IMG-LOGO

Biografía

Peter Gould

Peter Gould

Peter Gould

Filmografía
Better Call Saul (5ª temporada)

2020 | Better Call Saul | Serie TV

El locuaz Jimmy McGill puede por fin volver a ejercer la abogacía. Pero huyendo de la alargada sombra de su hermano, cambia su nombre al de Saul Goodman, y empieza a representar a delincuentes y camellos de poca monta, aunque la proximidad al mundo del narcotráfico y a la familia Salamanca, le puede enredar en asuntos más complicados. Y aunque se empeña en mantener la relación con Kim Wexler, esta se debate entre su deseo de seguir la senda marrullera de su pareja, y la constatación de lo eficaz que puede llegar a ser. Entretanto, el lacónico Mike Ehrmantraut sigue sirviendo a los señores del tráfico de drogas, lo que no parece casar muy bien con su papel de cariñoso abuelo, que cuida de su nieto cuando la madre, viuda, de su hijo, le pide el favor de ocuparse de ella, le pesa la conciencia por sus conexiones con el mundo criminal. Quinta temporada de la magnífica serie Better Call Saul, el spin-off de Breaking Bad, creado por Vince Gilligan y Peter Gould. La trama se va acercando cada vez más a la época en que conocimos a Walter White, y los fragmentos en blanco y negro a la huida posterior de Jimmy-Saul con falsas identidades. Y ahonda en los personajes con momentos de gran fuerza. De modo que vemos el anhelo de Jimmy por compartir su vida con Kim en una gran mansión, pero también lo difícil que le es al primero evitar ocurrencias como la de ofrecer descuentos a sus potenciales clientes criminales, y a la segunda decidir entre cortar o no las amarras que le unen al otro. En los primeros capítulos se encuentra muy presente la idea de la esquizofrenia o doble vida en que se mueven los personajes. Es el caso de Jimmy, Kim y Mike, pero también el de Nacho Varga, que trata de ganarse la confianza de Lalo Salamanca, para informar de los movimientos de la familia a Gustavo Fring. La acción audaz por parte de Nacho de recuperar una remesa de droga, a punto de ser incautada por la policía, da pie a un intenso momento de suspense, que convive con la mirada incrédula de Lalo. Y no faltan los momentos divertidos, repletos de ingenio, como el de Jimmy-Saul quedándose colgado en el ascensor de los juzgados con la fiscal que lleva los casos de varios de sus clientes. De nuevo el reparto –Bob Odenkirk, Jonathan Banks, Rhea Seehorn, Patrick Fabian, Michael Mando, Tony Dalton, Giancarlo Esposito– está perfecto.

8/10
Better Call Saul (4ª temporada)

2018 | Better Call Saul | Serie TV

Cuarta temporada de las andanzas del abogado Jimmy McGill en la serie spin-off precuela de Breaking Bad, a cuyos hechos se va acercando paulatinamente. Va cobrando tintes más oscuros en lo relativo a la personalidad de su protagonista tras la trágica muerte suicida de su hipocondríaco hermano Chuck, Jimmy se encuentra sumido en algo muy parecido al desencanto. Jimmy ha tenido que renunciar temporalmente a las leyes por su suspensión temporal, así que quiere emplear en cambio su proverbial labia para convertirse en vendedor, pero algo se ha roto en su interior, en su afición a una picaresca propia de boy-scout. Cuando trata de conseguir un puesto en una compañía de fotocopiadoras, estalla al darse cuenta de lo fácil que resulta embaucar a las personas, y la frecuencia con la que el ser humano parece incapaz de detectar y valorar la bondad del prójimo, sus cualidades más valiosas. Algo comparable le ocurre a Mike Ehrmantraut, al que Gustavo Frint asegura un puesto tapadera como asesor de seguridad para pagarle ciertos servicios prestados ilegalmente, cuando a él le gustaría en verdad sacar a la luz los muchos agujeros de esas empresas, que podrían ser víctimas de timos, estafas y robos con suma facilidad. En el negocio de narcotráfico que mueve bajo la tapadera de “Los Pollos Hermanos”, el coma de Héctor Salamanca puede suponer una oportunidad para ocupar una posición privilegiada. A Mike le tocará supervisar la construcción de unos laboratorios bajo tierra en el desierto de Nuevo México, de los que se encarga un ingeniero alemán con su equipo, a los que va a tocar vivir una temporada sin salir al exterior. De nuevo la serie creada por Vince Gilligan y Peter Gould presenta unos guiones y personajes de hierro, en que conviven el drama y el humor en el gran escenario de la tragicomedia humana en que consiste el mundo. Llama la atención la cantidad de matices y vida interior que pueden presentar Jimmy y compañía, donde el reparto sabe que tiene unos personajes que son una perita en dulce, y aprovechan para lucirse sin histrionismos, se adaptan a sus roles como el guante a la mano. Como le ocurrió a Bryan Cranston con Walter White, Bob Odenkirk sabe que con Jimmy/Saul tiene al personaje de su vida, y lo aprovecha con inmenso talento. La temporada va "in crescendo", con las dudas acerca de si la relación de Jimmy con Kim podrá resistir, pues en ella sigue latiendo una bondad que en él cada vez se va trocando más en cinismo. El clímax de la temporada en el último capítulo, con el intento de Jimmy de recuperar su título de abogado, y los esfuerzos de Mike por arreglar una "fisura" en la construcción del laboratorio, es sencillamente formidable.

8/10
Better Call Saul (3ª temporada)

2017 | Better Call Saul | Serie TV

Tercera temporada, magnífica como las anteriores, de la serie spin-off de la también fantástica Breaking Bad. Con los personajes principales ya claramente perfilados por Vince Gilligan y Peter Gould, podemos ahondar en sus conflictos con nuevas situaciones muy bien presentadas. Por un lado tenemos a Jimmy McGill (Bob Odenkirk), verdaderamente en estado de shock después de haber confesado generosamente una artimaña que sirvió para birlarle a su hermano Chuck (Michael McKean) un cliente del despacho de abogados, pues el otro jugó con él para tener pruebas con que incriminarle y echarle de la dedicación profesional del derecho. Y su socia y novia ocasional, Kim Wexler (Rhea Seehorn), no sabé cómo afrontar la situación. Mientras, Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks), siente que debe vengar la muerte de un inocente a manos del narco Héctor Salamanca, lo que le lleva a conocer al CEO de Los Pollos Hermanos, o sea, al viejo conocido de Gus Fring (Giancarlo Esposito). La relación entre todos irá entretejiéndose y reforzándose cada vez más. Nunca deja de sorprender el excelente pulso narrativo, cómo se puede prolongar la escena más nimia para dotarla de sorprendente suspense y empaque, con una puesta en escena sencillamente soberbia. Los diálogos son magníficos, hay hondura casi shakespereana a la hora de dibujar el patetismo de los personajes, la convivencia de los puntos fuertes con los débiles, cierta generosidad y grandeza de ánimo con artimañas y trampas para salirse uno con la suya. Hay momentos divertidos, pero con un punto de amargura y humorada negra, porque recocemos la realidad que subyace en ciertas mezquindades. Y nuevamente, en la relación fraterna entre Jimmy y Chuck hay resonancias bíblicas que hacen pensar en Caín y Abel redivivos y reinventados. Además, viejos personajes de Breaking Bad son introducidos aquí por primera vez, para delicia de los fans, como la eficaz secretaria de Jimmy.

8/10
Better Call Saul (2ª temporada)

2016 | Better Call Saul | Serie TV

Segunda temporada del spin-off de Breaking Bad, arranca con un sketch en blanco y negro donde Saul Goodman –o Jimmy McGill– se queda atrapado en un sótano, un buen resumen de la frustración de antaño y del modo en que ha adquirido sabiduría y paciencia, como se lee en la pared, "SG estuvo aquí". Ya en el tiempo presente, Jimmy se encuentra en una encrucijada tras haber roto con su hermano, duda entre emprender una exitosa carrera de abogado en un bufete, algo a lo que le anima Kim Wexler, o divertirse con su labia de chanchullero, una de sus grandes habilidades. Entretanto el antiguo policía Mike Ehrmantraut es despedido de su puesto de matón por el insoportable informático nuevo rico que le contrató para traficar con fármacos. Vince Gilligan y Peter Gould siguen demostrando que están en plena forma a la hora de mostrar las nuevas evoluciones de su particular abogado, de nuevo muy bien interpretado por Bob Odenkirk. En el primer episodio, escrito y dirigido por Thomas Schnauz, demuestran de nuevo un profundo conocimiento de la naturaleza humana, y su capacidad para plantear situaciones de alto voltaje dramático y cómico, como la tomadura de pelo al corredor de bolsa.

8/10
Better Call Saul

2015 | Better Call Saul | Serie TV

Sorprendente spin-off de la serie televisiva Breaking Bad, salido de la mente de los mismos artífices, Vince Gilligan y Peter Gould. Centra su atención en el personaje del abogado chanchullero Saul Goodman, que se ocupaba de las dificultades legales de los ya legendarios Walt Whitman y Jesse Pinkman, trazando en esta primera temporada un arco del personaje que permite entender su transformación, desde los tiempos en que respondiendo al nombre de Jimmy McGill, era un timador de poca monta conocido como Jimmy Resbalones, hasta que se convierte en el picapleitos de mucha labia e ingeniosos recursos capaz de defender y sacar las castañas del fuego a tipos más que dudosos, que con frecuencia incumplen la ley. De propina, además de cruzarnos con alguno de los personajes que tendrían relevancia luego en el universo Breaking Bad, conocemos también con más detalle la evolución de uno de ellos, el matón reflexivo Mike Ehrmantraut, antiguo policía, al que encontramos inicialmente como vigilante de un parking. Aunque podía pensarse en el personaje de Goodman-McGill –muy bien interpretado por Bob Odenkirk, que aquí ejerce además de productor– como alguien de suficiente entidad para poder sostener una serie, no era fácil imaginar que Gilligan y Gould imaginarían de modo tan potente sus orígenes. Pues su historia presenta dimensiones shakespereanas –el dilema de hacer lo que te gusta disfrutando o inclinarte por lo correcto, mientras la vida se va pasando, resuelto de modo inesperado, y encajando bien las numerosas piezas del puzzle argumental– e incluso bíblicas –la relación de Jimmy con su hermano Chuck, abogado de prestigio encerrado en el sótano de su casa por una extraña fobia, que viene a ser una especie de ocurrente vuelta de tuerca a los hermanos del Génesis, Caín y Abel–, con momentos dramáticos de gran intensidad, donde se hacen presentes la generosidad y el sacrificio, pero también el sentido de la decepción, la sensación de haber malgastado, tal vez, el tiempo. Better Call Saul es una serie muy de nuestro tiempo, con su punto cínico, mostrado sobre todo en el sentido del humor, por ejemplo al seguir a ese matrimonio de estafadores que considera, muy sinceramente, que no han hecho más que llevarse lo suyo; a Jimmy revolviendo literalmente en la basura para encontrar pruebas para un caso. Hay algo en él de moderno Robin Hood, sobre todo cuando parece encontrar su nicho legal ofreciendo sus servicios como abogado a los ancianos, pero siempre punteado por esa mirada irónica. En realidad, todos los personajes –también Mike, para el que todo ha cambiado con la muerte de su hijo, y el consejo que le dio, o Chuck, el hermano "superior"– tienen un punto trágico que los convierte en tremendamente interesantes, y de los que estamos deseando seguir su evolución.

