IMG-LOGO

Biografía

Kevin Hart

Kevin Hart

39 años

Kevin Hart

Nació el 06 de Julio de 1980 en Philadelphia, Pennsylvania, EE.UU.
Filmografía
Fast & Furious: Hobbs & Shaw

2019 | Fast & Furious: Hobbs & Shaw

Spin-off de la saga Fast & Furious o A todo gas, como fue conocida en España en sus inicios, que se centra en dos de los personajes, mencionados en el título, Hobbs y Shaw –encarnados por los especialistas en acción Dwayne Johnson y Jason Statham, con vocación de iniciar una subfranquicia. El argumento es más simple que el mecanismo de un botijo, pura excusa para orquestar impresionantes escenas de acción, adobadas con conflictos fraternales y familiares. Hobbs y Shaw son requeridos por los servicios secretos de sus países, tras el robo de un virus letal que estaba en manos del MI6, todo apunta a que ha sido una de las agentes, Hattie, la autora de la sustracción de un arma biológica peligrosa, que podría acabar con todo el planeta. Pero en realidad, la valerosa mujer de acción se ha inyectado en el cuerpo las cápsulas del virus para que no cayera en manos de Brixton, sicario de una organización que piensa que el futuro del planeta pasa por un paso evolutivo consistente en cargarse a casi todo bicho viviente con el virus, y confiar en la tecnología. De hecho Brixton, antiguo colega de Shaw, es medio cyborg, casi un terminator, equipado con sensores que le permiten evaluar a sus oponentes y dar letal respuesta adecuada a los mismos. David Leitch, bregado en el cine como especialista de escenas de acción, y director de segunda unidad en películas del género, pasó a director con Atómica y Deadpool 2. Su fuerte no estriba en pillar las sutilezas de un guion que carece de ellas –aquí firman el libreto Chris Morgan, habitual de la saga, y el recién llegado Drew Pearce–, sino en las escenas de acción y peleas, de las que hay un buen surtido, en su mayoría automovilísticas, faltaría más, destacan la de Londres y la de isla de Somoa. Son sin duda, vistosas, pero la película se alarga innecesariamente, dos horas y media resultan excesivas, y aún se atreven a incluir escenas post-crédito de dudoso interés. No faltan detalles humorísticos, un tono amable en general, y subtramas elementales sobre la rivalidad entre Hobbs y Shaw, obligados a formar equipo en contra de su voluntad, y la idea de recuperar las relaciones fraternales perdidas, ambos protagonistas tienen que hacer las paces con su pasado y redescubrir los lazos familiares y el cariño que importa. Al reparto se suman en esta ocasión dos actores con pedrigí, Idris Elba, el villano que es descrito en cierto momento como “un supermán negro”, y Vanessa Kirby, la princesa Margarita de The Crown. Lo de Helen Mirren, que repite como mamá de Shaw, es puro cameo, pero seguro que conlleva un sustancioso cheque.

5/10
Jumanji: Siguiente nivel

2019 | Jumanji: The Next Level

Spencer y sus amigos Martha, Fringe y Bethany, que vivieron tan increíbles aventuras metidos en el videojuego de Jumanji, se van a reunir con motivo de las fiestas de Navidad, pues la vida les ha llevado a estudiar o trabajar en distintas ciudades. Pero Spencer está un tanto alicaído, la distancia ha despertado sus antiguas inseguridades, y piensa que el amor que le unía a Martha se ha apagado. De modo que comete la imprudencia de activar Jumanji, añorando los tiempos en que tenía el imponente aspecto del doctor Bravestone, su avatar en el juego. Enterados sus amigos Fridge y Martha, se introducen en el videojuego para rescatarle, pero arrastrando a Eddie, el abuelo de Spencer, y a su amigo Milo, con el que tenía un restaurante. Nuevamente les toca afrontar complicados desafíos para completar una misión, que les obliga a atravesar desiertos y montañas heladas, y aguantar el tipo ante manadas de animales salvajes y a brutales guerreros. Y por supuesto, sólo cuentan con tres vidas para salir bien parados. La película da lo que cabe esperar, y resulta entretenida. Tomando como base el libro de Chris Van Allsburg, y por supuesto olvidando el juego de mesa original  del primer Jumanji cinematográfico, para apostar nuevamente por el videojuego de aventura, que se supone enganchará más al público juvenil, la trama sigue el esquema narrativo clásico de este tipo de ocio. De modo que la meta es puro “mcguffin”, lo que interesa son espectaculares efectos visuales, emoción y momentos divertidos. Estos últimos vienen propiciados por la idea de los avatares que adoptan los protagonistas dentro de mundo de Jumanji, una idea que ya estaba presente en el original con Bethany bajo el aspecto de un hombre, el profesor Oberon (Jack Black), y que aquí se lleva al extremo, con intercambios de personalidades de múltiples personajes. Además resulta todo un acierto el avatar de Ming, una experta ladrona, que interpreta con mucha gracia Awkwafina, capaz de dar el pego a la hora de ser el inseguro jovencito Spencer, y su abuelo, que en el mundo real tiene el aspecto de Danny DeVito. No estamos ante un prodigio de imaginación, el director Jake Kasdan, también responsable de Jumanji: Bienvenidos a la jungla, repite con dos de sus guionistas, Scott Rosenberg y Jeff Pinkner, y confía en la vistosidad de determinados pasajes con avestruces y mandriles de aspecto muy realista, las acrobacias de Karen Gillan, o las peleas a mamporro limpio de Dwayne Johnson, que tienen doble gracia cuando se sabe quién es la personal real que ha adoptado el avatar de su personaje. Quizá la novedad estriba en incorporara a abueletes -aunque en el mundo de Jumanji DeVito y Danny Glover tendrán un aspecto juvenil con otros actores, sus avatares–, y la cosa multirracial, que incorpora a blancos y afroamericanos una oriental.

5/10
Escuela para fracasados

2018 | Night School

Sigue a un grupo de inadaptados obligados a acudir a clases para adultos con un objetivo que parece totalmente fuera de su alcance: sacarse el examen de educación secundaria.

Jumanji: Bienvenidos a la jungla

2017 | Jumanji: Welcome to the Jungle

A Spencer Gilpin, friki de los videojuegos, le pillan tras haber redactado en la sombra un trabajo del instituto a Fridge, deportista cuya amistad corteja sin mucho éxito. Ambos son castigados a mover unos viejos cachivaches después de clase, junto a dos chicas, Bethany, atractiva animadora obsesionada con hablar por el móvil en el aula, y la taciturna Martha, que ha discutido con la profesora de gimnasia. Encontrarán una vieja consola con un juego de aventuras en la jungla que podría hacerles la reclusión más llevadera, pero justo tras elegir cada uno a un personaje, son absorbidos mágicamente al interior del mundo que recrea. La sorprendente Jumanji, que tenía al frente del reparto al desaparecido Robin Williams, adaptaba un relato infantil de Chris Van Allsburg. Más de dos décadas después, el irregular Jake Kasdan (Orange County, Bad Teacher) dirige lo que podría definirse como una secuela tardía, o también como una nueva aventura en el mismo universo, con nuevo reparto. El principal acierto de Kasdan: no haberse limitado a rodar un remake, para reducir las comparaciones. Y es que no llega ni de lejos a la altura de su predecesora, que se distinguía por su frescura, el ritmo frenético y unos efectos especiales revolucionarios para la época. Aquí no hay nada de todo eso, pero al menos el film funciona y se ha adaptado muy bien la premisa inicial a la época de las redes sociales y los selfies. Además el realizador se marca otro tanto al llevarse la cinta hacia su terreno, la comedia –aquí hay muchas más risas que en el original–, aprovechando el potencial para el género de Dwayne Johnson, Kevin Hart y Jack Black, que consiguen divertidas composiciones, en especial el tercero. En consonancia con la tendencia de la época, podría interpretarse lejanamente que su personaje, una mujer atrapada en un avatar masculino, quizás sea un guiño al mundo LGTB, y alguna broma un tanto gamberra está a punto de romper el tono familiar. Los apasionados de las consolas disfrutarán de algunos gags pensados especialmente para ellos.

6/10
Amigos por siempre

2017 | The Upside

Remake del exitoso film Intocable del dúo francés Olivier Nakache-Eric Toledano, que a su vez se inspiraba en un caso real, la relación entre Philippe Pozzo di Borgo and Abdel Sellou, un cuadrapléjico anclado en su silla de ruedas y su improbable ayudante negro. Aquí se mantiene en líneas generales una gran fidelidad al original, aunque americanizando la historia con el telón de fondo de Nueva York, el ambiente de lujo de Manhattan, y de las galerías de arte, y metáforas de béisbo. Pero por supuesto, lo principal es el armazón argumental. Un millonario en silla de ruedas, Phillip, viudo, amargado por su situación; y un afroamericano, Dell, en libertad condicional, con problemas familiares, pero que acepta las cosas como vienen y tiene un optimismo a machamartillo. Cuando Yvonne, la eficaz mano derecha de Phillip, está buscando un asistente capaz de aguantarle, y entrevista a decenas de candidatos, el descaro de Dell cae en gracia al tetrapléjico, que lo ficha ante el estupor de ella. Comienza una curiosa relación de extraña pareja, en que uno recupera las ganas de vivir, y el otro va sentando la cabeza. El nuevo director, Neil Burger, mantiene el equilibrio de drama y comedia, con buenos sentimientos, y el trío actoral principal, Bryan Cranston, Kevin Hart y Nicole Kidman, parece que se lo pasan "pipa". Los puristas dirán lo típico de "remake innecesario y bla, bla, bla...", pero al final se trata de versionar una buena historia, como siempre se ha hecho en el arte escénico. Y la cosa funciona.

6/10
Un espía y medio

2016 | Central Intelligence

Robby Wierdich tiene la sensación de haberse estancado en la vida, pues antaño fue el chico más popular y prometedor del instituto, pero ha terminado convertido en un aburrido contable. Un día contacta con él a través de las redes sociales Robby Wierdich, que por contra en los viejos tiempos tenía sobrepeso, lo que hizo de él un habitual objeto de burlas. Pero ahora se ha transformado en un musculoso agente de la CIA… Nada bueno prometen hoy en día las comedias de Hollywood, mucho menos si tienen como director a Rawson Marshall Thurber, autor de ‘joyitas’ como Somos los Miller o Cuestión de pelotas. Peor si desde el principio dejan claro que su humor va a basarse en los estereotipos (el friki, el chico más popular del instituto, etc.), y en un aluvión de groserías, sobre flatulencias, etc. Pero aunque se trata de un producto de consumo rápido, Un espía y medio funciona, sobre todo por el buen hacer de Dwayne Johnson, ejemplo de superación que parece esforzarse por quitarse el sambenito de luchador de wrestling reconvertido en actor. Aunque parezca increíble, lo cierto es que dota de cierta tridimensionalidad a su personaje, marginado reconvertido en héroe, y tiene buena química con el cómico que demuestra cierta gracia Kevin Hart, especialista en este tipo de comedietas, pues tiene en su haber títulos como Dale duro, El gurú de las bodas o Vaya patrulla. No les van a nominar al Oscar, pero… Ambos actores están rodeados de secundarios solventes (Amy Ryan como la agente Pamela Harris, Aaron Paul en la piel de Phil, compañero de la CIA de Johnson, Jason Bateman de acosador, y Melissa McCarthy en un rol de ex compañera de los personajes centrales. Mezcla de risas y acción, en la línea de grandes éxitos de Eddie Murphy (Superdetective en Hollywood) y Will Smith (Dos policías rebeldes), cuenta con persecuciones y tiroteos resueltos con dignidad. Y puesto que la banda sonora evoca los 90, y el montaje tiene el suficiente ritmo, se puede decir que el balance es positivo, o que en la temporada veraniega se perdona todo.

5/10
Infiltrados en Miami

2016 | Ride Along 2

James Payton, inspector de policía de Atlanta, ha de viajar a Miami para investigar un asunto criminal relacionado con un hacker. Tras algunas dudas decidirá llevarse con él a su futuro cuñado, que está a apunto de casarse con su hermana Angela. El problema es que Ben Barber, policía en pruebas, es un pazguato absoluto, con una insaciable verborrea; aunque él está seguro de querer convertirse en inspector. Y lo que parecía un asunto de poca monta es en realidad mucho más gordo y peligroso. Secuela de ¡Vaya patrulla!, comedia de policías al más estilo ligero americano, es decir lleno de chistes tontos, situaciones rocambolescas y ridículas, e interpretaciones histriónicas. La película es muy de su país, pues presumiblemente este tipo de humor calará poco en otro tipo de espectadores menos dados a las alocadas ocurrencias de los personajes. La película contiene muchos momentos de acción, algunos rodados con una sorprendente riqueza de medios, como la larga secuencia final en el puerto, o la persecución automovilística, éste probablemente el mejor momento del film, con ese divertido look de videojuego (una de las señas de identidad de la saga). Entre los actores resulta un tanto cargante la incontinencia verbal de Kevin Hart, mientras que Ice Cube no es precisamente un actor expresivo; mejor lo hacen una guapa Olivia Munn (Líbranos del mal) y el payasete Ken Jeong (Resacón en Las Vegas).

3/10
Dale duro

2015 | Get Hard

James es un multimillonario con pocas luces que de la noche a la mañana es detenido por el FBI, con importantes acusaciones de estafa. Aunque él es inocente (es el cabeza de turco de su jefe y futuro suegro), la sentencia del juez es de diez años de cárcel. Ante su futuro, Jim pide ayuda a su limpiacoches Darnell, pues debido a que es negro piensa que ha estado en la cárcel y que le puede enseñar a sobrevivir entre rejas. Aunque ni siquiera le han puesto una multa de tráfico, ante la perspectiva de conseguir dinero Darnell accede a seguirle la corriente y empieza a convertir a Jim en el tipo “malo” que sea capaz de aguantar en el trullo. Supina estupidez con la que el guionista de Tropic Thunder y Men in Black III debuta como director. El tipo se llama Etan Cohen y hay que avisar que no tiene nada, absolutamente nada que ver, con Ethan Coen (la colocación de la “h” tiene aquí su peso en oro). La película se inscribe en la tipología de “comedia tonta hollywoodiense”, pero en este caso la bobería es tan impresionante que asusta, con un Will Ferrell que ha llegado a la cúspide de la payasada y la guarrería, aquí acompañado por uno de los cómicos de moda, Kevin Hart (El gurú de las bodas), que cuenta con su especial “momento de gloria” cuando en una escena interpreta a tres personajes a la vez. El guión de Dale duro es una simple excusa para dar rienda suelta a estos dos mastuerzos, donde se sucedan gags delirantes, ridículos hasta la extenuación, incluidas groserías variadas y procacidades sin cuento. Aunque ante tanta locura a alguien se le pueda escapar una carcajada, el resultado general es de vergüenza ajena.

2/10
Think Like a Man Too

2014 | Think Like a Man Too

¡Vaya patrulla!

2014 | Ride Along

Durante los dos últimos años Ben, el vigilante del instituto (Kevin Hart), ha estado tratando de demostrar al detective James (Ice Cube) que es mucho más que un adicto a los videojuegos que no se merece a su hermana. Cuando por fin aceptan a Ben en la academia de policía, James le invita a patrullar y hacer que pase auténtico terror para así demostrarle que no tiene lo que se necesita.

Top Five

2014 | Top Five

El gurú de las bodas

2014 | The Wedding Ringer

Doug Harris es un buen tipo, pero su físico y su dificultad para relacionarse, han sido siempre un hándicap en su vida. Por eso cuando su guapa novia acepta su propuesta matrimonial no sale de su asombro. La dificultad vendrá a la hora de invitar a sus amigos, pues la verdad es que no tiene ninguno. Por casualidad, contactará con Jimmy Callahan, un tipo autodenominado “Gurú de las bodas”, experto en hacer de padrino de bodas para gente desconocida con el mismo problemilla que Doug. Por una suculenta suma de dinero, Jimmy aceptará ser “el mejor amigo” del novio y reunir a una pandilla que les acompañe en su enlace matrimonial. Debut en la dirección de Jeremy Garelick, quien también se ha encargado de escribir el guión junto a Jay Lavender. El resultado es una de esas comedias locas estadounidenses, que mezclan el humor zafio y gamberro, con un tono de fondo de buen rollo y camaradería entre amigos, con cierta moraleja de fondo. Podría haber sido peor, pues aunque se recrea en chistes soeces, la cosa no llega a los extremos desagradables y groseros de parte del cine de Judd Apatow o de la saga American Pie, aunque sin duda bebe de esa tradición. El planteamiento inicial es ocurrente y funciona. Algunas escenas tienen especial gracia, como el particular vocabulario de la empresa o la comida con los familiares, y hay momentos ridículos en que la risotada no podrá evitarse. Los actores Josh Gad (Jobs), en su rol típico de buen tipo, patoso y sin atractivo, y el cómico Kevin Hart (En qué piensan los hombres), con su estilo estridente, componen correctamente a unos personajes que no hacen más que lograr medianamente su objetivo: hacer reír.

4/10
Kevin Hart: Let Me Explain

2013 | Kevin Hart: Let Me Explain

Juerga hasta el fin

2013 | This Is the End

Jay Baruchel viene a pasar una temporada a Los Ángeles y se aloja en casa de Seth Rogen. Como éste ve al otro un poco bajo de tono le anima a acudir a una fiesta que da en su recién inaugurada lujosa mansión James Franco. Por ahí pululan Craig Robinson, Michael Cera y Emma Watson, entre otros actores famosetes. Ninguno sospecha que lo que arranca como un tremendo terremoto es nada menos que el apocalipsis. Comedia gamberra perpetrada por Seth Rogen y Evan Goldberg. Se supone que la gracia de Juerga hasta el fin se fundamenta en dos extremos: 1) Los actores hacen de sí mismos, y no tienen ningún reparo en dibujarse como tipos vanidosos e impresentables, obsesionados por el sexo, el alcohol y las drogas, que van a su bola 2) Hacer parodia de las películas catastrofistas, apocalípticas, de demonios y posesiones, e incluso de comedias celestiales, al estilo Aterriza como puedas pasado por el filtro de la modernidad tipo Judd Apatow (el hombre no figura en los créditos, pero no habría sorprendido ver ahí su nombre) El film sólo gustará a los varones incondicionales con complejo de Peter Pan. En realidad este humor frívolo y supuestamente transgresor suena a rancio, y resulta sintomático del estado de decadencia en que se encuentra la comedia americana, a pesar del talento de algunos actores, que son indudablemente graciosos. Pero ser gracioso no basta, de ahí la paradoja de que quien mejore está en el film es Emma Watson, la más seria de la función.

2/10
La gran revancha

2013 | Grudge Match

Película que parte de una idea de enorme gancho. La gran revancha reúne a los dos pesos pesados del cine pugilístico del último tramo del siglo XX, Robert De Niro, que fue Jake LaMotta, en Toro salvaje, de 1980, y la estrella que triunfó como actor y guionista con Rocky, en 1976, un Sylvester Stallone que últimamente parece triunfar únicamente repitiendo la fórmula 'reunión de viejas glorias', como en Los mercenarios y secuelas. La gran revancha sigue el periplo de Henry Razor Sharp (Stallone) y Billy Kid McDonnen (De Niro), dos púgiles de Pittsburgh que mantuvieron una enconada rivalidad treinta años atrás, hasta que el primero se retiró inesperadamente del ring, antes de poder mantener un tercer combate con el otro, que desempataría, tras una victoria de cada uno. Ambos se reencuentran cuando Dante Slate, Jr., el hijo de un tramposo promotor con el que trabajaron en el pasado, les ficha para prestar su imagen para un videojuego de boxeo, pero acaban a puñetazo limpio. Un vídeo casero de lo sucedido triunfa en la red, lo que revive su popularidad nacional, así que Slate decide organizar una pelea que desnivele la balanza. Poco cabe esperar de una cinta rodada por el rutinario especialista en comedias Peter Segal (50 primeras citas, Ejecutivo agresivo), que cuenta con guionistas televisivos de medio pelo, que además apuestan por un tono disparatado, y aluvión de palabras groseras. Pero a pesar de que su duración cercana a las dos horas se hace desmedida, La gran revancha mantiene el interés, está llena de momentos hilarantes –especialmente los diálogos rudos en los que los dos actores principales se descalifican mutuamente–, y hasta tiene cierto fondo, en torno a la importancia de la familia, y aunque éste resulta predecible, otorga al film una mínima entidad. Sin hacer grandes alardes, De Niro se toma La gran revancha un poco más en serio que la mayoría de comedias que interpreta en las últimas décadas, mientras que el poco versátil Stallone retoma el único registro que se le da bien. Además, el film cuenta como secundarios con la siempre convincente Kim Basinger, y con Alan Arkin, hilarante a pesar de que repite el mismo papel de viejo verde al que tanto jugo le sacó en Pequeña Miss Sunshine. El principio de los títulos de crédito contiene un memorable cameo deportivo.

5/10
En qué piensan los hombres

2012 | Think Like a Man

Comedia con reparto afroamericano y destinada a ese público, que cuenta cómo cuatro mujeres utilizan un manual para mejorar la relación con sus parejas, que aconseja pensar con mente masculina. Cuando ellos se enteran, contraatacan, con un esquema clásico de guerra de sexos. Dirige la cinta Tim Story, conocido sobre todo por la "joya" de superhéroes Los cuatro fantásticos y su secuela, de las que no es fácil dilucidar cuál es peor.

4/10
Eternamente comprometidos

2012 | The Five-Year Engagement

Violet y Tom son tal para cual. Viven en San Francisco y se conocieron durante la fiesta de fin de año. El flechazo fue instantáneo. Se quieren de verdad y pocos meses después Tom le pide que se case con ella. Por supuesto, Violet acepta. No pueden ser más felices. Las familias y los amigos están encantados. Sin embargo, los planes de boda se trastocarán debido a que Violet consigue un ansiado puesto de trabajo en la Universidad de Michigan. No pasa nada: retrasarán la boda y Tom dejará su prestigioso puesto de chef en San Francisco y marchará con ella al frío Michigan. Y se casarán cuando puedan, cuando sus vidas se estabilicen... Pero ¿y si ese momento nunca acaba de llegar? El director Nicholas Stoller (Todo sobre mi desmadre) vuelve a formar equipo con Judd Apatow para ofrecer una comedia en su línea de “cine de autor”, el de la nueva y gruesa comedia norteamericana. Apatow cuenta además como protagonista con uno de sus actores fetiche, Jason Segel (Paso de ti), que también ejerce como productor ejecutivo y coguionista. Eternamente comprometidos tiene un planteamiento argumental más clásico de lo habitual en Apatow y la historia es en líneas generales un poco más amable que otras generadas por el escatológico productor. Esto no impide, claro, que ofrezca un sinnúmero de molestas zafiedades sin las cuales parece que su cine carecería de sentido, para bien o para mal. Pero, en fin, el talón de Aquiles de Eternamente comprometidos es el guión. Dista mucho de ser redondo; hay un claro estancamiento en el núcleo del conflicto (en parte porque resulta forzado) y el tramo final carece del encanto necesario para levantar el conjunto. Además, y esto es quizá lo más importante, falta chispa en la mayoría de los gags, chistes que presumiblemente tendrían que hacer despatarrarse al público y que no tienen el efecto deseado. Algunos arrancan la risa, claro, pero son más bien escasos. Lo mejor del film es el trabajo actoral, encabezado por una fascinante Emily Blunt, que demuestra una vez más su enorme talento. Segel está correcto, en su línea de lentorro y buena gente, mientras que los secundarios cumplen.

