IMG-LOGO

Biografía

Tim Whelan

Tim Whelan

Tim Whelan

Filmografía
Texas Lady

1955 | Texas Lady

Apañado western de serie B. Claudette Colbert da vida a una mujer que ha herededado en el lejano Oeste un pequeño periódico local. Al personarse allí, el tipo que lleva la gestión se niega a ceder el control del diario. Inesperadamente, la recién llegada encontrará un aliado en un jugador de cartas, al que ella odia porque le hace responsable de la muerte de su padre. La estrella de Colbert se apagaba allá por 1955 (ya tenía la actriz 52 años), pero gracias a su fuerte personalidad consigue imprimir carácter a su personaje, y dar adecuada réplica a Barry Sullivan.

4/10
Rabia interior

1955 | Rage at Dawn

La banda compuesta por los hermanos Reno atemorizan la ciudad de Seymur, y para terminar con ellos envían a Jim Barlow, un agente que simpatizará con estos forajidos para acabar tendiéndoles una trampa. Entre medias, Barlow no cuenta con que se enamorará de Laura, la hermana de los Reno. Western protagonizado por Randolph Scott (Los usurpadores, Una calle sin ley), que cuenta la leyenda de la banda de los Reno. Mala Powers (Cyrano de Bergerac (1950)) es la chica de sus sueños en esta cinta dirigida por Tim Whelan.

4/10
Un joven a la aventura

1944 | Step Lively

Gordon Miller está preparando un espectáculo musical en su suite del Hotel Gribble. las cosas van van económicamente y aún se complicarán más cuando el autor del libro, Glenn Russell, aparezca por allí. Simpática comedia musical, con su parte de enredo y de correspondiente romance. Cuenta con el trabajo y la voz de Frank Sinatra, en una de sus primeras apariciones importantes en el cine. El resto del reparto está a la altura.

5/10
Cada vez más alto

1943 | Higher and Higher

Cuando el Sr. Drake entra en bancarrota la situación es calamitosa para su personal de servicio. El empresario Mike O'Brien planea entonces hacer pasar a la criada Millie por la hija de Drake y presentarla en sociedad para pesacr a un rico marido. Sin embargo, el amor puede llegar por otro lado. Simpática comedia romántica que resulta llevadera en todo momento también por su importante carga musical. Destaca la presencia de un joven y casi debutante Frank Sinatra.

5/10
Tres parejas (1942)

1942 | Twin Beds

Mike Abbott se dispone a pasar una tranquila tarde en su casa con su mujer. Pero la llegada de varios amigos da al traste con sus pretensiones. Discreta pero eficaz cinta bastante representativa de las comedias desenfadadas de la época.

5/10
Una mujer internacional

1941 | International Lady

Un agente del FBI se da cuenta de que tiene una importante filtración de información de alto nivel. La responsable es la bella espía Carla. Las complicaciones llegan cuando ambos se enamoran. Intriga de aventuras ambientada en los tiempos bélicos de la II Guerra Mundial. Bien dirigida por Tim Whelan, el film tiene la baza de su gran trío protagonista, con George Brent (La solterona), Ilona Massey (Frankenstein y el hombre lobo) y Basil Rathbone (Robin de los bosques).

5/10
El ladrón de Bagdad (1940)

1940 | The Thief Of Bagdad

Achmad es el verdadero soberano de Bagdad, pero ha sido expulsado. El responsable de tal acción es el malvado Jaffar, el cual decide encerrarle en una oscura mazmorra. Allí conocerá a Abu, el mejor ladrón de Bagdad. Con ayuda del genio de una lámpara y de alfombras voladoras, ambos escaparán en compañía de una princesa. Los hermanos Korda, Zoltan y Alexander, producen esta entretenidísima película, convertida en clásico de aventuras. El guión está basado en los relatos de “Las mil y una noches” y destaca la música de Miklós Rózsa.

7/10
Ondas misteriosas

1939 | Q Planes

Discreto film, que suena a divertimento entre comedia y thriller, y que narra cómo un singular agente del servicio secreto británico descubre lo que hay detrás de un arma secreta que pretende ser usada para robar aviones experimentales. Lo más destacado es el reparto, con los pesos pesados Laurence Olivier y Ralph Richardson a la cabeza.

5/10
El divorcio de la señorita X

1938 | The Divorce of Lady X

Una noche de niebla obliga a los invitados de un baile benéfico a pasar la noche en el hotel donde se celebraba. El problema es que no hay suficientes habitaciones para alojar a todos. Y Everard Logan, un arrogante abogado especialista en divorcios, no está dispuesto a ceder su suite para alojar a algunas damas. Pero Leslie, una de ellas, es más obstinada que el resto, y logra enredarle para compartir, castamente `of course´, su habitación. Ambos se enamoran, pero al día siguiente las cosas se van a liar. Él cree que ella es una mujer casada, y precisamente lord Mere, su presunto marido, le pide que lleve su divorcio. Y Leslie, indignada por los comentarios machistas que escucha a Everard en uno de sus juicios, decide alimentar la confusión, para darle una lección. Lo que no sabe es que de este modo pone en peligro su incipiente amor. Divertida producción de los Korda, rodada en technicolor, con timing perfecto, y actores muy medidos en sus interpretaciones. Laurence Olivier es el abogado burlado, y Merle Oberon la traviesa Leslie. También destaca Ralph Richardson, el marido que pide ayuda al abogado. Los tres aportan un aire de humor muy `british´ a esta elegante comedia de enredo.

6/10
Callejón sin salida (1938)

1938 | Sidewalks of London

Drama romántico que cuenta con un arrollador trío protagonista, formado por Charles Laughton, Vivien Leigh y Rex Harrison. Su tono realista, de introspección de personajes y adecuados ambientes callejeros, hicieron del film uno de los más alabados por la crítica, siendo hoy en día un título mítico dentro de la cinematografía británica. Charles Saggers es un artista callejero algo pícaro y físicamente no muy afortunado, que encuentra como ayudante ideal a la bella Libby, una muchacha que hace lo que puede para sobrevivir, incluyendo bailar y robar carteras a los transeúntes. Juntos, con números originales, consiguen atraer a un buen número de viandantes entre los que se encuentra un avispado productor teatral llamado Harley, que decide contratar a Libby para su espectáculo. Así, mientras la carrera de ella avanza hacia el estrellato, Saggers queda relegado al olvido debiendo superar, además, el amor imposible que siente por su compañera.

8/10
La voz que acusa

1935 | The Murder Man

Callejón sin salida (1938)

1938 | Sidewalks of London

Drama romántico que cuenta con un arrollador trío protagonista, formado por Charles Laughton, Vivien Leigh y Rex Harrison. Su tono realista, de introspección de personajes y adecuados ambientes callejeros, hicieron del film uno de los más alabados por la crítica, siendo hoy en día un título mítico dentro de la cinematografía británica. Charles Saggers es un artista callejero algo pícaro y físicamente no muy afortunado, que encuentra como ayudante ideal a la bella Libby, una muchacha que hace lo que puede para sobrevivir, incluyendo bailar y robar carteras a los transeúntes. Juntos, con números originales, consiguen atraer a un buen número de viandantes entre los que se encuentra un avispado productor teatral llamado Harley, que decide contratar a Libby para su espectáculo. Así, mientras la carrera de ella avanza hacia el estrellato, Saggers queda relegado al olvido debiendo superar, además, el amor imposible que siente por su compañera.

8/10
La voz que acusa

1935 | The Murder Man

The Crooked Circle

1932 | The Crooked Circle

Un grupo de detectives amateurs investiga las actividades de una organización secreta relacionada con el ocultismo. Thriller con numerosos elementos cómicos, al servicio de Zasu Pitts, que intentaba revalidar en el cine sonoro la fama que había logrado en la época muda.

5/10
El estudiante novato

1925 | The Freshman

Uno de los mejores filmes de Harold Lloyd, de trama perfectamente cohesionada. Su personaje, Harold, es un joven ilusionado por iniciar su vida universitaria, para la que ha ahorrado con tesón. Pero una vez llega al campus, sus nuevos compañeros le toman el pelo todo el tiempo sin que él lo advierta, creyendo en cambio que se está haciendo tremendamente popular. Se enamorará de la chica que atiende la recepción de su residencia, y pondrá todo su empeño en formar parte del equipo de fútbol americano de su facultad.Como es norma general en el cine de Lloyd, abundan las escenas tronchantes. Sólo ver al actor dando unos ridículos pases de baile guay, con los que se presenta siempre ante propios y extraños, es para partirse de risa. Pero además el genial cómico sabe introducir en esta ocasión momentos muy líricos, de un agridulce a lo Chaplin. Ocurre en la fiesta en que un traje mal hilvanado le va a dar muchos problemas, hasta llegar el momento del ridículo mayúsculo, en que un compañero cruel le dice la verdad de que todos se burlan de él; ese momento duro, y el consuelo de la chica son muy emotivos. Por supuesto hay que destacar los últimos diez minutos de la cinta, en que Harold, chico del agua del equipo de fútbol, acaba jugando en un partido. Además de gags inspiradísimos, se contiene toda la emoción del género subdeportivo sobre el resultado incierto del envite.

