IMG-LOGO

Biografía

Miquel Fernández

Miquel Fernández

40 años

Miquel Fernández

Nació el 13 de Febrero de 1980 en Barcelona, España
Filmografía
Adú

2019 | Adú

Adú, un niño de Camerún, inicia un largo viaje para llegar a España junto a su hermana mayor. En Mozambique, un activista medioambiental que trata de detener las actividades de cazadores furtivos de elefantes, tiene que hacerse cargo de su hija, enviada por su madre desde España porque ha tenido un problema de drogas. En Melilla, un joven guardia civil es procesado con otros compañeros, tras la muerte de un emigrante que trataba de saltar la valla de la frontera. Segundo largometraje del profesional con extensa experiencia en capítulos televisivos Salvador Calvo. Tras mirar a la Historia de España en 1898. Los últimos de Filipinas, ahora se centra en la realidad actual de la emigración, a través de tres historias casi paralelas, pues tienen una conexión mínima. Con ellas se pretende ilustrar las diferentes caras de la crisis migratoria: la realidad de quienes viven una situación dura en su país de origen y se lanzan a una aventura compleja con tal de buscar una nueva oportunidad, la de quienes tienen que vigilar que no entren de forma ilegal, y la de quienes han pasado del primer mundo al tercero por propia voluntad. Siempre que se mezclan relatos variopintos se obtiene un conjunto irregular. Aquí sobresale sobre todo el capítulo del pequeño camerunés, con el que resulta fácil empatizar. No se ocultan las partes más horribles del tema tratado, como los mafiosos que se lucran pero dejan a quienes transportan abandonados a su suerte a las primeras de cambio, los depredadores sexuales que tratan de aprovecharse de su situación y el riesgo de muerte. Alguna secuencia resulta especialmente dura, sobre todo la que tiene lugar en un avión. Se luce especialmente el pequeño pero prometedor Moustapha Oumarou, debutante que procede de Benin, país poco cinematográfico, pero donde nació toda una estrella, Djimon Hounsou. No alcanza la misma altura el fragmento paternofilial, salvo por el buen hacer de sus protagonistas, Luis Tosar y Anna Castillo; su desenlace no provoca la emotividad que se espera. También se resuelve de forma demasiado apresurada el fragmento sobre el guardián de la ley, si bien permite indagar en cómo se sienten quienes deben afrontar las oleadas de cientos de atacantes que no dudan en tirarles cal viva si es preciso, y muestra los efectos de las terribles concertinas.

6/10
El embarcadero

2019 | El embarcadero | Serie TV

Valencia. Alejandra, arquitecta felizmente casada, consigue un contrato millonario para construir un gran edificio junto con su mejor amiga, Katia. La felicidad es inmensa, pero al día siguiente recibe la peor noticia que podía esperar: el cuerpo de su marido ha sido encontrado en una apartada zona de la albufera. Al parecer todo apunta a que se ha suicidado. El shock es enorme. Sin embargo, aún será mayor el impacto de la pérdida cuando Alajandra descubre que su marido vivía una doble vida con otra mujer, Verónica. Serie española producida por Movistar y creada por Álex Pina y Esther Martínez Lobato, responsables de algunas de las series más exitosas del cine español, como Los hombres de Paco, El barco o La casa de papel. En este caso mezclan el drama con el thriller de intriga e insertan el misterio dentro de una historia de amor a varias bandas, en donde impera una llamativa insistencia en el elemento sexual. Los responsables cuentan la historia en tres tiempos diferentes y la idas y venidas se encargan de ir dejando cabos sueltos y generar el suspense necesario. Aunque es legítimo este modo de narrar también demora el desarrollo con el paso de los capítulos, dosificando demasiado los datos y se tiene la sensación de que hay poca materia de fondo. Ésta se llena continuamente con escenas y devaneos sexuales que van convirtiendo la serie en una especie de explícito culebrón sexual que reivindica modos de vida alternativos, en donde el poliamor y las relaciones esporádicas, de cualquier género y sin compromiso, se venden como algo tan natural como beber un vaso de agua. Hay que reconocer que la parte fuerte de la serie es el perfil de los personajes y los solventes actores que los interpretan. Destaca Álvaro Morte en su papel de Óscar, tipo que se va metiendo en un cenagal del que cada vez será más complicado salir. Es creíble su situación, pese a acabar siendo totalmente peregrina. Hace por su parte un meritorio papel Irene Arcos en su interpretación de Verónica, la mujer eminentemente sexual, de espíritu libre en todos los ámbitos, a la que es difícil resistirse y que es continuamente mostrada como un perfecto modelo de vida idílica. No trabaja a la altura, sin embargo, Verónica Sánchez, que abusa de reacciones poco creíbles, si bien es cierto que el arco de su personaje se las trae y es el menos verosímil. Los tres están acompañados por otros secundarios a la altura.

