IMG-LOGO

Biografía

John Malkovich

John Malkovich

66 años

John Malkovich

Nació el 09 de Diciembre de 1953 en Christopher, Illinois, EE.UU.

Premios: 1 Festival de San Sebastián

Cómo ser John Malkovich

22 Noviembre 2007

Querer ser como Malkovich es un imposible, pues a su talento como actor se une una presencia física que atrapa al espectador. Pocas veces se ha visto en pantalla a un hombre que aterre y cautive tanto al mismo tiempo.

Cómo ser John Malkovich es una pregunta sin respuesta. Su facilidad para hacer todo tipo de personajes inquietantes ha conseguido que sólo su rostro sea capaz de aterrar a más de un espectador. La maldad que emana, no es contradictoria con la atracción que hace sentir al público. A pesar de la intranquilidad que provocan muchos de sus personajes, el espectador se siente hipnotizado, y lo último que desea es que desaparezca de escena.

Su primer contacto con la interpretación fue cuando tenía 23 años. Había nacido en Christopher (Illinois) el 9 de noviembre de 1953, así que se apuntó a la compañía de teatro Chicago Steppehwolf Theatre, con la que sigue colaborando. Su carrera sobre las tablas le llevó a Broadway a compartir cartel con Dustin Hoffman en ‘Muerte de un viajante’ (1984), un trabajo que repetirían un año después en su versión televisiva. Antes de ser actor, trabajó en una tienda de materiales de oficina, condujo un autobús escolar, pintó casas y recogió hierbas para una compañía de jardinería. No recuerda qué le llevó a convertirse en actor, ya que podría haber sido cualquier otra cosa. Lo que tiene claro es que está contento con su profesión, “es genial hacer que eres otra persona y que te paguen ridículas cantidades de dinero por ello”.

En televisión debutó en 1981 y tres años después en cine. Su primer papel fue un secundario en el drama En un lugar del corazón. Su buena actuación de un ciego mereció una nominación al Oscar. Esta película sirve para recordar que aunque Malkovich es un tipo con cara de malo es capaz de hacer llorar y enternecer al más pintado. Su primer papel protagonista no llegó hasta 1987 con Fabricando al hombre perfecto. Ése mismo año Steven Spielberg lo llamó para hacer de ‘cicerone’ de Christian Bale en El imperio del sol. Pareció gustarle la experiencia de trabajar con reconocidos directores, y desde ese momento fue requerido por cineastas de la talla de Stephen Frears, que le regaló el perverso personaje de Valmont en la versión cinematográfica de Las amistades peligrosas (1988). Un papel que se ajusta como un guante al perfil de Malkovich, pues despierta el deseo de acabar con él, junto a una necesidad imperiosa de permanecer a su lado. La cinta sobre la decadencia de la nobleza dio paso al drama El cielo protector (1990), donde trabajó a las órdenes de Bernardo Bertolucci. Dos años después fue llamado por Woody Allen para actuar en Sombras y niebla. Demostrado cuán malvado e inquietante podía llegar a ser, Malkovich volvió sus pasos hacia su primer papel. Sin ser un bendito como el ciego, el disminuido psíquico de De ratones y hombres (1992) despierta la sensibilidad del público, que se compadece de él a pesar de las situaciones dramáticas que llega a provocar. Pero lo suyo es lado oscuro, y así lo demostró como antagonista de Clint Eastwood en En la línea de fuego (1993), cuyo trabajo le mereció su segunda nominación al Oscar. Después de ser un espeluznante asesino, Malkovich miró hacia Portugal, país que adora. En 1995 trabajó por primera vez para el portugués Manoel de Oliveira en El convento. Con el veterano cineasta ha vuelto a trabajar en dos ocasiones más, siendo la última de ellas, Una película hablada (2003), la mejor colaboración entre ambos.

La maldad hipnótica e inquietante de Malkovich se dejó ver en títulos como Mary Reilly (1996), donde fue el doctor Jekyll y Mr. Hyde, Retrato de una dama (1996), donde fue otro retorcido noble, o en la cinta de acción Con Air (Convictos en el aire) (1997), donde lideraba a unos presos que se rebelan en un vuelo. Su lado más humano se vio en la surrealista Cómo ser John Malkovich (1999). Según sus propias palabras, “cuando leí el título pensé que era un chiste de una sola línea, pero cuando terminé de leer el guión entero, se convirtió en un chiste de 100 páginas”. El leitmotiv de la historia es la posibilidad de entrar en la cabeza de John y vivir como si fueras él por un tiempo. Sin embargo, lo que más llama la atención es la imagen que el actor muestra de sí mismo, pues aparece como un ser despreciable y egocéntrico, una visión que a buen seguro, no todos los actores de Hollywood estarían dispuestos a ofrecer. Después de haberse interpretado a sí mismo, parecía imposible que Malkovich pudiera sorprender al espectador. Pero entonces llegó La sombra del vampiro (2000), otro peculiar proyecto en el que interpretó a F.W. Murnau, el célebre cineasta expresionista alemán, durante el rodaje de su obra cumbre, Nosferatu. Tras la falta de escrúpulos de su Murnau, Malkovich volvió a la maldad más absoluta de la mano de Tom Ripley en El juego de Ripley (2002), de Liliana Cavani. Ese año aprovechó para debutar tras las cámaras en Pasos de baile, en la que hasta la fecha es su única película como director. Para la ocasión eligió a los españoles Javier Bardem y Juan Diego Botto como protagonistas. Ahora Malkovich llega a las pantallas con Beowulf de Robert Zemeckis, donde es el siniestro consejero del rey Hrothgar, un personaje recreado digitalmente por el método de “motion capture”. No le vienen de nuevas las intrigas palaciegas, ya que fue el malvado rey Galbatrix en Eragon (2006). En lo que se refiere a sus planes inmediatos, tiene pendiente de estreno Burn After Reading, la última de los hermanos Coen, y está rodando The Changeling a las órdenes de Clint Eastwood.

