Decine21
Mi obra maestra
5 /10 decine21

Mi obra maestra

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Mi obra maestra

La relación entre dos personajes dispares unidos por una vieja amistad: Renzo (Luis Brandoni), pintor hosco, un poco salvaje y en franca decadencia; y Arturo (Guillemo Francella), un galerista de arte que intenta reflotar la carrera del artista.

5 /10 decine21

Crítica

El arte y el comercio

El arte y el comercio

El galerista Arturo Silva y su íntimo amigo el pintor Renzo Nervi han formado desde hace años una sociedad de éxito. Sin embargo, la paciencia del galerista está llegando a su fin: la obra de Nervi se ha devaluado desde hace el tiempo pero el artista se niega a renovarse, a escuchar, a seguir el gusto de los clientes, por lo que la ruina está a la vuelta de la esquina, lo cual puede arrastrar también a Arturo. Sin embargo, un suceso inesperado llama a la puerta.

Comedia argentina con participación española vía Mediapro, que indaga en el mundillo del arte, en sus fraudulentos usos, en sus chanchullos y tejemanejes, en los caprichos y egoísmos de los artistas, a través de las aventuras de dos compadres caraduras que encuentran el medio de sacar tajada en época de crisis. Aunque tiene minutos brillantes y se saca lustre a muchas situaciones humorísticas, estamos ante una película irregular: por un lado tienen gracia –y mucha, en ocasiones– los gags continuos que genera el carácter arisco e intratable del pintor, capaz de sacar de sus casillas a su amigo galerista, pero es claro que el discurso narrativo atraviesa severas depresiones y la trama deriva en inconsistente, suturada con brochazos cuando no hay más remedio. Y el desenlace, ligerito, no convence.

El guión de los hermanos Gastón y Andrés Duprat funciona por tanto en su planteamiento, pero el resultado final queda por debajo de otros de sus trabajos como El ciudadano ilustre o El hombre de al lado. Mima asimismo a los personajes protagonistas, unos Guillermo Francella y Luis Brandoni muy convincentes, que saben sacar chispa a los diálogos ocurrentes y llenos de humor, a veces negro, pero descuida sin duda a los secundarios, especialmente el personaje interpretado por el español Raúl Arévalo, cuya presencia en el film no tiene mucho sentido y huele a simple concesión de la producción. Por lo demás, Mi obra maestra se ríe de ciertos tópicos progres y pseudoartísticos que denuncian la falsedad del mercado y la tiranía de las modas, para concluir lo que ya sabíamos todos: al final sólo importa el dinero.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales