IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del año 2008

(2008) | 90 min. | Comedia | Drama
Al salir de la cárcel, tras cumplir condena por uno de los delitos de su padre, un chico se va de viaje de mala gana con éste, un estafador si escrúpulos. El británico Nigel Cole (Las chicas del calendario) dirige esta comedia dramática con reparto de lujo.
4/10
(2008) | 109 min. | Aventuras Tráiler
El alemán Roland Emmerich es uno de los reyes del blockbuster, desde que se instaló en Hollywood a principios de los 90. Algo tendrá este director cuando le bendicen, pues lo cierto es que no ha tenido ningún batacazo y alguno de sus trabajosha sidotodo un acontecimiento para las taquillas. Y lo que tiene Emmerich es una habilidad innata para vender lo que rueda, y un sentido del espectáculo que compensa bastante sus defectos narrativos y sus frecuentes momentos surrealistas, estilo presidente de los Estados Unidos al frente de sus tropas en un caza –en su mayor éxito, Independence Day–, o el movimiento de emigración de Estados Unidos a México de El día de mañana. Así debe tomarse 10.000, un cómic de lujo que irritará a quienes se lo tomen demasiado en serio, pero que ofrece momentos muy vistosos, al jugar la baza de los efectos especiales de vanguardia, que ofrecen unos mamuts que parecen de carne y colmillos. El título español resulta confuso, pues no se sabe muy bien si hace referencia a 10.000 guerreros, como en 300, pero a lo bestia. En realidad se refiere al año 10.000 antes de Cristo. Uno se pregunta si la obsesión por el laicismo en la España actual ha provocado que los distribuidores tengan miedo de que aparezca la palabra Cristo en el título, y ése es el auténtico motivo de que rebautizaran así un film que originalmente se llama 10.000 B.C. Tiene muchos puntos en común la película con la mucho más redonda Apocalypto, que debió estrenarse cuando el propio Emmerich y el hasta ahora compositor Harald Kloser, ya tenían cerrado el guión y el proyecto estaba muy avanzado. En ambos filmes, un grupo de indígenas lleva una existencia idílica, dedicados a la caza. Hasta que unos guerreros de una civilización superior asolan su aldea y capturan a varios de los habitantes. En este caso, D’Leh, joven cazador, encabeza una expedición de rescate, pues los captores se han llevado entre otros a su amada Evolet, una joven que presenta un rasgo inédito entre los suyos, pues tiene los ojos azules. La prehistoria de Emmerich, en la que caben hasta pirámides egipcias, es tan fantasiosa que se parece mucho más al mundo mágico de Conan, el bárbaro que a En busca del fuego, que junto al principio de 2001: una odisea del espacio, es hasta la fecha la mejor de las pocas incursiones cinematográficas en los albores de la humanidad. También tiene puntos en común con Stargate, del propio Emmerich, en la que unos hombres prehistóricos convivían con civilizaciones más avanzadas y donde el espectador acababa aceptando cualquier elemento fantasioso. Quizás el error de Emmerich en esta ocasión es que no muestra sus cartas desde el principio, por lo que no acaba de funcionar del todo que de repente aparezcan unas monstruosos aves, unos villanos que usan barcos y son de una era distinta a los protagonistas, e incluso elementos de brujería. Y todo eso a pesar de que sus hombres de las cavernas, de estética rastafari, no resultaban del todo convincentes. El cine se toma muchas licencias en sus películas históricas, a veces sin un mínimo de rigor histórico. Aún así, en cintas como Gladiator, el espectador pone mucho de su parte para suponer que está en la antigua Roma. No ocurre así en este caso, en el que a partir de un punto del metraje deja de ser por completo una cinta prehistórica. Se aprecia un esfuerzo del director –y coguionista– por darle cierto fondo a un relato, que gira en torno al sacrificio en aras del amor, y que acierta al plantearse que los avances técnicos mal utilizados no dan lugar a una civilización mejor necesariamente, sino que eso depende de la finalidad con la que se utilicen. En cualquier caso, que el público sepa que lo que va a ver son secuencias tan apabullantes como la cacería inicial.
4/10
(2008) | 94 min. | Drama
La escritora argentina Camila Ponte está en pleno viaje de promoción de su última novela. En un determinado momento una mujer inquietante, Vega, la llevará a un hotel, en donde las dos permanecerán como si de un secuestro se tratara, sólo que aquí no parece haber ningún rescate. Extraño drama, con definidos acentos de thriller, dirigido por el veterano Jaime de Armiñán y en donde sin lugar a dudas destaca el gran reparto. Ganó el premio al mejor guión del Festival de Cine de Málaga.
4/10
(2008) | 142 min. | Ciencia ficción | Cómic
En vísperas del tercer milenio, el mundo se ha convertido en un lugar bastante inhóspito. Abundan los atentados y los virus letales, y una secta de alcance global liderada por un tal Amigo cuenta con muchos adeptos que han perdido su personalidad. En este contexto Kenji, un guitarrista de rock fracasado, se reúne con sus antiguos amigos de la infancia en una reunión de su antiguo colegio. Y empiezan a caer en la cuenta de que muchos de los sucesos apocalípticos que se vienen sucediendo fueron anticipados por el Libro de las Revelaciones que formaba parte de sus juegos infantiles. Como allí se hablaba de ellos mismos como los 20th Century Boys, asumirán su responsabilidad de elegidos para salvar al mundo.Primera entrega de la ambiciosa trilogía que adapta el manga de Naoki Urasawa, creado en 1999 y desarrollado a lo largo de casi diez años. Se trata de una entretenida saga apocalíptica con muchos elementos de interés, como las nostalgia de la vida de infancia, y la importancia de descubrir y desempeñar el papel que a cada uno toca en el mundo. El director nipón Yukihiko Tsutsumi se ha empeñado en ser muy fiel al cómic de su compatriota Urusawa, y de hecho afirma haberlo tenido como referencia a modo de storyboard. El film está muy cuidado en su aspecto visual, con una estética expresionista donde abundan los grandes angulares, picados y contrapicados. No faltan los momentos solemnes, que dan un aire épico muy singular a las vicisitudes de los personajes, empeñados en su misión heroica.
6/10
(2008) | 125 min. | Thriller | Drama
Película inspirada en un caso real. Ben es un brillante estudiante del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), que aspira a que le concedan una beca para estudiar medicina en Harvard, algo que por su modesta posición económica no se puede costear. Tiene dos amigos algo “colgadetes”, con los que está diseñando un robot para presentar a un importante concurso. Pero les empezará a dar esquinazo cuando un profesor advierte su mente preclara, y le propone unirse a un grupo muy especial de estudiantes. La idea es hacer dinero en los casinos de Las Vegas apostando fuerte al black jack, un juego donde es posible ganar sin dejar las cosas al azar, si se conchavan varias personas, que deben llevar el recuento mental de las cartas que el croupier ha repartido, y comunicarse con gestos y palabras casuales. Ben se resiste inicialmente, pero necesita el dinero, y además formar parte del grupo le permitirá conocer mejor a Jill, una chica que le hace tilín. Hasta la fecha Robert Luketic había destacado sobre todo en la comedia romántica, con la exitosa Una rubia muy legal, y la más bien fallida La madre del novio. Ahora, con producción de Kevin Spacey, que se reserva además el papel del profesor mentor de los chicos jugadores, se lanza a una película de lo que es casi un subgénero, el del mundo del juego. El resultado es un buen entretenimiento, con la clásica moraleja de que la distancia entre “la cima del mundo” y “el más hondo de los abismos” puede no ser tan grande, y que el vértigo del lujo y el dinero pueden conducir a la pérdida de algo mucho más valioso, como es la amistad. Todo dentro de un planteamiento trepidante, elegante y clásico, con la emoción de que los jugadores pueden ser pillados en cualquier momento, pues un veterano controlador del casino está ojo avizor; y con las chispas que surgen de los inevitables choques de egos, sobre todo entre personas tan inteligentes. No faltan además las sorpresas, y quizá al armazón narrativo sólo quepa reprocharle un giro brusco que dan los personajes en una noche malhadada. Soporta el peso de la película un valor en alza, Jim Sturgess, visto brevemente en Las hermanas Bolena y con más protagonismo en el musical beatleniano Across the Universe. Su personaje tiene un aire de persona lista pero tímida, capaz de controlar sus emociones, que recuerda, también por el físico, a la composición de Tobey Maguire de Peter Parker para la trilogía de Spider-Man.
6/10
(2008) | 107 min. | Falso Documental | Documental | Drama
Un curioso documental creativo, que sigue a tres generaciones de chinos, y la transformación del viejo sistema comunista en un peculiar capitalismo dictatorial de nuevo cuño. Lo hace prestando su atención a la Fábrica 420, situada en la ciudad de Sengdu, que en los años 50 se dedicaba a la industria aeronáutica con fines militares, y que va a ser desmantelada en la actualidad para hacer rascacielos y un hotel de lujo. Para explicar cómo se ha podido producir tan sorprendente cambio, el director de la llamada Sexta Generación Jia Zhang Ke (Naturaleza muerta) adopta un formato de falso documental, en que se incluyen entrevistas con distintos personajes que han trabajado en la fábrica, sus hijos, etc. De algún modo, podríamos decir que es como un En construcción a la china. Tales declaraciones vienen precedidas de versos de poetas nacionales y extranjeros, canciones y demás, y son interpretadas por actores muy competentes, entre los que destaca Joan Chen. Su historia, la de Pequeña Flor, mote que le ponen en la fábrica por parecerse al personaje de una película de... ¡Joan Chen! tiene su gracia, y sirve para subrayar el complejo de culpa por una pieza mal fabricada, causa de un accidente aéreo. Película de autor, de visionado arduo, resulta valiosa por el esfuerzo en explorar nuevos caminos de expresión artística.  
6/10
(2008) Serie TV | 87 min. | Acción | Thriller
24 Redemption es una entrega de una hora y media que sirve de puente entre lo acontecido entre la sexta y séptima temporada de la serie. De alguna forma, los productores decidieron calmar a los seguidores de la adrenalítica serie 24, que habían pasado más de un año sin capítulos nuevos. La fórmula es la misma, acción en tiempo real, pero en este caso todo discurre en tan sólo dos horas. La idea es que Jack Bauer se ha refugiado en el imaginario país africano de Sangala, donde trabaja ayudando en una escuela que lleva un amigo suyo, Carl Benton, que también trabajó en los servicios secretos y de algún modo se redime ayudando a los niños nativos. Un golpe de estado pone en peligro a los chicos, mientras en la embajada quieren que Bauer vuelva a Estados Unidos y la presidenta electa Allison Taylor se dispone a inaugurar su mandato en Washington. De nuevo el ritmo es trepidante, y se plantean sucintamente temas como la búsqueda de la redención, los niños de la guerra, las minas antipersona y la errática política exterior norteamericana, que deja tirados a los aliados débiles. No faltan las escenas de tortura típicas en esta serie. Cuenta con actores potentes como Robert Carlyle, y la presentación del villano de la séptima temporada, encarnado por Jon Voight.
