IMG-LOGO
En un mundo libre...
6 /10 decine21

En un mundo libre...

It's a Free World...

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
6 /10 decine21

Crítica

Contratando inmigrantes

Contratando inmigrantes

Ken Loach no engaña. El suyo es un cine social, de indisimulada carga ideológica, que se pone al mundo por montera para denunciar la injusticia allí donde cree que la hay. Le pierde a veces la visceralidad y la falta de matices, producidas en parte por la indudable pasión con la que trata sus amados temas, en compañía de su fiel guionista Paul Laverty.

En esta ocasión, Loach aborda las odiseas que toca vivir a inmigrantes de países del Este, a la hora de salir adelante y trabajar en Gran Bretaña. Y está más comedido que en otras ocasiones. El film sigue a Angie, que trabaja en una empresa especialista en captar trabajadores cualificados provinientes de Polonia. Tras soportar una actitud vejatoria de uno de sus superiores, acoso sexual puro y duro, abandona la empresa, y decide montar con su amiga del alma Rose un negocio similar, aunque indudablemente a menor escala. Ellas tienen contactos, conocen las necesidades de fábricas y demás, creen poder hacerlo sin problemas... Pero la realidad es más compleja de lo que ellas imaginan, y descubrirán el poder de las mafias, lo que es no tener dinero para poder pagar a los inmigrantes contratados, por ser objeto de un engaño. Aunque la actitud de ellas mismas dista de ser perfecta, pues contaban con un fondo de dinero, que no destinan a pagar inmediatamente a las personas que les habían dado su confianza.

Loach y Laverty denuncian la injusticia social descrita, y aunque cargan las tintas en la desesperanza y en la visión negativa, conciben la historia como una trama de aprendizaje, en que Angie escarmentará tras diversas peripecias. Quizá su intención no era expresamente esa, pero la pareja de creadores también pinta un cuadro familiar y de costumbres sexuales de Angie bastante descorazonador, que da qué pensar. La mujer está divorciada de un marido que era un vago inútil, pero le vemos tontear con un joven polaco, sin que la palabra compromiso parezca asomar por ningún sitio, en el fondo es un simple desahogo sexual y afectivo. Por otro lado está su hijo, con problemas en la escuela, y al que están criando los abuelos, en una dejación de responsabilidad bastante llamativa, que tendrá su momento culminante y de suspense en el momento de la desaparición.

El director inglés rueda con soltura, e introduce esos momentos "didácticos" a los que nos tiene acostumbrados. Su estilo naturalista funciona, y los actores entregan interpretaciones muy creíbles. Pero todo suena un poquito a "déjà vu", más de lo mismo. Aunque con un tema más novedoso, que quizá fue lo que tuvo en cuenta el jurado del Festival de Venecia, que le concedió el premio al mejor guión.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.