9/10
El tenorio tímido

1924 | Girl Shy

Harold es un aprendiz de sastre, que padece una terrible timidez a la hora de tratar con las mujeres. Cuando toca atender a una cliente el pobre lo pasa fatal. Paradójicamente, tiene una inclinación a escribir, y desea llevar a un editor su manual de seducción de mujeres, donde asegura hablar de lo que sabe aunque, claro está, el hombre no tiene ni idea. El caso es que cuando viaja en tren para presentar su libro, conoce a una joven a la que ayuda en su apuro de llevar oculto un perrito -está prohibido llevar animales a bordo-, y de la que se enamora locamente. Con lo cual cambia su percepción de las mujeres.Elaborado film de Harold Lloyd, donde concede a su personaje nuevos matices, al dotarle de una terrible timidez, a lo que se unen sus tronchantes gestos cuando le acomete una imparable tartamudez. Hay dos pasajes al inicio sublimes, recreación de dos capítulos en que señala cómo seducir a las vampiresas con el puro desprecio, y a las 'flappers' comportándose como un 'un hombre de las cavernas'. Pero también hay sitio para el lirismo, sobre todo en la secuencia campestre, en que el reflejo de la chica en el agua cree Harold que es producto de su ensoñación de enamorado. A destacar el largo clímax, una trepidante secuencia montada en paralelo de la larga carrera de Harold para impedir la boda de su chica con un sinvergüenza que ya está casado (en ella el 'acróbata' actor pasa por todo tipo de vehículos, incluidos los de a motor, automóvil y motocicleta, y los de tracción animal, con piruetas dignas de Ben-Hur), con los preliminares del enlace.

9/10
Casado y con suegra

1924 | Hot Water

Harold era de los que decía que nunca se casaría, que nada había como ser el eterno soltero... hasta que dos ojos dulces le llevaron ante el altar. A partir de ese momento la trama de este divertido film de Harold Lloyd se articula en torno a tres tramos: una serie de recados que Harold debe hacer para su esposa; su paseo en el coche nuevo, acompañado por la familia política, lo que incluye una suegra insoportable, un cuñado gandul y un sobrino monstruito; y la equivocada creencia de Harold de que ha matado sin querer a su madre política. Hay pasajes genuinamente tronchantes, como la de Harold cargado de paquetes, a lo que se suma el pavo que le toca un sorteo; o los de la suegra sonámbula, para Harold un espectro regresado del más allá.

7/10
El hombre mosca

1923 | Safety Last!

Asombrosa película de Harold Lloyd, probablemente la mejor de su filmografía, que figura en cualquier antología del cine por sus escenas acrobáticas. Harold es un joven que deja en el pueblo a su amada para labrarse un porvenir en la ciudad. Allí trabaja en unos grandes almacenes, pero sus deseos de prosperar no avanzan tan rápidos como quisiera. Sin embargo, cara a su chica, mantiene la ficción de que todo va viento en popa, y que es poco menos que el jefe del negocio donde es un simple dependiente. Las cosas se complican cuando su novia decide visitarle en la ciudad...El film está sembrado de momentos superdivertidos, cuando ella va a visitar a Harold en la tienda, y él simula ser alguien que manda mucho. Pero la secuencia estrella de la función está ligada a la idea que Harold tiene para publicitar los grandes almacenes: pedir a un amigo suyo que trabaja en la construcción que trepe hasta arriba el alto edificio donde tienen su sede los grandes almacenes; el hombre araña no puede cumplir lo pactado por el acoso de un policía, lo que obliga a Harold, muy a su pesar, a convertirse en improvisado trepador. Esto da lugar a imágenes grabadas indeleblemente en la historia del cine, donde se combina lo hilarante con el más genuino suspense. Harold Lloyd hizo sin dobles estas escenas. La protagonista femenina es la que sería su esposa, la actriz Mildred Davis.

8/10

Últimos tráilers y vídeos