IMG-LOGO

Biografía

Michel Piccoli

Michel Piccoli

94 años ()

Michel Piccoli

Nació el 27 de Diciembre de 1925 en París, Francia
Falleció el 12 de Mayo de 2020 en Saint-Philbert-sur-Risle, Alta Normandía, Francia

Premios: 1 Festival de Cannes (más 1 premios)

El discreto encanto del comediante

18 Mayo 2020

Habemus actorem. Y qué actor. No extraña que fuera Monsieur Cinéma en Las cien y una noches, homenaje al centenario del cinematógrafo, pues en su dilatada carrera interpretativa trabajó con lo más granado de los directores europeos. Michel Piccoli falleció el 12 de mayo de 2020.

Jacques Daniel Michel Piccoli nació en París, Francia, el 25 de diciembre de 1925. De padre italiano –de ahí el apellido– y madre francesa, ambos eran músicos, él violinista, ella pianista. Siendo un chaval de diez años, ya le cautivaba ver a los actores de teatro en acción, le marcó intervenir en el papel de sastre en una representación del clásico cuento de Andersen sobre el emperador desnudo. Descubrió de pronto una manera de lograr que los adultos le hicieran caso. Y tal cosa ocurría nada más ni nada menos que en una farsa, el tipo de obra en que el actor se moverá como pez en el agua, siempre con pasmosa naturalidad, como si sus personajes le poseyeran.

Hablar de Piccoli, es hablar de historia del cine, pues desde su papel de poco más que figurante en Sortilèges, recién acabada la Segunda Guerra Mundial, hasta 2011 en que sigue trabajando a pleno rendimiento, a pesar de ser un anciano, ha trabajado en más de doscientas películas con los directores europeos más prestigiosos. Me refiero por supuesto a sus compatriotas Jean RenoirJacques DemyAgnès VardaJean-Luc GodardClaude ChabrolClaude SautetAlain ResnaisJacques RivetteLouis MalleLeos CaraxJacques DoillonBertrand TavernierClaude LelouchRoger Vadim... Pero también a los españoles Luis Buñuel y Luis García Berlanga, a los británicos Basil Dearden y Alfred Hitchcock –Topaz (1969) del mago del suspense es lo más cerca que ha estado de Hollywood, si descontamos su presencia en el film coral de René Clement ¿Arde París? (1966)–, al portugués Manoel de Oliveira, a los italianos Marco BellocchioMarco FerreriNanni Moretti y Liliana Caviani, al checho Jirí Weiss, al griego Costa-Gavras. Con el chileno afincado en Francia Raúl Ruiz hizo la prestigiosa Genealogía de un crimen (1997).

Los primeros papeles en la pantalla de Piccoli son pequeños, donde se irá labrando un prestigio creciente es en los escenarios teatrales, con la compañía Renaud-Barrault y sus interpretaciones en el Théâtre de Babylone. Allí participa en montajes de autores como Pirandello y Strindberg, junto a otros menos conocidos; pasado el tiempo no faltarán en su reportorio obras de Molière, Chejov y Shakespeare. Siempre será fiel a su consigna de abordar los papeles “como un eterno debutante”.

Su presencia en filmes como French Cancan (Jean Renoir, 1954) es fugaz, pero ya se hace notar en El confidente (Jean-Pierre Melville, 1962). En cualquier caso, y después de hacer con René Clement El día y la hora (1963), se considera el punto de inflexión de su carrera El desprecio, película rodada ese mismo año a las órdenes de uno de los padres de la Nouvelle Vague, Jean-Luc Godard. En esta mítica adaptación de la obra de Alberto Moravia coincidiría con Brigitte Bardot y Jack Palance.

Con Luis Buñuel hizo seis películas, entre ellas Diario de una camarera (1964), Belle de jour (1967), La vía láctea (1969) y El discreto encanto de la burguesía (1972). El actor ha explicado que siempre tuvo mucho interés en que el director español le conociera, y que consiguió convencerle para que le viera trabajar en el teatro; cuando al fin lo logró, el cineasta abandonó la sala al comprobar que se encontraba allí también Jean Renoir, que también había adaptado la obra de Octave Mirbeau en que se basa Diario de una camarera. Ha afirmado haber aprendido del director aragonés el humor y la modestia, por ello ha aceptado a lo largo de su carrera papeles protagonistas y otros pequeños, siempre que le despertaran algún interés.

Otros directores con los que repitió en un buen puñado de ocasiones son Marco Ferreri y Claude Sautet. Uno de los títulos más emblemáticos del segundo es Las cosas de la vida (1970). Piccoli explicaría que una estrategia en sus composiciones actorales es poner en su personaje, aparte de lo que dicta el guión, algo de la personalidad del cineasta que le dirige, lo que se notaría en su trabajos con Buñuel, Sautet, Oliveira y Moretti. De entre de los actores con los que más ha compartido pantalla destacan Catherine DeneuveMarcello Mastroianni y Romy Schneider.

Que Piccoli fue un gran actor nadie puede ponerlo en duda, y no obstante, tampoco había tantos premios en su estantería. En Cannes fue considerado mejor actor por Salto en el vacío (Marco Bellocchio, 1980) y lo mismo pasó en Berlín con Une étrange affaire (Pierre Granier-Deferre) al año siguiente. Los Oscar ignoraban quién era, si exceptuamos el premio al mejor film extranjero para Buñuel por El discreto encanto de la burguesía. Ni siquiera los premios César de su país le reconocieron, a pesar de sus 4 nominaciones. Como artista también probó la dirección escénica, y el ponerse detrás de la cámara, aunque no brilló en estos campos.

En lo referente a su vida personal, Piccoli estuvo casado en tres ocasiones, con actrices: Eléonore Hirt, que le ha dio a su única hija; Juliette Gréco; y Ludivine Clerc. Políticamente se significó como hombre de izquierda, aunque con bastante amplitud de miras y sin ser muy activista; los años produjeron además en él un sano escepticismo: “Esta época me espanta, con sus mentiras gigantescas. Ya no se trata de saber si hay que ser comunista o liberal, de derecha o de izquierda, todo eso ha saltado. Existe una especie de capa de plomo que nos aniquila completamente.”

Que con 85 años consiga el papel protagonista de una película tiene mucho mérito, y justo esto ocurrió en Habemus Papam (Nanni Moretti, 2011), donde describió a su personaje de Papa recién elegido y asustado como “un hombre de iglesia, y tímido, secreto, lleno de dolor pero muy discreto”. Y reflexionaba: “Me pregunto si en profesiones como las de sacerdote, cardenal o papa, o la de artista en general, no se demanda mucha energía de creer, no ya de creer en Dios, pero sí de creer en la imagen general de qué es el hombre y la mujer”. Sobre su ‘colega’ Juan Pablo II –que en su juventud fue actor–, comentó que “era un religioso, pero era un hombre de la vida real, no era un sacerdote perezoso o un poeta, sino un sacerdote de combate”.

Desde la atalaya de sus años y experiencia, Piccoli no tenía empacho en alabar a los actores americanos por su ingenuidad y su pudor, hasta el punto de expresar su admiración por Robert Mitchum: “¿Cónoce un actor tan bueno como él? Francamente, yo no lo veo”, declaraba en una entrevista en Télérama. Y aseguraba que “los actores que no tienen pudor son unos malos farsantes”.

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
Vous n'avez encore rien vu

2012 | Vous n'avez encore rien vu

Antoine d'Anthac, famoso autor dramático, convoca desde el otro mundo a todos sus amigos que interpretaron su pieza "Eurídice". Estos actores tienen como misión ver una grabación de esta obra interpretada por una compañía joven, La Compagnie de la Colombe. ¿El amor, la vida, la muerte o el amor después de la muerte siguen teniendo sentido sobre el escenario de un teatro? Son ellos quiénes deben decidir. Y las sorpresas apenas acaban de comenzar...

Linhas de Wellington

2012 | Linhas de Wellington

Holy Motors

2012 | Holy Motors

El señor Oscar sale de su espléndida mansión a bordo de una limusina que conduce la fiel Céline, que le lleva a las distintas citas que ocupan su jornada. En el interior del vehículo se caracteriza con vestuario y maquillaje, adoptando los aspectos más variopintos, desde el de una anciana mendiga al de brutal asesino o preocupado padre de familia. Es desde luego Holy Motors una película muy singular e inclasificable, de ésas que invitan a calificarla de genialidad rompedora, o bien, en el otro extremo, de increíble tomadura de pelo. La dirige Leos Carax, de quien lo menos que se puede decir es que se toma su obra cinematográfica con calma, el último largo del director de la sensible Los amantes del Pont-Neuf data de 1999, Pola X, luego sólo ha entregado cortos o segmentos de filmes colectivos. Resulta innegable la fuerza narrativa y sensibilidad estética de Carax, las imágenes y la música que ofrece al espectador en Holy Motors atrapan, e invitan a una reflexión acerca del ser humano a través del oficio cinematográfico, ya sea actoral o de realizador, aunque sea con una trama servida con aires surrealistas, de difícil interpretación. Esa situación del intérprete confinado en la soledad de su limusina, saltando de papel en papel siguiendo un riguroso programa previamente establecido, parece sugerir la cara y la cruz de la profesión, la posibilidad de encarnar tantas vidas, pero también el hacerlo de modo superficial o en productos, tal vez, banales. De modo que las personas se irían mimetizando con los motores de las limusinas, no se sabe quién es más humano, pues los cuerpos se robotizan, las almas se apagan. Traspasa la narración de Holy Motors un aire de misterio o enigma indescifrable, el director menciona en sus agradecimientos a Georges Franju y la cita no es casual, pues algo hay de folletín intrigante en su rompedora propuesta. En cualquier caso queda claro el amplio abanico de posibilidades en la narrativa cinematográfica, pues en el film hay espacio para la animación con el procedimiento de captura de movimientos con sensores, el melodrama, el thriller y el musical, en varios pasajes con transgresoras imágenes de sexo.

7/10
Habemus Papam

2011 | Habemus Papam

Tras la muerte del Papa, el colegio cardenalicio se reúne en cónclave para elegir a su sucesor. Aunque en las “quinielas” suenan varios nombres como favoritos, resulta escogido alguien inesperado, un cardenal francés que acepta su nueva responsabilidad abrumado. Hasta el punto de que cuando llega la hora de asomarse al balcón para dar su primera bendición papel, sucumbe a un ataque de pánico. La situación no es desvelada a los fieles y a la opinión pública, la explicación oficial es que el nuevo Papa se ha retirado a rezar. Mientras, se requiere la presencia de un afamado psicoanalista no creyente, para que ayude al Pontífice a seguir adelante con su pesada carga. Como es habitual en su cine, Nanni Moretti escribe, dirige, produce e interpreta esta mirada a lo que no puede dejar de definirse como una situación insólita, el Papa sufriendo un auténtico bloqueo mental, lo que supone un sugerente punto de partida. No es la primera vez que el cineasta italiano, ateo confeso, pinta personajes eclesiásticos, existe el precedente de su interesante La misa ha terminado (1985); también ha planteado el tema de cómo afrontar la muerte, y si hay algo después, en La habitación del hijo (2001), que le valió la Palma de Oro en Cannes. El film que nos ocupa va en la misma dirección respetuosa, con un punto de vista tragicómico. Ciertamente se nota que Moretti no es creyente, se echa en falta en su historia una presencia más trabajada de las convicciones de los cardenales y el Papa, aunque él no las comparta. Que prácticamente su oración en el cónclave se limite a pedir a Dios que no recaiga personalmente sobre ellos el duro oficio del papado resulta humorístico, y humaniza a estos príncipes de la Iglesia, que no se mueven por ambición, pero no deja de ser una visión algo limitada. También la reacción angustiosa del Papa electo se nos antoja un tanto exagerada, Michael Piccoli debe hacer muchos equilibrios a lo largo del metraje para sostener a su mentalmente frágil personaje. Pero es cierto que esta ligereza forma parte de la película, y que también Moretti lanza disimulados dardos no sólo a la Iglesia –de la que se dice que necesita cambios, aunque no cuáles–, sino al psicoanálisis, del que también se hace broma. Moretti tiene el mérito de que suspendamos la incredulidad ante lo que nos cuenta. Maneja un humor suave, a veces de tintes surrealistas, en la pantomima que se mantiene en el Vaticano en el ínterin para resolver la crisis, resulta muy divertido y no hay maldad en el modo en que se muestra a los cardenales y al psicoanalista ocupando su tiempo de espera más o menos tensa, incluidos esos partidos de balonvolea que sirven para constatar que, dentro de las sotanas rojas, hay seres humanos normales y corrientes. Resultaba difícil concluir la película, y el desenlace escogido por el director deja posos de insatisfacción, aunque seguramente expresa la angustia vital del artista, que es la de tantos.

6/10
Boxes

2007 | Boxes

Anna, una mujer cincuentona, acaba de mudarse a su nueva casa en el litoral costero. Mientras revisa las cajas de la mudanza, Anna rememora su tormentoso pasado. Estuvo casada tres veces, y tiene tres hijas, cada una de ellas de diferentes padres. Primer largometraje de cine de la veterana actriz Jane Birkin (La bella mentirosa), que también es la autora del guión y se reservó el papel protagonista. Ha sabido arroparse por grandes actores.

