IMG-LOGO

Biografía

Ulrich Thomsen

Ulrich Thomsen

56 años

Ulrich Thomsen

Nació el 06 de Diciembre de 1963 en Odense, Dinamarca

Premios: 1 Festival de San Sebastián

Hermano actor

20 Junio 2011

En un mundo mejor, tal vez sería más conocido. Porque es un actor cuyo rostro transmite una rica vida interior, pero claro, no es anglosajón ni tampoco el clásico guaperas, y eso pesa. Además huye de todo histrionismo, lo que no le impide ser tremandamente expresivo.

Ulrich Thomsen nació en Fyn, Dinamarca, el 6 de diciembre de 1963. Tras tres intentos, logró ingresar Escuela Nacional Danesa de Teatro y Danza Contemporánea entre 1989 y 1993, donde se formó como actor, y tras graduarse pasó por varias compañías teatrales de Copenhague. Su debut en el cine al año siguiente fue en un thriller que llamó la atención, El vigilante nocturno, donde le dirigía su compatriota Ole Bornedal, pero su papel no era especialmente memorable.

El primer cineasta que le dio un papel digno de ese nombre fue Thomas Vintenberg, en De største helte (1996). Allí era uno de los ladrones de bancos que andan huidos de la justicia, acompañados de la hija adolescente de él. Los rasgos duros del rostro del actor, junto a un nosequé que transmite sensibilidad, ayudaron a una estupenda composición; no es de extrañar que dos años después Vintenberg le requiriera para la “dogmática” Celebración, donde era el hijo principal de una familia que se reúne para festejar el 60 cumpleaños del patriarca, una reunión de la que pronto saltarán chispas. Por supuesto que directores compatriotas del actor acudirían a él tras verle sobresalir en la pantalla, algunos de ellos fueron Per Fly, que le requirió para La herencia (2003), y sobre todo Susanne Bier, que le dio dos papeles estupendos, el de Hermanos (2004), donde la desaparición de un hermano en Afganistán, propicia el romance amoroso del otro con la viuda, y el de un viudo que no logra entenderse con su hijo en la oscarizada En un mundo mejor (2010). Para él actuar es ejecutar una serie de acciones, una detrás de otra, tal y como están escritas en el guión, y se pone a ello con tesón, de un modo intelectual, sin “métodos” que falseen el resultado final.

Pero Thomsen no se ha limitado a trabajar en los límites de la cinematografía de su país. Conocedor del inglés y el alemán, ha trabajado también empleando estos idiomas. Ser extranjero le hizo ideal para ser el villano de turno en la saga Bond en El mundo nunca es suficiente (1999), y al año siguiente hizo El peso del agua, uno de los filmes más flojos de Kathryn Bigelow. Tampoco tuvo suerte al trabajar con el prestigioso cineasta chino Chen Kaige, Suavemente me mata (2002) era un thriller cargado burdamente de sexo.

En su aventura internacional, y aunque su papel no fuera principal, destaca Deliciosa Martha (2001), rodada en alemán. En cambio, aunque se titule El inventor alemán (2004), Thomsen trabaja en inglés en este drama sobre un científico que experimenta con cohetes. Lo cierto es que la profesionalidad del actor está fuera de toda duda, y es requerido para pequeños papeles en múltiples producciones, de acción y espionaje, como son Hitman (2007), Duplicity (2009) y The International (Dinero en la sombra) (2009). Igual hace de caballero templario –El reino de los cielos (2005)– que de guerrero picto –Centurión (2010)–, y si toca, se sumerge En tiempo de brujas (2011). Pronto se le podrá ver como científico intrigado en The Thing, remake de La cosa de John Carpenter.

Ganador de 1 premio

  • Concha de Plata al mejor actor Hermanos
Filmografía
El espacio entre las líneas

2020 | Gut gegen Nordwind

A Emmi le gustaría cancelar su suscripción a la revista "Like" por correo electrónico. Pero debido a un error tipográfico, sus mensajes llegan a la bandeja de entrada de Leo Leike. Cuando Emmi envía repetidamente correos a la dirección incorrecta, Leo decide informarle de su error. Esto marca el comienzo de un intercambio extraordinario de correos electrónicos que solo puede tener lugar entre dos extraños.

The New Pope

2019 | The New Pope | Serie TV

Más de lo mismo. The New Pope confirma lo que ya se intuía en The Young Pope. Que el creador de ambas series papales, el italiano Paolo Sorrentino, tiene entre manos una única idea, que estira innecesariamente como un chicle, y que daba como máximo para una película. Una película que ya filmó años atrás con más modestia y talento un compatriota suyo, Nanni Moretti, con el título de Habemus Papam. El papa estadounidense Pío XIII, Lenny Belardo en la vida civil, está en coma, y no parece que vaya a salir de este estado. Lo que preocupa al todopoderoso secretario de estado, el cardenal Angelo Voiello, que piensa que el pontífice se está convirtiendo en objeto de idolatría, mientras no se afrontan problemas acuciantes, como el fundamentalismo islámico o los escándalos sexuales. Urge elegir un nuevo papa, y nadie mejor que él para acceder al puesto. Pero se encuentra con la oposición en el cónclave de otro papa latino con su misma cara, y al final es escogido alguien que se espera que sea un hombre de paja, pero que con el nombre de Francisco II, empieza a tomar medidas como la de regalar objetos valiosos a los pobres y acoger refugiados en el Vaticano. Comienza una nueva intriga para colocar en la sede papal al británico sir John Brannox, admirador del cardenal Newman, y que acabará accediendo a la sede papal con el nombre de Juan Pablo III. Con The New Pope, Paolo Sorrentino acaba hundiéndose en las aguas de las más inane vacuidad. Se suceden las escenas de corte surrealista e irreverente, con impostado tono envarado y solemne, subiendo el tono erótico de las relaciones de monjas y curas, empujados por la pasión y el tirón sensual. A veces uno tiene la sensación de que el creador y director de la serie se limita a hilar una colección de chistes tontos –la huelga de las monjas y su encierro en la capilla Sixtina, los padres de Brannox en silla de ruedas y con respirador, el fantasma de Pío XIII pululando por ahí, los monjes franciscanos asaltando los desvanes del Vaticano...–, mientras da rienda suelta a su vocación de esteta, con escenarios suntuosos y vistosas vestiduras eclesiásticas. En The Young Pope aún colaba la idea de que, entre bromas y veras, Sorrentino hablaba de la angustia existencial del ser humano, que se agarra como a un clavo ardiendo a un sistema de creencias, a la fe cristiana. Aquí la mirada a la fe está vacía de contenido, el italiano no tiene ni idea ni quién es Jesús, ni de qué va eso de rezar. Y por supuesto, el papel de obispos, cardenales y pape se ve como simple ejercicio de poder, nunca como verdadero servicio a los fieles, grandes ausentes de esta propuesta. Incluso los actores parecen moverse con desconcierto irónico en sus interpretaciones, especialmente John Malkovich y Cécile de France, esta última luciendo con frecuencia una sonrisita que vale más que mil palabras.