4/10
Un funeral de muerte

2010 | Death at a funeral

El veterano director Frank Oz regresó en 2007 a su Gran Bretaña natal, tras años trabajando en Estados Unidos, para dirigir Un funeral de muerte, una comedia muy negra, pero divertida. Tres años después, el cómico Chris Rock ha producido un remake con un reparto mayoritariamente afroamericano, pensado para el público de Estados Unidos. Allí se estrenó la versión anterior, que desató excelentes críticas, pero apenas llamó la atención del público. Rock contrató al mismo guionista, Dean Craig, que ha mantenido básicamente la mismas secuencias, con algunos cambios menores. Su principal labor ha consistido en reelaborar los diálogos –pensados para personajes muy británicos– para que suenen naturales en estadounidenses. El propio Rock interpreta a Aaron, que tras la muerte de su padre se ha encargado de organizar el funeral, y tiene que leer el panegírico, a pesar de que todo el mundo espera que lo haga su hermano Ryan (Martin Lawrence), novelista de éxito. Pero se acumulan los despropósitos, porque los empleados de la funeraria llevan un cadáver equivocado, mientras que Elaine le ha dado a su novio Oscar lo que ella cree que es un valium, pero que resulta ser una potente droga alucinógena. Además, aparece en el lugar un enano misterioso que guarda un secreto del fallecido. Resulta curioso que Neil Labute (En compañía de hombres), guionista, dramaturgo y cineasta que estaba considerado a finales de los 90 adalid del cine independiente, haya acabado dirigiendo remakes con Chris Rock y Martin Lawrence. El director parece haber perdido su talento, y es incapaz de manejar los resortes cómicos que en manos de Frank Oz funcionaban como piezas de relojería. Además se recrea en detalles escabrosos, ya presentes en el film original, pero que aquí resultan agotadores. Por último, el reparto no es el más adecuado. Algunos actores, como Rock, Lawrence y especialmente Tracy Morgan (Rockefeller Plaza) se exceden en paroxismo, mientras que otros, como Danny Glover –el tío anciano y paralítico–, simplemente están mal elegidos. Se salva, eso sí, Peter Dinklage, el enano del film original que repite con el mismo personaje.

4/10
Ahora los padres son ellos

2010 | Little Fockers

Tercera entrega de la especie de saga protagonizada por los Focker y los Byrnes, iniciada con Los padres de ella y continuada con Los padres de él. La siguiente película sigue el mismo esquema que las dos anteriores, con el antagonismo bufonesco entre los dos cabezas de familia, Greg Focker por un lado y su suegro Jack Byrnes, por otro. Dirige esta vez Paul Weitz, conocido por sus trabajos en Un niño grande o In Good Company. Han pasado los años y Greg Focker y su mujer Pam tienen ahora dos hijos gemelos, Henry y Samantha. Las relaciones con su suegro Jack, un ex agente de la CIA bastante paranoico, parecen haber prosperado, de modo que cuando Jack tiene un infarto decide elegir a Greg como el nuevo jefe del clan o, como él dice, "The Godfocker". Sin embargo, las cosas se tuercen cuando el suegro sospecha que su yerno tiene una aventura extramatrimonial con una jovencita de buen ver... No hay nada nuevo que reseñar en este film. Es gracioso y se deja ver. Los gags son continuos y algunos resultan, justo es admitirlo, despiporrantes, como algunas payadas de Kevin (Owen Wilson), la cena familiar o los muchos caretos y otras tonterías por el estilo. Pero también es fácil comprobar que la fórmula se agota cuando se recurre con frecuencia a chistes facilones, groseros y zafios. Los actores están en su justo lugar y Ben Stiller y Robert De Niro mantienen el tipo, aunque inevitablemente se repitan. Ocurrente resulta Dustin Hoffman y sus clases de flamenco, y funciona la entrada en escena de la guapa Jessica Alba como chica cañón ligera de cascos.

4/10
Separados por accidente

2009 | Not Easily Broken

Dave y Clarice Johnson forman un matrimonio feliz. Pero el destino pone a prueba su amor, cuando un accidente de coche deja gravemente herida a Clarice, que tiene que someterse a un largo perído de rehabilitación para poder volver a andar. Mientras ella se recupera, Dave intima con Julie, una amiga con un hijo adolescente, por la que se sentirá muy atraído. Morris Chestnut (Brigada 49) y Taraji P. Henson (la madre adoptiva del protagonista en El curioso caso de Benjamin Button) protagonizan este lacrimógeno drama sobre la infidelidad matrimonial.

4/10
Atrapado en un pirado

2008 | Meet Dave

Otra de las típicas comedias de Eddie Murphy, que se pone nuevamente a las órdenes de Brian Robbins, que le dirigió en Norbit, si bien se aprecia un esfuerzo para que el tono sea menos grosero que el de aquella, para acercarla a un público familiar. En esta ocasión, Murphy interpreta al líder de una tripulación de minúsculos extraterrestres, que se mueven por la Tierra a bordo de un singular vehículo con forma de ser humano, que también es Eddie Murphy. Su objetivo es investigar los recursos naturales de nuestro planeta, con el fin de poder salvar su mundo, en extinción. Haciéndose pasar por un tipo normal, intentarán recuperar un artefacto en forma de piedra con el que pueden regresar a su planeta, pero que ha sido encontrado por un niño que vive con su solitaria madre. El film hace gala de un humor muy manido y el desarrollo es bastante predecible. El protagonista resulta cansino al interpretar nuevamente más de un papel. Aún así, es un film que tiene cierta originalidad, y convincentes efectos especiales de los reducidos alienígenas y los aparatos tecnológicos que manejan. Muestra en cierta medida una visión positiva de lo mejor del ser humano, observado a través del punto de vista de los singulares protagonistas. Asimismo, incluye pequeñas notas sobre la solidaridad y otros temas de interés.

