IMG-LOGO

Biografía

Taraji P. Henson

Taraji P. Henson

50 años

Taraji P. Henson

Nació el 11 de Septiembre de 1970 en Washington, District of Columbia, EE.UU.

La madre adoptiva ideal

16 Febrero 2009

Destaca por su característico acento sureño, y parece especializada en papeles de sufridora. Taraji P. Henson no era una actriz demasiado conocida, pero ha ascendido meteóricamente a la fama tras su nominación al Oscar por El curioso caso de Benjamin Button.

Nacida el 11 de septiembre de 1970 en la capital estadounidense, Taraji Penda Henson es hija de un matrimonio humilde, formado por una encargada de unos grandes almacenes y un portero. Su nombre está compuesto de palabras en swahili que significan ‘esperanza’ (Taraji) y ‘amor’ (Penda), y es nieta de Matthew Henson, uno de los exploradores que descubrieron el Polo Norte geográfico. Creció en Washington D.C., y aunque siempre le picaba el gusanillo de la interpretación, cuando le llegó la hora de ir a la universidad se decantaba en principio por otros derroteros. Intentó estudiar Ingeniería Eléctrica en Carolina, pero suspendió el examen de ingreso. Así fue como al final acabó estudiando interpretación en la Universidad de Howard, institución de Washington históricamente dirigida a los estudiantes negros. Para poder pagarse los estudios tenía que trabajar en dos sitios a la vez, pues por las mañanas era secretaria en el Pentágono, y por las noches ejercía de bailarina y camarera en un barco-restaurante.

En 1995, Henson dio a luz a su único hijo: Marcel. Pero dos años más tarde, en 1997, el padre del chico, M.J. fue asesinado en extrañas circunstancias. A pesar de todo, ella es una persona muy positiva. “Ama siempre que puedas, baila como si nadie te estuviera mirando, viaja, come, y prueba comidas nuevas. Nunca sabes lo que te espera ni el tiempo que te queda”, ha dicho la actriz. Tras contratar a un agente, empezó a hacer pequeños papeles en series televisivas, como Urgencias, Este chico es un genio y Felicity. También fue secundaria en el telefilm Satan School –donde era miembro de una secta satánica– y Las aventuras de Rocky y Bullwinkle, en la que tenía una pequeña aparición como estudiante comprometida.

Su primer papel importante le vino de la mano del afroamericano John Singleton, que le contrató para coprotagonizar Baby Boy, con Tyrese Gibson. Interpretaba a una mujer tenaz que intentaba que su novio sentara la cabeza y se quedara con ella y con su hijo común, pero éste era un impresentable que se resistía a madurar. La experiencia fue tan grata que insistió en repetir a las órdenes de Singleton en Cuatro hermanos, a pesar de la brevedad de su papel, como esposa de uno de los protagonistas. El éxito le llegó con Hustle & Flow, donde era una prostituta embarazada. El film ganó un Oscar, en la categoría de mejor canción, por ‘It’s Hard Out Here for a Pimp’, cuyo estribillo estaba interpretado por la propia Henson.

La actriz realizó un papel muy pequeño en Ases calientes –era una asesina que intentaba liquidar a un testigo de un juicio contra un mafioso– y realizó un gran trabajo en Talk to Me, donde hizo de novia de un ex recluso que triunfaba como locutor radiofónico. Después tuvo papeles significativos en dos series de abogados, Boston Legal, en la que era una de las letradas del bufete donde se desarrolla la acción, y en Eli Stone, donde encarnaba a una estudiante de medicina que mantenía un idilio con un abogado. Cuando David Fincher le ofreció interpretar a la madre adoptiva del protagonista, se llevó una grata sorpresa. “Grité y salté como si me hubiera tocado la lotería”. Y eso que no se imaginaba que el film supondría su consagración definitiva, y sería nominada al Oscar por su trabajo.

Filmografía
Coffee & Kareem

2020 | Coffee & Kareem

Pues sí. Es otra estúpida comedia americana, atravesada de zafiedad en cada minuto de metraje, y con muy escasa gracia. Describe cómo la incipiente relación amorosa entre un policía de Detroit, el agente blanco James Coffee, y la afroamericana Vanessa Manning, es torpedeada por el hijo adolescente de ésta, Kareem. Hasta el punto de que contacta con unos peligrosos delincuentes, lo que acaba poniendo en peligro a todos. Las bromas sobre genitales resultan sencillamente agotadoras. Y aunque se supone que los actores son competentes, Ed Helms está bastante sobreactuado como el agente que se ve incapaz de congeniar con el retoño de su amada, a quien ve como poco más que un estorbo, pero que finalmente se convierte en su mejor colaborador policial. Asuntos como la rivalidad con una compañera policía, molesta con Coffee por haber dejado escapar a un peligroso criminal, resultan bastante tópicos.

2/10
What Men Want

2019 | What Men Want

The Best of Enemies

2019 | The Best of Enemies

Proud Mary

2018 | Proud Mary

Mary (Taraji P. Henson), asesina profesional y letal trabaja para la familia criminal más conocida de la ciudad, dirigida por Benny (Danny Glover). Cuando Mary dispara a un mafi oso que no debía para salvar a un niño, debe enfrentarse a un gran número de delincuentes, desde la Mafi a rusa hasta los más cercanos a ella, incluido su antiguo amante. Armada con su ingenio y un armario lleno de armas, Mary debe hacer lo que sea para ser la última mujer en pie en este enérgico y explosivo thriller de acción.

Tiempo límite

2016 | Term Life

Nick Barrow, un experto ladrón especializado en preparar planes de robos, ofrece sus servicios al hijo de un mafioso que desea recuperar un dinero perdido. Pero algo sale mal, los ladrones son asesinados y el dinero desaparece. En realidad, ha sido el policía corrupto Joe Keenan el que ha perpetrado el crimen. Y ahora tanto la policía como el capo mafioso Viktor irán a por Barrow, al que creen responsable. Éste intentará sobrevivir y proteger también a su díscola hija adolescente. Rutinario pero entretenido thriller que mezcla acción, intriga y drama familiar con resultados satisfactorios. Aunque no es la séptima maravilla del mundo y el desarrollo del guión es un poquito simple, Tiempo límite cuenta con un buen reparto, en donde sin duda destacan Vince Vaughn y una estupenda Hailee Steinfeld (Begin Again) como padre e hija, quiza lo mejor del film. También aparece como mafioso Jordi Mollà, un tópico papel en el que Hollywood está encasillando al español.

5/10
Figuras ocultas

2016 | Hidden Figures

Una de esas películas capaces de elevar el espíritu, que hacen pensar que todo es posible cuando uno se deja guiar por la divisa del trabajo bien hecho y de hacer lo correcto. Se basa en hechos reales, y su título alude a los tres personajes femeninos retratados, tres mujeres negras que en los años 60 en Estados Unidos, con la segregación racial plenamente vigente, fueron capaces de labrarse una asombrosa carrera profesional en la NASA, la agencia espacial americana, tarea que compatibilizaban con su trabajo en casa como madres de familia. En el elocuente prólogo en que las seguimos en la niñez, descollando por su pasión científica, vemos cómo son capaces de descubrir bellas y perfectas figuras geométricas en los elementos cotidianos que les rodean. En 2014 un desconocido Theodore Melfi sorprendió con St. Vincent, una divertida comedia con su punto dramático protagonizada por Bill Murray, que se atrevía a plantear en cine la idea de que podemos ser santos en la vida cotidiana, buenas personas, una aspiración que tal vez nos cuesta distinguir en los que nos rodean, quizá porque ni ellos mismos son conscientes de que justamente eso es lo que desean. Ahora, en el fondo, aletea idéntica idea en Figuras ocultas, película de hechuras más clásicas, por partir de personajes auténticos. Y sabe destacar a los personajes que habitualmente estarían en segundo plano, dejando precisamente en este lugar a los heroicos astronautas, incluido el mítico John Glenn, que en otros filmes habrián tenido un protagonismo absoluto, más en esa carrera contrarreloj con los soviéticos durante la guerra fría, por no quedarse atrás en la carrera espacial. Melfi dirige, produce y coescribe con Allison Schroeder con talento, pues tiene la virtud de no atascarse en las aristas de las injusticias que les toca vivir a las tres protagonistas, sin que ello signifique su omisión. La idea es hacer prevalecer el tono amable, se diría que la divisa de Katherine G. Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson –estupendas Taraji P. Henson, Octavia Spencer y la recién llegada Janelle Monáe– es poner a mal tiempo buena cara, y seguir esforzándose un día y otro en hacer las cosas mejor, ya llegará en su momento el reconocimiento, si tiene que llegar. De modo que situaciones como la de tener que perder literalmente un cuarto de hora en ir a la carrera al cuarto de baño, porque en la zona donde trabaja Katherine no hay aseos para "gente de color", se convierte en algo próximo al vodevil, se critica inteligentemente por reducción al absurdo. El guión es modélico a la hora de describir las funciones de Johnson como calculadora, Vaughan como supervisora in pectore que acaba siendo una experta en el recién adquirido superordenador IBM de fichas perforadas, Jackson completando su estudios para ser la primera ingeniera sfroamericana. Y no cae en buenismos anacrónicos a la hora de describir a los personajes blancos de la NASA, grandes profesionales y capaces de detectar lo que es injusto, pero humanos e hijos de su tiempo, lo que puede verse en el jefe del proyecto Kevin Costner, en la encargada de personal Kirsten Dunst, o en el ingeniero celosillo Jim Parsons, dando la vuelta a su Sheldon de The Big Bang Theory.

