IMG-LOGO

Biografía

Stephen McHattie

Stephen McHattie

73 años

Stephen McHattie

Nació el 03 de Febrero de 1947 en Antigonish, Nova Scotia, Canadá
Filmografía
La Facción Octubre

2020 | October Faction | Serie TV

Los cazadores de monstruos Fred (JC MacKenzie) y Deloris Allen (Tamara Taylor) ocultan sus identidades como miembros de un sindicato encubierto, mientras que sus hijos adolescentes, Geoff (Gabriel Darku) y Viv (Aurora Burghart), se ven obligados a vivir en una ciudad atrapada en el pasado.

Despertando a Zodiac

2017 | Awakening the Zodiac

En 1968, uno de los asesinos en serie más letales de la historia de Estados Unidos desapareció sin dejar rastro. Su identidad y sus mensajes en clave han sido un misterio durante décadas… hasta ahora. Una pareja de cazafortunas se dispone a resolver el misterio y a hacerse con la recompensa de 100.000 dólares, tras descubrir, cuarenta años después, una película con dos de los crueles asesinatos grabada por el propio criminal. Pronto los cazadores se convertirán en presas.

El proceso de Tokio

2016 | Tokyo Trial | Serie TV

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial se constituyeron tribunales internacionales para juzgar crímenes de guerra, de los cuales los más célebres son los de Nuremberg, que juzgaron las acciones de personas constituidas en autoridad del régimen nazi. Lo que dio pie al célebre film Vencedores o vencidos, de Stanley Kramer. Es menos conocido lo ocurrido en Japón, y esta miniserie viene a dar respuesta a esta ignorancia generalizada, al seguir la constitución de un tribunal en Tokio para juzgar las acciones de antiguos primeros ministros, ministros y diplomáticos, el llamado Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente. La serie se centra sobre todo en la relación entre los componentes del tribunal, de distintas nacionalidades, entre ellos un australiano, un canadiense, un neozelandés, un holandés –que es el hilo conductor, con las misivas que escribe a su esposa–, un soviético, un francés, un indio, un chino, un filipino, un británico. Y en las discusiones sobre la calificación jurídica de los hechos –inicialmente deben dilucidar entre crímenes contra la paz, crímenes contra la humanidad, y crímenes convencionales de guerra–, y el posible afán de venganza que podría dificultar que el juicio sea justo. Tampoco se escamotea el hecho de que el emperador Hirohito fue exonerado directamente, en el protectorado bajo el mando del general MacArthur se le consideraba una pieza clave para la reconstrucción del país y las necesarias reformas. Dirigida con oficio por Rob W. King y Pieter Verhoeff, es casi un docudrama y tiene interés sobre todo por los aspectos históricos, en lo dramático deja algo frío, incluso cuando se describen atrocidades como las cometidas en China. Todo está muy bien documentado, y se opta por ofrecer fragmentos del auténtico juicio en blanco y negro, que se mezclan con los de ficción, incluidos los planos de miembros del tribunal, que se ofrecen también en blanco y negro. En las discrepancias que surgen en el tribunal, a partir de las ideas del juez indio, pueden encontrarse ecos de Doce hombres sin piedad, pues al principio es el único que cuestiona los apriorismo de cómo se va a abordar el juicio, pero luego suma a su causa algunos puntos de vista coincidentes.

6/10
Born to Be Blue

2015 | Born to Be Blue

Acercamiento a la figura de Chet Baker, legendaria estrella del jazz de los años 50 y 60. Nacido en Oklahoma, pronto su delicado modo de soplar la trompeta causó sensación a mitad de siglo, de modo que su sonido lírico fue una de las señas de identidad del ‘cool’ de la costa oeste de Estados Unidos. La historia del trompetista es triste, puesto que viene a corroborar el mito del músico romántico, de vida personal desastrosa, cuyo arte le ensalzó pero también acabó destruyéndole. El director y guionista canadiense Robert Budreau, que en su corta carrera ya había tratado de la vida del músico en un cortometraje, no entrega propiamente un biopic al uso, pues Born to Be Blue es enteramente un producto de ficción, en donde, eso sí, se toman elementos y sucesos reales de la vida de Baker –su rivalidad con Miles Davis, sus problemas de drogas, su estancia en la cárcel, su severa lesión en la mandíbula– para plasmar un momento de alta crisis vital y profesional que experimentó a mediados de los sesenta y que desembocaría en un nuevo relanzamiento de su carrera. El guión de Budreau hace en este sentido un doble juego, ya que basándose en un acontecimiento verídico –Baker estuvo a punto de rodar un film sobre su vida–, entremezcla con un montaje a veces un tanto audaz e incluso confuso, supuestas imágenes de ese film con la vida de Baker fuera del plató, en donde mantiene un idilio con Jane (entrañable Carmen Ejogo), la actriz que en la ficción interpreta a la ex mujer de Baker, Elaine. En este conglomerado Budreau deja bien claro su fascinación por el talentoso trompetista y ofrece sobre todo imágenes muy bellas, soñadoras, algunas en un metálico blanco y negro, con preciosos planos llenos de claroscuros y reflejos, y otras en que resaltan los colores luminosos y mates de los años 60. De fondo la historia habla de algo muy conocido, que es la capacidad autodestructora del artista, así como de la dificultad para compaginar el ansia creadora con el amor duradero y la vida familiar. Largamente acarició el actor Ethan Hawke el proyecto de interpretar a Chet Baker –estuvo a punto de hacerlo a las órdenes de su amigo Richard Linklater– y desde luego consigue una meritoria actuación, muy sentida, especialmente en algunas escenas, como en la que interpreta camaleónicamente "My Funny Valentine", una de las enseñas de Baker. Y, por supuesto, en Born to Be Blue los amantes del jazz podrán disfrutar además de algunos otros temas legendarios (doblados para la ocasión por el trompetista David Braid), como "Summertime",  "Over the Rainbow", "A Small Hotel", "I've Never Been in Love Before" o "Let’s Get Lost".

6/10
La noche de los desaparecidos

2015 | Pay the Ghost

Un profesor de literatura comprueba con estupor que su hijo de ocho años ha desaparecido durante la noche de Halloween, mientras pasean por una feria nocturna. Junto con su mujer emprenderá una búsqueda frenética del pequeño. Sin embargo, una serie de sucesos misteriosos, paranormales, obstaculizarán sus pasos. Terror y drama se dan cita en esta efectista adaptación de la novela de Tim Lebbon, a cargo de Uli Edel, que consigue transmitir intensidad. De todas maneras, aunque hay momentos de angustia logrados, lo mejor son sin duda las interpretaciones de los padres, encarnados por Nicolas Cage y Sarah Wayne Callies.

4/10
Wolves

2014 | Wolves

Cayden Richards, un joven apueto de dieciocho años de edad, es obligado a salir a la carretera después de la muerte de sus pdres. Cayden se encuentra en su camino un pueblo aislado en el que tendrá que "cazar" las verdades de su pasado. Pero al final, ¿quién estará cazando a quién?

Torment

2013 | Torment

Cory, Sarah y el pequeño Liam van a su cabaña de las montañas para pasar allí la Navidad. Al llegar descubren que en su ausencia alguien ha estado viviendo allí: las camas están deshechas, los cubos de basura llenos y hay botellas vacías por todas partes. Asustados llaman a la policía que les tranquiliza argumentando que a veces los jóvenes de la zona ocupan las casas vacías en busca de diversión.

Un poco zombie

2012 | A Little Bit Zombie

Un joven ejecutivo de recursos humanos es infectado por un extraño virus transmitido por un mosquito, a consecuencia del cual empieza a sentir una insaciable necesidad de comer cerebros. Pero deberá mantener a raya esa sed debido a su novia y a la presencia por la zona de un cazador de zombies. Delirante película de serie B de temática "zombi" que ofrece algunos divertidos gags gracias a su tono gamberro y paródico, no exento también de sus dosis de sangre y asquerosidad. El reparto hace un trabajo eficiente.

4/10
Jesse Stone: El beneficio de la duda

2012 | Jesse Stone: Benefit of the Doubt

El sheriff Jess Stone se ve obligado a dejar su puesto y retirarse del servicio. Pero cuando sus sustituto es víctima de un atentado con coche bomba, Stone tendrá que retomar su placa para cazar a los culpables. El veterano Tom Selleck (Destino Paraíso) interpreta como otras veces al protagonista, personaje creado por el escritor de thriller Robert B. Parker. La producción aunque televisiva es bastante notable, aasí como la calidad del reparto. Como en otras películas de la serie, el propio actor colabora en el guión.

5/10
El hombre de las sombras

2011 | The Tall Man

Pascal Laugier forma parte de la nueva hornada de cineastas franceses especializados en terror, junto con Xavier Gens –Frontière(s)– o Alexandre Aja –Alta tensión–. Tras la dura Martyrs, Laugier debuta en el cine de Hollywood con un guión propio y el aval de una estrella, Jessica Biel, que no sólo interpreta a la protagonista sino que también ejerce como productora ejecutiva. La acción de El hombre de las sombras transcurre en Cold Rock, pueblo en decadencia tras el cierre de la mina que lo sustentaba, donde se suceden los secuestros inexplicables de niños. La rumorología popular culpa al Hombre Alto, figura que parece más mitológica que real. Julia Denning, enfermera que se esfuerza por ayudar a sus vecinos, parece sentirse segura hasta que alguien entra inesperadamente en su casa. En El hombre de las sombras, Laugier se luce con un arranque correcto que crea la suficiente tensión en torno a las desapariciones de los pequeños, y pinta con los trazos necesarios al personaje central, encarnado por Biel con su convicción habitual. Todo el planteamiento conduce a una escalofriante secuencia en la que la protagonista se topa por primera vez con el terror, posiblemente lo mejor del conjunto. Pero en el tramo final de El hombre de las sombras pesa en cierta medida un efectista giro de guión, que saca un tanto a los espectadores de la historia. Aún así, se le debe reconocer el mérito de que no resulta tan tópica como otras producciones de género, además de que no recurre a la 'casquería' truculenta tan habitual. Además, aunque trata temas escabrosos como la pederastia, mantiene cierta elegancia.

4/10
XIII

2011 | XIII | Serie TV

La primera mujer presidenta de los Estados Unidos, Sally Sheridan, es alcanzada por un francotirador y muere. Tres meses después, un matrimonio de ancianos descubre el cuerpo inconsciente de un individuo colgado en un árbol. Éste sufre de amnesia y la única clave que tiene para recordar su identidad es un tatuaje con la cifra en números romanos XIII. Pronto descubrirá que esta involucrado en el magnicidio y que tiene habilidades de combate propias de un profesional. Esforzada coproducción franco-canadiense que adapta el cómic de Jean Van Hamme y William Vance. Se nota que éste se inspira a su vez en la novela de Robert Ludlum que dio lugar a El caso Bourne. Aunque no resiste las comparaciones con la adaptación cinematográfica de la misma, la serie tiene un ritmo dinámico y crea la suficiente intriga como para que se siga con interés. Con otro actor superior a Stuart Townsend como protagonista el nivel habría mejorado.

