IMG-LOGO

Biografía

Michael Curtiz

Michael Curtiz

75 años ()

Michael Curtiz

Nació el 24 de Diciembre de 1886 en Budapest, Hungría
Falleció el 10 de Abril de 1962 en Hollywood, Los Ángeles, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Cinco décadas de aventuras

13 Agosto 2013

En su momento se tenía la impresión de que Michael Curtiz era un eficaz artesano, pero insulso, sin estilo propio. Con el tiempo ha quedado comprobado que fue uno de los pesos pesados de la época clásica de Hollywood. Su filmografía se aproxima a los dos centenares de títulos, algunos tan conocidos como "Casablanca" o "La carga de la brigada ligera".

Nacido en Budapest, entonces parte del Imperio Austrohúngaro, en diciembre de 1886, Manó Kertész Kaminer proviene de una familia judía. Solía contar que vino al mundo el día de Nochebuena (lo que no está lo suficientemente claro), y otras historias como que abandonó pronto su hogar para unirse al circo, y que formó parte del equipo olímpico de esgrima. En realidad tuvo una infancia y juventud muy corriente.

Estudió en la Universidad Markoszy y en la Royal Academy of Theater and Art, de su ciudad natal, antes de comenzar una carrera como actor y director sobre las tablas, primero en el Teatro Nacional de Hungría. Después pasó una temporada trabajando como asistente de dirección en Copenhage, hasta que debutó como realizador en su país en 1912 con el drama mudo Ma és holnap, que firmó con el pseudónimo de Kertész Mihály.

Siguió rodando en Hungría durante muchos años hasta el final de la I Guerra Mundial en 1919, cuando tras la derrota del imperio, su lugar de residencia se convirtió en la República Soviética Húngara, bajo influencia de la URSS. Por estos cambios políticos radicales y totalitaristas, el cineasta se vio obligado a huir dejando inacabada Liliom, adaptación de una obra teatral sobre un joven que trabaja en una feria, que posteriormente daría lugar a versiones de Frank Borzage y Fritz Lang.

Se estableció en Viena, donde se puso a trabajar para Sascha Film, productora potente de gran éxito en Europa, para la que rodó alguna superproducción. Destacan las bíblicas Sodom und Gomorrha, y La reina esclava, en torno al romance de un príncipe egipcio con una joven hebrea. El film se estrenó con gran éxito en Estados Unidos, donde apasionó al legendario productor Jack Warner, que decidió ofrecerle al realizador europeo un sustancioso contrato en 1928 para que cruzara el charco y se fuera a trabajar a Hollywood. Dejó atrás a varios hijos ilegítimos e incluso rompió con su pareja, la actriz Lili Damita, con la que había reemplazado a su esposa, la también intérprete Lucy Doraine, en 1923.

Warner quería a Curtiz para otro film basado en el Antiguo Testamento, El arca de Noé, que debía superar en recaudación a Los diez mandamientos (1923), de Cecil B. DeMille, uno de los grandes hitos del cine mudo. El film contaba con un generoso presupuesto que dio para 7.500 extras –entre ellos un jovencísimo John Wayne– que debían correr en un gigantesco decorado que iba a inundarse con 15.000 toneladas de agua. La filmación de la secuencia terminó en tragedia, pues murieron tres personas y varios resultaron gravemente heridos.

Para colmo de males, mientras terminaba la fase de montaje, empezaba a triunfar el cine hablado. Curtiz añadió para disimular un par de secuencias con diálogos, pero el film fue un sonoro –nunca mejor dicho– fracaso. A pesar de todo, Warner le mantuvo el contrato al húngaro, que rodó para él numerosos títulos, los primeros de discreta acogida, como Los crímenes del museo, Infierno negro o Veinte mil años en Sing Sing.

En 1935 el productor le instó a emular el éxito de MGM con Rebelión a bordo rodando un film de aventuras marítimas en la misma línea, titulado El capitán Blood, adaptación de una novela del especialista en el género Rafael Sabatini. Jack Warner le impuso a Michael Curtiz como protagonista a Robert Donat, que había triunfado con El conde de Montecristo (1934), pero éste renunció en el último momento. El realizador decidió apostar fuerte por un completo desconocido que era ni más ni menos que el nuevo esposo de su ex, Lili Damita, que se había trasladado también a Estados Unidos. Se trataba de un joven australiano con posibilidades que atendía al nombre de Errol Flynn. Warner accedió a regañadientes, porque al fin y al cabo tenía a Flynn en nómina y por la fuerza de las pruebas que le habían hecho caracterizado como el personaje.

Por lo visto el actor no paraba de discutir con Curtiz. Pero Flynn había nacido para el género aventurero, y tenía una enorme química con la actriz principal, la entonces aún desconocida Olivia de Havilland. El film fue un gran éxito y obtuvo seis infructuosas candidaturas a los Oscar, entre ellas una para Curtiz como mejor director (la primera nominación de las cinco que cosecharía a lo largo de su carrera en esa categoría, aunque sólo triunfó en la última).

Así las cosas, Warner obligó a volver a trabajar juntos a Flyn y a Curtiz que se dedicaban los peores insultos imaginables cada vez que se veían (Olivia de Havilland también repetiría con ellos a menudo). Su siguiente trabajo juntos fue La carga de la brigada ligera, rodaje que resultó complicado porque se incendió el hotel donde se alojaban los miembros del equipo, que tuvieron que continuar su trabajo durmiendo por las noches en tiendas de campaña. A pesar de su enorme espectacularidad, la secuencia final de la caballería fue polémica por culpa de Flynn, que se quejó por el mal trato a los caballos a una sociedad protectora de animales que se encargó de organizar protestas.

Parece ser que Flynn no se llevaba mejor con otros cineastas. Le sacó especialmente de sus casillas William Keighley, que inició el rodaje de Robin de los bosques, también con De Havilland. Cuando el director le dijo que se afeitara la perilla, el actor montó en cólera y exigió a Warner que le sustituyera. Lo malo fue cuando se enteró de que el estudio había designado en su lugar a Michael Curtiz. "En cuanto ese húngaro hijo de... entre en el set, yo me marcharé", llegó a decir, pero se ve que el astro sabía que en el fondo no le iba a mal a sus órdenes y se quedó.

A pesar de la conflictiva relación de Curtiz con Flynn, el dúo rodó títulos, como Dodge, ciudad sin ley, La vida privada de Elizabeth y Essex –donde la que brillaba era Bette Davis–, Four's a Crowd y Camino de Santa Fe (también con De Havilland), o El halcón del mar, Oro, amor y sangre, Dive Bomber y The Perfect Specimen (sin la actriz). Por su parte, Curtiz rodó algún que otro título con De Havilland sin Flynn, como El rebelde orgulloso, El caballero Adverse y En busca de oro.

Cuentan que su acento húngaro era terrible y que costaba entenderle en inglés. Valga como ejemplo que una vez intentó halagar a una mujer diciéndole "querida, apestas muy bien". Michael Curtiz tenía fama de director tiránico, hasta el punto de que le molestaba detenerse para comer. "Con un vaso de leche basta", les decía a sus técnicos y alargaba los rodajes hasta la extenuación, exigiéndole máximo rendimiento a sus colaboradores. Pero era un tipo que sabía lo que quería, y lo tenía todo muy controlado. Herbert Plews, su ayudante de dirección habitual, llegó a comprobar que durante un rodaje se acordaba perfectamente de la posición de las cámaras, los focos y los actores en una escena que estaban repitiendo, varias semanas después de la primera toma.

Además, era un hombre de enorme personalidad, a quien no le preocupaban las convenciones y correcciones políticas. Cuando rodaba This is the Army, gritó durante una toma "que entren los soldados negros". George Murphy, actor principal, le dijo que la palabra 'negro' tenía una connotación racista y que debía usar 'de color'. Así que el realizador reinició la toma y dijo "que entren los soldados de color negro".

El film más importante de la carrera de Michael Curtiz fue sin duda Casablanca, adaptación de la obra teatral "Eveybody's Comes to Rick", de Joan Alison y Murray Burnett, que su amigo Hal B. Wallis le encargó por casualidad. Wallis había pensado en primer lugar en William Wyler, pero éste no estaba disponible. Pensaba que no iba a tener un gran éxito, pero aún así le pidió a Curtiz que lo rodara. El Estudio anunció como protagonistas en un primer momento a Ann Sheridan y Ronald Reagan, pero finalmente se escogió a Humphrey Bogart e Ingrid Bergman.

El rodaje fue un caos, sobre todo porque comenzó sin que estuviera acabado el guión. Los hermanos Julius J. y Philip G. Epstein tuvieron lista su parte a tiempo, pero gran parte del libreto le correspondía a Howard Koch, que se retrasó varias semanas. Los tres no estuvieron juntos nunca en la misma habitación, y además fueron realizando cambios progresivamente conforme se iban filmando las escenas.

Howard Koch cuenta que Ingrid Bergman le preguntó si su personaje tenía que amar más al personaje de Humphrey Bogart o a su marido. "Yo le dije: ‘No lo sé … a ambos por igual’. No teníamos un final, así que no sabía lo que iba a suceder .", comentó Koch. "El desenlace de la película estuvo en el aire hasta el final… Yo trabajaba todos los días en el set… Creo que en realidad nunca lo tuvimos claro… Pensamos en muchas posibilidades y finalmente decidimos el que está en la película".

El film obtuvo tres Oscar, en las categorías de mejor película, guión adaptado y dirección, lo que supuso por fin el reconocimiento de la Academia para Curtiz. Previamente, el realizador había competido por la estatuilla cuatro veces infructuosamente, por El capitán Blood, Four Daughters, Ángeles con caras sucias, y Yanqui Dandy. Además, su trabajo Sons of Liberty, de 1939, donde Claude Rains interpretaba a un notable revolucionario americano, había obtenido el Oscar al mejor corto, en 1939.

Curtiz destacaba claramente en el cine de aventuras, como demostró con las citadas películas de Errol Flynn y títulos como El lobo de mar, adaptación de la novela de Jack London, con Edward G. Robinson. Pero el cineasta supo moverse como pez en el agua por los más diversos géneros, como el western (Los comancheros), el biopic (El trompetista, The Story of Will Rogers, Francisco de Asís), el drama romántico (Flamingo Road, Alma en suplicio), el cine histórico (fue el autor de la excelente Sinuhé, el egipcio), el cine de gangsters (Ángeles con caras sucias), el musical (The Jazz Singer, el film de Elvis Presley El barrio contra mí) y hasta ocasionalmente la comedia (No somos ángeles).

La mujer de su vida fue sin duda la actriz Bess Meredyth, su tercera esposa (después de las citadas Lili Damita y Lucy Doraine), con la que se casó en 1929, y que tras dar a luz a un hijo, le acompañaría hasta el año de su muerte. Ambos mantenían una gran amistad con el productor Hall B. Wallis y su esposa, la también actriz Louise Fazenda. Aunque al parecer, Michael Curtiz le era constantemente infiel a Meredyth, y se llegaron a separar brevemente, ella fue una colaboradora esencial que le ayudaba cuando no entendía parte del guión, por su defectuoso inglés, o para solucionar diversos problemas durante los rodajes.

Frente a sus coetáneos Howard Hawks o John Ford, idolatrados por los críticos de Cahiers du Cinema con la vitola de autor, Michael Curtiz fue menos considerado por ellos. Pero fue un maestro de la planificación, y en su filmografía se repiten algunos temas como el sufrimiento y la muerte. Además, era capaz de rodar finales realistas y coherentes en una época en la que en Hollywood primaba la ley del 'happy end', fuera éste creíble o no (recuérdense los finales de Casablanca o Murieron con las botas puestas).

El 10 de abril de 1962, Michael Curtiz fallecía a consecuencia del cáncer. Tras cinco décadas en activo, el prolífico cineasta murió 'con las botas puestas', pues dejó pendiente de estreno el excelente western Los comancheros, protagonizado por John Wayne.

Oscar
1944

Ganador de 1 premio

Filmografía
Los comancheros

1961 | The Comancheros

En esta ocasión el mítico John Wayne interpreta a Jake Cutter, uno de sus más inolvidables papeles. Se trata de un ranger de Texas que se hace pasar por un contrabandista de armas para capturar a un despiadado grupo de bandidos conocidos como "Los comancheros", debido a que su negocio consiste en la venta de armas para los indios. Paradójicamente, es ayudado por Paul Regret, un hombre al que acaba de detener acusado de haber cometido un asesinato. Inesperadamente, ambos se hacen amigos y terminan por cooperar. En su noble misión tendrán también un inesperado aliado, una bella joven que, en principio, forma parte del grupo de los criminales. Los comancheros fue la última película de uno de los grandes nombres del cine, Michael Curtiz, conocido principalmente por ser el director de Casablanca, pero también autor de míticos títulos de aventuras como El halcón del mar, la mejor de una larga lista de títulos protagonizados por el actor Errol Flynn. En su despedida podemos observar en su conjunto todas las cualidades de este gran realizador, en especial su excelente ritmo narrativo y su cuidada dirección de actores. Uno de los puntos principales por el que es recordada esta película es la magistral y pegadiza banda sonora, compuesta para la ocasión por el maestro Elmer Bernstein, autor de las mejores partituras del género, entre ellas la del filme Los siete magníficos.

6/10
Francisco de Asís

1961 | Francis of Assisi

Biopic del carismático santo, hijo de un rico comerciante de telas, que decidió abandonar las comodidades de su residencia paterna, para dedicarse a servir a Dios y a los pobres. Al final de su carrera el veterano Michael Curtiz rodó en escenarios naturales en Europa. Sin ser uno de sus trabajos más memorables, logra un resultado digno, con actores que dan la talla, y un guión fiel a los hechos.

4/10
Escándalo en la corte

1960 | A Breath of Scandal

Viena, principios del siglo XX. Una hermosa princesa austríaca se enamora de un ingeniero plebeyo, a pesar de la oposición de su madre. El director de Casablanca dirige una fresca comedia romántica.

6/10
Las aventuras de Huckleberry Finn (1960)

1960 | The Adventures of Huckleberry Finn

Michael Curtiz realiza su versión particular de las aventuras del pequeño Huck, un muchacho sureño de finales del siglo XIX, que en compañía del esclavo negro Jim, cruza en balsa el río Mississippi. Por el camino tendrán que sortear peligros y evitar a los traidores que quieren capturarlos. Nueva versión del clásico de Mark Twain, que aunque quizá no supera la versión de Richard Thorpe de 1939, sí alcanza un nivel aceptable gracias a la talentosa dirección de Curtiz (Casablanca, Ángeles con caras sucias).

5/10
El justiciero

1959 | The Hangman

"The Hangman" es un eficaz agente de la ley que tiene en su haber un récord de capturas de criminales. El eficaz tipo llega a un pequeño pueblo persiguiendo a un sospechoso de robo. Hangman hará cuanto esté en su mano para detenerlo, pero no tendrá las cosas fáciles porque el sospechoso es muy querido en el pueblo. Así que sus paisanos deciden unirse en plan Fuenteovejuna para evitar su arresto. Se trata de uno de los últimos títulos del cineasta Michael Curtiz que ya contaba con 70 años. En esta ocasión dirigió al galán Robert Taylor al que todavía le quedarían películas por hacer pero ninguna de éxito similar al cosechado en títulos como Ivanhoe o Quo Vadis.

4/10
Un hombre en la red

1959 | The Man in the Net

Thriller de suspense en el que aparecen dos nombres míticos del Hollywood clásico como Michael Curtiz y Alan Ladd, aunque la mejor época de ambos ya había pasado hace tiempo y el film pasó bastante desapercibido en la época, no estrenándose siquiera en España. Su trama parte de una novela de Hugh Wheeler y tiene lugar en la apacible ciudad de Connecticut. Hasta allí se traslada el pintor John Hamilton junto a su esposa Linda, una mujer algo desequilibrada y con problemas derivados del alcohol. Cuando ella desaparece John comienza a ser considerado sospechoso de haberla matado, debiendo probar su inocencia.

4/10
El rebelde orgulloso

1958 | The Proud Rebel

John Chandler, veterano confederado de la Guerra Civil, intenta que su pequeño hijo recupere el habla. El chico quedó mudo desde el trauma que le produjo ser testigo de la destrucción de su hogar y la muerte de su madre a manos de soldados del Norte. Para curar al chico viaja hasta Illinois en busca de un médico y recala en el pequeño pueblo de Aberdeen, en donde un doctor le da esperanzas. Sin embargo, al llegar a la ciudad Chandler es acusado de un delito que no ha cometido, por lo que deberá demostrar su inocencia. La presencia de Alan Ladd y un niño (en este caso encarnado por su hijo David) hace que este western entronque directamente con Raíces profundas (1953). Aunque no alcanzó las cotas míticas de ésta, El rebelde orgulloso logró unos ingresos de 2 millones y medio de dólares en taquilla. Además volvió a reunir a Michael Curtiz con Olivia de Havilland tras su primera película juntos, El capitán Blood (1935).

7/10
El barrio contra mí

1958 | King Creole

Nueva Orleans. Danny Fisher es un joven de familia humilde que tiene una voz prodigiosa y comienza a cantar en el barrio logrando éxito en poco tiempo. Pero un gángster intentará embaucarle en sus turbios asuntos. Michael Curtiz (Ángeles con caras sucias, Casablanca) dirigió al mítico Elvis Presley en este musical donde el muchacho hacía alarde, una vez más, de su talento para la música. A pesar de que no destacó nunca como buen intérprete, sí que era carismático y el director salió bastante contento del trabajo que realizó el rey del rock en este film. Al cantante le acompañan Walter Matthau y Carolyn Jones.

6/10
Para ella un solo hombre

1957 | The Helen Morgan Story

Helen Morgan nació en 1900 y pronto destacó por su talento para cantar recibiendo buenas oportunidades en Broadway. Su cálida voz y su imagen sensual la convirtieron en un icono de la música, que también le ayudó para trabajar en el terreno cinematográfico, donde rodó 8 títulos. Se casó dos veces y tuvo una vida tumultuosa, acuciada por el intenso abuso del alcohol, y murió de cirrosis a los 41 años. Michael Curtiz dirige la biografía de la cantante con Ann Blyth (Alma en suplicio) de protagonista, y cuenta también con la participación de Paul Newman, en uno de sus primeros papeles en el cine.

4/10
No somos ángeles

1955 | We're No Angels

En plena Navidad, tres presos llamados Joseph, Jules y Albert pretenden escapar de la Isla del Diablo donde están cautivos. Cuando llegan a una tienda a la que quieren robar, el destino hace que hagan amistad con el encargado, Felix Ducotel, un hombre amable al que acabarán ayudando. Divertida comedia donde el destino de los tres protagonistas da tal inesperado giro que convertirá a tres fugitivos de la justicia en unos bondadosos caballeros con buenas intenciones en vísperas navideñas. Destaca la presencia de Humphrey Bogart, tan acostumbrado al cine de gangsters, y que aquí sale acompañado del genial Peter Ustinov (Quo Vadis) y Aldo Ray (Amor a medianoche). Michael Curtiz dirige el cotarro.

6/10
Navidades blancas

1954 | White Christmas

Dos geniales cantantes y bailarines, interpretados por Bing Crosby y Danny Kaye, se unen una vez terminada la Segunda Guerra Mundial para actuar juntos. En poco tiempo, se convierten en la nueva sensación del mundo del espectáculo. Sus espectaculares números causan la atracción del público. Con el fin de ampliar su show, viajan a Vermont junto a dos hermanas que se han unido a su compañía, interpretadas por Rosemary Clooney y Vera-Ellen. Los cuatro se llevan de maravilla, y su compenetración sobre el escenario es perfecta. Pero los problemas surgen cuando descubren que el hotel donde se hospedan, camino de Vermont, es propiedad de su antiguo general durante la guerra, que pasa por una desesperante situación económica. Una animosa comedia musical, en la que merecen la pena los números de baile de los protagonistas. Muy recomendable para los amantes del género, y apropiada para las emotivas fechas navideñas. Se incluyen canciones clásicas de Irving Berlin, como "Count your blessings instead of sheep", o "Sisters".

6/10
El muchacho de Oklahoma

1954 | The Boy from Oklahoma

Film del oeste a cargo del talentoso Michael Curtiz (Casablanca, Robin de los bosques), que sabía imprimir un ritmo siempre adecuado a sus películas. El joven Tom llega al pueblo de Blue Rock con la intención de ser abogado. Allí es nombrado sheriff por el alcalde, Barney, un tipo que es dueño del bar y que gobierna el pueblo a su antojo. De hecho nombra a Tom porque presupone que podrá manejarle como a un pelele. Sin embargo, Tom es pacífico y mucho más difícil de despreciar de lo que parece. Las cosas se complicarán cuando conozca a la hermosa hija del anterior alcalde, muerto en raras circunstancias. El reparto, sin ser extraordinario, está perfecto.

5/10
Sinuhé, el egipcio

1954 | The Egyptian

Un niño abandonado es adoptado por una de las mujeres más poderosas de Egipto. Con el tiempo es considerado el médico más famoso de su época, por lo que es llamado para atender al faraón. En la corte se enamora de una bella cortesana, Nefer. Mantiene un romance con ella, pero resulta ser una ambiciosa y malvada mujer, por lo que decide volver con su amiga de siempre (Jean Simmons), que será asesinada por sus convicciones religiosas. El mítico realizador Michael Curtiz (Casablanca) llevó a la pantalla la exitosa novela homónima de Mika Waltari, con un reparto plagado de estrellas y la sólida producción de Darryl F. Zanuck (Las uvas de la ira).

6/10
Un conflicto en cada esquina

1953 | Trouble Along the Way

Stephen 'Steve' Williams es un entrenador de fútbol que acepta trabajar en un colegio católico, el cual está al borde de la bancarrota, y se ve involucrado en un tongo de fichajes que intentará solucionar. Por otra parte, luchará por arreglar el tema de la custodia de su hija Carol, tras el divorcio de su ex mujer. Entretenida película deportiva, que se combina con el drama del protagonista respecto al asunto personal de su matrimonio. Fue la primera película como productor del guionista Melville Shavelson, quien tuvo algunas desavenencias con John Wayne durante el rodaje.

4/10
The Story of Will Rogers

1952 | The Story of Will Rogers

El actor Will Rogers Jr. interpreta a su padre y famoso cómico Will Rogers, en esta película basada en una historia trazada por Betty Blake Rogers, mujer del biografiado y con quien tuvo cuatro hijos. Dirige la fiesta el gran Michael Curtiz y entre el reparto destaca la presencia de Jane Wyman. La película recoge de modo demasiado pausado y sentimental la vida de Rogers, desde su rancho idílico de Oklahoma, en donde hace la corte a su futura mujer, hasta alcanzar la cima en el mundo de la farándula en la primera década del siglo XX y más tarde en el espectáculo Ziegfeld Follies de los años 20 (recogido en la película El gran Ziegfeld).

5/10
Jim Thorpe, el declive de un campeón

1951 | Jim Thorpe -- All-American

Biopic del mencionado Jim Thorpe, un indio de la tribu de los Fox y Sac que en los Juegos Olímpicos celebrados en Suecia en 1912 consiguió ganar dos medallas de oro. Convertido años después en una fulgurante estrella del fútbol americano e incluso presidente de la liga de fútbol profesional de los Estados Unidos, terminó sus días totalmente alcoholizado. La película es una buena muestra de superación personal y se posiciona a favor de los indios, mostrando la humillación que éstos sufrieron por parte del hombre blanco. Un caso parecido fue el de Billy Mills, otro indio que ganó la carrera de los 10.000 metros en los juegos Olímpicos de Tokio y que dio origen también a otra película titulada Running Brave, de D.S. Everett (1983). Este filme fue otra excelente ocasión para que Burt Lancaster demostrase sus habilidades gimnásticas. En España no se estrenó en los cines pero se exhibió en televisión. También se le conoce con el título original que tuvo en Inglaterra: "El hombre de bronce".

5/10
I'll See You in My Dreams

1951 | I'll See You in My Dreams

Biografía de Gus Kahn, célebre compositor de canciones. La cinta narra su ascensión y posterior caída, y su estrecha relación con Grace, su esposa. Destaca el trabajo de Doris Day, que interpreta a Grace. El director Michael Curtiz (Casablanca) demuestra con esta película que se mueve como pez en el agua en cualquier género.

6/10
La fuerza de las armas

1951 | Force of Arms

En plena Segunda Guerra Mundial, cuando los aliados han puesto el pie en la costa del sur de Italia, el sargento Pete se va a enamorar de la teniente Eleanor. Ambos se sienten atraídos, pero por otra parte sienten que no es el momento mejor para iniciar una relación. El todoterreno Michael Curtiz filma un buen título bélico, donde se cuidan los aspectos humanos, nos recuerda que el amor también puede surgir en tiempos de guerra. William Holden y Nancy Olson hacen buena pareja.

5/10
El trompetista

1950 | Young Man With a Horn

Una novela de Dorothy Baker sirve al maestro Michael Curtiz (Robin de los bosques, Casablanca) para contar la historia de un trompetista de jazz, inspirada lejanamente en la vida del legendario Bix Beiderbecke, pionero jazzmen en los años 20 y el mejor solista de raza blanca de la época. A modo de relato nostálgico, narrado por su amigo Smoke, nos adentramos en la vida de Rick Martin, de cómo se enamoró de la música a temprana edad y aprendió a tocar la trompeta de la mano del maestro Art Hazzard. Con los años, Rick llega a ser un trompetista de éxito en el Nueva York de los años cuarenta, aunque él vive la música de otra manera, ajena al espectáculo y al dinero, como un auténtico obseso en busca de la nota perfecta. Es feliz rodeado de sus tres grandes amigos: Willie "Smoke" Willoughby, la entrañable cantante Jo Johnson y su maestro Art Hazzard . Rick jamás se separa de su trompeta, y no ama nada más en la vida. Pero, claro, el amor acaba llamando a su puerta. Y lo hace rotundamente, en forma de Amy, una sofisticada mujer, muy misteriosa y de impresionante belleza, quien logra separarle de su "alter ego", como ella llama a la trompeta de Rick. Sin embargo, sin esa parte de su vida ("la mejor", en sus propias palabras) Rick se sentirá cada vez más perdido. Curtiz ofrece un film muy notable, en donde el drama del artista y el jazz como expresión conforman el núcleo central. El sutil manejo de la cámara, cómo se mueve suavemente entre los personajes, es sencillamente perfecto. Gran parte del sólido resultado de la película se debe al excelente reparto. Kirk Douglas, que entonces despuntaba en su carrera, convence con un papel difícil, lleno de pasión, y Lauren Bacall está cautivadora y desconcertante en su interpretación de la distante Amy, un personaje que se antoja, es cierto, un poquito forzado y que habría demandado algo más de espacio en el guión. Acompañan a las dos estrellas una bondadosa Doris Day, que canta algunos temas maravillosos, como “With a Song in My Heart” o “I May Be Wrong”, y el legendario pianista y compositor Hoagy Carmichael, que interpreta al fiel amigo Smoke. Como se podría esperar, la película está llena de música jazz y ofrece algunas escenas muy logradas, como la de la primera improvisación de Rick y Smoke en la pista de baile, y que les cuesta a los dos el puesto de trabajo. El gran trompetista Harry James fue el encargado de doblar la música que tocaba en pantalla Kirk Douglas. Destaca el fascinante y reiterativo tema “Melancholy Rhapsody”.

7/10
El rey del tabaco

1950 | Bright Leaf

Finales del siglo XIX. Brant es un emprendedor cultivador de tabaco que está decidido a enriquecerse. La joven Sonia le ayudará a conseguir sus metas, pero el ansia de poder le lleva a desear cada vez más. La avaricia le empuja incluso a casarse con Margaret, la hija de su enemigo, rechazando a Sonia que le ama de verdad. Gran melodrama dirigido por Michael Curtiz, con un elenco de campanillas. Gary Cooper en el papel de ambicioso empresario, una Patricia Neal ingenua y astuta, y una Lauren Bacall bellísima y enamorada.

6/10
The Lady Takes a Sailor

1949 | The Lady Takes a Sailor

La exitosa empresaria Jennifer Smith es conocida y valorada por su sinceridad y honestidad en el trabajo. Algo que está a punto de cambiar un día de asueto que decide salir a dar un paseo en barca. Ésta se hunde al tiempo que descubre por casualidad un secreto prototipo de submarino. A su dueño no le ha hecho ni pizca de gracia y de hecho, no se cree que ella estuviera allí por "casualidad". Así que está decidido a no parar hasta desacreditar a la sincera empresaria. Película menor del oscarizado Michael Curtiz, responsable de la inolvidable Casablanca.

4/10
Flamingo Road

1949 | Flamingo Road

Melodrama que mezcla el amor y la política con el sueño americano, y todo ello con una intensa interpretación del reparto. La historia se ambienta en la llamada calle del éxito, Flamingo Road. La protagonista –enorme Joan Crawford– vuelve a formar pareja con Zachary Scott quien la acompañó cuatro años antes en Alma en suplicio. La Crawford interpreta a una bailarina de carnaval que se enamora de un político en ciernes, pero un astuto político rival se opondrá a esa relación. Gran dirección de Michael Curtiz (Casablanca).

6/10
Vivir con papá

1947 | Life with Father

Nueva York, finales del siglo XIX. Clarence, un rígido hombre de familia, observa cómo sus cuatro hijos se hacen mayores. Por ejemplo, el hijo mayor quiere vestir como alguien adulto, y empieza a gustarle mucho Mary, una chica que ha pasado el fin de semana con la familia. Además, se produce un revuelo cuando su esposa Winnie se entera de que no está bautizado, lo que significaría, entre otras cosas, que no están casados. La situación le traerá algún que otro quebradero de cabeza pues él insiste en que los chicos han de seguir sus normas. Amable comedia familiar con éxito de público, basada en las memorias del personaje protagonista, está dirigida por Michael Curtiz (Robin de los bosques, Casablanca). El gran William Powell obtuvo su tercera nominación a los Oscar y la jovencita Elizabeth Taylor fue alabada por la crítica.

4/10
Sin sombra de sospecha

1947 | The Unsuspected

Cinta de intriga a cargo del director de Casablanca, Michael Curtiz. Sigue a un locutor de radio, experto en crímenes, que es un genio a la hora de describir delante de los micrófonos los más misteriosos casos de asesinatos. Sin buscarlo, él mismo se convierte en personaje principal en uno de los casos que está radiando a los oyentes, al aparecer ahorcada su mismísima secretaria. Protagoniza Claude Rains, el famoso gendarme francés de la citada y mítica Casablanca.

6/10
Noche y día (1946)

1946 | Night And Day

Cuenta la vida del genial músico Cole Porter, compositor, entre otras, de canciones como "I get a kick out of you", "My heart belongs to daddy" o "You're the top". La película comienza en la Universidad de Yale, en el día de la graduación de Porter. Su ilusión y su máxima ambición es formar una gran orquesta y dedicarse a componer grandes canciones. Pero esto no es tan fácil como parece, a pesar de contar con un enorme talento. Porter se las verá negras para conseguir sus primeros contratos, y tendrá que luchar contra todo tipo de inconveniencias y contratiempos. Es una de las películas menores del director Michael Curtiz, inmortalizado en la historia del cine por Casablanca (1942), que brilló sobre todo en películas de aventuras como El capitán Blood (1935), La carga de la brigada ligera (1936), y Robin de los bosques (1938). Aquí aporta su habilidad para moderar el ritmo de la acción y su creatividad visual. A las siempre satisfactorias interpretaciones de Cary Grant, se une un equilibrado reparto encabezado por Alexis Smith. La película es entretenida, y el acompañamiento musical es magnífico.