4/10
Cara a cara

2019 | Forhøret | Serie TV

Desasosegante serie danesa, compuesta de 8 minicapítulos de poco más de 20 minutos cada uno, que parte de una fuerte premisa que pone el listón argumental muy alto, de modo que lo que sigue después acaba sabiendo a poco. Sigue al detective de la policía Bjørn, que acude a la morgue para un caso en principio rutinario, confirmar que la mujer cuyo cadáver se dispone a inspeccionar se suicidó. Se lleva una sorpresa mayúscula, que le deja en estado de shock, cuando descubre que esa mujer es su propia hija. No quiere creer que se ha quitado la vida, y emprende una investigación por su cuenta, dando por hecho que se trata de un asesinato. Descubre entonces lo desconectado que ha estado de ella. Coescritos y dirigidos por Christoffer Boe, los capítulos de Cara a cara tienen escenarios casi únicos –la morgue, el apartamento donde la hija murió, el local donde ella se vendía sexualmente...–, en que se confrontan los personajes por parejas, uno de ellos siempre Bjørn, bien compuesto por el veterano Ulrich Thomsen, que lleva el peso de la narración. Y se nos presenta una madeja argumental que va complicándose en exceso, se quieren tocar demasiados palos, como el matrimonio homosexual, la violencia doméstica, las adicciones, la pornografía, el internet profundo... Y ya se sabe que a veces, quien mucho abarca, poco aprieta.

6/10
Counterpart

2018 | Counterpart | Serie TV

Puede que el muro de Berlín cayera en 1989, pero existe otro elemento, una puerta, en esa ciudad, que separa dos mundos parecidos pero diferentes. Howard Silk es empleado de Naciones Unidas, que trabaja en una extraña organización que gestiona el muy restringido tránsito entre esos dos mundos con personas idénticas, pero que a partir de cierto momento empezaron a seguir trayectorias diversas. A pesar de su dedicación profesional durante 30 años en comunicación y sus deseos de promocionarse, nunca ha pasado de ser un gris funcionario. Para colmo de males, su querida esposa Emily fue atropellada hace unas semanas y está en coma. Cuando por enésima vez su superior le ha negado el anhelado ascenso, algo ocurre. Una mujer ha llegado desde el otro lado, y para atraparla cuentan con la ayuda de alguien muy especial, que exige de modo indispensable la colaboración de Howard. Fantástica serie de intriga fantástica, al menos en su prometedor primer episodio, que dirige Morten Tyldum, que antes entregó con buen pulso The Imitation Game (Descifrando Enigma). Está creada por Justin Marks, cuyo principal logro hasta la fecha es el guión de una notable versión de El libro de la selva. Está muy lograda la enigmática atmósfera que envuelve la narración, en la que desconocemos algunas de las piezas para entender el mundo desdoblado, la entrega de información está convenientemente dosificada. E interesa esa organización, en la que parecen importar poco las personas, lo que cuenta es mantener el orden, cierto status quo. De ahí que el protagonista, J.K. Simmons, haga un extraordinario trabajo, primero como hombre aplastado por el sistema, que debe conformarse con lo que le dejan hacer, y luego, sorprendentemente, como alguien resuelto y dinámico. De este modo se explora una idea muy sugestiva, el modo en que forjamos nuestro destino con las acciones y decisiones que tomamos, y los corsés, externos o internos, que nos ponemos o nos ponen, y que nos paralizan.

7/10
Darling

2017 | Darling

La historia de amor de una bailarina con su pareja, coreógrafo, cuando intentan montar juntos una pieza de danza contemporánea.

La comuna

2016 | Kollektivet

Erik y Anna están casados y tienen una hija adolescente, Freja. Él ha heredado un caserón en una zona residencial al norte de Copenhague, y dudan en si ocuparla o venderla. Deciden hacer lo primero, pero pese a sus buenos trabajos –él es arquitecto y profesor, ella presentadora televisiva–, el dinero da para lo que da. Por lo que tienen la idea de, en línea con los tiempos que corren, son los locos años 70, montar una comuna, y que todos aporten algún capital: llaman a unos amigos, éstos aportan otros conocidos, y así suma y sigue, hasta configurar una, por así decir, extraña familia. La aventura amorosa de Erik con Emma, una estudiante veinteañera, evoluciona hacia algo serio lo que, a pesar de una supuesta "mente abierta", va a afectar a todos los componentes de la comuna hondamente. Una mirada nada complaciente del danés Thomas Vinterberg al idealismo ingenuo y la desinhibición impúdida que imperaban en una época en que, con el horror de Vietnam al fondo, había que hacer el amor y no la guerra. El cineasta –director y coguionista con su habitual colaborador Tobias Lindholm–, que vivió personalmente la experiencia de una comuna siendo un chaval –los personajes del niño y la adolescente podrían ser dos "alter ego"–, pinta bien la inmadurez y la confusión interna de sus personajes, con sus planteamientos asamblearios a los que falta aplicar algo tan necesario como el sentido común, y las dificultades para salir de un egoísmo que no reconocen, está envuelto en buenismo estéril; ello se nota especialmente en el caso del matrimonio protagonista con respecto a su hija, de la que no se ocupan demasiado, no tienen en cuenta las consecuencias de sus actos en ella, que tiene su propia e independiente vida amorosa. El reparto es magnífico, empezando por Trine Dyrholm, premiada en la Berlinale, sobresaliente en muchos momentos, como los que tienen lugar a la mesa, al estilo Celebración. Resulta muy interesante la evolución de los personajes, con un sentido tragicómico de fondo, porque todo arranca con una familia normal de hija única, y evoluciona hacia una estructura compleja donde el amor es algo superficial, puro sentimiento, inevitable cuando se producen tensiones y contradicciones, o cuando asoma el rostro feo de la muerte. La banda sonora, con temas musicales de los 60, ayuda a crear el mood que se precisa.

6/10
The Blacklist (4ª temporada)

2016 | The Blacklist | Serie TV

Banshee (3º temporada)

2015 | Banshee (Season 3) | Serie TV

El Sheriff Hood (Antony Starr) vuelve en la tercera temporada de esta novedosa y violenta serie de Cinemax, probablemente la más salvaje de todo la producción. En estos diez espisodios volveremos a ver grandes secuencias de lucha, persecuciones, sexo y sangre a borbotones. Además el frenético y característico montaje y las grandes coreografías en las peleas siguen presentes. La trama girará en torno a la lucha entre la policía y la tribu india liderada por el despiadado Chayton, cuyo fin es el de la destrucción de Proctor (Ulrich Thomsen). Mientras que Hood, Carrie, Sugar y Job seguirán delinquiendo, ganándose así nuevos y peligrosos enemigos.

7/10
The Blacklist (3ª temporada)

2015 | The Blacklist | Serie TV

Una segunda oportunidad

2014 | En chance til

La danesa Susanne Bier se ha labrado una sólida filmografía, cuyo mejor título es sin duda En un mundo mejor. Siempre pinta situaciones extremas, ella misma confiesa que le gusta llevar a los personajes al límite, les hace sufrir y pone ante ellos dilemas morales nada fáciles, que obligan a tratar de buscar las respuestas correctas. Pero, y esto es importante, en todas sus historias aletea la esperanza, ella misma asegura que a la hora de hacer un film necesita imperiosamente ese asidero, lo mismo que les ocurre a la mayoría de los espectadores. La segunda oportunidad no es la excepción a esta regla, aunque Bier fuerza un tanto las cosas argumentalmente: las piezas acaban encajando al final, pero durante gran parte del metraje el comportamiento de uno de los personajes resulta altamente chocante. Enseguida la directora, con su guionista habitual, Anders Thomas Jensen, nos muestra a dos matrimonios con un bebé de pocos meses, el único rasgo que comparten. Pues Andreas es un policía muy enamorado de su mujer, Anne, mientras que Tristan y Sanne son una pareja de yonkis. La repentina muerte de Alexander, el bebé de Andreas, y la reacción extemporánea de Anne, empujan al policía a un siniestro plan: el intercambio del niño muerto por Sofus, el hijo de los drogatas, esperando que éstos no se den cuenta y se pueda achacar el óbito a su negligencia. La razonada sinrazón le dice a Andreas que el bebé estará mejor con ellos, pero sólo ha encendido una mecha que pone en marcha nuevas acciones de los otros: el alcohólico compañero policía de Andreas, las madres –cada una a su manera sabe que tal o cual bebé no es el suyo–, el padre yonki que asegura que Sofus ha sido secuestrado para no tener que asumir su supuesta muerte. El planteamiento es muy interesante, porque Bier plantea que la redención de las personas puede adoptar caminos no previstos, que los juicios precipitados llevan a conclusiones erróneas, y que todos, por muy rectos que nos podamos creer, somos capaces de las mayores torpezas, forma parte de la condición humana, igual que de la esperanzadora rectificación, borrón y cuenta nueva. Nikolaj Coster-Waldau aguanta meritoriamente el protagonismo, casi siempre seguimos su punto de vista, pero algo dificulta la entera consistencia del conjunto, en cualquier caso se agradece que Bier asuma riesgos y desafíos para provocar noblemente al espectador.

6/10
Banshee (2º temporada)

2014 | Banshee (Season 2) | Serie TV

La tranquila ciudad de Banshee vuelve a agitarse con esta segunda temporada en la que aparecerán nuevos enemigos contra los que tendrá que luchar Lucas Hood (Antony Starr). Rabbit, los indios, Proctor, el peligro de ser descubierto serán sus mayores preocupaciones en esta nueva tanda da capítulos cargados de acción. Acción y violencia a raudales al servicio del espectador. Banshee continúa la misma línea de su primera temporada. El montaje ágil y desenfrenado, los flashblacks que ayudan a entender los orígenes de Hood y Carrie, las secuencias de peleas sangrientas, el poli bueno y poli malo, en definitiva todo los ingredientes que le dieron el éxito vuelven a estar presentes.  

7/10
El gran cuaderno

2013 | A nagy füzet

Durísima película sobre el horror de la guerra. Sigue a dos chavales gemelos, cuyo padre está en el frente, y a los que la madre debe dejar en el campo al cuidado de la abuela, una anciana despiadada a la que apodan “La bruja” y que no muestra ni un ápice de ternura por los chicos. Con el paso del tiempo uno y otro se van a endurecer hasta extremos insospechados, los malos tratos que padecen, el hambre y el duro trabajo, alimentan una marcada ausencia de cualquier inclinación bondadosa, más allá de la preocupación mutua. Adaptación de una novela de Agota Kristof, cabía esperar que la excusa argumental que justifica el título –el cuaderno que el padre pide a los niños que rellenen con sus vivencias de esos tiempos duros– se constituyera en conjuro para exorcizar a los demonios que rondan a los pequeños protagonistas. Pero en realidad esas páginas sólo sirven para dejar constancia de lo que supone un auténtico catálogo del terror, los chicos van atravesando pruebas cada vez más terrible, en una degradación de la humanidad que no deja de afectarles personalmente. Tortura, muerte, engaño y decepción constituyen el terrible y cotidiano escenario que nos presenta el húngaro János Szász. La visión de las cosas es tremendamente pesimista, no hay lugar para la esperanza, se diría que el rechazo absoluto de la guerra que pretende el director no le permite ningún tipo de concesión a lo que de bueno hay en el corazón de las personas. Szász logra provocar el deseado desasosiego, y visualmente es impactante. Pero no está claro realmente adónde quiere ir a parar.  

4/10
Banshee

2013 | Banshee | Serie TV

Un ex-convicto y ladrón profesional (Tony Starr) llega al pequeño pueblo de Banshee y toma la identidad del sheriff Lucas Hood. Allí continuará delinquiendo pero tendrá que andarse con ojo, pues sigue estando en busca y captura por su antiguo jefe. Esta producción de Cinemax es una sorpresa ante el prodigio técnico de las elaboradas secuencias de lucha y persecuciones. Ágil y vivaz en gran medida gracias su frenético y, en ocasiones, peculiar montaje. Sus mayores pretensiones son las del puro entretenimiento del espectador, que podrá sentarse frente al televisor sin problemas de elaborados diálogos ni reflexiones profundas. Tiene violencia, sangre, sexo, mafia, atracos, bandas e incluso amor. En definitiva, una serie para el disfrute que mejora temporada a temporada y que gana mayor profundidad de personajes.

7/10
La cosa (The Thing)

2011 | The Thing

Rodada en 1951,  El enigma de otro mundo –basada en relato de John W. Campbell Jr.– es una cinta de culto para los apasionados del cine fantástico, que la tienen entre las mejores que se rodaron por aquella época. Treinta años más tarde, John Carpenter rodó el remake,  La cosa, una de sus más redondos trabajos, con secuencias terroríficas. Curiosamente, han pasado otras tres décadas y vuelve la saga a los cines. La cosa (The Thing) es una precuela de la cinta de Carpenter, que reconstruye la historia de los miembros de la expedición noruega, que Kurt Russell y sus compañeros encontraban ya muertos o enloquecidos. En cualquier caso, la protagonista es una mujer americana, la paleontóloga Kate Lloyd, reclutada para formar parte de una expedición de científicos noruegos que ha topado con un sorprendente descubrimiento en la Antártida. Una vez allí, Kate se da cuenta de que se trata de una enorme nave extraterrestre, con una criatura que presuntamente la tripulaba, congelada en el hielo. Cuando están realizando experimentos para determinar la naturaleza de este ser, se libera del hielo y escapa. Poco después, los científicos descubren que la criatura es capaz de copiar la apariencia de cualquier organismo vivo, incluso personas como ellos mismos... Para darle más realismo al film, los productores han optado por contratar a un director holandés (no debía haber ningún noruego disponible), el debutante en el largometraje Matthijs van Heijningen Jr., que cuenta con algún noruego en el reparto, como Trond Espen Seim, pero también con actores de muy diversas nacionalidades, como el danés Ulrich Thomsen, el británico Adewale Akinnuoye-Agbaje, y la “gran estrella”, la estadounidense Mary Elizabeth Winstead (Scott Pilgrim contra el mundo). A pesar de su diversidad, en general todos los intérpretes realizan un trabajo lo suficientemente aceptable. Campbell Jr. aprovecha los mismos elementos que tenía a su disposición Carpenter para crear cierta tensión. Así, cobran un gran protagonismo los pasillos inquietantes del refugio donde habitan los protagonistas, se le saca provecho a sus dudas sobre quién será humano y quién no. El cineasta rueda una cinta eficaz, aunque prima la sensación de que todo ya se ha visto antes. Además, abusa de los efectos digitales, muy avanzados, pero aún no integrados de forma convincente en la imagen real, por lo que se echan de menos los anteriores y rudimentarios maquillajes y maquetas.