3/10
Litus

2019 | Litus

Litus se ha suicidado, en un momento de bajón decidió estrellar su furgoneta contra una tapia. Han pasado varios meses, y sus amigos treintañeros siguen afectados, aunque la vida sigue. Convocados al piso que compartía con Pablo, su mejor amigo, por allí aparecen Pepe, que empieza a triunfar en el mundo de la canción; Laia, su antigua novia, y que ahora está con Toni, el hermano de Litus; Marcos, algo deprimido por sus vaivenes sentimentales; y Su, ex pareja de Marcos, y que está a punto de casarse. El motivo de la reunión es despedir de algún modo a Litus, algo que propicia un hecho que todos desconocían: el difunto dejó cartas para cada uno de ellos, que obran en poder de Toni. Producción de A Contracorriente dentro de su alianza con Amazon, y que dirige Dani de la Orden, quien tras la insípida El pregón logró una simpática comedia familiar en El mejor verano de mi vida. Aquí maneja una historia dramática, claramente de tipo teatral, escrita por Marta Buchaca, autora también del guión, y con un escenario casi único, el apartamento de Litus y Pablo. Se trata de pintar a un grupo de Peterpanes que se resisten a crecer, en plena crisis vital, y a los que toca madurar; no por casualidad se cita la película de Kenneth Branagh Los amigos de Peter. Aunque comienza algo cansinamente, siguiendo al indolente Marcos y al más activo José, en un piso iluminado con desgana, la película va creciendo en intensidad, con sorpresas y revelaciones que muestran a unos personajes excesivamente narcisistas, siempre mirando el propio ombligo y con sus sentimientos a flor de piel. De modo que es representativo de una sociedad apática, en que a los personajes les faltan asideros a los que agarrarse fuerte, y en cambio se dejan llevar por las olas de los acontecimientos sobrevenidos. Se trata de una historia hija de su tiempo, que quiere transmitir buenas vibraciones, pero bastante amarga por su nihilismo y pobreza antropológica. Los actores están bien, sin exagerar.

5/10
Secretos de Estado

2019 | Secretos de Estado | Serie TV

Serie de intriga política creada por Frank Ariza, que está detrás de otras ficciones televisivas como Perdóname, Señor o El Continental. Arranca con el intento de asesinato del presidente del gobierno español, Alberto Guzmán, envenenado con cianuro para poder simular un ataque al corazón, el colapso se produce en plena faena sexual con su amante y jefa de prensa Paula Campillo, el día en que cumplía 20 años de matrimonio con Ana Chantal. Estos detalles escabrosos son ocultados a los medios, mientras el entorno del presidente trata de mantener el control de la situación, en que Campillo, encerrada en prisión, sería el perfecto chivo expiatorio, y Ana Chantal debería lanzar un mensaje televisivo que ayude a recuperar la confianza de los inquietos ciudadanos. Aunque se agradece el intento de ofrecer tramas con telón de fondo político, Ariza y cía van de cliché en cliché, ya sea en la rivalidad-complicidad de Paula y Ana Chantal, la hija adolescente de ésta tonteando con el apuesto guardaespaldas, el recibimiento de las internas de la cárcela a la recién llegada Paula, los interrogatorios del CNI, los discursos televisados en que cada palabra está medida. Aunque peor que el cliché es la presentación de situaciones inverosímiles, como el discurso televisado desde Moncloa de la que es calificada como Primera Dama, la paliza que propinan las guardias a Paula, o los manidos pasajes sensuales, Paula obligada a desnudarse en su ingreso en prisión. Los actores, Miryam Gallego, Jesús Castro, Michelle Calvó, por citar algunos, se limitan a ajustarse a sus estereotipados roles luciendo palmito.

4/10
Soy tú

2019 | Soy tú

Los problemas de la protagonista Caty (Ana Milán) con su hijo y su marido, (Miquel Fernández) y cómo éstos se proyectan inconscientemente en la relación que Caty mantiene con su padre (Pep Cruz). Todo cambia cuando aparece Toni, (Lluís Soler) un sabio de lo invisible, que guía y explica a la protagonista paso a paso, cómo sanar sus heridas del presente y del pasado.

El nudo

2019 | El nudo | Serie TV

Daniel (Oriol Tarrason) es operado de urgencia. Ha sufrido un accidente de coche. Sigue vivo pero en muy mal estado. A la espera de noticias, su madre, Miriam (Luisa Gavasa), y Rebeca (Cristina Plazas), su esposa, empiezan a hacer llamadas a allegados para comunicar la situación. Entre ellos, a Sergio, marido de Cristina, su mejor amiga. Rebeca nunca imaginó que detrás de una llamada de emergencia descubriría que su esposo Daniel no solo ha quedado en coma por un accidente de tráfico, sino que una mujer desconocida viajaba junto a él desapareciendo sin dejar rastro. Lo que no podría esperar es que este accidente salpicase tanto su vida como las de Sergio y Cristina.

Legado en los huesos

2019 | Legado en los huesos

Cuando vuelve a incorporarse a su puesto después de haber dado a luz a su hijo, la inspectora de la Policía Foral de Navarra Amaia Salazar se entera de que Jasón Navarro, al que detuvo por asesinato, se ha suicidado en su celda, dejando escrita una palabra en la pared de la misma, Tarttalo, que remite a un monstruo de la mitología de un solo ojo. La investigación desvela que a lo largo de los años se han producido otras muertes de mujeres a manos de sus parejas, que también acabaron con sus vidas, dejando idénticos mensajes. Al mismo tiempo, se produce una inquietante profanación en una iglesia, cuyos autores se identifican con los agotes, minoría navarra acusada de herejía, y de rechazar la autoridad de la Iglesia. Éstos han dejado en el altar huesos del brazo de un bebé, que según las pruebas de ADN está relacionado con la inspectora. Fernando González Molina ha arrasado con sus adaptaciones literarias protagonizadas por Mario Casas, 3 metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti, basadas en novelas de Federico Moccia, y Palmeras en la nieve, a partir del libro de Luz Gabás. No le fue tan bien sin este actor con El guardián invisible, translación de otro best-seller, en esta ocasión de Dolores Redondo, que inicia la llamada “Trilogía de Baztán”. Pese a todo, reincide con la segunda entrega de la misma, Legado en los huesos, a la que seguirá Ofrenda a la tormenta, pues se han encadenado los rodajes de ambas. Buen profesional, Molina imprime ritmo al relato, y aprovecha las privilegiadas localizaciones navarras, con pueblos encantadores, y bosques envueltos en bruma, y los elementos que distinguen el libro de Redondo, mezcla de thriller a la escandinava con personajes del folclore del norte de España. Repite como guionista Luiso Berdejo, que cambia levemente algunos acontecimientos del original para darle más fluidez, pero mantiene la esencia de la trama, muy bien enlazada con su predecesora, pues todo lo ya visto tiene su porqué, no se trata de una continuación forzada. Afloran toques siniestros y morbosos, y se deslizan torpedos contra la Iglesia, representada por Sarasola, sacerdote del Opus Dei, a quien se pinta como un tipo que tiene razón en su cruzada contra el mal ancestral, pero siniestro y prepotente. Al estar trazado con trazos gruesos, no logra insuflarle humanidad Imanol Arias. Lo mismo ocurre con la gran mayoría de secundarios, que corresponden a arquetipos, como Colin McFarlane, que no parece un padre moderno, involucrado en la crianza de su bebé, sino un pelele, o el que le ha correspondido a Leonardo Sbaraglia, mucho actor para un juez sin apenas relevancia en el desarrollo, enamorado de Amaia un poco ingenuamente, ya que no se sabe bien si es consciente de que ésta mantiene una sólida relación con su marido, y que acaba de ser madre. Lo mismo ocurre con los ayudantes de Salazar, las hermanas, etc. Resultan llamativamente planos sobre todo los villanos, unos majaderos que cometen un error absolutamente disparatado. Al menos, se salva Marta Etura, cuya Amaia Salazar es la única que tiene entidad.

5/10
Fariña

2018 | Fariña | Serie TV

Miniserie televisiva de Bambú para Antena 3 basada en hechos reales sobre el narcotráfico en Galicia, narrados en el libro homónimo de Nacho Carretero, generó cierta controversia su secuestro cautelar, ordenado por la jueza Alejandra Pontana a petición del antiguo alcalde de O Govre, Pontevedra, que alegaba ataques a su honor en el mismo. Sin duda que el éxito de Narcos ha propiciado su producción. Está desarrollada por Ramón Campos, Gema R. Neira, Cristóbal Garrido y Diego Sotelo, implicados en otras series de éxito como Gran Hotel, Velvet o Las chicas del cable. Arranca con la detención por la noche de cada uno de los principales contrabandistas en sus casas, el primer efecto de la conocida como Operación Nécora, ejecutada en 1990. A partir de ahí retrocedemos temporalmente a los años 80, y se nos presentan los personajes. Por ejemplo, Sito Miñanco y su padre, que están en una lancha por la noche; el primero es joven, entusiasta, con ganas de retar a los aduaneros pescando en aguas portuguesas para luego divertirse en una persecución y demostrar su maestría como piloto de embarcación, burlando a los guardias navegando entre las bateas. Accidentalmente esto va a suponer la ocasión de un cambio en la vida de Sito, porque ha boicoteado involuntariamente una operación de descarga de contrabando. La letra de la canción que suena al comenzar la acción en sí de cada capítulo resume bien el trasfondo de lo que cuenta la serie, “O que teño que facer / para non ter que ir ao mar / sobra peixe que vender / e fariña para amasar”. La actividad pesquera en Galicia está en crisis, la faena del mar es dura, los hombres se juegan la vida y poco sentido tiene si no da para comer. Muchos vieron en el contrabando de tabaco una fuente de recursos muy grande. Y así Terito (el gran patriarca de la “cooperativa”), Laureano Oubiña y Manuel Charlín son los salvadores de Cambados. Se enriquecen con el contrabando y ayudan a sus familias y a su pueblo. Sito Miñanco es el personaje principal de la serie, y representa la marcha sin retorno de una vida en la que el poder tira y tira, de una actividad delictiva se pasa a otra más grave, dejando un regusto amargo por todo aquello con lo que arrasa en el camino. Sito fue fichado por Terito precisamente por el incidente en las bateas. Le ofrece trabajar con él, y acepta. Pero pronto dejará de ser suficiente ser un subordinado, querrá ser uno más, lo conseguirá, y más adelante no le bastará con el tabaco, comenzará con el negocio de la cocaína (que recuerda a la harina, “fariña” y el hachís). Dinero fácil que puede servir para corromper a cualquiera, incluso a los que cabría suponer una integridad a prueba de bombas. Resulta tentador así autoengañarse con buenas intenciones y el inmoral lema “el fin justifica los medios”, aunque por supuesto, el precio que se acaba pagando resulta demasiado alto. En cualquier caso, la serie logra plasmar la lucha interior del protagonista, que querría evitar derramamiento de sangre, pero al que le gusta demasiado el poder que ha adquirido como para renunciar a él. También muestra cómo las mujeres de los traficantes son capaces de asumir el rol de éstos cuando la persecución les obliga a tomarse unas “vacaciones”. Por otro lado, se ofrece el punto de vista de los agentes de la ley, particularmente a través del sargento Darío Castro, y se describen las dificultades que afronta, sus enemigos están en el mismo pueblo e incuso entre los suyos, en la propia guardia civil. La serie, de cuidada factura y con valores de producción, está bien rodada, por ejemplo la banda sonora sabe crear una atmósfera inquietante con el sonido de la gaita. Llegas a conocer bien a los personajes, y hay momentos de angustia, de tensión, acción, también de alguna sonrisa por ese modo gallego tan suyo y entrañable. Una imagen muy gráfica, que llama la atención y que simboliza la “sobredosis” de dinero que padece los narcos ocurre cuando la lluvia abundante hace que los alcantarillados se inunden y salgan por las rejas de las alcantarillas, billetes y billetes que manan como el agua por la calle… En el reparto, bien conjuntado, destaca la interpretación de Javier Rey como Sito, al que da buena réplica Tristán Ulloa, el sargento. Curiosamente el traficante gallego Laureano Oubiña ha presentado una demanda reclamando un millón y medio de euros de indemnización por una escena de sexo que implica a los actores que le representan a él y a su esposa, por el "daño moral" que les produce a él y a su familia.

6/10
Durante la tormenta

2018 | Durante la tormenta (Mirage)

Vera se ha mudado recientemente con su marido David y su hija Gloria a una nueva urbanización. Durante una noche de tormenta eléctrica Vera entrará en contacto a través del televisor con unas imágenes que parecen estar sucediendo en ese momento pero que en realidad tuvieron lugar casi treinta años atrás. En ellas se comunica con un niño llamado Nico, que Vera sabe que murió esa misma noche de 1989. La mujer le avisará del peligro. Pero alterar el pasado tiene un precio muy alto. El director barcelonés Oriol Paulo continúa engrosando con éxito su filmografía con este rocambolesco thriller, que mantiene la calidad de sus anteriores trabajos, los bien recibidos El cuerpo y sobre todo Contratiempo. Incide para ello en conservar igual tono de misterio angustiante en donde el personaje principal se ve abocado vivir situaciones desesperadas. Ese aire de pesadilla, en donde los elementos exteriores parecen haberse confabulado para confundir y asustar al protagonista, alcanza aquí cotas altísimas. Cierto que en Durante la tormenta se riza el rizo para conseguir ese estado de desesperación puesto que se parte de una premisa fantástica que exige suspender la credibilidad –la conexión entre dos puntos temporales separados por 30 años– y en donde con cierta habilidad se abre la puerta al posible desequilibrio mental de la protagonista, que de la noche a la mañana ve cómo toda su vida parece haberse esfumado. Pero una vez asumido el planteamiento hay que reconocer que la trama respeta al espectador y no le da gato por liebre. Oriol Paulo es un tipo serio y detrás de este film se constata un excelente trabajo de guión, la variada inclusión de giros bien resueltos –en referencia a los personajes del marido, del amigo, del vecino, del policía– siempre sorprende, no están añadidos a la ligera y cada uno hace que el interés en los diferentes ámbitos –el crimen, la paradoja temporal– no haga más que aumentar. Se agradece además que Oriol no juegue al despiste y que no se distraiga con enredos en los que podría haber caído. Quizá puede achacarse al conjunto que el puzzle vaya sumando piezas y más piezas, quizá demasiadas para encajarlas sobre la marcha, hasta el punto de que exige una alta concentración en el espectador, el cual puede quedar agotado ante la espera de un desenlace que parece no llegar nunca. Por lo demás, la historia se envuelve a la perfección en una atmósfera de misterio, donde resulta también muy adecuada la fotografía nublada y densa de Xavi Giménez y la ambiental banda sonora de Fernando Velázquez, colaboradores habituales del director. El reparto cumple, pero destaca sin duda Adriana Ugarte, una actriz que ha ido creciendo con los años y logra hacer creíble su peripecia.

6/10
El guardián invisible

2017 | El guardián invisible

Adaptación de la primera de las tres novelas de la llamada “Trilogía del Baztán”, que han dado justa fama en el género del thiller policíaco a Dolores Redondo, luego flamante ganadora del Premio Planeta. Sigue los pasos de Amaia Salazar, inspectora de la policía foral de Navarra, a la que encargan la investigación del asesinato de una adolescente, cuyo cuerpo desnudo ha sido hallado en el bosque, a orillas del río Baztán. Para la joven, que vive con su novio americano, artista, y que se ha formado en las más sofisticadas técnicas de la investigación forense con el FBI americano, supone el regreso a Elizondo, el pueblo que la vio nacer. Lo que, junto al reencuentro entrañable con su tía, que la aloja, supone también volver a ver a sus hermanas y reavivar capítulos del pasado que tenía muy enterrados en su psique, ligados a sus padres y al negocio familiar, una fábrica de dulces. Lograr el equilibro entre la investigación para dar con un asesino en serie, y su vivencia personal, supondrá un verdadero reto. Fernando González Molina es un director curtido en la televisión, profesional competente, capaz de sacar adelante exitosamente los trabajos que se le proponen de índole comercial, y además con gran acogida de público, como prueban los filmes Fuga de cerebros, 3 metros sobre el cielo o Palmeras en la nieve, los dos últimos basados en best-sellers, uno del género romántico juvenil, el otro del folletinesco exótico. Sin embargo, es ahora, con este “noir” nórdico, pero del norte de España, no de los países escandinavos, donde da la medida de lo que puede hacer con una trama medianamente interesante, convertida en buen guión por Luiso Berdejo. La puesta en escena no es perfecta, quizá algún flash-back de la infancia de Amaia chirría, pero el conjunto ofrece un saldo muy positivo. Porque el film combina sabiamente lo universal y lo particular. Por un lado tenemos una intriga policíaca de creciente presencia en la cultura contemporánea, que sirve para hablar con pesimismo de un mundo en decadencia, donde se han perdido los referentes morales, y los jóvenes no cuentan con la orientación de los adultos, temas vistos en cintas como Seven y El silencio de los corderos, o en sagas literarias, televisivas y fílmicas, las andanzas de Kurt Vallander, Lisbeth Salander y compañía, a la que ahora se suma Amaia Salazar, bien compuesta por Marta Etura. Circunstancias que propician que policías e investigadores también se enfrenten a sus propios fantasmas, nadie es perfecto. Y, elemento novedoso, bien plasmado en la pantalla, atrapa el exotismo que supone que la trama transcurra en una Navarra boscosa, envuelta en niebla y lluviosa, con parajes de belleza incomparable, y con un folclore propio que se inserta en lo que se cuenta de un modo contenido y misterioso, con la presencia justa para picar la curiosidad del espectador. El modo en que atrapa la luz la fotografía de Flavio Martínez Labiano y la música de Fernando Velázquez intensifican la experiencia, que cuenta además con una mezcla de sonido, con elementos naturales, muy trabajada.

6/10
El incidente

2017 | El incidente | Serie TV

All I See Is You

2016 | All I See Is You

Cien años de perdón

2015 | Cien años de perdón

En una mañana lluviosa, seis enmascarados asaltan la sede central del Banco Mediterráneo, en Valencia. El grupo, liderado por "El Uruguayo", tiene previsto en teoría vaciar las cajas de seguridad y escapar por un túnel excavado que comunica con el metro. Pero éste ha quedado inundado, pues ha caído demasiada agua, y además uno de los empleados consigue presionar el botón de alarma, por lo que la policía rodea el lugar. Mientras, Ferrán, jefe de gabinete de la presidenta de la Generalitat Valenciana, se entera del atraco, pero descubrirá que los culpables no son simples ladrones, sino que alguien de su partido les ha enviado allí por algo... Tras Combustión, una de carreras automovilísticas callejeras, Daniel Calparsoro trata de seguir la línea de los nuevos thrillers españoles, cuya trama policíaca sería una excusa para la crítica social. Para ello ha reclutado al libretista Jorge Guerricaechevarría, responsable de Celda 211 y El niño (y al actor de ambas Luis Tosar), aunque el cineasta parece tener en mente sobre todo La caja 507, con la que la trama tiene algunos puntos en común (el intérprete de aquélla, José Coronado, también interviene aquí de forma breve). Al realizador se le da bien componer eficaces secuencias de acción, por lo que el arranque resulta bastante prometedor, y logra que su reparto sea convincente. Por desgracia, le falta una vuelta de guión a los personajes, a los que les falta un toque de humanidad que les saque del maniqueísmo. Acaba perdiendo definitivamente a Calparsoro su poca sutilidad para la denuncia, y su ansia por meter demasiados temas: la corrupción política, los desahucios, las preferentes y las malas praxis de los bancos, las reducciones de plantilla... ¡y hasta el corralito argentino! Una cosa es rodar cine negro que describa lo peor de la sociedad (la base de los mejores clásicos del género) y otra componer un panfleto, donde aunque no se menciona ningún partido político sólo falta que el realizador nos indique a quién piensa que debemos votar en las próximas elecciones.

4/10
Vulcania

2015 | Vulcania

En un pequeño pueblo de las montañas vive una comunidad de trabajadores en torno a una fábrica de hierro. Son hombres y mujeres clasificados en dos grandes grupos, entre los que no hay relación. El régimen de vida en el villorrio es estricto, casi de esclavitud: trabajo en la fábrica y regreso a sus casas, sin posibilidad de salir del estrecho cerco que los rodea, denominado “la frontera”. Pero un trabajador, Jonás, empezará a indagar sobre su situación cuando un accidente cuesta la vida a su mujer y su hijo. Interesante film español de planteamiento sumamente atractivo, escrito y dirigido por el debutante argentino José Skaf. Los primeros minutos atrapan sobremanera, marcados por la atmósfera opresiva del lugar, donde hombres y mujeres pululan cual muertos vivientes, sin iniciativa, sin alegría, al tiempo que reciben las consignas de una especie de gobernador. La sensación es que estamos ante una especie de secta cuyo líder –qué enorme presencia tiene José Sacristán– mantiene bajo su bota a unos súbditos sometidos intelectualmente que sólo funcionan como peones para servir a ocultos propósitos. Las gentes de esa pequeña localidad viven perpetuamente asustados de lo que sea que haya tras la enigmática “frontera” y se mueven por una especie de kantiano deber ancestral del que no dudan ni un momento y que escuchan cada día una y otra vez: mantener el fuego, es decir, dedicar su vida a trabajar el hierro en la fundición. Pero qué lástima. Podíamos haber estado ante un film brillante, inolvidable, muy de acuerdo con los tiempos distópicos, pero con el paso de los minutos se van simplificando las cosas y deja finalmente un regusto a decepción. Porque desde luego Vulcania daba para mucho más. Incomprensiblemente el guión no aprovecha los puntos calientes que se han ido sugiriendo –la libertad, la búsqueda de la verdad y, el más importante de ellos, la capacidad magnética del protagonista que le permite dominar el hierro– y el desenlace es excesivamente precipitado, casi un bosquejo. Parece como si al término del primer acto las ideas se hubieran esfumado, de modo que apenas hay avance ni en la trama ni en las relaciones entre personajes –tenue esbozo el de la relación entre Jonás y Marta–, de manera que se desemboca directamente, torpemente, en el final del tercer acto. Con todo, Vulcania es un film meritorio, original, con algún giro logrado, y que entretiene sin duda gracias a su planteamiento intrigante al estilo El bosque y a la intensidad mantenida durante todo el metraje por el equipo artístico. Miquel Fernández (Fin) aprueba con nota en su papel protagonista, y no le van a la zaga la atemorizada Aura Garrido (qué gran actriz) y el siempre estupendo Ginés García Millán.

5/10
Mar de plástico

2015 | Mar de plástico | Serie TV

Ambiciosa serie de intriga con un marco original, los invernaderos de Almería, en la ficticia localidad de Campoamargo. Todo arranca con el hallazgo del cadáver de una joven, la hija de la alcaldesa, lo que coincide con la llegada del nuevo jefe de la policía judicial de la guardia civil, Héctor Tarancón, que antes estuvo destinado en Afganistán. Con elementos como el mosaico de orígenes de la gente en el pueblo –marroquíes, subsaharianos, gitanos, rusos, locales...–, y cuestiones como el caciquismo y el racismo, más una intriga, la cosa prometía. Pero todo es rutinario, con diálogos y situaciones no demasiado inspirados, todo es una réplica de las típicas series policíacas americanas, con información forense, y gente hosca poco colaboradora. Rodolfo Sancho, además, compone un personaje demasiado envarado.

4/10
La gran familia española

2013 | La gran familia española

Las familias no son exactamente como en las películas. Aunque sean musicales tan estupendos como el de Siete novias para siete hermanos. Sin embargo el patriarca de una familia sublimó tanto esa película, vista de joven, que quiso formar una familia numerosa a su imagen y semejanza, aunque se quedó en cinco hijos varones. Ahora el más pequeño, con apenas 18 años, va a ser el primero en casarse, siguiendo el idealismo paterno. La casualidad ha querido que la fecha elegida para la boda coincida con la final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, a la que ha llegado inesperadamente nada menos que España. El evento familiar servirá para encarar cuestiones soslayadas como por qué la madre dejó el padre, el paro y la depresión de Adán, la huida a África de Caleb, la cortedad mental de Benjamín, el complejo de inferioridad de Daniel o el autoengaño de Efraín. Daniel Sánchez Arévalo, director y guionista, entrega con La gran familia española su cinta más conseguida. El cineasta se mueve en el resbaladizo terreno de juego del ingenio artificioso, pero hay que reconocerle su capacidad para el regate y el cambio de ritmo y tono, cuando es el momento entrega pasajes dramáticos y su particular reflexión sobre lo que es o no es la familia en la desorientada sociedad actual, o pasa al humor de buena ley o incluso al romanticismo puro y duro. Quien esperara por el título una especie de disección sobre la España contemporánea y sus ilusiones colectivas, tal vez quede algo defraudado, el Mundial es un atractivo telón de fondo para la narración, pero nada más. Sin embargo, sí sería un reflejo de cómo son algunas familias en las películas... del momento actual. Aunque no todo encaje como debiera, incoherencias que siempre cabe atribuir a las de una sociedad en crisis, donde la verdad, saber o no saber, no acaba de considerarse como algo que nos hace libres. Ciertamente estamos ante un trabajo en equipo, todos los actores tienen su peso, sería difícil señalar a alguien como el principal. Y sus personajes son amables, se dejan querer; a pesar de sus miserias y sus confusiones, son buena gente. Antonio de la Torre sigue demostrando su capacidad camaleónica como el primogénito Adán, y deja muy buen sabor de boca Roberto Álamo, con su entrañable Benjamín.

