IMG-LOGO

Biografía

Michael Ferris

Michael Ferris

Michael Ferris

Filmografía
Réquiem por un asesino

2017 | The Hunter's Prayer

La vida de la universitaria Ella Hatto cambia drásticamente cuando toda su familia es asesinada mientras ella está en el extranjero. Su vida corre ahora serio peligro, pero Stephen Lucas –asesino a su vez– ayudará a la joven. Thirller de acción servido con suficiente oficio por el notable Jonathan Mostow (Breakdown). Sin ser nada del otro mundo, la historia escritaa partir de la novela de Kevin Wignall por John Brancato y Michael Ferris, un tándem que ha dado lugar a películas como The Game o Los sustitutos, atrapa convincentemente. Y ayuda el buen hacer de un actor que siempre hace creíbles sus personajes, Sam Worthington (Avatar).

5/10
Dead Rising: Endgame

2016 | Dead Rising: Endgame

En medio de un mundo inmerso en el caos, con el terror zombie que campea por doquier, el gobierno planea llevar a cabo un arriesgado plan que se llevará por delante la vida de millones de personas inocentes. El intrépido reportero Chase Carter intentará impedirlo. Secuela de Dead Rising: Watchtowe, también protagonizada por Jesse Metcalf. La acción a todo trapo y la puesta en escena videojueguetera son pasables y además se suman a la fiesta algunos célebres rostros conocidos. En el lado femenido destaca la presencia de Marie Avgeropoulos. Disfrutarán sobre todo los fans.

4/10
Terminator Salvation

2009 | Terminator Salvation

Digna, pero no memorable. Así es la cuarta entrega de la saga comenzada por James Cameron, sobre un futuro poco halagüeño dominado por las máquinas. En esta ocasión es el gran Christian Bale quien interpreta al humano John Connor, jefe de la resistencia contra los terminators en un planeta desolado y apocalíptico. Hay en el año 2018 un grupo de líderes de esa resistencia, que dirige los combates contra Skynet desde la base secreta que tienen bajos las aguas en un submarino; pero Connor es el líder natural, considerado entre la gente de a pie como una especie de profeta o mesías. Ahora su esposa espera un niño, pero él sigue intrigado con las grabaciones que le dejó su madre Sarah, sobre todo con las que se refieren a su padre viajero en el tiempo, Kyle Reese, a quien debe localizar y salvar antes de destruir la base principal de las máquinas enemigas. Porque sólo así logrará que éste conozca a su madre en el pasado. Encontrará un inesperado aliado en Marcus, un condenado a muerte en 2002, que se ha convertido en alguien muy diferente de quien fue en el pasado. Lo mejor que se puede decir de este film es que se inserta bien en la saga. Miedo nos daba que McG fuera el director, pero el caso es que este hombre videoclipero rueda bien, al servicio de la historia, y si acaso cabe reprocharle cierta frialdad en la narración, aunque ésta ya se encuentra presente en el guión de John D. Brancato y Michael Ferris. Sigue la idea de contraponer maquina y hombre, entre los que se puede producir un cierto intercambio de roles: a quien se veía como robot demuestra humanidad, mientras quien está dotado de espiritu toma decisiones maquinalmente. Esto se nota en el conflicto que surge alrededor del misterioso Marcus, que provoca dudas en Connor y en la guerrera de la resistencia Blair. Se nos antoja demasiado serio Christian Bale como líder, como si su responsabilidad para salvar al mundo diera un excesivo hieratismo a su interpretación; más interesante es la perplejidad de Marcus, aunque le falta hondura a la actuación de Sam Worthington. De alguna forma se nota que McG no es un director de actores, no logra que los distintos personajes despeguen de sus moldes arquetípicos. No obstante, la historia tiene garra, se sigue con interés, y sabe insertar guiños para los conocedores de la saga. Y hay suficientes escenas de acción para que los ojos del espectador no se despeguen de la pantalla en ningun momento. Hay un buen trabajo en la construcción de un escenario post-holocausto nuclear, y buenos pasajes con los distintos terminators en acción, incluido uno que deviene en agradable sorpresa. Entre los "gadgets" nuevos destacan los mototerminators, y un robot gigante que se diría primo hermano de los Transformers.

6/10
Los sustitutos

2009 | Surrogates

Jonathan Mostow, responsable de Terminator 3. La rebelión de las máquinas, regresa al terreno de la ciencia ficción y los cyborgs de apariencia humana. En esta ocasión adapta un cómic de Robert Venditti y Brett Weldele, que parte de una inquietante idea central. Si hoy en día los móviles y los ordenadores se han hecho indispensables en la sociedad, en el futuro donde se desarrolla la trama existen los denominados ‘sustitutos’. Se trata de réplicas robóticas de las personas, que sustituyen a su dueño en la vida diaria, mientras éste los maneja por control remoto. El usuario ya no tiene que ir a trabajar, por ejemplo, sino que envía a su ‘sustituto’, que además es una versión mejorada de sí mismo, más fuerte y guapo, y que nunca envejece. El agente del FBI Greer usa a su réplica para investigar la destrucción de un sustituto, manejado por un chico que también ha resultado muerto. Resulta que el robot fue alcanzado por una sofisticada arma que también mata al humano que esté detrás. La víctima resulta ser hijo de Canter, el inventor de los sustitutos. Mientras realiza las pesquisas con ayuda de su compañera –la agente Peters– el agente Greer intenta rehacer su vida familiar, pues su hijo murió en trágicas circunstancias, mientras que su mujer sólo se relaciona con él a través de su duplicado. Mientras tanto, ha surgido un líder –el Profeta– que aboga por la vuelta a una vida más humana, renunciando a los sustitutos. Por un lado, Mostow aprovecha que cuenta con ingredientes que hacen atractiva su cinta al gran público, sobre todo una trama detectivesca bien trazada, que da pie a secuencias de acción correctas y dinámicas, que permiten lucirse al departamento de efectos especiales. Bruce Willis suple con su carisma habitual el hecho de que su repertorio de gestos sigue siendo el de siempre, y de que no acaba de resultar creíble en su interpretación de la versión de su personaje sonriente y estilizada. Le acompañan secundarios de alto nivel, como Radha Mitchell (la agente Peters), James Cromwell (Canter) y Ving Rhames (el Profeta). Además, Los sustitutos parte de un guión que plantea cuestiones de interés. Como otras grandes obras de ciencia ficción, recurre a una historia futurista, para analizar problemas del presente. En este caso, estamos ante una crítica hacia una sociedad sedentaria, que advierte de lo que puede pasar cuando el hombre abusa de los adelantos tecnológicos y renuncia a trabajar, e incluso a vivir, para no agotarse, no sufrir daño ni desgaste físico, etc. Avisa también de la posibilidad de que el hombre acabe relacionándose con sus semejantes mediante la tecnología, un supuesto no tan lejano, a juzgar por el auge de internet, y la aparición de cada vez más adictos que se relacionan mejor a través de la web que en persona... Arremete también contra un mundo obsesionado con la estética, donde prima la juventud y la apariencia física, se ocultan cada vez más los defectos físicos y el envejecimiento, y todo el mundo querría tener un sustituto, que se conserve siempre impecable y dé una buena imagen de nosotros mismos a los demás. En España, el film se estrenó acompañado del cortometraje Cíclope.

6/10
Cocodrilo: Un asesino en serie

2007 | Primeval

Gustave es un cocodrilo gigante que ha matado a más de 300 personas. La película se basa en la existencia real de esta criatura, que ha protagonizado numerosos reportajes, y que, dado su currículum, está casi más cerca de la leyenda. El animalito llama la atención de un grupo de norteamericanos –productor, cámara y periodista– que acuden a África para rodar un documental sobre el intento de captura de Gustave. Ni que decir tiene que una vez allí nada parece tan “sencillo” como sobre el papel en Estados Unidos, especialmente cuando lo ven actuar y comprueban su capacidad mortífera. La película sigue con los patrones clásicos del género de animales y monstruos que se dedican a atacar despiadadamente a los seres humanos. Ocurren todas esas cosas que hacen preguntarse al espectador: ¿por qué no salen del agua si saben que ese bicho está cerca? Y en este sentido hay una lucha espectacular del animalito con una jaula a modo de trampa con la que pretendían cazarlo. Pero Cocodrilo: un asesino en serie no es otro Tiburón. La historia se desarrolla en el norte de Burundi, cerca de la frontera con Rwanda, donde los señores de la guerra campan a sus anchas. Y otro Gustave es uno de esos señores que siembra de crímenes los lugares por donde pasa. He aquí la originalidad y error de la película. Cuando el espectador empieza a enfocar la historia desde el punto de vista ligero, de saltar en la butaca y morderse un poco las uñas, la cosa cambia radicalmente y el Gustave animalito cede paso al humano, si es que se le puede llamar así. La cinta entonces toma una línea tipo Hotel Rwanda o Disparando a perros en cuanto a su denuncia los abusos que se comenten en África sin que los países del primer mundo hagan algo por impedirlo. Estas dos atmósferas, ligera y comprometida, hacen que el espectador tenga que cambiar el chip en varias ocasiones y que llegue a perder el hilo, porque mientras el humor está presente en la parte del monstruo acuático, la seriedad es total –no es para menos– en la del señor de la guerra. La cinta no acaba de funcionar, ya que en cierta manera es como ver dos películas en una, sin que ninguna de las dos acabe de cuajar por falta de desarrollo.