5/10
Immortals

2011 | Immortals

Furia de Titanes volvió a poner de moda la mitología griega. Ahora el legendario director de videoclips Tarsem Singh, autor de La celda y la impactante y redonda The Fall. El sueño de Alexandria, rueda un peplum de auténtico lujo. Arrasándolo todo a su paso, el brutal rey Hiperion busca intensamente un viejo arco de intenso poder. En una aldea, asesina cruelmente a la madre de Teseo, un joven campesino con agallas, y a éste le toma prisionero. Escapará con ayuda de un pequeño grupete del que forma parte Fedra, una joven oráculo. El guión de los debutantes Charley y Vlas Parlapanides, estadounidenses aunque quizás les han escogido por su origen griego, acaba siendo demasiado plano y convencional. De algunos personajes se sabe poco, y no queda claro a dónde se dirigen, ocurren cosas por casualidad, y no aspira a tener una mínima profundidad. En manos de cualquier otro director, el film sería bastante aburrido. El modelo de referencia, sobre todo en las secuencias de acción, ha sido claramente 300, otra cinta sobre el mundo helénico, por lo que las intenciones no eran la búsqueda de una desmedida originalidad. Por suerte, en su línea habitual, Tarsem Sighn compone imágenes deslumbrantes. Sus secuencias de las mujeres oráculos con elaborados vestidos rojos o del barco en el que huyen los protagonistas demuestran una creatividad visual muy personal, que invita a seguir estrechamente la trayectoria de este realizador. Los actores hacen lo que pueden con sus inexistentes personajes. Henry Cavill, el próximo Supermán, se revela como un 'guaperas' y poco más, Stephen Dorff se esfuerza aunque está desaprovechado, Freida Pinto llena la pantalla con su enorme atractivo y talento, y los veteranos John Hurt y Mickey Rourke se mantienen en su alto nivel habitual.

6/10
Exit Humanity

2011 | Exit Humanity

Tras finalizar la Guerra Civil Americana en 1865, Edward Young se dispone a transportar las cenizas de su hijo para esparcirlas en un lugar idóneo. En su periplo, sin embargo, tendrá que hacer frente a hordas de zombies. Un film más de la plaga de zombies que inunda el cine de principios del siglo XXI. Aquí se juega al anacronismo, al estilo de Orgullo + Prejuicio + Zombies, mezclando épocas pasadas con zombis terroríficos. La producción es justita, pero el resultado entretendrá sin duda a los fans del subgénero.

5/10
Jesse Stone: Inocentes perdidos

2011 | Jesse Stone: Innocents Lost

Jesse Stone se ha tomado un tiempo para descansar, debido a su dependencia del alcohol. Volverá al tajo para investigar la muerte de una amiga por sobredosis y poco a poco empezará a sospechar que se debe a un asesinato. Un caso más del detective de homicidios Jesse Stone, encarnado por el eficiente Tom Selleck, que da la talla con el personaje creado por Robert B. Parker. Bien hecha e interpretada, incluye también un reparto sólido. Entretenida.

5/10
¿Quién es Clark Rockefeller?

2010 | Who Is Clark Rockefeller?

La increíble historia real de Christian Karl Gerhartsreiter, un tipo que se hizo pasar por varias personas antes de hacer creer al mundo que formaba parte de la famosa familia Rockefeller. Con esa impostura engatusó a Sandra Boss, una socia millonaria de la consutora McKinley, hasta el punto de casarse con ella. Cuando se divorciaron 12 años después, Clark Rockefeller –como se le empezó a denominar–, escapó con su pequeña hija Reigh al perder su custodía. Una agente del FBI investigó el caso. Se trata de un drama televisivo, con algo de thriller e incluso de docudrama, que dibuja los hechos de modo bastante fiel a cómo sucedieron en la realidad. Historia asombrosa de cambio de identidad, de engaño continuado, que entretendrá a espectadores curiosos. Dirige con cierto oficio Mikael Salomon y entre el reparto destaca Regina Taylor en el papel de agente del FBI.

5/10
Jesse Stone: Crímenes en Boston

2010 | Jesse Stone: No Remorse

Cuando Jesse Stone es suspendido como jefe de policía de Paradise, el maduro detective se sentirá solo y perdido. Sin embargo, su capacidad policial volverá a ser puesta a prueba cuando deba enfrentarse a una serie de asesinatos en Boston. El célebre policía creado por Robert B. Parker vuelve a las andadas en esta nueva entrega, esta vez con guión coescrito por el propio Tom Selleck, actor que encontró una nueva veta para su carrera con esta saga policial y con la serie Blue Bloods. Le acompaña un nutrido y eficaz reparto. Para pasar el rato.