6/10
(2008) | 107 min. | Romántico | Comedia
Agradable comedia romántica que concede por primera vez el protagonismo absoluto en cine a la televisiva Katherine Heigl (Anatomía de Grey), que ya se había hecho notar por su buen hacer en Lío embarazoso. Tras la trama se reconoce la mano de la guionista de El diablo viste de Prada, Aline Brosh McKenna, prácticamente en cada fotograma. La trama se centra en Jane, perpetua dama de honor en las bodas de sus amigas, en las que pone todo su empeño para que el día de esos enlaces sea perfecto. De hecho, ha cumplido esta función en 27 ocasiones, incluidas dos bodas simultáneas, donde tenía que ir de un lado para otro, cambiar de vestido, etc. Precisamente allí le conoce un periodista de sociedad, que cree tener ante él un tema perfecto para un artículo. Entretanto Jane, enamorada de su jefe sin atreverse a confesar su amor, se va a llevar el chasco de que su hermana pequeña le encandila en un santiamén, hasta el punto de que conciertan su boda. Y claro, a Jane le va a tocar la penosa tarea de que todo salga a las mil maravillas. Es fácil reconocer en el personaje de James Marsden, el periodista que acaba arrepintiéndose de utilizar a Jane para sus propósitos, la huella de Frank Capra. Sin embargo a McKenna y a la directora Anne Fletcher les cuesta redondear su trama. Por un lado, porque no está bien explicada la tendencia de Jane de tratar de complacer a todo el mundo, que no se sabe si es virtud (generosidad) o debilidad (pusilanimidad); tal vez se intenta señalar, como hacían los filósofos clásicos, que la cosa debe colocarse en el justo medio, pero las cineastas no logran explicitarlo, e incluso acuden a explicaciones rocambolescas de su comportamiento tipo "como la madre de Jane murió siendo ella una niña, asumió el papel materno para cuidar de su hermanita, y por extensión de todo aquel por el que sentía un poquito de afecto". De todos modos estos defectos se perdonan más fácilmente en una comedia romántica, donde están bien planteadasy con cierta elegancia las situaciones de enredo, con algunos momentos divertidos, y buenos personajes secundarios (el jefe, la hermana, la amiga, el padre, el taxista...). Mientras que Heigl demuestra tener ese algo que necesita una intérprete para sostener una película. Entrevista con Katherine Heigl
6/10
(2008) | 93 min. | Drama Tráiler
Un satélite se sale de su órbita. Lluvia estelar. Un meteorito se dirige hacia la Tierra, y los científicos consideran que las probabilidades de supervivencia tras el impacto son nulas. Se desata el pánico en todas partes, incluido un pueblecito de la España profunda. Son los años 80 o así, y la trama se centra en una mujer mayor, viuda, y en su hijo Alejandro. A ambos les preocupa que los presos de una cárcel se han fugado, y que podría hacerles una visita un personaje que acabó allí por la intervención de un hermano. De modo que se dirigen a una modesta finca en medio de ninguna parte, donde están los cuatro nietos de la mujer, pues sus padres no han dado señales de vida desde que se ha desatado el miedo colectivo. Curiosa película. Muy estilizada, con cuidadísima fotografía e inspirados encuadres. Se apunta a la moda del “cine apocalíptico”, del que son muestras recientes Soy leyenda o Monstruoso. Aunque con un tono que no acaba de encontrarse a sí mismo. Al principio hay inspiradas escenas del terror de las masas. Luego se apuesta más por un mundo solitario, de polvo y cenizas, que se diría deudor del cine nórdico de tesis, o del mismísimo Tarkovsky. Abundan entonces las escenas reiterativas de los niños y su malhumorado tío. Y cuando aparece en escena el inquietante psicópata de Eduard Fernández, aquello se convierte en una peli de género, un thriller muy violento, que juega de modo algo desagradable con la violencia infligida a unos pobres niños. Da un poco de pena este esforzado film, producción de Maestranza y Green Moon, compañía de Antonio Banderas, porque es un querer y no poder. El guión de F. Javier Gutiérrez y Juan Velarde explora territorios poco transitados por el cine español, pero resulta demasiado críptica su plasmación en imágenes –nunca se entienden del todo los asuntos de familia del pasado–, y acumula personajes y situaciones que conectan poco con la trama principal –los sucesos en la torre, el amigo al que quieren rajar, la joven embarazada...–.
4/10
(2008) | 87 min. | Aventuras | Comedia
"31 minutos" es un noticiero que ve como la siniestra Cachirula intenta hacer un robo. Los trabajadores del lugar se unirán junto a otros personajes para paraele los pies a Cachirula.
(2008) | 104 min. | Drama Tráiler
3:19 plantea la idea de que la vida está compuesta de un cúmulo de casualidades. Nada puede hacer el ser humano para controlar su destino cuando todo parece estar en manos del azar. Esta premisa se acerca al espectador de la mano de un grupo de tres jóvenes y su relación con el mundo. Pues estas casualidades parecen dirigir todo cuanto tienen, desde el amor, a la muerte. Esta película que pretende hacer reflexionar al espectador, está protagonizada por Miguel Ángel Silvestre, rostro de moda de la televisión española. El actor tiene encandilado al público femenino gracias a su papel de el Duque en la serie Sin tetas no hay paraíso.
