IMG-LOGO

Biografía

Max Martini

Max Martini

50 años

Max Martini

Nació el 11 de Diciembre de 1969 en Kingston, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Eli

2019 | Eli

La orden

2019 | The Order | Serie TV

Cincuenta sombras liberadas

2018 | Fifty Shades Freed

Tras su boda, Anastasia y Christian se van de luna de miel. Pero lo que promete ser un matrimonio feliz se verá enturbiado… Por un lado por la arquitecta Gia Matteo –contratada para reconstruir la nueva casa de verano del matrimonio–, que coquetea con el millonario, por otro porque Jack Hyde, ex jefe de ella despedido por acosarla sexualmente, parece haber enloquecido y la persigue. Al principio de su carrera, James Foley rodó la excelente Glengarry Glen Ross, basada en la obra de David Mamet, y en los últimos años ha firmado impecables capítulos de House of Cards. Qué lástima que haya acabado haciéndose cargo de las dos últimas entregas de la trilogía basada en las exitosas novelas de E.L. James, que enmascaran una relación dominante-sumisa, basada en la intimidación, de historia romántica. Tremendo que triunfe en las taquillas cuando se supone que se están haciendo campañas para prevenir la violencia en la pareja. Se supone que no quedan más libros (el cuarto vuelve a narrar la misma historia desde la perspectiva de Grey), por lo que 50 sombras liberadas se consideraría una liberación, de no ser porque al lograr tan buenos resultados económicos, los productores podrían alargar la franquicia, pese a todo. Se podría decir que el capítulo final supera en calidad a sus predecesoras, pero entiéndase, esto tampoco es decir mucho, ya que el listón estaba bajísimo. Aquí al menos las secuencias de porno blando a ritmo de éxitos rock y pop están reducidas al mínimo, y aunque son todas calcadas, nunca vienen a cuento y siguen apareciendo esposas, cuero, antifaces y fustas, están pensadas para no resultar excesivamente groseras, dentro de lo que cabe. También se presenta un conflicto central, la venganza del ex jefe de la protagonista, que otorga un poco de interés, una pena que los elementos de thriller estén resueltos con todos los clichés posibles, y una interpretación penosa del villano, Eric Johnson (The Knick), quizás no por culpa suya, sino porque le han puesto un maquillaje ridículo, y además su personaje no podría ser más plano en el guión firmado por Niall Leonard, cuyo único mérito para el papel de libretista consiste… ¡en ser marido de la escritora! Por otro lado, existe un esfuerzo por mostrar una evolución de Grey, el personaje central, que tiene pánico a la paternidad, pero poco a poco va sentando la cabeza. Esto redime en cierta medida que el actor que lo interpreta, Jamie Dornan, no pasa de poner cara de atormentado todo el tiempo, y como en las entregas anteriores demuestra una nula química con su compañera de reparto, una Dakota Johnson que promete brillar más, si le dan personajes mejores en el futuro. Aparte de que los fans de Kim Basinger se horrorizarán de que su personaje sólo aparezca en off, en unos mensajes de móvil, posiblemente para no pagar a la estrella, abundan los momentos ridículos, sobre todo en lo que se refiere a los elementos supuestamente románticos, que no pasan de carantoñas, arrumacos y secuencias cursis, o a la publicidad poco encubierta del coche que conduce el millonario. Pero nada tan risible como la secuencia en la que Dornan toca el piano con voz melosa… Parece sacada de la parodia tipo Aterriza como puedas. En suma, el colofón de una trilogía para masoquistas con poco gusto para el cine.

3/10
Cincuenta sombras más oscuras

2017 | Fifty Shades Darker

Anastasia Steele ha logrado un nuevo trabajo, como ayudante en una editorial. En una exposición fotográfica de un conocido, se reencuentra con el millonario Christian Grey, que le pide que reconsidere retomar su peculiar relación de amo y sumisa. Adrian Lyne puso de moda en los 80 en el cine de las grandes compañías el erotismo escandaloso, pero al menos los actos de sus protagonistas tenían sus consecuencias, pues el marido que probaba la infidelidad daba con una psicópata que ponía en peligro su vida, o la mujer que aceptaba aquella oferta de acostarse con el desconocido que le ofrecía un millón de dólares se daba cuenta de que después su matrimonio ya no era el mismo. Moralina barata, y tardía, pues las entradas se vendían únicamente por el morbo y las secuencias turbias, pero al menos se intuía a lo lejos dónde quedaba el sentido común. Como todo resulta susceptible de empeorar, ni siquiera se atisba el norte en Cincuenta sombras más oscuras, adaptación del segundo volumen de la trilogía superventas de E.L. James, que se podría resumir con una frase que le habría encantado al ya retirado Lyne: ¿se liaría usted con el hombre perfecto a cambio de tolerar la violencia sexual? Así de crudo es el planteamiento de la saga, pero si en la primera entrega la protagonista comprobaba el percal y se retiraba, la continuación resulta aún más retorcida, como promete el título. Ahora el joven, guapo y con dinero, pero pervertido Grey reconoce que esto último va más allá de un 'simple' juego de dominación, pues disfruta con el dolor de su pareja. Ésta en lugar de poner pies en polvorosa se entrega totalmente, pues no sólo parece disfrutar del sadismo, las cadenas, los ganchos para pezones y los grilletes, sino que además pide de vez en cuándo algún que otro azote. De haberse abordado el relato como un drama sobre la degradación de la mujer, podría haber tenido sentido. Pero no, todo conduce a una supuesta felicidad. Un mensaje peligroso en tiempos en los que las muertes por violencia machista inundan los medios de comunicación. ¿Dónde están las voces de las feministas? A nivel cinematográfico el producto resulta pobre, sobre todo porque al otrora glorioso James Foley (¿quién diría que rodó Glengarry Glen Ross?) no le han dejado apartarse mucho del libro. Y si a la trama pobretona del mismo igual le habría sacado algo de tajada un guionista de oficio, resulta que se ha ocupado de la adaptación del guión Niall Leonard, cuyo mayor mérito no son precisamente sus diálogos, bastante torpes, sino… ¡haberse casado con la autora! Frente a una primera entrega lineal, aquí se han intentado introducir elementos de melodrama. Pero ha sido peor el remedio que la enfermedad, pues éstos no sólo son bastante baratos –un jefe de ella que nada más aparecer se huele que va a dar problemas, una antigua sumisa de él que ha acabado de enloquecer—, sino que para más inri se resuelven de forma tan facilona y tópica, que dan risa. Lo peor, que se haya reclutado a una veterana bastante competente, Kim Basinger, incorporada a la saga para la antagonista, una Mrs. Robinson sin apenas peso en la trama que defiende que Grey debe tener a su lado a una novia más sumisa todavía que Anastasia Steele. El resto de secundarios, como la madre –encarnada por otra buena actriz, Marcia Gay Harden– no sólo son igual de planos y prescindibles, sino que además desaparecen y vuelven a reaparecer cuando el espectador ni los esperaba, como el fotógrafo amigo, que no aporta gran cosa. A los protagonistas se les dedica más tiempo, lo que no quiere decir que estén más definidos, pues la ingenua y el millonario con un punto oscuro, que se va de compras y adquiere aerolíneas, son arquetipos de manual. De salvar algo, quizás el esfuerzo de la expresiva Dakota Johnson, que podría dar sus frutos… en otra película. No, la posecita atormentada de Jamie Dornan no cuela.

0/10
13 horas, los soldados secretos de Bengasi

2016 | 13 Hours: The Secret Soldiers of Benghazi

Recreación de un trágico episodio bélico que tuvo lugar durante la noche del 11 de septiembre de 2012 en Bengasi. Tras la muerte del dictador Muamar el Gadafi, Libia se encuentra en una situación delicada, en donde diversas facciones se disputan el poder. El equilibrio es muy inestable y por eso Estados Unidos mantiene una pequeña base secreta de la CIA en la ciudad costera de Bengasi, que cuenta con un grupo de soldados experimentados para salvaguardar la seguridad, no más de media docena. Los problemas vendrán cuando el embajador estadounidense acuda a un acto en la ciudad y se instale en una casa cercana. Pronto será atacado. Película vibrante, entretenida, tremendamente realista y seria. Vuelve a traer a colación las ventajas e inconvenientes del tan cacareado intervencionismo internacional norteamericano, una cuestión nada fácil de solventar. Tanto los habitantes de los países conflictivos como los propios norteamericanos dudan constantemente de esa política, más si cabe cuando se producen situaciones límite en donde hay heridos y muertos, muchísimos más –todo hay que decirlo– entre los lugareños, a menudo masas de personas sin orden ni disciplina que odian que los yanquis corten el bacalao en su tierra. El problema llega cuando se generaliza identificando al Islam con esas facciones violentas. Los hechos reales narrados en 13 horas, Los soldados secretos de Bengasi están basados en el libro escrito por Mitchell Zuckoff y cuenta con un cuidado guión de Chuck Hogan (The Town, ciudad de ladrones), el cual logra involucrar anímicamente al espectador gracias al buen dibujo que hace del personal estadounidense. En películas de este tipo, con acción y ritmo desenfrenados, es complicado a veces saber quién es quién y ese tema se amplía en este caso ya que hasta los propios soldados americanos desconocen la identidad del enemigo. Aunque presumiblemente cuentan con habitantes amigos, nunca saben si lo son de verdad, si van a traicionarles. Esto ofrece momentos de tensión, bien resueltos, verosímiles y trasladan una desasosegante sensación de desconcierto. El modo de filmar la guerra es de un realismo inusitado, y no se ahorra alguna imagen especialmente desagradable. Y aquí la atmósfera recuerda sobremanera a otras películas recientes del mismo corte bélico (en cuanto al fracaso militar estadounidense), como El único superviviente o en especial Black Hawk derribado, citada explícitamente por uno de los personajes. Desde luego es difícil mejorar la ambientación realista y la atmósfera agobiante generada en esta especie de base asediada, convertida en un nuevo El Alamo, como también comenta otro soldado. Alegra comprobar además que el director de la película, Michael Bay, sabe hacer otra cosa que películas fantásticas de Transformers. Su modo de filmar la guerra nocturna es contundente, aunque por la localización de los contendientes a veces parezca que estamos en un videojuego en manos de los norteamericanos, mientras que otras escenas (como la del ataque al coche blindado) están magníficamente rodadas. Pero no sólo se centra en la pura acción. Deja tiempo para conocer a los protagonistas, para humanizarles, especialmente a los dos soldados norteamericanos que llevan casi todo el peso anímico del film, unos perfectos John Krasinski (Silva) y James Badge Dale (Rone), quienes comentan su anhelo constante de regresar con sus familias y comparten su opinión de que están en una guerra que no entienden.

7/10
Spectral

2016 | Spectral

Cinta de acción bélica y distópica bastante insípida, a pesar de la parafernalia de acción sin fin en que consiste. Transcurre en un futuro no muy lejano, en Europa, parece que en Moldavia, donde hay una cruenta guerra, se supone que entre las fuerzas gubernamentales y cierta insurgencia, y en la que el ejército de Estados Unidos también actúa sobre el terreno. En el combate una cámara registra que se están enfrentado a un enemigo que nadie diría que pueda existir: anomalías paranormales, nada menos. Así que se traen a un experto en armamento, Clyne, para que les diga si eso tiene alguna explicación científica-ingenieril para hacer frente a la amenaza. Acción aturullada con los espectros a que alude el título, personaje poco dibujados, algunos caprichosamente introducidos, como un par de niños. La película dirigida por el desconocido debutante Nic Mathieu no llega a la categoría que se le debe exigir, de una buena serie B. Pese a unos efectos y un reparto apañado, el trío compuesto por James Badge Dale, Emily Mortimer y Bruce Greenwood, la cosa no se sostiene, imposible suspender la incredulidad que despierta toda la trama. El hecho de que Universal terminara por no distribuirla en salas de cine, y fuera adquirida finalmente por Netflix termina de confirma la impresión de producto fallido.

4/10
Cincuenta sombras de Grey

2015 | Fifty Shades of Grey

Anastasia Steele, estudiante de filología, acepta sustituir a su compañera de piso enferma, Katherine, que debía entrevistar para la revista universitaria a Christian Grey, empresario de éxito de 27 años. Días después, el magnate se presenta como por casualidad en la ferretería donde ella se saca un dinerillo trabajando unas horas, y le envía como regalo unos valiosos libros antiguos. Parece inevitable que la muchacha se sienta atraída por este hombre, bien parecido, con un carácter enigmático que resulta atractivo, y que vive en un mundo de lujo. Pero cuando le conoce más, descubre que tiene un lado oscuro. Hollywood ha visto la oportunidad de resucitar la fórmula de las ya trasnochadas películas escandalosas estilo Atracción fatal adaptando la exitosa novela de la británica E.L. James, pues lleva al público un paso más allá en el erotismo mostrando las relaciones sadomasoquistas, vistas hasta ahora en cintas más minoritarias, como Historia de O, pero no en una superproducción. Tras el planteamiento 'novedoso', el film se estanca por completo, y pasa a ser un bucle en el que se suceden las exhibiciones de poderío económico del protagonista, con las morbosas secuencias de cama. No existe ningún giro ni sorpresas que aporten algo, por lo que 50 sombras de Grey resulta sobre todo aburrida. Con este material, y con la productora presionando para que no se cambie nada, no se vaya a estropear la fórmula del éxito, poco puede hacer la realizadora Sam Taylor-Johnson, hasta ahora autora de un único largometraje, Nowhere Boy, de mayor interés. Sólo un personaje pasa de ser un mero arquetipo, el propio Grey, del que se sugiere algo de tridimensionalidad y background. El actor que le interpreta, Jamie Dornan, hasta ahora secundario de títulos como María Antonieta, tiene actitudes, pero le falta carisma que explique por qué despierta tanta fascinación. Por su parte, la protagonista femenina parece demasiado ingenua y esquemática, lo que lastra la interpretación de Dakota Johnson, hija de Melanie Griffith y Don Johnson, que tiene una mirada que denota que cuando tenga más tablas podría llegar a ser una actriz. Asombrosamente, el resto de personajes sólo pasan ocasionalmente por allí, y dicen un par de frases que no aportan nada al conjunto, lo que desaprovecha a alguna actriz de talento, como Jennifer Ehle (la madre de Anastasia) y Marcia Gay Harden (la de Grey). Pero lo realmente preocupante de 50 sombras de Grey reside en el hecho de que se presente en la pantalla como fantasía sexual lo que tiene todos los componentes de relación tóxica, pues Anastasia se siente infeliz por la situación, da su 'consentimiento' por amor a un tipo de relaciones sexuales que le desagradan, y hasta se deja controlar, pues Grey decide incluso qué se pone o qué bebe. El caso resulta tristemente similar al de numerosas mujeres que han sido víctimas de la violencia por sus sentimientos, con la esperanza vana de poder cambiar al agresor. Se explican las perversiones sexuales del protagonista por su traumático pasado, pues su madre biológica drogadicta murió prematuramente, y fue víctima de la pederastia cuando una mujer madura, a la que apodan Mrs. Robinson, le tuvo como esclavo sexual a los 15 años. Pero no se indaga en su problema, se vende la película por el erotismo, y además se le presenta como un tipo sensible que toca el piano, y que además contribuye a causas benéficas, lo que da al film un tono de historia supuestamente romántica, con frases dignas de novela de Nicholas Sparks, aunque totalmente fuera de lugar.

2/10
Sabotage

2014 | Sabotage

John Beacher y su equipo especial del DEA, la brigada antinarcóticos, aprovecha un golpe a los capos de la droga para "distraer" un millón de dólares deslizándolo por unas tuberías. Pero cuando van a recuperarlo se encuentran con que el dinero ha volado. Por si fuera ésta poca desgracia, todos son investigados, pues el FBI ha detectado que falta el dinero que ellos habían burlado. Cuando finalmente quedan exonerados, son unos apestados del cuerpo, y encima, comienzan uno a uno a ser brutalmente asesinados, todo apunta a que los responables del cartel robado han preparado una terrible venganza. Investigará el caso una detective de la policía de Atlanta. El experto en cine policial David Ayer vuelve a la carga después de la estimable Sin tregua. Pero se diría que esta vez no lleva consigo aquello llamado credibilidad, el esfuerzo por tratar con cierto realismo el trabajo cotidiano de los agentes del orden. Asociado en el guión con Skip Woods (La jungla: Un buen día para morir), opta por una historia poco creíble de una violencia brutal, un grotesco guiñol con tripas colgantes que se dirían más propias de una cinta gore. Y ello para ofrecer una trama sin referente moral alguno, donde a los personajes les mueve el dinero, la venganza o las sensaciones adrenalíticas y hormonales, y poco más. El giro final, supuesta sorpresa por la que entendemos el comportamiento del personaje de Arnold Schwarzenegger, y cómo sus planes no han resultado exactamente del modo en que había previsto, suena a tomadura de pelo. Es de esas películas a las que el adjetivo de "innecesaria" les viene al pelo. No se sabe qué interés puede tener narrar esta salvaje historia, aunque esté rodada con el oficio innegable que tiene Ayer.

