IMG-LOGO

Biografía

Delbert Mann

Delbert Mann

87 años ()

Delbert Mann

Nació el 30 de Enero de 1920 en Lawrence, Kansas, EE.UU.
Falleció el 11 de Noviembre de 2007 en Los Angeles, California, EE.UU.

Premios: 2 Festival de Cannes

El director de 'Marty'

13 Noviembre 2007

El brillante cineasta Delbert Mann falleció la noche del 11 de noviembre, a los 87 años, en un hospital de Los Ángeles, a consecuencia de una neumonía.  Triunfó en el teatro y la televisión, y sobre todo en el cine. Aunque tiene una filmografía impecable, compuesta por títulos de lo más variopinto, siempre será recordado como el director de Marty. Desaparece uno de los más ilustres representantes de la llamada Generación de la Televisión.

Nacido en Lawrence, un pueblecito de Kansas, el 30 de enero de 1920, Delbert Martin Mann, Jr. era hijo de un humilde profesor. El joven Delbert se licenció en ciencias políticas por la Universidad de Vanderbilt, donde conoció a Ann Caroline Gillespie, la mujer de su vida, que tras contraer matrimonio con él le acompañaría hasta su muerte en 2001. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, Mann se alistó en el ejército del aire. Llegó a ser piloto de bombardero y llevó a cabo 35 misiones de combate en Europa.  Finalizada la contienda, y tras ejercer diversas ocupaciones, acabó convirtiéndose en director de escena en un teatro de Columbia.

En poco tiempo, pasó del teatro a la televisión, cuando un antiguo compañero de la universidad, el guionista y director Fred Coe, le recomendó para dirigir capítulos del programa Philco Television Playhouse.  El episodio más destacado fue “Marty”, uno de los grandes éxitos de la pequeña pantalla en Estados Unidos, por el brillante guión de Paddy Chayevsky y la memorable interpretación de Rod Steiger. Mann fue galardonado con el Emmy al mejor director por un episodio de “Producers’ Showcase”, protagonizado por Paul Newman y Frank Sinatra. En aquella época, conocida como la Edad de Oro de la Televisión, se forjaron trabajando en diversas series una serie de cineastas, como John Frankenheimer, Martin Ritt, Robert Mulligan o Sidney Lumet, que junto con el propio Mann fueron conocidos como la Generación de la Televisión. Su trabajo supone una ruptura temática y estilística total con respecto a los cineastas consagrados que hasta entonces operaban en Hollywood, como George Cukor, Fritz Lang o John Ford.

En aquel momento, el actor Burt Lancaster, que era una de las grandes estrellas del cine, acababa de asociarse con el guionista Ben Hecht (Primera plana) para fundar una compañía independiente, Hecht-Lancaster, que había obtenido diversos éxitos. Lancaster y Hecht fueron los que tuvieron la brillante idea de llevar a la pantalla Marty, una apuesta que iba contracorriente, pues no se veían por las pantallas muchas historias tan sencillas y humanas, en la línea de este drama, sobre las peripecias de un carnicero normal y corriente, que descubría el amor. Le propusieron a Mann que fuera el director, aunque no les gustaba que Rob Steiger repitiera como protagonista, porque era muy poco conocido. Lancaster sugirió a Ernst Borgnine, que había rodado con él De aquí a la eternidad, y que entregó en esta película el mejor trabajo sin duda de su extensa carrera.

El film fue un gran éxito de público, pues recaudó diez veces más que su escaso presupuesto. Se convirtió en el primer largometraje estadounidense que obtuvo la Palma de Oro en Cannes, y fue también galardonado con cuatro Oscar (película, director, actor y guión adaptado). El propio Mann, con su estatuilla, fue el primer debutante premiado como mejor director, y el único que lo ha conseguido hasta la fecha junto con Sam Mendes (American Beauty). “Como ya la había rodado para la televisión, sabía que funcionaba y que era una historia bastante buena. Pero nunca pude anticipar el gran éxito que iba a tener en la pantalla grande”, comentó Mann en una ocasión en referencia a Marty.

Durante los años posteriores, Mann alternó la televisión con el cine, especializándose en dramas cotidianos en la línea de Marty. El autor del guión de su opera prima, el citado Chayefsky, escribió para él La noche de los maridos, que prácticamente parecía una obra de teatro, y En mitad de la noche, protagonizada por Kim Novak. Mann adaptó también a célebres dramaturgos, como Eugene O’Neill, autor de Deseo bajo los olmos, que fue protagonizada por Sophia Loren y Anthony Perkins. También llevo al cine Mesas separadas, de Terence Rattigan, que obtuvo dos Oscar. De William Inge filmó En la escalera oscura.