7/10
Empire

2015 | Empire | Serie TV

Serie en torno a un imperio discográfico en torno al hip-hop, el sello Empire, creado por Lucius Lyon y su ex, Cookie, desde cero, y a veces con métodos mafiosos. Ella ha pasado una temporada en la cárcel, y ha aceptado un trato para colaborar con el FBI. Cosa que ignora su esposo, a quien han diagnosticado un cáncer que oculta a todo el mundo, lo que incluye a su amante Anika, y a sus tres hijos, candidatos a heredar el negocio: el hijo mayor André, abogado con trastorno bipolar; el mediano Jamal, gay, con talento para la composición musical, pero algo “oveja negra”; y el pequeño y malcriado Hakeem, el favorito de papá, y que aspira a triunfar como cantante de hip-hop. Colaboración televisiva de Lee Daniels y Danny Strong, que ya sacaron adelante juntos el largometraje El mayordomo. Ambos pintan en esta serie, con aires de culebrón padrinesco, un mundo decadente, donde conviven los vaivenes sentimentales de unos y otros con la brutalidad con que Lucius impone sus puntos de vista, incluso eliminando a un primo de Cookie que le amenazaba. La cuidada producción incluye numerosos musicales, vistosos y sensuales, y destacan sobre todo las interpretaciones de los padres del imperio y del clan, o sea, Terrence Howard y Taraji P. Henson.

5/10
Think Like a Man Too

2014 | Think Like a Man Too

Vigilados: Person of Interest (4ª temporada)

2014 | Person of Interest | Serie TV

Con la llegada de Samaritan, ahora la trama es un constante combate contra los agentes de la “nueva máquina de investigación”. Como método para protegerse Reese, Finch, Shaw y Root deben de vivir ahora con identidades falsas. Adicionalmente se crea una nueva guerra entre la organización criminal liderada por Carl Elias y la banda de narcotráfico la “hermandad”, liderada por Dominic. Cuarta temporada de la exitosa serie creada por Jonathan Nolan, la cual consta con 22 episodios.

7/10
Sin escrúpulos

2014 | No Good Deed

Terri (Taraji P. Henson) es una abnegada esposa y madre de dos hijos que vive una vida idílica a las afueras de Atlanta cuando Colin (Idris Elba), un encantador pero peligroso convicto fugado, aparece en su puerta afirmando aber sufrido una avería. Terri le ofrece su teléfono para ayudarlo, pero pronto descubre que su buen gesto le pasará factura y tendrá que luchar para sobrevivir cuando él invade su casa y aterroriza a su familia...

Vigilados: Person of Interest (3ª temporada)

2013 | Person of Interest | Serie TV

Nueva temporada en donde la máquina arrojará más números para que de esta forma Finch y Reese prevengan un inminente crimen. En esta ocasión nuevos descubrimientos acerca de una posible nueva máquina y la aparición de una organización llamada “Vigilance” colocará a los protagonistas en una situación incómoda. Jim Caviezel y Michael Emerson regresan para desempeñar los roles de Reese y Finch una vez más.

7/10
El buen doctor

2012 | The Good Doctor

En qué piensan los hombres

2012 | Think Like a Man

Comedia con reparto afroamericano y destinada a ese público, que cuenta cómo cuatro mujeres utilizan un manual para mejorar la relación con sus parejas, que aconseja pensar con mente masculina. Cuando ellos se enteran, contraatacan, con un esquema clásico de guerra de sexos. Dirige la cinta Tim Story, conocido sobre todo por la "joya" de superhéroes Los cuatro fantásticos y su secuela, de las que no es fácil dilucidar cuál es peor.