5/10
Centurión

2010 | Centurion

Cine de acción y aventuras, ambientado en el belicoso siglo II, que imagina un episodio especialmente sangriento de la campaña que los romanos llevaron a cabo en Inglaterra. Dirige y escribe Neil Marshall, realizador especializado en películas oscuras y violentas, desde que entregara la estupenda y terrorífica The Descent. Aquí imprime un gran ritmo e intensidad a la historia, y el resultado alcanza un nivel más que digno. Islas británicas en tiempos del emperador Adriano. En un fuerte fronterizo, el centurión romano Quintus sobrevive como prisionero a un salvaje ataque por parte de guerreros autóctonos, los sanguinarios pictos. Tras escapar del campamento enemigo, acabará uniéndose a la legendaria IX Legión del general Virilus, que marcha precisamente hacia el norte para aniquilar a los pictos. Cuentan para ello con la ayuda Etain, una experta guerrera y rastreadora de los pictos que trabaja al servicio de Roma. La sombra de Gladiator es alargada. Aparte de que el protagonista dice ser hijo de un gladiador que ganó su libertad en la arena (qué coincidencia, ¿no?), todo el film respira ese mismo aire frío y nublado que Ridley Scott retrató magistralmente en la primera media hora de su ya mítica película. Aquí se cambian las tierras de Germania por Britania, pero en esencia la atmósfera elegida transmite igual dureza en la vida castrense y las costumbres guerreras de la antigua Roma en su afán de conquista contra los pueblos bárbaros. En este sentido hay seguramente un exceso en el tratamiento brutal de la violencia, que llega a ser algo desgradable, cuando la cámara se recrea en primerísimos planos de la lucha cuerpo a cuerpo: descabezamientos, hachazos, miembros cortados, ojos hundidos, etc. Y hay varias enfrentamientos de este tipo, pues el grueso de la trama no es otra cosa que una gran cacería humana. Por otro lado, Marshall opta por no ponerse del lado de nadie. Tanto los romanos como los pictos son mostrados como lo que se supone que era cualquier guerrero de la época: una bestia. Como dice en un momento el protagonista, “lo único que nos diferencia de los animales es el cumplimiento de la palabra dada”. Pero además, el director huye abiertamente del maniqueísmo colocando verdaderos actos de villanía en el bando romano y forzando hacia el final cierta tendencia fatalista. Pero hay también, por supuesto, momentos para la épica (con notoria presencia para la efectiva banda sonora de Ilan Eshkeri), para la valentía y el arrojo, el honor y la dignidad, la duda y el romance, etc., aunque sean más o menos rebuscados. El protagonista, Michael Fassbender (Malditos bastardos), hace un correcto trabajo aunque adolece de falta de expresividad, rasgo interpretativo que le sobra a Dominic West (The Wire (Bajo escucha)), que está formidable como el general Virilus y que quizá debería haber sido cabeza de cartel.

6/10
En un mundo mejor

2010 | Hævnen

En un mundo mejor la protagonizan dos niños y sus respectivas familias. Elias es un chico acosado por sus compañeros en el colegio, hasta que recibe la ayuda inesperada de Christian, otro chico, recién llegado a Dinamarca para vivir con su progenitor, pues su madre ha muerto de cáncer.  Christian amenaza con un cuchillo al cabecilla de los matones de la clase para que deje en paz a Elias. Poco después, el padre de este último, Anton, un médico comprometido que ejerce en el Tercer Mundo, viene de visita y se ve agredido por un energúmeno delante de los chicos, aunque él opta por ignorarle y no pelear. Elias, y en mayor medida Christian, no acaban de entender la postura del médico, lo que está a punto de desencadenar una gran tragedia. Susanne Bier, que junto a Lars Von Trier y Thomas Vinterberg conforma el triunvirato de los más reputados directores daneses de la actualidad, salió airosa de su aventura americana con la interesante Cosas que perdimos en el fuego, protagonizada por Halle Berry y Benicio del Toro. Ahora, la cineasta vuelve a su país natal con esta cinta, que ha ganado el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Como es habitual en su filmografía, se trata de un drama descarnado sobre temas duros. Bier ofrece una profunda reflexión sobre las respuestas del ser humano ante la violencia, y la dicotomía entre la sensatez y el caos. Aunque lo más duro queda fuera de campo, no escatima la autora secuencias de gran dureza emocional, sobre todo en lo relativo a un líder africano que sistemáticamente abre con un cuchillo los vientres de mujeres embarazadas... Se entiende en todos los casos que sus personajes se vean tentados ante la posibilidad de la venganza, mientras que la racionalidad, la salida más civilizada, es más difícil de poner en práctica, y también tiene sus pegas, pues a veces no impide que el agresor siga con sus actividades... No ofrece la película ninguna respuesta a los dilemas morales que plantea, sino que parece que se ha querido dejar la puerta abierta a la reflexión. Bier ofrece una visión del mundo muy atroz, y como en todos sus trabajos, estamos ante un drama lacrimógeno, pero lo cierto es que la realizadora arroja cierto optimismo, viene a apostar a pesar de todo por la capacidad de redención de las personas. Trata también sobre el drama de la desestructuración familiar, que intensifica los problemas de los más jóvenes. Una de sus peores consecuencias es que entorpece la comunicación paternofilial –un problema “técnico” da al traste con una conversación que puede evitar un desastre–. No faltan secuencias muy brillantes, como el enfrentamiento verbal del doctor ante el jefe violento que le pide tratamiento. Curiosamente, a pesar de que se han rodado a la vez en países alejados, recuerda muchísimo a una escena también muy intensa, del mismo corte, en la redonda De dioses y hombres. El nivel interpretativo es altísimo, lo que se extiende a los expresivos niños protagonistas. Destaca la economía de medios del actor Mikael Persbrandt (el padre médico), una celebridad en Dinamarca, pero muy desconocido en otros países (ha fichado para interpretar a Beorn, el hombre que se transforma en oso, en El hobbit). El momento en el que muestra a los chicos que encarar al violento no es una opción cobarde, acudiendo a su encuentro para dejar que éste le golpee, puede parecer un tanto artificioso e irreal, pero visto en pantalla resulta creíble. 

8/10
Silencio de hielo

2010 | Das letzte Schweigen

Adaptación al cine de la novela homónima de Jan Costin Wagner, segunda entrega de la serie iniciada con "Luna helada". Aunque el autor es alemán, sus obras transcurren en Finlandia, de donde es originaria su mujer. Se inscribe en la nueva oleada de literatura negra nórdica que hace furor entre los lectores. En Silencio de hielo, una niña que pedalea por un tranquilo campo de trigo es salvajemente violada y asesinada por un turbio individuo, acompañado de un amigo que no hace nada para evitarlo. 23 años después, aparece en el mismo lugar la bicicleta ensangrentada de otra joven de la que no se tienen pistas. Investiga el caso David Jahn, policía atormentado tras la muerte de su mujer, que tendrá que lidiar con un superior colérico que quiere dedicarle al asunto el mínimo esfuerzo posible, y con una investigación paralela que lleva a cabo Krischan, detective retirado que dirigió las pesquisas del primer asesinato. Como es habitual en este tipo de obras nórdicas, Silencio de hielo trata un tema extremadamente duro, la pederastia. Si bien se aprecian los esfuerzos por mantener cierta elegancia del director y adaptador del guión, el suizo Baran bo Odar, hasta ahora autor de una única cinta, la poco conocida Unter der Sonne. El realizador sabe combinar la intriga con numerosos elementos melodramáticos, pues se detiene en la tragedia de la madre de la primera víctima y de los padres de la segunda, y también realiza una descripción exhaustiva del encubridor arrepentido, posiblemente la parte de mayor interés del film. Rodada con buen pulso y una planificación eficaz, en ocasiones parece que intente recordar a la muy superior Fargo, sobre todo por su ambientación rural, y porque una de las policías que investiga está embarazada, como Marge Gunderson, inolvidable personaje de Frances McDormand en aquélla. Sin embargo, Silencio de hielo tiene un tono diferente, sin los toques surrealistas y de humor negro de los hermanos Coen. Aunque Silencio de hielo mantiene el interés del espectador, desentonan algunos intérpretes un tanto sobreactuados, como Sebastian Blomberg, el policía David Jahn, que por momentos parece un auténtico desquiciado (en la primera novela del autor la esposa de su personaje aparece asesinado. Ni siquiera el actor más conocido del reparto, Ulrich Thomsen, que fuera el protagonista de Celebración, está a la altura de otras ocasiones.

6/10
En tiempo de brujas

2010 | Season of the Witch

Dominic Sena rodó una prometedora ópera prima (Kalifornia), y obtuvo un gran éxito con 60 segundos, protagonizada por Nicolas Cage. De Sena se ha sabido más bien poco tras la fallida Operación Swordfish. Ahora, vuelve a rodar con Cage, en el primer largometraje del realizador que no se desarrolla en la época actual. En concreto, la acción tiene lugar en la Edad Media. Behmen y Felson son dos cruzados que deciden desertar, tras llegar a la conclusión de que se realizan derramamientos de sangre inútiles. De regreso a Europa, acuden a por suministros a una ciudad devastada por la peste bubónica, donde son apresados por los guardias. Les llevan ante el cardenal D'Ambroise, que les amenaza con encarcelarles por deserción, a menos que acepten una peligrosa misión. Deberán llevar a una joven bruja, en teoría responsable de que se haya propagado la enfermedad, a una abadía distante donde será juzgada. Les acompaña un hombre que ha perdido a toda su familia, un sacerdote ingenuo, un joven que aspira a convertirse en caballero y un estafador que conoce la región y sirve de guía. Por un lado, Dominic Sena pinta una Edad Media muy oscura, y presenta una visión tenebrosa y poco rigurosa de la Iglesia de la época, obsesionada con el derramamiento de sangre. Que al cardenal lo interprete Christopher Lee resulta bastante ilustrativo. A ratos parece que quiere rodar un film realista, pero esto no acaba de cuadrar bien con unos combates de cine de aventuras totalmente falsos y exagerados, y fanfarronadas al estilo de los personajes de Errol Flynn. Además, la ambientación no es convincente, no resultan creíbles sus juicios por brujería, por ejemplo, y es más cercana a un cómic que a El nombre de la rosa, con la que tiene una cosa en común: el actor Ron Perlman. Por lo demás es un film con efectos especiales aceptables y actores creíbles. Funcionan las secuencias puramente 'palomiteras' como cuando los protagonistas tratan de pasar con el pesado carro en el que llevan encerrada a la bruja por un puente destartalado.

4/10
Duplicity

2009 | Duplicity

Dos grandes multinacionales del mundo de la cosmética, Equikrom y Burkett & Randle, se encuentran en guerra. El mercado lo es todo y sus dirigentes saben que el primero que saque a la calle el producto estrella hundirá a la competencia. Ray y Claire son espías profesionales. Inesperadamente se encuentran cuando ella ha de entregar una importante información a la empresa Equikrom y el contacto de esa empresa resulta ser Ray. Ambos se conocieron años atrás, cuando trabajaban para sus respectivos gobiernos -él en el M-16 y ella en la CIA-, pero pronto se pasaron al sector privado y ahora los dos trabajan para la misma empresa. La única diferencia es que él lo hace normalmente y ella infiltrada en la compañía de la competencia, Burkett & Randle, con el objetivo de birlar cualquier información empresarial. Y ahora esa ‘bomba informativa’ es el anuncio de un nuevo producto que revolucionará el mundo de la estética... Uno puede ser un excelente chef, pero si los ingredientes que utiliza son de baja calidad el plato que resulte siempre será decepcionante, por mucho condimento, aroma o presentación artística que le quiera dar. Y eso es lo que le ha sucedido a Tony Gilroy. Estamos ante un consumado guionista, cuyos trabajos para la fantástica 'Trilogía de Bourne' y más tarde para Michael Clayton, son ejemplos excelentes de su maestría para entrecruzar hilos narrativos y pergeñar intrincadas conspiraciones internacionales de la más moderna actualidad. También son filmes que revelan su preferencia por el mundo clásico de los espías, con una carga importante de nostalgia. Hay en Duplicity claras reminiscencias de los tiempos de la Guerra Fría, con sus agentes, topos, señuelos, falsas identidades, escuchas secretas, engaños y microfilms (ahora sustituidos por fórmulas químicas). Y, como en la película protagonizada por George Clooney, aquí las grandes potencias son reemplazadas por las multinacionales que hoy en día mueven el mundo. También explota el film el viejo tema del amor entre espías o agentes de ambos bandos, algo que hemos visto en numerosas películas de éxito, desde Con la muerte en los talones hasta Sr. y Sra. Smith. Sin embargo, aunque Gilroy intenta dar una forma dinámica a la trama, jugando con todos esos elementos, con una inspirada música de James Newton Howard y con un montaje muy ágil, visual y temporal, la verdad es que al final hay mucha parafernalia y poca ‘chicha’. Mucha alta cocina y mínimas calorías, para seguir con el símil. La historia apenas avanza durante la primera hora y media de película. Y eso es mucho. Demasiado. El film juega juega continuamente la baza del engaño propio de las películas del subgénero del espionaje. El problema no es entonces la enmarañada red de contactos, diálogos, ambigüedades y planes de acción, diseñada para atrapar al espectador, invitándole al principio a preguntarse quién engaña a quién, y quién dice la verdad, algo a lo que acaba claudicando por puro aburrimiento. No, el problema es más bien que Gilroy no ofrece más que un vacío divertimento, una gran parodia de todo ese idealizado mundo de los espías antes mencionado. Y eso es llevar la broma demasiado lejos. Al final queda poco más que una improbable historia de amor, y un suspense que se podría llamar ‘anecdótico’. El atractivo de la película estriba entonces casi únicamente en el reparto. Y hay que reconocer que Julia Roberts y Clive Owen –que ya trabajaron juntos en la infame Closer- forman una buena pareja en pantalla, con un toque humorístico natural. Su reiterado juego de diálogos funciona y hay química entre ellos.