Además de dirigir dramas, Mann se prodigó también en otros géneros. Es el responsable de Pijama para dos, una de las célebres comedias de Rock Hudson y Doris Day; ésta repetiría con Mann en Suave como visón, un film del mismo género. Tiene también cintas bélicas, como El sexto héroe y Nido de águilas, mientras que Fiebre de codicia es un film de aventuras.

A finales de los 60, Mann se volcó de nuevo en la pequeña pantalla, con adapaciones televisivas de novelas famosas, como Heidi (1968), David Copperfield (1969), Jane Eyre (1970) y Sin novedad en el frente (1979). Regresaría  ocasionalmente al cine, con títulos como David y Catriona y Fuga de noche. Es también el autor de Los últimos días de Patton, producción televisiva  concebida como una secuela del film de Franklin J. Schaffner sobre el célebre general. Reclutó al mismo protagonista, George C. Scott, que había ganado el Oscar por interpretar al protagonista. Mann sufrió un duro golpe cuando falleció su hija Susan, en 1978. El cineasta fue distinguido con una estrella en el Paseo de la Fama.

Ganador de 2 premios

Filmografía
Tierra de héroes

1988 | April Morning

Película estrenada en televisión que trata sobre la batalla de Lexington (1775), que fue el detonante de la Guerra de Independencia de las colonias americanas contra Inglaterra. Adaptación de la novela de Howard Fast, el film cuenta con Tommy Lee Jones (No es país para viejos) como protagonista. Excelente banda sonora por parte de Frank Tidy.

5/10
Los últimos días de Patton

1986 | The Last Days of Patton

Secuela del film Patton, de Franklin J. Schaffner. George C. Scott retoma el papel del carismático general que inmortalizó en Patton –por la que le dieron el Oscar al mejor actor–, en esta secuela, que narra sus últimos días de vida. La acción comienza cuando han pasado sólo unas semanas desde el fin de la II Guerra Mundial. Patton sufre un trágico accidente de coche, y en un hospital de la Armada, rememora acontecimientos de su vida.

4/10
Brontë

1983 | Brontë

Biopic sobre la escritora Charlotte Brontë –interpretada por Julie Harris–, que pasó totalmente desapercibida. Curiosamente, su director, Delbert Mann, había adaptado en 1970 su célebre novela Jane Eyre (1970). La historia comienza cuando, en 1849, Charlotte asiste al funeral por su hermana Anne tras haber enterrado un año antes a su otra hermana Emily. Allí recordará su vida anterior, con las tres hermanas dominadas por la férrea personalidad de su padre Patrick, de cómo dejó pasar algunos amores prohibidos, la bohemia trayectoria de su hermano y, por supuesto, sus duros comienzos como escritora. Elegante, sincero y con un soterrado sentido del humor, el film fue rodado en Irlanda en lugar de los escenarios naturales de Yorkshire donde transcurrió la vida de las hermanas Brontë.

6/10
Fuga de noche

1981 | Night Crossing

En un tono desenfadado de aventuras, se narra la odisea real de un grupo de personas que huyeron en 1979 de Alemania del Este. Para burlar la exhaustiva vigilancia de las fronteras, emplearon un globo aerostático. Dos amigos que trabajan en la construcción de un nuevo complejo de apartamentos se resienten de las restricciones del Estado comunista. Cuando el hijo de un compañero suyo es asesinado por los guardias en su intento de cruzar la frontera, ambos acuerdan que es el momento de marcharse. La producción cuenta con pocos medios, pero logra su pretensión de entretener. Excelente interpretación de John Hurt, bien secundada por el resto del reparto.

4/10
Sin novedad en el frente

1979 | All Quiet on the Western Front

Un grupo de jóvenes alemanes, de entre 19 y 20 años, son enviados al frente durante la Primera Guerra Mundial. Allí vivirán la guerra en toda su verdad, alejados de los idealismos que les han inculcado y que les ha empujado a alistarse voluntariamente. La batalla, el hambre y la pérdida de compañeros les irán minando las ilusiones de luchar por su país y los que sobreviven quedarán marcados. Notable adaptación de la famosa novela de Erich Maria Remarque, que ya conoció otra memorable versión en 1930, dirigida por Lewis Milestone. En este caso el estupendo director Delbert Mann (Marty) traslada la historia antobelicista protagonizada por el soldado Paul Bäumer a esta extensa producción televisiva, con buenos resultados. El reparto es de aúpa.