4/10
La duquesa de Langeais

2007 | Ne touchez pas la hache

Adaptación de la novela homónima de Honoré de Balzac, a cargo de uno de los grandes cineastas de Francia en activo, el veterano Jacques Rivette (1928), compañero de correrías de Jean-Luc Godard y Eric Rohmer allá por los años sesenta, en la época de oro de los famosos “Cahiers du Cinéma”. Un joven general de Napoleón visita un convento carmelita perdido en un pueblo de Mallorca y allí logra entrevistarse con una monja. En el decurso de la breve entrevista sale a relucir que ambos fueron amantes años atrás… En efecto, en 1820, en pleno París de la Restauración, la bella y seductora Antoinette frecuenta los bailes más famosos y despliega su encanto. Especialmente interesado en la moza está el general Armand de Montriveau, pero Antoinette disfruta dejándose seducir, prometiendo y rechazando, dando a entender su amor para luego dejar al enamorado en la estacada. Sin embargo, cuando, cansado, Montriveau decide acabar con el juego y vengarse de los ardides femeninos, la joven da muestras de estar enamorada de veras. Pero quizá sea demasiado tarde. Rivette, curtido en los años de la “Nouvelle vague”, sabe conducir con clase este drama romántico, en la más sólida tradición de la novela decimonónica. El director sigue los pasos del novelista a pies juntillas, con lo que la película adquiere el ritmo pausado y el aire estático propio de la palabra impresa, y de hecho la casi totalidad del guión proviene del texto balzaquiano. Pero –habría que decirle a Rivette–, una película no es una novela, y si se busca la imitación se corre el riesgo de cansar... El film es prácticamente una sucesión de encuentros –¿amorosos?– entre Montriveau y Antoinette, continuas conversaciones y anhelos, que sobre todo ayudan a arrojar luz a las peligrosas frivolidades del corazón femenino. Rivette imprime su particular marca de la casa con la puesta en escena meticulosa y recargada, cierta naturalidad impostada, la ausencia de música ambiental… Por contra, desde el inicio todo lo que vemos se nos muestra “excesivamente” francés, con los peligros que eso conlleva: regodeo por la forma, profusión de diálogos, premiosidad en cada una de las escenas, escasísimas localizaciones, reiteraciones, atmósfera anquilosada... Estos elementos, junto a la excesiva duración del film –algo habitual en Rivette– hacen que a ratos resulte bastante aburrido y exija un esfuerzo extra por parte del espectador. Lo mejor son sin duda las interpretaciones de los protagonistas, en especial la de la excelente Jeanne Balibar.

5/10
Belle toujours

2006 | Belle toujours

Noventa y siete años tiene cumplidos el veterano cineasta portugués Manoel de Oliveira. Se trata sin duda del director de cine en activo de mayor edad, todo un caso para incluir en el libro Guinness de los récords. En Belle toujours ofrece un homenaje confeso al film Belle de jour, de Luis Buñuel. En efecto, en tan sólo 70 minutos el film nos sumerge en un sencillo y eficaz paisaje buñuelesco de perversidad surrealista y pequeñoburguesa, con su pequeña moraleja, donde no falta la presencia de Michel Piccoli. Simple juego, se trata de retomar a los personajes del film original casi 40 años después, y desarrollar la idea de que el personaje de Piccoli conoce un secreto que le interesa conocer a la mujer que encarna Bulle Ogier.

6/10
El espejo mágico (2005)

2005 | Espelho mágico

Luciano, recién salido de la cárcel, entra a trabajar como sirviente en casa de Alfreda, una mujer acomodada con un anhelo muy especial: desea ver a la Virgen María, poder hacerle algunas preguntas. Tal pretensión deja descolocado al recién llegado, que no puede dejar de observar que su señora tiene todo lo que el dinero puede comprar.Adaptación a cargo de Manoel de Oliveira de la novela de Agustina Bessa-Luís "El alma de los ricos". Le sirve para explorar las obsesiones de una burguesía en vías de extinción, tema que interesa mucho al cinasta portugués, así como el sentido de la vida y la religión, y las capacidades del engaño al otro, y del auto engaño. No faltan en el largo y a ratos cargante film, los actores favoritos de Oliveira.

6/10
Vuelvo a casa

2001 | Je rentre à la maison

Sencilla y emotiva película del portugués Manoel de Oliveira, que emplea con indudable acierto textos de Shakespeare e Ionesco. El film sigue a un anciano actor -estupendo Michael Piccoli-, cuya familia muere trágicamente en un accidente de tráfico, a excepción de su nieto, un niño. El paso del tiempo no acaba de ayudar a restañar las heridas.Título contemplativo, sobre la vida que se va, porque se envejece, o porque la tragedia asoma a la existencia. De Oliveira se toma su tiempo en la narración, bien apoyado en una gran interpretación, y haciendo un uso excelente del silencio.

7/10
París Tombuctú

1999 | París Tombuctú

Michel, un anciano cirujano plástico en crisis con problemas de impotencia, emprende un viaje desde París rumbo a Tombuctú. Cuando recala en Calabuch, un pueblo levantino, se topa con un grupo de pintorescos personajes. Luis G. Berlanga no llega a la altura de sus grandes títulos (Bienvenido, Mr. Marshall, El verdugo), pero es fiel al esperpento algo exagerado de su última etapa como director.

2/10
Genealogías de un crimen

1997 | Généalogies d'un crime

Solange está desolada por la muerte de su hijo. Con ocasión del funeral, acepta ejercer como abogada de René, un chico de la edad de su retoño, acusado del asesinato de su adinerada tía, relacionada con la polémica Sociedad Psicoanalítica Francobelga. El estudio del diario de la asesinada, y las tendencias criminales de su cliente, hacen pensar a Solange que René ha sido manipulado para verse enredado en el asesinato. No es éste un thriller de ribetes judiciales y criminales convencional. El chileno Raúl Ruiz juega con el psicoanálisis creando una atmósfera única, rebosante de ambigüedad. Grandísimo trabajo de Catherine Deneuve.

5/10
Beaumarchais, el insolente

1996 | Beaumarchais l'insolent

En el agitado siglo XVIII, en el que convivía una férrea tradición con las nuevas ideas revolucionarias, Beaumarchais se convirtió en uno de los personajes más peculiares. Apodado el insolente por su carácter atrevido y vitalista, fue inventor, editor, comerciante de armas, político y espía. Un creador nato, del que se dice que fue autor de "El barbero de Sevilla" y de "Las bodas de Fígaro". Un espíritu adelantado a su tiempo, con ideas incendiarias en algunos aspectos, que escandalizaron a la sociedad de la época. Se trata de una película muy bien ambientada –adaptación libre de la obra teatral de Sacha Guitry–, en unos años fundamentales para el desarrollo de la historia moderna. Está centrada en un atractivo personaje, precursor de algunas de las ideas más avanzadas de su tiempo.

6/10
Compañera de viaje

1996 | Compagna di viaggio

Una joven recibe el encargo de una mujer de cuidar a su anciano padre, algo desubicado. El trabajo parece cómodo, pero las cosas se complican cuando el hombre toma un tren sin rumbo fijo, lo que cabe interpretarse como un viaje al interior de uno mismo.Peter Del Monte entrega una película correcta sobre relaciones humanas, bien llevada, pero en la que se echa en falta un poco de chicha. Los actores, Asia Argento y Michel Piccoli, están muy en su sitio.

4/10
Tykho Moon

1996 | Tykho Moon

Una colonia del futuro que imita a París, y que está dividida en sectores. La gobierna la familia McBee, formada sólo por varones, que padecen un extraña enfermedad por la que necesitan urgentemente trasplantes de órganos. Un tal Tykho Moon sería el donante perfecto, pero se dice que ha muerto. Enki Bilal es bien conocido por los aficionados a los cómics de ciencia ficción. Aquí traslada su imaginería a una película que imagina un paisaje de Francia postapocalíptico. La verdad es que los decorados son poco creíbles, y no ayudan a la credibilidad de la trama de acción.

4/10
Party

1996 | Party

Leonor y Rogerio son un matrimonio feliz que llevan 10 años casados. A Leonor le hace mucha ilusión celebrar su aniversario dando una fiesta por todo lo alto. Rogerio no está muy convencido, pero acepta la decisión de su esposa. Todo está preparado para la fiesta en el jardín de su casa. Pero en el último momento, debido a una serie de circunstancias, Leonor se echa para atrás. Irene y Michel, su amante, ya han llegado a la casa de Leonor y Rogerio, y no pueden despedirles así como así. Michel es un conquistador irrefrenable, y enseguida queda cautivado por la personalidad de Leonor. Intenta conquistarla durante la fiesta, hasta que ésta tiene que ser suspendida debido a una tormenta. Varios años después, los mismos personajes se encuentran en una cena y el cruce de relaciones vuelve a surgir. Una comedia sobre las relaciones humanas, protagonizada por un grupo de atractivos personajes. Está dirigida con eficacia por Manoel de Oliveira, uno de los realizadores más prestigiosos del cine portugués. Diálogos audaces y juegos de seducción encubiertos mantienen el interés desde el principio hasta el final.

3/10
Las cien y una noches

1995 | Les cents et une nuits

Monsieur Cinema (Michael Piccoli) es un anciano centenario, que vive solo en una enorma villa. Como la memoria empieza a jugarle malas pasadas, requiere los servicios de una joven que debe refrescar sus células grises, contándole historias de películas de todas las épocas y lugares. También vienen a visitarle personajes varios relacionados con el cine, estudiantes y empresarios sin escrúpulos. La película se concibió para celebrar el centenario del cine, pero Agnès Varda se excede en el metraje, es de esos trabajos donde el ejercicio más placentero es reconocer al desfile de actores que pululan por los fotogramas. Nostalgia para cinéfilos.

4/10
El angel negro

1994 | L'ange noir

Stephane (Sylvie Vartan) es una malvada mujer, casada con un respetado magistrado, que asesina a sangre fría a un hombre en su imponente mansión. Para encubrir el crimen, finge haber actuado en defensa propia, cuando el individuo trató de violarla. Su esposo contrata al mejor abogado de la ciudad , Paul Delorme, para que su esposa sea absuelta. Pero poco a poco, Delorme descubre que tras los refinados modales de Stephane, hay un pasado oscuro repleto de violencia, chantajes y prostitución. Esto no impide que entre ambos se inicie una apasionada relación. Una truculenta historia en la que se ponen de relieve las más bajas pasiones del ser humano: odio, sexo, venganza... Interpretada con eficacia por la ambigua Sylvie Vartan y por Michel Piccoli.

4/10
El ladrón de niños

1991 | Le voleur d'enfants

Extraño film, entre el drama y la comedia, con argumento algo rebuscado y elementos morbosos. Cuenta las andanzas de Philémon, un pobre tipo que para paliar su soledad y la de su mujer estéril se dedica a secuestrar niños para que vivan en su casa. Un día un amigo de Philémon le convence para que le compre a su hija, y la llegada de la chica sembrará el desconcierto en la 'familia'. Se trata de una fallida coproducción entre Francia, Italia y España, con actores de cada uno de estos países, como Virginie Ledoyen, Marcello Mastroianni y Ángela Molina.

3/10
Milou en mayo

1990 | Milou en mai

Émile vive con su madre en el campo, apartados de todo. Ella muere de repente por lo que él tiene que organizar el funeral. Llama a todos su familiares para que acudan, pero Francia vive tiempos convulsos, pues es mayo de 1968.

6/10
El Paltoquet

1986 | Le Paltoquet

Cuatro amigos se reúnen como cada tarde, para jugar a las cartas. De repente, aparece un inspector de policía que sospecha que uno de ellos es autor de un crimen. Drama criminal de Deville ( Las confeciones del Dr. Sachs).

5/10
Mala sangre

1986 | Mauvais sang

Una pareja de ladrones le debe dinero a una peligrosa mujer. Para saldar su deuda planean robar y posteriormente vender el antídoto de una nueva enfermedad similar al sida. Protagoniza la cinta el veterano actor francés Michel Piccoli, un trabajador nato que acumula más de 200 películas en su filmografía.

5/10
Viva la vie!

1984 | Viva la vie!

El presidente de un grupo empresarial desaparece durante tres días. Resulta que una joven actriz sin relación con el empresario también ha dejado de dar señales de vida esos tres días. Sus desapariciones parecen relacionadas, pues ninguno de los dos recuerda nada, y ambos están constantemente sedientos. Claude Lelouch rueda una original cinta que mezcla diversos géneros, con sorpresas continuas y una eficaz banda sonora.

5/10
Success Is the Best Revenge

1984 | Success Is the Best Revenge

Alex es un polaco que vive con su familia exiliado en Londres. Pronto comienza a tener problemas con los suyos pues vive obsesionado con su carrera teatral. Sólo sueña con alcanzar el éxito y volver victorioso a Polonia. Algo que no comparte ninguno de los miembros de su familia. El director Jerzy Skolimowski fue nominado a la Palma de Oro en el Festival de Cannes por su trabajo en esta cinta.

4/10
La diagonal del loco

1984 | La diagonale du fou

Campeonato del mundo de ajedrez. Se enfrentan en el tablero un judío, el actual campeón, y un lituano, exiliado político, el aspirante. Las partidas se convierten en eficaz metáfora de la guerra fría. Coproducción de Francia y Suiza, ganó el Oscar a la mejor película extranjera.

6/10
Il generale dell'armata morte

1983 | Il generale dell'armata morte

Un general italiano viaja al Norte de Italia, donde en unas montañas intenta rescatar los cuerpos de varios de sus hombres, fallecidos años atrás. Adapta una novela desconocida de Ismail Kadare, que se interpreta como una critica simbólica al régimen estalinista, y su obsesión por conmemorar las victorias y los héroes del pasado. Cuenta con un gran trabajo de Mastroianni, acompañado de actores de altura.

5/10
Una habitación en la ciudad

1982 | Une chambre en ville

Fiel a su estilo, el director Jacques Demy, autor de los famosos musicales Las señoritas de Rochefort y Los paraguas de Cherburgo, ofrece este otro musical delicioso que narra las vicisitudes de unos trabajadores durante una huelga. Todos los diálogos son cantados y el resultado es excelente. El reparto –con las divas francesas Dominique Sanda y Danielle Darrieux–está a la altura.

6/10
Detrás de la puerta

1982 | Oltre la porta

Matthew (Tom Berenger) es un ejecutivo que es enviado por negocios a Marruecos. Allí conoce a la atractiva Nina por la que pronto se siente atraído. Enseguida descubre que la chica tiene una extraña relación con Enrico (Marcello Mastroianni), un tipo que está en la cárcel acusado de haber matado a la madre de Nina. Película con un punto retorcido donde nada es lo que parece, lo que hace que la historia tenga un aire cercano al culebrón.

4/10
Pasión (1982)

1982 | Passion

Película dentro de una película. Pasión es además de la película de Godard, la película que trata de rodar Jerzy, un director de cine polaco afincado en París. Todo va mal, nada tiene sentido, la producción se desmorona. Al menos Jerzy tiene la suerte de encontrar el amor, una mujer que hará que modifique sus planes más inmediatos.

4/10
Une étrange affaire

1981 | Une étrange affaire

5/10
Salto en el vacío

1980 | Salto nel vuoto

Mauro, honorable juez, vive con su hermana, con la que está muy unido. Cuando ella empieza a verse con otro muchacho, Mauro no puede evitar sentir grandes celos. Interesante aunque duro film sobre la locura. El italiano Marco Bellocchio mantiene la elegancia en los puntos más escabrosos del relato y dirige con gran eficacia a los actores, pero en esta ocasión el ritmo es demasiado lento.