5/10
Alpha

2013 | Alpha

Debut como realizador en el campo de la ficción de Joan Cutrina, hasta ahora autor de los documentales Cara al mar y Professional, the Most Dangerous Bank Robbers in Spain. Alpha se inspira libremente en una noticia del periódico en torno a una banda de atracadores que utilizaba uniformes y equipos de la policía. Alpha sigue los pasos de tres amigos que atracaron una carnicería musulmana con nefastos resultados. Cuando Eric, el único que fue detenido, sale de la cárcel ocho años después, tiene la sana intención de regenerarse, mientras que Toni ejerce como policía, y el último, Tom, se ha convertido en el cabecilla de una banda de atracadores que actúa en asociación con agentes de la ley corruptos. A Cutrina no le falta talento a la hora de planificar secuencias de acción, lo que tiene gran mérito debido a que no disponía de un presupuesto holgado, y así consigue que sus imágenes funcionen. Además, Alpha plantea algunos temas de interés, como la reinserción, la amistad, la lealtad y la responsabilidad familiar, y adquiere un tono dramático que alguna otra ópera prima no consigue, sobre todo en el cine español. Pero al guión del debutante en el largo Antoni Solé, Xavi Llausí y el propio Cutrina le faltan algunas vueltas de tuerca. Tras un planteamiento clásico, pero con cierta garra, apenas le saca tajada a los conflictos de los protagonistas, quizás por un exceso de ambición, al querer tratar a demasiados personajes, dándole a la cinta un aire coral. Pero a veces da la sensación de que algunos se pierden, sobre todo Eric, que no se sabe muy bien si está buscando trabajo o qué intenta hacer para cambiar de vida, mientras que la subtrama con su antigua novia está completamente desaprovechada. Por otro lado, Alpha se resiente de algunos errores de principiante, como secuencias repetitivas o de interés menor. A Cutrina también le falta algo de práctica en el trabajo con los actores, pues no acaban de convencer los protagonistas, Alex Barahona (Gran reserva), Juan Carlos Vellido (Alacrán enamorado) y Miquel Fernández (La gran familia española). Tampoco están a un buen nivel secundarios otras veces solventes como Adolfo Fernández (Hable con ella), como policía con pocos escrúpulos. Y desentonan terriblemente numerosos actores no profesionales que interpretan pequeños papeles, entre ellos el chef Sergi Arola, o Daniel Estulin, escritor especializado en el club Bildelberg, y diversos personajes relacionados con el mundillo criminal de Barcelona.

5/10
Fin

2012 | Fin

Un grupo de amigos, antaño uña y carne, se perdieron la pista después de que un incidente padecido sobre todo por uno de ellos, apodado “El profeta”, les distanciara. Ahora les ha convocado Sara, conocida como “Madre Teresa”, a pasar juntos un fin de semana campestre, en una casita rural, lejos del mundanal ruido. Aunque la intención es conciliadora, olvidar los malos rollos del pasado, e inicialmente todo son risas y camaradería, pronto afloran las asperezas y los resentimientos. Ello coincide con un extraño fenómeno –¿la explosión, tal vez, de una supernova?–, y la atmósfera empieza a teñirse de tintes apocalípticos, tal vez estemos en los umbrales del fin del mundo. Digno e incluso prometedor debut en el largometraje de Jorge Torregrossa, curtido sobre todo en el mundo de las series televisivas, ha dejado su impronta en algunas tan populares como Herederos, La señora, Tierra de lobos, Gran Hotel, 14 de abril. La República o Imperium. Fin es la adaptación de una novela de David Monteagudo, con guión escrito por Jorge Guerricaechevarría y Sergio G. Sánchez, los guionistas habituales, respectivamente, de Álex de la Iglesia –El día de la bestia– y Juan Antonio Bayona –El orfanato, Lo imposible–. El planteamiento resultan inquietante, y se logra cierta atmósfera angustiosa, con una deuda clara al esquema de Diez negritos de Agatha Christie, o más recientemente, a la serie televisiva Perdidos. En Fin Torregrossa logra entregar escenas con gran poderío visual, como la de la estampida de cabras montesas. Pero hasta que esto llega, tenemos un prólogo algo convencional de reunión de amiguetes, que además ofrece un contraste chirriante con los pasajes más cercanos al final, a los que se intenta dar un tono, no diremos a lo Ingmar Bergman o Lars Von Trier en Melancolía, pero casi. Quizá es el libreto de Fin –y no sabemos hasta qué punto, también la novela–, la mayor debilidad de la cinta, sobre todo en lo referente a la construcción de los personajes, de trazos demasiado bruscos, y conflictos apenas sugeridos. De modo que algunos reproches e histerismos se antojan exagerados, da la impresión en tal sentido de que los actores, aún siendo adecuados a los personajes, no están suficientemente dirigidos, y en algún pasaje se pasan de rosca. Maribel Verdú es la que da más lustre a un reparto donde priman los jóvenes guaperas, incluido el modelo Andrés Velencoso.

4/10
Carmina

2011 | Carmina | Serie TV

Consciente de que sus obligaciones como esposa del matador le impiden satisfacer sus propias necesidades e incapaz de adaptarse a una vida en segundo plano, Carmina, madre de dos hijos, decide dar un giro radical a su vida: poner fin a su matrimonio para encontrase a sí misma y disfrutar plenamente de la vida.

4/10

Últimos tráilers y vídeos