8/10
Breaking Bad (5ª temporada)

2012 | Breaking Bad | Serie TV

La temporada con la que culmina la genial creación de Vince Gilligan sobre el descenso a los infiernos por la corrupción moral de Walt White, un profesor de química con cáncer, que utiliza sus habilidades para crear una droga que triunfa entre los adictos. Los episodios resuelven y van atando muchos cabos, como el hecho de que el cuñado policía de Walt, que está en la división de narcóticos, se entere de las actividades con las que se ha lucrado su pariente. Por supuesto también se alcanza altas cotas de dramatismo en las relaciones de Walt con su esposa e hijo, y con su socio en el narcotráfico, Jesse Pinkman, con el que ha desarrollado una especie de relación paternofilial, por lo que nunca estamos seguros de si uno y otro estarán dispuestos a traicionarse para salvar el pellejo. Los trabajos de Bryan Cranston y Aaron Paul son sensacionales. 

8/10
Malas noticias

2011 | Too Big to Fail

Una versión mordaz de la crisis financiera de 2008. Basada en el best-seller de Andrew Ross Sorkin, da una visión en profundidad de los cruces entre Wall Street y Washington y cómo sus decisiones impactan sobre los ciudadanos. Mezclando personalidades de la vida real con una apasionante cuenta atrás hacia el desastre económico, el director ganador del Oscar Curtis Hanson crea un explosivo drama cuya lente captura cómo la economia de los Estados Unidos fue recuperada cuando estaba al borde del colapso.

Breaking Bad (4ª temporada)

2011 | Breaking Bad | Serie TV

Esta temporada da una vuelta de tuerca más a la particular bajada a los infiernos de Walter White, un profesor de química que se convierte en un pez gordo del mundo de las drogas para dejar bien provista a su familia, y que en paralelo va perdiendo humanidad episodio tras episodio. Su particular asociación con Jesse Pinkman, un antiguo alumno suyo experto en metanfetaminas, se va degradando a medida que Jesse entiende que su profesor es mucho más oscuro y más criminal que él.

8/10
Breaking Bad (3ª temporada)

2010 | Breaking Bad | Serie TV

Aunque su cáncer está en remisión, el profesor de química reconvertido en fabricante de metanfetamina Walter White (Cranston) sigue sin poder estar tranquilo. Su mujer (Anna Gunn) ha pedido el divorcio, su cuñado agente de la DEA (Dean Norris) va tras él y su cártel mexicano lo quiere ver muerto. Pero con el futuro de su familia en juego, Walt orquesta un plan que le hará ganar una fortuna, un plan que tiene un precio terrible.

8/10
Breaking Bad (2ª temporada)

2009 | Breaking Bad (Season 2) | Serie TV

Walter y su ex alumno Jesse prosiguen con su negocio secreto de venta de metanfetaminas. Walter, que arrastra un severo cáncer de pulmón, sigue ocultando su dedicación a su mujer Skyler, y se la juega para mantener económicamente a su familia. Pero cada vez hay más problemas y más peligros que arrostrar en ese mundo, en donde los delincuentes, los narcotraficantes despiadados y los agentes de la DEA (como su propio cuñado Hank) pueden jugarte una mala pasada.

8/10
Breaking Bad

2008 | Breaking Bad | Serie TV

Walter White es un profesor de química que vive pluriempleado, casi al día, y que pasa por en horas bajas. Le han diagnosticado un cáncer de pulmón que oculta en casa y le cuesta sudores llegar a fin de mes para mantener a su esposa y a su hijo incapacitado. Así las cosas, se le ocurre usar sus conocimientos químicos para fabricar anfetamina de gran pureza, aprovechando su encuentro con un antiguo alumno que trafica con drogas. Este curioso medio de ganar dinero se convierte poco a poco en un negocio próspero y peligroso, que conlleva violencia, ocultaciones y mentiras. Original drama con muchas dosis de thriller y humorada negra, que podría decirse una versión "sui generis" de la comedia Weeds, donde Walter es un hombre gris en el clásico papel de "pez fuera del agua", que poco a poco aprende a nadar en aguas turbias. Interpreta al personaje el actor Bryan Cranston (Malcolm).