6/10
Birch Interval

1976 | Birch Interval

Melodrama sobre el choque cultural que se establece cuando Jesse, de once años, llega de la gran ciudad a casa de unos parientes que pertenecen a la numerosa comunidad Amish de Pensilvania. Aunque al principio este ambiente le resulta ajeno, pronto comenzará a valorar otras cuestiones como la solidaridad y el amor familiar.  Todo ello según una novela escrita por Joanna Crawford que ella misma adaptó para el cine. Lacrimógena y algo falta de tensión, supuso uno de los dos largometrajes cinematográficos rodados por Delbert Mann (1920-2007) durante los 70, ya que realizó la mayor parte de su carrera a partir de esos años en la televisión, hasta retirarse del medio en 1994.

4/10
David y Catriona

1971 | Kidnapped

Después de adaptar consecutivamente para televisión a Johanna Spyri en Heidi (1968), Charles Dickens con David Copperfield (1969) y Charlotte Brontë en Jane Eyre (1970), el veterano Delbert Mann se atrevió en cine con otro clásico de la literatura universal como Robert Louis Stevenson reuniendo en un solo film sus novelas 'Kidnapped' y 'David Balfour': las aventuras y romances en tierras escocesas a cuenta de un joven que llega al castillo de su tío en busca de su herencia. Además de una cuidada puesta en escena, rodaje en escenarios naturales y una pegadiza melodía central a cargo de Roy Budd, lo mejor es su reparto de secundarios británicos con Michael Caine, Trevor Howard, Jack Hawkins, Gordon Jackson y Donald Pleasence.

6/10
Jane Eyre (1970)

1970 | Jane Eyre

Nueva producción televisiva de la obra de Charlotte Brontë, "Jane Eyre". Ya antes y, por supuesto después, esta novela ha sido objeto de numerosas adaptaciones tanto en el cine como en series para la pequeña pantalla. Hasta los mismísimos Orson Welles y Joan Fontaine protagonizaron una versión en 1944. Jane Eyre es una huérfana que encuentra trabajo como institutriz en la casa de una familia adinerada. Conforme pasan sus días allí, se va dando cuenta de que el lugar está lleno de oscuros secretos.

4/10
David Copperfield (1969)

1969 | David Copperfield

Versión, esta vez televisiva, de la novela homónima de Charles Dickens. La película repasa la vida de David desde que era un niño y vivió todo tipo de calamidades, hasta la edad adulta. La novedad de la propuesta de Delbert Mann es que el recorrido por la vida de David nose hace de forma lineal, sino que se insertan varios flashbacks en el metraje para conocer sucesos del pasado.

5/10
Fiebre de codicia

1968 | The Pink Jungle

Aventuras y romance situados en una exótica selva latinoamericana (exótica para Hollywood, se entiende), donde se van a realizar un reportaje un fotógrafo de modas y una modelo. Allí se verán envueltos en una trama política donde entra en juego la mismísima CIA, siendo además secuestrados por un guía que en realidad busca una mina de diamantes. Los personajes pertenecen a estereotipos paródicos, y los actores hacen lo posible por exagerarlos (en especial George Kennedy como el malo de la función). Cierto es que su título en español puede llevar a confusión y hacer creer al espectador que se trata de una cinta de aventuras en serio, así que mejor quedarse con el original y explícito: 'La jungla rosa'.

5/10
Cuidado con el mayordomo

1967 | Fitzwilly

Simpática comedia romántica, especialmente lúcida debido a su pareja principal: Dick Van Dyke y una Barbara Feldon muy conocida en esos momentos gracias a la paródica serie televisiva Superagente 86. Su trama proviene de una novela de Poyntz Tyler, donde una millonaria filantrópica descubre que sus generosas donaciones le han llevado a la ruina. Así que, a pesar de tener una gran casa y estar rodeada de lujo, no puede hacer frente al sueldo de sus fieles sirvientes. Éstos harán todo lo posible para mantener el nivel de vida de la señora, incluyendo el robo y las apuestas. La llegada de una secretaria complicará bastante las cosas. Lo mejor de la película es la secuencia de los grandes almacenes navideños rodada en los enormes estudios Goldwyn con un coste de medio millón de dólares y 450 extras, con una memorable dirección artística de Robert F. Boyle. El film contiene una de las primeras partituras del autor de Star Wars, cuando todavía firmaba como Johnny Williams. Además, fue el debut en pantalla de Sam Waterston.

