IMG-LOGO

Biografía

Frank Sinatra

Frank Sinatra

82 años ()

Frank Sinatra

Nació el 12 de Diciembre de 1915 en Hoboken, New Jersey, EE.UU.
Falleció el 14 de Mayo de 1998 en Los Ángeles, California, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

La voz

03 Junio 2008

Icono de la cultura estadounidense, y símbolo de la elegancia y el refinamiento, ‘La Voz’ es una de las grandes leyendas del siglo XX. Como cantante hizo historia, y además, Frank Sinatra era un actor bastante aceptable, que fue mejorando progresivamente y participó en títulos de gran calidad hoy convertidos en clásicos, a las órdenes de cineastas como Fred Zinnemann, John Huston, Stanley Donen, Otto Preminger, Joseph L. Mankiewicz y hasta Frank Capra. Su vida fue bastante intensa, marcada por los excesos.

Nacido en Hoboken (Nueva Jersey), el 12 de diciembre de 1915, Francis Albert Sinatra procedía de una modesta familia de origen italiana. “El barrio de Hoboken era un entorno rudo y violento. La gente te insultaba y si alguien decía que eras un cerdo, no había otra solución que romperle la cabeza. Me costó mucho tiempo darme cuenta de que ése no era el camino. Después, he conseguido todo lo que tengo gracias a la educación. Pero puede que haya habido un par de excepciones...”, explicó una vez. Era un joven pandillero que tuvo bastantes problemas con la policía. Nunca tuvo un excesivo interés en los estudios, y acabó abandonando el instituto para trabajar como vendedor de periódicos. Abandonó este empleo cuando ganó el concurso radiofónico ‘Major Bowes Amateur Hour’. A partir de ese momento, se integró en varias orquestas con las que realizó giras por todo el territorio estadounidense.

A principios de los 40, Sinatra debuta como cantante en solitario. Al parecer fue pionero en utilizar los amplificadores de sonido para que su voz sonara por encima de la orquesta. Pronto, se convierte en un auténtico ídolo de masas, sobre todo entre las adolescentes, que rodeaban masivamente los locales en los que estaba anunciada su presencia, obligándole a veces a escapar usando las técnicas más surrealistas. Convertido en una celebridad, RKO se apresura a ofrecerle un contrato, con vistas a atraer a sus fans a las salas de cine, en comedias musicales ligeras. Debuta con Las Vegas Nights, un musical muy menor de Ralph Murphy. A continuación protagonizó junto a uno de los grandes del género, Gene Kelly, el inolvidable musical Levando anclas, de George Sidney. El propio Kelly quedó tan satisfecho con los resultados que le volvió a reclutar para Un día en Nueva York, codirigida por él y Stanley Donen. Sinatra era un actor intuitivo, que se hizo popular porque no necesitaba más de una sola toma para hacer su papel. Pronto triunfó fuera del musical, por ejemplo, en el drama El milagro de las campanas.

No le fue nunca demasiado bien en el terreno personal. Aunque se casó en 1939 con Nancy Barbato –con la que tuvo tres hijos, entre ellos la famosa cantante Nancy Sinatra–, acabó abandonándola por Ava Gardner, a la que hizo sufrir bastante, con continuas peleas y reconciliaciones. La relación se acabaría definitivamente en 1951. A Sinatra –autorreconocido juerguista– le costaba sentar la cabeza con una sola mujer, como si buscara hacer honor a las estrofas de su famosa canción ‘My Way’: “Viví una vida llena, viajé por todas las carreteras. Y mucho, mucho más que eso. Pero lo hice a mi manera”.

Tras separarse de Ava Gardner, vivió una etapa de decadencia. Sus discos estaban considerados algo anticuados y ya no tenían el tirón anterior. Sus películas empezaban a tener acogidas discretas. Pero él decidió trabajar duro para que Fred Zinnemann le diera un papel en De aquí a la eternidad, el famoso drama sobre los militares estadounidenses en Hawaii durante los días previos al bombardeo de Pearl Harbor. Los productores eran reacios a que un cantante hiciera un papel, pero él les dejó muy impresionados en la prueba. Sinatra realizó un trabajo muy convincente, con una secuencia memorable en la que muere en brazos de Montgomery Cliff. La Academia le recompensó con un Oscar al mejor secundario, que revalorizó su carrera. Pronto volvió a optar a la estatuilla, como actor principal, por El hombre del brazo de oro, una mirada a la adicción a las drogas de Otto Preminger, filmada en 1955, pero ese año le arrebató el premio Ernest Borgnine, que había protagonizado Marty. A Sinatra le empezaron a llover ofertas de grandes realizadores como Frank Capra (Millonario de ilusiones), Joseph L. Mankiewicz (Ellos y ellas), Stanley Kramer (Orgullo y pasión) y Vincente Minnelli, responsable de Como un torrente, coprotagonizada por Dean Martin. Éste formaba parte de la cuadrilla de amiguetes de Sinatra, de la que también formaban parte Peter Lawford, Sammy Davis Jr. y otros amantes de la vida alegre. Todos juntos protagonizaron La cuadrilla de los once, una cinta de robos de Lewis Milestone.

En los 60, Sinatra se casó con la actriz Mia Farrow, con la que duró poco tiempo. Esa década fue muy fructífera en el terreno cinematográfico, con títulos como El diablo a las cuatro, de Mervyn LeRoy, El mensajero del miedo, de John Frankenheimer, Cuatro tíos de Texas, de Robert Aldrich y El último de la lista, de John Huston. Destaca también su trilogía de películas detectivescas, formada por Hampa dorada, La mujer de cemento y El detective, todas de Gordon Douglas. Sinatra ejerció una única vez como director, en Todos fueron valientes, un drama bélico en el que soldados japoneses y estadounidenses se ven obligados a cooperar para sobrevivir en una isla, durante la II Guerra Mundial. También interpretaba a uno de los personajes.

Sinatra abandonó casi por completo el cine en los 70, aunque regresó ocasionalmente, y nunca dejó de dar conciertos en vivo. Se casó en 1976 con la cabaretera Barbara Marx, ex mujer de Zeppo Marx que le acompañaría hasta su muerte, el 14 de mayo de 1998, a los 82 años.

Oscar
1954

Ganador de 1 premio

Filmografía
Los locos del Cannonball II

1984 | Cannonball Run II

Secuela de la película rodada tres años antes por el mismo director Hal Needham, y que obtuvo mucha repercusión entre el público. La historia argumental se repite. Se trata de otra carrera consistente en cruzar Estados Unidos de costa a costa. Y sin reglas. Aunque inferior a la primera parte, hay risas a mansalva y el reparto es casi idéntico, con algunas incorporaciones.

4/10
El primer pecado mortal

1980 | The Firts Deadly Sin

Un inspector de la policía de  Nueva York anda tras la pista de un peligroso asesino en serie que está poniendo en jaque a toda la ciudad. Lo primero es tener claro que, efectivamente, detrás de las víctimas hay un nexo común. Un thriller no demasiado afortunado, de hecho la pobre Faye Dunaway tuvo que colgar con una nominación al Razzie a la peor actriz.

4/10
Duelo de pillos

1970 | Dirty Dingus Magee

Alocado western lleno de acción y humor, protagonizado por una gran pareja de actores, Frank Sinatra y George Kennedy. La historia narra el enfrentamiento entre un bandido llamado Dingus Magee, que llega al pueblo de Yerkey's Hole para cometer mil y un desaguisados, y un viejo enemigo llamado 'Hoke'. Ambos lucharán por dominar la mejor parte del pueblo. Pero también andarán por ahí diversas cuestiones que tienen que ver con los indios, un club de alterne, un rudo pistolero, etc.

4/10
El detective

1968 | The Detective

El duro detective Joe Leland investiga el asesinato del hijo de un político. Si encuentra al verdadero culpable, Leland conseguirá que dejen en libertad al compañero de habitación de la víctima, injustamente condenado por este espinoso asunto. Frank Sinatra había interpretado a sendos detectives en Hampa dorada y La mujer de cemento, ambas dirigidas por Gordon Douglas. En esta ocasión, el director volvió a contar con él para un film de tono más realista.

6/10
La mujer de cemento

1968 | Lady in Cement

En el año 1968, Frank Sinatra rodó dos películas con el competente director Gordon Douglas (Chuka), dos filmes en los que era el protagonista: El detective y La mujer de cemento, donde cuenta con el coprotagonismo de Raquel Welch, dos años después de impactar al mundo en Hace un millón de años. Esta película es una especie de secuela de Hampa Dorada (1967), pues Sinatra interpreta al mismo personaje, el detective privado Tony Rome. En este caso un matón le contrata para que encuentre a su novia desparecida. En sus pesquisas se topará con un buen puñado de indeseables, además de con una mujer alcohólica, bella y misteriosa, llamada Kit.

5/10
Sinatra: atrapado

1967 | The Naked Runner

4/10
Hampa dorada (1967)

1967 | Tony Rome

Tony Rome es un duro detective (Frank Sinatra) que vive en un barquito en Miami y que debe encontrar las joyas robadas a la hija de su cliente. El personaje de Tony Rome gustó lo suficiente para una secuela: La mujer de cemento.

5/10
La sombra de un gigante

1966 | Cast a Giant Shadow

La historia auténtica del coronel americano David 'Mickey' Marcus, reclamado por el incipiente estado de Israel para ayudar a formar un ejército consistente. Con tal misión Marcus redescubrirá sus raíces judías. Protagoniza Kirk Douglas, judío como su personaje. En la pelicula apareció por primera vez y sin acreditar su hijo Michael Douglas.

5/10
Asalto al Queen Mary

1966 | Assault on a Queen

Un grupo de hombres ha recuperado un submarino de la Segunda Guerra Mundial. Lo ponen a punto pues es una pieza clave en el ambicioso atraco que preparan. Su objetivo es el transatlántico Queen Mary, un buque cargado de riquezas. Efectivamente, durante años el Queen Mary fue el transatlántico más grande del mundo y uno de los más lujosos.

4/10
Divorcio a la americana

1965 | Marriage on the Rocks

Frank Sinatra y Deborah Kerr son un matrimonio en crisis que decide viajar a México para darse una segunda oportunidad. Pero nada más lejos de la realidad. Las peleas continúan y ponen a prueba a los más de 20 años de relación. Uno de los datos curiosos de la película es la aparición de Nancy Sinatra, hija en la vida real de Frank, que repite papel en la ficción y se convierte en la vástaga del matrimonio.

5/10
Todos eran valientes

1965 | None But the Brave

Primera y única incursión de Frank Sinatra en el terreno de la dirección. Acostumbrado a participar en comedias y musicales, para su experiencia como director cambió de tercio y se atrevió con un drama bélico. Él se reserva un papel secundario en esta cinta coral enmarcada en la Segunda Guerra Mundial. Si Clint Eastwood quiso mostrar en Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima la versión norteamericana y japonesa del conflicto bélico, Frank Sinatra acometió algo parecido con 40 años de antelación. La película narra las desdichas de un avión norteamericano que se estrella en una isla perdida del Pacífico. Sin posibilidad de comunicar por radio, se encuentran con que los japoneses ocupan el lugar, tan aislados como ellos. Aunque hostiles, las circunstancias les permitirán momentáneamente dejar a un lado la guerra y sus diferencias, e iniciar una enriquecedora convivencia. Hasta que la guerra llama de nuevo a sus puertas. Destaca la escena en que Sinatra, enfermero reconvertido en médico, debe proceder a la amputación de la pierna de un soldado enemigo. La partitura es de John Williams, que por aquel entonces firmaba como Johnny Williams.

6/10
El coronel Von Ryan

1965 | Von Ryan's Express

Frank Sinatra es el protagonista absoluto de este film, que recrea la arriesgada fuga de un grupo de prisioneros durante los últimos días de la II Guerra Mundial. La historia comienza cuando, durante uno de los múltiples combates de los aliados contra los nazis, el coronel Joseph Ryan -personaje interpretado por Frank Sinatra-, es derribado y captura por el enemigo, por lo que es enviado a un campo alemán de prisioneros americanos e ingleses. Allí, resulta ser el oficial de mayor graduación, por lo que releva en el mando al oficial británico, que había ejercido esa función hasta el momento. Sus métodos, casi tiránicos, le hacen recibir el apodo de Coronel Von Ryan. En poco tiempo, elabora un complejo plan de fuga que consiste en apoderarse de un tren, en el que todos viajarán desde Italia hasta Suiza. Cuando finalmente lo consiguen, los nazis no reparan en medios para intentar detenerles, por lo que se produce una persecución que se extiende a toda Europa. Mark Robson es un director especializado en persecuciones en tren (El tren de los espías) que, en esta ocasión consigue una amena historia que buenos momentos en las secuencias de acción. Del reparto destaca el siempre correcto Trevor Howard y, como curiosidad, contiene la aparición de una jovencísima Raffaella Carrà, posteriormente dedicada a la presentación de programas televisivos.

6/10
4 gángsters de Chicago

1964 | Robin and the 7 Hoods

El musical y los gángsters sirven para revisitar el personaje de Robin Hood con una banda que roba a los ricos y ayuda a los pobres. Repite el divertido y compenetrado trío Sinatra-Martin-Davis que hizo diabluras en La cuadrilla de los 11.

5/10
El último de la lista

1963 | The List of Adrian Messenger

Un escritor entrega a un amigo suyo investigador una lista de nombres, para que averigüe su actual paradero. Poco después el tipo muere en un accidente de avión, que tiene toda la pinta de haber sido saboteado. Al mismo tiempo, el investigador descubre que varias personas de la lista han muerto de forma violenta.Singular mezcla de thriller, comedia y drama, según una novela de Philip MacDonald. John Huston imprime a la narración su típico sentido del humor irónico. La única mención que el cineasta hace a esta película en sus memorias, es para hablar de la escena de la complicada secuencia de la cacería del zorro, el clímax de la película, donde su propio hijo Tony, entonces de doce años, hizo un peligroso salto con su caballo.El pegadizo tema central corrió a cargo de Jerry Goldsmith. La pretendida gracia del film consiste en que, durante los créditos finales, vamos descubriendo a las estrellas que han ido apareciendo por las imágenes convenientemente disfrazados, sobre todo Tony Curtis, Kirk Douglas (con una prominente calva), Burt Lancaster (¡vestido de mujer!), Robert Mitchum y Frank Sinatra. Parece ser que también estaba prevista la aparición de Elizabeth Taylor, que en este caso había estado maquillada como un marinero canoso, pero un problema de agenda le impidió participar en el film.

6/10
Gallardo y calavera

1963 | Come Blow Your Horn

Discreta, ligera y agradable comedia protagonizada por Frank Sinatra, adaptación de una obra teatral de Neil Simon. Trata del típico solterón que vive en un lujoso ático de Manhattan y que, aunque goza a menudo de la compañía de numerosas mujeres, no contempla la posibilidad de asentar la cabeza y casarse. Hay algún cameo interesante, como la breve aparición de Dean Martin.

5/10
4 tíos de Texas

1963 | 4 For Texas

Zack (Frank Sinatra) controla todos los negocios de una pequeña ciudad texana. Su monopolio pasa un momento de crisis cuando Joe (Dean Martin) roba 100.000 dólares de su banco. La fechoría de Joe no se queda ahí, ya que vuelve a ingresar el dinero en el mismo banco en una cuenta a su nombre, pues quiere hacer la competencia al todopoderoso Zack. Ligerita y apañada comedia del oeste, llena de acción y picardías, con dos de los más renombrados miembros de "Rat Pack".

5/10
Tres sargentos

1962 | Sergeants 3

Comedia del oeste realizada a la mayor gloria del llamado "Rat Pack", el pícaro grupo compuesto por los actores, cantantes y comediantes Frank Sinatra, Dean Martin y Sammy Davis Jr. Tras las cámaras se sitúa un peso pesado, John Sturges, quien dos años antes había rodado Los siete magníficos y un año después realizaría La gran evasión. La historia de Tres sargentos es casi lo de menos, pues se trata de un divertimento de acción, bien rodado e interpretado. Ambientada en 1870, narra el itinerario de tres sargentos de la caballería de los Estados Unidos que reciben la misión de averiguar por qué no funciona la comunicación telegráfica en una zona del Oeste y para ello tendrán que adentrase en territorio indio. por el camino liberarán a un esclavo negro, el cual decide acompañarles.

5/10
El mensajero del miedo

1962 | The Manchurian Candidate

El Mayor Bennett Marco afirma en público que piensa que el Sargento Raymond Shaw es un héroe. Pero, en realidad, sospecha que oculta algún secreto turbio. Como no puede probarlo, inicia una investigación por su cuenta. Modélico thriller político sobre una hipotética infiltración comunista en Estados Unidos tras la guerra de Corea. Posee una puesta en escena excepcional, y un ritmo trepidante. El estreno se retrasó unos años porque acabó de rodarse justo cuando aconteció el asesinato de Kennedy, y los productores pensaron que el film podía ser acusado de inspirar el magnicidio. Jonathan Demme dirigió un desmejorado remake en 2004.

7/10
El diablo a las cuatro

1961 | The Devil at 4 O'Clock

En una comunidad del Pacífico Sur el padre Doonan lucha diariamente en su hospital para atender a todo tipo de enfermos. Una serie de terremotos que azotan la región hace que un avión que transporta a tres presos recale en dicha isla. Con la amenaza de un volcán a punto de entrar en erupción y destruir todo lo que encuentre a su paso, Doonan pide ayuda a los reclusos para que le ayuden a evacuar a los heridos, principalmente niños. Cine de aventuras con atisbo de catástrofe, se basa en una novela de Max Catto. Cuenta con una atractiva pareja masculina protagonista. Spencer Tracy es un misionero bondadoso, y Frank Sinatra el preso que acaba purgando sus pecados rescatando al sacerdote y a los niños. Según los mentideros de Hollywood, ambas estrellas se soportaron cordialmente durante el rodaje. La maqueta del volcán era enorme y costó medio millón de dólares.

6/10
Pepe

1960 | Pepe

Coproducción entre México y Estados Unidos, filmada a todo color y donde resalta la simpatía de Mario Moreno “Cantinflas” en un intento de lanzarle al estrellato internacional. Una comedia musical donde Pepe es un humilde empleado de un rancho que, por avatares del destino, se verá inmerso en el histérico mundo del cine, cruzándose en su camino estrellas como Bing Crosby, Maurice Chevalier, Sammy Davis Jr., Zsa Zsa Gabor o Frank Sinatra, entre otros muchos cameos de rostros conocidos. En el montaje final fueron eliminados cuarenta minutos de sus excesivos 195 minutos de metraje. El film logró nominaciones al Oscar para la fotografía de Joseph MacDonald, la dirección artística de Ted Haworth y William Kiernan, el sonido de Charles Rice, la banda sonora adaptada realizada por Johnny Green, la canción “Faraway Part of Town” con música y letras de André Previn y Dory Langdon, y el montaje de Viola Lawrence y Al Clark.

5/10
Can-can

1960 | Can-Can

La dueña de un café parisino podría verse obligada a cerrarlo porque un juez considera que el can-can es un baile demasiado provocativo. El director de El rey y yo, Walter Lang, ofrece un divertido musical, con la voz y presencia de Sinatra.

5/10
La cuadrilla de los 11

1960 | Ocean's 11

A once amigos les unen los lazos de camaradería estrechados cuando sirvieron en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial. Quince años después de sus 'batallitas' se reúnen con intención de dar el golpe perfecto en un casino de Las Vegas. Uno de los más célebres filmes de ladrones de guante blanco, las hazañas de Danny Ocean y compañía serían incluso objeto, años después, de un remake y dos secuelas, con George Clooney a la cabeza. En esta ocasión las estrellas de la función son los cinco componentes del célebre Rat Pack, o sea, Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy Davis Jr., Joey Bishop y Peter Lawford.

6/10
Cuando hierve la sangre

1959 | Never So Few

Título bélico dirigido por el experto John Sturges, con tipos tan duros en el reparto como Charles Bronson, Frank Sinatra y Steve McQueen, aunque hay tiempo para el amor gracias a Gina Lollobrigida. El film sigue al capitán Reynolds y sus hombres, que durante la Segunda Guerra Mundial se esfuerzan en adiestrar a los nativos de Burma en el combate contra los japoneses. Pronto advertirán que sus discípulos saben más sobre lo que es combatir en la selva que ellos mismos.

7/10
Millonario de ilusiones

1959 | A Hole in the Head

Para hacer frente a las deudas que acechan a su hotel, Tony necesita un préstamo de su hermano, que pone como condición su casamiento. No es el mejor Frank Capra, pero sí está por encima de muchos filmes que se autodenominan comedias.

4/10
Cenizas bajo el sol

1958 | Kings Go Forth

Segunda Guerra Mundial. El ejército americano lleva a cabo la liberación de Francia. El teniente Sam Loggins, de humilde condición, pasa unos días disfrutando de la belleza de la Riviera. Allí conoce a Monique una dulce joven de madre americana, de la que enseguida se enamora. Está dispuesto a pasar por encima de prejuicios raciales, pues se entera de que su padre era negro, algo que en ella no se nota. Pero cuando le presenta a uno de sus hombres, el 'guaperas' cabo Britt Harris, Monique cae rendida a sus pies, le cautiva con su aspecto, su formación universitaria, su conocimiento del mundo. Sam está dispuesto a dejar el campo libre a Britt, pensando siempre en la felicidad de su amada. Pero puede que se equivoque.Adaptación de una novela de Joe David Brown, Delmer Daves evita que se convierta en una película convencional de escenas bélicas y amores desgarrados en triángulo. Tiene la suerte de contar con un gran reparto, donde brillan Frank Sinatra como el hombre de buen corazón, siempre sacrificado, y Tony Curtis como el galán caradura e incorregible; por supuesto, Natalie Wood está radiante como francoamericana. Es buena la fotografía en blanco y negro, pero resulta un recurso facilón y reiterativo el uso de la voz en off de Loggins.

6/10
Como un torrente

1958 | Some Came Running

Dave (Frank Sinatra) es un escritor de poca monta y veterano del ejército que vuelve al hogar tras mucho tiempo de ausencia. Regresa en compañía de la prostituta Ginnie (Shirley MacLaine) y en su pueblo natal debe enfrentarse de nuevo a todo aquello que dejó atrás. También tendrá oportunidad de conocer a Gwen, una educada profesora, y a Bama (Dean Martin), un jugador borrachín. Está considerado uno de los mejores films de Vincente Minnelli (Un americano en París), y cuenta con un plantel de actores de lo mejorcito de la época: Frank Sinatra convence en su papel de escritor sin éxito, junto a la siempre adorable Shirley MacLaine en un papel perfecto para ella. Completa el triángulo un Dean Martin en el rol de perdedor alcohólico. Tres personajes que se complementan y que juntos aprenden a plantar cara a un pasado que no pueden corregir, pero que observan un futuro que pueden mejorar. MacLaine fue nominada al Oscar a la mejor actriz en una ceremonia que competía contra Susan Hayward, Deborah Kerr, Elizabeth Taylor y Rosalind Russell, ni más ni menos. La estatuilla recayó finalmente en Hayward, por Quiero vivir.

7/10
Orgullo y pasión

1957 | The Pride And The Passion

Adaptación de una novela de C.S. Forester, situada en la España de la guerra de la independencia. En ella un oficial inglés (Grant) ayuda a unos guerrilleros españoles (Sinatra y Loren) a usar un cañón contra Napoleón.

5/10
Pal Joey

1957 | Pal Joey

Joey Evans (Frank Sinatra) es un educado caballero cuya profesión consiste en animar un club nocturno. Pero respecto al trato con las mujeres, casi ninguna habla bien de él. Es un seductor redomado, pero se aprovecha de sus dotes para engañar a sus presas y aprovecharse de ellas. Un día conoce a una dama ricachona llamada Vera (Rita Hayworth), que es bailarina de strip-tease. Inevitablemente, Vera es seducida por Joey, y queda prendada de él. Joey pretende engatusarla para sacarle su dinero. Vera cada día está más enamorada de Joey, y accede a financiarle su propio local. Pero el incorregible Joey vuelve a tropezar con la misma piedra al intentar engañar también a una hermosa corista, interpretada por Kim Novak. Una frívola comedia clásica de enredo, en la que Sinatra se ve rodeado de dos atractivas mujeres. Cuenta con brillantes números musicales interpretados por las dos damas. La joven Kim Novak fue considerada la sustituta natural de Rita Hayworth, que ya estaba en su declive en esta película, por lo que el enfrentamiento entre ambas en pantalla se puede ver como algo paradigmático. Sin embargo, su carrera fue fulgurante, y su atracción se acabó poco después con Vértigo (1958), de Alfred Hitchcock.

4/10
La máscara del dolor

1957 | The Joker Is Wild

Biografía del popular cómico y cantante Joe E. Lewis (1902-1971), cuya vida se vio marcada por el control de los clubes nocturnos de Chicago durante los años 20. Convertido en toda una estrella de la canción, rechazó una oferta para actuar en un local controlado por los hombres de Al Capone. La libertad a la hora de abordar su carrera estuvo a punto de costarle la vida ya que, por culpa de estas negativas, fue abordado por unos criminales que le cortaron la garganta. Destrozadas sus cuerdas vocales, e incluso resentido del sentido del habla durante años, no pudo volver a cantar de nuevo y, tras salir de una depresión, transformó su carrera hacia el humor. En el film también hay lugar para sus romances tanto con la chica de coro que después se convertiría en su esposa como con una joven de ideas liberales. Oscar a la mejor canción “All the Way”, escrita por James Van Heusen y Sammy Cahn, y convertida desde esos instantes en uno de los iconos del protagonista de film, Frank Sinatra.

6/10
Alta sociedad

1956 | High Society

Divertida comedia de enredo, donde tres hombres se disputan el amor de una mujer, Tracy. Ésta, divorciada de C.K., dedicado al jazz, está a punto de casarse con alguien que puede proporcionarle seguridad. El caso es que C.K. quiere recuperar a su esposa, al tiempo que Mike, el reportero encubierto que cubre la boda, también se enamora de Tracy. Nueva adaptación al cine de la obra de Philip Barry, tras los magníficos resultados que lograra George Cukor en Historias de Filadelfia. Era difícil superar a ese film, pero la película que firma Charles Walters es más que aceptable, y se beneficia de la música de Cole Porter y las canciones de Frank Sinatra y Bing Crosby. De hecho, el film tuvo dos nominaciones al Oscar en categorías musicales.

6/10
La vuelta al mundo en 80 días

1956 | Around the World in 80 Days

La vuelta al mundo en 80 días es una gran superproducción puesta al servicio del maravilloso relato de Julio Verne. Phileas Fogg (David Niven) es un desocupado noble británico que apuesta con los miembros de su club londinense que es capaz de dar la vuelta al mundo en exactamente ochenta días. Acompañado de su fiel criado Passepartout (Mario Moreno, Cantinflas), vivirán toda clase de aventuras para ganar tan singular apuesta. En torno a esta trama argumental Michael Anderson elabora un magnífico espectáculo, y así veremos en este film maravillosos exteriores rodados en los lugares más recónditos del mundo, toda clase de animales exóticos, estupendos decorados y un esmerado vestuario, todo ello bajo la excelente banda sonora de Victor Young. La película cuenta también con un reparto a la altura de las circunstancias y así, junto al dúo protagonista, aparecen Marlene Dietrich, Charles Boyer, Shirley MacLaine, Buster Keaton, Ronald Colman, Peter Lorre, Frank Sinatra... La película obtuvo un total de cinco Oscar en las categorías de mejor película, mejor guión adaptado, mejor fotografía, mejor montaje y mejor banda sonora. Todo un clásico.

6/10
El solterón y el amor

1955 | The Tender Trap

Clásica comedia del eterno seductor que se muestra orgulloso de sus conquistas y presume de saberlo todo sobre el amor, hasta que... Frank Sinatra es un agente de arte de Nueva York que colecciona mujeres como cuadros. Está encantado con el tipo de vida que lleva sobre la que ejerce un control absoluto. Pero de repente todo cambia cuando una actriz novata (Debbie Reynolds) irrumpe en su vida. A partir de ese momento, su esquema vital se desmorona.

5/10
El hombre del brazo de oro

1955 | Man With The Golden Arm

Un adicto a la heroina intenta superar su dependencia de la droga. Pero choca contra su entorno, lleno de violencia, por lo que cada vez, su situación es más desesperada. A partir de la novela de Nelson Algren, el director de origen alemán Otto Preminger (Anatomía de un asesinato, Laura) se atrevió a plantear en Hollywood uno de los temas tabú de la sociedad americana: la drogadicción. A pesar de lo arriesgado de la propuesta, y de un diseño de producción un tanto limitado, la película fue un gran éxito y ofrece una de las mejores interpretaciones de Frank Sinatra.

6/10
No serás un extraño

1955 | Not As a Stranger

Luchas Marsh es un estudiante de medicina, que terminada su carrera se establece en una pequeña ciudad. Su afán perfeccionista y sus deseos de destacar en la carrera médica le hacen entregarse totalmente a su profesión, lo cual terminará por alejarle incluso de sus seres más queridos. Una equivocación de fatales consecuencias le hará replantearse su comportamiento y cambiar su actitud. Con un excelente trío de protagonistas, Robert Mitchum, Olivia de Havilland y Frank Sinatra (que nos vuelve a demostrar que es tan buen actor como cantante), Stanley Kramer (Fugitivos, El juicio de Nuremberg, Adivina quién viene esta noche...) dirige este melodrama de tintes ejemplarizantes, que está basado en el relato de Morton Thompson. El film obtuvo en 1955 una nominación al Oscar en la categoría de mejor sonido.

6/10
Ellos y ellas

1955 | Guys and Dolls

Un apostador le ha prometido a su novia, una cabaretera, que dejará el juego. Sin embargo, necesita mil dólares para alquilar un garaje donde organizar una partida a gran escala. Tras varios intentos desesperados de conseguir el dinero, otro jugador se ofrece a financiarle. Unos brillantes diálogos y un reparto de lujo, plagado de estrellas, son las características de este sólido retrato de la juventud norteamericana. La sorprendente puesta en escena es obra del maestro Joseph L. Mankiewicz (La huella, Eva al desnudo), uno de los mejores realizadores del Hollywood clásico.

6/10
Repentinamente

1954 | Suddenly

Más que interesante película, entre el drama, el cine negro y el puro thriller de intriga. La trama se centra en la visita del presidente de los Estados Unidos a un pequeño pueblo de California, llamado Suddenly. Hasta allí se dirige un psicópata y sus secuaces, los cuales se hacen pasar por agentes del FBI, aunque lo que pretenden es matar al presidente. Ocuparán una casa para ese cometido, pero no saben que está ocupada por un antiguo agente secreto y su familia. Con ayuda del sheriff intentarán acabar con la amenaza. Excelentes papeles para Frank Sinatra (De aquí a la eternidad) en el rol del asesino, de James Gleason (El último hurra) en el del agente retirado, y de Sterling Hayden (La jungla de asfalto) en el del sheriff.