6/10
Atlantic City

1980 | Atlantic City

Lou, veterano gángster de poca monta, vive en Atlantic City, una ciudad que ha perdido el glamour de antaño y se está llenando de modernos casinos. Lou se siente muy atraído por su vecina Sally, que lucha por convertirse en croupier. Por casualidad Lou se verá envuelto en un turbio asunto de drogas junto al marido de Sally, un jovenzuelo irresponsable. Y la mafia está de por medio... Interesante film sobre las aspiraciones humanas, el fracaso y la nostalgia del pasado, del francés Louis Malle. Lo rodó con su mujer entonces, Susan Sarandon.

6/10
Días de amor y venganza

1978 | Giallo napoletano

A Raffaele, un músico de Nápoles, le encargan que interprete una serenata. Con tan malapata, que un hombre muere cuando toca su mandolina. ¡Si sólo fuera una vez! El caso es que ocurre cada vez que toca el instrumento, y la policía sospecha que está implicado en los crímenes. Curioso film de intriga del todoterreno Sergio Corbucci, que se encuadra en el subgénero conocido como ‘giallo’, pero con un toque de comedia. Marcello Mastroianni muestra su faceta más divertida como actor, pero su sola presencia no basta para dar vigor a la narración.

4/10
Los inquilinos

1977 | Des enfants gâtés

Las tribulaciones de un grupo de inquilinos, que se sienten estafados por el dueño de un inmueble, y que montan un comité para la defensa de sus derechos. El protagonista, un director de cine 'alter ego' de Bertrand Tavernier, contempla los hechos desde fuera. Para este film de denuncia social, que algunos tacharon de izquierdista y subversivo, Tavernier se basó en su propia experiencia personal, pues él también había padecido los abusos de un propietario. A pesar de ese telón de fondo político impera la descripción de personajes con sus defectos pequeñoburgueses.

5/10
Todo modo

1976 | Todo modo

Agobiante film, basado en una novela amarga del siciliano Leonardo Sciascia. El argumento es rebuscado como pocos y queda a las claras su sentido más allá de los hechos que narra. Cuenta la extraña situación que viven los gobernantes de Italia, tras una época de epidemia allá por los finales años 80 del siglo XX. Todos son convocados para realizar un retiro espiritual en un abandonado convento. Allí el cura Don Gaetano les tratará con mano dura para que vean sus faltas y pecados, se acerquen a Dios y vean el mejor modo de llevar el país. La película es claustrofóbica y sobre todo encierra una ácida crítica social del estamento político. El surrealismo de la situación recuerda de algún modo a los filmes del español Luis Buñuel. Destaca Marcello Mastroianni en el papel del cura.

4/10
Mado

1976 | Mado

Tercera película de Sautet con la pareja compuesta por Michel Piccoli y la lánguida Romy Schneider, después de su éxito con Las cosas de la vida (1970) y Max y los chatarreros (1971), que no hace sino otorgarle una sensación más realista y desesperada a la relación que establecen sus personajes. La actriz austriaca muestra toda su sensualidad en un papel breve aunque decisivo en la trama. Al no poder hacer frente a sus deudas, una mujer no ve otra salida que el suicido. Este hecho deja a su pareja, Simon, al frente del negocio. Para evitar la bancarrota y no vender su propiedad a un usurero, Simon no tiene otra ocurrencia que elaborar un plan en el que resulta imprescindible una prostituta llamada Mado. Nueva aproximación de Claude Sautet a las relaciones personales, aunque con un toque más sórdido e inquietante de lo habitual.

8/10
7 muertes por prescripción facultativa

1975 | Sept morts sur ordonnance

Los Brezé son los amos y señores de las clínicas de una comarca rural. Se sienten los reyes y abusan de los médicos que no pertenecen a su familia. De hecho, actúan como una auténtica mafia. Una vida infernal, que un ingenioso médico está dispuesto a cambiar. No quiere permitir que los Brezé arruinen la vida de todos los médicos que como él, trabajan en el lugar. Dadas las malas maneras de esta indeseable clan, el ocurrente médico desarrollará una peculiar idea para conseguir acabar con la competencia desleal. Curiosa película, principalmente por su argumento. La batalla contra el enemigo que comienza el doctor interpretado por Gérard Depardieu, no tiene desperdicio.

4/10
Leonor

1975 | Leonor

El rey Richard, poseedor de un castillo y dueño de un extenso territorio, se queda viudo cuando su querida esposa Leonor muere; pero conoce a Catherine con la que quiere rehacer su vida, y con ella se casa y tiene hijos. Años después, Leonor vuelve misteriosamente. El hijo de Luis Buñuel, que colaboró con su padre en películas como Diario de una camarera, dirige este drama romántico con tintes de fantasía. Destaca el variado reparto de actores europeos.

4/10
No tocar a la mujer blanca

1974 | Touche Pas à la Femme Blanche

El director de El cochecito satiriza el western en esta revisión de la historia del general Custer, que sitúa la acción en París. Con La gran comilona y La última mujer forma una trilogía sobre la desintegración social.

4/10
El trío infernal

1974 | Le Trio infernal

Un abogado y dos hermanas forman un grupo de malhechores que se aprovechan de hombres acaudalados para quedarse con todo su dinero y después deshacerse de ellos. Retorcido thriller en tono de humor negro, dirigido por un debutante Francis Girod, que contaba con el protagonismo de Romy Schneider. La que fuera la dulce Sissi, se coloca ahora en el rol de una pérfida y atrevida mujer (muy guapa, por cierto), que utiliza a los hombres por su dinero. Le acompaña Michel Piccoli (Bella de Día), en el papel de un abogado algo excéntrico. Destaca la música de Ennio Morricone.

4/10
Tres amigos, sus mujeres... y los otros

1974 | Vincent, François, Paul... et les autres

Drama sobre tres amigos –los que aparecen en su título original: Vincent (Yves Montand), François (Michel Piccoli) y Paul (Serge Reggiani)– que suelen reunirse cada fin de semana. Afectados por la crisis de la mediana edad, y con unas vidas que no les satisfacen, en su amistad intentan recuperar el tiempo perdido. Nostálgica revisión de las relaciones humanas a través de estos amigos a los que vemos en sus relaciones tanto con sus respectivas esposas (interpretadas por otros “pesos pesados” del cine galo, como Stéphane Audran y Marie Dubois) como con otros personajes, como un joven boxeador (encarnado por Gérard Depardieu). Una de las películas mejor consideradas de su director, con un reparto magnífico y diálogos bastante elaborados, sobre los que no estaría mal reflexionar.

7/10
Tamaño natural

1974 | Grandeur nature

Desconcertante película que parte de una apuesta que Berlanga hizo con Rafael Azcona sobre la posibilidad de vivir durante un tiempo con un maniquí, lo que dio lugar a un argumento ideal para que el director mediterráneo pudiese llevar a cabo en París sus obsesiones fetichistas. Un cuento triste, romántico y estrafalario, que se aparta del resto de la filmografía del director tanto por su realización como por ese tono melancólico centrado en su personaje central: un médico enamorado de una preciosa muñeca hinchable que se trae de Japón, en un modélico alegato sobre la incomunicación y la soledad. A pesar de que casi todo el metraje transcurre en la casa del protagonista –un melancólico Michel Piccoli–, fue un rodaje bastante complejo en lo que a la muñeca se refiere, ya que Berlanga no acababa de encontrar el tono adecuado para que la historia fuese creíble. Finalmente, tras gastarse un dineral en una muñeca que el director rechazó, y eliminar la posibilidad de rodar con una actriz real, Berlanga encargó varias muñecas consiguiendo el efecto deseado en una de ellas.

