeles, Ruth Wilder trata de lograr trabajo como actriz, sin demasiada suerte, hasta que una directora de casting le propone una prueba para un proyecto diferente. El director de subproductos de tres al cuarto Sam Sylvia prepara un programa televisivo protagonizado por luchadoras femeninas de wrestling. Tratará de ganarse la permanencia mientras mantiene una relación clandestina con el marido de Debbie, su mejor amiga. Netflix vuelve a apelar a la nostalgia ochentera, que tan buenos resultados le dio en Stranger Things. Liz Flahive, guionista de Nurse Jackie entre otras series, y Carly Mensch, de Orange Is the New Black, han creado una serie que también cuenta con la creadora de esta segunda, Jenji Kohan, como productora. Esto explica que recuerde muchísimo a la producción carcelaria, sobre todo por el protagonismo coral de personajes femeninos. Se inspira muy libremente en la historia del espacio de la pequeña pantalla “GLOW (Gorgeous Ladies of Wrestling)”, que hizo popular –sobre todo en Estados Unidos– a figuras de la lucha libre americana como la Montaña Fiji o la Hija del Granjero. Las protagonistas son ficticias, aunque recuerdan bastante a las originales. Elogio de la camaradería entre compañeras, parece enfocada a las espectadoras, pues se abordan las dificultades de las mujeres para abrirse hueco en el campo laboral, cuando por ejemplo en el cine quedan relegadas a hacer pequeños papeles de secretaria, con alguna frase aislada, mientras que a los hombres les dan papeles de verdad. La primera actriz, Alison Brie (Community), realiza un gran esfuerzo, pero su personaje no da mucho de sí, y su patetismo resulta demasiado exagerado. Tiene cierta gracia Marc Maron, como cineasta chapucero, quizás excesivamente estrambótico. En esencia, Glow trata de combinar comedia con melodrama. Por desgracia, las secuencias destinadas a hacer reír resultan demasiado disparatadas, no acaban de funcionar. Las otras abusan de los tópicos, pues por ejemplo dos amigas se distancian porque una se acuesta con el marido de la otra, una hija quiere conocer al padre que ignora hasta su existencia, etc.  

4/10
Master of None

2015 | Master of None | Serie TV

Una divertida sitcom cocreada y protagonizada por el actor de origen indio Aziz Ansari, que empezó a llamar la atención con la serie Parks and Recreation. Bromea con un personaje cortado a su medida, el más bien desocupado actor afincado en Nueva York Dev, siempre acudiendo a castings para anuncios y papeles de una frase, soltero y sin compromiso, con amigos para pegar la hebra y ligues ocasionales. Ansari demuestra un enorme desparpajo para discurrir gags y diálogos ágiles en réplicas y contrarréplicas, con tramas muy de la generación "millennial", "maestra en nada", en que la desorientación afectiva campa a sus anchas, también por la dificultad de pergeñar proyectos a medio o largo plazo, como el de configurar una familia, el personaje y alrededores vive al día, y se pasma de que alguien pueda aguantar a unos niños que pueden ser muy pesados. Hay bromas de buena ley, por ejemplo en torno a los orígenes del Dev y otro amigo oriental, el capítulo dedicado a sus padres es francamente bueno. Otras veces las bromas inciden demasiado en lo sexual, sin demasiado buen gusto, las imágenes suelen ser contenidas en este apartado, pero las conversaciones picantes se desarrollan sin freno alguno.

6/10
Laggies

2014 | Laggies

El amigo de mi hermana

2011 | Your Sister's Sister

Jack no soporta los elogios fúnebres a su hermano, fallecido hace un año, y antiguo novio de Iris, la chica a la que quiere, aunque no se lo confiese. Su carácter está tan enrarecido que Iris invita a Jack a alejarse una temporada del mundanal ruido, invitándole a que vaya solo a una casita en una isla, un retiro que seguro que le vendrá la mar de bien. Pero resulta que en la casa está Hannah, la hermana lesbiana de Iris, algo deprimida tras poner fin a una relación. Con unas cuantas copas de más, Jack y Hannah se acuestan, una situación la mar de incómoda, sobre todo cuando Iris se presenta inesperadamente en la isla al día siguiente. Peliculita “indie”, algo rebuscada en sus artificios, y que exige al espectador la suspensión de su incredulidad ante una serie de casualidades demasiado casuales: la casa no está vacía, el plan de soledad queda olvidado, surge el plan de la maternidad por arte de birlibirloque. A pesar de algunos baches, El amigo de mi hermana tiene su ritmo, la guionista y directora Lynn Shelton muestra cierto pulso narrativo, saca partido a un presupuesto escaso y maneja bien a sus tres actores: a Mark Duplass, con el que ya había hecho Humpday, y a las féminas Emily Blunt y Rosemarie DeWitt. La historia de El amigo de mi hermana es hija de su tiempo. Es decir, adultos que no acaban de madurar, desorientación sexual y afectiva, y la propuesta de que existen muchos y variados modelos de familia que surgen con espontaneidad, no habría que estar cerrado a nada, todo vale si se quieren, parece decir Shelton. El título de El amigo de mi hermana es cuando menos, una traducción curiosa del original “Your Sister’s Sister”, que aludiría, pensamos, a que la relación inicial entre Jack e Iris es de “amigos” o “hermanos”.