7/10
Siempre tú y yo

1954 | Young At Heart

La familia Tuttle está compuesta por el padre viudo, profesor de música, sus tres preciosas y casaderas hijas Laurie, Amy y Fran, y la sensata y parca en palabras tía Jessie. La llegada del prometedor compositor Alex al hogar de los Tuttle es como un huracán, pues el tipo es tan encantador que es capaz de enamorar a las tres chicas. De todos modos, Laurie (Doris Day) parece que es la que más papeletas tiene para ganar el 'premio' Alex, pues Amy está prometida con Bob, y Fran es pretendida por un simpático fontanera. Pero las tornas cambian cuando aparece en escena Barney (Frank Sinatra), música amigo de Alex, y cenizo por antonomasia. Su pose de perdedor nato conduce a Laurie a hacer todo lo posible para que recupere, si alguna vez la tuvo, la alegría de vivir. Agradable melodrama, de esos que arrancan las lágrimas a los espectadores más emotivos. Además de que la trama está salpicada de oportunas canciones interpretadas por Doris Day y Frank Sinatra (fue el primer film que rodaron juntos), la psicología de los personajes está más trabajada de lo que cabría esperar en una película de este tipo. Sinatra hace una composición sencillamente memorable, de un tipo que da verdadera lástima. Mientras que Day es muy convincente como jovencita de acusada personalidad, capaz de mantenerse a la altura de su cenizo oponente en conversaciones de diálogos muy afilados. El artesano Gordon Douglas demuestra además una notable pericia en la escena de la intentona suicida de Barney, de inusitada fuerza visual.

6/10
De aquí a la eternidad

1953 | From Here To Eternity

Verano de 1941. La campaña del Pacífico está a punto de comenzar durante la Segunda Guerra Mundial. Faltan unos días para el ataque japonés a la base estadounidense de Pearl Harbour. El soldado Prewitt (Montgomery Clift), un antiguo boxeador, se incorpora a un cuartel de Honolulu. Se niega a entrar en el equipo de boxeo con el que el capitán Holmes (Philip Ober) persigue su ascenso, y esto le causa problemas. El motivo es que Prewitt había dejado ciego a un contrincante durante una pelea. Aunque es sometido a todo tipo de presiones, Prewitt no quiere boxear. Su amigo Maggio (Frank Sinatra) es víctima de las crueles torturas del sargento Fatso (Ernest Borgine), un auténtico fanfarrón. Entretanto, se desarrollan dos historias de amor, una de ellas el adulterio entre el sargento Warden (Burt Lancaster) y la esposa del capitán Holmes, Karen (Deborah Kerr). Se trata de una de las películas más exitosas de la historia. Está entre las diez películas más taquilleras de los años 50. Cuenta con un reparto que no puede ser más atractivo. Ganó 8 Oscar, entre ellos a la mejor película, al mejor director, a la mejor actriz secundaria (Donna Reed), al mejor actor secundario (Frank Sinatra), y al mejor guión adaptado. Basada en una novela autobiográfica de James Jones. Un libro polémico por su crítica a la institución militar, sus diálogos vulgares y sus atrevidas escenas explícitamente sexuales. Uno de los mayores beneficiados por el éxito de la película fue Frank Sinatra, que relanzó su carrera. Aceptó trabajar por muy poco dinero, a cambio de que su nombre se publicitase en los títulos de crédito. Se cuenta que la noche en que ganó el Oscar, en vez de celebrarlo salió a pasear por Beverly Hills de madrugada con la estatuilla en sus manos. Un policía le paró y le exigió identificarse, creyendo que era un chalado o un ladrón. Fred Zinnemann era conocido por su artesanal manera de dirigir películas. Su primer gran éxito fue Solo ante el peligro (1952). Otros de sus títulos conocidos son Oklahoma! (1955) o Un hombre para la eternidad (1966). La apasionada escena en la playa entre Burt Lancaster y Deborah Kerr es una de las más celebradas de la historia del cine. Indispensable.

8/10
Don Dólar

1951 | Double Dynamite

Comedia con un punto sinvergüenza, producida por Howard Hughes, que tiene como protagonistas a un trío de lo más peculiar formado por Frank Sinatra (que no puede evitar entonar canciones de los habituales Styne y Cahn), Groucho Marx en una de sus películas por libre, y una Jane Russell a cuyos visibles encantos va dedicado el título original del filme –Double Dynamite–. En su argumento encontramos a un humilde empleado de banca que quiere conseguir algo de dinero para poder casarse con su enamorada. Así que acepta los consejos de un individuo nada recomendable, que le propone apostar a un caballo ganador con total garantía. Pero todo resulta ser una trampa para robar dinero en el banco donde él trabaja y acusarle del delito.

5/10
Llévame a ver el partido

1949 | Take Me Out to the Ball Game

Simpático y ligero musical situado en el mundo del béisbol, la premisa argumental es de los especialistas Gene Kelly y Stanley Donen. El propio Kelly y Frank Sinatra dan vida a dos jugadores que además demuestran tener habilidades cantarinas para sus ratos libres. Deberán afrontar que el equipo tiene una nueva dueña, a la que da vida Esther Williams. Entre las diversas canciones destacan “The Hat My Father Wore on St. Patrick's Day”, interpretada por Gene Kelly, y “The Right Girl For Me”, donde se luce Frank Sinatra.