4/10
(2008) | 95 min. | Comedia | Romántico
Como su título indica, este film reúne las historias de ocho citas amorosas de distinto porte, con nexo de unión mínimo: el temático, algún personaje que repite presencia, y el último corte de un funeral, donde un tanto forzadamente se supone que están presentes la mayoría. Escriben y dirigen la cinta los debutantes Peris Romano y Rodrigo Sogoroyen. Aunque el arranque, la historia de un tímido kioskero que no se atreve a declarar su amor a una vecina a punto de dejar la ciudad, hace suponer una visión poliédrica y fresca del amor, lo cierto es que tal previsión se queda pronto en espejismo. El resto de viñetas de la película trata de modo más previsible los celos, las familias de los enamorados, y sobre todo del sexo, que invita a hacer aquella vieja pregunta de por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo. Así, en cuanto a mirada antropológica, el film se queda muy pobre. En cuanto a situaciones graciosas, hay alguna, aunque a veces uno piensa que podría estar ante algún sketch de la serie televisiva Escenas de matrimonio. Tiene su gracia el ver a tantos buenos actores en una película coral, pero queda la impresión de que no se les ha sacado todo el jugo. Véanse por ejemplo a Miguel Ángel Solá y Adriana Ozores combatiendo la rutina conyugal en un fin de semana “diferente”, o la anecdótica aparición final de Belén Rueda.
3/10
(2008) Serie TV | 1192 min. | Drama
Actualización al Nuevo Milenio de la celebérrima serie Sensación de vivir, que sigue el esquema original, pues narra las peripecias de un grupo de jóvenes de Beverly Hills. La serie se articula en torno a Annie y su hermano adoptado Dixon, recién trasladados al barrio, junto con sus padres. Allí intentarán hacer amigos y adaptarse al nuevo entorno. El mayor atractivo comercial del proyecto es que incluye apariciones de los actores de la serie original, como Shannen Doherty o Tori Spelling, que retoman a sus antiguos personajes. Eso explica que tuviera una gran acogida, pues la serie ha conectado con el nuevo público adolescente y con los antiguos seguidores del original.
5/10
(2008) | 81 min. | Drama
(2008) | 120 min. | Drama Tráiler
Un día cualquiera en una gran ciudad. En medio del intenso tráfico, un conductor pierde repentinamente la vista. Sólo es capaz de ver una gigantesca luz. Un desconocido se presta a ayudarle a regresar a casa, aunque en realidad pretende robarle el coche. Pronto empiezan a ocurrir casos semejantes de ceguera, se desata una peligrosa epidemia. Un oculista atiende a las víctimas, pero finalmente se contagia. Las autoridades se lo llevan a un centro donde permanece aislado junto con otros afectados. Su esposa finge que no puede ver, para que le dejen acompañarle. Interesante y dura cinta que inauguró el Festival de Cannes. El brasileño Fernando Meirelles adapta fielmente la novela más conocida del Nobel portugués José Saramago, publicada en 1995. El guión del estadounidense Don McKellar (actor de El liquidador y Exótica) le saca mucho jugo a la idea principal del texto original, que utiliza la ceguera como metáfora del individualismo extremo y el egoísmo que inunda la sociedad moderna. El imaginativo director de Ciudad de Dios vuelve a lucirse en la parte visual, con encuadres arriesgados de gran belleza, y una extremada utilización del blanco, justificado por la espesa luz blanca que es lo único que perciben los afectados por la ceguera. Como ya demostró anteriormente, Meirelles es también un gran director de actores, que consigue cohesionar a un reparto formado por actores de procedencias diversas, pues cuenta con estadounidenses (Julianne Moore, Mark Ruffalo, Danny Glover), japoneses (Yusuke Iseya, Yoshino Kimura) y el mexicano Gael García Bernal. Entre todos sobresale Julianne Moore, una actriz que demuestra nuevamente su gran talento con un personaje –la esposa del médico–, que sin duda es el más interesante, al ser la única persona capaz de ver, y por tanto de observar la degradación. Esto la conduce a un complejo dilema moral, pues intenta solucionar problemas aunque en realidad se da cuenta de que va a sucumbir ante la extrema situación. En la línea de Saramago, el argumento es bastante surrealista, pero el film describe con autenticidad la degeneración moral del ser humano, y las extremas bajezas en las que éste es capaz de incurrir. Ello deriva en una secuencia extremadamente desagradable de chantaje que deriva en una violación colectiva, que no acaba de resultar creíble (¿por qué los maridos de las víctimas apenas hacen un amago de resistencia ante la intimidación?). Es cierto también que es el único momento extremo, pues en general Meirelles apuesta por mostrarlo todo con contención y elegancia. No escatima detalles sórdidos pero suelen estar sugeridos. Aunque es una película oscura y por momentos desesperanzada, apuesta claramente por la bondad del ser humano y su capacidad para salir a flote y recuperar la dignidad.
6/10
(2008) | 64 min. | Drama
Recopilación de los tres impactantes cortos de Eduardo Chapero-Jackson, multipremiado director que ha logrado que sus dos primeros trabajos hayan sido preseleccionados para los Oscar, mientras que el segundo de ellos, Alumbramiento, obtuvo el premio UIP al Mejor Corto Europeo en el Festival de Venecia. Esta retrospectiva deja claro que Chapero-Jackson tiene un brillante futuro, por su esmerada dirección de actores, su aprovechamiento de los medios técnicos (la música y la fotografía), y sus interesantes elecciones temáticas. Contracuerpo –su ópera prima– es un oscuro relato que trata el problema de la anorexia. Una muchacha adelgaza más y más kilos, hasta que logra meterse en el interior de un maniquí. Éste es trasladado por unos mozos de almacén que lo llevan a una tienda de ropa. Así acaba siendo exhibida en el escaparate. Chapero-Jackson logra imágenes de gran intensidad, como la colección de básculas que la protagonista ha clavado en la pared, que llevan escrita la cifra de los kilos que ésta ha ido perdiendo. La fascinación que el anoréxico maniquí parece despertar en una niña que pasa junto al escaparate funciona como metáfora de la nefasta influencia de los ideales estéticos equivocados que rigen en la actualidad. Esmeradísimo trabajo de la actriz Macarena Gómez, que parece realmente afectada por la lacra que sufre su personaje. En Alumbramiento –su mejor trabajo–, Chapero-Jackson narra la última noche de una anciana enferma, que se verá rodeada por sus familiares en los momentos previos a su inminente muerte. Inspirado en la muerte de sus abuelos, a los que dedica el corto, el realizador ha sabido captar el miedo de los parientes, las dudas, los intentos de aceptar lo que va a ocurrir, la despedida de los seres queridos y la nostalgia. Destaca el momento en que los personajes rememoran una canción que la moribunda entonaba años atrás a los niños. Filma Chapero-Jackson con contundencia y sobriedad, sin recrearse en sentimentalismos artificiales. El reparto es excelente, con una sobrecogedora interpretación de Mariví Bilbao, que aunque es más conocida por su registro cómico de la serie Aquí no hay quién viva, resulta muy convincente como anciana a punto de fallecer. Por último, The End es un mediometraje de 30 minutos rodado en inglés, y que se estrenó con ocasión de la Expo del agua de Zaragoza, en 2008. No desentonaba allí, puesto que muestra las duras consecuencias a las que podría llevarnos la sequía, y la desertización en un futuro próximo. Una familia viaja en coche por una carretera estadounidense. Son testigos de un robo de un camión cisterna que transporta agua, cuyos autores les roban la única botella que tienen, y su vehículo, dejándoles a su suerte en el desierto. Al director se le ha dado bastante bien construir un film muy personal, a pesar de que tenía que cumplir una curiosa condición: rodar un western. Tan singular premisa nace del premio recibido en Almería por Contracuerpo, que ofrecía ayuda económica para otro trabajo del director siempre y cuando se circunscriba a este clásico género. Y Chapero-Jackson ha cogido del cine del oeste el tono, los personajes, el asalto a una diligencia –que en este caso es el citado camión– y sobre todo los tiroteos, pese a que en realidad es de ciencia ficción apocalíptica, en la línea de Mad Max, con ideas de Waterworld. Esmeradas interpretaciones de un reparto que cuenta con el mismísimo Miguel Ángel Silvestre, convertido en un fenómeno de masas por su papel de ‘Duque’ en la serie Sin tetas no hay paraíso.
6/10
(2008) | 90 min. | Acción
Marek, un agente de la policía judicial, pierde a su compañero y mejor amigo en el transcurso de una operación contra una red de narcotraficantes. Le traspasan entonces a un nuevo servicio de la policía judicial encargado de llevar a cabo infiltraciones. Tras recibir formación para trabajar de incógnito, Marek tendrá que infiltrarse en una banda de narcotraficantes que importa resina de cannabis en grandes cantidades desde España. El método de transporte empleado es el del Go Fast, en el que coches cargados de droga atraviesan España desde el sur para dirigirse a ciudades francesas.
(2008) | 72 min. | Ciencia ficción | Drama
Adaptación de una obra de teatro de Caryl Churchill para dos actores, el mismo autor escribe el guión, que dirige James MacDonald. Sigue a un hombre adulto que se encara con Salt, su padre, tras descubrir que existen varios clones de sí mismo, externamente idénticos a él, más allás de distintas apariencias de peinado o vestuario, o a veces por la edad. Sufre una crisis de identidad, que comparte con sus "hermanos", corregida y aumentada cuando su padre le desvela detalles de la muerte de su madre, y del modo en que llegó a este mundo. Es una película de cámara sencilla, para lucimiento de sus dos protagonistas, Tom Wilkinson y Rhys Ifans, éste con el aliciente de ofrecer variaciones sobre un personaje. Invita a pensar en los riesgos y reparos morales que propicia la clonación –no todo lo que se puede hacer, se debe hacer–, y en los lazos familiares, que deberían estar presididos por la confianza y el amor.
5/10
(2008) | 90 min. | Comedia | Drama
Debut como director cinematográfico del pontevedrés Ramón Costafreda, hasta ahora autor de una producción televisiva, que ha coescrito el film con Fernando Castets, guionista de El hijo de la novia, y con Inés París (Miguel y William). Se trata de una coproducción hispanoargentina, con actores de ambos lados del charco, que ha contado con el apoyo de la Xunta de Galicia, por lo que incorpora muchos diálogos en gallego. A veces, se nota demasiado que todo está encajado de cara a lograr la financiación de la película, sobre todo por la cantidad de veces que se hace referencia a Galicia en los diálogos,  venga a cuento o no.  Valeria, una emigrante argentina que trabaja en una peluquería gallega, se enamora de un hombre maduro que muere repentinamente. Tras el funeral, se siente atraída por Marcelo, el hijo del fallecido, con el que surge el idilio. Pero éste piensa que ella tiene todavía más en mente a su padre que a él, y se apresura a cortar la relación. Acusa demasiado su condición de ópera prima, pues acumula secuencias que no aportan nada. Ramón Costafreda imita descaradamente el cine de Pedro Almodóvar, no sólo a nivel estético sino también en su gusto por los personajes extremos, en su mezcla de comedia y drama, y hasta en unos títulos de crédito calcados a los de cualquier película del manchego. Se podría pasar por alto esta falta de originalidad si no fuera porque tras el arranque la acción se estanca por completo, y no se sabe muy bien a dónde quiere ir el director. Al menos, es un director prometedor, que dirige bien a los actores –sobre todo a los veteranos, como María Bouzas– y que compone alguna secuencia resultona.
4/10
(2008) | 91 min. | Terror
Desire Carter organiza todos los años, en el Día de los Inocentes, una gran fiesta en su impresionante mansión. El evento se caracteriza porque la anfitriona gasta bromas a los invitados. Un año, un psicópata se cuela en la mansión y empieza a asesinar uno a uno a todos los invitados. Podría ser otra broma de la anfitriona, pero sin embargo, está acabando con sus víctimas de verdad.Remake de April Fool’s Day, una cinta de terror de serie B de los años 80. Recomendada a los apasionados de Halloween, Viernes 13 y cintas de asesinos psicópatas en esa línea.
3/10

Últimos tráilers y vídeos