5/10
Watchmen

2009 | Watchmen

El imaginativo director Zack Snyder obtuvo un gran éxito con 300, adaptación de un famoso cómic de Frank Miller. Ahora, se atreve a llevar a la gran pantalla Watchmen, la cumbre del género de superhéroes, una obra maestra elaborada en 1986 por el guionista Alan Moore y el dibujante Dave Gibbons, que muestra de forma realista cómo sería el mundo si los enmascarados justicieros existieran. La obra conectaba con el público adulto, pues supuso una ruptura con lo que se publicaba por aquel entonces, casi siempre historias con mucha acción y nulo contenido, para adolescentes. Desde el mismo momento de su publicación se empezó a hablar de su versión cinematográfica, un proyecto que ha estado a punto de ser llevado a cabo por grandes nombres como Terry Gilliam, Darren Aronofsky y Paul Greengrass. Al final el film ha llegado en un buen momento, pues su vuelta de tuerca desmitificadora de los superhéroes desembarca en los cines cuando están de moda en la pantalla las peripecias de este tipo de uniformados con poderes. Sin ánimo de entrar en odiosas comparaciones, Watchmen se disfruta mejor si se conoce el género, como Sin perdón si se han visto antes los grandes westerns, por citar un ejemplo. Una de las principales pegas a priori es la complejidad de un argumento que se extiende a lo largo de más de 400 páginas, y que tiene muchas subtramas y personajes. Snyder ha logrado una gran concisión narrativa, ayudado por un buen libreto de David Hayter (X-Men) y el debutante en cine Alex Tse, que han apostado por la claridad expositiva, incluso en pasajes deliberadamente crípticos de su modelo. Aún así, es posible que al espectador neófito –que no conozca previamente la historia– le cueste asimilarlo en un primer visionado. La acción se desarrolla en 1986, en Estados Unidos. Pero el mundo no es tal y como lo conocemos en la realidad, por una serie de sucesos que han cambiado la historia. Por ejemplo, Richard Nixon sigue siendo el presidente de los Estados Unidos, sobre todo porque este presidente ganó la guerra de Vietnam con la intervención del Dr. Manhattan, un científico que tras sufrir un accidente obtuvo poderes sobrehumanos que le permiten manipular la materia a voluntad. Años atrás, surgió una oleada de vigilantes (watchmen) enmascarados, que alarmados por el aumento de la delincuencia, decidieron patrullar las calles. Ninguno de ellos tenía superpoderes, como el Dr. Manhattan, pero usaban sofisticados vehículos, variados artilugios y vistosos uniformes. Antes del acta gubernamental que prohibió las actividades superheroicas en los 70, varios de estos vigilantes formaron los Minutemen, un famoso grupo de superhéroes. Ahora, uno de sus miembros, Edward Blake, conocido en su momento como El Comediante, es brutalmente asesinado por un desconocido. Investiga el asunto Rorschach, un psicópata que sigue ejerciendo de justiciero en la clandestinidad. Rorschach está convencido de que alguien está eliminando a los superhéroes enmascarados, y decide advertir a varios de ellos: Ozymandias, Búho Nocturno, Espectro de Seda II y al propio Dr. Manhattan. Su tono oscuro, violento y descarnado aleja esta desesperanzada cinta de los espectadores más sensibles, pero Snyder muestra su habilidad para crear imágenes potentes, muy fieles a las viñetas originales, que no dejarán a nadie indiferente, aunque no les interese la historia. Y las ha sabido aliñar con una banda sonora muy acertada, compuesta por clásicos del rock –de Leonard Cohen, Bob Dylan y hasta Simon y Garfunkel–, que subrayan a la perfección los momentos más dramáticos. No sólo se luce en muchos momentos –el asesinato inicial, las rebeliones callejeras, la guerra de Vietnam, el motín en la cárcel, el paseo por Marte del Dr. Manhattan, y tantos otros– sino que además le saca partido a los numerosos símbolos que había en el original –la sonrisa ensangrentada, los omnipresentes relojes, las manchas del test de Rorschach, etc–, que tienen mucho que ver con la historia. Como Snyder logró un gran éxito de taquilla con 300 sin necesidad de grandes estrellas –por aquel entonces Gerard Butler y Lena Headey eran prácticamente desconocidos–, ha vuelto a apostar por actores correctos, pero que carecen por sí mismos de tirón en las taquillas. Resulta especialmente convincente Patrick Wilson –en un personaje, Búho Nocturno, algo tímido y apocado–, Malin Akerman –una mujer, Espectro de Seda II, acomplejada por el recuerdo de su madre, que mantiene una relación sentimental bastante inusual con el Dr. Manhattan– y Matthew Goode –cuyo personaje, Ozymandias, es el que tiene una postura más compleja de defender en escena–. Transformado por los efectos especiales, Billy Crudup es un convincente Dr. Manhattan. En general, todos hacen un buen trabajo, aunque otros actores superiores le habrían podido sacar más tajada dramática a la historia. Pesa un poco la obsesión de Snyder por reconstruir en la pantalla los dibujos originales, pues demasiado a menudo da la impresión de que sus actores están posando para el dibujante, o adoptan posturas que parecen irreales. Al tiempo que se recrea en varios detalles de brutalidad un tanto abruptos, resultan un poco fantasiosas sus secuencias de acción al estilo del cine moderno, y ha optado por mostrar imágenes de contenido sexual explícito. También abusa del croma, fiel a su propio estilo, lo que no acaba de resultar del todo convincente, si bien en esta ocasión –a diferencia de 300– acierta al combinar esta técnica con decorados reales. Al condensar la enorme variedad temática de las viñetas, el film puede resultar excesivamente pretencioso, pues trata de abarcar asuntos tan variopintos como el tiempo –de ahí sus numerosos relojes–, los sentimientos humanos, la capacidad de empatizar con los demás y sobre todo el idealismo y el heroismo, y su choque con la realidad. La principal aportación de Snyder es que logra actualizar el argumento, que se había quedado desfasado en lo referente a la carrera nuclear entre Estados Unidos y la URSS, pues aún existían las dos superpotencias cuando se editó la obra. Consigue –sin cambiar ningún elemento esencial– adaptar sus advertencias contra el peligro de los avances armamentísticos a la era post 11 de septiembre. Además, ha sabido subrayar lo que para muchos es lo más valioso, las complejas reflexiones del cómic ante el relativismo moral, representado por las diversas posturas de los protagonistas ante las injusticias del mundo. Mientras que Rorschach es un radical, algo fascistoide, que defiende la necesidad de tomarse la justicia por su mano y aplastar a los delincuentes, El Comediante poco a poco es descrito como un hedonista cercano al nihilismo, capaz de las mayores atrocidades en beneficio propio, y Ozzimandias resulta ser un utilitarista que justifica acciones dudosas si traen consigo el bienestar de la mayoría de la población.

7/10
El crepúsculo de Summer

2009 | Summer's Blood

Summer es una adolescente que llega a un pueblo perdido llamado Massey. Allí recibe ayuda de un estupendo Tom que la invita a la casa donde vive con su madre. Desde que llega allí todo se convierte en un infierno cuando comprueba que tienen un macabro jardín del que quieren que ella forme parte. Lo más llamativo de esta película es la presencia de Ashley Greene, que se ha hecho conocida mundialmente por su papel de Alice Cullen en la saga vampírica Crepúsculo.