5/10
Un día en Nueva York

1949 | On the Town

Tres marineros pasan el día en Nueva York. En tan poco tiempo cantarán, bailarán y por supuesto, se enamorarán de tres chicas tan simpáticas como ellos. Gene Kelly y Stanley Donen crean inolvidables coreografías rodadas en auténticas localizaciones neoyorquinas, con una alegre partitura. Les acompañan Frank Sinatra, Betty Garrett y Ann Miller. Inolvidables canciones e increíbles actuaciones en los números musicales salpican esta magnífica película cuya vitalidad y optimismo termina por contagiar al espectador que, a pesar de los años transcurridos, no ha perdido un ápice de frescura. Un día en Nueva York obtuvo un Oscar en la categoría de mejor Adaptación musical. Se trata de uno de los primeros musicales cuyos exteriores se rodaron en las calles y no en los Estudios

6/10
El milagro de las campanas

1948 | The Miracle Of The Bells

Bill Dunnigan (Fred MacMurray) es un agente de Hollywood que llega a Pensilvania, a la pequeña ciudad de Coal Town, para llevar a cabo el último deseo de la mujer que amaba, recientemente fallecida, de ser enterrada allí, en el humilde cementerio de San Miguel. En su periplo por la funeraria y la iglesia de San Miguel, va recordando -también hablando a la difunta- las circunstancias en que conoció a Olga Treskovna, y como impulsó su carrera, consiguiéndole el papel principal en una película sobre Juana de Arco. Formidable y emotiva película de aire capriano -es del mismo año que ¡Qué bello es vivir!, y comparte con este título ideas como el optimismo que se sobrepone a la adversidad, o el poder del ciudadano corriente y anónimo en acción- describe la tenacidad de Dunnigan por cumplir la última voluntad de Olga, incluso comprometiendo su dinero y su futuro profesional. El guión de Ben Hecht y Quentin Reynolds, que adaptan una novela de Russell Janney, traza un precioso paralelismo entre el sacrificio de Olga para acabar su película, aun a costa de la salud, pensando en la felicidad que puede traer a su ciudad de origen con su éxito, y el de Juana de Arco y su amor por Francia. MacMurray compone bien un personaje que, buen profesional, piensa que su misión de lanzar a las estrellas es comparable a de los mejores doce 'agentes' de la historia, los apóstoles; y que debe ceder sitio en su vida a la posibilidad de los milagros, cuando su idea de que toquen las campanas en honor de la actriz va mucho más allá de lo que había imaginado. Frank Sinatra da vida de modo convincente al padre Paul, y no se priva de cantar una canción; Lee J. Cobb da el tipo a la perfección de productor de Hollywood; y Alida Valli entrega un personaje, el de la actriz, formidable, en el que se diría brilla la aureola de la santidad; el momento en que hace la primera prueba para el papel de Juana es sencillamente soberbio.

8/10
Hasta que las nubes pasen

1946 | Till the Clouds Roll By

Ambicioso musical que recrea la vida del compositor de musicales Jerome Kern. El film incluye fragmentos de sus obras más destacadas como "Magnolia".  Dirigida por el correcto Richard Whorf, contó con la ayuda de Vincente Minnelli, que dirigió los números en los que aparecía Judy Garland, y de George Sidney, que se encargó de otra secuencia musical. El reparto está plagado de grandes estrellas de la época.

5/10
Levando anclas

1945 | Anchors Aweigh

Durante la guerra, dos marineros disfrutan de un permiso en la ciudad de Los Ángeles. Gran musical de George Sidney, incluye el famoso baile de Gene Kelly con el ratón Jerry, aunque inicialmente debía haber sido Mickey el roedor bailarín. Oscar a la mejor banda sonora.

7/10
Un joven a la aventura

1944 | Step Lively

Gordon Miller está preparando un espectáculo musical en su suite del Hotel Gribble. las cosas van van económicamente y aún se complicarán más cuando el autor del libro, Glenn Russell, aparezca por allí. Simpática comedia musical, con su parte de enredo y de correspondiente romance. Cuenta con el trabajo y la voz de Frank Sinatra, en una de sus primeras apariciones importantes en el cine. El resto del reparto está a la altura.

5/10
Cada vez más alto

1943 | Higher and Higher

Cuando el Sr. Drake entra en bancarrota la situación es calamitosa para su personal de servicio. El empresario Mike O'Brien planea entonces hacer pasar a la criada Millie por la hija de Drake y presentarla en sociedad para pesacr a un rico marido. Sin embargo, el amor puede llegar por otro lado. Simpática comedia romántica que resulta llevadera en todo momento también por su importante carga musical. Destaca la presencia de un joven y casi debutante Frank Sinatra.

5/10
Todos eran valientes

1965 | None But the Brave

Primera y única incursión de Frank Sinatra en el terreno de la dirección. Acostumbrado a participar en comedias y musicales, para su experiencia como director cambió de tercio y se atrevió con un drama bélico. Él se reserva un papel secundario en esta cinta coral enmarcada en la Segunda Guerra Mundial. Si Clint Eastwood quiso mostrar en Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima la versión norteamericana y japonesa del conflicto bélico, Frank Sinatra acometió algo parecido con 40 años de antelación. La película narra las desdichas de un avión norteamericano que se estrella en una isla perdida del Pacífico. Sin posibilidad de comunicar por radio, se encuentran con que los japoneses ocupan el lugar, tan aislados como ellos. Aunque hostiles, las circunstancias les permitirán momentáneamente dejar a un lado la guerra y sus diferencias, e iniciar una enriquecedora convivencia. Hasta que la guerra llama de nuevo a sus puertas. Destaca la escena en que Sinatra, enfermero reconvertido en médico, debe proceder a la amputación de la pierna de un soldado enemigo. La partitura es de John Williams, que por aquel entonces firmaba como Johnny Williams.

6/10

Últimos tráilers y vídeos