saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Habemus Papam

Habemus Papam

Habemus Papam

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
Una pesada carga
Una pesada carga

Tras la muerte del Papa, el colegio cardenalicio se reúne en cónclave para elegir a su sucesor. Aunque en las “quinielas” suenan varios nombres como favoritos, resulta escogido alguien inesperado, un cardenal francés que acepta su nueva responsabilidad abrumado. Hasta el punto de que cuando llega la hora de asomarse al balcón para dar su primera bendición papel, sucumbe a un ataque de pánico. La situación no es desvelada a los fieles y a la opinión pública, la explicación oficial es que el nuevo Papa se ha retirado a rezar. Mientras, se requiere la presencia de un afamado psicoanalista no creyente, para que ayude al Pontífice a seguir adelante con su pesada carga.

Como es habitual en su cine, Nanni Moretti escribe, dirige, produce e interpreta esta mirada a lo que no puede dejar de definirse como una situación insólita, el Papa sufriendo un auténtico bloqueo mental, lo que supone un sugerente punto de partida. No es la primera vez que el cineasta italiano, ateo confeso, pinta personajes eclesiásticos, existe el precedente de su interesante La misa ha terminado (1985); también ha planteado el tema de cómo afrontar la muerte, y si hay algo después, en La habitación del hijo (2001), que le valió la Palma de Oro en Cannes. El film que nos ocupa va en la misma dirección respetuosa, con un punto de vista tragicómico.

Ciertamente se nota que Moretti no es creyente, se echa en falta en su historia una presencia más trabajada de las convicciones de los cardenales y el Papa, aunque él no las comparta. Que prácticamente su oración en el cónclave se limite a pedir a Dios que no recaiga personalmente sobre ellos el duro oficio del papado resulta humorístico, y humaniza a estos príncipes de la Iglesia, que no se mueven por ambición, pero no deja de ser una visión algo limitada. También la reacción angustiosa del Papa electo se nos antoja un tanto exagerada, Michael Piccoli debe hacer muchos equilibrios a lo largo del metraje para sostener a su mentalmente frágil personaje. Pero es cierto que esta ligereza forma parte de la película, y que también Moretti lanza disimulados dardos no sólo a la Iglesia –de la que se dice que necesita cambios, aunque no cuáles–, sino al psicoanálisis, del que también se hace broma.

Moretti tiene el mérito de que suspendamos la incredulidad ante lo que nos cuenta. Maneja un humor suave, a veces de tintes surrealistas, en la pantomima que se mantiene en el Vaticano en el ínterin para resolver la crisis, resulta muy divertido y no hay maldad en el modo en que se muestra a los cardenales y al psicoanalista ocupando su tiempo de espera más o menos tensa, incluidos esos partidos de balonvolea que sirven para constatar que, dentro de las sotanas rojas, hay seres humanos normales y corrientes. Resultaba difícil concluir la película, y el desenlace escogido por el director deja posos de insatisfacción, aunque seguramente expresa la angustia vital del artista, que es la de tantos.

DVD, Blu-ray
Distribuye: Emon
Extras: Español e italiano 5.1. Tráiler. Galería de fotos.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE