IMG-LOGO

Biografía

Nicola Peltz

Nicola Peltz

25 años

Nicola Peltz

Nació el 09 de Enero de 1995 en Westchester County, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Transformers: La era de la extinción

2014 | Transformers: Age of Extinction

Tras coger aire con Dolor y dinero, un proyecto más personal que no acabó de funcionar, el incombustible Michael Bay retoma el puesto de director en la cuarta entrega de la popular franquicia basada en los juguetes de Hasbro. En Transformers: La era de la extinción también repite el guionista, nuevamente en solitario Ehren Kruger, responsable de las dos entregas anteriores, pero cambia por completo el reparto, tras la renuncia de Shia LaBeouf. Transformers: La era de la extinción tiene como protagonista a Cade Yeager, inventor viudo, que a pesar de sus problemas económicos intenta sacar adelante a Tessa, su hija adolescente, enamorada de un joven conductor que al padre no le acaba de convencer. Al intentar sacar dinero trapicheando con chatarra, Yeager comprará casualmente un viejo camión destartalado que resultará ser el robot alienígena Optimus Prime, al que nadie ha visto tras la destrucción provocada cinco años atrás en la batalla de Chicago. Tanto él como el resto de autobots permanen escondidos, pues ya no son vistos con buenos ojos por el gobierno, que trata de desarrollar sus propios ingenios mecánicos para proteger a la humanidad. En el arranque, logra cierta conexión con el público, con una prometedora presentación de los personajes nuevos. Cae especialmente bien una pequeña autocrítica, en un diálogo que reivindica el cine clásico frente a agotadores blockbusters veraniegos con poca entidad dramática como el caso que nos ocupa. En Transformers: La era de la extinción se apuntan pequeñas pero positivas reflexiones sobre la unidad familiar, y la importancia vital de la ética en las innovaciones tecnológicas. Aparte, se aprecian los esfuerzos del reparto, sobre todo en el caso de Mark Wahlberg, convincente y divertido en el rol de padre asustado ante el escaso tamaño de los shorts de su hija (la atractiva Nicola Peltz). También cumple Stanley Tucci, como egocéntrico gurú de la tecnología que parece homenajear a Steve Jobs. Por estas razones, los incondicionales de la saga disculparán la poca consistencia de la trama de Transformers: La era de la extinción. Algunos pasajes resultan confusos, irrelevantes, reiterativos, o meras excusas para mostrar efectos digitales y novedades como los robots que se transforman en dinosaurios cibernéticos. Las batallas se alargan hasta la extenuación, dando lugar a un metraje de 165 minutos a todas luces excesivo. El tramo final resulta interminable, pues consta de 40 minutos en China concebidos para atraer al público del país asiático, al que se ofrece como gancho alguna estrella local y hasta un transformer samurái.

4/10
Bates Motel (2ª temporada)

2014 | Bates Motel | Serie TV

Bates Motel

2013 | Bates Motel | Serie TV

Un angustiado joven llamado Norman Bates descubre a su padre inconsciente en el suelo, con toda la pinta de haber sido violentamente agredido. Entre lágrimas busca a su madre Norma para darle la noticia. Tras este ambiguo episodio vemos cómo madre e hijo acaban de mudarse a White Pine Bay, con intención de iniciar una nueva vida, alejados de los fantasmas del pasado. Ella ha adquirido un motel y el caserón anejo, pero resulta que son propiedades hipotecadas vendidas en subasta pública, y a las que no está tan fácilmente dispuesto a renunciar su anterior dueño. Nuevo intento de sumergirse en el universo del psicópata Norman Bates, al que dio vida sobre el papel Robert Bloch, y que Alfred Hitchcock trasladó a la pantalla firmando Psicosis, una de sus obras maestras. Si otros intentos de rodar secuelas y remakes han producido una enorme insatisfacción, aquí tampoco el esfuerzo por apuntar a los orígenes del personaje en una precuela ambientada en nuestros días acaba de tener la fuerza que sería de desear. Quizá pesa demasiado el deseo de complacer a los que aman Psicosis. Hay ideas razonables para mostrar cómo Norma es una madre posesiva que marcará la personalidad de su hijo, y la timidez del desgarbado Norman con las jovencitas que se sienten atraídas por él. Y desde luego la selección para los papeles principales de Vera Farmiga y Freddie Highmore se revela acertada. Pero algunas ideas argumentales son demasiado exageradas -la violación de la madre en el primer episodio no resulta creíble, sobre todo por lo poco traumática que parece ser para ella-, y la insistencia en guiños y copia de planos del original, aunque se hagan con la buena intención de manifestar el deseo de ser fieles al universo Bates, resulta un tanto cansino. En cualquier caso se agradece el esfuerzo en crear sorpresas que sean dignas de las que entregó antaño el mago del suspense.

5/10
Airbender: El último guerrero

2010 | The Last Airbender

Giro radical en la carrera de M. Night Shyamalan, que aunque se mantiene en el género fantástico, renuncia a su tono adulto habitual, así como a reservarse, como hasta ahora, un papel. Por primera vez parte de un material ajeno. En concreto, el realizador adapta Avatar: The Last Airbender, una serie animada de Nickelodeon. El director de El sexto sentido la descubrió porque la seguían sus hijas, y se declara también seguidor incondicional. Airbender: El último guerrero está concebido como el inicio de una saga, y de hecho se limita a ser el arranque de la historia con final abierto. A pesar de que la serie es americana, su estética y argumento beben de las series de animación manga. Se desarrolla en un mundo dividido en cuatro reinos: Aire, Agua, Tierra y Fuego. En cada lugar, hay maestros capaces de controlar el elemento correspondiente. La Nación del Fuego trata de conquistar las otras tierras, aniquilando a todos los que se resistan. La Nación del Aire ha sido invadida, y está a punto de correr la misma suerte la del Agua. Allí, la joven maestra del agua Katara y su hermano Sokka practican tranquilamente sus técnicas cuando descubren en el hielo a un niño, Aang, que asegura ser el Avatar, personaje al que aluden las profecías. El Avatar es el único que puede controlar a los cuatro elementos, y gracias a esto podría detener el avance de la Nación del Fuego y recuperar el equilibrio... Es posible que Shyamalan haya aceptado ceñirse al juego de las superproducciones para cambiar de aires, tras las habituales críticas negativas que le han caído, sobre todo en Estados Unidos, cuando ha rodado películas muy personales de altura. Quizás ha pensado que podría complacer a Nickelodeon con una adaptación muy fiel del original, y al tiempo ofrecer reflexiones sobre la superación personal y el sacrificio. Pero en la práctica, Shyamalan no ha logrado preservar sus señas de identidad, y su película es más plana que una tabla de planchar. Sus personajes son arquetipos de héroes o malvados, sin ningún atisbo de humanidad. Hablan con frases grandilocuentes, de tebeo barato, que Tarantino podría parodiar en sus películas. Así las cosas, ningún actor consigue resultar creíble, ni siquiera Dev Patel, que tan buen sabor de boca dejó como protagonista de Slumdog Millionaire. El argumento es pueril, repetitivo, y sobre todo aburrido. Su supuesto fondo se reduce a bocanadas de misticismo oriental y new age bastante superficiales. Y lo que es más grave, fallan sus coreografías, supuestamente espectaculares, que podrían haber salvado el conjunto. Ninguna de ellas sorprende, y están filmadas en una cámara lenta que llega a resultar tediosa.

4/10

Últimos tráilers y vídeos