4/10
Vigilados: Person of Interest (2ª temporada)

2012 | Person of Interest | Serie TV

Harold Finch (Michael Emerson) y su socio John Reese (Jim Caviezel) prosiguen con su cruzada para salvar las vidas de las personas consideradas irrelevantes por "la máquina", números que corresponden a gente que está envuelta en algún tipo de crimen violento. La colaboración entre ellos y los detectives Carter (Taraji P. Henson) y Fusco (Kevin Chapman) se va haciendo más estrecha, hasta el punto de que prácticamente van a irse convirtiendo en un equipo de cuatro. Por su parte, los enemigos declarados de Harold y Finch también entran cada vez más en las operaciones que llevan a cabo: ahí están la malévola Root, el mafioso Elias y, claro está, la turbia organización conocida como Control. En esta temporada, la tensión va "in crescendo", y los guionistas introducen nuevos elementos para enriquecer la trama. Por un lado, los capítulos siguen teniendo el esquema sencillo de la primera temporada (es decir, ayudar a la persona que está en peligro), pero, por otro lado, la trama de fondo va adquiriendo proporciones de mayor calado, con asuntos que implican a la seguridad nacional, al crimen organizado, o al espionaje internacional, etc. Por supuesto, también se cuidan los personajes y sus traumeas personales, y los misterios en torno a Harold y Reese se van alumbrando poco a poco. También ayuda al interés del conjunto la introducción de nuevos personajes, como el de la agente Shaw (Sarah Shahi).

6/10
Larry Crowne, nunca es tarde

2011 | Larry Crowne

Larry Crowne es un tipo afable y servicial con los clientes, siempre gasta bromas a sus compañeros de trabajo en una gran superficie, pero... no tiene un título universitario, motivo por el que es despedido sin contemplaciones. Pende además sobre su cabeza la espada de una hipoteca a ejecutar sobre su casa. Total, que el tipo –que estuvo 20 años en la marina de cocinero– se matricula en la universidad, en un curso de oratoria y otro de economía. Para ahorrar en gasolina se compra una vespa y se hace un montón de amiguetes que tienen vespa. Además tiene de profe a una “seño” con la cara de Julia Roberts, que al principio es un poquito-bastante borde con los alumnos, pues está frustrada por un matrimonio sin amor y la poca asistencia de estudiantes a sus clases. Pero Larry, o sea, Tom Hanks, le hará cambiar. Comedieta romántica que supone el segundo largometraje de Tom Hanks tras The Wonders, y una nueva colaboración con Nia Vardalos, coguionista, a quien le produjo Mi gran boda griega. La idea es revalidar este mentado logro de película amable que te hace salir a gusto del cine. Para ello Hanks y Vardalos ha pergeñado una trama que quisiera ser una fábula capriana, de protagonista a lo Forrest Gump, que con su sencillez y bondad desarmantes logra que la gente a su alrededor mejore. Aunque en realidad se podía decir en castizo aquello de “To er mundo e güeno”, porque la mayoría de los personajes, a no ser el marido impresentable, son bastante buena gente, sin ir más lejos una chiquita llamada Talia se convierte en poco menos que la asesora de imagen y estilista de Larry, le cambia el nombre, el peinado, el vestuario, el diseño interior de su casa... El principal problema de este film en su inconsistencia, la arquitectura interna brilla por su ausencia. Una vez planteado el paro forzoso de Larry y su ingreso en la universidad, todo son divagaciones hacia no se sabe dónde. Hay algún elemento aislado que funciona, probablemente el mejor es el ejercicio final de oratoria de Larry, que alguno puede tachar de cursi, pero que más o menos funciona, y se entiende que para un actor es una perita en dulce. Resulta difícil hablar de química entre Hanks y Roberts porque su historia de amor, que uno podría prever de entrada –¿por qué otro motivo pagaría alguien la entrada de esta película?–, llega sin justificación bien avanzado el metraje, cuando la película ya no tiene mucho remedio.

