IMG-LOGO

Biografía

Michel Audiard

Michel Audiard

Michel Audiard

Filmografía
Rufianes y tramposos

1984 | Les Morfalous

Semicomedia bélica que transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, cuando varios componentes de la Legión Extranjera reciben la misión de transportar una fortuna en lingotes de oro al Norte de África para evitar que caigan en manos alemanas. Tras una serie de peripecias y varios encontronazos con el enemigo, uno de los miembros del comando decide quedarse con el oro. Con buenas dosis de acción y humor algo grosero, su baza principal está en su reparto, de auténtico lujo dentro del cine francés con Jacques Villeret, Michel Constantin y especialmente Belmondo al mando de las operaciones. El filme constituyó la octava y última colaboración entre la estrella gala y el director Henri Verneuil, en una fructífera unión que incluye sus exitosos thrillers El furor de la codicia (1971) y Pánico en la ciudad (1975).

5/10
Día de perros

1984 | Canicule

Tras huir de la justicia y llevarse varios millones de dólares, el fugitivo decide ocultarse en casa de unos granjeros, pero no todo es lo que parece... Esta es la historia que Yves Boisset (Un taxi malva) llevó al cine en 1984. Una película que contiene dosis de tensión y acción y que protagoniza el actor Lee Marvin (El tren de los espías) Es un thriller que, gracias a esa carga dramática que vive el protagonista, consigue poner en tensión al espectador, pero se nota la floja mano de Boisset y la película no llega a gran cosa.

5/10
El marginal

1983 | Le Marginal

Uno de los mayores éxitos del cine francés, que batió el récord de audiencia en su momento con medio millón de espectadores en la primera semana de exhibición. Se notaba que su actor principal, Jean-Paul Belmondo, estaba en lo más alto de la cima de la popularidad, principalmente actuando como aventurero (As de ases, El animal) y policía (El profesional, Yo impongo mi ley a sangre y fuego). En esta ocasión se trata de un caso del comisario Jordan quien, con métodos expeditivos y sin tener muy en cuenta la ley, intenta atrapar a un millonario que maneja un importante cártel del narcotráfico. Impactante tema central de Ennio Morricone, buenos diálogos y acción tan trepidante por parte de Belmondo que llega a ir por los tejados y saltar desde un helicóptero a una lancha motora.

5/10
El profesional

1981 | Le Professionnel

Un agente secreto francés es enviado en misión secreta a Malawi para asesinar al presidente del país. Sin embargo, una vez allí es traicionado por sus superiores que anulan la orden al cambiar de política respecto a dicho país. Apresado por las autoridades africanas, tras varios años de cautiverio logra escapar y regresa a París buscando venganza. Una de las obras cumbres del cine de acción protagonizada por Jean-Paul Belmondo, que contó con una excelente aportación en los diálogos de Michel Audiard, aunque éste se mostró molesto con el tono final de la película y su nombre fue eliminado de los créditos. Con una orquestación más poderosa, Ennio Morricone popularizó el tema 'Chi mai' que ya había compuesto para el melodrama Maddalena en 1972. Vibrante, violenta y emocionante, El profesional fue un triunfo en taquilla con más de cinco millones de espectadores.

8/10
Arresto preventivo

1981 | Garde à vue

Un 31 de diciembre a las nueve de la noche el inspector de la policía Antoine Gallien llega a la comisaría para interrogar al notario Emile Martinaud, sospechoso de haber violado y asesinado a dos niñas. No hay pruebas muy claras, pero Martinaud fue quien avisó a la policía del hallazgo de uno de los cadáveres. En el curso del interrogatorio, los ánimos se encenderán y saldrán a relucir cuestiones de la vida personal y matrimonial del sospechoso. Sólido drama francés dirigido con un perfecto ritmo por Claude Miller, coautor de un guión que adapta la novela de John Wainwright. Se tratan temas peliagudos, como las crisis matrimoniales, secretos sexuales e incluso desviaciones hacia la pederastia. Y hay de fondo una mirada implacable a la falta de amor y las fatales consecuencias de la ambición y el desprecio. La película se despliega como una obra de teatro en tres actos: el grueso del interrogatorio; la conversación con la esposa de Martinaud; y la resolución final. Incluso puede añadirse una coda con el logrado colofón. Además, la acción tiene lugar casi por completo entre las cuatro paredes de una oficina, con diálogos fantásticos y unas interpretaciones soberbias de Lino Ventura y Michel Serrault, que demuestran ser dos actores de altura. Menos papel tiene Romy Schneider –en su penúltimo trabajo para el cine–, pero su presencia invade la pantalla.

