Decine21
Sin novedad en el frente
7 /10 decine21
Sin novedad en el frente

Im Westen nichts Neues

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
3 2 1 0 0 2

Reparto

Sinopsis oficial

La apasionante historia de un joven soldado alemán en el frente occidental durante la Primera Guerra Mundial. Paul y sus compañeros experimentan en sus carnes cómo la euforia inicial de la guerra se convierte en desesperación y miedo mientras luchan por sus vidas —y las de los otros— en las trincheras.

7 /10 decine21

Crítica Sin novedad en el frente (2022)

La guerra de trincheras

La guerra de trincheras

Adaptación del clásico de la literatura bélica de Erich Maria Remarque, una obra que ya ha sido felizmente llevada al cine en otras dos ocasiones, ambas notables, la pionera de 1930 de Lewis Milestone y el telefilm de 1979 dirigido por Delbert Mann. En este caso se pone detrás de las cámaras el alemán Edward Berger (Patrick Melrose), quien consigue un producto poderoso e impactante, un alegato contra la barbarie a la altura moral de las mejores creaciones antibélicas de la historia.

Sin novedad en el frente nos traslada a la Primera Guerra Mundial. Han pasado dos años y el gobierno alemán recluta desesperadamente a nuevos soldados. Entre éstos se incorporan algunos jovenzuelos, casi colegiales. Como Paul Bäumer y tres de sus íntimos amigos. Están felices, ilusionados por combatir por su país y deseosos de acciones heroicas. Pero cuando llegan a las trincheras del frente occidental sufrirán el horror de la guerra, algo verdaderamente espantoso. Las bajas entre los amigos irán aumentando.

Estamos ante una coproducción entre Alemania, Estados Unidos y Reino Unido, estrenada en Netflix, donde no se han escatimado esfuerzos para completar un fresco de dos horas y media que nos introduce en el fango, el hambre, el frío, el miedo y la desesperación de la mortal lucha que tuvo lugar en tierras europeas entre franceses y alemanes. La narración atraviesa varias fases: el rotundo y sangriento comienzo hace las veces de prólogo y seguidamente una elipsis de dos años nos coloca a una semana del armisticio. Las muertes se han ido multiplicando por decenas de miles en el frente, pero entre los enfrentamientos hay momentos de camaradería, de amistades, de estrechar lazos. La guerra se acaba y se hacen planes. Mientras, las autoridades alemanas, encabezadas por el político Matthias Erzberger, intentan con urgencia poner punto y final a la matanza con la firma de paz.

La película es un monumento al sinsentido de la guerra y, como es sabido, no se anda con medias tintas en este aspecto. El horror y el absurdo en toda su su maldad están presentes en algunas escenas terroríficas, como la del encuentro en el cráter, el robo de los huevos y ese desenlace que hace preguntarse por qué las guerras siguen existiendo. Gran parte de la culpa, dice Sin novedad en el frente, la tienen los egos imperdonables de los poderosos, de los mandos del ejército, monstruos que deciden frívolamente sobre el destino de la humanidad y que únicamente juegan con los seres humanos para satisfacer su ambiciosa e insensata vanidad.

Berger ofrece además planos espectaculares del campo de batalla, cámara en movimiento con la que seguimos al protagonista mientras explotan las bombas a su alrededor y los cuerpos de sus camaradas saltan a su lado por los aires. De todas maneras hay que aplaudir el modo en que se muestra la violencia y la muerte de modo contundente y terrible (¡esa escena de los lanzallamas!), pero sin regodeo, evitando las más de las veces imágenes que hieran demasiado la sensibilidad. Aunque las haya. La densa atmósfera está acrecentada por la grave banda sonora de Volker Bertelmann. Pero también la fotografía de James Friend, con sus tonos sombríos, logra hacer realidad el contraste entre la calma y el sosiego de los campos y bosques y la siega de seres humanos que tiene lugar en ellos. Por lo demás, no se trata este film en valorar tanto las interpretaciones como el tapiz en su conjunto, pero es justo resaltar el magnífico trabajo de Felix Kammerer como protagonista.

Últimos comentarios de los lectores

Carlos Flaqué Monllonch - Hace 4 semanas

Una película excepcional. Cine bélico de la mejor factura. Una crítica completa a la guerra. La película termina con una fuerte sentencia: al inicio de las hostilidades de la Primera Guerra Mundial, en 1914, comenzó la guerra de trincheras en el frente occidental, para cuando llegó el final del conflicto, en 1918, el frente se había movido apenas unos cientos de metros: 17 millones de personas perdieron la vida por unos cuantos metros de tierra. Esa frase sobre la pantalla en negro es vital para entender el mensaje de la cinta, la crítica hacia el sinsentido que es la guerra, y al mismo tiempo tiene una vigencia aterradora si contemplamos con detenimiento nuestra realidad.

Miguel Gil - Hace 1 mes

Duro y realista drama bélico germanoestadounidensebritánico (basado en la famosa novela del alemán Erich Maria Remarque). Muy bien escrito, dirigido e interpretado. Muy recomendable.

Victor Alvarez - Hace 1 mes

Error (horror) histórico, hablar de Stalingrado para esas fechas.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales