IMG-LOGO

Biografía

Masi Oka

Masi Oka

45 años

Masi Oka

Nació el 27 de Diciembre de 1974 en Tokio, Japón

La sonrisa del héroe

17 Octubre 2007

Masi Oka se ha dado a conocer gracias a su personaje de Hiro Nakamura en la serie de televisión Héroes. Gracias a su poder para controlar el espacio-tiempo y su personal sentido del humor, ha conquistado a los espectadores.

Masi Oka nació el 27 de diciembre de 1974 en Tokio. Cuando tenía seis años, su familia se mudó a Los Ángeles, donde ha vivido hasta ahora. Por lo tanto, Oka habla japonés e inglés perfectamente, idiomas a los que suma el español. Y es que el joven inmigrante siempre demostró una inteligencia muy desarrollada. Es licenciado en informática y en matemáticas, y tiene estudios de interpretación. Su preparación le sirvió para conseguir un contrato con Industrial Light & Magic, la empresa de efectos visuales de George Lucas. Allí, como informático, ha trabajado en títulos como Mi gran amigo Joe (1998), la nueva trilogía de La guerra de las galaxias, La tormenta perfecta (2000), Terminator 3. La rebelión de las máquinas (2003), La guerra de los mundos (2005) y Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto (2006). Fue tras trabajar en La tormenta perfecta, cuando Masi decidió probar suerte como actor. Llegó a un acuerdo con la empresa que le permitió compaginar su trabajo allí con sus inquietudes interpretativas. Y en 2001 debutó en un capítulo de la serie Drama & Greg. Su relación con la televisión pasó por papeles esporádicos en Las chicas Gilmore (2001), Sabrina, cosa de brujas (2002), Sin rastro (2006) y Joey (2006).

El debut en cine llegó con Austin Powers en miembro de oro (2002), aunque su papel se limitaba al de mero peatón. Consiguió más presencia en la comedia romántica Y entonces llegó ella (2004), aunque su personaje seguía siendo muy secundario. Su carrera no despuntaba ni en cine ni en tele, aunque Oka lo seguía intentando. Tras varias pruebas, recibió la noticia de que había sido elegido para interpretar a Hiro Nakamura en una nueva serie de televisión que se llamaría Héroes. Al leer el guión, Oka confiesa que se enamoró del personaje. Sintió que estaba en el lugar apropiado en el momento justo. Hiro le ha cambiado la vida, le ha hecho famoso, además de que ha colmado sus aspiraciones interpretativas. Confiesa estar muy contento de haberse hecho popular, aunque se muestra confuso por lo rápido que está sucediendo todo. Y es que a pesar de que Héroes es una serie coral, Hiro Nakamura ha sabido ganarse de manera muy especial a los espectadores. Todos los protagonistas se enfrentan a la dura realidad de descubrir que tienen un poder o habilidad especial, con las complicaciones que ello conlleva. Pero es Hiro el que más feliz se siente con las posibilidades de hacer el bien que su don le ofrece. Es como un niño que ha recibido una grata sorpresa, por lo que su ingenuidad e ilusión lo convierten en un personaje entrañable. Hiro Nakamura es la puerta a la esperanza y al sentido del humor en una serie que en varios momentos tiene un alto contenido dramático. En palabras de Masi, la lección que aporta Hiro es que “las cosas suceden cuando se cree en ellas”. Afirma que “en un mundo tan negativo como el nuestro es muy importante creer. Hace falta mucho valor para decir sí”. Así, el personaje llega al público como un soplo de aire fresco.

Hiro Nakamura es un oficinista japonés que descubre su capacidad para controlar el espacio-tiempo, o lo que es lo mismo, su poder para parar el tiempo, viajar en él y teletransportarse. Masi lo tiene claro, si él tuviera ese don volvería a sus años de estudiante para decirle a su joven yo que nunca le pidiera salir a una chica que le dio calabazas. Un decisión que, según confiesa entre risas, “me traumatizó”. Poderes aparte, el papel de Hiro le ha dado una nominación a los Globos de Oro como mejor actor de reparto, además de la posibilidad de seguir trabajando para George Lucas, aunque como él mismo confiesa, este segundo trabajo ha quedado algo relegado. En Héroes se siente muy a gusto, y está encantado con sus compañeros de reparto, donde ocupa un lugar especial James Kyson Lee, que interpreta a su inseparable Ando. Juntos se han convertido en una suerte de aprendices de Batman y Robin.

Las inquietudes de Masi Oka no se detienen en Héroes. El actor tiene interés en escribir y dirigir, aunque sabe que ambas tareas requieren tiempo. Hasta que ese momento llegue, Oka está a punto de estrenar en Estados Unidos la comedia Quebec, en la que ha sido secundario. Además, el año que viene llegará a las pantallas de todo el mundo con la versión cinematográfica del Superagente 86, que protagonizarán Steve Carell y Anne Hathaway. A este ritmo tendrá que echar mano de su capacidad para parar el tiempo para poder cumplir todos sus objetivos.

Filmografía
Megalodón

2018 | The Meg

El multimillonario Jack Morris visita una instalación de investigación submarina que él mismo financia. Los científicos del lugar envían un sumergible, comandado por Lori, al mando de otros dos hombres, a explorar una sima aún más profunda que la fosa de las Marianas, lo que puede marcar un antes y un después en la comunidad científica. Pero el vehículo submarino se queda atrapado, todo indica que por culpa de una criatura misteriosa de tamaño gigante. El doctor Mingway Zhang, oceanógrafo chino que dirige la instalación, acepta avisar a Jonas Taylor, buzo de rescate, pese a que el doctor Heller, médico del equipo, advierte de que no resulta fiable, pues en una situación similar ocurrida unos años atrás perdió el control. Retirado en Indonesia, Taylor se muestra reacio a aceptar, hasta que se entera de la presencia de Lori, pues se trata de su ex mujer. Tras triunfar en las taquillas hace años, sobre todo con Mientras dormías y La búsqueda, el todoterreno Jon Turteltaub parecía condenado al ostracismo, por el sonoro fracaso de El aprendiz de brujo, en 2010. Ahora vuelve a la primera división con esta adaptación de la primera entrega de la saga “Meg, A Novel of Deep Terror” (en España sólo “Meg”), con la que Steve Alten logró no sólo un enorme éxito, sino también convertirse en un autor recomendado en centros de enseñanza para fomentar la lectura entre los jóvenes. Se le puede achacar a Megalodon que aporta pocos datos de la galería de secundarios (algunos están puestos para engrosar la lista de víctimas potenciales). También que podría haber incluido más humor, y que desaprovecha el triángulo amoroso que plantea, entre el personaje central, su ex y la hija del oceanógrafo, madre divorciada. Pero no decepcionará a nadie al que le llame la atención un film con Jason Statham contra un tiburón prehistórico gigante, por secuencias de suspense bien concebidas, que mantienen la atención del respetable, y exhiben correctos efectos visuales. El realizador ha tomado como modelo a Steven Spielberg, alternando homenajes nada disimulados a su cine, sobre todo a Tiburón y a Parque Jurásico. El protagonista no se aparta mucho de los personajes que suele interpretar, pero se salva por su carisma, mientras que el resto del reparto hace lo que puede; quizás habría que citar a Rainn Wilson, conocido por The Office, como el millonario Morris, a Masi Oka, japonés popular por la serie Héroes, y a la expresiva niña china de poca experiencia Shuya Sophia Cai, que da pie a uno de los momentos más conseguidos.

6/10
Con derecho a roce

2011 | Friends with Benefits

Dos actores jóvenes en alza protagonizan esta comedia romántica concebida que sigue los patrones establecidos del género. Mila Kunis está en su mejor momento de popularidad tras su papel secundario en Cisne negro, mientras que Justin Timberlake se ha consagrado, sobre todo por su trabajo en La red social. Jamie (Mila Kunis) es una cazatalentos de ejecutivos de Nueva York a la que acaba de dejar su novio. También se ha quedado solo su nuevo fichaje, Dylan (Justin Timberlake), al que ella ha reclutado para un trabajo en una gran empresa en la Gran Manzana. Ambos se sienten atraídos pero en lugar de formalizar su relación, deciden mantener para siempre una amistad “con derecho a roce”, pero sin compromiso. El tema central, aún siendo demasiado típico del género, tiene su interés: el miedo al compromiso y la desorientación afectiva en el mundo moderno. El film se muestra positivo en la posibilidad de los jóvenes para superar este problema. Sin embargo, los diálogos son de segunda fila y recurren constantemente a los chistes soeces para intentar arrancar alguna sonrisa. Parecen una versión pobre de Cuando Harry encontró a Sally, un film que contaba lo mismo pero con infinita más gracia. Y el director y coguionista Will Gluck (Rumores y mentiras) recurre a una realización ‘videoclipera’ pero plana. En cuanto a los actores, los personajes protagonistas son muy tópicos y sólo se salva algún secundario, sobre todo los que interpretan los todoterrenos Patricia Clarkson –la madre de ella– y Richard Jenkins –el padre enfermo con alzheimer de él–, que elevan temporalmente la calidad del conjunto.

4/10
Hawai 5.0

2010 | Hawaii Five-0 | Serie TV

Nueva versión de la mítica serie de los sesenta en la que interviene una brigada especial de policías. En esta adaptación se cuenta la historia de Steve McGarrett (Alex O'Loughlin), un antiguo marine que se ha convertido en policía. Éste llega a Oahu para investigar el asesinato de su padre y al final decide quedarse y formar su propio grupo policial. Junto a él están el detective “Danno” (Scott Caan), ex-policía de Nueva Jersey que prefiere la ciudad ante todo aunque decide quedarse para preservar el orden por su hija; y Chin Ho Kelly (Daniel Dae Kim), antiguo detective de Honolulu al que se le acusa erróneamente de corrupción. Al equipo de McGarrett se le intentará unir la prima de Chin, Kono (Grace Park), una recién salida de la academia de policía. Entretenimiento puro es lo que ofrece Hawai 5.0, serie de acción policial de estilo clásico, con guiones sencillos pero efectivos y un elenco de personajes trabajados que acaban por resultar familiares y cercanos. Ambientada en el exótico archipiélago del Pacífico, la nueva creación –que responde al esquema capítulo por caso criminal– ofrece alicientes para divertir al público: bonitos paisajes, variadas secuencias de acción, ritmo ágil y diálogos frescos y cómicos. En definitiva, hará pasar un buen rato al espectador frente al televisor con ganas de entretenerse con los casos de McGarrett y sus chicos.

6/10
Héroes (4ª temporada)

2009 | Héroes | Serie TV

Cuarta y última temporada de esta serie que resultara tan prometedora en sus inicios. A pesar de que a lo largo de los años Héroes fue perdiendo interés, esta última entrega recupera algo del sabor tan bueno que dejaron sus inicios. Estos últimos episodios cierran, a su manera, el círculo iniciado en la primera temporada, aunque es inevitable que su final haga soñar a los seguidores más fieles con una continuación en un futuro. Noah, Claire, Peter, Hiro, Mohinder, Matt y compañía tratan de seguir adelante con sus vidas, lo cual parece resultar imposible. En esta temporada irrumpe en sus caminos el malvado Samuel, un tipo que incrementa su poder cuando está rodeado de otras personas con habilidades. Consciente de su don, vive en un circo rodeado de este tipo de personas. Samuel es ambicioso y aspira a ser algo más que el líder de un circo de tres pistas, para lo que necesitará al resto de "héroes" de la historia. El nuevo fichaje Robert Knepper interpreta al villano Samuel. Sus cualidades para encarnar el mal están fuera de duda como ya dejó claro en Prison Break.

6/10
Héroes (3ª temporada)

2008 | Heroes | Serie TV

Peter Petrelli viaja hacia atrás en el tiempo para cambiar la historia. Retrocede hasta el día en el que su hermano Nathan reveló al mundo la existencia de los superhéroes. Mientras, Hiro recibe instrucciones por parte de su padre, que dejó imágenes grabadas. Le pide que le ayude en un asunto relativo a la familia. ‘Villanos’ es el título del Volumen 3, de la serie. Regresó el guionista Bryan Fuller, clave en el éxito de la 1ª temporada. Y esto se nota muchísimo, la segunda fue muy inferior, por lo que se agradece el brío que aporta esta temporada. Continúan los giros en el guión que complicarán la trama por momentos, sobre todo en lo referente a La compañía y a Angela Petrelli. Los derroteros que toma el personaje de Sylar son de lo mejor de la temporada.