6/10
El rey del timo

1980 | Le Guignolo

Segunda colaboración consecutiva entre el director Georges Lautner y Jean-Paul Belmondo tras Yo impongo mi ley a sangre y fuego (1978). Esta vez, en lugar del thriller policíaco, ambos se lo toman por el lado de la farsa y el humor en una comedia de espías. Rodada espectacularmente en la ciudad de Venecia, en su trama un artista de fama internacional se ve envuelto en una compleja trama de crímenes y agentes secretos, lo que le conduce a vivir aventuras de todo tipo. Las persecuciones por los canales de la ciudad italiana constituyen la parte más recordada de la película, por otra parte algo alocada y sin un guión consistente del que echar mano. Eso sí, el público francés volvió a demostrar por qué Belmondo era su actor favorito del momento, al acudir a las salas tres millones de personas.

5/10
Le cavaleur

1979 | Le cavaleur

Comedia picante a la francesa, que narra las andanzas de un ególatra y mujeriego pianista, que trae de cabeza a cuantas personas conoce. Será complicado que el hombre asiente la cabeza. El planteamiento es similar al de otras películas de ligones, como Alfie. Aquí la cosa se deja ver, gracias al trabajo de los actores y las situaciones cómicas, pero el resultado en general es bastante superficial. Destaca el protagonismo de Jean Rochefort y la presencia de la diva Danielle Darrieux.

4/10
Yo impongo mi ley a sangre y fuego

1979 | Flic ou voyou

El policía Stanislas Borowitz es enviado a Niza para resolver el asesinato de un comisario. Una vez allí, Stanislas se verá envuelto en una compleja trama de corrupción policial que hará que deba dejar de lado los manuales policiales e impartir su propia justicia. El guión de Michel Audiard y Jean Herman adapta una contundente novela negra de Michel Grisolia. A pesar de sus notables escenas de acción, la historia se muestra confusa y desordenada, y todo acaba repleto de los más vulgares tópicos. Eso sí, se aprovechan los escenarios naturales de Niza y la música de Philippe Sarde que otorgan empaque a las imágenes. El título en español acierta en la descripción del personaje central.

4/10
Muerte de un corrupto

1977 | Mort d'un pourri

Xavier Maréchal acepta servir como coartada de un amigo suyo que ha asesinado a un hombre que le estaba chantajeando. Además, ha tomado unos papeles donde aparecen los nombres de varios políticos que han estado robando de las arcas públicas. Cuando su amigo es asesinado, Xavier debe hacer todo lo posible por salvar su vida sin la posibilidad de acudir a la policía debido al clima de corrupción generalizado en que se ha visto envuelto. Adaptación de una novela de Raf Vallet, dirigida con tensión y talento por Georges Lautner siguiendo el tono de cine negro clásico en el cine francés. Alain Delon –que fue candidato al César como mejor actor– ofrece una interpretación rica en matices como hombre atrapado por las redes del sistema, muy bien acompañado de Stéphane Audran, Mireille Darc y Klaus Kinski. La impagable música de jazz de Philippe Sarde le da mucho ambiente al relato.