7/10
Doble dragón

1994 | Double Dragon

Algo terrible puede suceder, si los dos dragones se unen: el dueño del medallón controlará el mundo, desatándose el mal por todo el universo. Solo hay dos hombres capaz de evitar que esto ocurra. Ellos son los mejores karatecas que jamás se haya podido ver, y tendrán que luchar en una ciudad dominada por el Rey de las Tinieblas y bandas Callejeras. Al final seremos testigos del duelo entre el Ying y el Yang. James Yukich, dirige este film, cuyo argumento parece salido de un "cómic" de baja estofa. Luchas a diestro y siniestro, las consabidas patadas y golpes de kárate, acompañadas por histéricos gritos de lucha, persecuciones y explosiones, parecen solo aptas para los amantes de este tipo de películas, que más se acercan a los videojuegos, que al séptimo arte.

2/10
Better Call Saul (5ª temporada)

2020 | Better Call Saul | Serie TV

El locuaz Jimmy McGill puede por fin volver a ejercer la abogacía. Pero huyendo de la alargada sombra de su hermano, cambia su nombre al de Saul Goodman, y empieza a representar a delincuentes y camellos de poca monta, aunque la proximidad al mundo del narcotráfico y a la familia Salamanca, le puede enredar en asuntos más complicados. Y aunque se empeña en mantener la relación con Kim Wexler, esta se debate entre su deseo de seguir la senda marrullera de su pareja, y la constatación de lo eficaz que puede llegar a ser. Entretanto, el lacónico Mike Ehrmantraut sigue sirviendo a los señores del tráfico de drogas, lo que no parece casar muy bien con su papel de cariñoso abuelo, que cuida de su nieto cuando la madre, viuda, de su hijo, le pide el favor de ocuparse de ella, le pesa la conciencia por sus conexiones con el mundo criminal. Quinta temporada de la magnífica serie Better Call Saul, el spin-off de Breaking Bad, creado por Vince Gilligan y Peter Gould. La trama se va acercando cada vez más a la época en que conocimos a Walter White, y los fragmentos en blanco y negro a la huida posterior de Jimmy-Saul con falsas identidades. Y ahonda en los personajes con momentos de gran fuerza. De modo que vemos el anhelo de Jimmy por compartir su vida con Kim en una gran mansión, pero también lo difícil que le es al primero evitar ocurrencias como la de ofrecer descuentos a sus potenciales clientes criminales, y a la segunda decidir entre cortar o no las amarras que le unen al otro. En los primeros capítulos se encuentra muy presente la idea de la esquizofrenia o doble vida en que se mueven los personajes. Es el caso de Jimmy, Kim y Mike, pero también el de Nacho Varga, que trata de ganarse la confianza de Lalo Salamanca, para informar de los movimientos de la familia a Gustavo Fring. La acción audaz por parte de Nacho de recuperar una remesa de droga, a punto de ser incautada por la policía, da pie a un intenso momento de suspense, que convive con la mirada incrédula de Lalo. Y no faltan los momentos divertidos, repletos de ingenio, como el de Jimmy-Saul quedándose colgado en el ascensor de los juzgados con la fiscal que lleva los casos de varios de sus clientes. De nuevo el reparto –Bob Odenkirk, Jonathan Banks, Rhea Seehorn, Patrick Fabian, Michael Mando, Tony Dalton, Giancarlo Esposito– está perfecto.