4/10
Vigilados: Person of Interest

2011 | Person of Interest | Serie TV

John Reese, antiguo miembro de operaciones especiales en escenarios tan peligrosos como Irak y Afganistán, se asocia con el enigmático Finch, un millonario lisiado que hace frente a los criminales que asolan Nueva York. Finch, un genio del software, desarrolló para el gobierno tras el 11-S un sofisticado programa informático de vigilancia que, cruzando datos de cámaras, pinchazos telefónicos e interceptación de e-mails, permite anticiparse a ataques terroristas; también es capaz de reconocer patrones de conducta para identificar a personas a punto de participar en delitos violentos, pero estos casos, considerados no prioritarios, no los atiende el gobierno. Así que juntos, Reese y Finch tratan de evitar este tipo de crímenes, para lo que sólo cuentan con números de la seguridad social de personas que pueden ser las víctimas o los asesinos. Una policía, Jess Carter, tiene entre ceja y ceja a Reese, cuyas huellas siempre aparecen en escenarios criminales; mientras que otro policía, Lionel Fusco, que anduvo metido en asuntos ilegales, se convierte en topo para Reese, pues le advierte de los pasos de Fusco. Serie creada por Jonathan Nolan, coguionista con su hermano Christopher Nolan de títulos como El caballero oscuro, y producida por J.J. Abrams, que recupera a uno de los protagonistas de su serie Perdidos, Michael Emerson (el inquietante Ben Linus), que encabeza el reparto con Jim Caviezel (La pasión de Cristo) y Taraji P. Henson (El curioso caso de Benjamin Button). El punto de partida -las posibilidades crecientes del espionaje, cada vez más cercanas al Gran Hermano imaginado por George Orwell-, resulta original, y la idea es resolver un caso por episodio, mientras se ahonda en la relación entre Reese y Finch, y en la "caza" en la que anda metida la tozuda Carter.

6/10
Secuestrado: La historia de Tiffany Rubin

2011 | Taken from Me: The Tiffany Rubin Story

Cuando el hijo de seis años de Tiffany Rubin, el pequeño Kobe, es raptado por su padre biológico y trasladado desde Nueva York a Seúl, en Corea del Sur, la desesperación de su madre es terrible. Sólo un milagro hará posible que recupere a su hijo. Quizá la única esperanza esté en Mark Miller, un hombre experimentado en estas situaciones y que está al frente de la Asociación Norteamericana de Niños Perdidos. Telefilm dramático de la cadena norteamericana Lifetime que narra con gran verosimilitud una historia real acontecida en 2008. Bien llevada, con mometnos de lograda intensidad, cuenta con el inestimable y sentido trabajo de Taraji P. Henson (Figuras ocultas), bien acompañada por el "perdido" Terry O'Quinn.

6/10
The Karate Kid

2010 | The Karate Kid

Remake de la película de 1984 Karate Kid, que obtuvo un impresionante éxito y conoció dos secuelas. Aquí asume el mando la familia Smith, con el matrimonio Will Smith y Jada Pinkett Smith como productores y con el protagonismo de la película por parte de su hijo Jaden Smith, de tan sólo 12 años, y que ya había hecho sus pinitos interpretativos en los filmes En busca de la felicidad y Ultimátum a la Tierra. Sherry Parker y su hijo Dre abandonan Detroit y se van a vivir a China. Asimilar el cambio es complicado, sobre todo para Dre, pues en el país asiático todo es nuevo, empezando por el idioma. Él es un chico despierto y simpático, que muestra su desparpajo y chulería con cierta ingenuidad y la visión caprichosa de un chaval sin complejos. Pero pronto se dará de bruces con la realidad, cuando reciba una brutal paliza de otro niño que domina las artes marciales. Para colmo, el abusón resulta estar en su mismo colegio y, aunque también conoce a una chica encantadora que le hace tilín, su estancia en el centro empieza convertirse en un martirio causado por el "bullying" que le provocan los matones. Pero un día, cuando está recibiendo otra paliza, recibe la ayuda inesperada del señor Han, un hombre de pocas palabras que trabaja como encargado del mantenimiento del edificio donde viven Dre y su madre. El film se distancia muy poco del original. Tiene lugar en China, el protagonista es unos años más joven, el kárate es sustituido por el kung fu, el señor Miyagi pasa a llamarse Han y la célebre frase "dar cera, pulir cera" se convierte más o menos en "recoge la chaqueta, cuelga la chaqueta". Pero esos son, "grosso modo", los detalles nuevos veintiséis años después. Porque tanto el guionista Christopher Murphey, como el director Harald Zwart mantienen idéntico el espíritu que anima la trama, una historia de superación personal que es mucho más que ganar un combate de artes marciales: el enfrentamiento pasa a ser una batalla con uno mismo, en el que el niño se hace adulto enfrentándose a sus miedos, superando los fracasos, levantándose una y otra vez, evitando el odio y conservando la dignidad. El director logra ofrecer este variado ramillete de valores y los entrega con emotividad (y muy “a la americana”), si bien es cierto que la película se hace un poco larga, pues a Zwart le cuesta meterse en faena y demora demasiado la presentación del núcleo de la historia. En cuanto al reparto, Jackie Chan es una elección perfecta para interpretar el señor Han, un hombre humilde y sabio, que no acaba de superar un pasado traumático, mientras que el chaval Jaden Smith hace creíble su evolución gracias a su gran naturalidad para transmitir emociones.