7/10
El animal

1977 | L' Animal

Tras ser estrella de la 'nouvelle vague' y mezclar comedia con cine negro, a Jean-Paul Belmondo solo le faltaba convertirse en el actor más taquillero del cine francés. Algo que comenzó a fraguar en esta comedia de aventuras, todo un acontecimiento en taquilla y el inicio del 'boom Belmondo', que se mantendría al menos durante una década. El especialista de cine Mike Gaucher es bueno en su trabajo, pero siempre acaba provocando algún accidente en sus intervenciones. De ahí que, al quedarse sin empleo, no tenga más remedio que disfrazarse de gorila para promocionar los productos de un supermercado. Su vida cambiará cuando se ve obligado a ocupar el puesto de un famoso actor de cine. A lo largo de la película aparecen un montón de rostros conocidos como los de Claude Chabrol, Johnny Hallyday y Jane Birkin. Pegadizo, moderno y algo pachanguero tema principal a cargo del maestro Vladimir Cosma.

6/10
El cuerpo de mi enemigo

1976 | Le Corps de mon ennemi

Después de pasar siete años en prisión por un crimen que no cometió, François regresa a su hogar en una pequeña ciudad industrial del norte de Francia. Su intención es buscar a quienes le involucraron en este delito y descubrir a los verdaderos culpables. En una ciudad donde todos se conocen y él se ha ganado numerosos enemigos, también descubrirá el amor en la persona de la hija de un rico empresario. Excelente thriller psicológico con ribetes de denuncia social y repleto de flashbacks que ayudan a comprender mejor al personaje central, adaptado de una novela de Félicien Marceau. Rodada en la ciudad de Lille, repleta de fábricas y ambiente gris, significó una nueva colaboración entre el director Henri Verneuil y Belmondo tras Pánico en la ciudad, si bien esta vez la violencia estaba más soterrada y se acercaba más al género 'noir'.

8/10
El gran mentiroso

1976 | Le grand escogriffe

Coproducción francoitaliana, cuenta en clave de comedia el secuestro de un chaval, que se complica en una maraña de mentiras. Protagoniza Yves Montand, a las órdenes de su compatriota Claude Pinoteau.

El incorregible

1975 | L' Incorrigible

Adaptación de la novela 'Ah! Mon pote!', de Alex Varoux, donde se dan cita el humor y la aventura. Todo comienza cuando Victor Vautier recuerda en prisión sus años de estafador y experto en enredos varios. Como cuando alquiló el apartamento de su novia al embajador de Estados Unidos o cuando intentó engañar con un cuadro de El Greco. La película volvió a reunir al director Philippe de Broca, al músico Georges Delerue y al actor Jean-Paul Belmondo tras El hombre de Río (1964) y Las tribulaciones de un chino en China (1965). Y, al igual que las citadas, en El incorregible asistimos a un recital de bromas (se viste de prostituta en el barrio de Pigalle) y escenas de acción (la secuencia de la ópera) a cargo del siempre dinámico Belmondo, esta vez acompañado de Geneviève Bujold, y con una estética cercana al cómic.

5/10
Comment réussir... quand on est con et pleurnichard

1974 | Comment réussir... quand on est con et pleurnichard

Simpática comedia sobre la dura vida del artista, que para salir adelante y no renunciar a sus sueños, debe subsistir con medios escasos. Los perdedores podrían convertirse en ganadores, gracias a una dama de la alta sociedad, que podría invertir en ellos. Michel Audiard crea diálogos y situaciones muy divertidos.

6/10
Dulce gamberro

1966 | Tendre voyou

Comedia sobre un gigoló que se jacta de ser un auténtico 'macho man', capaz de seducir a cualquier mujer que se le ponga por delante. Cuando es contratado por un rico magnate para que le acompañe a él y a su mujer en un viaje de placer a Tahití, pronto comprenderá que se ha metido en el lío de su vida. Invento cómico para que la estrella Belmondo pueda dar rienda suelta a sus acrobacias de rigor (siempre interpretadas por él mismo, a pesar de los riesgos físicos) añadiendo ahora sus dotes románticas, que nos lleva al camino de multitud de chicas ligeras de ropa. Entretenida y sin pretensiones, en España volvería a reestrenarse años después con el título de Simpático sinvergüenza (no confundir con otra comedia de Belmondo de 1984 llamada Simpático y caradura). Tras Un tal La Roca y A escape libre, fue la tercera colaboración entre el actor y el director Jean Becker.