4/10
Crisis

2014 | Crisis | Serie TV

Pacific Rim

2013 | Pacific Rim

Futuro imperfecto. A través de una brecha en el interior de la Tierra han hecho su aparición desde otra dimensión unos monstruos terribles, los Kaijus. Para combatir a estos alienígenas letales los terrícolas usan los Jaegers, unos robots descomunales, que necesitan ser manejados por dos pilotos, usando las habilidades de sus hemisferios cerebrales derecho e izquierdo, lo que les obliga a compartir sus recuerdos mediante un procedimiento conocido como la Deriva. Raleigh Becket es un piloto retirado tras la muerte de su hermano, con el que conducía un Jaeger, que se reincorpora al servicio para hacer tándem, tal vez, con Mako Mori, una joven nipona que arrastra un trauma de su niñez relacionado con los Kaijus, pero con grandes habilidades. Pacific Rim podría definirse como una película apocalíptica de Godzillas contra Transformers, o mejor aún, contra Mazingers Z, ya que los robots de esos dibujos animados eran manejados por un piloto. Hay mucho ruido y mucha chatarrería, para demolir edificios los Kaijus y los Jaegers se las pintan solos. La historia original (!?) la firma un tal Travis Beacham, que ya hizo otra película con muchos destrozos, Furia de titanes, al que se suma el propio director, Guillermo del Toro, quien contribuye seguramente a humanizar un poco la cosa, lo que es de agradecer. Ello además de contar con sus amiguetes para pequeños papeles –Ron Perlman e incluso el amiguete Santiago Segura–, e introducir sus personales diseños y su particular sentido del humor, que se nota sobre todo en los científicos friquis y en los contrabandistas de restos orgánicos de Kaijus. También hay espacio para elementos propios de cuento, tan gusto de Del Toro, sobre todo en los recuerdos infantiles de Mako, que pueden hacer pensar, remotamente, en El laberinto del fauno. El diseño de producción de Pacific Rim puede ser impresionante, pero al final todo son fuegos de artificio que aturden en exceso, con presencia de criaturas y robots de distinta generación, seguramente para vender los correspondientes juguetes y hacer un poco más de caja. Probablemente no es casual la idea de emparentar los Kaijus con los dinosaurios, si a los chavales les encantan las criaturas prehistóricas, ahora se trataría de encandilarles con los letales bichos de nueva generación. Cita Del Toro a Alexander Korda como referente de su película, aunque nos da la impresión que el cine de aventuras de antaño del británico era otra cosa. Resulta curioso ver cómo los actores se esfuerzan en Pacific Rim. Hay lógica en la elección de intérpretes “baratos”, o sea, no estrellas que exijan cifras millonarias. Guaperas como Charlie Hunnam simplemente cumplen, y otros como Perlman y Segura, o los científicos Charlie Day y Burn Gorman simplemente siguen la corriente a Del Toro para provocar risas entre los fans. Se toman en serio, quizá demasiado para lo que de sí dan sus personajes, Idris Elba y Rinko Kikuchi, con su muy especial relación paternofilial.