Ante las brillantes composiciones de complejas personalidades que hace Malkovich, el público acaba teniendo la necesidad de saber más sobre su vida privada. El que busque algún síntoma de locura psicótica va por muy mal camino, pues por lo poco que se sabe, lleva una vida bastante tranquila entre la campiña francesa y Estados Unidos. Desde 1989 está casado con Nicoletta Peyran, con quien tiene una hija de 17 años (Amandine), y un hijo de 15 (Lorwy). Un año antes de contraer matrimonio se divorció de su primera mujer, la también actriz Glenne Headly, a quien estuvo unido seis años. Quizás sean ellas las que puedan arrojar algo de luz sobre cómo ser John Malkovich.

Ganador de 1 premio

  • Premio Donostia
Filmografía
Arkansas

2020 | Arkansas

Space Force

2020 | Space Force | Serie TV

Mark R. Naird recibe su cuarta estrella de general, está seguro de que se va a cumplir su sueño de comandar la Fuerza Aérea. Pero no, el presidente de Estados Unidos ha decidido crear un nuevo cuerpo militar, la Fuerza Espacial, y ponerle al frente. La meta es dominar el espacio militarmente frente al creciente poderío chino y ruso, y colocar de nuevo al hombre en la Luna en 2024. Naird no es muy feliz con el nuevo puesto: tendrá enfrente a su eterno rival, el general Kick Grabaston, al frente de la Fuerza Aérea. Y debe mudarse con su familia a una base supersecreta en medio del desierto en Colorado, con el agravante de que su esposa acaba en la cárcel, y le cuesta entenderse con su joven hija, que está saliendo con un militar ruso que colabora en el proyecto. Además, la relación con el científico de la base, el Dr. Adrian Mallory es un continuo tira y afloja, y hay que lidiar además con los burócratas de Washington a la hora de logar que les aprueben presupuesto. No he visto mejor definición de esta serie que la que ha hecho Jimmy O. Yang, uno de sus actores, al asegurar que es como The Office –no el balde sus creadores son Greg Daniels y Steve Carell, esta también protagonista–, pero con el presupuesto de una película de Marvel. En efecto, la idea es entregar una comedia con episodios de media hora aproximadamente, tomándose a guasa la Fuerza Espacial creada bajo la presidencia de Donald Trump, que así se convirtión en la sexta rama de las Fuerzas Armadas. Pero con un esfuerzo de producción muy notable, con enormes decorados de las instalaciones de la base y los proyectos espaciales. Y aunque en efecto hay bromas a cuenta de los tuits del presidente, o la propuesta de diseños de uniformes de la primera dama, existe la suficiente inteligencia para no aparentar tirria antiTrump, además de que se reparte también estopa a los políticos de Washington en general, incluidas féminas congresistas con nombres como Pitosi (que recuerda a Nancy Pelosi) o Anabela Ysidro-Campos Based (claramente inspirada en Alexandria Ocasio-Cortez). Aunque hay momentos muy divertidos –la misión espacial para reconstruir un satélite con ayuda de un mono resulta desternillante–, otros no lo son tanto: la relación de Neird con su hija, la piloto de helicópteros, la esposa en la cárcel, son circunstancias que no aportan gran cosa, ni siquiera buenos chistes. Y la misión de simular una estancia en la luna desconcierta un poco, porque de pronto surge un tono algo serio, que trata de explicar las presiones que padece el protagonista, invitando a construir momento a momento las relaciones humanas con los seres queridos y los colegas de trabajo. La convivencia de esto con momentos más alocados no tiene el equilibrio que sería de desear. Carell tiene una gracia innata, pero el juego de contraponerle a un John Malkovich serio, con pose de persona paciente ante las locuras del otro, no acaba de funcionar.

5/10
Extremadamente cruel, malvado y perverso

2019 | Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile

Nuevo acercamiento a Ted Bundy, célebre "serial killer" en Estados Unidos en los 70, condenado por el salvaje asesinato de cuarenta mujeres, aunque el número de sus víctimas, también de violencia sexual, podría aún ser mayor. Otras películas que han abordado al personaje como Ted Bundy, se caracterizan por mostrar con pelos y señales los crímenes, acercándose al gore. Y aunque ciertamente la realidad se presta a ello, el peligro es caer en el puro morbo. La película que nos ocupa tiene detrás a Joe Berlinger, conocido por sus numerosos documentales sobre el sistema legal y casos criminales, y de hecho casi a la vez ha entregado una docuserie, Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy, que trata el mismo tema, pero aquí sin actores. De modo que prima el rigor, tambien en la parte policial, carcelaria y judicial, y sin escamotear el horror de los asesinatos, se centra en describir el lado humano de Ted Bundy, y cómo pudo enamorarse de él Liz Kendall, madre soltera que convivió con él mucho tiempo, incluso cuando tuvo lugar su primera detención, y cuyas memorias han servido mucho para pergeñar el guión. Además se juega a la ambigüedad, la idea es que pueda flotar la sombra de una duda durante casi todo el metraje, porque Bundy sostiene en todo momento su inocencia. Quizá ahí se manipula un poco al espectador, pues las pruebas, durante el juicio, no dan la impresión de ser todo lo contundentes que debieran, pero tal vez si así fuera, se resentiría el punto de vista adoptado. Zac Efron se revela una elección muy acertada para recrear el lado encantador y seductor de Bundy, que hizo gran parte del público, incluso el femenino, creyera en su inocencia. Mientras que Lily Collins sabe encarnar a la mujer que le ha amado y quiere creerle, y a la que persigue durante años una confluencia de sentimientos difíciles de sobrellevar. Además el resto del reparto funciona muy bien, por ejemplo John Malkovich como el juez de Florida y Jim Parsons representando a la acusación.

6/10
Velvet Buzzsaw

2019 | Velvet Buzzsaw

El sofisticado mundo del arte moderno en Los Ángeles, poblado por una fauna variopinta, entra en ebullición cuando Josephina, una joven asociada a la célebre galerista Rhodora Haze, se topa por casualidad con el conjunto de la valiosa obra pictórica de un desconocido. El crítico de arte Morf Vandewalt bucea en el pasado de este misterioso personaje, verdadero artista maldito que sufrió una tragedia familiar, y que deseaba que su trabajo nunca tuviera difusión. Y en efecto, algo siniestro hay a su alrededor, pues comienzan a sucederse desapariciones y muertes violentas. Tercera película como director del anteriormente guionista Tony Gilroy, quien repite con dos de los actores que le dieron buena suerte en Nightcrawler, su debut tras la cámara, Jake Gyllenhaal y Rene Russo. Destila mordaz ironía frente a los vicios más frecuentes en el ambiente de las galería de arte: las ínfulas de los artistas que se creen especiales, la ambición para trepar a cualquier precio, la soberbia de quien cree que puede encumbrar o hundir una carrera, la facilidad para saltar de cama en cama, la envidia ante el éxito de otro... Aunque el film es algo reiterativo, con un estilo "diez negritos", o "juego de la oca", en que el espectador tiene la seguridad de que va a haber una nueva víctima de la maldición del artista, hay que reconocer imaginación en las soluciones visuales en que cuadros o instalaciones cobran vida para llevarse por delante al incauto de turno, un modo de abordar el asunto que recuerda a El resplandor de Stanley Kubrick. El terror es casi siempre elíptico y sugerente, con mucho fuera de campo inteligentemente usado.

6/10
El Tonto

2019 | El Tonto

The New Pope

2019 | The New Pope | Serie TV

Más de lo mismo. The New Pope confirma lo que ya se intuía en The Young Pope. Que el creador de ambas series papales, el italiano Paolo Sorrentino, tiene entre manos una única idea, que estira innecesariamente como un chicle, y que daba como máximo para una película. Una película que ya filmó años atrás con más modestia y talento un compatriota suyo, Nanni Moretti, con el título de Habemus Papam. El papa estadounidense Pío XIII, Lenny Belardo en la vida civil, está en coma, y no parece que vaya a salir de este estado. Lo que preocupa al todopoderoso secretario de estado, el cardenal Angelo Voiello, que piensa que el pontífice se está convirtiendo en objeto de idolatría, mientras no se afrontan problemas acuciantes, como el fundamentalismo islámico o los escándalos sexuales. Urge elegir un nuevo papa, y nadie mejor que él para acceder al puesto. Pero se encuentra con la oposición en el cónclave de otro papa latino con su misma cara, y al final es escogido alguien que se espera que sea un hombre de paja, pero que con el nombre de Francisco II, empieza a tomar medidas como la de regalar objetos valiosos a los pobres y acoger refugiados en el Vaticano. Comienza una nueva intriga para colocar en la sede papal al británico sir John Brannox, admirador del cardenal Newman, y que acabará accediendo a la sede papal con el nombre de Juan Pablo III. Con The New Pope, Paolo Sorrentino acaba hundiéndose en las aguas de las más inane vacuidad. Se suceden las escenas de corte surrealista e irreverente, con impostado tono envarado y solemne, subiendo el tono erótico de las relaciones de monjas y curas, empujados por la pasión y el tirón sensual. A veces uno tiene la sensación de que el creador y director de la serie se limita a hilar una colección de chistes tontos –la huelga de las monjas y su encierro en la capilla Sixtina, los padres de Brannox en silla de ruedas y con respirador, el fantasma de Pío XIII pululando por ahí, los monjes franciscanos asaltando los desvanes del Vaticano...–, mientras da rienda suelta a su vocación de esteta, con escenarios suntuosos y vistosas vestiduras eclesiásticas. En The Young Pope aún colaba la idea de que, entre bromas y veras, Sorrentino hablaba de la angustia existencial del ser humano, que se agarra como a un clavo ardiendo a un sistema de creencias, a la fe cristiana. Aquí la mirada a la fe está vacía de contenido, el italiano no tiene ni idea ni quién es Jesús, ni de qué va eso de rezar. Y por supuesto, el papel de obispos, cardenales y pape se ve como simple ejercicio de poder, nunca como verdadero servicio a los fieles, grandes ausentes de esta propuesta. Incluso los actores parecen moverse con desconcierto irónico en sus interpretaciones, especialmente John Malkovich y Cécile de France, esta última luciendo con frecuencia una sonrisita que vale más que mil palabras.

