IMG-LOGO

Biografía

Rita Cortese

Rita Cortese

Rita Cortese

Filmografía
La odisea de los giles

2019 | La odisea de los giles

Una amable película que viene a decir que algunos ladrones sí son gente honrada. Adapta “La fábrica de la Usina”, una novela de Eduardo Sacheri que se hizo acreedora del Premio Alfaguara en 2016. Y en el seguimiento de un esquema de película de robos perpetrado por “no-profesionales”, sigue las pautas de filmes como Atraco a las tres y Granujas de medio pelo, y en su deuda a los clásicos cinematográficos del subgénero, se permite una justa cita a Cómo robar un millón y..., del gran William Wyler. En una población rural cercana a Buenos Aires, un grupo de giles –termino para designar a la buena gente, trabajadora, tal vez algo ingenua...–, liderado por Fermín Perlassi, vieja leyenda del fútbol local, suman fuerzas y dinero para formar una cooperativa agrícola aprovechando los silos e instalaciones de una explotación abandonada. Unos pocos dólares aquí y otros pocos allá devienen en cantidad suficientemente importante para ser depositada en la caja de seguridad de un banco. Cuando el director de la entidad aconseja a Perlassi ingresar el dinero en una cuenta para obtener el crédito que necesitan para realizar toda la inversión, se produce el corralito de 2001 que afectó a toda Argentina, y pierden todo lo que que tenían. No es la única desgracia que se produce, y el disgusto de todos es mayor cuando se enteran de que han sido estafados, el director del banco y uno de sus clientes más importantes, Fortunato Manzi, sabían lo que se avecinaba. Un año después, un cúmulo de circunstancias les lleva a un descubrimiento excepcional: Manzi ha excavado una cámara de seguridad en medio del campo, donde oculta todo el dinero robado. Trazarán entonces un plan para hacer justicia. Sebastián Borensztein, responsable de títulos de interés como Un cuento chino y Capitán Kóblic, dirige y coescribe el film con el autor de la novela, y volviendo a contar con Ricardo Darín como productor y en el capítulo interpretativo, aunque aquí integra un reparto bastante coral, es protagonista pero menos. La narración se hace amable de cabo a rabo gracias a la dignidad y decencia de los personajes, divertidos y con rasgos entrañables, desde los hermanos tan contentos con sus teléfonos móviles, al antiguo zapador del ejército, pasando por el hijo que necesita independizarse de la madre y volar por su cuenta, o el otro que deja sus estudios para ayudar en casa tras las crisis, o al anarquista de boquilla al que encarna Luis Brandoni. Y por otro lado, está bien trazada y explicada la peripecia de quienes, estudiando bien las cosas, roban a un ladrón y merecen lo mejor por ello.

7/10
Relatos salvajes

2014 | Relatos salvajes

El bonaerense Damián Szifron se consagra con Relatos salvajes, representante de su país en los Oscar de 2014, tras escribir y dirigir un par de notables series y otros tantos largos. Esta vez cuenta como productor con el español Pedro Almodóvar, que se distingue por su ojo para no perder dinero allí donde está involucrado. Conviene no dar demasiados detalles de los seis Relatos salvajes que componen la trama, todos ellos de planteamiento más o menos sorprendente, y llenos de giros. Una modelo que coge un avión inicia una conversación con otro pasajero en la que saldrá a la luz una inquietante conclusión. Una camarera reconoce a un cliente como parte de su pasado. Un tipo conduce por una carretera solitaria, cuando otro conductor le juega una mala pasada. Un ingeniero llega tarde al cumpleaños de su hija porque la grúa se le ha llevado el vehículo. Un irresponsable joven de familia adinerada atropella a dos personas. Una novia descubre durante el banquete de bodas que su marido le ha sido infiel. En tono sarcástico, lleno de cinismo y con numerosos toques de humor negro, Szifron lanza una mirada al lado más salvaje del ser humano. Viendo sus imágenes, aterroriza hasta dónde es capaz de llegar una persona cuando se siente cargada de razón. La clave de la intensidad de la cinta reside en que sus personajes logran que el espectador en cierta medida se sienta identificado con sus reconocibles frustraciones, al estilo de lo que ocurría con un enloquecido Michael Douglas en Un día de furia, con la que esta cinta –especialmente el capítulo de la grúa– tiene varios elementos en común. Merece un sobresaliente el conjunto del reparto, donde están grandes nombres del cine argentino, como Darío Grandinetti, Ricardo Darín, y Leonardo Sbaraglia, estos dos últimos memorables como ciudadanos corrientes desbordados en situaciones extremas. Tiene mérito que aunque Relatos salvajes se componga de capítulos totalmente independientes, logre una unidad de conjunto, pues no produce la sensación de que unos tramos no estén a la altura de otros, o de que sean historias aisladas. Como en todos sus trabajos, Szifron deja patente su pasión por los productos audiovisuales estadounidenses. Así, si en la excelente serie Los simuladores tomaba como referencia Misión imposible, y en el hilarante largo Tiempo de valientes se rastreaba la sombra de Arma letal, aquí ha tomado como modelo Pulp Fiction y en general el cine de Quentin Tarantino.

7/10
Los Marziano

2011 | Los Marziano

Los Marziano son tres hermanos. Luis y Juan están peleados desde hace tiempo, no se hablan. La tercera, Delfina, sirve de endeble puente entre ellos. Luis tiene una buena posición económica, vive en una lujosa urbanización, y juega al golf, su deporte favorito, todo lo que quiere; pero está obsesionado con los pozos que hay en el campo, piensa que alguien los cava adrede para provocarle un accidente fatal, y de hecho ha llegado a romperse un brazo. Mientras, Juan se ha presentado en Buenos Aires por un supuesto problema neurológico, de pronto, nadie sabe bien por qué, es incapaz de leer; descubrimos que es un perdedor nato, falto de dinero, divorciado y con una hija a la que podría ver por su cercano cumpleaños; la trama juega a sembrar en el espectador la duda de si su problema de salud no será puro fingimiento. Ana Katz y Daniel Katz conciben una historia ligera, que evita las estridencias, y que habla en unos y otros de la necesidad de amar y ser amados, sobre todo de esto último, lo que a veces se logra llamando la atención, pidiendo ayuda por cauces insólitos. La película quizá no sea memorable, pero es correcta y sutil, de modo especial en su esperado desenlace, cómo será el reencuentro entre los hermanos enfrentados.

5/10
Verdades verdaderas. La vida de Estela

2011 | Verdades verdaderas. La vida de Estela

En 1976, un Golpe de Estado de las Fuerzas Armadas desalojó al Gobierno constitucional argentino, y una política de terror y avasallamiento de los derechos humanos se instaló en el poder. En pocos años, esta política desembocó en una espiral de violencia oculta y silenciosa que asesinó a 30.000 ciudadanos de toda edad y condición social. Se los mal llamó desaparecidos, y había entre ellos pequeños de corta edad y criaturas en proceso de gestación que vieron la luz en las cárceles de la dictadura militar y que fueron robados por sus mismos secuestradores que los anotaron como hijos propios

Dos hermanos

2010 | Dos hermanos

Susana y Marcos son dos hermanos de edad madura, cercanos a los sesenta. Ambos son solteros y viven en Buenos Aires, y mientras que él se dedica a la orfebrería, ella se las apaña con trapicheos inmobiliarios. Los dos son muy distintos: Susana es arrolladora, incapaz de estar callada o de dejar que los demás hagan su vida en paz; Marcos, por el contrario, es un hombre tranquilo, incluso apocado, que ha vivido toda su vida con una gran dependencia de su madre. Y precisamente el mundo de ambos cambia cuando la madre muere. Ahora sólo se tienen el uno al otro, pero la relación será difícil. El argentino Daniel Burman (Todas las azafatas van al cielo) ha ido haciéndose poco a poco con una filmografía muy personal, que a menudo recoge temas de fondo en torno a diversas crisis de identidad. Aquí trata el tema de la soledad en edad adulta. Por primera vez parte de material escrito previamente, la novela de Diego Dubcovsky "Villa Laura". Sin embargo, mientras que en otras películas como El abrazo partido o Derecho de familia, la puesta en escena convencional, el ritmo pausado y aun tedioso, y la casi ausencia de dramatismo, eran compensadas por el interés de la historia y el realismo de las cuestiones planteadas, en Dos hermanos no ocurre lo mismo: lo que cuenta apenas atrapa. Es más, resulta aburridísimo. Y ni siquiera el ligero remonte final logra que el conjunto sea satisfactorio. Por eso es una pena que se echen a perder las magníficas interpretaciones de la pareja protagonista, sobre todo la del espléndido veterano Antonio Gasalla.

4/10
Horizontal/Vertical

2008 | Horizontal/Vertical

Mosaico de historias con mucho morbo y escaso interés, que transcurren a la vez en un edificio, algo bastante improbable, por el retorcimiento de cada una de ellas.

3/10
Un tipo corriente

2002 | Samy y yo

Samuel Goldstein está en crisis. Ronda los cuarenta años, su actividad profesional como escritor de guiones televisivos no acaba de despegar y no digamos su patética situación sentimental, prácticamente en bancarrota. Samy quiere hacer algo grande con su vida, escribir un libro de verdad…, pero su autoestima está por los suelos. Y, sin embargo, del modo más inesperado, una luz se encenderá en el túnel cuando conozca a la despampanante Mary, una tía-torbellino que le va a cantar las cuarenta. El argentino Ricardo Darín se mete en la piel de un personaje al que no nos tiene acostumbrados, el de un pobre tipo con menos gancho que Stallone en una película de David Lynch, y con un aire a lo Woody Allen. Y… lo vuelve a bordar. Hay situaciones muy cómicas, como las de la madre en el plató, y Angie Cepeda es una constante bomba a punto de estallar. Una comedia agradable, correctamente rodada y mejor interpretada.

5/10
Herencia

2001 | Herencia

Peter, un joven alemán, recala en Buenos Aires en busca de la chica a la que ama, y de la que no tiene noticias desde hace un año. Hambriento y sin dinero, pide ayuda a Olinda, Oli para los amigos, una mujer madura, desencantada con el restaurante que regenta. Oli se siente identificada con Peter por la similitud entre sus vidas, pues ella es de origen italiano y llegó a Argentina sin un duro, por lo que termina contratándole como camarero. Debut de Paula Hernández, que había trabajado como ayudante de dirección de Eduardo Mignogna, y que nos habla de la soledad, y de la esperanza en el futuro. Con una gran sencillez narrativa, consigue dibujar personajes entrañables y conmover al espectador.

6/10
Alma mía

1999 | Alma mía

Comedia de enredo no excesivamente memorable, en que una despedida de soltero es la excusa para mostrar una bizarra galería de personajes.

4/10
¿Sabés nadar?

1997 | ¿Sabés nadar?

Una mirada a la juventud a través del rodaje de una película en Mar de Plata. Supuso el debut en la dirección de Diego Kaplan, que incurrió en algo bastante habitual en los principiantes, contar una historia de cine dentro de cine, y de las dudas de unos jóvenes que se pueden identificar con las propias. La cinta tuvo el lastre de estrenarse varios años después de filmarse, por problemas legales.

4/10
El sueño de los héroes

1996 | El sueño de los héroes

Emilio Gauna ha ganado a las carreras e invitado a su barra de amigos a vivir una juerga de varios días. Al finalizar, busca reconstruir varios hechos que permanecen ocultos en su memoria por culpa del alcohol o por otras razones que no alcanza a dilucidar. Ilustre precedente, en tono dramático, de la comedia Resacón en Las Vegas. Buen trabajo del reparto.

4/10

Últimos tráilers y vídeos