4/10
2012

2009 | 2012

Esto se acaba. O sea, el mundo. Lo ha predicho un astrofísico indio en 2009, el sol se ha vuelto un poco loco, tormentas en el astro rey y tal, y los neutrinos han dado pie a nuevas partículas elementales, con reacciones que irán afectando de modo creciente al núcleo y a la corteza terrestres. Aunque en realidad ya los mayas, muy previsores, concibieron un calendario que termina en 2012. Total, que en tres años, y de modo supersecreto, las grandes potencias se ponen de acuerdo para construir unas naves gracias a las cuales se salvarán unas 400.000 personas. Menos da una piedra. La fecha fatídica del fin del mundo se acerca, y diversos personajes –una familia con dos hijos, los padres divorciados y un tercero en el hogar; un científico muy listo que tiene a su padre en un barco; el viudo presidente negro de los Estados Unidos y su hija; un ‘nuevo rico’ ruso con sus dos retoños y su amante; más algunos tibetanos que pasaban por ahí...– se enfrentan a la dura realidad, cada uno a su modo. El alemán Roland Emmerich es especialista en destrozos y demoliciones del cine de acción, como probó en Independence Day, Godzilla y El día de mañana. Aquí el desafío es un ‘más difícil todavía’, y probablemente sólo de este modo puede ser juzgada 2012, que argumentalmente apenas depara una mínima sorpresa, que no es cuestión de desvelar. Se trata de un film fiel a los cánones del cine catastrofista, concebido como una atracción ferial, donde se trata de disfrutar con carreteras ‘arrugándose’, puentes estrujados, edificios hechos mil añicos, grietas y erupciones, autos volando, barcos volcados, etc, etc. Y en efecto, se alcanzan cotas de gran perfección en los efectos especiales, de modo particular en el destrozo de edificios emblemáticos. Sobre esto sólo cabe criticar el desmesurado metraje de la cinta, la cosa se podía haber despachado en menos de dos horas. Y como el presupuesto se va en los mentados efectos, a la hora de hacer el reparto se ha optado por actores carismáticos, pero no estrellas de sueldos prohibitivos. Algún despistado podría esperar que el film invitara a alguna reflexión sobre qué debería hacer uno si supiera que el tiempo se le acaba. Pero eso sería pedir peras al olmo, no se va más allá de señalar que hay que amar al prójimo, y sacrificarse por él. La religión en este contexto es un mero elemento ornamental, creer que obedece a alguna razón que los únicos iconos religiosos cuya destrucción se contempla son el Cristo de Río de Janeiro, San Pedro y la Capilla Sixtina, mientras un sabio lama parece poco menos que el culmen de la sabiduría, sería conceder al film una elaboración intelectual de la que carece por completo. En tal sentido tal vez sería más exacto decir que Emmerich director juega a ser Dios, decidiendo quién vive y quién muere en el film. Y se lo pasa divinamente.

4/10
Kaw

2007 | Kaw

La sombra del gran Alfred Hitch­cock, el creador de Los pájaros, es alargada, porque este film de terror vuelve sobre el tema de las aves con extraños cambios de conducta, aunque esta vez debido a un experimento. Ahora estamos en una pequeña población rural, en donde los habitantes serán las víctimas de una bandada de cuervos que han sufrido una mutación. Los negros pájaros atacan sin parar a los incrédulos y aterrorizados ciudadanos, que tendrán que mantenese unidos si quieren salvar la vida. Destaca la presencia de Rod Taylor, protagonista del film de Hitchcock.

3/10
Ola asesina

2007 | Killer Wave | Serie TV

Miniserie catastrofista estrenada en dos capítulos y protagonizada con cierto empaque por Angus Macfadyen (Braveheart). Unos extraños tsunamis están asolando la costa este americana. McAdams, un experto en física nuclear, investigará las causas junto a una científica. Pudiera ser que todo esté relacionado con pruebas nucleares submarinas...

4/10
Shoot 'Em Up

2007 | Shoot 'Em Up

Nunca una zanahoria dio tanto de sí. Sano alimento para la vista, puede ser mortal en las manos de un experto pistolero interpretado por Clive Owen. El actor inglés se mete en la piel de Smith, un antihéroe solitario y huraño que, sin comerlo ni beberlo, acaba siendo responsable de un recién nacido al que una banda de sicarios quiere matar. A pesar de su constante estado de enfado con el mundo, el grado de compromiso de Smith con el bebé le lleva a no parar ni un momento –literalmente– hasta ponerlo a salvo. En su ardua tarea cuenta con la ayuda de DQ, una prostituta a la que da vida Monica Bellucci. Y es que los improvisados padres del bebé tendrán que unir fuerzas contra Hertz, el inteligente malvado de la cinta al que encarna Paul Giamatti. Si hubiera que elegir una palabra para describir la película, ésta sería acción. El espectacular arranque de la cinta da una idea de lo que el espectador va a ver, un derroche de tiros coreografiados de manera muy visual y original, que deja a otras películas a la altura del betún. Con las licencias propias del género, la cinta resulta exagerada en algunas ocasiones, pues el héroe lucha contra cientos de enemigos con una eficacia que para sí quisieran los ejércitos mundiales. Aún así, las exageraciones quedan perdonadas por la fluidez narrativa y visual, que está perfectamente aderezada con notas de humor. Superadas las citadas licencias, la secuencia inicial deja con la boca abierta. Muestra un elevado nivel que se mantiene durante todas las secuencias de acción. Y es que el título no engaña: Shoot 'em Up ("Cárgatelos"). Se reparten tiros a diestro y siniestro en sitios tan dispares como un parque o el cielo durante un salto en paracaídas, dos de las secuencias más originales e impactantes de la película. Dado este contenido, es inevitable hablar de violencia, que resulta muy explícita en algunas escenas. Junto a la acción ocupa un lugar muy especial el sentido del humor, perfectamente encajado. Este toque garantiza unas buenas risas, a la vez que pone de manifiesto una preocupación en el guión que en otras películas de este género queda relegado ante la espectacularidad visual. También es cierto que actores de la talla de Owen, Bellucci y Giamatti merecen algo más que un puñado de buenas frases, así que se agradece que estén bien construidos los personajes, a lo que ellos responden con unas buenas interpretaciones. No sólo de humor y acción vive el hombre, así que queda un hueco para la crítica. La película habla sobre temas tan candentes como la posesión de armas. También ironiza sobre otros asuntos menos trascendentes, pero que no por ello dejan de resultar fastidiosos, como el modo de conducir de los habitantes de las grandes urbes, que hace que el sombrío Smith se luzca en una secuencia muy divertida. Por todo esto y por mucho más, la película está lejos de ser la típica cinta de acción, por lo que gustará y sorprenderá a los aficionados al género y despertará simpatías entre los que no lo son tanto.