6/10
La gran comilona

1973 | La grande bouffe

Cuatro amigos, que comparten una vida plana y aburrida, deciden reunirse en una mansión, con la idea de suicidarse, a base de comer hasta reventar. De paso, también pretenden practicar el sexo por última vez, por lo que contratan a un grupo de prostitutas. Cuando todos están cebados, algunos deciden desertar. Famosa comedia dramática, con excepcionales actores, que fue abucheado en su momento en el Festival de Cannes, y que sin embargo obtuvo un inexplicable éxito de público. El director Marco Ferreri y el guionista Rafael Azcona, que habían colaborado con mejor fortuna en El pisito y El cochecito, pretenden criticar la sociedad de consumo, con una visión del mundo un poco negativa.

5/10
Relaciones sangrientas

1973 | Les noces rouges

Lucienne Delamare y Pierre Maury mantienen una relación adúltera en una pequeña población, están cansados de sus respectivos cónyuges, el de ella es un político que no le hace caso, mientras que el otro tiene una esposa de salud quebradiza. La muerte de ésta desatará todo tipo de rumores malévolos entre los lugareños. Una trama paradigmática del cine que aborda Claude Chabrol, donde a la intriga se suma la crítica sin cortapisas a la burguesía.

6/10
Liza

1972 | Liza

Giorgio tiene una obsesión enfermiza con su perro. Tal es así que Liza tendrá que hacer lo inimaginable para conquistar su corazón. Ella quiere sustituir al animal, pero para ello tendrá que llevar collar y correa por orden de Giorgio, sólo así conseguirá ocupar el lugar del can. Compleja película que muestra algunos de los lados más oscuros del ser humano. Resultará dura para algunos paladares. En su favor hay que decir que está protagonizada por dos de los grandes: Deneuve y Mastroianni.

4/10
El atentado (1972)

1972 | L'attentat

Darrien (Jean-Louis Trintignant), informador de la policía, es reclutado para atraer a Paris a Sidiel (Gian Maria Volonté), un importante líder norteafricano. El pretexto es el rodaje de un documental sobre los movimientos de liberación anticoloniales. Thriller basado en un caso real, aunque se cambiaron los nombres de los protagonistas. Yves Boisset, que había sido ayudante de realización de grandes como René Clément o Claude Sautet, se rodea de grandes actores de fama, como Jean-Louis Trintignant, y de colaboradores de primera como el guionista Jorge Semprún y el músico Ennio Morricone.

5/10
El discreto encanto de la burguesía

1972 | Le Charme discret de la bourgeoisie

Rafael Costa, embajador de la Rapública de Miranda y el matrimonio Thévenot han sido invitados, junto con la hermana de la esposa, a cenar en casa del matrimonio Sénechal. Pero por error se presentan un día antes, por lo que se impone un cambio de planes... Acuden a un restaurante, pero una vez allí, se enteran de que no podrán cenar porque el dueño del restaurante ha muerto y la capilla ardiente está instalada ahí mismo. A partir de un esquema sencillo –un grupo de amigos intenta una infinidad de veces sentarse a la mesa para cenar o comer juntos, sin llegar a conseguirlo por razones variopintas– Buñuel lanza cierta crítica a las costumbres de la clase burguesa. Sin embargo, es su film más amable, suavizado por los constantes recursos al humor, lo que explica que fuera uno de los grandes éxitos del director. Las constantes del genio de Calanda están presentes, como el recurso a los sueños (incluso a dos niveles), los gags surrealistas o su especial interés en reírse de la religión. Es necesario aclarar que no se trata tampoco de un film hilarante, como prometía la publicidad. "El cartel es una boca enorme pintada sobre unas piernas, bajo un sombrero hongo. Yo hubiera fusilado al publicista", aclara Buñuel. El film ganó el Oscar a la mejor película extranjera, en 1972. Fue la primera vez que un español obtenía tan preciada estatuilla, pero la autoría de película era eminentemente francesa.

8/10
La década prodigiosa

1971 | La décade prodigieuse

Adaptación de una novela de Ellery Queen (pseudónimo de Frederic Dannay y Manfred Lee) a cargo de Claude Chabrol, el reparto incluye de modo inesperado a dos nombres representativos del cine estadounidense: Orson Welles y Anthony Perkins. El film describe un peculiar triángulo entre un millonario, su joven esposa a la que previamente adoptó de un horfanato, y su nuevo hijo adoptivo. Relaciones incestuosa y chantaje completan el sórdido cuadro, que le viene a Chabrol como anillo al dedo.

4/10
La audiencia

1971 | L' udienza

Trama delirante del dúo Ferreri-Azcona acerca de un joven que desea una audiencia con el Papa para debatir temas teológicos. El entorno papal pone impedimentos al encuentro y le envían a una misteriosa y bella mujer, con oscuros propósitos.

4/10
Max y los chatarreros

1971 | Max et les ferrailleurs

Cansado de que la justicia suelte a los delincuentes, un juez llamado Max abandona su carrera y se convierte en detective. En uno de sus casos ha de detener a una peligrosa banda, con lo que decide infiltrarse en la misma. Allí contacta con Lily, la novia prostituta del jefe de los criminales. Pronto una inevitable atracción comienza a surgir entre ambos. Adaptación de una novela de Claude Néron, convertida en un excelente melodrama de cine negro que mima la descripción psicológica de sus dos personajes centrales – interpretados por Michel Piccoli y Romy Schneider–, con un tono críptico y melancólico. Especialmente notable es la inquietante marcheta central compuesta por el músico Philippe Sarde.

8/10
Las cosas de la vida

1970 | Les choses de la vie

Una de las películas clave en la historia del cine francés, que supuso el descubrimiento de su director Claude Sautet como un autor volcado en un tipo de cine intenso y emotivo, austero e introspectivo, principalmente centrado en las relaciones de pareja. La historia es la de un hombre que, en la encrucijada de su vida, hace un repaso a la relación que ha mantenido con sus dos amores. Trama que volvería a ser empleada en una nueva versión americana titulada Entre dos mujeres (1993). Las cosas de la vida supuso el debut en el cine del compositor Philippe Sarde, desde entonces fiel a Sautet, al que aportó creatividad, intimismo y sensibilidad hasta extremos insospechados. La pareja formada por Romy Schneider y Michel Piccoli resultó ser todo un acontecimiento y el director volvería a repetirla en Max y los chatarreros.

8/10
Topaz

1969 | Topaz

En 1962, el agente de la CIA Michael Nordstrom ayuda a un científico ruso y su familia a huir. Durante el interrogatorio, se entera de que hay un doble agente francés que trabaja para la OTAN y que facilita secretos a los rusos. No se sabe cuál es la identidad, lo único que se sabe con certeza es su código secreto, Topaz. Nordstrom recluta a otro agente francés, Deveraux, destinado en Washington para ayudarle. Pese a que hay cierta falta de ritmo en el conjunto y se echa de menos más carisma en los personajes, el maestro del suspense, Alfred Hitchcock, realizó esta brillante intriga en torno a la llamada crisis de misiles que tuvo lugar entre Cuba y Estados Unidos. En este sentido destaca la crítica feroz del el régimen castrista.

5/10
Benjamín, diario de un joven inocente

1968 | Benjamin ou Les mémoires d'un puceau

Iniciación a la vida adulta y al libertinaje del joven Benjamin, que hasta la fecha, 1750, ha vivido como en un invernadero con su tutora Camille. La llegada al castillo de su tía, una condesa, le va a hacer caer en el torbellino de pasiones amorosas de los que allí se alojan, donde se convierte en víctima inevitable de su inexperiencia. Farsa de época dirigida por el francés Michel Deville, entronca con títulos como Tom Jones y Las amistades peligrosas, aunque le falta el referente literario.

5/10
El amor es un extraño juego

1968 | La chamade

Una mujer, Lucile, dos hombres, Charles y Antoine, triángulo amoroso al canto. El primero es el amante maduro, que da seguridad a Lucile, pero donde no hay pasión; mientras que el otro es el joven y apuesto aspirante a escritor que hace que se le acelere el corazón. Alain Cavalier adapta la novela de Françoise Sagan con la ayuda de la propia escritora, para ofrecer una reflexión acerca del amor y sus complejidades. Se explora así la tentación de entregarse a otra persona de modo frívolo, y el precio que se paga por ello.

5/10
Diabolik

1968 | Diabolik

Diabolik, es un sofisticado ladrón de guante blanco, que desafía a la policía con sus ingeniosos robos. Dino de Laurentiis produjo esta adaptación al cine de un popular personaje del cómic italiano, creado por las hermanas Angela y Luciana Giussani, que se inspiraron en personajes como Fantomas. La estética de finales de los 60 y la música psicodélica de Morricone han quedado dañadas por el paso del tiempo.

5/10
Bella de día

1967 | Belle de jour

Severine es una mujer de buena posición social, atormentada por culpa de una mala experiencia en el terreno sexual sufrida cuando era una niña. A veces sueña conque está atada a un árbol mientras es flagelada por los sirvientes de su marido. Mientras pasea por las calles de París descubre la existencia de un prostíbulo conocido como la Casa de Anais. Severine decide ofrecerse como prostituta, a pesar de que no necesita el dinero, prestándose a prácticas denigrantes y sadomasoquistas. Una de las cintas más conocidas y mejor valoradas de Luis Buñuel, por su escandaloso planteamiento, su perfección estética y la fama de Catherine Deneuve, su protagonista. La francesa interpreta un papel similar al de Repulsión, de Roman Polanski, donde era una joven que también había sufrido un trauma por un suceso de la infancia. Al realizador aragonés le fue mejor con otras musas, como Silvia Pinal, que con la actriz francesa, con la que también rodó la célebre Tristana. No está a la altura de sus mejores obras este drama sobre la ofuscación sexual, basada en la novela homónima de Joseph Kessel, que Buñuel se llevó a su terreno, pues en su línea, lanza una crítica al estamento burgués, al que acusa en este ocasión de estar tan desocupado que es el germen de todo tipo de perversiones. Aunque el film es tan explícito que no gustará a los espectadores más sensibles, sus momentos más surrealistas son los más interesantes. Por eso no sorprende del todo que fuera la ganadora del León de San Marcos, en el Festival de cine de Venecia de 1967.

6/10
Sobra un hombre

1967 | Un homme de trop

Un poco conocido film de Costa-Gavras sobre la Resistencia francesa en los años de la ocupación durante la Segunda Guerra Mundial. Sigue el devenir de doce prisioneros que logran la libertad tras un golpe de la Resistencia. Resulta que de uno de ellos no se pretendía su libertad, es un absoluto desconocido y no se sabe si es de fiar.

5/10
Las señoritas de Rochefort

1967 | Les demoiselles de Rochefort

Delphine y Solange Garnier son dos hermanas que viven en Rochefort. Delphine es profesora de baile, mientras que Solange compone y ofrece lecciones de piano. Un día llegan al lugar dos jóvenes que forman parte de la "troupe" de una feria y necesitan a las hermanas para que les ayuden con un número musical. Un clásico del género musical francés, muy influido por los grandes títulos del género estadounidenses. De hecho, cuenta con la presencia de uno de los grandes, Gene Kelly, que por supuesto baila. Michel Legrand compone una banda sonora inolvidable compuesta por un sinnúmero de canciones que interpretan los personajes. Destaca también el vestuario veraniego, los colores alegres y la espléndida luminosidad.

6/10
¿Arde París?

1966 | Paris brûle-t-il?

Adaptación de la novela homónima de Dominique Lapierre y Larry Collins, a cargo de un jovencito Francis Ford Coppola y del escritor Gore Vidal. Eso sí, título obliga, dirige el francés René Clément. El film transcurre en 1944, cuando París está ocupada por los nazis pero la liberación se presiente próxima. Los aliados podrían llegar pronto, la Resistencia empieza a hacerse notar, y el embajador sueco maniobra entre bambalinas. Pero pende sobre la ciudad de las luces la espada de Damocles de la orden que el general Dietrich von Choltitz ha recibido del mismísimo Adolf Hitler: quemar París si ve que la plaza está perdida. Como ocurría en El día más largo, rodada cuatro años antes, destaca el nutrido reparto superestelar, que dan vida a los muchos personajes de las distintas historias cruzadas de supervivencia y heroísmo. Y se deja notar una realización plenamente moderna, con variados movimientos de cámara y originales encuadres. El film está rodado en blanco y negro para aumentar la verosimilitud de la trama y favorecer la inclusión de insertos de imágenes reales del París de la ocupación.

6/10
Las criaturas

1966 | Les créatures

Edgar, escritor, se retira a un lugar tranquilo en la isla de Noirmoutier para sumergirse en su nueva novela. Le acompaña su esposa Milène, que no le va a molestar mucho hablando, pues se quedó muda tras un accidente de automóvil. En el hotelito donde se alojan pululan varios personajes, que pasean sus vidas insatisfechas en busca de amor. El embarazo de Milène podría ser una nueva inspiración para Edgar. Agnès Varda pergeña un interesante film sobre la creación literaria, donde se juega con la realidad y la fantasía, en la medida en que el escritor incorpora cosas que ve a su alrededor a su novela. Buen trabajo interpretativo de Michel Piccoli y Catherine Deneuve.

6/10
La guerra ha terminado

1966 | La guerre est finie

Durante el franquismo, Diego Mora, un destacado miembro del Partido Comunista Español vive exiliado en París, desde donde viaja a España a menudo de forma clandestina con pasaportes falsos. Se dedica a organizar actividades de protesta, pero con el paso del tiempo se siente desencantado con la ideología de su partido. Acaba enfrentándose a la dirección y a jóvenes revolucionarios de izquierda. En esta ocasión Alain Resnais (El año pasado en Marienbad) firma un inteligente retrato del desencanto de la desilusión de los veteranos de la izquierda, con guión de Jorge Semprún, y una excelente interpretación de Yves Montand en el momento álgido de su carrera, cuando estaba considerado un icono del cine europeo. El título hace referencia al comunicado histórico con el que Franco concluye su último parte de guerra, el 1 de abril de 1939. El film obtuvo una nominación al Oscar al mejor guión original.

6/10
El engaño

1966 | La curée

Adaptación de una novela de Émile Zola, que disecciona a la egoísta burguesía centrándose en la joven Renée Saccard, que casada con un tipo de mediana edad, se encapricha con su hijastro, lo que dará pie a una serie de enredos donde el amor brilla por su ausencia, sustituido por las pasiones más bajas. La neoyorquina Jane Fonda trabaja en Francia a las órdenes de Roger Vadim, que por entonces era su esposo. Dos años después rodó con él una de sus películas más recordadas, Barbarella.

5/10
Le coup de grâce

1965 | Le coup de grâce

Duarante la II Guerra Mundial, Bruno fue colaborador de la Gestapo y denunció a varios miembros de la resistencia. 25 años después se ha cambiado de cara mediante cirugía e intenta mantenerse cerca de sus antiguas víctimas. Debut en el largometraje de Claude Durand y Jean Cayro, que antes habían sido autores del corto Madame se meurt. Contaron como protagonistas con una pareja excepcional: Danielle Darrieux y Michel Piccoli.

4/10
Los raíles del crimen

1965 | Compartiment tueurs

Seis personas viajan de noche en tren de Marsella a París. Al llegar a su destino una de ellas, una mujer, aparece asesinada. La policía investiga, pero se suceden más crímenes. Debut en el largometraje de Costa-Gavras, el cineasta griego apunta maneras con una historia detectivesca basada en una novela de Sébastien Japrisot, que cuenta con un reparto de actores galos excepcional.

6/10
Agentes dobles

1965 | Masquerade

El gobierno del Reino Unido hará uso de un condecorado veterano de guerra y un experto soldado norteamericano para realizar una misión en medio oriente, con un ligero toque indecoroso en pro del bienestar de la nación. De Basil Dearden (Objetivo: Banco de Inglaterra) llega esta entretenida comedia británica con magníficas interpretaciones de Jack Hawkins, habitual del director, y del ganador del Oscar Cliff Robertson.

5/10
Diario de una camarera (1964)

1964 | Le Journal d'une femme de chambre

Célestine, parisina de clase baja, emigra al campo, donde trabaja como sirvienta, en la casa de una familia adinerada. La joven se convertirá en objeto del deseo del marido, dedicado por completo a la caza, y el abuelo, un individuo marcado por sus obsesiones fetichistas. Buñuel adapta la novela Le journal d'une femme de chambre, de Octave Mirbeau, que ya había conocido en 1946 una adaptación muy distinta, por parte del maestro Jean Renoir. El cineasta se lleva el texto original a su terreno, pues el film resulta una crítica ácida hacia la clase burguesa.

6/10
El desprecio

1963 | Le mépris

Paul (Michel Piccoli) es un joven escritor que acaba de casarse felizmente con la guapa Camille (Brigitte Bardot). Paul, acaba de recibir una buena oferta de trabajo que no puede rechazar, y es escribir el guión de una película que se basará en La Odisea de Homero, y que va a dirigir Fritz Lang. Pero a partir de este momento, Paul y Camille empezarán a distanciarse debido al continuo trabajo de él que se debate entre las exigencias del ambicioso productor Jeremy Prokosch (Jack Palance) y la visión particular que quiere dar como dramaturgo. El amor de la pareja irá languideciendo, y finalmente derivará en pasotismo y desprecio. Destacado título de Jean-Luc Godard y uno de los más importantes de su filmografía. La película, basada en una novela de Alberto Moravia, está llena de símbolos, empezando por la similitud entre los personajes de la propia Odisea (Ulises, Penélope y Poseidón), y los protagonistas del film (Paul, Camille y Prokosch), que se mueven por los mismos impulsos y tienen los mismos miedos y deseos. De alguna forma, La Odisea termina absorbiendo las vidas del matrimonio de una manera fatal. Destaca la interpretación de los actores, con una Bardot muy seductora y un papel muy inusual del director Fritz Lang, y la música de Georges Delerue (Ana de los mil días), así como la fotografía de la ciudad napolitana a cargo de Raoul Coutard. Con este film, el director se aleja a cierta distancia de la 'nouvelle vague', movimiento cinematográfico con el que se le relaciona.

7/10
El día y la hora

1963 | Le jour et l'heure

La acción comienza en primavera, en 1944. Tras visitar la tumba de su padre, Teresa necesita volver urgentemente a París, pero los trenes no pueden salir del pueblo porque algunos aviones americanos y británicos han sido derribados y los soldados nazis están buscando a los pilotos. Acaba viajando con un conocido que lleva a París un camión teóricamente lleno de cabras. El director de ¿Arde París? rodó tres años este otro film, también sobre la ocupación alemana de Francia durante la II Guerra Mundial. Sin estar entre sus mejores títulos, tiene su interés.

5/10
Climas

1962 | Climats

La frivolidad de Odile y los celos de Phiippe dan al traste con su matrimonio. Tras la ruptura, Philippe encuentra consuelo al enamorarse de Isabelle, una de sus empleadas. Adaptación de una novela de André Maurois que supuso el debut en el cine de realizador televisivo Stellio Lorenzi. Aunque le falta garra, cuenta con grandes intérpretes.

5/10
Les petits drames

1961 | Les petits drames

Debut como director de Paul Vecchiali, hasta entonces crítico de Cahiers du Cinema. El film no se estrenó en salas comerciales, porque un incendio destruyó todas las copias. La actriz Danielle Darrieux salía en un pequeño cameo.

5/10
Las vírgenes de Roma

1961 | Le vergini di Roma

La acción tiene lugar cuando Roma aún no domina Italia. Derrotados sus ejércitos por los pueblos vecinos, los romanos deben entregar a sus jóvenes vírgenes como rehenes. Empezó a dirigirla Vittorio Cottafavi, especialista en películas de aventuras como La conquista de la Atlántida. Pero por discrepancias con la productora acabó siendo despedido y reemplazado por Carlo Ludovico Bragaglia, recordado por sus comedias con Totó como El fantasma es un vivo.

3/10
La muerte en este jardín

1956 | La Mort en ce jardin

En un país fundamentalmente minero, Shark, un aventurero europeo, se enfrenta al capitán Ferrero, el tipo que reprime las movilizaciones de los más humildes. Tras varias peripecias, debe huir en una embarcación, acompañado de un grupo de lo más heterogéneo. Drama, lleno de contenido político, que parte de una novela de José André Lacour. Adquiere mayor interés el segundo tramo, cuando los protagonistas tratan de sobrevivir en la jungla. Buñuel muestra una serie de personajes variopintos enfrentados a situaciones extremas.

5/10
Destinos de mujer

1950 | Destinées

Película con tres segmentos con distintos directores y equipo técnico y artístico, el elemento común es que los protagonizan mujeres en un contexto bélico. "Elizabeth" cuenta el punto de vista de una víctima, durante la Segunda Guerra Mundial; en "Juana de Arco" seguimos a una guerrera, la célebre doncella de Orléans; mientras que "Lisístrata", que se inspira en Aristófanes, muestra a una mujer que lucha por terminar con las guerras. Un narrador hila las historias, que curiosamente arrancan en la actualidad, para ir hacia atrás en el tiempo.

5/10

Últimos tráilers y vídeos