8/10
Better Call Saul (4ª temporada)

2018 | Better Call Saul | Serie TV

Cuarta temporada de las andanzas del abogado Jimmy McGill en la serie spin-off precuela de Breaking Bad, a cuyos hechos se va acercando paulatinamente. Va cobrando tintes más oscuros en lo relativo a la personalidad de su protagonista tras la trágica muerte suicida de su hipocondríaco hermano Chuck, Jimmy se encuentra sumido en algo muy parecido al desencanto. Jimmy ha tenido que renunciar temporalmente a las leyes por su suspensión temporal, así que quiere emplear en cambio su proverbial labia para convertirse en vendedor, pero algo se ha roto en su interior, en su afición a una picaresca propia de boy-scout. Cuando trata de conseguir un puesto en una compañía de fotocopiadoras, estalla al darse cuenta de lo fácil que resulta embaucar a las personas, y la frecuencia con la que el ser humano parece incapaz de detectar y valorar la bondad del prójimo, sus cualidades más valiosas. Algo comparable le ocurre a Mike Ehrmantraut, al que Gustavo Frint asegura un puesto tapadera como asesor de seguridad para pagarle ciertos servicios prestados ilegalmente, cuando a él le gustaría en verdad sacar a la luz los muchos agujeros de esas empresas, que podrían ser víctimas de timos, estafas y robos con suma facilidad. En el negocio de narcotráfico que mueve bajo la tapadera de “Los Pollos Hermanos”, el coma de Héctor Salamanca puede suponer una oportunidad para ocupar una posición privilegiada. A Mike le tocará supervisar la construcción de unos laboratorios bajo tierra en el desierto de Nuevo México, de los que se encarga un ingeniero alemán con su equipo, a los que va a tocar vivir una temporada sin salir al exterior. De nuevo la serie creada por Vince Gilligan y Peter Gould presenta unos guiones y personajes de hierro, en que conviven el drama y el humor en el gran escenario de la tragicomedia humana en que consiste el mundo. Llama la atención la cantidad de matices y vida interior que pueden presentar Jimmy y compañía, donde el reparto sabe que tiene unos personajes que son una perita en dulce, y aprovechan para lucirse sin histrionismos, se adaptan a sus roles como el guante a la mano. Como le ocurrió a Bryan Cranston con Walter White, Bob Odenkirk sabe que con Jimmy/Saul tiene al personaje de su vida, y lo aprovecha con inmenso talento. La temporada va "in crescendo", con las dudas acerca de si la relación de Jimmy con Kim podrá resistir, pues en ella sigue latiendo una bondad que en él cada vez se va trocando más en cinismo. El clímax de la temporada en el último capítulo, con el intento de Jimmy de recuperar su título de abogado, y los esfuerzos de Mike por arreglar una "fisura" en la construcción del laboratorio, es sencillamente formidable.

8/10
Better Call Saul (3ª temporada)

2017 | Better Call Saul | Serie TV

Tercera temporada, magnífica como las anteriores, de la serie spin-off de la también fantástica Breaking Bad. Con los personajes principales ya claramente perfilados por Vince Gilligan y Peter Gould, podemos ahondar en sus conflictos con nuevas situaciones muy bien presentadas. Por un lado tenemos a Jimmy McGill (Bob Odenkirk), verdaderamente en estado de shock después de haber confesado generosamente una artimaña que sirvió para birlarle a su hermano Chuck (Michael McKean) un cliente del despacho de abogados, pues el otro jugó con él para tener pruebas con que incriminarle y echarle de la dedicación profesional del derecho. Y su socia y novia ocasional, Kim Wexler (Rhea Seehorn), no sabé cómo afrontar la situación. Mientras, Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks), siente que debe vengar la muerte de un inocente a manos del narco Héctor Salamanca, lo que le lleva a conocer al CEO de Los Pollos Hermanos, o sea, al viejo conocido de Gus Fring (Giancarlo Esposito). La relación entre todos irá entretejiéndose y reforzándose cada vez más. Nunca deja de sorprender el excelente pulso narrativo, cómo se puede prolongar la escena más nimia para dotarla de sorprendente suspense y empaque, con una puesta en escena sencillamente soberbia. Los diálogos son magníficos, hay hondura casi shakespereana a la hora de dibujar el patetismo de los personajes, la convivencia de los puntos fuertes con los débiles, cierta generosidad y grandeza de ánimo con artimañas y trampas para salirse uno con la suya. Hay momentos divertidos, pero con un punto de amargura y humorada negra, porque recocemos la realidad que subyace en ciertas mezquindades. Y nuevamente, en la relación fraterna entre Jimmy y Chuck hay resonancias bíblicas que hacen pensar en Caín y Abel redivivos y reinventados. Además, viejos personajes de Breaking Bad son introducidos aquí por primera vez, para delicia de los fans, como la eficaz secretaria de Jimmy.