4/10
Superhero Movie

2008 | Superhero Movie

Rick Riker es un joven muy, muy, pero que muy torpe, aunque con un gran corazón. Un día acude con sus compañeros a visitar un centro donde se experimenta genéticamente con animales como las libélulas. El desafortunado Riker tiene la suerte de que le pique uno de estos bichitos. La picadura le cambiará la vida pues a partir de entonces descubre que tiene superpoderes. No ve otra salida a su nueva situación que convertirse en superhéroe y luchar contra el crimen, lo que no es tan fácil como parece, por muchos poderes que se tengan. En pleno boom de cintas de superhéroes, llega Superhero Movie, parodia de este tipo de películas en general, y de Spider-man en particular. De los creadores de la saga de Aterriza como puedas y Scary Movie, tiene en común con estas franquicias el tipo de humor absurdo y en ocasiones soez. Como clásico de este tipo de comedia más simple y paródica, está en el reparto Leslie Nielsen, que hace de tío del chico. Esta película también tiene en común con la saga de Aterriza y de Scary, que resulta más divertida si se conocen las películas que se parodian. Es decir, quien no tenga ni idea de superhéroes, no entenderá la mayoría de los chistes.

4/10
Como locos... a por el oro

2008 | Fool's Gold

A Matthew McConaughey le fue bien con Sahara (2005), adaptación de una novela de Clive Cussler. Por eso, le han cortado a la medida esta producción, que imita al milímetro el mismo esquema, pues mezcla aventuras, comedia y romance. También remite inexorablemente al film Tras el corazón verde, surgido a rebufo de En busca del arca perdida. Esta vez, el actor interpreta a otro buscador de tesoros submarinos, Ben ‘Finn’ Finnegan, obsesionado por encontrar el tesoro que transportaba un navío español hundido en el siglo XVIII. Pero como el viejo barco que utilizaba se ha ido a pique, necesita la ayuda del multimillonario Nigel Honeycutt, que viaja con su hija en un lujoso yate en el que trabaja la esposa de Finnegan, que acaba de divorciarse porque éste parece más preocupado por sus tesoros que por ella. Finn tiene que darse prisa, antes de que le arrebaten el botín otros individuos que le pisan los talones. Se trata de una producción convencional, que haría aguas por todas partes si no hubieran puesto como capitán a Andy Tennant, director de Hitch, de 2005, que llevaba un tiempo en el dique seco, pues desde ese año sólo ha hecho el episodio piloto de una serie televisiva, The Wedding Album, que no debió salir adelante. El cineasta enriquece este encargo, pues por ejemplo ha colaborado en el guión, lo que se nota en algunas réplicas con cierto ingenio, y en personajes con aspectos divertidos, que caen simpáticos. Esto compensa en cierta medida que se recurra a veces a golpes de humor grosero o detalles soeces, que pueden ahuyentar al público familiar, lo que no se acaba de entender en un film cercano al cómic. Por lo demás, las secuencias de acción de Tennant funcionan, pero no son increíblemente espectaculares. McConaughey aguanta el tirón, aunque es posible que otros actores le hubieran sacado más jugo a su personaje, y está al frente de un reparto lleno de nombres solventes, como Kate Hudson o Donald Sutherland. Funciona muy bien su apuesta por las relaciones familiares padre-hija (Sutherland y Alexis Dziena) y marido y mujer (McConaughey-Hudson).

4/10
Escuela para fracasados

2018 | Night School

Sigue a un grupo de inadaptados obligados a acudir a clases para adultos con un objetivo que parece totalmente fuera de su alcance: sacarse el examen de educación secundaria.

Últimos tráilers y vídeos