4/10
Los gángsters no se jubilan

1966 | Ne nous fâchons pas

Antoine Beretto es un gángster retirado. En la actualidad disfruta de un tranquilo retiro en la costa, donde ha puesto en marcha una empresa completamente legal. Un día, unos antiguos cómplices le piden ayuda en un asunto, pero la cosa no saldrá como esperaban. Uno de los grandes éxitos del italiano Lino Ventura, que en esa época era una estrella en Francia.

5/10
Secuestro bajo el sol

1965 | Par un beau matin d'été

Producida entre Francia, Italia y España, se trata de una nueva adaptación de la memorable novela 'No Orchids for Miss Blandísh', escrita por el maestro de la novela negra James Hadley Chase (1906-1985). La obra, que incluso fue llevada al teatro en Londres, ya había sido versionada en una película inglesa de 1948 con el título original del libro y dirigida por John L. Clowes. Después volvería a ser trasladada a la pantalla como la obra maestra de Robert Aldrich, La banda de los Grissom (1971) y en The Flesh of the Orchid, de Patrice Chéreau (1975). En esta versión son un grupo de delincuentes quienes raptan a una joven española cuya familia es millonaria. Dirige sin la violencia necesaria pero con un buen clima de tensión, Jacques Deray. Lo más interesante es su variado reparto con Belmondo, Geraldine Chaplin, Gabriele Ferzetti, Analía Gadé y Akim Tamiroff.

5/10
Alegres vividores

1965 | Les bons vivants

Comedia alocada y desopilante a la mayor gloria del cómico francés Louis de Funès (Fantomas). El punto de partida sigue a un solterón, dueño de un club deportivo, es abordado en plena calle por una chica de 'vida alegre'. La joven pretende que le proteja de la policía, que le persigue debido a sus antecedentes. Los gags continuos y el tono ligero de la película no dan para mucho. Sin embargo los admiradores del protagonista lo pasarán en grande.

4/10
La caza del hombre

1964 | La Chasse à l'homme

Comedia sexy y por momentos incluso sofisticada sobre las siempre complejas relaciones entre hombres y mujeres, a medio camino entre la 'nouvelle vague' (aunque sin pertenecer exactamente a este movimiento) y la explotación de las historias amorosas francesas. Su reparto femenino –mujeres en busca de un marido, si puede ser rico mucho mejor– es de lo mejorcito que ha dado el cine francés con la malograda musa Françoise Dorléac, su después conocida hermana (y no menos musa) Catherine Deneuve, Marie Laforêt, Marie Dubois y Mireille Darc. Aunque tampoco conviene perder de vista a los hombres, ya que aparecen por aquí Jean-Paul Belmondo, Michel Serrault o el director Edouard Molinaro.

5/10
Une souris chez les hommes

1964 | Une souris chez les hommes

Divertida y ligera farsa, ideal para el comediante francés Louis de Funès (La locas aventuras de Rabbi Jacob). La historia trata de dos hombres honrados durante el día y que por la noche se transforman en ladrones expertos. Sin embargo, serán sorprendidos por la jovencita Lucila, y estarán obligados a admitirla en la banda. Ella les propondrá robar en casa de su tía rica.

4/10
Des pissenlits par la racine

1964 | Des pissenlits par la racine

Un jockey llamado Jack tiene una cuenta pendiente con un gángster que ha salido de la cárcel. Aunque le intenta matar, el jockey logra liberarse y acaba muriendo el gángster. Cuando el delincuente desaparece salta la noticia de que llevaba un boleto de una carrera por valor de millones de francos. Disparatada comedia a la mayor gloria de Louis De Funès, quien trabaja con algunos habituales de sus películas, como el director Georges Lautner (Alegres vividores) o la guapa Mireille Darc. Entre el reparto destaca también Michel Serrault, al que vimos en filmes como La fortuna de vivir o La chica de París.

4/10
Cien mil dólares al sol

1964 | 100.000 dollars au soleil

Una empresa de transporte al sur de Marruecos, que lleva mercancías por rutas poco transitadas. El dueño, Castigliano, dice que él y sus camioneros son como una gran familia, y en efecto reina entre ellos una notable camaradería, han compartido juntos muchas cosas. Por eso no está dispuesto a consentir que uno de ellos, Rocco, le birle un camión nuevecito, y se largue con la mercancía en compañía de su novia Pepa. Así que, a cambio de una recompensa, encarga a Plouc que le pise los talones con otro camión. Se unirá a él Steiner, a quien habían encomendado el nuevo camión, y que ha sido despedido de modo fulminante.Intensa película de aventuras, con dos actores clásicos del género, y que están memorables: Jean-Paul Belmondo y Lino ventura. Con una estructura de caza del hombre, domina en la trama la ironía, la ambición por 100.000 dólares, el teórico valor de la mercancía transportada. Hay momentos emocionantes, trabajados diálogos, y un estupendo final que viene a decir que al final, dentro de la amoralidad asumida de los protagonistas, lo que cuenta y lo que vale es... la aventura.

7/10
Gran jugada en la Costa Azul

1963 | Mélodie en sous-sol

Charles acaba de salir de la trena. Han sido cinco largos años, y cuando vuelve a su casa apenas reconoce el barrio, donde han edificado inmuebles como setas. Llegado al hogar, su esposa le expresa su deseo de aprovechar unos ahorros para montar un chiringuito en la Costa Azul y llevar una vida honrada. Pero Charles, ya con una cierta edad, no se conforma con ir tirando, desea un retiro a lo grande, en un sitio donde nadie sepa quién es. Y para ello debe dar un último y gran golpe. Tiene el plan perfecto, que le permitirá acceder a la cámara acorazada de un casino en Cannes, que alberga cien millones de francos. Cuenta para sacar adelante el “trabajo” con un cómplice, compañero de prisión, el joven Francis. Éste debe abandonar sus aires chulescos y llevar una vida de playboy al que el dinero le sale por las orejas; así se ganará la confianza de la gente, podrá pasear entre bastidores de la zona de las coristas que actúan en el local, y así tener acceso a la azotea, lugar clave para poder asaltar la cámara acorazada con Charles. Estupenda película de robo sofisticado, que funciona como un perfecto mecanismo de relojería. Cautiva no sólo por la inteligencia con que se describe el robo, sino por los tipos humanos que se pintan en el camino: el veterano Charles, como tipo que se las sabe todas, compuesto por un perfecto Jean Gabin; el jovenzuelo, chulo, vanidoso, vulnerable, Francis, al que da vida un jovencísimo Alain Delon, que ya pruebas de su talento, el manejo de su proverbial laconismo; y los otros secundarios, singularmente Henri Birlojeux, el cuñado con un punto de honradez, que se suma al golpe; Viviane Romance, la corista conquistada; e incluso el español José Luis de Villalonga como el elegante dueño del casino. Henri Verneuil maneja con pericia la historia, entregando escenas memorables, como la de Charles embaucando al cuñado de Francis, para ver si es un tipo de fiar, o la noche en que discuten Francis y la corista. El director de El clan de los sicilianos da pruebas de manejar bien el mecanismo de las escenas de suspense, no sólo durante el robo como tal, sino en los momentos en que la policía se mueve cerca de los culpables, sobre todo en el memorable final de la piscina.

7/10
La muerte juega a carambolas

1963 | Carambolages

El duro jefe de una empresa está a punto de retirarse. Siente que ha llegado el momento de pasarle el testigo a otro. Cuando se conoce la noticia, algunos de los empleados comienzan a hacer méritos para convertirse en los elegidos. Pero una nueva legislación laboral condiciona la marcha del antiguo jefe y la elección del nuevo. Parodia de la vida empresarial, especialmente de los típicos trepas que llegan a ser incluso más detestables que los propios jefes, quienes nunca salen muy bien parados en este tipo de títulos.

4/10
Gángsters a la fuerza

1963 | Les tontons flingueurs

Ferdinand perteneció en el pasado a una banda mafiosa, pero ahora vive retirado en un pequeño pueblo. Su vida cambiará al recibir una llamada de su antiguo jefe desde París, para que le prometa heredar su puesto y sobre todo ocuparse de su rebelde hija Patricia. El resto de la banda se opondrá a esos planes sucesorios. Notable thriller francés.

5/10
El diablo y los diez mandamientos

1962 | Le Diable et les dix commandements

Comedia de quince episodios que toman como base los Mandamientos, dirigida por Julien Duvivier y que tiene un reparto de lo más curioso con Mel Ferrer, Michel Simon, Lino Ventura, Fernandel (en el papel de Dios), Louis de Funès, George Wilson y Alain Delon. Como suele suceder en este tipo de obras, algunos son brillantes y otros ciertamente se quedan en la anécdota. La historia comienza cuando el jardinero de un convento de monjas es obligado por el Obispo a aprenderse los Diez Mandamientos debido a su mal comportamiento. Sin embargo, el Diablo (transformado en serpiente) enreda y cambia el significado de los mismos.

5/10
Los grandes señores

1962 | Le gentleman d'Epsom

Comedia pelín sosa alrededor del mundo de las apuestas de caballos en Epsom. El comandante es un tipo con perfectas maneras de caballero, un perfecto embaucador que logra que los incautos le confíen sus apuestas sin tener ni idea de quién va a ganar, para luego presentar mil excusas que le permiten seguir viviendo del cuento.La idea, de entrada, tiene su gracia. Y resulta muy agradable la banda sonora de Michel Legrand. Pero Gilles Grangier adopta un tono bajo, con la perpetua flema del protagonista, Jean Gabin ya mayorcete, que lo hace bien, pero... Ni se logran las pretendidas risas, ni tampoco tiene demasiado interés el encuentro del comandante con una hermosa mujer del pasado, nostalgia que no viene demasiado a cuento. Los gestos exagerados de Louis de Funès como víctima propicia, animan algo el cotarro en el último tramo, pero tampoco son suficientes para salvar el film.

4/10
Un singe en hiver

1962 | Un singe en hiver

Adaptación de la novela de Antoine Blondin, donde Henri Verneuil dirige a dos de las máximas estrellas del cine francés, Belmondo y Gabin. Ambos se lo pasaron muy bien durante el rodaje de la cinta, participando en partidos de fútbol organizados por el primero. Ese ambiente distendido se nota en su relación en pantalla, siempre amable, y complementaria entre el dinamismo de Belmondo y la sobriedad del maestro Gabin. Escrita para la pantalla por el magnífico dialoguista Michel Audiard, su trama comienza cuando el joven Gabriel llega a las costas de Normandía para visitar a su hija, interna en un colegio de señoritas. Allí traba amistad con Albert, un hombre mayor y amargado que hunde sus penas en alcohol.

8/10
El presidente

1961 | Le Président

Adaptación de una novela de Georges Simenon, uno de los nombres más adaptados por el cine (Anna Kauffman, La viuda Couderc, Monseuir Hire) y la televisión a través de su personaje del inspector Maigret. En esta ocasión, más que de sus típicas tramas de intriga, se trata de una historia de tintes políticos que tiene lugar cuando Émile Beaufort, un antiguo primer ministro de Francia, retirado en una villa, se dispone a escribir sus memorias. Cuando estalla en el Elíseo una crisis de gobierno y se nombra como primer ministro a uno de sus rivales políticos, Beaufort decide regresar al primer plano de la escena política. A destacar el duelo interpretativo entre Jean Gabin y Bernard Blier.