7/10
La mujer sin rostro

1966 | Mister Buddwing

Thriller de suspense que se abre con James Garner caminando por la noche en Central Park. Sin acordarse de nada sobre su vida mientras recorre las calles de Manhattan intenta dar un sentido a lo que le ha sucedido ordenando las imágenes que le vienen a la mente, en especial un número de teléfono: MO 6-9970. Una mujer responde a su llamada y, juntos, intentarán ordenar un confuso puzzle que le llevará a un turbulento pasado. Gran reparto femenino con Jean Simmons, Suzanne Pleshette, Angela Lansbury y Katharine Ross. Esta adaptación de la novela 'Buddwing', de Evan Hunter, tiene su mejor baza en el rodaje por las calles de Nueva York, donde se recrean magníficamente los bajos fondos gracias a la fotografía en blanco y negro de Ellsworth Fredericks y al jazz compuesto por Kenyon Hopkins. Candidaturas al Oscar para la dirección artística (obra de George W. Davis, Paul Groesse, Henry Grace y Hugh Hunt) y el vestuario de Helen Rose.

6/10
Dear Heart

1964 | Dear Heart

Drama romántico dirigido por Delbert Mann, que había alcanzado gran notoriedad por el film Marty (1955). Y, al igual que ocurría en ésta cinta, ahora volvían a ser dos personas corrientes y de mediana edad las que descubrían que todavía tenían tiempo para enamorarse. Así, el viudo Harry Mork y la solterona Evie Jackson comienzan a mantener una relación tras encontrarse sus caminos en una convención de administradores de correos que se celebra en Nueva York. El planteamiento resulta interesante, pero ni siquiera el buen hacer de sus actores protagonistas (Glenn Ford y Geraldine Page) logra revitalizar la monotemática situación. Tuvo una nominación al Oscar para la pegadiza canción "Dear Heart", de Henry Mancini, Jay Livingstone y Ray Evans.

4/10
Quick Before It Melts

1964 | Quick Before It Melts

Comedia acerca de un intrépido reportero de una revista, que es enviado nada menos que a la Antártida para realizar un reportaje. Allí se verá envuelto en varias aventuras amorosas, al tiempo que también tendrá algunos problemillas con un enredo de espías ocasionado por culpa de un científico ruso que opera en la zona. Basada en una novela de Philip Benjamin. Su reparto no es precisamente para llevar mucha gente al cine, cosa que se demuestra cuando al frente del mismo está el desconocido George Maharis, nacido en 1928 y que en el cine solo había realizado dos películas entonces (The Mugger y Éxodo), perdiéndose después su pista en el campo de la televisión.

4/10
Nido de águilas

1963 | A Gathering of Eagles

Romance en mitad de la guerra fría. El coronel norteamericano Jim Caldwell, al frente del Comando Estratégico del Aire, debe hacer frente tanto a sus ocupaciones en el ejército como a su recién estrenada vida conyugal con una civil británica, que no sabe mucho de la vida militar. Aunque las escenas aéreas están rodadas con cierta destreza, la historia no deja de ser sencilla y algo aséptica. Junto a Rock Hudson protagoniza la historia la atractiva actriz sudafricana Mary Peach, de irregular carrera artística –más centrada en la televisión– y cuya última aparición en pantalla fue a los 60 años en La Isla de las Cabezas Cortadas (1995).A destacar la banda sonora de Jerry Goldsmith, en uno de sus primeros trabajos. Robert L. Bratton fue candidato al Oscar por los mejores efectos de sonido.

4/10
Suave como visón

1962 | That Touch of Mink

Cathy, una chica provinciana que vive desde hace poco en Nueva York, sueña con conocer al hombre de su vida. ¿Será este el elegante millonario cuyo lujoso automóvil le salpica de barro el vestido, justo antes de una entrevista de trabajo? Típico film de Doris Day, donde su pareja bien podía haber sido Rock Hudson, a quien la memoria cinéfila le asocia inmediatamente. Cary Grant encaja a la perfección en el juego del gato y el ratón en que consiste su relación con Day, el choque entre la experiencia mundana de él y la encantadora ingenuidad de ella. También están cuidados los personajes secundarios. Especial mención merece Gig Young como el neurótico consejero del millonario y Audrey Meadows como la amiga de Cathy con la que comparte piso. Hay gags divertidísimos, como la confusión de las ancianas que recaudan fondos para ayudar a madres solteras, o los del psiquiatra escandalizado por las supuestas preferencias sexuales de un paciente.