4/10
The International (Dinero en la sombra)

2009 | The International

Una investigación llevada a cabo por el agente de la Interpol Louis Salinger y la ayudante del fiscal del distrito en Manhattan Eleanor Whitman está a punto destapar un escándalo mayúsculo de venta de armas en países del tercer mundo a través de un banco tapadera con sede en Luxemburgo. Pero la persona que servía de contacto con el banco es asesinada con una limpieza escalofriante, y a partir de ese momento se ponen en marcha resortes muy poderosos para no dejar resquicios que permitan denunciar el caso. Lo que supone el empleo de asesinos profesionales, que ponen en su punto de mira a personas muy importantes, como Calvini, uno de los políticos favoritos para ocupar el puesto de primer ministro en Italia. Apasionante intriga política escrita por el primerizo Eric Singer, y dirigida por el alemán Tom Tykwer, que tan buen sabor de boca dejó en los cinéfilos hace ya más de diez años con la dinámica Corre, Lola, corre. Con un esquema de enfrentamiento sin equilibrio de fuerzas, a lo David contra Goliat, el cineasta filma con buen pulso, y sabe crear la perfecta atmósfera de conspiración que exige la trama –es modélico el pasaje en Milán en torno a un francotirador–, donde en todo momento tiene uno la sensación de que puede surgir un personaje de la sombra, dispuesto a enmarañar aún más la historia. Además incluye formidables escenas de acción, bien rodadas, como la que acontece en el museo Gugghenheim neoyorquino, verdaderamente espectacular. La película denuncia a un sistema financiero y político internacional capaz de permitir, aunque sea por omisión, los más increíbles y corruptos negocios, a costa de la tragedia de personas y aun naciones enteras. En tal sentido estamos ante una narración pesimista, donde no cabe confiar en la justicia, sólo en las personas concretas; y aquellos que procuran hacer lo correcto se ven obligados a vender, en parte, su alma al diablo. El film combina actores estrella o de solvencia probada –los siempre resultones Clive Owen y Naomi Watts, el brillante veterano Armin Mueller-Stahl– con otros menos conocidos pero perfectamente escogidos, como Ulrich Thomsen o Brían F. O'Byrne, dos de los villanos de la función.

7/10
Tell - Tale

2009 | Tell - Tale

Terry Bernard (Josh Lucas) recibe un trasplante de corazón, tras el que comenzará a notar como el órgano le muestras visiones de los asesinos de su donante. Esto le llevará a iniciar una búsqueda frenética de los homicidas. Un thriller que no consigue del todo esa intriga que este género necesita. Se adapata bien al relato de Poe aunque le falta la tensión que el relato produce.

5/10
Den du frygter

2008 | Den du frygter

La película danesa Den du frygter adquiere por momentos tintes de humorada negra, con el claro propósito de poner en la picota a una sociedad sin rumbo, demasiado acomodada en su triste vaciedad. Su director, Kristian Levring, vinculado al movimiento Dogma, es conocido sobre todo por The King Is Alive. En su nuevo trabajo, producido por Zentropa, la compañía de Lars von Trier, sigue la pista a Mikael, un tipo casado y con una hija adolescente, que se ha presentado como voluntario para probar un nuevo fármaco antidepresivo, aunque él mismo no cree padecer esa enfermedad. El caso es que desde que toma las pastillas se siente un hombre nuevo, seguro de sí mismo, capaz de trazar con pulso firme su trayectoria vital. De modo que cuando le dicen que deje de tomar tales pastillas, por el inesperado efecto secundario de las reacciones violentas de otros pacientes, él decide seguir tomándolas en secreto. En tal tesitura crece en él la paranoia de haberse convertido en una especie de superhombre, lo que va a poner en peligro la estabilidad familiar.¿Adónde quiere ir a parar Levring con esta extraña película, de un humor muy nórdico? ¿Es esto una fábula o qué? Digamos en su favor que él y su coguionista Anders Thomas Jensen pergeñan un sólido libreto, con varios elementos introducidos con mucho sentido, todo está atado y bien atado, incluido cierto ingenioso golpe de efecto que va a dejar al protagonista en estado de shock. Otra cosa es el interés mismo de la historia, lo irregular de la propuesta. Resulta válida, sí, la crítica a esa confianza ciega en la ciencia médica para resolver los problemas, o a la mediocridad insulsa en que está instalada la esposa. Pero algunas de las locas acciones de Mikael agotan, por ejemplo con la joven a la que obliga a una loca carrera nocturna en su coche.

5/10
Hitman

2007 | Hitman

El agente 47 es un asesino a sueldo que se distingue porque lleva el pelo totalmente rapado, y en el cráneo un tatuaje con un código de barras (una apariencia ideal para pasar desapercibido). Trabaja para la Agencia, una organización tan secreta que nadie sabe de su existencia (palabras textuales). ¿La conocen sus propios miembros? La Agencia le envía  a San Petersburgo a dar matarile a Mikhail Belicoff, un líder político, pero después de haberle acertado en la cabeza, éste aparece en televisión con una venda en la frente, tan fresco como una rosa. La agencia envía al agente 47 a investigar a una supuesta testigo que le ha visto. Cuando llega hasta donde ella está, 47 es tiroteado, por lo que todo apunta a que le han tendido una trampa. El director francés Xavier Gens, responsable de Frontière(s), desconocida fuera de Francia, debuta en Hollywood con esta adaptación al cine de la saga de videojuegos iniciada en 2000 con ‘Hitman: Codename 47’, seguido de varios títulos que han hecho furor. El cineasta parece haber centrado todos sus esfuerzos en lograr una recreación en imagen real de los gráficos del juego, y en que las secuencias de acción sean lo suficientemente espectaculares. En este sentido, ha cumplido con su objetivo, para alborozo de los numerosos fans del original que pasarán religiosamente por los cines. Con su mirada inquietante de asesino, se puede decir que da el pego el protagonista, Timothy Olyphant, el villano de La Jungla 4.0, aunque no tiene mucho papel, pues su personaje es un asesino sin sentimientos, que casi parece un robot inhumano. No es el único personaje simple y poco creíble, mientras que el guión tampoco da mucho de sí, pero eso sólo lo notará el público un poco más exigente, por lo que da lo mismo.