5/10
Humpday

2009 | Humpday

Ha pasado una década desde que Ben y Andrew eran los chicos malos del campus. Mientras el primero se ha casado y ha encontrado un buen trabajo, el segundo sigue siendo un bala perdida que malvive como artista errante.Tras un largo periodo sin noticias, una inesperada visita y la posterior invitación a una fiesta salvaje degenerarán en una borrachera legendaria de la que surgirá la idea más descabellada jamás concebida por ambos amigos: rodar juntos una película con la que poder participar en un festival de cine porno amateur.

We Go Way Back

2006 | We Go Way Back

Un cuento trágicómico con ciertas pinceladas surrealistas sobre una chica de 23 años que es perseguida por su "yo" decepcionado de 13 años.

Espada de confianza

2019 | Sword of Trust

Una parábola, no por humorística menos certera, sobre el estado de las cosas en la América de Trump. Una farsa en la que tienen cabida las fake news, las leyendas urbanas convertidas en pseudociencia o los prejuicios raciales.

El amigo de mi hermana

2011 | Your Sister's Sister

Jack no soporta los elogios fúnebres a su hermano, fallecido hace un año, y antiguo novio de Iris, la chica a la que quiere, aunque no se lo confiese. Su carácter está tan enrarecido que Iris invita a Jack a alejarse una temporada del mundanal ruido, invitándole a que vaya solo a una casita en una isla, un retiro que seguro que le vendrá la mar de bien. Pero resulta que en la casa está Hannah, la hermana lesbiana de Iris, algo deprimida tras poner fin a una relación. Con unas cuantas copas de más, Jack y Hannah se acuestan, una situación la mar de incómoda, sobre todo cuando Iris se presenta inesperadamente en la isla al día siguiente. Peliculita “indie”, algo rebuscada en sus artificios, y que exige al espectador la suspensión de su incredulidad ante una serie de casualidades demasiado casuales: la casa no está vacía, el plan de soledad queda olvidado, surge el plan de la maternidad por arte de birlibirloque. A pesar de algunos baches, El amigo de mi hermana tiene su ritmo, la guionista y directora Lynn Shelton muestra cierto pulso narrativo, saca partido a un presupuesto escaso y maneja bien a sus tres actores: a Mark Duplass, con el que ya había hecho Humpday, y a las féminas Emily Blunt y Rosemarie DeWitt. La historia de El amigo de mi hermana es hija de su tiempo. Es decir, adultos que no acaban de madurar, desorientación sexual y afectiva, y la propuesta de que existen muchos y variados modelos de familia que surgen con espontaneidad, no habría que estar cerrado a nada, todo vale si se quieren, parece decir Shelton. El título de El amigo de mi hermana es cuando menos, una traducción curiosa del original “Your Sister’s Sister”, que aludiría, pensamos, a que la relación inicial entre Jack e Iris es de “amigos” o “hermanos”.

5/10
Humpday

2009 | Humpday

Ha pasado una década desde que Ben y Andrew eran los chicos malos del campus. Mientras el primero se ha casado y ha encontrado un buen trabajo, el segundo sigue siendo un bala perdida que malvive como artista errante.Tras un largo periodo sin noticias, una inesperada visita y la posterior invitación a una fiesta salvaje degenerarán en una borrachera legendaria de la que surgirá la idea más descabellada jamás concebida por ambos amigos: rodar juntos una película con la que poder participar en un festival de cine porno amateur.

We Go Way Back

2006 | We Go Way Back

Un cuento trágicómico con ciertas pinceladas surrealistas sobre una chica de 23 años que es perseguida por su "yo" decepcionado de 13 años.

Seguridad no garantizada

2012 | Safety Not Guaranteed

Jeff, periodista de un periódico de Seattle, se lleva a dos jóvenes becarios, Darius y Arnau, para cubrir una potencial historia que surge por un anuncio por palabras de un tipo misterioso, Kenneth, que busca un compañero para viajar al pasado. En realidad, en el caso de Jeff se trata de una excusa para reencontrarse en el pueblo donde reside Kenneth con una antigua novia, a la que no ha visto en dos décadas. Pero Darius está cada vez más fascinada por Kenneth, pues admitida su excentricidad rayana en la locura, hay algo en la sencillez con que expone sus propósitos de viajar en el tiempo que le cautiva y le atrae. Original muestra de cine “indie”, de ritmo impecable, producida por los hermanos Mark Duplass y Jay Duplass, donde el primero se reserva además el papel de Kenneth. Los desconocidos Derek Connolly, guionista, y Colin Trevorrow, director, demuestran un talento inusual al desarrollar una historia diferente, que aúna géneros como la comedia, el drama, el romanticismo, el thriller e incluso la ciencia ficción, para de este modo ofrecer una atinada reflexión sobre el paso del tiempo y las oportunidades perdidas. El tono es ligero, pero sí pinta la perplejidad de ciertas personas con formación, entre los 20 y los 40 años, que han padecido ya algunos de los embates que suele deparar la vida, y que buscan ubicarse tratando de encontrar a quien amar. Los actores están muy bien, sin innecesarios histrionismos.

6/10
Humpday

2009 | Humpday

Ha pasado una década desde que Ben y Andrew eran los chicos malos del campus. Mientras el primero se ha casado y ha encontrado un buen trabajo, el segundo sigue siendo un bala perdida que malvive como artista errante.Tras un largo periodo sin noticias, una inesperada visita y la posterior invitación a una fiesta salvaje degenerarán en una borrachera legendaria de la que surgirá la idea más descabellada jamás concebida por ambos amigos: rodar juntos una película con la que poder participar en un festival de cine porno amateur.

Últimos tráilers y vídeos