IMG-LOGO
Mi vida con Amanda
7 /10 decine21

Mi vida con Amanda

Amanda

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Mi vida con Amanda

La infancia de Amanda, una niña de siete años, transcurre con absoluta normalidad en París. Cuando su madre fallece en un brutal atentado, el único que puede hacerse cargo de la pequeña es su tío David, un veinteañero solitario y soñador que vive el presente y que hasta ahora ha evitado tomar decisiones que le comprometan.

7 /10 decine21

Crítica

Elvis has left the building

Elvis has left the building

A sus venticuatro años David Sorel vive en París con pequeños trabajillos, como gestor de pisos de alquiler o empleado de jardinería del ayuntamiento. Su única familia directa son su hermana Sandrine y su pequeña hija Amanda, de siete años, ya que su madre les abandonó cuando eran niños y ahora vive alejada de ellos en Londres. Un terrible y traumático suceso golpeará con fuerza a la familia, a consecuncia de lo cual David deberá encargarse de la pequeña Amanda

Sensible película francesa dirigida por el parisino Mikhaël Hers y escrita por él mismo en colaboración con Maud Ameline. Arriesga con ella, pues al planteamiento altamente dramático se suma el retrato de la infancia y de cómo puede sobrellevar el dolor una chica de siete años. Mi vida con Amanda es el tercer largometraje del director, siempre interesado en el acontecer de la vida cotidiana, de los actos rutinarios que todos realizamos, aparentemente triviales. Aquí presenciamos la relación entre tío y sobrina y cómo poco a poco, día tras día y con naturalidad, se va abriendo un horizonte paternofilial frente a ellos.

Porque, al contrario de lo que pueda pensarse, Mi vida con Amanda no es una película amarga. Con la sutil belleza de un rodaje sencillo, sin palabras de más, logra Hers construir poco a poco sobre las ruinas que siembra el terrorismo. “No tolero la idea de hacer una película que carezca totalmente de esperanza”, dice el director. Y tío y sobrina se ayudarán mutuamente para reconstruir sus vidas y salir adelante y unas pocas relaciones externas jugarán su papel, pequeño quizá pero esencial –los amigos Axel y Raja, Léna, la tía Maud, la madre–, aunque no faltarán momentos duros y el llanto desesperado, siempre también bajo el manto de la compasión, del abrazo sincero, de la compañía amable. Y además puede producirse más adelante el milagro de un nuevo comienzo, inesperado, quizá prometedor. El futuro dirá.

Merece la pena mencionar aparte las interpretaciones de los dos personajes principales, David y Amanda. El papel de David es quizá el mejor que ha realizado hasta la fecha Vincent Lacoste, que ya dio un paso de gigante en su anterior film, Mentes brillantes. Resulta tremendamente verosímil el modo en que no puede contener la tristeza, el dolor, su desconcierto exterior. Pero igualmente hay que destacar a una inconmensurable Isaure Multrier, una jovencita que ofrece un recital interpretativo de madurez increíble, nada impostado (por supuesto, mérito en gran parte del director). Lo del partido de tenis final te deja literalmente embobado.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Últimos tráilers y vídeos