IMG-LOGO

Biografía

Mike Tyson

Mike Tyson

Mike Tyson

Filmografía
Kickboxer: Contrataque

2018 | Kickboxer: Retaliation

Tras vengar a su hermano un año atrás, ahora David Sloan se encuentra recluido en una cárcel. Si quiere salir tendrá que luchar con un coloso oponente de más de 180 kilos de peso. Pero la libertad es una buena recompensa. Nueva entrega de la saga iniciada con Kickboxer, protagonizada en 1991 por Jean-Claude Van Damme, actor belga que aquí también cuenta con un pequeño papel. Por lo demás, no hay un guión precisamente shakespeareano, sino que se trata de una película de acción, con cierto tono dramático, pero que entretendrá únicamente a los amantes de las peleas cuerpo a cuerpo y de las artes marciales.

4/10
Los Black se van de purga

2016 | Meet the Blacks

Ip Man 3 (Dragon Master)

2015 | Yip Man 3

Hong Kong, 1959. Ip Man ha conseguido por fin asentarse pacíficamente en Hong Kong y ser considerado un prestigioso maestro de 'Wing chun', por lo que goza del respeto de unos cuantos alumnos. Vive una vida tranquila junto a su dulce mujer y su hijo pequeño, que va a la escuela. Precisamente los problemas llegan para Ip Man cuando un grupo de maleantes ataca la escuela, alentado por el mafioso local, ya que desea quedarse con la propiedad. Ip Man y sus alumnos decidirán defender el lugar. Tras Ip Man e Ip Man 2 llega esta tercera parte de las aventuras del protagonista, un hombre legendario y célebremente conocido por haber sido maestro del malogrado Bruce Lee (genial la primera aparición del personaje). En este film hay magníficas escenas de luchas y combates, pero contiene sobre todo una defensa maravillosa del amor conyugal y de las cosas realmente importantes de la vida. Cuenta con un guión muy cuidado, que intercala acción con sabiduría y vida familiar, y quizá sea la más dramática de las películas del maestro hasta el momento. Contiene eso sí momentos de acción memorables, como el intenso combate entre Ip Man (muy contenido y convincente Donnie Yen) y Frank, el mafioso interpretado por Mike Tyson, aunque la mayor emoción llega en el colofón, con un enfrentamiento lleno de integridad, amor y honor.

6/10
Resacón 2, ¡ahora en Tailandia!

2011 | The Hangover 2

Vísperas de boda en Tailandia, esta vez se casa allí con su novia de ese país el dentista Stu. Y sus amigos de francachelas Phil y Alan, más Doug, se disponen a acompañarle en tan memorable ocasión. Por supuesto, la idea es no meterse en líos, como les ocurrió en su despedida de solteros en Las Vegas con ocasión de la boda de Doug. Pero, como no podía ser de otra manera, tras una noche de desenfreno de la que no recuerdan nada, se despiertan resacosos en Bangkok habiendo perdido al hermano de la novia, con el dedo mutilado de alguien, un divertido mono saltarín y un asombroso tatuaje en el careto de Stu. Secuela de la exitosa comedia gamberra Resacón en Las Vegas, la idea de Todd Phillips y compañía es ofrecer sin disimulos una película cortada exactamente por el mismo patrón, incluido el álbum de fotos con que se cierra el film. De modo que la personalidad de los tres amigos sirve para elaborar los diferentes gags basados en el absurdo –el dinámico Phil, el tarado Alan, y el apocado con un lado salvaje Stu–, con frecuencia de dudoso gusto –véase el “hongo” en la alfombra del motel donde se despiertan–, aunque en algunos casos francamente desternillantes –los relativos al padre de la novia y al estrafalario carácter de Alan–. Está claro que el film es sintomático de los derroteros que toma actualmente la comedia contemporánea, que opta por pintar personajes inmaduros, sin plantearse grandes cuestiones acerca de su comportamiento más allá de una innegable camaradería. Las bromas sofisticadas se dirían cosa del pasado, ahora la zafiedad, más o menos refinada, es lo que prima.

5/10
Resacón en Las Vegas

2009 | The Hangover

Phil, Stu y Alan se disponen a acompañar a Doug en su despedida de soltero en Las Vegas. El primero es un guaperas, profesor en un colegio, felizmente casado; el segundo es dentista, y debe ocultar a su estricta novia la meta de su viaje, asegurando que marchan de cata de vinos a Napa Valley; y el tercero, hermano de la novia, es el más pringado de todos, entre pervertido, débil mental y adicto a las drogas. Pasarán una noche loca, y al día siguiente despiertan con su suite patas arriba, un tigre pululando por ahí y un bebé lloriqueando. Lo peor de todo es que Doug ha desaparecido, no se acuerdan de nada, y la boda es al día siguiente en Los Ángeles. Una película al estilo de la hispana Fuga de cerebros, pero con un poco más de seso y clase. Comparable a los títulos más inspirados de los hermanos Farrelly o Judd Apatow, o sea, a Algo pasa con Mary y Lío embarazoso. El bien estructurado guión lo firman Jon Lucas y Scott Moore, que antes hicieron Como en casa en ningún sitio, y dirige un Todd Philipps que empezó con comedias al estilo Porky's (Viaje de pirados, Aquellas juergas universitarias), para pasarse a algo más convencional (Starsky & Hutch (2004)), y madurar en la ruta de la comedia disparatada con Escuela de pringaos. Aquí sigue la vena de explotar situaciones completamente absurdas, que se dirían imposibles en el mundo real, ilógicas, pero que funcionan en el mecanismo de la trama de juerga increíble. Phillips sabe imprimir ritmo a la historia, y aprovecha bien una serie de gags desternillantes, muy ocurrentes, con frases brillantes: la pregunta sobre el antiguo ocupante del hotel Caesar's Palace es un ejemplo entre mil de lo que resulta ser una auténtica antología del disparate. Pero... Pero, como suele ocurrir en este tipo de filmes, se sigue con demasiada frecuencia el camino de la zafiedad, incluso con imágenes desagradables -esa galería de fotos al final, que resume la noche olvidada–, que verdaderamente no hacían ninguna falta. Podría uno decir que la película es un canto a la amistad o así -la película, tras el planteamiento esbozado antes, no consiste en otra cosa que en dar con el paradero del novio-, o que da por bueno que todo vale en una despedida de solteros, no hay cortapisas morales, pero seguramente es decir demasiado, estamos ante un puro divertimento, típico de la sociedad inmadura en la que estamos inmersos.

6/10
Black and White

1999 | Black and White

Sam está preparando un documental sobre el interés de los jóvenes blancos por la cultura afroamericana, para ello cuenta con la ayuda de su marido Terry. Ambos realizan un seguimiento de distintos chicos tanto negros como blancos e intentan analizar lo que motiva a cada uno de ellos a la hora de hacer de la música -y más concretamente el hip-hop- su bandera. Uno de los protagonistas de la cinta es Scott Cann -hijo de James Caan- quien casualmente tuvo un dúo de raperos llamado The Whooliganz cuando era adolescente.

4/10

Últimos tráilers y vídeos