IMG-LOGO

Biografía

Meagan Good

Meagan Good

39 años

Meagan Good

Nació el 08 de Agosto de 1981 en Panorama City, California, EE.UU.
Filmografía
Monster Hunter

2020 | Monster Hunter

The Intruder

2019 | The Intruder

Minority Report

2015 | Minority Report | Serie TV

Desmejorada traslación al mundo serial del relato futurista de Philip K. Dick que ya había convertido en película Steven Spielberg. De hecho éste figura como productor ejecutivo. La idea es que ha transcurrido una década desde que se creara la división pre-crimen para evitar crímenes bajando en el tiempo, y ésta ha sido prohibida. De modo que los tres hemanos Dash, Arthur y Agatha, que actuando a modo de "colmena" podían anticipar delitos futuros, viven separados cada uno por su cuenta. Pero una agente de policía usa clandestinamente este modo artesanal de evitar crímenes, frente a la apuesta de la actual administración por la tecnología pura y dura. Falta garra a la serie, empezando por un reparto bastante sosito, no basta con ser atractiva, Meagan Good. Por otro lado los casos que componen los diversos episodios son bastante convencionales. La dirección artística, vistosa pero no para tirar cohetes, tampoco salva la función, no se logra el deseado objetivo de mostrar una sociedad distópica inquietante, lo que sí lograba Spielberg en el film original

4/10
Think Like a Man Too

2014 | Think Like a Man Too

Anchorman 2: The Legend Continues

2013 | Anchorman 2: The Legend Continues

LUV

2012 | LUV

En qué piensan los hombres

2012 | Think Like a Man

Comedia con reparto afroamericano y destinada a ese público, que cuenta cómo cuatro mujeres utilizan un manual para mejorar la relación con sus parejas, que aconseja pensar con mente masculina. Cuando ellos se enteran, contraatacan, con un esquema clásico de guerra de sexos. Dirige la cinta Tim Story, conocido sobre todo por la "joya" de superhéroes Los cuatro fantásticos y su secuela, de las que no es fácil dilucidar cuál es peor.

4/10
Deception

2012 | Deception | Serie TV

Californication (5ª temporada)

2012 | Californication | Serie TV

El ganador del Globo de Oro David Duchovny regresa como el impulsivo y talentoso novelista y guionista que vuelve a Los Ángeles para los 12 episodios de la apasionante quinta temporada. Puede que su carrera vaya a todo gas, pero Hank sigue atascado en lo tocante a las mujeres. Aunque añora la vida que llevaba junto a su antiguo amor, Karen (Natascha McElhone) y su hija Becca (Madeleine Martin), su destructiva ex novia tiene planes para su futuro, y él parece incapaz de quitarle las manos de encima a un montón de nuevas bellezas de Hollywood, desde estrellas de primera fila hasta chicas de segunda. Pero, a medida que el cerco se va estrechando en torno a él, gracias al concienzudo agente Charlie (Evan Handler) y al rapero Samurai Apocalypse (RZA), ¿podrá el irresistible encanto de Hank salvarle de sí mismo? Descúbrelo en esta ingeniosa y descarada serie sobre el ligón televisivo más entrañable.

Dos familias y una boda

2011 | Jumping the Broom

Sabrina Watson (Paula Patton, Precious) y Jason Taylor (Laz Alonso, Fast Furious) están hechos el uno para el otro. Pero desgraciadamente, sus respectivas familias forman una combinación desastrosa. La Sra. Watson (Angela Bassett, Green Lantern) representa a la flor y nata de la sociedad tal como la refleja su mansión de la zona exclusiva de Martha's Vineyard. En cambio, la madre de Jason (Loretta Devine, Death at a Funeral) nacida y criada en Brooklyn, parece totalmente fuera de lugar. Cuando las dos familias se reúnen para la boda de Jason y Sabrina, queda claro que cada una tiene sus propias costumbres... y sus secretos.

La semilla del mal

2009 | The Unborn

El guionista y director David S. Goyer ha alcanzado cierta notoriedad gracias a los libretos de Dark City, Batman Begins o El caballero oscuro, aunque en la faceta de dirección se ha prodigado menos y con éxito más moderado. Aquí se responsabiliza de ambos aspectos de la película y el resultado es muy decepcionante. Casey, una joven que vive traumada por el suicidio de su madre cuando ella era muy pequeña, comienza a experimentar extraños sueños relacionados con un feto. Hasta aquí, nada importante. Pero la alarma salta cuando los sueños toman forma en la realidad con lo que parece la posesión de un niño que amenaza de muerte a Casey y sus amigos. Tras varias pesquisas, la joven descubre que los sucesos están relacionados con un espíritu maligno judío llamado dybbuk, con un hermano gemelo de ella que no llegó a nacer y con un pasado familiar que se remonta varias generaciones... Es innegable que la historia y el mismo título en español no esconden su intención de apropiarse del elemento demoniaco de La semilla del diablo: el Mal personificado quiere nacer el mundo. Pero ahí acaba todo. La excesiva acumulación de tópicos crea la sensación de lo visto y mil veces visto: jovencita muy sexy y angustiada, sustitos nada originales en torno a los espejos, incrédulas e ingenuas amistades, expertos en demonios, espíritus malignos al estilo El exorcista, niños fantasmagóricos, horribles experiencias o alucinaciones que parecen reales, etc. E incluso hay una rebuscada referencia a los experimentos nazis en el holocausto. Y el eclecticismo va aún más allá cuando se trata de religión, pues se incide en la idea de que todas las religiones comparten elementos exorcistas. Un guión con tantos lugares comunes resulta muy inverosímil y no impresiona; aunque quizá se salven un par de escenas de posesión diabólica. Los actores se esfuerzan, sobre todo la joven protagonista Odette Yustman (Monstruoso) y su novio Cam Gigandet (Crepúsculo), pero los personajes son demasiado del montón. Llama la atención la presencia de Gary Oldman en tan pobre despropósito.

3/10
El gurú del buen rollo

2008 | The Love Guru

Opera prima de Marco Schnabel, que ejerció diversas tareas en las tres entregas de Austin Powers, y que cuenta esta vez con el mismo protagonista, el cómico Mike Myers, necesitado de un éxito tras el batacazo absoluto de la mediocre El gato. En esta ocasión, Myers interpreta a Pitka, estadounidense que fue abandonado cuando era pequeño en la India, donde creció rodeado de gurús. Ya adulto, se traslada a Estados Unidos, y se convierte en terapeuta especializado en problemas de pareja. Le contrata la propietaria de un equipo de hockey, porque su jugador estrella tiene problemas en su matrimonio, ya que su esposa le engaña con uno de los rivales. Es necesario que se reconcilie con ella para que vuelva a centrarse en su carrera deportiva, ya que el equipo lleva tiempo sin anotarse una victoria. La trama sirve como mera excusa para una sucesión de gags aislados –casi todos a base de sal gruesa o juegos de palabras intraducibles y facilones– combinados con algún homenaje a los coloristas números musicales del cine de Bollywood. Myers acapara el protagonismo con otra de sus habituales sobreactuaciones, dejando poco espacio a los secundarios. No se entiende la presencia en este film del veterano Ben Kingsley, en un breve papel de maestro gurú. No es el único cameo, pues suele haber bastantes en las cintas de Myers, y esta vez también se pasean por la pantalla Val Kilmer, Jessica Simpson y el escritor Deepak Chopra. En busca de la risa fácil, Myers no duda en homenajearse a sí mismo, concretamente a Austin Powers, con la aparición de Verne Troyer, el actor que encarnaba a Mini Yo, que da pie a todo tipo de chistes sobre su reducido tamaño.