5/10
Noche loca

2010 | Date Night

El director Shawn Levy continúa haciéndose un sitio entre los directores actuales de comedia más populares de la industria. Sus película Noche en el museo y su secuela figuran sin duda entre las más apañadas de su filmografía, una mezcla perfecta entre comedia loca, originalidad, efectos especiales y buenos sentimientos de toda la vida. Ahora sin embargo, da un giro demasiado marcado hacia otro tipo de comedia más gamberra (algunos dirán 'moderna'), basada demasiado a menudo en la picardía soez y los aspavientos tontunos, en este caso de la pareja formada por Steve Carell (Como la vida misma) y Tina Fey (Rockefeller Plaza), dos comediantes en alza. La historia presenta la vida ordenada y tópica de los Foster, un matrimonio acomodado que vive a las afueras de Nueva York. Phil y Claire tienen dos hijos y dos trabajos que les ocupan la mayor parte del tiempo. Salvo algunas cenas programadas para los viernes, sus vidas son de lo más aburrido y rutinario. Pero, tras la noticia de que un matrimonio amigo ha decidido divorciarse porque los cónyuges se llevaban tan bien como dos compañeros de piso, una noche que deciden hacer algo distinto: cenar en un restaurante chick de Manhattan. Y ante la perspectiva de tener que comer en la barra, ambos se hacen pasar por los Tripplehorn, otra pareja que había reservado mesa y que no han hecho acto de presencia. Lo malo es que a mitad de la cena unos desconocidos les abordarán y amenazarán con matarlos si no les dan cierto pendrive con información confidencial. Y ni que decir tiene que los Foster no tienen ni remota idea de a qué se refieren. Hay un fallo en el planteamiento del film, y es dejarlo todo al lucimiento de los actores, confiando que estén inspirados. Por momentos lo están, por supuesto -el graciosísimo jueguecito preferido de los Foster cuando salen a cenar, inventando las vidas de las personas; esa tronchante escena del regreso al restaurante, imitando a gente super “cool” o “in” o como se diga; los gags en torno al atractivo de Mark Wahlberg, etc.–, pero en general el guión de Josh Klausner es poco inspirado y demasiado tontorrón, con personajes de cuchufleta. Y aunque sin perder el tono de comedia intrascendente, cansa demasiado la insistencia en la grosería procaz y la guarrería, como en la interminable y aburrida escena del puticlub. Error más craso si cabe en una película presumiblemente amable y previsible y que se supone busca redescubrir el romanticismo de sus protagonistas.

4/10
Peep World

2010 | Peep World

I Can Do Bad All by Myself

2009 | I Can Do Bad All by Myself

Separados por accidente

2009 | Not Easily Broken

Dave y Clarice Johnson forman un matrimonio feliz. Pero el destino pone a prueba su amor, cuando un accidente de coche deja gravemente herida a Clarice, que tiene que someterse a un largo perído de rehabilitación para poder volver a andar. Mientras ella se recupera, Dave intima con Julie, una amiga con un hijo adolescente, por la que se sentirá muy atraído. Morris Chestnut (Brigada 49) y Taraji P. Henson (la madre adoptiva del protagonista en El curioso caso de Benjamin Button) protagonizan este lacrimógeno drama sobre la infidelidad matrimonial.