5/10
Capitán Phillips

2013 | Captain Phillips

Película basada en hechos reales acontecidos en 2009, que adapta el libro “A Captain's Duty: Somali Pirates, Navy SEALS, and Dangerous Days at Sea”, coescrito por uno de los protagonistas de los hechos, el capitán Richard Philips del título. El guión se debe a Billy Ray, no ajeno a historias basadas en hechos reales, como demuestran sus libretos para El espía y El precio de la verdad. Tampoco es nuevo en estas lides el director de la cinta, Paul Greengrass, que entregó con tono casi documental los notables filmes Bloody Sunday (Domingo sangriento) y United 93. Hombre casado y con dos hijos, Philips está al mando del carguero Alabama, que con pabellón estadounidense navega bordeando la costa de África cerca de Yemen. Aunque él y sus hombres no ignoran los riesgos del viaje, pues en esas aguas operan piratas somalíes acostumbrados a apresar barcos y pedir rescates, el ataque que permite el abordaje de uno de estos grupos no deja de pillarles por sorpresa. El capitán deberá hacer acopio de todo su arrojo y profesionalidad para manejar una situación difícil con unas personas acostumbradas a la miseria y a las presiones de los señores de la guerra, con escasa formación pero dispuestos a todo con tal de obtener un cuantioso botín. Estamos ante una cinta de grandes dimensiones, que permite al espectador revivir la experiencia del capitán Philips, que sabe bien que su vida está en peligro. El esfuerzo de producción ha sido grande a la hora de mostrar la actividad portuaria y la navegación, con el acoso de embarcaciones y la llegada de los americanos con su flota. De modo que aunque la mayoría del reparto está integrada por completos desconocidos -tanto los africanos, muchas veces afrontando su primer trabajo para el cine, como los blancos que conforman la tripulación, o los militares-, se ha acudido a una estrella de primera línea como es Tom Hanks, convincente como el tipo normal puesto a prueba en una situación límite, para “amarrar” el interés de la gente por la película. Aunque el caso fue ampliamente aireado por los medios de comunicación, y el espectador puede estar avisado de cuál será el desenlace de las tribulaciones de Philips, Greengrass logra insuflar a la película el necesario suspense, provocando en más de una ocasión desasosiego. Y ello sin renunciar al verismo, todo lo que vemos suena a auténtico, casi tiene tono documental, hay pocas concesiones hollywoodienses: la conversación de los esposos sobre los hijos al inicio, el comportamiento de la tripulación, de los piratas, de los militares, e incluso la atención médica final, resultan creíbles.

7/10
Temporada de caza

2013 | Hunting Season

Colombiana

2011 | Colombiana

Colombia. Cuando es una niña de nueve años, Cataleya es testigo del asesinato de sus padres a manos de un narcotraficante. Conseguirá llegar a Estados Unidos, donde con los años se convertirá con la ayuda de su tío en una experta asesina. Desde entonces, los asesinos de sus padres serán su objetivo. El productor Luc Besson (especializado en productos de trepidación absoluta, como Transporter, Venganza o Desde París con amor) se hace cargo también de la creación y el guión de este movidito film llamado a convertir a la actriz Zoe Saldana en una estrella de acción. Si hasta el momento se había dejado ver con relativa discreción en Star Trek, Ladrones o metamorfoseada en criatura azul en Avatar, ahora se convierte en omnipresente protagonista de un film apabullante con un personaje que se diría primo hermano de los interpretados a menudo por Jason Statham: una especie de Nikita moderna, asesina implacable, letal, todo furia, determinación, inteligencia y exactitud a la hora de dejar cadáveres a su paso. Por supuesto, el director Olivier Megaton (que ya se asoció con Besson en Transporter 3) realza el lado más sexy de la actriz, enfundándola en ropa muy ligerita o vestidos ajustadísimos y sacando partido a su flexibilidad como si se tratara de una contorsionista. Ni que decir tiene que la película resulta hiperprevisible en su fantasioso planteamiento y aunque no intenta descubrir la pólvora (aunque hace mucho uso de ella), resulta entretenida pues se trata sencillamente de una historia de venganza contra los "malos", con mucha acción, con momentos de total inverosimilitud (como el asesinato en la comisaría) o peleas cuerpo a cuerpo donde la velocidad y el montaje de las imágenes llegan al paroxismo en un intento de hacer creíble la escena. En este sentido, la secuencia más lograda acaba siendo la huida de la niña en los inicios del film, cuando se enfrenta por primera vez cara a cara con el malote de la película, que no es otro que el español Jordi Mollà.