5/10
La fuente de la vida

2006 | The Fountain

Es ésta una de esas películas que se aman o se odian, resulta difícil mantener un término medio. Cierto es que el cine de Darren Aronofsky se caracteriza por su hermetismo (Pi, Réquiem por un sueño), pero es que en esta ocasión el cineasta neoyorquino da un triple salto mortal con tirabuzón en lo que a rarezas y extravagancias se refiere. El film arranca en la América de los conquistadores españoles, donde un grupo de exploradores cae en una emboscada de los nativos, y el líder de los hispanos trata de huir subiendo la larga escalinata de una pirámide maya. Esto convive con las escenas de un tipo calvo, el doctor Tom Creo (Hugh Jackman) flotando por el espacio como si de un buda feliz se tratara, y con este mismo doctor investigando un tratamiento contra los tumores de cáncer en un mono. Al fin averiguamos que la mujer del doctor, su muy amada y dulce Izzie (Rachel Weisz), está enferma, y que Tom está obsesionado con encontrar un remedio a su mal; mientras que Izzie se dedica en sus ratos libres a escribir un libro, “La fuente de la vida”, situado en la España de los conquistadores, a modo de parábola de los esfuerzos investigadores y románticos de su marido. Una vez entregadas todas las piezas del puzzle, y más o menos reconocidas por el espectador, según su capacidad de aguante, tenemos un cuento apasionadamente romántico, muy cuidado en el aspecto visual, pero que se hace eterno –el final remite a 2001: una odisea del espacio–, y que en ocasiones se mueve entre lo empalagoso y lo risible. Hugh Jackman y Rachel Weisz son dos grandes actores, y Darren Aronofsky sabe rodar, pero el conjunto resulta excesivo. Tampoco es muy afortunada la alegoría “española”, con escenas absurdas de un inquisidor flagelándose, y una reina Isabel servida por un caballero, interpretados éstos también por Weisz y Jackman; habría sido más inteligente inventarse un reino imaginario, en vez de mostrar España como un exótico país sobre el que Aronofsky exhibe una preocupante ignorancia.

6/10
Desenmascarados

2006 | Jesse Stone: Night Passage

Tom Selleck, hace años célebre por películas como Un hombre inocente o Runaway, brigada especial, se mete en la piel del detective de homicidios Jesse Stone –creado por el novelista Robert B. Parker– para protagonizar uno de sus célebres e intrincados casos policiales en la ciudad de Paradise. En esta ocasión comienza investigando un delito de maltrato, para ir descubriendo poco a poco que detrás hay una operación de blanqueo de dinero a gran escala, y que puede haber implicada gente importante de la ciudad. Intensa, entretenida y bien interpretada por el ya veterano actor.

4/10
Destino Paraíso

2006 | Jesse Stone: Death in Paradise

Jess Stone ha sido recientemente nombrado jefe de policíad de la localidad rural de Paraíso, en Massachusetts. Todavía está adaptándose, cuando se ve obligado a investigar un brutal asesinato: el de una jovencita cuyo cadáver ha sido encontrado flotando en un lago. Parece ser que la fallecida era una estudiante modelo, y algo la empujó a arrastrarse por el camino de la autodestrucción. El veterano Tom Selleck (Un hombre inocente), es el protagonista de este entonado thriller basado en una novela policiaca de Robert B. Parker. Se trata de un autor que trata de seguir la estela de clásicos de la serie negra como Raymond Chandler (precisamente en "Poodle Springs" retomó al personaje de Philip Marlowe) y Dashiell Hammett. En su dibujo de una sociedad enferma, en la que el propio Stone está afectado (arrastra un divorcio que le reconcome, acude a sesiones con el psiquiatra), no es disparatado trazar un paralelismo con las novelas de Henning Mankell, donde el inspector Kurt Wallander sería como el primo lejano sueco de este policía duro e intuitivo del medio Oeste americano.

5/10
Absolución (2006)

2006 | Absolution

Telefilm barato y oportunista que aprovecha el morbo de los escándalos de pederastia entre el clero de los Estados Unidos. La guionista Bethany Rooney pergeña un dramón pseudoreligioso que no acaba de cuajar. Las intenciones no son malas pero se juega demasiado con el sentimentalismo y lo milagroso (o milagrero) como espectáculo poco serio. Bettina Lloyd es una joven periodista que regresa a su hogar, un pueblo de Ohio, debido a que su jefe le encarga que haga un reportaje sobre los supuestos milagros que realiza un joven en estado de coma. Cuando ella regresa allí, vuelve a su memoria la experiencia nefanda que soportó a manos de un sacerdote católico, además de recordar sus viejos amores, desatarse las tiranteces familiares y salir a relucir sus propias dudas religiosas causadas por su terrible trauma, entre la educación católica que recibió y la negación de Dios. Protagoniza la rubita Samantha Mathis (Esa cosa llamada amor).

4/10
La amenaza solar

2006 | Solar Strike

El planeta tierra se encuentra en serios problemas: el científico y multimillonario Lucas Foster descubre que en la atmosfera ha aumentado el porcentaje de gas metano. Y lo que es peor, este hecho unido a los fenómenos recientes que confirman el creciente aumento de las radiaciones de plasma solar puede provocar la destrucción de toda la vida sobre la Tierra. Lucas y su equipo deben de encontrar una solución antes de que sea demasiado tarde. Discreta película protagonizada por Mark Dacascos y Joanne Kelly que nos sumerge en la idea de una posible extinción del planeta Tierra, tema catastrofista ya explorado por el director Paul Ziller en otras de sus obras, como Infierno nuclear o Apocalipsis en Stonehenge.