4/10
The Company

2007 | The Company | Serie TV

Entretenida miniserie televisiva, que cuenta la historia de los 40 últimos años de la CIA. La acción arranca en la Universidad de Yale, donde Jack McCauliffe y Leo Kritzky son reclutados por “la Compañía”, que necesita de jóvenes idealistas dispuestos a sacrificarse por el bien de los Estados Unidos. Un tercer compañero que competía con ellos en remo, el ruso Yevgeny Tsipin, es fichado a su vez por el KGB. Un poco al estilo de El buen pastor se recorre la historia de estos espías, en escenarios como Berlín, con la acción del topo Kim Philby en el horizonte, la revolución de terciopelo en Hungría, la invasión de Bahía de Cochinos, y el colapso del imperio soviético.Personajes ficticos y auténticos se entremezclan en un digno producto, donde se abordan las crisis de identidad típicas de los servicios secretos, donde las lealtades se confunden, la frontera entre la intuición y la paranoia se diluye, y las convicciones pueden llegar a tener muy escaso valor. El reparto es magnífico, y sirve para recuperar a actores que andan un poco perdidillos en lo que a películas importantes se refiere, como es el caso de Chris O'Donnell o Michael Keaton.

6/10
La sustituta

2007 | Vikaren

El director danés Ole Bornedal ya dejó muestras de su modo inquietante de ver el cine en filmes como El vigilante nocturno o Dina. Ahora entrega una curiosa comedia de terror, con rubita que no es exactamente lo que parece. Se trata de Vikaren, una nueva profesora que, una vez cerrada la puerta del aula, se convierte en un auténtico monstruo de maldad. Pero es que además es capaz de leer el pensamiento y parece que se quiere llevar a los alumnos a un viaje con raras intenciones... Grandes actores en el reparto.

4/10
Las manzanas de Adam

2005 | Adams æbler

Un neonazi debe cumplir una condena de trabajos sociales en una iglesia. El recién llegado está dispuesto a todo para quebrantar el optimismo y fe del pastor acerca de la posibilidad de redención de cualquier persona. Con un sentido del humor muy particular y un buen reparto, Anders Thomas Jensen explora los recovecos más oscuros de la naturaleza humana.

6/10
El reino de los cielos

2005 | Kingdom Of Heaven

Siglo XII. Jerusalén se encuentra en una época de paz tras la segunda cruzada, pero las relaciones entre cristianos y musulmanes son muy inestables. Tan sólo el esfuerzo del rey cristiano Balduino IV es capaz, a duras penas, de mantener el orden, no sólo entre distintas facciones sino en su propio ejército. Le apoya el leal caballero Tiberias, pero tiene en su contra a los templarios Reynaldo y Guy de Lusignan, ávidos de poder y deseosos de derramar la sangre musulmana de las huestes de Saladino. En medio de este panorama hace acto de presencia Balian de Ibelin, hijo de un caballero de Jerusalén, que busca una nueva vida en la tierra que ha heredado de su padre. Pero su existencia allí va a ser ajetreada, pues se enamorará de la bella Sibylla, hermana del rey, y sobre todo comprobará lo frágil que es la paz y qué complicado es tomar a veces las decisiones adecuadas. Con Gladiator y Black Hawk derribado Ridley Scott demostró con creces que es un director sabio en el rodaje de grandes superproducciones. Aquí vuelve a dar el do de pecho en la concepción grandiosa de los escenarios, en el elegante movimiento de la cámara –sobre todo en las batallas, en las tomas generales– y en la factura visual (también fotográfica) de las imágenes. El guión, sin embargo, puede resultar poco convincente al espectador, sobre todo por su cesión al tópico medieval acerca de los templarios y la Iglesia. En este sentido, Scott ha querido primar el aliento épico del argumento por encima de la exposición de matices históricos y de las motivaciones más hondas de los personajes. Especialmente notable es la larga secuencia bélica del cerco de Jerusalén, rodada con gran virtuosismo, y entre el variado reparto destaca el veterano Jeremy Irons.

5/10
El inventor alemán

2004 | The Rockest Post

Finales de la década de los 30. Un científico alemán ejecuta experimentos con cohetes en una remota isla de Escocia, con la idea de dotar a sus aislados habitantes de un original servicio de correos. El tipo es muy querido por los lugareños, y especialmente por una joven que podría ser su gran amor. Pero las cosas cambian con el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Las autoridades nazis quieren aprovecharse de sus conocimientos, y le amenazan con tomar represalias sobre su familia, si no vuelve enseguida a casa. Stephen Whitakker, fallecido hace un par de años, ofrece un drama solvente, con una amable historia romántico y un dibujo del sentimiento de formar parte de una comunidad.

4/10
Hermanos

2004 | Brødre

Dos son los hermanos a los que alude el título. Michael, es un tipo ejemplar, brillante militar y padre de familia ideal con su esposa Sarah y sus dos hijas. Por contra, su hermano menor Jannik es todo lo contrario, pues aunque en el fondo tiene buenos sentimientos, es un vividor que se emborracha continuamente y acaba de salir de la cárcel. Un día, Michael es enviado a Afganistán en una misión de Naciones Unidas, pero el helicóptero en que viaja sufre un accidente y se le da por muerto. Mientras Sarah intenta superar su pérdida y ayudar a Jannik, resulta que Michael ha sido hecho prisionero por un grupo de talibanes, y vivirá una experiencia extrema que le cambiará para siempre.

7/10
La herencia

2003 | Arven

La vida familiar de un tipo empieza a irse al traste cuando hereda el negocio de su padre, que acaba de suicidarse. Deprimente film danés, de esos densos y de temática tremenda, dura y seca, que describe los modos casi mafiosos de la ‘jefa’ de la familia y el peso abrumador y esclavizante que supone heredar el pasado familiar. Cuenta con unas excelentes interpretaciones. La escena en que él la espera a ella desde el bar, sobrecogedora.

5/10
Suavemente me mata

2002 | Killing Me Softly

Relato de la tórrida relación entre una joven desorientada, que convive con un hombre, y un célebre alpinista. De un casual roce de manos en la calle se pasa, casi sin solución de continuidad, a un gimnástico revolcón en una casa solitaria. Como si quisiera dar rienda suelta a la libertad encontrada a la hora de rodar en Estados Unidos, el cineasta chino Chen Kaige ofrece abundantes escenas de sexo; y se permite dar un salto mortal de géneros al pasar del drama al thriller, creando intriga con el pasado misterioso del montañero y sus secretos inconfesos. El director opta por ofrecer el punto de vista de la joven protagonista, a la que da vida Heather Graham. Por primera vez, Kaige rodó fuera de su país, en la ciudad de Londres, de la que dice: “Aquí nadie se siente extranjero, pero todos parecen muy ocupados, como si tuvieran una presión invisible encima de ellos.”