5/10
Mentes criminales (7ª temporada)

2011 | Criminal Minds | Serie TV

El equipo de la UAC (Unidad de Análisis de Conducta) llega a una encrucijada cuando una comisión del Senado Americano les cuestiona sus acciones con la pérdida de la agente especial Emily Prentiss. Una cara conocida puede echarles una mano y ayudarles a ganar el caso y mantener el equipo unido.

5/10
Falsa atracción

2011 | He Loves Me

Rutinario telefilm, entre el drama y el thriller, protagonizado por Heather Locklear (Dinastía). Laura piensa que lleva una vida perfecta, pero cuando se entera de que su marido la engaña, entra en una espiral psicótica y muy violenta.

3/10
Revenge (serie)

2011 | Revenge | Serie TV

Una joven se muda al exclusivo pueblo de los Hamptons. Se llama Emily Thorne, pero pronto los espectadores descubrirán que su verdadero nombre es Amanda y que en la casa que acaba de alquilar solía disfrutar de sus vacaciones cuando era niña. El regreso de Emily tiene un objetivo: vengarse de aquellos que hicieron que su padre fuera encarcelado y falleciese. “Esta no es una historia sobre el perdón, es una historia sobre la venganza”, comienza diciendo la protagonista que también es la narradora de la serie. Tras instalarse en la lujosa localidad con su nueva identidad, comienza a hacer contactos, a inmiscuirse en la vida de la gente y a intentar arruinar a aquellos que participaron en los hechos que arruinaron su infancia. Uno a uno, el rencor de la joven va haciendo mella en sus víctimas, especialmente en la familia más poderosa de la zona, los Grayson. Inspirado lejanamente en ‘El conde de Montecristo’ de Alejandro Dumas, se trata de un drama con tintes de thriller, en el que dos grandes actrices se enfrentan en duelo: Emily VanCamp (Cinco hermanos) y Madeleine Stowe (El último mohicano) La primera es la joven que busca la venganza; la segunda, Victoria Grayson, participó en un complot que hundió al padre de Emily al acusarle de conspiración con terroristas, y es la mujer más popular de la zona. Ambas llevan todo el peso de la acción y llenan la pantalla en cada una de sus apariciones, no en vano Stowe ha sido nominada al Globo de Oro como mejor actriz de drama. La serie muestra con descaro el poder, el lujo y el glamour de la zona y de sus habitantes. Con un gran plantel de personajes las tramas se superponen entre sí, pero siempre todo gira en torno a la reciente llegada de la joven Emily VanCamp, que desde el principio suscita las sospechas por parte de “la reina Victoria”, como la conocen en la zona. Romances, recuerdos del pasado, adulterio, ambición, mentiras y secretos conforman la urdimbre de este entretenido “culebrón” americano en el que a veces los inocentes acaban llevándose la peor parte.

6/10
The Unit (2ª temporada)

2007 | The Unit | Serie TV

Más capítulos sobre las aventuras de este grupo de elite de las fuerzas especiales del ejército de los Estados Unidos. Se trata de una unidad secreta que opera también al margen de las directrices habituales de los mandos militares. Pero los componentes de The Unit bien saben lo que arriesgan en su trabajo y muchas veces sus misiones llevan consigo peligros personales para ellos y para sus familias, especialmente sus esposas, las únicas que saben a ciencia cierta sobre sus verdaderas ocupaciones.La trama original de la serie se inspira en el libro escrito por Eric L. Haney sobre la unidad Delta del ejército americano. El guionista y director David  Mamet (Casa de juegos, Glengarry Glen Ross) trabó amistad con Haney a raíz de la colaboración de éste como consejero militar en Spartan, y fue él mismo quien creo esta serie de aventuras bélicas. Entre el reparto destaca la presencia de Dennis Haysbert.

6/10
The Unit (3ª temporada)

2007 | The Unit (3ª Season) | Serie TV

Tercera temporada de esta exitosa serie de acción, creada por David Mamet, sobre un grupo de élite que se enfrenta a las misiones más peligrosas. Aunque en realidad son un grupo especial del ejército se hacen llamar por un nombre poco rimbombante, Grupo de Estudios Logísticos 303, con el fin de no levantar sospechas y así evitar poner en peligro a sus familias. La realidad, sin embargo, es que esta unidad se encarga de delicadas operaciones especiales en puntos conflictivos. Está liderada por Jonas Blane. Bajo su mando están el coronel Tom Ryan y los soldados Ger­hardt, Grey y Williams. En esta “seguimos” otra vez al novato Bob Brown (Scott Foley) al tiempo que tendrán que afrontar un puñado de peligrosas misiones de alto secreto, entre las que están las de evitar ataques terroristas, guerras, acciones de lucha directas, protección de líderes extranjeros, etc.

6/10
The Unit

2006 | The Unit | Serie TV

El joven Bob Brown es reclutado para "The Unit", una unidad secreta del ejército. Liderado por Jonas Blane, el Grupo de Estudios Logísticos 303 se encarga de operaciones especiales en puntos conflictivos. La visión del novato y su esposa recién llegados, sirven de modo inteligente para introducir al espectador en la serie. Hasta el prestigioso dramaturgo David Mamet, responsable de El caso Winslow, se ha apuntado a la fiebre de las series televisivas, como creador de esta de acción, para la que ha dirigido tres episodios, además de escribir varios guiones. La trama se inspira en el libro escrito por Eric L. Haney sobre la unidad Delta del ejército americano; Mamet trabó amistad con Haney a raíz de la colaboración de éste como consejero militar en Spartan. En las tramas de los episodios tienen mucha importancia las familias de los protagonistas, hasta el punto de que alguno ha descrito las preocupaciones de las esposas como una traslación del mundo de Mujeres desesperadas al ambiente de las casas militares donde viven; allí está para abrir boca, apuntado en el primer episodio, el adulterio de una de las mujeres con el jefe, también militar, de su esposo; o más tarde, la decisión de "las chicas" de dedicarse al negocio inmobiliario, para ocupar el tiempo y traer dinerito a casa. En el reparto destacan los rostros familiares de Dennis Haysbert, el candidato y luego presidente de 24, y Robert Patrick, el robot líquido de Terminator 2.

6/10
El gran rescate

2005 | The Great Raid

Islas Filipinas, 1945. El sexto batallón de los rangers americanos, bajo el mando del teniente coronel Henry Mucci, va a acometer una misión de rescate casi imposible. Se trata de adentrarse treinta millas en territorio enemigo japonés, para liberar a 500 prisioneros de guerra, confinados en el campo Cabanatuan, supervivientes de la trágica marcha de la muerte que siguió a la batalla de Bataan. Film basado en hechos reales acontecidos durante la II Guerra Mundial, se estructura alrededor de tres subtramas que tienen como epicentro los preparativos del rescate, la vida en el campo de prisioneros y el movimiento de resistencia filipino. Se carga la mano en el comportamiento inhumano de los soldados japoneses, y se subraya la colaboración de los filipinos con los aliados. El reparto es notable, pero falta una profundización razonable en los personajes, que ayude a entender su heroísmo. Dirige un inesperado John Dahl, que dio nuevos bríos al cine negro con La última seducción y Red Rock West. Destaca la fotografía de tonos desaturados que la acercan al blanco y negro.

6/10
Mente criminal (2004)

2004 | Caught in the Act

Jodie cree que su marido le engaña, así que contrata a un investigador privado para cerciorarse. Sin embargo, también ese tipo le sale rana, con lo que será ella quien se pondrá a investigar. descubrirá entonces que tiene un don para ese trabajo, y decidirá ayudar a otras mujeres que se encuentren en situación parecida. Telefilm entre la comedia y el thriller que protagoniza Lauren Holly (Beautiful Girls).

4/10
Intenta recordar

2004 | Try to Remember

La criminóloga Lisa Monroe regresa a su pueblo, Milford, con la intención de ingresar en la policía. El estupor de Monroe es que, tras 15 años, el crimen de su mejor amiga, Jenny, sigue sin estar claro y el responsable va a ser puesto en libertad. La actriz Gabrielle Anwar (Esencia de mujer) protagoniza este eficiente thriller, sin muchas pretensiones pero eficaz a la hora de entretener. Está basado en una historia de la escritora Mary Higgins Clark.

4/10

Últimos tráilers y vídeos