3/10
Una historia de violencia

2005 | A History Of Violence

Adaptación con actores de carne y hueso de la novela gráfica de John Wagner y Vince Locke, a cargo del habitualmente hiperviolento cineasta canadiense David Cronenberg. Y aunque el director, conocido por sus historias de atmósfera malsana, no se corta un pelo en las escenas violentas, está ‘moderado’ para lo que nos tiene acostumbrados. El film arranca con la vida cotidiana de una familia, el matrimonio (Tom y Edie) y dos hijos (Jack y Sarah), en la América profunda. Él trabaja en un bar, y el discurrir cotidiano parece completamente anodino. Pero un día dos gangsters irrumpen en el bar, y contra pronóstico, Tom les planta cara y los liquida. De pronto se convierte en un héroe, el ciudadano anónimo capaz de defenderse por sí mismo. Estrella mediática, su acción atrae a nuevos gangsters. Y es que la respuesta tan contundente de Tom no ha sido fruto de la casualidad. El tipo oculta un pasado oscuro, y su gusto por el gatillo y la violencia, que parecía definitivamente enterrado en una arcadia feliz, pugna por volver a salir a la luz. Se nota el origen ‘comiquero’ de este film, pariente próximo de Camino a la perdición, que sigue los mismos derroteros de esquematismo en la definición de personajes, y de dibujo de una sociedad en que la violencia forma parte del paisaje diario. Y sorprende Viggo Mortensen, en un papel ambiguo, que nos hace olvidar que hubo un tiempo en que fue Aragorn en El Señor de los Anillos. El film tuvo dos nominaciones al Oscar, a guión adaptado, y al actor de reparto, un histriónico William Hurt, como corresponde a su personaje.

7/10
Crímenes en Paraíso

2005 | Stone Cold

Un antiguo detective de homicidios de Los Ángeles, Jesse Stone, vive ahora en una tranquila ciudad costera de Nueva Inglaterra, llamada Paraíso. Allí ejerce como jefe de policía, y abusa del alcohol y las mujeres, sus dos pasiones. Pero tendrá que volver al tajo cuando se produzcan una serie de crímenes y una alumna de un instituto declare que ha sido violada. Un ya madurito Tom Selleck comenzó con esta pelicula una serie de telefilmes en donde interpretaba al mismo personaje, el rudo policía Jesse Stone, creado por el autor de novelas negras Robert B. Parker. En concreto ha rodado un total de 12 películas con ese rol, desde 2005 hasta 2012.

5/10
La última puerta

2004 | The Lazarus Child

Un chavalín sufre un accidente y queda en coma. Sus sufrientes padres, descartadas las opciones médicas convencionales, optan por probar una peligrosa terapia alternativa, que podría inducir el coma en su otro retoño. El oscarizado guionista de Rain Man, Ronald Bass, firma el guión de este film, bastante presentable, que habla de las situaciones extremas a los que se puede llegar por ayudar a los seres queridos.

4/10
Secretary

2002 | Secretary

Lee, que acaba de salir de una institución psiquiátrica, consigue empleo como secretaria en un despacho de abogados. La chica, más rara que un perro verde, iniciará una relación sadomasoquista con su jefe Edward, que puede que sea todavía más raro. Al mismo tiempo, ella trata de ser complaciente en su trabajo, pero su comportamiento disfuncional tiene manifestaciones muy ostentosas. Mientras que él oscila entre la amabilidad y la tiranía. Steven Shainberg se apunta al cine de atmósfera malsana, con personajes extraños y autodestructivos. Para lograr el resultado apetecido acude a Angelo Badalamenti, compositor habitual de las bandas sonoras de otro cineasta malsano, David Lynch, y a dos actores acostumbrados a papeles de ‘gente rarita’: Maggie Gyllenhaal (Confesiones de una mente peligrosa) y James Spader (Sexo, mentiras y cintas de vídeo).

4/10
The Climb

1998 | The Climb

Danny es el foco de los insultos del resto de niños de su pueblo porque su padre fue el único hombre de la zona que no combatió en la Segunda Guerra Mundial. Está ansioso por demostrar su hombría. El camino de su consecución le llevará a conocer a un señor mayor del pueblo con quien inicia una peculiar relación de amistad. Su nuevo amigo se está muriendo de cáncer y es un ingeniero solitario, malhumorado e irreverente. La película gira en torno al tema tan cinematográfico del cruce de generaciones, donde una relación que parece imposible acaba convirtiéndose en una interesante simbiosis donde ambas partes aprenden y aprecian todo lo que el otro tiene que ofrecerles. En este caso los dos protagonistas hablan sobre temas dispares, incluido la eutanasia.

4/10
Dino Rex

1995 | Theodore Rex

Katie Cultrane (la divertidísima Whoopi Goldberg) da vida a una superpolicía del futuro. Los problemas surgen cuando le asignan su nuevo compañero de investigaciones Dino Rex, un dinosaurio amante de las galletas. Juntos tendrán que llevar la investigación de un asesinato de un policía, que puede comprometer a más de un alto "capitoste" de la ciudad. Tan curiosa pareja de detectives vivirán un montón de divertidas aventuras, antes de resolver definitivamente el caso. Jonathan R. Betuel sabe dar un giro original a la dinomanía que desató la celebre película de Steven Spielberg: Parque Jurásico, y lo hace elaborando una entretenida comedia que discurre en un improbable futuro en el que humanos y dinosaurios se ven obligados a convivir.

2/10
Geronimo, una leyenda

1993 | Geronimo: An American Legend

La llegada del hombre blanco a las tierras salvajes del Oeste supuso el comienzo de un largo declive para el orgulloso pueblo de los indios apaches. Se libraron sangrientas batallas, en las que siempre salió triunfante el hombre blanco. Ahora un hombre ha devuelto la esperanza a su pueblo: Geronimo, el gran jefe de los apaches. Él deberá librar la última batalla. Walter Hill, especialista en el cine de acción, dirige este crepuscular western, en el que somos testigos de hechos históricos, hoy considerados legendarios. El film cuenta con unos magníficos escenarios naturales, resaltados por una cuidada fotografía, sin que ello vaya en menoscabo de la elaborada construcción de los personajes. Éstos están interpretados por algunos autenticos "pesos pesados" del mundo del cine, como Robert Duvall y Gene Hackman.

6/10
Noches de Broadway

1989 | Bloodhounds of Broadway

Un tipo desesperado que ha vendido su cuerpo a un médico loco y otros personajes coinciden una nochevieja en un local clandestino de los años 20. El film fue el debut de Howard Brookner, que sin embargo murió tras terminar el rodaje.

4/10
Caribe

1987 | Caribe

Helen es nueva en el mundo del tráfico de armas. Se quedará atrapada en Belice cuando su socio muere en un tiroteo. Ahora sólo puede ayudarla Jeff Richardson un agente británico que tiene una misión por la zona. Film de aventuras de serie B, con una mínima trama criminal. El reparto hace un esfuerzo pero la historia no acaba de funcionar como debiera.

3/10
Centennial

1978 | Centennial | Serie TV

Estupenda miniserie televisiva, adaptación de una novela del americano James Michener. Conforma un total de 12 episodios, cada uno con una duración aproximada de una hora y media. Se trata de un amplio fresco cinematográfico que narra la epopeya de la colonización de Oeste americano, en un periodo que abarca desde 1755 hasta 1970. Ambientada en el estado de Colorado, la serie se inicia cuando un aventurero de Quebec llamado Pasquinel intenta comerciar con los indios arapahoes, aunque fracasará y quedará herido antes de regresar a San Louis. Más tarde, una vez casado, buscará regresar a tierras del Oeste para intentar proseguir su sueño. La serie se iniciaba en el cuarto capítulo del libro de Michener, ya que el escritor comenzaba la narración nada más y nada menos que en la prehistoria... Destaca la ambientación extraordinaria y la visión panorámica que ofrece de la historia de la civilización moderna estadounidense. El reparto es formidable, pues reúne a solventes actores que siempre resultan convincentes y nunca se erigen en demasiado protagonistas.

7/10
Alerta Roja Neptuno Hundido

1978 | Gray Lady Down

Debido a una trágica colisión, el submarino nuclear Neptuno yace sobre un lecho de rocas y barro a una profundidad de 1450 pies, lo que es suficiente para hacer estallar el casco. Sólo quedan 48 horas para que los supervivientes se queden sin oxígeno. Por estas razones, se emplea desesperadamente una nave de rescate para gran profundidad y otra experimental de dos tripulantes. Mientras varios temblores de tierra inclinan cada vez más el submarino hacia un abismo, los encargados del rescate ponen en marcha una última estratagema. Durante los años 70 se puso de moda el género de catástrofes y se filmaron accidentes de todo tipo de vehículos. Esta resulta muy original, pues se trata de un submarino nuclear. Los protagonistas son grandes actores del género de aventuras como Charlton Heston (Ben-Hur (1959)) y David Carradine (Forajidos de leyenda).

5/10
La semilla del diablo II

1976 | Look What's Happened to Rosemary's Baby

Disparatada secuela televisiva de La semilla del diablo, en la que por supuesto no tuvieron parte ni Ira Levin ni Roman Polanski. De hecho, del film original, sólo permanece la actriz Ruth Gordon con su papel de Minnie. Aquí tenemos a los adoradores del diablo y a un niño satánico con doble personalidad, casi como si fuera esquizofrénico. Abundan los sustos y falta sutileza. Para dar empaque a la cosa aparecen fugazmente en pantallas viejas glorias como Broderick Crawford y Ray Milland. A destacar como risible el pastel de cumpleaños del chaval, con las velas dispuestas en siniestro pentagrama.

2/10
Nueva York, año 2012

1975 | The Ultimate Warrior

En el año 2012, Nueva York está sumido en el caos. Unos individuos, mitad humanos, mitad mutantes, están atacando la ciudad y sólo un guerrero llamado Carson plantará cara al conflicto. Aprovechando el tirón de la fantasiosa, Almas de metal, Yul Brynner volvió al género fantástico y de ciencia-ficción en este titulo menor de Robert Clouse. Unos decorados mediocres, un guión desatinado y unas escenas absurdas, convierten la cinta en un producto poco interesante. Ni siquiera la presencia de Brynner o de Max Von Sydow logra sacar adelante la historia.

2/10
El barón rojo

1971 | The Red Baron

De nombre real Manfred Von Richthoven, el barón (encarnado por John Phillip Law) fue un gran "as" de la aviación alemana que derribó cerca de 80 aviones enemigos con su triplano de color rojo, de ahí su apelativo. Míticas resultan sus acciones durante la I Guerra Mundial, siendo en el mes de abril de 1917 cuando el barón derribó a 20 aviones ingleses. Sin embargo, una serie de mareos le impidieron volver a ser el mismo y, justamente un año después de esta hazaña sería derribado por aliados australianos. La película cuenta esos años de gloria, alternando su historia con la del piloto canadiense Roy Brown (interpretado por Don Stroud), quien consiguió abatirle. Durante su rodaje, Corman recibió la ayuda de las Fuerzas Aéreas Irlandesas, logrando más que dignas escenas aéreas. A destacar la recuperación para su banda sonora de Hugo Friedhofer, maestro de la composición del Hollywood clásico.

5/10

Últimos tráilers y vídeos