8/10
Better Call Saul (2ª temporada)

2016 | Better Call Saul | Serie TV

Segunda temporada del spin-off de Breaking Bad, arranca con un sketch en blanco y negro donde Saul Goodman –o Jimmy McGill– se queda atrapado en un sótano, un buen resumen de la frustración de antaño y del modo en que ha adquirido sabiduría y paciencia, como se lee en la pared, "SG estuvo aquí". Ya en el tiempo presente, Jimmy se encuentra en una encrucijada tras haber roto con su hermano, duda entre emprender una exitosa carrera de abogado en un bufete, algo a lo que le anima Kim Wexler, o divertirse con su labia de chanchullero, una de sus grandes habilidades. Entretanto el antiguo policía Mike Ehrmantraut es despedido de su puesto de matón por el insoportable informático nuevo rico que le contrató para traficar con fármacos. Vince Gilligan y Peter Gould siguen demostrando que están en plena forma a la hora de mostrar las nuevas evoluciones de su particular abogado, de nuevo muy bien interpretado por Bob Odenkirk. En el primer episodio, escrito y dirigido por Thomas Schnauz, demuestran de nuevo un profundo conocimiento de la naturaleza humana, y su capacidad para plantear situaciones de alto voltaje dramático y cómico, como la tomadura de pelo al corredor de bolsa.

8/10
Better Call Saul

2015 | Better Call Saul | Serie TV

Sorprendente spin-off de la serie televisiva Breaking Bad, salido de la mente de los mismos artífices, Vince Gilligan y Peter Gould. Centra su atención en el personaje del abogado chanchullero Saul Goodman, que se ocupaba de las dificultades legales de los ya legendarios Walt Whitman y Jesse Pinkman, trazando en esta primera temporada un arco del personaje que permite entender su transformación, desde los tiempos en que respondiendo al nombre de Jimmy McGill, era un timador de poca monta conocido como Jimmy Resbalones, hasta que se convierte en el picapleitos de mucha labia e ingeniosos recursos capaz de defender y sacar las castañas del fuego a tipos más que dudosos, que con frecuencia incumplen la ley. De propina, además de cruzarnos con alguno de los personajes que tendrían relevancia luego en el universo Breaking Bad, conocemos también con más detalle la evolución de uno de ellos, el matón reflexivo Mike Ehrmantraut, antiguo policía, al que encontramos inicialmente como vigilante de un parking. Aunque podía pensarse en el personaje de Goodman-McGill –muy bien interpretado por Bob Odenkirk, que aquí ejerce además de productor– como alguien de suficiente entidad para poder sostener una serie, no era fácil imaginar que Gilligan y Gould imaginarían de modo tan potente sus orígenes. Pues su historia presenta dimensiones shakespereanas –el dilema de hacer lo que te gusta disfrutando o inclinarte por lo correcto, mientras la vida se va pasando, resuelto de modo inesperado, y encajando bien las numerosas piezas del puzzle argumental– e incluso bíblicas –la relación de Jimmy con su hermano Chuck, abogado de prestigio encerrado en el sótano de su casa por una extraña fobia, que viene a ser una especie de ocurrente vuelta de tuerca a los hermanos del Génesis, Caín y Abel–, con momentos dramáticos de gran intensidad, donde se hacen presentes la generosidad y el sacrificio, pero también el sentido de la decepción, la sensación de haber malgastado, tal vez, el tiempo. Better Call Saul es una serie muy de nuestro tiempo, con su punto cínico, mostrado sobre todo en el sentido del humor, por ejemplo al seguir a ese matrimonio de estafadores que considera, muy sinceramente, que no han hecho más que llevarse lo suyo; a Jimmy revolviendo literalmente en la basura para encontrar pruebas para un caso. Hay algo en él de moderno Robin Hood, sobre todo cuando parece encontrar su nicho legal ofreciendo sus servicios como abogado a los ancianos, pero siempre punteado por esa mirada irónica. En realidad, todos los personajes –también Mike, para el que todo ha cambiado con la muerte de su hijo, y el consejo que le dio, o Chuck, el hermano "superior"– tienen un punto trágico que los convierte en tremendamente interesantes, y de los que estamos deseando seguir su evolución.