6/10
Alma en suplicio

1945 | Mildred Pierce

Por complacer los deseos de su hija, Mildred Pierce lo sacrifica todo. Pero la ingratitud anida en Veda, y es que ceder a los caprichos de una hija malcriada se acaba pagando. Michael Curtiz adapta, incidiendo especialmente en los aspectos melodramáticos, la obra del novelista de serie negra James M. Cain "Mildred Pierce". El papel más goloso es para una espléndida Joan Crawford, que ganó el Oscar, pero sus compañeras Eve Arden y Ann Blyth también serían nominadas.

7/10
Roughly Speaking

1945 | Roughly Speaking

Louise es una mujer independiente que en los años 20 no está dispuesta a admitir el papel que la sociedad tiene deparado para ella. Está decidida a triunfar en el mundo de los negocios, y más concretamente, en el que ha heredado de su padre. Así que se inscribe en un curso para prepararse donde sólo hay hombres, pues se trata de un terreno prácticamente vetado a las mujeres. Pero los planes de Louise no salen tal y como había pensado ya que se enamora de un hombre de negocios con el que se casa. Tienen muy pocas cosas en común y él no la apoya en su deseo de sacar adelante el negocio paterno. Curioso drama basado en la historia real de la protagonista. Es interesante la lucha que vive Louise por cumplir su sueño y a la vez por vivir como toca en aquellos años. Compaginar ambas ambiciones es una misión casi imposible.

5/10
Pasaje a Marsella

1944 | Passage to Marseille

Durante la II Guerra Mundial, un periodista se presenta en una base aérea inglesa para hacer un reportaje sobre el escuadrón francés que ahí se alberga, y que no acepta el régimen de Vichy. El comandante de la base le cuenta la historia de Jean Matrac, uno de sus pilotos más carismáticos, que se comunica con su esposa que está en Francia con un hijo al que aún no ha visto, lanzándole mensajes en una cápsula de metal. Dos años después de Casablanca, el director Michael Curtiz volvió a contar con parte del equipo –todos bajo contrato con Warner–. Vuelven así a acompañarle los actores Humphrey Bogart, Claude Rains y Peter Lorre, y el compositor Max Steiner. Esta vez dirige un apreciable film de aventuras bélicas, que hace un original uso del flash-back, construyendo una especie de juego de muñecas rusas, cada flash-back contiene otro: el narrador omnisciente inicial, el relato del comandante al periodista, el relato en el barco que se dirige a Marsella, la historia de Matrac contada en la isla prisión de la Guayana Francesa. De este modo se produce un cambio de tono perfectamente controlado en todo momento, conviviendo la trama bélica, la de un motín en el mar, y la carcelaria.La película, rodada en plena Segunda Guerra Mundial, toma sus riesgos -desde luego, en el desenlace-, y evita cualquier edulcoramiento, incluso al mostrar la crueldad con el enemigo.

6/10
Mission to Moscow

1943 | Mission to Moscow

La película se basa en el libro autobiográfico de Joseph E. Davies, quien recuerda su experiencia como embajador de los Estados Unidos en la URSS. La película es bastante fiel a la obra y tien, por tanto, como protagonista al citado diplomático. Su presencia en la potencia comunista sirve para conocer a su líder -Stalin- y la realidad que vivía el país en los años previos y durante la Segunda Guerra Mundial. El punto de vista de Davies es bastante benevolente, lo que le granjeó algún que otro problema a la película en los años venideros de la Guerra Fría.

4/10
This Is the Army

1943 | This Is the Army

Un bailarín es llamado para formar filas en la I Guerra Mundial. Un amigo suyo organiza un grupo en Nueva York para sacar adelante el espectáculo Yip! Yip!

Capitanes en las nubes

1942 | Captains of the Clouds

Brian es un piloto canadiense que hizo negocios con varios compañeros, ocasión que aprovechó para birlar la novia a uno de ellos y casarse con ella. Pasado el tiempo estalla la Segunda Guerra Mundial se alista como piloto de RCAF, y allí coincidirá con el antiguo novio de su mujer. Drama bélico rodado en technicolor por el todoterreno Michael Curtiz. El reparto es estupendo, aunque la trama no demasiado brillante. El film tuvo dos nominaciones al Oscar en apartados técnicos.

5/10
Casablanca

1942 | Casablanca

“Hay valores por los que merece la pena hacer sacrificios”, así define el guionista Howard Koch la esencia de una película de las de antes pero con vibración de eternidad. El paso de los años se revela anecdótico en historias que, como ésta, no han sido concebidas para definir una época, sino para estremecer el corazón del hombre. Casablanca es un clásico sencillamente porque lo que en ella está en juego –ese puñado de valores de los que habla Koch- siempre interesa, y atrae, y emociona. Y si la historia del Rick’s Café Américain vino a convertirse en el paradigma del romanticismo, no es menos cierto que desde su alumbramiento allá en 1942 quedó también inventada una nueva terapia contra la desesperación, una medicina que conviene recetarse cuando perdemos algo de eso que podemos denominar confianza en la condición humana. El argumento de Casablanca, mil veces conocido, narra mucho más que el reencuentro de dos amantes en el exilio bajo el sonido de las notas de un piano (“play it, Sam”). Rick e Ilsa sufren el shock emocional de contemplarse de nuevo tras su adiós en París, pero ese golpe –¿cruel?– del destino coincide con la efervescencia de un oasis –“vine aquí a tomar las aguas”, dice Bogie– donde hombres y mujeres buscan una improbable libertad, no únicamente política, sino personal. En realidad, Casablanca se convierte en territorio de redención, y el garito de Rick en refugio de los olvidados, en su primer peldaño hacia el paraíso. La atmósfera multiforme del local es tan rica como la amalgama de sus caracteres humanos: rateros, gendarmes, asesinos, contrabandistas, enamorados, ludópatas... Pero la esperanza es siempre la misma. Y hasta el anhelado viaje a Lisboa, cede todo su protagonismo a la propia espera, a una promesa configurada en actitudes de amor, odio, juego, cinismo, amistad, patriotismo –allons enfants de la patrie…–, recuerdo e hipocresía. El film debe su existencia a Hal B. Wallis, reputado productor de la Warner. Los hermanos Julius y Philip Epstein se encargaron de escribir el guión a apartir de la obra de teatro “Everybody Comes to Rick’s”. Y lo bordaron. Su repertorio de diálogos rebosa de cuerpo y alma, de humor sutil y elegante. Y el tercer guionista, Howard Koch, introdujo en el protagonista su faceta de hombre duro y misterioso, con ese aire pesimista de escéptico en horas bajas… Max Steiner orquestó una música tomada de canciones populares, como la ya mítica As Time Goes By. Y todo lo combinó a la perfección el director Michael Curtiz, quien hizo de Casablanca un género cinematográfico en sí mismo, mezcla de drama, melodrama, comedia, romance, aventura y película de guerra. Y, sin embargo, Casablanca es por encima de todo la portentosa pasión de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman. Sus primeros planos casi desprenden electricidad y las palabras “Here’s Looking at You, Kid!” se han convertido desde entonces en un talismán, en la fórmula mágica del amor eterno. Probemos también nosotros y digamos despacio, copa en mano, saboreando las sílabas: Va por ti, nena...

10/10
Yanqui Dandy

1942 | Yankee Doodle Dandy

Biografía de George M. Cohan, el showman y bailarín estadounidense que creó el himno 'Over there'. Dirige Michael Curtiz (Casablanca), y protagoniza James Cagney, asiduo del género gangsteril como en Los violentos años 20, que aquí demostró talento para el baile y lo desarrolló en otros filmes como Desfile de candilejas. Por su papel en Yanqui Dandy recibió un Oscar, y la película, aunque no ganó, estuvo también nominada.

6/10
Bombarderos en picado

1941 | Dive Bomber

Un médico y un jefe de aviación yanquis investigan sobre el tema de la altitud en los aviones, de cara a la posible entrada en la II Guerra Mundial. Original drama coescrito por Michael Curtiz y el pionero de la aviación Frank ‘Spig’ Wead. 

6/10
El lobo de mar (1941)

1941 | The Sea Wolf

Dos náufragos -una mujer perseguida por la justicia y un joven novelista- son recogidos en alta mar por el capitán Wolf Larsen, un viejo marinero que gobierna su barco con mano de hierro. Al pasar los días los dos protagonistas se dan cuenta de su verdadera situación: son prisioneros del temible capitán Larsen en un barco y con una tripulación que dirige a su antojo. Basada en el relato de Jack London, Michael Curtiz (Casablanca) dirige este film que reúne elementos del cine de aventuras y de misterio. Edward G. Robinson interpreta a este lobo de mar, en una de sus más logradas caracterizaciones; le acompañan en el reparto Ida Lupino y John Garfield. Adereza las imágenes una magnífica partitura musical a cargo de Erich Wolfgang Korngold (Robin de los bosques). La película obtuvo una nominación a los Oscar en la categoría de mejores efectos especiales.

6/10
El halcón del mar

1940 | The Sea Hawk

Errol Flynn saltó al estrellato con El capitán Blood, que adapta la novela de Rafael Sabatini. Estupendo film de aventuras, sería superado en perfección por El halcón del mar (y eso que se añora a Olivia de Havilland, sustituida por la fría Brenda Marshall) un título que al principio (el pirata al servicio de Isabel de Inglaterra) parece convencional, pero que presenta pasajes oscuros de gran fuerza, como la supervivencia en la selva, y la captura de Flynn y sus socios de vuelta al barco. 

7/10
Oro, amor y sangre

1940 | Virginia City

El oficial unionista Bradford se escapa de la prisión enemiga. Instalado en Virginia, se entera de que el encargado de la cárcel en la que acaba de estar está planeando entregar una importante cantidad de oro para que su bando obtenga un trato de favor. Dirige Michael Curtiz y Howard Koch colabora en el guión aunque no aparece acreditado. Dos años después, ambos repetirían tarea para realizar la inolvidable Casablanca.

4/10
Camino de Santa Fe

1940 | Santa Fe Trail

Antes de la Guerra de Secesión, un idealista teniente de caballería debe capturar a un violento prófugo de la justicia. Su objetivo no es otro que John Brown, líder histórico de los abolicionistas que decidió luchar por sus ideas por medio de la violencia. De las mejores cintas de aventuras de la pareja formada por Errol Flynn y Olivia de Havilland.

6/10
Sons of Liberty

1939 | Sons of Liberty

Película sobre la lucha que libró América del Norte por su independencia. El protagonista principal es Haym, un hombre de negocios que financió económicamente la causa. Se encarga de dar vida al citado Hay, Claude Rains quien años después interpretó al mítico capitán Renault en Casablanca, otra vez a las órdenes de Michael Curtiz.

4/10
La vida privada de Elizabeth y Essex

1939 | The Private Lives of Elizabeth and Essex

Isabel I de Inglaterra mantiene una relación de amor-odio con el conde de Essex. En teoría ambos están enamorados, pero a la reina no le agrada la popularidad de su súbdito por las proezas en el campo de batalla, lo que aprovechan sus enemigos en la corte para asignarle un destino incómodo en Irlanda. Film en technicolor, en que Bette Davis hace una magnífica composición de la reina, superior a la que entregó poco después Flora Robson en los mismos decorados para El halcón del mar. Aunque Davis y Errol Flynn se llevaban fatal, su único trabajo conjunto logró llegar a buen puerto.

6/10
Daughters Courageous

1939 | Daughters Courageous

Un cuadro similar al de Mujercitas con una madre y sus cuatro hijas. Pero en este caso no esperan como agua de mayo la llegada del padre, sino todo lo contrario. Así que cuando reaparece en sus vidas dos décadas después de que las abandonara la situación no será fácil para ninguno de ellos. Aparece sin acreditar Ernest Haller que también contribuyó a las tareas de fotografía de la cinta. Con posterioridad Haller desempeñó esta tarea en títulos tan populares como Rebelde sin causa.

5/10
Dodge, ciudad sin ley

1939 | Dodge City

Wade se dedica a transportar ganado. Le gusta la vida errante, pero su sentido de responsabilidad le lleva a aceptar el cargo de sheriff en la ciudad fronteriza de Dodge City, donde el sinvergüenza de Jeff Surrett impone su ley. El primer western de Errol Flynn, dirigido por... ¡Michael Curtiz! Desarrolla con originalidad los elementos del género (el ferrocarril, la frontera, las peleas, la chica del saloon, las reses...). Su amor, Havilland, se dedica al periodismo.

7/10
En busca del oro

1938 | Gold Is Where You Find It

Western sin muchos alicientes producido por Hal B. Wallis y cuya acción se traslada a California, donde se reproduce la lucha entre los mineros buscadores de oro y los rancheros que tienen allí sus tierras, en especial la familia Ferris que ve como una de sus hijas se enamora de uno de los mineros. Fue filmada en Technicolor, pero la respuesta en taquilla fue mediocre.  Lo mejor es su competente reparto, encabezado por George Brent, Claude Rains y Olivia de Havilland, ésta última a punto de emprender la aventura de su vida al ser cedida por la Warner a David O. Selznick para su participación en la película más deseada por todos los actores de Hollywood: Lo que el viento se llevó (1939).

4/10
Ángeles con caras sucias

1938 | Angels with Dirty Faces

Rocky Sullivan (James Cagney) y Jerry Connelly (Pat O'Brien), nacidos y criados en el mismo barrio, son dos amigos que van a llevar vidas muy diferentes. El paso de los años ha convertido a Rocky en un famoso criminal, mientras que Pat es ahora un párroco, cuya principal preocupación es apartar a los niños y jóvenes del camino del crimen. Pese al tiempo transcurrido, la amistad entre ambos hombres perdura. No obstante, los problemas surgirán cuando Rocky se vuelva a ver envuelto en turbios negocios con un abogado poco escrupuloso (Humphrey Bogart). Jerry, por su parte, deberá aguzar su ingenio para que los jóvenes a su cuidado no se dejen fascinar por la vida aparentemente fácil de este gángster. Dirigida por Michael Curtiz, esta película contiene todos los elementos del cine negro de los años treinta. Hay que resaltar la interpretación de James Cagney de este duro y a la vez tierno gángster, así como la breve aparición de un joven Humphrey Bogart, aún encasillado en papeles de villano.

7/10
Four Daughters

1938 | Four Daughters

Ann, Kay, Thea y Emma son cuatro hermanas cantantes con estudios en música. Cuando Ann decide casarse no sabe si elegir a Felix, un antiguo amor, o quedarse con Mickey, un joven compositor que acaba de conocer y que le ha encandilado. Emma le confiesa que está enamorada de Felix, así que Ann se casa con Mickey. El matrimonio de ambas no es tan feliz como se espera y un suceso trágico le hará a Ann replantearse su vida. El film cuenta con la interpretación de las hermanas Lane (Priscilla, Rosemary y Lola), que hicieron dos secuelas más: Four Wives y Four Mothers. Por su parte John Garfield debutó en el cine con el papel del joven y pobretón compositor. La película, dirigida por Michael Curtiz (Casablanca, Alma en suplicio), fue nominada a los Oscar.

5/10
Four’s a Crowd

1938 | Four’s a Crowd

Tercera comedia consecutiva para la Warner con guión de Casey Robinson y Olivia de Havilland en el equipo, tras It’s Love I’m After y Call It a Day. En esta ocasión, y como indica su título, el romance se forma a cuatro bandas en el ambiente de un periódico y las manipulaciones de sus noticias. Aunque Michael Curtiz reunió de nuevo a la pareja Errol Flynn y Olivia de Havilland, que tan buenos resultados le había dado en otros títulos, la trama parece demasiado endeble y los actores están algo perdidos durante todo el metraje, quizá confundidos por la arrolladora presencia de la tercera en discordia, Rosalind Russell. Una de las escasas ocasiones en que Flynn se decantó por la comedia.

4/10
Robin de los bosques

1938 | The Adventures Of Robin Hood

Michael Curtiz y William Keighley codirigen este excelente film que nos narra las aventuras del famoso bandido generoso, defensor de los pobres e implacable enemigo de los ávidos recaudadores de impuestos al servicio del ursurpador Juan sin Tierra. Estamos ante una brillante superproducción que reúne todos los elementos del cine de aventuras. Las persecuciones, los duelos de espadas, torneos, la destreza en el manejo del arco y las flechas, el compañerismo, la valentía, los tiernos romances amorosos, todo ello se da cita aqeuí, aderezado por un espléndido diseño de vestuario (Milo Anderson), una gran escenografía y una magnífica partitura musical de Erich Wolfgang Korngold. Un travieso Errol Flynn da vida al célebre bandido, mientras que a Basil Rathbone le corresponde el papel de villano; Olivia de Havilland es Lady Marian, el gran amor de Robin Hood. La película fue justamente galardonada con tres Oscar en las categorías de mejor montaje, música y diseño de producción.

8/10
Mujer marcada

1937 | Marked Woman

Uno de los melodramas clásicos que Bette Davis rodó para la Warner, claramente inspirado en el caso de Lucky Luciano, que fue a prisión acusado de controlar la prostitución en la ciudad de Nueva York. En esta ocasión, y debido a la censura imperante, la protagonista no aparece como tal sino con la denominación de 'chica de club'. Aunque la muchacha avanza en su carrera gracias a la ayuda de un gángster, pronto comienza a darse cuenta que está metida en una peligrosa organización, que incluso llega a provocar accidentalmente la muerte de su hermana. De ahí que decida declarar en contra del mafioso, entrando en el programa de protección de testigos del Fiscal del Distrito (Humphrey Bogart). El film cuenta con canciones de Al Dubin y Harry Warren, y está dirigida con eficacia y tensión por Lloyd Bacon. Bette Davis ganó la Copa Volpi a la mejor actriz en el Festival de Venecia.

7/10
Kid Galahad

1937 | Kid Galahad

Un manager de boxeo llamado Nick Donati descubre en un hotel al botones Ward que logra noquear al peso pesado Chuck McGraw cuando éste se metía con Louise, novia de Nick. A partir de ese momento, el futuro del muchacho cambia pues Nick le ofrece entrenarlo para convertirlo en boxeador profesional. Ward acepta y se hace llamar 'Kid Galahad'. Las cosas se complicarán porque el deshonesto Turkey Morgan se interpondrá en los planes de Nick, Louise empezará a sentirse atraída por Ward, y a su vez éste se enamorará de la bella Marie, hermana de Nick. Estupenda película con un reparto de lujo encabezado por Humphrey Bogart y Edward G. Robinson. Wayne Morris (Senderos de gloria) da vida al boxeador y la rubia Bette Davis (Jezabel, La loba, Eva al desnudo) no decepciona, interpretación que le hizo conseguir un premio en el festival de Venecia. La película tuvo dos secuelas, una de ellas fue Piso de lona, con un jovencito Elvis Presley. Muy recomendable para los amantes del género.

8/10
Mountain Justice

1937 | Mountain Justice

El sueño de un médico y una enfermera (Josephine Hutchinson) sería poder poner una clínica para poder atender a la gente pobre de la montaña. Pero no es sencillo, y encima ella debe soportar a un padre tiránico, que no le deja apenas mover un dedo. Decidida a buscar su propio camino, marcha a la ciudad para completar su formación. Cuando regresa, una muerte accidental hará caer sobre ella la acusación de asesinato. Un apuesto abogado (George Brent) deberá defenderla. Típico melodrama de Warner de los años 30. Hay una buena composición de personajes, y aunque se busca la lágrima, también contiene momentos divertidos, donde tienen mucha parte Guy Kibbee y Margaret Hamilton.

5/10
El heredero perfecto

1937 | The Perfect Specimen

Gerald es el heredero perfecto porque su familia lo ha criado para que así sea. Sometido a una espectacular sobreprotección por parte de su abuela, el joven sabe hacer de todo y muy bien. Pero tiene un gran problema y es su falta de sociabilidad dada por su aislamiento. Un día conoce a una joven de la que se enamora perdidamente y decide fugarse con ella para así poder vivir la vida. La gracia de esta película está en el choque que experimenta el personaje de Flynn cuando entra en contacto con la vida real. Resulta similar a todos aquellos títulos que presentan a un miembro de la monarquía que escapa de palacio para vivir un tipo de vida que siempre ha tenido prohibida.

5/10
La legión negra

1937 | Black Legion

Narra la historia de Frank Taylor, un trabajador que es despedido en pleno crack del 29 para ser sustituido por un trabajador polaco. Esta frustración llevará a Frank a mezclarse con la secta de la Legión negra que defiende mediante la violencia la superioridad de los americanos frente a los demás. La legión negra es uno de los trabajos previos a la época dorada de Bogart, antes de que llegase El halcón maltés o Casablanca, sus grandes trabajos. Película menor debido a su condición de estar protagonizada por un actor secundario como era Humphrey en esa época. Es un film de protesta contra algunos de los aspectos negativos que tenía la sociedad estadounidense en los años 30, como el racismo.

5/10
Stolen Holiday

1937 | Stolen Holiday

Nicole Picot (Kay Francis) es una modelo de un salón vestido en París. Un día Stefan Orloff (Claude Rains) la convence para que le ayude convencer a un inversor que tiene buenos contactos. Entonces Nicole se pone un bonito y caro vestido para cenar con ellos. La persuasión da sus frutos y ambos, Stefan y Nicole, consiguen hacerse ricos en poco tiempo. Cada uno abre su propio negocio pero pronto empezarán a surgir problemas. Historia sobre la ambición y el fracaso producido por el ansia de poder.

5/10
Los muertos andan

1936 | The Walking Dead

Un hombre ejecutado injustamente en la silla eléctica es devuelto a la vida. En su regreso, decide emprender una venganza personal hacia las personas culpables de su muerte.  Un clásico del terror protagonizado por los míticos actores Boris Karloff (La novia de Frankenstein) y Ricardo Cortez (El último hurra). La película está dirigida por el gran director Michael Curtiz (Casablanca).

5/10
El capitán Blood

1935 | Captain Blood

Errol Flynn saltó al estrellato con El capitán Blood, que adapta la novela de Rafael Sabatini. El actor es un médico injustamente condenado como traidor a Inglaterra enviado como esclavo a América, que se convierte en pirata, no sin antes enamorarse de la hija del futuro gobernador. Para los barcos de la película, que participan en una espectacular batalla naval, se construyeron modelos a escala de un tamaño de cinco metros. Destacan los decorados de influencia expresionista de Anton Grot.

8/10
Infierno negro

1935 | Black Fury

Joe es un minero que va ganando popularidad entre sus compañeros debido a su carácter sereno y apacible. Por ello, los otros mineros ven en Joe el candidato perfecto para entablar relaciones con sus superiores y mejorar sus condiciones de trabajo. Michael Curtiz (Robin de los bosques) dirige este drama sobre hombres sometidos a una dura situación laboral. Paul Muni (Scarface, el terror del hampa) encarna al protagonista, por cuyo papel fuenominado al Oscar.

5/10
La que apostó su amor

1935 | Front Page Woman

Cine de periodistas, ligero, dirigido por Michael Curtiz. Sigue a dos periodistas de diarios rivales, encarnados por George Brent y Bette Davis. Aunque en el fondo están enamorados, la competencia por conseguir exclusivas es tal que siempre van a la contra. La trama es una sucesión de situaciones en que uno intenta ganar a la otra y viceversa, por lo que puede resultar algo reiterativa. Pero hay algunos momentos tan divertidos, y los actores son tan buenos, que el balance es altamente positivo.

6/10
The Case of the Curious Bride

1935 | The Case of the Curious Bride

Adaptación de una novela del escritor policiaco Erle Stanley Gardner, creador del célebre detective Perry Mason. En este caso, la historia ofrece el típico misterio intrincado, pero su protagonista sacará a la luz la verdad. Y entre tanto aportará algunas dosis de humor. El punto de partida sigue a una mujer joven que se da cuenta de que su segundo marido, al que ella suponía muerto, en realidad está vivo. Pero la chica ha vuelto a casarse. Se trata de la segunda entrega de una serie de cuatro filmes en que el actor Warren William encarnó al célebre detective. En un papel secundario se puede ver a un joven Errol Flynn en uno de sus primero papeles. La película la firma uno de los grandes de Hollywood, Michael Curtiz, director de Casablanca y Robin de los bosques.

4/10
The Key

1934 | The Key

Entretenido drama en ambiente bélico y con trama de amor de por medio. La historia se ubica en la Irlanda de comienzos del siglo XX. Allí se encuentra Bill Tennant (William Powell), un soldado que trabaja para los británicos en Dublín. Aunque es muy valeroso, es un vividor, y muy pronto se granjea el amor de la esposa (Edna Best) de su mejor amigo: el oficial de inteligencia británico Andy Kerr (Colin Clive). las cosas se complican cuando Kerr es secuestrado por tropas patriotas irlandesas, las cuales exigen que se libere a su líder Peadar Conlan (Donald Crisp). Dirige un tipo con mano firme e impecable estilo y sentido del ritmo, Michael Curtiz (Casablanca).

6/10
A la caza de herederos

1934 | Jimmy the Gent

Jimmy Corrigan se dedica a buscar herencias que nadie reclama para quedarselas él, pero no todo sale como esperaba.

Los crímenes del museo

1933 | Mystery of the Wax Museum

Adaptación de la obra de Charles Belden, a cargo del director de Casablanca, y rodada en un primitivo technicolor de dos bandas. Cuenta cómo el escultor Ivan Igor se pelea con su socio de un museo de figuras de cera, por la pretensión de éste de quemar el local cara a cobrar el seguro. El artista tramará una venganza tras la destrucción de sus preciosas estatuas, mientras pone en marcha un nuevo museo. El problema es que ahora se mueve en silla de ruedas, a consecuencia del forcejeo que siguió al incendio del local. Y para crear sus nuevas estatuas recurre a un método poco ortodoxo. La versión de Curtiz incluye el divertido personaje de una periodista, encarnada con gracia por Glenda Farrell. Mientras que la chica aterrorizada por el escultor interpretado por Lionel Atwill es Fay Wray, quien ese mismo año también pasaría un poquillo de miedo por el acoso de un gigantesco gorila llamado King Kong. Las impactantes imágenes del film tienen una cuidada estética expresionista.

5/10
Matando en la sombra

1933 | The Kennel Murder Case

Un can aparece muerto. El millonario sospechoso del hecho es asesinado. Buena cinta de intriga, dirigida por Michael Curtiz, y con un clásico del género, William Powell.

5/10
Hembra

1933 | Female

Comedia dramática, bastante pícara para la época, en los años de Hollywood en que todavía no había entrado en vigor la censura. Allison es la propietaria y exitosa gerente de una fábrica de automóviles. Se lleva bastante bien con los empleados, sobre todo con los masculinos. Es bien sabido que se acuesta con ellos para después despedirlos rápidamente. Sin embargo, un tal Jim se resiste a sus encantos. Ruth Chatterton interpreta a la mujercita ligera de cascos, que se dedica a insinuarse a los asombrados hombres. El film fue dirigido por el gran Michael Curtiz, aunque algunas escenas fueron filmadas por otros dos grandes de Hollywood, William Dieterle (Esmeralda, la zíngara) y William A. Wellman (Caravana de mujeres).

4/10
La mundana

1933 | The Keyhole

Anne y Maurice se casaron muy jóvenes, pero la cosa no prosperó y él dijo que conseguiría con rapidez el divorcio. Anne volvió a casarse pronto, pero entonces descubre que en realidad él no llevó a término el divorcio. Y ahora Maurice le pide dinero para mantener el silencio. Comedia romántica, de apenas una hora de duración, en torno a un curioso chantaje amoroso. La cosa se deja ver gracias a la mano diestra del director Michael Curtiz (Casablanca).

4/10
From Headquarters

1933 | From Headquarters

Un agente de policía tiene a sus disposición los métodos más avanzados para demostrar la inocencia de una joven, víctima de un chantajista asesinado. En plena eclosión de largometrajes de gángsters, From Headquarters intentaba mostrar las técnicas de investigación que la policía de Estados Unidos estaba llevando a cabo en esos momentos, de ahí que, en ocasiones, parezca que estamos asistiendo a una clase práctica sobre el tema. Constituyó la segunda colaboración entre el director William Dieterle y el actor George Brent, tras The Crash (1932), si bien ambos títulos pasaron desapercibidos para el gran público.

4/10
Su gran sacrificio

1932 | Alias the Doctor

Melodrama sobre el perdón y la culpa, según la obra teatral de Emric Foldes. La historia es la de unos granjeros de buen corazón que adoptan a un muchacho huérfano llamado Karl. Éste crece junto a Stephen, el hijo de la familia. Stephen ingresa como estudiante en una Escuela médica pero, durante una operación, algo sale mal y este hecho puede arruinar toda su carrera. Es entonces cuando Karl, también médico y agradecido por el trato que le dio su familia, acepta cargar con las culpas. Lo mejor son las interpretaciones de Richard Barthelmess y Norman Foster como los dos hombres enfrentados. Aunque Boris Karloff realiza un breve papel como un cirujano que hace una autopsia, la escena fue cortada en el montaje final de ahí que el nombre del 'monstruoso' actor no aparezca en los créditos.

5/10
Esclavos de la tierra

1932 | The Cabin in the Cotton

Primera de las muchas colaboraciones entre el director Michael Curtiz y la actriz Bette Davis, dos de los máximos exponentes de la Warner Bros. En esta ocasión las críticas no fueron excesivamente buenas ante la propuesta de drama social, si bien la actriz –todavía en los albores de su impresionante carrera– salió bien parada de todas ellas. La novela de Harry Harrison Kroll en que se basa, narra la historia de un honrado agricultor llamado Marvin (Richard Barthelmess) contratado en una plantación. Al ascender al puesto de contable descubre que su jefe ha estado robando dinero. Es entonces cuando este hombre inicia una lucha de clases liderando al pueblo oprimido contra el poder establecido. También Marvin tiene tiempo para un romance con la hija del jefe y con una amiga de la infancia.

4/10
Veinte mil años en Sing Sing

1932 | 20,000 Years in Sing Sing

Una de las mejores cintas de temática carcelaria de la historia del cine, con un ritmo trepidante en sus escasos 75 minutos de metraje y una magnífica dirección a cargo de Michael Curtiz. Su argumento procede del libro de Lewis E. Lawes donde un gángster va a parar a la penitenciaría de Sing Sing, considerada una de las más duras del país. Allí mostrará un díscolo comportamiento que le hace ser confinado a aislamiento, participa en una fuga y tiene diversos altercados. Tras conseguir un permiso de fin de semana, ajustará cuentas con sus adversarios. Fue la única unión en pantalla de Bette Davis y Spencer Tracy. Su nueva versión ya carecía del encanto y la fuerza de ésta, estrenándose en 1938 con el título de Castle on the Hudson.

8/10
Bánk Bán

1914 | Bánk Bán

Temprano film del húngaro Michael Curtiz –su nombre auténtico es Mihály Kertész–, antes de su partida a Hollywood. Se basa en hechos históricos de su país del siglo XIII, sobre conspiraciones cortesanas que terminaron con el asesinato de la reina Gertrúd.

5/10

Últimos tráilers y vídeos