4/10
Max

2002 | Max

Max Rothman, un comerciante de arte judío que perdió un brazo durante la I Guerra Mundial busca nuevos talentos artísticos en Berlín. Un día queda impresionado por el talento de un joven estudiante de arte llamado Adolf Hitler, con el que iniciará una profunda amistad. Pero Hitler se debate entre su amor a la pintura y sus inquietudes políticas... Interesante debut como director del prestigioso guionista holandés Menno Meyjes, colaborador habitual de Steven Spielberg, para quien ha escrito El color púrpura, El imperio del sol e Indiana Jones y la última cruzada. Posteriormente, ha dirigido también títulos mucho menos comerciales, como Manolete y El niño de Marte, también protagonizada por John Cusack. Destaca el trabajo de este actor, que interpreta al comerciante, así como de Noah Taylor, que encarna a Hitler.

4/10
El Protector (2001)

2001 | The Zookeeper

Conflicto de Los Balcanes. El guardián de un zoológico procura que la guerra no afecte a los animales que tiene a su cuidado. Pero pronto tendrá que ocuparse de las personas: un niño de 10 años y su madre, que le piden refugio. El film se inspira en hechos reales ocurridos en Kuwait tras la invasión iraquí, cuando los leones del zoo vagaban por las calles provocando el terror. Una imagen que nos hace preguntarnos quién es más animal, si las fieras del zoo o el hombre sembrando la destrucción por doquier.

4/10
Deliciosa Martha

2001 | Bella Martha

Martha es una prestigiosa chef en un restaurante de Hamburgo. Lleva una vida solitaria, confeccionada a su gusto como si se tratara de la receta de uno de sus suculentos platos. Pero un día su mundo perfecto va a desmoronarse: su hermana sufre un accidente de tráfico mortal, y deberá ocuparse de su sobrina de ocho años. Además es baja temporal en el trabajo, lo que supone la incorporación al restaurante de un simpático cocinero italiano, con el que inicialmente se lleva fatal. Casi cabría hablar de un subgénero de películas de guisos y restaurantes, donde ocupa lugar de honor El festín de Babette. La alemana Sandra Nettelbeck escribe y dirige una de las películas sorpresa de los últimos meses: una historia sensible, de personajes repletos de humanidad, con una deliciosa relación romántica mostrada sin estridencias, de modo creíble. Magnífico el reparto, la desconocida Martina Gedeck, y el cada vez más prolífico Sergio Castellitto.

8/10
El peso del agua

2000 | The Weight of Water

La directora especializada en cine de acción Kathryn Bigelow (Le llaman Bodhi, Días extraños) narra dos relatos en uno. En el primero, actual, la joven periodista Jean, con un grupo de insustanciales amigos, investiga en la isla de Smuttynose un crimen ocurrido hace un siglo. El otro, como habrá adivinado el lector, es el que provocó el mencionado crimen. Jugando a los paralelismos, a que la historia está condenada a repetirse o algo así, Bigelow sirve un film de pasiones al que, paradójicamente, le falta algo de chispa. Aunque ella asegura que “tamizada por la historia contemporánea, la de época se hizo familiar y accesible. Mirar hacia el pasado ayuda a dar forma al presente e incluso al futuro.” El film cuenta con reparto de lujo: ese pedazo de actor llamado Sean Penn, acompañado de la modelo Elizabeth Hurley (que se dedica a lo que sabe, provocar) y de Catherine McCormack.

4/10
El mundo nunca es suficiente

1999 | The World Is Not Enough

Un atentado ha terminado con la vida de Sir Robert King, y su bella hija, Elektra, corre el peligro de seguir sus pasos. A no ser que 007 se emplee a fondo para protegerla, al tiempo que va tras la pista del sanguinario terrorista Renard (un alocado Robert Carlyle, con una bala alojada en el cerebro), que ha trazado un plan para hacerse con el control mundial del negocio del petróleo. James Bond cuenta, en su lucha contra el mal, con la ayuda de la más improbable experta en ingeniera nuclear de la historia: la doctora Christmas Jones. La fórmula James Bond –personaje creado por Ian Fleming, que tiene casi 40 años de historia en celuloide– es sencilla, conocida y eficaz en su propósito de entretener. Un villano trata de apoderarse del mundo mundial, y el superespía 007, elegante y ligón, hace lo imposible para evitarlo. En sus aventuras utiliza los más variados artilugios, proporcionados por Q, un genial inventor de armas y vehículos ultrasofisticados e hipersecretos. La serie se ha ido adaptando a los tiempos, y si ya no quedan muchos comunistas a los que combatir (la guerra fría ya es historia), siempre quedan terroristas, chiflados y magnates de las nuevas tecnologías capaces de proporcionar nuevos argumentos. Como es habitual en la serie ‘bondiana’ la secuencia con que arranca el film es espectacular. Una persecución en Bilbao, junto al célebre museo Guggenheim, que empalma casi sin solución de continuidad con otra de lanchas, alucinante, en las aguas del Támesis. Hay además momentos de acción increíble como la persecución sobre la nieve o las explosiones en los oleoductos. El ritmo es trepidante, y es difícil no perder el resuello en algún momento del film, que firma un inesperado Michael Apted (Nell, Acción judicial).

5/10
Celebración

1998 | Festen

Llega el 60 cumpleaños del patriarca de la familia Klingenfeldt, y todos los hijos y amigos se reúnen para celebrarlo. El motivo del encuentro es festivo. En teoría. Pues hay una sombra en la familia: la muerte, un año atrás de la hermana gemela de Christian. Cuando se descubre un mensaje de ella, escrito antes de morir, comienzan a salir a la luz los más oscuros secretos familiares. Intensa y desgarradora crónica familiar, firmada por el danés Thomas Vinterberg. Se trata de un film duro, rodado según los principios del ya célebre movimiento Dogma: luz natural, cámara en mano, música siempre justificada... A éstos añade uno nuevo: “¡Juro como director que me abstendré de mi gusto personal!”, asegura el audaz y joven realizador, que confiesa que sus pelis favoritas son Fanny y Alexander y El padrino.

7/10
De største helte

1996 | De største helte

De største helte narra la vida de Peter, un hombre al que un día una antigua novia le dice que tiene una hija de doce años de edad a la que debe conocer. La niña, atormentada por la maldad de su padre adoptivo, se escapa de casa y se presenta ante Peter... Debut en el cine de uno de los directores daneses más conocidos internacionalmente: Thomas Vinterberg (La caza).

6/10

Últimos tráilers y vídeos