8/10
Better Call Saul (3ª temporada)

2017 | Better Call Saul | Serie TV

Tercera temporada, magnífica como las anteriores, de la serie spin-off de la también fantástica Breaking Bad. Con los personajes principales ya claramente perfilados por Vince Gilligan y Peter Gould, podemos ahondar en sus conflictos con nuevas situaciones muy bien presentadas. Por un lado tenemos a Jimmy McGill (Bob Odenkirk), verdaderamente en estado de shock después de haber confesado generosamente una artimaña que sirvió para birlarle a su hermano Chuck (Michael McKean) un cliente del despacho de abogados, pues el otro jugó con él para tener pruebas con que incriminarle y echarle de la dedicación profesional del derecho. Y su socia y novia ocasional, Kim Wexler (Rhea Seehorn), no sabé cómo afrontar la situación. Mientras, Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks), siente que debe vengar la muerte de un inocente a manos del narco Héctor Salamanca, lo que le lleva a conocer al CEO de Los Pollos Hermanos, o sea, al viejo conocido de Gus Fring (Giancarlo Esposito). La relación entre todos irá entretejiéndose y reforzándose cada vez más. Nunca deja de sorprender el excelente pulso narrativo, cómo se puede prolongar la escena más nimia para dotarla de sorprendente suspense y empaque, con una puesta en escena sencillamente soberbia. Los diálogos son magníficos, hay hondura casi shakespereana a la hora de dibujar el patetismo de los personajes, la convivencia de los puntos fuertes con los débiles, cierta generosidad y grandeza de ánimo con artimañas y trampas para salirse uno con la suya. Hay momentos divertidos, pero con un punto de amargura y humorada negra, porque recocemos la realidad que subyace en ciertas mezquindades. Y nuevamente, en la relación fraterna entre Jimmy y Chuck hay resonancias bíblicas que hacen pensar en Caín y Abel redivivos y reinventados. Además, viejos personajes de Breaking Bad son introducidos aquí por primera vez, para delicia de los fans, como la eficaz secretaria de Jimmy.

8/10
Breaking Bad (4ª temporada)

2011 | Breaking Bad | Serie TV

Esta temporada da una vuelta de tuerca más a la particular bajada a los infiernos de Walter White, un profesor de química que se convierte en un pez gordo del mundo de las drogas para dejar bien provista a su familia, y que en paralelo va perdiendo humanidad episodio tras episodio. Su particular asociación con Jesse Pinkman, un antiguo alumno suyo experto en metanfetaminas, se va degradando a medida que Jesse entiende que su profesor es mucho más oscuro y más criminal que él.

8/10

Últimos tráilers y vídeos