6/10
Pijama para dos

1961 | Lover Come Back

Jerry y Carol tienen dos concepciones muy distintas acerca de cómo se debe conseguir la cuenta de un cliente para llevar la campaña de publicidad de sus productos. Mientras que ella es una profesional rigurosa, que piensa que todo se reduce a trabajo, trabajo y más trabajo, él se gana a sus clientes organizándoles juerguecillas muy tentadoras. Cuando Jerry arrebata un cliente a Carol, ésta explota. Aunque no conoce a su rival, piensa devolverle la jugada quitándole al cliente de un nuevo producto llamado 'Vip'. Sólo hay un pequeño problema: tal producto no existe. Y el enredo se complica aún más cuando Carol se encuentra con Jerry, y le confunde con el inventor de dicho producto. Divertida comedia de enredo, y segunda de las tres películas que compartieron Rock Hudson y Doris Day, con Tony Randall como tercero en discordia. Con el telón de fondo del competitivo mundo de la publicidad, sigue el esquema clásico de la guerra de sexos, con abundantes bromas picaronas de doble sentido. La película funciona muy bien gracias a un guión bien pergeñado y a la química Hudson-Day. Impagable es en este sentido la réplica de Day a su jefe, cuando le dice que su rival es "como un resfriado que hay que aguantar": "Un resfriado se combate en pie", dice ella, "o comparte una con él la cama". Randall borda su personaje de jefe 'hijo de papá', inseguro a la hora de tomar decisiones.

6/10
El sexto héroe

1961 | The Outsider

Biografía –más bien dulcificada– de un indio de la tribu pima llamado Ira Hamilton Hayes. Tras estar confinado en una reserva de Arizona, encontró un aliciente en su vida al entrar a servir a su patria en los marines. Allí, y a pesar de algunas actitudes de racismo, aprendió el significado de la amistad gracias a la ayuda de un blanco llamado Sorenson (James Franciscus). Al comenzar la II Guerra Mundial luchó valientemente en el Pacífico convirtiéndose en leyenda al ser uno de los cinco soldados norteamericanos que clavaron la bandera americana en la colina de Iwo Jima. Este hecho, inmortalizado en una famosa fotografía que dio la vuelta al mundo, hizo que tuviese bastantes problemas para adaptarse a la vida civil (historia que se refleja también el film de Clint Eastwood Banderas de nuestros padres). Discutible elección de Tony Curtis para representar al piel roja, en una película que contó con la colaboración del ejército USA, que dejó rodar al equipo en la auténtica base naval de entrenamiento de los Marines en Pendleton.

5/10
En la escalera oscura

1960 | The Dark at the Top of the Stairs

Sólida adaptación de una obra de William Inge ganadora del premio Pulitzer, cuyos textos teatrales ya habían sido versionados para el cine con los títulos de Picnic (1955) y Bus Stop (1956). El drama se centra en el Oklahoma de los años 20 donde un vendedor –Robert Preston– se debate entre su esposa (Dorothy McGuire) y otra mujer (Angela Lansbury), al tiempo que tiene que resolver el noviazgo de su hija con un judío. Dirigida por Delbert Mann, no hay duda de que éste fue un extraordinario director de actrices, ya que en sus largometrajes muchas de sus actrices secundarias fueron candidatas al premio de la Academia: Betsy Blair por Marty (1955), Carolyn Jones en La noche de los maridos (1957), Wendy Hiller –que ganó– por Mesas separadas (1958), y en el film que nos ocupa Shirley Knight, que encarna a la díscola hija del protagonista.