4/10
El curioso caso de Benjamin Button

2008 | The Curious Case of Benjamin Button

Adaptación de un relato corto de Francis Scott Fitzgerald, es de esos casos en que la película está a la altura del original, si no lo supera ampliamente, aunque sólo sea por la ventaja de su mayor ambición artística, se aumenta el tamaño del lienzo donde se pinta la narración, por así decir. La historia central es la del Benjamin Button, un hombre que nace en la Luisiana cercana a los años de la Primera Guerra Mundial, con un aspecto que espanta a su padre hasta el punto de abandonarlo. En efecto, se diría que Benjamin ha nacido anciano. Y, justamente, es acogido en una residencia de ancianos. A medida que crece, criado por una mujer negra, sus graves enfermedades y los achaques propios de la vejez van desapareciendo. Pronto es evidente que el proceso de madurez de Benjamin corre en dirección contraria a la del resto de los mortales: con el paso de los años rejuvenece. Esta narración, inspirada en el original de Fitzgerald, la enmarcan los guionistas Eric Roth y Robin Swicord dentro de otra historia contemporánea, la de una anciana ingresada en un hospital, también de Luisiana, acompañada por su hija, en un momento en que se acerca el huracán Katrina. A instancias de su madre, la hija le lee unas memorias que recogen las andanzas de Benjamin Button, y a medida que transcurra el metraje sabremos de los lazos que unen a ambas historias. Obviamente, la trama es muy original, pero difícil de trasladar a la pantalla. Y lo increíble es que, tanto el guión de la película –donde los intereses de Roth parecen conectar con los de su libreto de Forrest Gump–, como la puesta en imágenes de David Fincher, logran el milagro de que aceptemos un planteamiento que exige suspender la incredulidad. Ayuda, claro está, el empaque de una producción de Frank Marshall y Kathleen Kennedy, que ya sorprendieron en 2007 apadrinando un título de la calidad de La escafandra y la mariposa. No sólo los efectos de maquillaje son soberbios, sino que el director a cargo del proyecto tiene una gran capacidad visual, da bien los saltos narrativos a los distintos escenarios, y hace un uso perfecto de ideas de guión como la del reloj que marcha hacia atrás, o la del tipo al que gusta contar las siete veces en que fue alcanzado por un rayo. La voz en off funciona y hay un completo acierto en el reparto, con un genial Brad Pitt bien respaldada por actrices como Cate Blanchett y Tilda Swinton. El discurrir de toda una vida se convierte en una maravillosa parábola sobre el sentido de la la existencia, una reflexión sobre el paso del tiempo y las cosas a las que merece la pena dedicarlo. Abundan las peripecias en la narración, se tiene la sensación de ser testigo de cómo se van conformando la experiencia de una vida plena, que necesariamente no es perfecta, pero que ha valido la pena. De algún modo Fincher alcanza la meta que no supo hollar Francis Ford Coppola en Jack y Juventud sin juventud, dos títulos que exploran estos mismos temas. De un modo singular lo logra en la historia romántica, primero con las experiencias iniciáticas que avergüenzan y sin futuro –la “primera vez” en un prostíbulo, el primer enamoramiento, de una mujer casada...–, para dar paso, sí, al encuentro con el amor verdadero, que si ya es complicado mantener en circunstancias normales, aquí resulta más frágil y elusivo, exige incluso una mayor responsabilidad. La idea de cambiar el paso ordinario en la evolución de una relación conyugal sirve para subrayar los pilares sobre los que se sustenta, ese amor que debe ser cultivado, esa prole que es un tesoro increíble, el espíritu de sacrificio, tantas pequeñas cosas que, si se descuidan, pueden conducir a equívocos y suspicacias. Una mirada más directa a la trascendencia habría redondeado una magnífica película, que en este terreno prefiere mantenerse en un segundo plano, aunque no se eluda el tema en la naturalidad con que los personajes rezan.

9/10
Boston Legal (4ª temporada)

2007 | Boston Legal | Serie TV

Alan Shore se enfrenta a otro espinoso caso de pena de muerte. Además, su amistad con Danny Crane se verá puesta a prueba. Penúltima temporada de esta serie judicial que en realidad es un spin-off de El abogado. En la cuarta temporada se incorporó la actriz Tara Summers, que interpreta a Katie Lloyd. La serie sigue manteniendo su mezcla entre humor y drama, así como su tono crítico que resulta ácido en ocasiones.

6/10
Ases calientes

2006 | Smokin' Aces

Buddy ‘Ases’ Israel, un cantante de medio pelo, ha logrado crearse un nombre en el mundo del espectáculo gracias al respaldo de la mafia. Tan creído se lo tiene el tipo, que piensa que él mismo puede comportarse con modos gangsteriles, liderando una banda, y llevando sus propios y sucios negocios. Pero no piensan lo mismo los que le apoyaron en otro tiempo, que creen que ha llegado la hora de quitarle de en medio. Entretanto la policía le tiene pillado, y lo retienen ‘hiperprotegido’ en un hotel, mientras negocian un acuerdo a cambio del cual él testificará contra importantes mafiosos. Este cúmulo de circunstancias justifica que el hotel esté a punto de convertirse en un sanguinario ‘camarote de los hermanos Marx’, donde distintos grupos de asesinos y cobradores de apuestas, cada uno por su cuenta, comparten el mismo objetivo: llegar hasta la lujosa suite de Buddy para matarlo, o lo que sea… Hace cuatro años Joe Carnahan llamó la atención con Narc, un duro y realista film sobre el tráfico de drogas. Aquí, inicialmente, parece optar también por un estilo visual pegado al mundo real. Pero la impresión dura poco, pues este vertiginoso film, pródigo en acción y violencia, enseguida sigue sendas ‘tarantinescas’, con personajes como las dos negras asesinas a sueldo, bromas como la fugaz presencia de Ben Affleck, y ensaladas de tiros cercanas al spaghetti-western, singularmente la que acontece en torno a un ascensor. Así, todo deviene en puro juego con apañado reparto, muy movidito, de lealtades y deslealtades, con alguna que otra increíble (?) sorpresa. O sea, tenemos un aplicado ejercicio, de cineasta que sabe rodar, pero que no tiene qué rodar, o al menos ese ‘qué’ es bien poca cosa.

6/10
Animal

2005 | Animal

Un gángster apodado ‘Animal’ ingresa en prisión. Contra pronóstico el contacto con un viejo revolucionario le regenera. Cuando sale de prisión, dispuesto a llevar una vida honrada, se encuentra con la desagradable sorpresa de que su hijo ha tenido la mala idea de seguir sus pasos criminales. Así que se propondrá llevar a su retoño por el buen camino. Una tarea nada fácil. Película más que notable rodada para televisión, con un reparto apañado donde brilla la composición de Ving Rhames, el mafioso arrepentido, que quisiera que su hijo escarmentara en cabeza ajena.

3/10
Cuatro hermanos

2005 | Four Brothers

Los Mercer son cuatro hermanos adoptivos, cuyas vidas transcurren por separado desde hace tiempo, cada uno sigue su camino. Jeremiah es un hombre de negocios, Bobby, un joven impulsivo, Angel se ha convertido en padre de familia y Jack es músico y trata de triunfar en el mundo del rock. Son tipos duros, criados en la calle, que habrían acabado convertidos en delincuentes, de no ser por Evelyn Mercer, una carismática mujer que se hacía cargo de pequeños huérfanos de Detroit, y que formó con ellos una auténtica familia. Durante un atraco en una tienda, la señora Mercer es tiroteada y muere. Tras el funeral, Bobby propone a sus hermanos buscar a los culpables y tomarse la justicia por su mano. John Singleton, director afroamericano responsable de Shaft y A todo gas 2, reincide en el género policíaco. Como suele ser habitual en su filmografía, está muy presente el tema racial, pues en esta ocasión los protagonistas son dos blancos y dos negros. Cuenta como protagonista con Mark Wahlberg, con quien le une una relación de amistad, aunque nunca habían trabajado juntos. El guión es ligero y convencional, pues repite el típico esquema de cualquier película de venganzas, aunque añade algún toque de crítica social y pequeñas pero acertadas reflexiones sobre la importancia de la familia. Pero a Singleton le interesa sobre todo componer secuencias de acción, tan curiosas como el tiroteo de la casa, en que las balas destruyen brutalmente las paredes.

5/10
Hustle & Flow

2005 | Hustle & Flow

Le hemos visto en Ray, Crash, Cuatro hermanos, Get Rich or Die Tryin'… Y lo confirma sobradamente en Hustle & Flow, trabajo por el que fue nominado al Oscar. Terrence Howard es un gran actor. En este film cobra protagonismo absoluto, al dar a la vida a Djay, un tipo marginal, camello y chulo de putas, que podría encontrar un modo de redimirse con su talento para la música rap. Así contada, la trama suena a tópica. Pero el director y guionista Craig Brewer sabe sacarle punta, gracias en gran medida al trabajo del actor. Historia sórdida, que transcurre en ambientes degradados, intenta apuntar al espíritu de superación. Lo mejor es el encuentro del protagonista con Skinny, un célebre rapero, que años atrás no era nadie. En él puede ver los efectos de la fama y la riqueza mal llevadas: Skinny salió de un arroyo para caer en otro tal vez peor.

6/10
Baby Boy

2001 | Baby Boy

Jody tiene veinte años, y es padre de dos niños que tienen madres distintas. Uno podría creer que con tal bagaje tiene que ser un tipo maduro. Nada de eso. No tiene trabajo, alimenta quimeras imposibles y todavía vive con su mamá. Pero la vida misma le va a proporcionar un par de lecciones. John Singleton vuelve al cine social afroamericano de Los chicos del barrio que le dio justa fama.

4/10

Últimos tráilers y vídeos