1/10
Saw V

2008 | Saw V

Quinta entrega de una saga llamada a convertirse en clásica e interminable, al estilo de las iniciadas con La noche de Halloween, Pesadilla en Elm Street o Viernes 13. Por supuesto, la gran diferencia entre estas películas ochenteras y las iniciadas por Saw es, por un lado, la originalidad del planteamiento y, por otro, el cuidadoso realismo de la producción, también en lo referente a los guiones, esmerados y nada tramposos, al crudo tratamiento de la violencia, al estudio de personajes y, por supuesto, a las rebuscadas y horrorosas torturas sufridas por las víctimas. La película comienza con el salvaje ajuste de cuentas al que sometido un criminal condenado por asesinato que quedó libre por un "legalismo". Su víctima fue la hermana del agente de policía Hoffman, y ahora éste se ha tomado la justicia por su mano. Para camuflar su crimen, Hoffman deja pistas con el fin de que parezca obra de Jigsaw. El espectador se dará cuenta de que esos sucesos ocurrieron en el pasado cuando aparece Jigsaw (muerto en Saw III) y entre más tarde en relación con Hoffman. Por otro lado, el agente Strahm, prosigue con la persecución del asesino "Puzzle" que comenzó en Saw IV, y tras lograr escapar de la muerte "in extremis" se va acercando a la verdad... Al mismo tiempo, seis nuevas víctimas tienen que atravesar un extraño y horroroso laberinto de pruebas como si fueran conejillos de indias. Correrá la sangre. Que no es ésta una película apta para todos los estómagos (o más bien para la mayoría de ellos) es una cosa bien clara. Pero desde la primera escena –claramente inspirada en el relato "El pozo y el péndulo" de Edgar Allan Poe– el film da lo que promete. Mucha sangre, mucha violencia insana y un peldaño más en el macabro y ya conocido juego del ratón y el gato creado por Jigsaw. En este sentido, resultan logradas las piruetas del guión para mantener "vivo" al monstruo criminal, cuya inclusión en la trama no resulta inverosímil en exceso. Pero, sobre todo, el director debutante David Hackl muestra una gran habilidad a la hora de manejar la compleja estructura narrativa, compuesta de tres líneas netamente diferentes, también en el tiempo, lo cual ayuda sin duda a mantener el interés (y a tomar aire entre tortura y tortura). Por lo demás, el reparto cumple y destaca como siempre el angustioso diseño de producción, con profusión de espacios cerrados cochambrosos y fotografía de tonos oscuros virados al gris. Ah, y por supuesto queda la puerta abierta para posteriores entregas.

4/10
Llamada perdida

2008 | One Missed Call

La joven Taylor Anthony se queda completamente conmocionada tras la muerte en circunstancias extrañas de dos amigos, con pocos días de diferencia. Ambos habían recibido sendos mensajes en el móvil fechados incomprensiblemente unos días después, en los que podían escucharse a sí mismos, pronunciando frases que luego resultan ser sus últimas palabras. Intenta contarle todo esto a una agente de policía que investiga el asunto, pero ésta no le cree. Sí que convence al detective Jack Andrews, cuya hermana murió en circunstancias muy similares. Beth trata de ayudar a Jack a esclarecer el caso, pero cuando están acercándose a la verdad, inesperadamente recibe un mensaje en el móvil que le advierte de que ella también está a punto de morir. En el terror estadounidense conviven dos tendencias al principio del nuevo milenio, importar cineastas franceses, como Alexandre Aja (Las colinas tienen ojos) o David Moreau y Xavier Palud (The Eye), y los remakes de cintas japonesas. No es de extrañar por tanto que hayan reclutado al francés Eric Valette, que ha despuntado en el género en su país con Maléfique, para este remake de la japonesa Llamada perdida. El original de Takashi Miike –basado en una novela de Yasushi Akimoto– nació, como se puede comprobar en el argumento, a rebufo del extremado éxito de The Ring (El círculo), cuya influencia en el cine fantaterrorífico contemporáneo es sólo comparable –salvando mucho las distancias– a la de Scarface, el terror del hampa, al cine de gangsters, si bien esta última ha inspirado grandes obras maestras. Si The Ring (El círculo) sorprendió por su originalidad, empieza a resultar agotadora la enésima repetición de las mismas amenazas de muerte en cadena y fantasmas de movimientos bruscos, entrecortados mediante una técnica de eliminación de fotogramas en el montaje. Por lo demás, el tal Eric Valette crea una atmósfera bastante adecuada, y logra introducir más o menos bien los giros del guión. Además, tiene actores muy superiores a la media del género, pues Edward Burns eleva mucho el nivel, así como las jóvenes Shannyn Sossamon y Ana Claudia Talancón, que es la que sostiene la mayor parte de la trama. Un espectador que desconozca los precedentes, pasará un rato sobrecogido, por lo que se puede decir que es un producto que cumple sus objetivos.

4/10
Stomp the Yard: Ritmo salvaje

2007 | Stomp the Yard

Simplicísima película sobre la vida de DJ, un joven algo conflictivo que, tras la muerte trágica de su hermano, se ve obligado a abandonar Los Angeles y entrar en la universidad de Atlanta de la mano de sus tíos. Allí caerá en la cuenta de la importancia que tienen las diversas "fraternidades", sociedades que históricamente se enfrentan entre sí por medio de un extraño baile: el stepping. DJ se fijará en la guapa April, a la sazón novia de uno de los líderes del step. Decidido a conseguirla ingresará en una de las fraternidades con el objetivo de ganar el campeonato mundial de step. El guión es muy poquita cosa, tan poco elaborado que resulta de una ingenuidad asombrosa, aunque es bien intencionado y contiene ideas positivas de fondo. Pero, a la postre, lo único interesante del film es el descubrimiento del step, un baile frenético practicado por la comunidad afroamericana de Estados Unidos, que consiste en hacer movimientos muy rápidos, rítmicos y acompasados, y producir sonidos golpeándose las diferentes partes del cuerpo. Y también resulta curioso que sea utilizado como arma personal, como herramienta de batalla, en lugar de los puños o las pistolas. El realizador Sylvain White parece estar únicamente al servicio de los números de baile, que dirige con estilo visual próximo al videoclip.

3/10
Brick

2005 | Brick

Cine negro en el instituto. El director y guionista Rian Johnson se confiesa deudor de la obra de Dashiell Hammett. Y en efecto, a la hora de narrar las andanzas de Brendan, un despierto joven que investiga la desaparición de su ex novia Emily, se aleja años-luz de los convencionalismos del cine ‘teen’ descerebrado, para dar a su historia un enfoque ‘quasi’ existencialista. Las pesquisas de este moderno y joven ‘Sam Spade’ le llevan a sumergirse en varios submundos conectados singularmente, el de una chica adinerada y el de un pequeño traficante de drogas y sus secuaces. Película hecha con pocos medios y convertida en poco tiempo en título de culto, prueba que cuando hay ganas y talento, los resultados pueden ser brillantes. Ahí está el Premio Especial del Jurado en Sundance “por la originalidad de su visión” para demostrarlo. Paradójicamente, Johnson entrega imágenes estilizadas de aire desaseado. E intriga con su galería de personajes de género, y con algunos pasajes y signos recurrentes que acaban encontrando cabal respuesta.

7/10
D.E.B.S. Espías en acción

2004 | D.E.B.S.

Varias atractivas estudiantes de un instituto son reclutadas por una entidad conocida como D.E.B.S., una organización de espías. Su primera misión consiste en encontrar a Amy Bradshaw, la mejor espía de la entidad, desaparecida cuando andaba tras la pista de una sofisticada criminal. Angela Robinson, directora de la nueva versión de Herbie, convirtió en largometraje su propio corto, titulado D.E.B.S. igualmente. Se trata de una curiosa parodia de Los Ángeles de Charlie y otras cintas de superespías, que combina el humor con espectaculares secuencias de acción.

2/10
Biker Boyz

2003 | Biker Boyz

Acelerada cinta de acción sobre dos ruedas, que reúne a varios actores afroamericanos de tirón, como Orlando Jones (Evolution), Derek Luke (Antwone Fisher) y, sobre todos, Laurence Fishburne. El mítico Morpheo de Matrix interpreta esta vez a Smoke, un veterano campeón de motocicletas de competición, cuya supremacía en los circuitos se ve amenazada por la llegada de un joven piloto que acapara victorias.

4/10
Eve's Bayou

1997 | Eve's Bayou

Una voz en off afirma “el verano en que maté a mi padre tenía 10 años”: imposible encontrar modo mejor de captar la atención durante el resto de la película. Bayou es una zona pantanosa del estado de Louisiana, metáfora de la historia que cuenta la directora y guionista Kasi Lemmons. Allí viven los Batiste, familia negra acomodada. A lo largo de un verano Eve, la hija pequeña, descubre que su padre, un conocido médico, engaña a su esposa con la mujer de un amigo. Esta súbita revelación le introduce en una espiral de sentimientos algo traumáticos (incredulidad, desprecio, deseo de venganza...), que aceleran su desembarco en la adolescencia. Película intimista y multipremiada, se aleja de films que describen problemas de afroamericanos en grandes urbes, con el crack y la violencia callejera como telón de fondo. Ni siquiera se aborda el racismo. Lemmons evita las estridencias en este emotivo drama sureño sobre la pérdida de la inocencia de una chiquilla. Cuenta para ello con sólidos actores, entre los que destaca Samuel L. Jackson. En los relatos sureños no es infrecuente la presencia de la magia. Eve's Bayou muestra las habilidades como vidente de Mozelle, mujer como tocada por una maldición, a la que se le han muerto 3 maridos (el relato de cómo murió uno, tiene una fuerza narrativa asombrosa). Y en los deseos de castigar a su padre, Eve recurre al vudú. Hay una presencia religiosa a través de estos elementos, tratada de modo original: se adivina la actuación de Dios, más allá de la superstición; y se señala la responsabilidad de las personas en sus actuaciones: las desgracias que uno vive se las suele labrar uno mismo. Así se suaviza el fatalismo del film.

6/10

Últimos tráilers y vídeos