IMG-LOGO

Biografía

William Inge

William Inge

William Inge

Premios: 1 Oscar

Oscar
1962

Ganador de 1 premio

Filmografía
Su propio infierno

1962 | All Fall Down

Sólido drama dirigido con mano firme por John Frankenheimer el mismo año en que rodó la fantástica El hombre de Alcatraz. En este caso lleva a la pantalla un guión del reputado dramaturgo William Inge. La historia narra la relación amorosa entre Berry-Berry, un joven de carácter autodestructivo y una mujer mayor que él que acaba de perder a su marido. El film incide especialmente en el irrespirable ambiente familiar de la casa de Berry-Berry y en la honda admiración que le tiene a éste su hermano pequeño, Clinton. Estupendo quinteto de actores, encabezados por Warren Beatty (Esplendor en la hierba) y Eva Marie Saint (La ley del silencio).

6/10
Esplendor en la hierba

1961 | Splendor in the Grass

Deanie (Natalie Wood), una joven de clase modesta, y Bud (Warren Beatty), de familia rica, están enamorados y piensan en casarse. El padre de Bud aspira a un mejor partido para su hijo, y Bud no sabe resistir la presión de su padre. Deanie piensa que las largas de Bud significan un abandono, una terrible traición. Mientras tanto, Bud no encontrará su sitio en la universidad, y piensa que quizá no sirva para darle a su padre todo lo que espera de él. ¿Dónde desembocará esa primera pasión, que no es entendida por sus mayores? ¿Puede el amor entre dos jóvenes sujetarse con las riendas de la razón y de las convenciones sociales? No es la mejor película de Elia Kazan, pero no cabe duda de que tiene un lugar elevado dentro del género romántico. El título hace referencia a unos versos del poeta William Wordsworth que se comprenden al ver la película: "Aunque no podamos tener de nuevo las horas / del esplendor en la hierba y de la gloria en las flores, / no debemos afligirnos / sino coger fuerzas de lo que hemos vivido". Depende demasiado de los tópicos de la época y sus protagonistas están excesivamente blandengues, pero la perennidad de su contenido está relatada de una manera tan dramática como excelente.

7/10
En la escalera oscura

1960 | The Dark at the Top of the Stairs

Sólida adaptación de una obra de William Inge ganadora del premio Pulitzer, cuyos textos teatrales ya habían sido versionados para el cine con los títulos de Picnic (1955) y Bus Stop (1956). El drama se centra en el Oklahoma de los años 20 donde un vendedor –Robert Preston– se debate entre su esposa (Dorothy McGuire) y otra mujer (Angela Lansbury), al tiempo que tiene que resolver el noviazgo de su hija con un judío. Dirigida por Delbert Mann, no hay duda de que éste fue un extraordinario director de actrices, ya que en sus largometrajes muchas de sus actrices secundarias fueron candidatas al premio de la Academia: Betsy Blair por Marty (1955), Carolyn Jones en La noche de los maridos (1957), Wendy Hiller –que ganó– por Mesas separadas (1958), y en el film que nos ocupa Shirley Knight, que encarna a la díscola hija del protagonista.

7/10
Vuelve, pequeña Sheba

1952 | Come Back, Little Sheba

Doc y Lola son un matrimonio aburrido y monótono pero todo cambia cuando aparece en sus vidas una encantadora inquilina: Marie. Para ellos es como la hija que nunca tuvieron, pero cuando ella se echa un novio muy vulgar que el matrimonio no ve con buenos ojos, Doc se ve preso de los celos y vuelve a caer en la bebida, adicción que había superado en el pasado. La película retrata una conmovedora historia y fue nominada al Oscar al mejor montaje.

6/10
Esplendor en la hierba (1981)

1981 | Splendor in the Grass

Remake de la película dirigida por Elia Kazan en 1961, donde Melissa Gilbert (Laura en La casa de la pradera) y Cyril O'Reilly asumen los papeles de Natalie Wood y Warren Beatty del original. Las comparaciones suelen ser odiosas, y en este caso, hay bastante distancia entre el film de Kazan y el que nos ocupa. Cuenta una desgraciada historia de amor entre una chica de familia modesta y un joven adinerado; aunque se quieren con locura, las presiones familiares dificultan la relación. En el reparto está una vieja gloria hollywoodiense, Eva Marie Saint, y una entonces jovencísima promesa, Michelle Pfeiffer.

4/10
Bus Stop

1956 | Bus Stop

Cherie es una chica de carácter soñador que se gana la vida como cantante y mantiene la esperanza de convertirse en una brillante estrella de cine. Se encapricha de ella Bo, un rudo cowboy, de carácter completamente contrapuesto, mucho más sencillo. Sus aspiraciones consisten en fundar una familia y comprar un rancho para cuidar ganado. Bo hará todo lo posible por conquistar su corazón, pero sus toscos modales no se lo pondrán fácil. Un año después de su obra maestra, Picnic, Joshua Logan rodó su película más recordada, probablemente por el protagonismo de la mítica Marilyn Monroe. Es precisamente en esta tragicomedia basada en un exitoso texto teatral del dramaturgo William Inge, donde la actriz desplegó todos sus recursos interpretativos, y demostró, de una vez por todas a la crítica que era mucho más que una cara bonita. Además, aparece muy bien secundada por Don Murray, en su papel de chico sencillo, bonachón, pero rústico, y por la excelente secundaria Betty Field como una tosca camarera. Otras virtudes de esta espléndida cinta son la majestuosa fotografía en cinemascope de Milton R. Krasner y la banda sonora del veterano Alfred Newman que incluye la conocida canción 'Bus Stop Song', compuesta por Ken Darby.

7/10
Picnic

1955 | Picnic

Hal Carter (William Holden) lleva un tiempo vagabundeando, viviendo la vida con desenfado y sin ningún anclaje. Un día llega a la conclusión de que ha llegado el momento de abandonar su vida errante y asentarse, relacionarse con la sociedad y conocer gente nueva. Su rico amigo Alan Benson (Cliff Robertson) le ayuda a abrirse paso en una pequeña ciudad de Kansas. Empieza a buscar trabajo y a mezclarse con el ambiente de la ciudad. Y en la feria campestre que conmemora la festividad local, Hal quedará hechizado por la reina de la belleza, Madge Owens (Kim Novak), una guapísima joven de 19 años pretendida por Alan. Excelente drama protagonizado por el magnífico actor William Holden, recordado por El crepúsculo de los dioses (1950), de Billy Wilder, Nacida ayer (1950), de George Cukor, o El puente sobre el río Kwai (1959). El resto del plantel artístico es impresionante. Entre todos consiguen dotar a la película de una poderosa fuerza dramática. Una de las mejores de 1955, un año glorioso para el cine por títulos como Rebelde sin causa, de Nicholas Ray, Almas sin conciencia, de Federico Fellini, Muerte de un ciclista, de Juan Antonio Bardem, o La noche del cazador, de Charles Laughton.

6/10

Últimos tráilers y vídeos