6/10
Un taxi para Tobruk

1961 | Un taxi pour Tobrouk

Efectivo alegato contra la guerra, al centrar su atención en cinco soldados, cuatro franceses y un alemán. El director, Denys de La Patellière, había perdido dos hermanos en la Segunda Guerra Mundial, y quiso rendirles homenajes con este film. La acción transcurre en el desierto de Libia. Los cuatro soldados franceses, en un intercambio de fuego con un avión alemán, pierden su vehículo y se quedan solos en medio del desierto. Sus probabilidades de supervivencia se dirían nulas, pero tienen la suerte de pasar de noche junto a un jeep alemán, cuyos ocupantes descansan junto al fuego. Creen liquidarlos a todos para apoderarse del auto, pero hay un quinto, al que hacen prisionero. El resto del relato es el esfuerzo conjunto para llegar a un lugar seguro. De la inicial desconfianza entre el alemán y los franceses, se pasará a una cierta camaradería.El film es como la otra cara de Náufragos, el film de Alfred Hitchcock donde un alemán taimado creaba la discordia entre los aliados a bordo de una embarcación. Aquí se subraya que uno y otros son seres humanos, sobre todo en esa declaración de uno de los franceses, de que en la guerra debería estar prohibido conocer al enemigo, para poder así más fácilmente matarlo, algo que queda claro en las muertes iniciales de los alemanes, y en el trágico desenlace. El desarrollo es muy humano, con cinco actores sembrados (uno de ellos el español Germán Cobos), y además contiene momentos genuinos de suspense, como la infiltración del jeep entre los alemanes, o la escena del campo de minas.

7/10
La francesa y el amor

1960 | La Française et l'amour

Largometraje de episodios –de moda en la comedia italiana de los 60 y 70–, cada uno de ellos relacionados con el papel de las mujeres en eso tan complejo del amor. Como suele suceder con este tipo de obras, la irregularidad está presente en el resultado final. Destaquemos el protagonizado por François Périer y Annie Girardot sobre una pareja que quiere divorciarse. Los sketchs están dirigidos por Michel Boisrond ('La virginidad'), Christian-Jaque ('El divorcio'), René Clair ('El matrimonio'), Henri Decoin ('El niño'), Jean Delannoy ('La adolescencia'), Jean-Paul Le Chanois ('La mujer') y Henri Verneuil ('El adulterio'). En su reparto encontramos conocidos rostros como los de Michel Serrault, Jean Poiret, Jacqueline Porel y Jean-Paul Belmondo.

5/10
Babette se va a la guerra

1959 | Babette s'en va-t-en guerre

Una joven francesa se refugia en Gran Bretaña cuando los nazis ocupan su país. Debido a su deslumbrante belleza las autoridades inglesas la consideran ideal para que vuelva a Francia y realice tareas de espionaje seduciendo a un oficial alemán. Lo malo es que la chica es un poco torpe. Amable comedia blanca para lucimiento de Brigitte Bardot, que compone a una joven explosiva pero ingenua, que se sacrifica por su país.

5/10
Les yeux de l'amour

1959 | Les yeux de l'amour

A finales de la II Guerra Mundial, se recluyen en su gran 'château' familiar la señora Moncatel y su hija Jeanne. Ésta se siente apocada y poco atractiva debido a las continuas reprimendas y al trato arisco que recibe. Sin embargo, cuando unos soldados aparecen por allí, ella decidirá socorrer a un herido y ocultarlo en secreto. Romántico film franco-italiano que cuenta con la brillante presencia de la gran Danielle Darrieux (Madame de...).

4/10
Arquímedes, el vagabundo

1959 | Archimède, le clochard

5/10
El desorden y la noche

1958 | Le désordre et la nuit

En el curso de una investigación un inspector de policía se queda prendado de una joven drogadicta, relacionada con la víctima del caso que él investiga. Se plantea entonces renunciar a sus pesquisas, pero entonces descubre al responsable del crimen. Intenso thriller francés, bien dirigido y con estupenda ambientación próxima al cine negro, protagonizado por el formidable actor Jean Gabin (El placer) y por la diva Danielle Darrieux (Madame de...).

5/10
Gas-oil

1955 | Gas-oil

Un camionero se mete en líos después de robar a un hombre muerto que encuentra en la carretera, pues unos gángsteres le pisan los talones. Grandes trabajos de Jean Gabin y Jeanne Moreau para este exquisito y elegante noir de Gilles Grangier.

6/10
Sangre y luces

1954 | Sangre y luces

Vuelven los tres mosqueteros

1953 | Les trois mousquetaires

Adaptación de la primera parte de la archifamosa novela de Dumas, con los elementos de comedia predominando sobre los dramáticos: D´Artagnan, Porthos y Aramis y su incondicional Planchet, tendrá que defender la reputación de la reina, la española Ana de Austria, frente a las turbias intrigas del Cardenal Richelieu y sus colaboradores, Rochefort y la peligrosísima Milady de Winter.

4/10
El enemigo público número 1

1953 | L' Ennemi public no 1

Parodia de las películas de gángsteres protagonizada por el sin par Fernandel –en una especie de lanzamiento internacional, donde tuvo como pareja a Zsa Zsa Gabor–, revolucionando al personal con su simpatía habitual. Una película que había comenzado a dirigir Jules Dassin, que a última hora fue reemplazado por Henri Verneuil, quien ya había trabajado antes con Fernandel. Por culpa de su miopía, el ingenuo Joe (Fernandel) pierde su empleo en unos grandes almacenes de Nueva York. Para quitarse las penas va al cine y, al salir, cambia su abrigo por el de otro hombre que resulta ser el líder de una peligrosa banda. Cuando Joe saca una pistola de su bolsillo es arrestado de inmediato y enviado a prisión.

5/10
Los leones andan sueltos

1961 | Les Lions sont lâchés

Comedia en la que una mujer llega a Paris desde una ciudad de Provincias. Una vez instalada en la capital francesa se verá envuelta en numerosos enredos que le hacen replantearse su nueva vida. En vista de los personajes con los que tiene que lidiar en París –algunos quieren aprovecharse sexualmente de ella, otros explotarla–, decide regresar a casa. Lo mejor es su reparto, encabezado por la siempre llamativa Claudia Cardinale, que nunca perdió la amistad con el director Verneuil y terminó colaborando con él en la última película de éste: 558 rue paradis (1993). El resto de los nombres de Los leones andan sueltos lo completan Danielle Darrieux, Michèle Morgan, Lino Ventura y Jean-Claude Brialy.

5/10
El presidente

1961 | Le Président

Adaptación de una novela de Georges Simenon, uno de los nombres más adaptados por el cine (Anna Kauffman, La viuda Couderc, Monseuir Hire) y la televisión a través de su personaje del inspector Maigret. En esta ocasión, más que de sus típicas tramas de intriga, se trata de una historia de tintes políticos que tiene lugar cuando Émile Beaufort, un antiguo primer ministro de Francia, retirado en una villa, se dispone a escribir sus memorias. Cuando estalla en el Elíseo una crisis de gobierno y se nombra como primer ministro a uno de sus rivales políticos, Beaufort decide regresar al primer plano de la escena política. A destacar el duelo interpretativo entre Jean Gabin y Bernard Blier.

6/10
El enemigo público número 1

1953 | L' Ennemi public no 1

Parodia de las películas de gángsteres protagonizada por el sin par Fernandel –en una especie de lanzamiento internacional, donde tuvo como pareja a Zsa Zsa Gabor–, revolucionando al personal con su simpatía habitual. Una película que había comenzado a dirigir Jules Dassin, que a última hora fue reemplazado por Henri Verneuil, quien ya había trabajado antes con Fernandel. Por culpa de su miopía, el ingenuo Joe (Fernandel) pierde su empleo en unos grandes almacenes de Nueva York. Para quitarse las penas va al cine y, al salir, cambia su abrigo por el de otro hombre que resulta ser el líder de una peligrosa banda. Cuando Joe saca una pistola de su bolsillo es arrestado de inmediato y enviado a prisión.

5/10
Comment réussir... quand on est con et pleurnichard

1974 | Comment réussir... quand on est con et pleurnichard

Simpática comedia sobre la dura vida del artista, que para salir adelante y no renunciar a sus sueños, debe subsistir con medios escasos. Los perdedores podrían convertirse en ganadores, gracias a una dama de la alta sociedad, que podría invertir en ellos. Michel Audiard crea diálogos y situaciones muy divertidos.

6/10

Últimos tráilers y vídeos