7/10
En la mitad de la noche

1959 | Middle of the Night

Nueva colaboración entre el guionista Paddy Chayefsky y el director Delbert Mann después del sorprendente Oscar conseguido por ambos en el melodrama de bajo presupuesto Marty (1955). Y, como también ocurría en ese film, el argumento procede de un trabajo para televisión escrito anteriormente por Chayefsky: la historia de un maduro viudo solitario, jefe de una empresa textil en la ciudad de Nueva York, que se enamora de una de sus jóvenes empleadas. Esta relación influirá tanto en su trabajo como en su vida diaria y en los comentarios de sus respectivas familias y amigos. La pareja protagonista estaba compuesta por Fredric March –candidato a un Globo de Oro como mejor actor dramático por este papel– y Kim Novak en un notable trabajo repleto de matices.

7/10
Mesas separadas

1958 | Separate Tables

El plantel artístico de la película impresiona. Se basa en la prestigiosa obra teatral del escritor Terence Rattigan, que participa en el guión. Cuenta los sucesos que ocurren en un hotel de la costa inglesa en temporada baja, donde se dan cita un grupo de curiosos huéspedes que en principio no tienen ninguna relación, y que a la hora de comer ocupan mesas separadas. Ahí están la madre dominante con su hija apocada Sybil; el mayor Pollock, envuelto en cierto escándalo del que hace eco la prensa, y atraído por Sybil; la recién llegada y famosa Ann, que busca el encuentro con su ex marido alcohólico Malcolm; Pat, la mujer que regenta el hotel, enamorada de Malcolm. Según avanza, la madeja de relaciones humanas, amores, odios y prejuicios, se va complicando. Una vez más, la imponente presencia de Burt Lancaster causa impresión. Un actor siempre genial, tanto en su faceta circunspecta como en la de personaje dinámico y expansivo. Rita Hayworth, convertida en mito de la pantalla desde Gilda (1946), completa una de sus interpretaciones más ambiciosas. Mencionables interpretaciones de la gran actriz del cine británico, Deborah Kerr, convertida en estrella desde Julio César (1953), y del elegante David Niven, que consiguió el Oscar.Delbert Mann dirige muy bien a sus actores, y aunque el origen teatral del film es evidente, sabe insuflarle vigor cinematográfico; justo es señalar que tiene un magnífico material en la gran obra de Rattigan. Saltan chispas cuando los personajes interactúan, y el clímax en el comedor, con todos los personajes en sus mesas separadas, resulta sencillamente memorable.

7/10
Deseo bajo los olmos

1958 | Desire Under the Elms

Eben espera heredar la granja de su padre cuando éste fallezca. Pero su gozo cae en un pozo, cuando su progenitor anuncia su intención de volver a contraer matrimonio con una mujer más joven, a quien piensa dejar toda su fortuna. Junto a Largo viaje hacia la noche, de Lumet, una de las más conocidas adaptaciones al cine de una obra de Eugene O’Neill. Intenso drama sobre la codicia, supuso el debut en Hollywood de la italiana Sophia Loren. Destaca la banda sonora del recientemente fallecido Elmer Bernstein.

6/10
La noche de los maridos

1957 | The Bachelor Party

Nueva colaboración entre el productor Harold Hecht, el guionista Paddy Chayefsky y el director Delbert Mann, tras el éxito obtenido en la oscarizada Marty (1955). Y, al igual que ocurría en ésta, su antecedente era un telefilm escrito por el propio Chayefsky que transcurría en la ciudad de Nueva York. Allí, cinco amigos se reúnen para celebrar la boda de uno de ellos, y acaban convirtiendo la juerga en una bacanal al tiempo que reflexionan sobre sus propias vidas. Aunque los protagonistas son los mencionados amigos –Philip Abbott, Don Murray, Jack Warden y E.G. Marshall–, son las chicas quienes acaban siendo la base de todo el asunto gracias a la personalidad de las mismas, reflejada en el guión. Excelentes trabajos de Nancy Marchand, Patricia Smith y, especialmente, Carolyn Jones, que fue candidata a un premio de la Academia como actriz secundaria.

5/10
Marty

1955 | Marty

Un carnicero del Bronx que vive con su madre, y a quien todos presionan para casarse, conoce a una chica prometedora. Procedente de la televisión, Delbert Mann (Mesas separadas) adaptó en su primer largo uno de los muchos shows de una hora que había filmado para la televisión. Fue un gran éxito, porque el cine americano había descuidado las pequeñas historias de interés humano y los personajes con problemas cercanos. Obtuvo la Palma de Oro en Cannes y cuatro Oscar. En uno de sus escasos papeles protagonistas, Ernest Borgnine resulta conmovedor como típico italoamericano.

7/10

Últimos tráilers y vídeos