5/10
Superagente 86 De película

2008 | Get Smart

El productor Charles Roven recupera al personaje de la célebre serie de televisión Superagente 86, creada por el cómico Mel Brooks y emitida con gran éxito durante el lustro de 1965-1970. Por primera vez el agente Maxwell Smart es interpretado por un actor distinto de Don Adams, pues si bien se han hecho otras versiones de sus aventuras en 1989 y 1995, el simpático actor neoyorquino también estuvo presente en ellas. El film sigue el mismo esquema de la serie, con la agencia de espías Control, encargada de salvaguardar la seguridad del gobierno de Estados Unidos, y con la organización criminal oponente, KAOS. Aquí el agente Maxwell Smart es un experto y prestigioso analista de Control, anque él lo que desea es vivir la acción de cerca, luchar cuerpo a cuerpo y sobre el terreno. La oportunidad para cumplir sus sueño le llegará cuando aparezca la atractiva agente 99, cuya aparición coincide con un serio aviso de atentado contra el presidente de los Estados Unidos. Estamos ante un divertido producto, ideal para no pensar y dejar que la sonrisa florezca en el rostro. Gran culpa de que la cosa funcione está en el reparto encabezado por Steve Carell. Este tipo tiene gracia, caramba. Su humor es muy físico, gestual, basado en gags rápidos y muy tontorrones, que recuerdan al slapstick. Lo cierto es que pone unas caras y hace unos movimientos tan ridículos que surten efecto. Le acompañan con soltura una simpática Anne Hathaway, en alza tras El diablo viste de Prada, y unos cuantos secundarios muy apañados, como Alan Arkin o el forzudo The Rock. El director Peter Segal, especialista en comedias de no muy altos vuelos (Ejecutivo agresivo, El clan de los rompehuesos), asciende esta vez un peldaño con una agradable película –aunque no memorable, todo hay que decirlo–, que pese a algunos altibajos se ve con agrado. Destacan los efectos especiales y las frecuentes escenas de acción, rodadas con pericia. Los más nostálgicos reconocerán además los homenajes a la serie (los coches, el vestuario, etc.) y a las películas estilo James Bond. Funcionan con eficacia tambén los divertidos cameos de Bill Murray (absolutamente surrealista) y del veterano James Caan, que encarna al bobo presidente americano.

5/10
Pelotas en juego

2007 | Balls of Fury

El gobierno de Estados Unidos requiere los servicios de un antiguo campeón de ping pong para que participe en un torneo que se celebrará en China. La idea es que no sólo haga deporte, pues se teme que el torneo es la tapadera de una red criminal. La vuelta de un veterano a la élite deportiva provoca todo tipo de situaciones cómicas, a las que se añade el hecho de que también debe actuar como espía. Aún así, la película podía haber dado más de sí: el punto de partida es original, pero el espectador tendrá la sensación de que debería reír con unas ganas que echa en falta.

3/10
Héroes (2ª temporada)

2007 | Heroes | Serie TV

Segunda temporada de una de las series de mayor impacto entre el público. Aquí se presenta con sólo once capítulos debido a una huelga de guionistas que coincidió con la producción. El final de la primera temporada nos dejó atónitos, con la decisión tremendamente arriesgada tomada por los dos hermanos Petrelli, Peter y Na­than. En esta segunda temporada conoceremos cómo se suceden los acontecimientos después del sorprendente desenlace que tuvo lugar en la Plaza Kirby. Entre­tanto, estaremos en vilo por percatarnos del destino del malvado Sylar, o si los dos hermanos mencionados salvaron la vida. Al mismo tiempo seguiremos las aventuras del simpático Hiro Naka­mu­ra y de las intrépidas Nikki San­ders y Claire Bennett, la famosa animadora. Y mientras tanto, cómo no, el inteligente Mohinder Suresh seguirá investigando los misterios de las personas que poseen poderes especiales.

4/10
Héroes

2006 | Heroes | Serie TV

Entre la gente corriente de todo el mundo viven personas aparentemente iguales a los demás. Pura apariencia, pues sus habilidades especiales los diferencian de sus compañeros de especie. El código genético es la clave definitoria de individuos tan especiales, capaces de hacer cosas tales como volar, parar el tiempo o regenerarse. Llevan una vida normal, pues son de todas las edades y condiciones, aunque su realidad cambia para siempre cuando descubren sus poderes respectivos. El pánico da paso al desconcierto, no tienen ayuda, y cada uno deberá aprender a convivir con su poder, además de conseguir dominarlo. Distintas circunstancias harán que se vayan conociendo, y que muchos comprendan que tienen una misión común: salvar a Nueva York de la potente explosión de una bomba destinada a arrasar la ciudad. Al igual que series como Perdidos o 24, ésta también ha contado con el favor del público, tanto en Estados Unidos como en España. Aquí se sigue el patrón de los nuevos planteamientos televisivos, lo que supone una historia y personajes complejos, más allá de los arquetipos, que logran que el público mantenga su atención. Los giros argumentales se suceden -ese hermano candidato al congreso, que descubre que puede volar, por ejemplo-, lo que provoca la inquietud en el espectador, que tiene necesidad de saber más. La acción es pieza clave de la serie, aunque no la única. Drama y humor se entremezclan para tejer esta historia de héroes por accidente.

6/10
Y entonces llegó ella

2004 | Along Came Polly

No debe de haber nada peor que pillar a tu mujer engañándote con otro durante... ¡tu propia luna de miel! Eso le sucede al pobre Reuben, un cuadriculado trabajador de una compañía de seguros que dedica sus horas a evaluar riesgos. Pero en su consiguiente estado de desolación coincide por casualidad con una antigua compañera de estudios que le hace tilín. Polly es divertida, risueña, confiada, sexy e imprevisible, aunque su visión de la vida es totalmente opuesta a la de él. Mientras que Reuben es una especie de 'hipocondriaco del futuro', que ha de tenerlo todo calculado y asegurado, ella ama los riesgos y la aventura, y vive absolutamente al día. John Hamburg, coguionista de Los padres de ella y Zoolander, debuta en la dirección con esta comedia ligera, cuyo mayor gancho es el reparto. Se nota que le ha cogido perfectamente la onda a Ben Stiller, quien aquí vuelve a ser el palurdo de buen corazón al que ya nos tiene acostumbrados. Salvo en algunas situaciones puntuales algo groseras, la película sigue el camino recto de las comedias románticas clásicas. Y hay algunos gags (la escena del baño con Alec Baldwin, el partido de baloncesto, la comida picante...) que son para enmarcar y arrancan sin compasión las mayores carcajadas.

5/10
Austin Powers en miembro de oro

2002 | Austin Powers in Goldmember

Vuelve el superagente más hortera de la galaxia: el irresistible para las féminas, aunque sea difícil creerlo, Austin Powers. En esta ocasión la trama gira en torno a complejos paternofiliales varios de nuestro héroe y allegados, que se destapan cuando el padre de Austin es secuestrado por Miembro de Oro, un villano asociado al doctor Maligno. Nuestro pistonudo agente debe viajar en el tiempo a 1975 para rescatar a papaíto; de paso, tratará de entenderse mejor con él. Chistes pelín infantiloides y zafios al más puro estilo “caca-culo-pedo-pis” son marca de la casa de las anteriores entregas de la serie Austin Powers. Aquí no es que el tándem Mike Myers-Jay Roach se ponga sesudo, u obvie el humor escatológico que le caracteriza. Pero sí se advierte un mayor esmero, más inteligencia en las bromas. La incorporación de Michael Caine a la saga, como el padre que ha producido todo tipo de complejos en Austin, eleva el listón sobremanera. Y hay un par de gags en torno a Mini-Yo, el clon del villano enemigo mortal de Austin, francamente hilarantes. También destaca la secuencia de apertura, que nada tiene que envidiar a las clásicas de la serie Bond, toda una sorpresa, y que cuenta con la presencia de numerosas estrellas de Hollywood.

3/10

Últimos tráilers y vídeos