3/10
Catwoman

2004 | Catwoman

Patiente Philips, tímida diseñadora de Hedare Beauty, una empresa de cosméticos, descubre que la última línea de maquillaje antienvejecimiento de su empresa es letal para los humanos. Pero antes de decir nada, su jefe intenta asesinarla. Gracias a un enigmático gato, Patiente vuelve de entre los muertos dotada de extraños poderes gatunos, que usará para vengar su propio asesinato. El detective Tom Lone investiga las peripecias de Catwoman, pero acaba enamorada de ella. Adaptación libre del personaje creado en los 40 por Bob Kane, como secundaria malvada de los cómics de Batman. En realidad, del original no queda ni el nombre: lo único similar es que el personaje viste con uniforme de gata. Se nota que Pitoff, director de Vidocq, proviene de los efectos especiales, pues los utiliza incluso para detalles como el látigo de la heroína, las nubes o los gatos. Además, los personajes y el argumento son algo esquemáticos. Y el traje, más insinuante que funcional, quizá habría horrorizado a Edna, la diseñadora de trajes de superhéroes de Los increíbles, pues parece poco cómodo para andar por ahí persiguiendo criminales. El punto fuerte es un montaje trepidante, las sugerentes imágenes creadas por Pitoff, Halle Berry –el bellezón de moda–, y una Sharon Stone por la que parece que no pase el tiempo. Como bien saben los fans, no es la primera película de la superheroína, quien ya fue encarnada por Michelle Pfeiffer en Batman vuelve.

4/10
Terminator 3. La rebelión de las máquinas

2003 | Terminator 3: Rise Of The Machines

Si nos atenemos a los hechos de Terminator 2: El juicio final, el mundo está por fin a salvo, y aún queda mucho tiempo para que llegue “el día del juicio”. En efecto, un John Connor adolescente, en compañía de mamá y de un Terminator enviado desde el futuro para protegerle, lograba evitar el holocausto nuclear y la rebelión de los robots. Pero como no hay dos sin tres, en el film que nos ocupa vamos a ser testigos de que los peligros que acechan a la humanidad están lejos de haber desaparecido. El punto de partida de la tercera entrega de la saga, urdida por los guionistas John D. Brancato y Michael Ferris, es ciertamente sugestivo. Pues nos muestra a un John Connor veinteañero, que al haberse quedado sin el destino que tenía asignado –liderar la resistencia humana contra los robots–, se ha convertido en un auténtico deshecho humano. Enganchado a las drogas, sin rumbo fijo, no sabe muy bien qué hacer con su vida. Además vive sin identidad, por si las moscas, para no tener visitas sorpresas del futuro. Pero se ve que cuando alguien tiene una misión, esa misión es para siempre. Pues John Connor va a recibir desde el futuro la visita de un Terminator (con el careto de Schwarzenegger, claro está) destinado a protegerle una vez más, esta vez de una chica Terminator la mar de demoledora, como tendrá ocasión de comprobar. Aunque en realidad, la víctima potencial de la “Terminatrix” es en esta ocasión… ¡la futura esposa de John! Esta nueva amenaza hará que Connor se rehaga, y se dedique a lo suyo, que no es otra cosa que salvar al mundo. El nuevo director de la saga, Jonathan Mostow, tenía claro una cosa: “Lo que me encanta de las primeras dos películas de Terminator es que están llenas de patetismo y emoción, aderezadas con acción artística y efectos especiales, y, lo más importante de todo, es que son grandes historias”. Había que cuidar el guión, darle solidez. Asegura Mostow que “hay algo único en el personaje del Terminator, que permite tomarse la licencia de romper las escenas de suspense con algo de comedia, y luego volver al suspense. sin cortar el ritmo de la historia. Arnold tiene una fantástica habilidad para reírse de sí mismo, de una forma que el público aprecia de verdad”. En la era de internet y los ordenadores, el film muestra además que unos robots rebeldes y belicosos no son la única amenaza que pende sobre el hombre. Dando un paso más allá, advierte acerca de esa confianza algo ciega que tenemos en sofisticados programas de ordenador, que dirigen nuestras vidas sin que apenas nos demos cuenta; y que un fallo en un momento dado, puede traer consigo imprevisibles consecuencias. La película nos desvela por supuesto qué ha sido de Sarah Connor: Linda Hamilton no interviene en el film (parece que subió a la parra a la hora de fijar sus emolumentos), como tampoco lo hace Edward Furlong (le sustituye Nick Stahl, visto en En la habitación). Para la chica de Connor, se escogió a Claire Danes, a quien pudimos ver en Legítima defensa.

6/10
The Game

1997 | The Game

Nicholas Van Orton, un ejecutivo, solitario y egoísta, que cree haberlo visto todo y está un poco cansado de la vida, recibe un curioso regalo de cumpleaños de parte de su hermano: un juego con experiencias excitantes. Poco a poco, la vida de Nicholas empieza a convertirse en una angustiosa carrera por salvar el pellejo. Tras el bombazo de la impactante Seven, el director David Fincher dirigió esta original y vibrante película, suavemente pesadillesca, con Sean Penn y Michael Douglas como hermanos.

6/10
Aeon Flux (1995)

1995 | Aeon Flux | Serie TV

En el futuro, un virus ha terminado con la humanidad, excepto con los habitantes de BRegna. Ahó operará Aeon Flux, una agente secreta. Serei de animación coproducida entre EE.UU y Hong Kong, repleta de acción y tiroteos. Incluye 10 episodios.

4/10
La red

1995 | The Net

Angela Bennet (Sandra Bullock) es una mujer decidida que trabaja como especialista en informática. Es brillante en su profesión, y se dedica a recorrer el complejo mundo digital en busca de virus o cualquier tipo de anomalías en los sistemas informáticos. Aunque tiene unos conocimientos muy avanzados, su tarea se ha convertido en una rutina para ella. De pronto, su vida da un giro cuando descubre un programa al que cualquiera puede acceder en internet. Mediante este programa, el usuario puede entrar en bases de datos secretas, burlando cualquier sistema de protección. Lo que no intuye es que su vida corre un grave peligro, porque detrás de su descubrimiento se esconde una compleja trama de corrupción. Sin darse cuenta, está involucrada en una conspiración de la que no puede escapar. Interesante película que trata en clave de intriga un conflicto informático. La famosa Juegos de guerra, basada en un suceso real, abrió la brecha de este tipo de películas. La novedad de La red es que la acción se desarrolla explícitamente en internet, aprovechando la explosión de las autopistas de la información desde mediados de los años 90. Mantiene el suspense en todo momento, gracias en parte a una eficaz interpretación de Sandra Bullock. La música es del experto creador de atmósferas tensas Mark Isham.

4/10
Interceptor

1992 | Interceptor

Las Fuerzas Aéreas norteamericanas prueban su último arma, el Stealth Fighter, el avión más poderoso del mundo, dotado de la última tecnología. Un grupo de piratas del aire secuestran el avión a 30.000 pies de altura a bordo de otro gigantesco avion. El capitán Chris Winfield y la piloto Janet Morgan, a bordo del aeroplano capturado, intentan escapar, pero los malhechores no van a ponérselo nada fácil. Andrew Divoff y Jurgen Prochnow protagonizan este relato que apasionará a los aficionados a la aviación y a las últimas tecnologías. Su factura técnica es impecable.

4/10
Terminator Salvation

2009 | Terminator Salvation

Digna, pero no memorable. Así es la cuarta entrega de la saga comenzada por James Cameron, sobre un futuro poco halagüeño dominado por las máquinas. En esta ocasión es el gran Christian Bale quien interpreta al humano John Connor, jefe de la resistencia contra los terminators en un planeta desolado y apocalíptico. Hay en el año 2018 un grupo de líderes de esa resistencia, que dirige los combates contra Skynet desde la base secreta que tienen bajos las aguas en un submarino; pero Connor es el líder natural, considerado entre la gente de a pie como una especie de profeta o mesías. Ahora su esposa espera un niño, pero él sigue intrigado con las grabaciones que le dejó su madre Sarah, sobre todo con las que se refieren a su padre viajero en el tiempo, Kyle Reese, a quien debe localizar y salvar antes de destruir la base principal de las máquinas enemigas. Porque sólo así logrará que éste conozca a su madre en el pasado. Encontrará un inesperado aliado en Marcus, un condenado a muerte en 2002, que se ha convertido en alguien muy diferente de quien fue en el pasado. Lo mejor que se puede decir de este film es que se inserta bien en la saga. Miedo nos daba que McG fuera el director, pero el caso es que este hombre videoclipero rueda bien, al servicio de la historia, y si acaso cabe reprocharle cierta frialdad en la narración, aunque ésta ya se encuentra presente en el guión de John D. Brancato y Michael Ferris. Sigue la idea de contraponer maquina y hombre, entre los que se puede producir un cierto intercambio de roles: a quien se veía como robot demuestra humanidad, mientras quien está dotado de espiritu toma decisiones maquinalmente. Esto se nota en el conflicto que surge alrededor del misterioso Marcus, que provoca dudas en Connor y en la guerrera de la resistencia Blair. Se nos antoja demasiado serio Christian Bale como líder, como si su responsabilidad para salvar al mundo diera un excesivo hieratismo a su interpretación; más interesante es la perplejidad de Marcus, aunque le falta hondura a la actuación de Sam Worthington. De alguna forma se nota que McG no es un director de actores, no logra que los distintos personajes despeguen de sus moldes arquetípicos. No obstante, la historia tiene garra, se sigue con interés, y sabe insertar guiños para los conocedores de la saga. Y hay suficientes escenas de acción para que los ojos del espectador no se despeguen de la pantalla en ningun momento. Hay un buen trabajo en la construcción de un escenario post-holocausto nuclear, y buenos pasajes con los distintos terminators en acción, incluido uno que deviene en agradable sorpresa. Entre los "gadgets" nuevos destacan los mototerminators, y un robot gigante que se diría primo hermano de los Transformers.

6/10
La red 2.0

2006 | The Net 2.0

Hope Cassidy, joven y prometedora analista informática, viaja a Estambul, donde ha sido contratada por una importante empresa. Una vez allí, se encuentra con que su tarjeta de crédito ha sido anulada, y su cuenta bancaria está vacía. Hope se convierte en el centro de una siniestra conspiración. Secuela tardía de La Red, un thriller que protagonizó en 1995 Sandra Bullock, sustituida en esta ocasión por la desconocida Nikki Deloach. El argumento sigue un esquema muy parecido al original. Dirige el hijo de Irwin Winkler, el reputado productor de Toro salvaje.

2/10
Catwoman

2004 | Catwoman

Patiente Philips, tímida diseñadora de Hedare Beauty, una empresa de cosméticos, descubre que la última línea de maquillaje antienvejecimiento de su empresa es letal para los humanos. Pero antes de decir nada, su jefe intenta asesinarla. Gracias a un enigmático gato, Patiente vuelve de entre los muertos dotada de extraños poderes gatunos, que usará para vengar su propio asesinato. El detective Tom Lone investiga las peripecias de Catwoman, pero acaba enamorada de ella. Adaptación libre del personaje creado en los 40 por Bob Kane, como secundaria malvada de los cómics de Batman. En realidad, del original no queda ni el nombre: lo único similar es que el personaje viste con uniforme de gata. Se nota que Pitoff, director de Vidocq, proviene de los efectos especiales, pues los utiliza incluso para detalles como el látigo de la heroína, las nubes o los gatos. Además, los personajes y el argumento son algo esquemáticos. Y el traje, más insinuante que funcional, quizá habría horrorizado a Edna, la diseñadora de trajes de superhéroes de Los increíbles, pues parece poco cómodo para andar por ahí persiguiendo criminales. El punto fuerte es un montaje trepidante, las sugerentes imágenes creadas por Pitoff, Halle Berry –el bellezón de moda–, y una Sharon Stone por la que parece que no pase el tiempo. Como bien saben los fans, no es la primera película de la superheroína, quien ya fue encarnada por Michelle Pfeiffer en Batman vuelve.

4/10

Últimos tráilers y vídeos