4/10
Supercon

2018 | Supercon

Valley of the Gods

2018 | Valley of the Gods

Milla 22

2018 | Mile 22

James Silva está al frente de un operativo de la CIA que lleva a cabo operaciones encubiertas en un país asiático; en una de ellas el grupo acaba con la vida de un terrorista ruso de 18 años. Tiempo después, les envían a proteger a Li, funcionario local que ha llegado a la embajada para desvelar el paradero de material radioactivo robado, a cambio de asilo político. Su misión consiste en transportarle a lo largo de 22 millas de distancia, hasta la pista del avión que le trasladará a Estados Unidos. La cuarta colaboración entre el actor Mark Wahlberg y el realizador Peter Berg –ambos también siempre productores– se aparta de la fórmula de las excelentes El único superviviente, Marea negra y Día de patriotas. Pese a tratarse también de una historia de heroísmo y sacrificio, no se basa en hechos reales, como sus precedentes. Aparte, parece concebida para arrasar en el mercado asiático, pues tiene como protagonista junto al estadounidense a la superestrella indonesia de las artes marciales Iko Uwais, cuyo film The Raid parece haber sido el modelo a seguir. También se ha buscado iniciar una franquicia, de hecho se anuncia la secuela cuando aún no ha aterrizado en carteleras el original. Buen nivel en las interpretaciones, pues Wahlberg sabe apartarse del héroe sin mácula que le suele caer, Uwais sale airoso de un papel lleno de matices, y Lauren Cohan, reconocida por The Walking Dead, sorprende como madre coraje. Quizás se desperdicia un poco al gran John Malkovich, en un papel de jefazo-supervisor un tanto unidimensional, pero aporta su inigualable carisma. A un ritmo frenético se suceden secuencias de acción valiosas, que mantienen más o menos el realismo, no se trata de impresionar suspendiendo la incredulidad al estilo de Misión imposible.

6/10
A ciegas

2018 | Bird Box

Adaptación de una terrorífica novela de Josh Malerman narrada en dos tiempos. Por un lado seguimos a Malorie en compañía de dos niños, los tres llevan habitualmente una venda en los ojos, y emprenden el peligroso descenso de un río caudaloso en una frágil barquichuela. Por otro lado nos remontamos a cinco años atrás, cuando se produce a escala mundial una extraña epidemia de suicidios por todo el mundo, algo que se produce por desconocidas razones cuando se mira en el exterior al sol. Un grupo variopinto de personajes, entre los que se cuenta Malorie, logran encontrar refugio. Ella está embarazada, aunque en ese momento no tenía muy claro cómo afrontar su maternidad, y de hecho estaba dando vueltas a la posibilidad de dar a su hijo en adopción. Si alguien decidiera hacer una pentalogía de películas de terror basadas en los cinco sentidos, Un lugar tranquilo podría ser la primera entrega, centrada en el oído, y A ciegas la secuela, giraría alrededor de la vista. Pero como las comparaciones son odiosas, las que nos ocupa sale mal parada con respecto a la película de John Krasinski, que estaba muy lograda. Susanne Bier es una buena directora, pero su film resulta excesivamente largo y reiterativo. Realmente la estructura narrativa no está muy justificada, la película podría haberse narrado linealmente, y nada cambiaría de modo sustancial. Tiene interés el conflicto de la protagonista en torno a la asunción de la maternidad, llamar "niño" y "niña", sin nombres auténticos, a los chavales con los que Malorie intenta encontrar un lugar seguro, y el cambio de denominaciones al final, habla con inteligencia de la personalización y asunción de responsbilidades. Sandra Bullock se esfuerza con su personaje, pero a ratos se hace algo antipática, y lo mismo sucede con otros que comparten su angustia, como el que interpreta John Malkovich. Hay algunos buenos pasajes terroríficos, en torno a la luz, y los pájaros de la jaula que dan título original al film, tienen una interesante presencia. Pero también se abusa de una violencia algo exagerada, los ataques con tijeras duelen como si la directora se las clavara al espectador.

5/10
Unchained

2017 | Unchained

Entre dos maridos

2017 | The Wilde Wedding

La famosa estrella de cine Eve Wilde, una mujer madura, va a casarse por cuarta vez con Harold, un célebre escritor. A la boda acuden los hijos y nietos de los futuros esposos, y también su primer ex marido, Laurence, otro actor de la pantalla. Pero el fin de semana que precede al enlace se suceden los enredos amorosos, al tiempo que, la experiencia de la vida, se produce una suerte de nueva conexión entre Eve y Laurence. Película escrita y dirigida por Damian Harris, en que todo suena a rancio y apolillado, con bromas de trazo grueso y una nostalgia carente de emociones. Hay muchísimos personajes, y apenas nos hacemos con la mayoría de ellos. Da pena ver a tres veteranos como Patrick Stewart, Glenn Close y John Malkovich, estos dos últimos muy lejos de la época en que brillaban juntos con Las amistades peligrosas, en una cinta de tan escaso interés. También los conocidos secundarios -Noah Emmerich, Minnie Driver, Jack Davenport, Peter Facinelli- se encuentran completamente desaprovechedos.

3/10
Código abierto

2017 | Unlocked

La agente de la CIA Alex Racine es una experta en conseguir información en los interrogatorios. Será requerida para obtener información de un peligroso terrorista. Sin embargo, se dará cuenta de que ha sido utilizada. Apañado thriller de acción que mantiene el suficiente interés a lo largo del metraje gracias a un guión trabajado, con momentos de gran intensidad y algunos giros bien conseguidos. El veterano Michael Apted (Amazing Grace) aporta su conocimiento del oficio para llevar a buen puerto la propuesta, y con ese fin ha contado felizmente con un elenco muy rico en intérpretes de renombre, en donde destaca desde luego la protagonista, una muy convincente Noomi Rapace, especializada en papeles de mujeres fuertes.

6/10
Zoolander 2

2016 | Zoolander 2

Retirados desde hace tiempo, los supermodelos Derek Zoolander y Hansel Mcdonald han caído en el olvido. Pero el diseñador del momento vuelve a reclutarles para trabajar con Todo, nuevo ídolo de las pasarelas. Mientras, la detective Valentina, miembro de la división de Moda de la Interpol, investiga quién está detrás de la muerte de varios iconos de belleza. Tras el paréntesis de la tragicómica La vida secreta de Walter Mitty, Ben Stiller vuelve a dirigir comedia con la secuela de una de sus películas más celebradas, rodada quince años antes. Zoolander 2 mantiene en parte las críticas del original a la superficialidad del mundo de la alta costura. La secuencia inicial, que muestra el asesinato de Justin Bieber haciendo de sí mismo, marca el tono surrealista y disparatado a ultranza del film, que acumula gags, algunos muy locos, otros tienen su gracia. La simplona trama sirve como mera excusa para un desfile de rostros famosos, que incluye a grandes diseñadores, como Tom Ford y Valentino, y otras figuras de la moda, pero también artistas de otros ámbitos, como los cantantes Sting, Lenny Kravitz, Kanye West, y Ariana Grande, y muchísimos actores, como Billy Zane, Kiefer Sutherland, Demi Lovato y hasta el mismísimo Macaulay Culkin. Por desgracia, la mayoría de apariciones no vienen a cuento, da la impresión de que a falta de ideas Stiller quiere distraer al público con el juego de reconocer a los famosos, en la línea de las secuelas de Torrente. Tiene cierta gracia Penélope Cruz, principal protagonista femenina, mientras que Benedict Cumberbatch resulta desconcertante como modelo andrógina.

4/10
Marea negra

2016 | Deepwater Horizon

Tras El único superviviente, sobre la accidentada Operación Red Wing, llevada a cabo por marines en Afganistán, el realizador Peter Berg vuelve a contar como protagonista con Mark Wahlberg para reconstruir otra tragedia estadounidense reciente, como harán en su posterior trabajo conjunto, Patriots Day, sobre los atentados de Boston, en postproducción cuando éste llega a las pantallas. Aquí se centran en la dramática historia de la plataforma petrolífera a la que alude el título original, Deepwater Horizon (el español, Marea Negra, ya puestos, podría haber sido Chapapote). El actor se pone en la piel de Mike Williams, responsable de mantenimiento, que tras unos días de descanso con su esposa y su pequeña hija regresa al tajo. Su superior, Jimmy Harrell, le pide que le acompañe a echarle un rapapolvo a los ejecutivos de la empresa, BP, pues ha advertido de que con tal de ahorrarse unos dólares, no han llevado a cabo unas revisiones para garantizar la seguridad… Marea negra denuncia –sobre todo en el primer tramo– que el desastre ecológico y los fallecidos el 20 de abril de 2010 se explican por anteponer los intereses económicos a cualquier otra consideración. Se corría así el riesgo de rodar un film repetitivo, pero un guión dinámico, que perfila muy bien a los personajes, logra que no parezca por momentos una fotocopia de El coloso en llamas, Tiburón, o la reciente Los 33, con la que tiene en común el tema de la fe como soporte en los momentos más duros. Y también que el espectador no se pierda entre tecnicismos. La secuencia en la que el personaje de Wahlberg explica a su hija lo que va a ocurrir, con una lata de refrescos, puede parecer demasiado didáctica a los iniciados, pero ayuda bastante a quienes desconozcan el funcionamiento de una perforadora petrolífera. Con imágenes de cierta potencia visual, el realizador crea tensión, a pesar de que la mayoría del respetable estará familiarizado con la historia real. Tiene a sus órdenes a un casting bastante adecuado, pues a Wahlberg le va bien su personaje, Kate Hudson como su esposa da la talla, pese a disponer de menos tiempo en pantalla, Kurt Russell da un halo de veteranía a Harrell, y resulta difícil imaginar alguien mejor que John Malkovich para representar a Donald Vidrine, ejecutivo responsable de que todo siguiera adelante a pesar de las advertencias.

7/10
César Chávez

2014 | César Chávez

Acercamiento al lider sindical del campo César Chávez, que aboga por el derecho de asociación y sindicación de los jornaleros en una época en que eran tratado poco menos que como siervos de la gleba. El film sigue sus pasos en Arizona, donde sus esfuerzos padecen la incomprensión de los propietarios de los grandes viñedos de la zona, con los que echará un pulso que le lleva incluso a una huelga de hambre. Después de Abel, el actor Diego Luna recurre para su segundo largometraje de ficción al uso del inglés, y a un personaje auténtico y muy atractivo, un líder auténtico luchador por los derechos civiles, con sólidos principios y al que sostiene entre otras cosas su fe católica. Aunque no hay duda de que César Chávez ofrece rasgos heroicos, el film es honesto y no oculta el precio que debe pagar por su dedicación política, la menor atención a la familia, por la que se resiente la relación con su hijo mayor. De este modo humaniza al protagonista, bien encarnado por Michael Peña. Luna entrega una cinta de hechuras clásicas, con personajes bien definidos, al que tal vez falte un hervor, pero que se sigue con interés.

6/10
Casanova Variations

2014 | Casanova Variations

El austríaco Michael Sturminger da una vuelta de tuerca al mito del mujeriego Giacomo Casanova, variaciones sobre el tema pensadas para el escenario teatral, y también para el cine. Mezclar realidad y ficción, John Malkovich y compañía representando Casanova Variations en la Ópera de Lisboa, con fragmentos teatralizados y operísticos, más las reacciones del público, es una idea ambiciosa y que da mucho juego. El director se apropia de las memorias del famoso seductor, más pasajes de las obras de Mozart y Da Ponte, y maneja todo ese material con libertad total, a partir de la idea de un Casanova envejecido, al que acude a ver una escritora, Elisa von der Recke, visita que despierta una vez más su irrefrenable pasión por el sexo femenino. Estamos ante un film hecho con entusiasmo por Sturminger, muy vitalista, pero también algo desequilibrado. El juego de las representaciones diversas en que consiste el film, incluidos actores de cine e intérpretes operísticos, presenta buenas ideas, como la de la espectadora médico que acude a atender a Malkovich al escenario, no sabemos a ciencia cierta si es el actor o su personaje quien acaba de sufrir un paro cardíaco; al actor, desde luego, le gusta hacer de sí mismo en el cine, como ya probó en Cómo ser John Malkovich. Pero también da pie a zafios y torpes anacronismos, o a plantear una idea tan en boga como la de la construcción de los géneros, hombre, mujer, castrati, o la de las transgresiones morales extremas, como el incesto. En cualquier caso, y más allá del mejunje de ideas de una Europa cada vez más desnortada, la mezcla de tonos, al principio dosificada con cierta sabiduría, acaba dando demasiado peso a la parte actuada, sólo para recuperar en simbiosis imperfecta lo operístico al final, Malkovich cantando suavemente –no es un tenor, obviamente– en dueto con Florian Boesch.

5/10
Cut Bank

2014 | Cut Bank

Cut Bank es un pequeño pueblo de Montana, famoso por ser el más frío de América. Al menos así reza un cartel publicitario a la entrada de la localidad. Al joven Dwayne le gustaría salir de allí, irse lejos con su novia Cassandra, que sueña con ser actriz. Además se siente atrapado porque tiene que cuidar de su padre enfermo. Un día, mientras los dos novios pasan el tiempo en su pradera favorita, Dwayne presencia y graba un asesinato. La víctima es el cartero del pueblo. El sheriff comenzará a investigar los hechos... El planteamiento y los personajes de Cut Bank recuerdan sobremanera a los de Fargo: pueblo perdido de Estados Unidos, tipos que quieren engañar con un falso crimen para sacar tajada, y plan fallido que desemboca en un desastre... Pero conforme avanza el relato se ve que el guión de Roberto Patino no ha incluido ni un ápice del humor negro y surrealista de los hermanos Coen. El director Matt Shakman, curtido en series como Mad Men, entrega un thriller singular, historia de asesinos en la América profunda, uno de esos lugares ideales para fabricar y albergar a tipos solitarios, ciudadanos corrientes a los que se cree conocer, sin saber que en realidad son peligrosos psicópatas. Adopta un tono seriote, aunque las andanzas de los lugareños –el sheriff compuesto por John Malkovich, el visitante Oliver Platt, el indio Match– desconciertan un poquito con la forma de actuar, ofreciendo un retrato quizá algo caricaturesco de la idiosincrasia propia y estrafalaria de los grupos humanos de esos sitios remotos. El caso es que las relaciones entre los personajes sugieren una familiaridad soterrada, típica de pueblos pequeños, pero su trato frío y distante (quizá a eso y no a la temperatura se refiera el cartel de entrada al pueblo) se transmite también al espectador, que no se siente muy identificado con sus problemas. Algunas interpretaciones son buenas, especialmente la de Michael Stuhlbarg (Un tipo serio), verdaderamente modélica, pero también las de los mentados Malkovich y Platt. Mucho menos carisma tiene Liam Hemsworth (Los juegos del hambre), que desaprovecha una buena ocasión de brillar en un film muy diferente al resto de su filmografía.

5/10
Red 2

2013 | Red 2

Red, de 2010, adaptación del cómic de Warren Ellis y Cully Hamner, obtuvo un enorme éxito, sobre todo porque contaba con un reparto de primera fila. La secuela era inevitable. En Red 2, el agente de la CIA Fran Moses (Bruce Willis) intenta llevar una vida tranquila tras su jubilación, pasando los días con Sarah (Mary-Louise Parker), su novia. Pero se expande el rumor en internet de que Moses y su equipo de viejas glorias están relacionados con un viejo proyecto armamentístico, lo que les convertirá en objetivo de oscuros individuos, y les forzará a volver a entrar en acción. Se nota que no vuelve a estar tras las cámaras Robert Schwentke (Plan de vuelo: Desaparecida), que dirigía con mayor dinamismo. Le sustituye Dean Parisot (Héroes fuera de órbita) cuya realización no pasa de correcta, y en ocasiones resulta incluso insulsa. Pero Red 2 cuenta con un guión esforzado de los hermanos Jon y Erich Hoeber, los mismos del film anterior. Además, el innegable carisma de las estrellas reunidas en el reparto levanta lo suficiente esta producción, ya que repiten Bruce Willis, Mary-Louise Parker, John Malkovich y Helen Mirren (falta esta vez Morgan Freeman), y se suman a la fiesta Anthony Hopkins y Catherine Zeta-Jones. Por lo demás no pretende ser más que un entretenimiento bastante ligero.

5/10
Educación siberiana

2013 | Educazione siberiana

Kolima es un niño que forma parte del clan de los siberianos, una extraña comunidad situada al sur de Rusia, cerca de Odessa. Desde su infancia ha vivido muy unido a sus tres grandes amigos: Gagarin, Mel y Vitalic. De boca de su abuelo  Kuzya ha ido aprendiendo año tras año los férreos códigos de conducta de su pueblo, lecciones que han ido haciendo mella en el niño y luego en el muchacho. Pero no todos los amigos de Kolima cumplen las reglas. Adaptación de libro homónimo de Nicolai Lilin, inspirado en su experiencia personal y que obtuvo un gran éxito en Italia. En él se narra la vida de los urcas, una comunidad siberiana que, considerada criminal y traidora al régimen, fue deportada por Stalin al suroeste de la Unión Soviética. Hoy en día, el llamado “clan de los siberianos” sobrevive en Transnistria, territorio situado en una franja colindante con Moldavia y Ucrania, donde reina la corrupción, la violencia y el crimen organizado. El director italiano Gabriele Salvatores (Mediterráneo, No tengo miedo) se encarga de llevar a la pantalla una historia que resulta inicialmente atractiva, ofreciendo un modo de vida muy desconocido y que se rige por una estrechas reglas de conducta. Hay esmero en la puesta en escena y un eficaz tratamiento de la fotografía, oscura y fría, acorde con el mundo que se aborda. Sin embargo, el trío de guionistas no acierta a fundir narrativamente bien las tres líneas temporales de la historia: la infancia de Kolima, todavía en época soviética y en donde recibe las instrucciones de su abuelo­; la juventud, en la recuperada Rusia, donde reina el caos y se producen acercamientos y distanciamientos entre personajes; y la época actual, cuando el protagonista se ve obligado a llevar a cabo una misión como soldado del ejército ruso. Tras un comienzo prometedor, el equilibrio narrativo se va rompiendo y la trama se desdibuja. Da la sensación de que había mucho que contar y se descuida el modo de hacerlo; se acumulan los sucesos y las situaciones no adquieren la identidad que se supone deberían tener (véase el tema de los tatuajes, la estancia en la cárcel, las palomas, etc.). El film acaba volviéndose desordenado: una sucesión de episodios separados en el tiempo que desembocan en un final un poco atolondrado. Indudablemente hay cuestiones que resultan muy interesantes, la más importante la del código de honor por el que se guían estos bandidos siberianos, llamados “bandido honrados”, para los que la justicia social, el cuidado de los pobres y los débiles, son temas clave y donde se castiga el robo, la acumulación de riquezas, la droga, etc. Sin duda alguna lo mejor de Educación siberiana son precisamente las orales enseñanzas del abuelo Uryza (un bien elegido papel para John Malkovich) a su nieto Kolima, gracias a las cuales vamos conociendo las costumbres y leyes de esta ruda comunidad. Por el contrario las interpretaciones de los lituanos Arnas Fedaravicius (Kolima) y Vilius Tumalavicius (Gagarin) resultan distantes y no ayudan demasiado a empatizar con los personajes. Sí brilla más la actriz Eleanor Tomlinson (Xenya), en su personaje de chica tarambana, más agradecido.

4/10
Linhas de Wellington

2012 | Linhas de Wellington

As Linhas de Torres Vedras

2012 | As Linhas de Torres Vedras | Serie TV

 

Memorias de un zombie adolescente

2012 | Warm Bodies

El argumento de Memorias de un zombie adolescente viene a ser una versión libre de Romeo y Julieta. Así, R., un joven muerto viviente que se alimenta de cerebros humanos, participa en una escaramuza contra un grupo de supervivientes. Pero tras despedazar a un chico que va acompañado de su joven novia, Julie, se siente atraído por ella, y decide rescatarla de la voracidad de los otros muertos vivientes. Mientras R. y Julie tratan de sobrevivir, surgirá el amor entre ambos. El irregular Jonathan Levine (Seducción mortal) adapta la novela de Isaac Marion, que aparte de las referencias a William Shakespeare se sitúa muy en la línea de Crepúsculo, aunque cambiando los vampiros por muertos vivientes. La diferencia fundamental estriba en que Memorias de un zombie adolescente incorpora numerosos elementos humorísticos, casi todos bastante negros, pero efectivos. No faltan las buenas dosis de secuencias acarameladas que posiblemente sean la causa de que el film haya sido un tremendo éxito, en su estreno en Estados Unidos. El veterano John Malkovich, como padre de armas tomar de la protagonista, da un poco de lustre al reparto, encabezado por Nicholas Hoult (la Bestia en X-Men: Primera generación) y Teresa Palmer (El aprendiz de brujo), dos jóvenes valores un tanto insulsos. Los efectos digitales resultan un tanto rudimentarios.

4/10
Transformers: El lado oscuro de la Luna

2011 | Transformers: Dark of the Moon

Tercera superproducción sobre los alienígenas de metal, creados por la factoría de juguetes Hasbro y convertidos desde 2007 en protagonistas del celuloide gracias a Paramount Pictures. Al margen de la historia, mucho se ha hablado de esta parte debido a la ausencia de la estrella Megan Fox, quien se dio conocer al mundo como la despampanante compañera de Shia LaBeouf en Transformers y Transformers: La venganza de los caídos. Al parecer la morena actriz fue despedida por desavenencias con Michael Bay, quien para sustituirla ha contratado a Rosie Huntington-Whiteley, otra explosiva jovencita, esta vez rubia, que ha llenado desde entonces portadas y noticias rosas del mundo hollywoodiense. Y en el film luce palmito hasta la exageración. El film comienza presentando a Sam Witwicky en apuros laborales, haciendo entrevistas y no encontrando su lugar en la vida normal, al contrario que su nueva novia, Carly, quien es la mano derecha de un poderoso empresario. Entretanto los autobots (robots buenos) viven aliados con los humanos, manteniendo el planeta en paz. Sin embargo, un secreto relacionado con la llegada del hombre a la Luna en 1969 volverá a traer la guerra entre los autobots y los decepticons (robots malos), los cuales pretenden reconstruir en la Tierra su desaparecido planeta Cibertron. Ni que decir tiene que Witwicky volverá a la carga y luchará con sus amigos Optimus Prime y Bee para detener a los transformers malvados. Acción, acción y acción. Quienes deseen disfrutar de más de una hora apabullantes escenas de luchas, explosiones y atronador sonido, entre enormes máquinas en medio de una megalópolis como Chicago, aquí tiene su película. Pero quien busque algo más, quedará sin duda defraudado, porque aquí, más que en ningún otro film de los gigantes de metal, Michael Bay elude cualquier hondura y se decanta por la total planicie de planteamientos: cualquier subtrama levemente recogida en el pobre guión de Ehren Kruger es sólo es una excusa para guiarnos hasta la madre de todas las batallas. En ese sentido, la acción no da tregua desde la mitad de la película hasta el final, en donde destacan las variadas escenas del rascacielos que se tambalea entre explosiones, cristales y toneladas de hierro en movimiento, con los humanos que ruedan como croquetas en su interior. Por lo demás, claro, hay tantos momentos inverosímiles que sería absurdo enumerarlos todos (aunque se lleva la palma el modo en que la rubia Carly decide salvar al mundo hablando con Megatron, de una ridiculez pasmosa). Pero aquí da igual, todo es espectacular, comiquero, blandito y absolutamente predecible. Al equipo humano habitual de la saga, con el coronel Josh Duhamel, el soldado Tyrese Gibson y el excéntrico ex agente John Turturro, se unen en esta tercera parte dos intérpretes, Frances McDormand y John Malkovich, en papeles muy limitaditos que desdicen un poco de sus prestigiosas carreras. Quien sí logra un personaje algo diferente y con algo de presencia es Patrick Dempsey, conocido por su protagonismo en la serie Anatomía de Grey.

4/10
Red

2010 | RED

Cada vez llegan más comics a la gran pantalla. En esta ocasión estamos ante la adaptación de una novela gráfica de Warren Ellis y Cully Hamner de tres números, publicada por la editorial DC. El film cuenta con un director solvente, Robert Schwentke, responsable de la intensa cinta de suspense Plan de vuelo: Desaparecida. Frank Moses es un agente de la CIA jubilado que pasa sus días buscando excusas para llamar a Sarah Ross, la chica que le envía los cheques de la pensión a su casa, a la que corteja por teléfono a pesar de que nunca se han visto en persona. Cuando unos asesinos irrumpen en su casa para aniquilarle, Frank logra salir airoso del trance, pero decide recoger a Sarah, ya que está convencido de que quienes le persiguen han escuchado sus conversaciones y van a ir a por las personas que más le importan para hacerle daño asesinándolas. Con ayuda de diversos amiguetes, todos ellos antiguos compañeros ya retirados, tratará de averiguar quién le persigue y por qué. Red ofrece acción a raudales, una buena factura técnica y en suma, lo que se espera. Nadie que sepa lo que va a ver saldrá defraudado. Bruce Willis recupera su personaje de héroe de acción socarrón que le convirtió en una megaestrella en Jungla de cristal, y demuestra una gran capacidad para reírse incluso de sí mismo, ya que se hace un chiste sobre su falta de pelo. Y desde luego, el punto fuerte de la cinta son los secundarios, ya que Willis está acompañado por Mary-Louise Parker, John Malkovich –muy divertido como paranoico–, Helen Mirren –genial como versión femenina de Rambo en un papel totalmente opuesto a los que suele interpretar–, Karl Urban, Morgan Freeman, Rebecca Pidgeon, Richard Dreyfuss, Brian Cox y el legendario Ernest Borgnine. ¡Casi nada! El público que vaya predispuesto a pasarlo bien pasará por alto que sus personajes son típicos de cómic, más bien esquemáticos, y que nada parece nuevo. De hecho la base de la trama –chica se enamora de un desconocido que resulta ser un superespía que la protege de peligrosos asesinos– es casualmente idéntica a la de la reciente Noche y día.

5/10
El poder de un sueño

2010 | Drunkboat

Cuando su madre se va de viaje, el joven Abe aprovecha para manipular a su tío alcohólico para que le compre un barco a Fletcher, un estafador. El chico sueña con navegar, pero como no tiene la edad para poder adquirir el navío necesita la complicidad de su tío. Aunque se trata de una producción de pocas pretensiones, elevan el nivel los siempre correctos John Malkovich, John Goodman y Dana Delany.

5/10
Jonah Hex

2010 | Jonah Hex

Adaptación del cómic homónimo de John Albano y Tony DeZuniga de DC. Jonah Hex es un legendario cazador de recompensas, un letal pistolero que tiene el lado derecho de la cara desfigurado. Y es que la vida ha convertido a Jonah en algo más que un ser humano, en algo que se escapa al entendimiento terrenal. El sangriento Hex tiene oportunidad de hacer desaparecer la recompensa que pesa sobre su cabeza si detiene a un malvado terrateniente que está dispuesto a convertir la Tierra en un infierno.

4/10
Secretariat

2010 | Secretariat

Penny Chenery, madre de cuatro hijos y ama de casa, que siempre ha estado dedicada a su hogar, se hace cargo del establo de caballos de carrera de su padre enfermo. A pesar de su inexperiencia es una mujer de carácter que se propone ganar trofeos, y tiene la intuición de que uno de sus potros, Secretariat tiene posibilidades de convertirse en un campeón. Alistará a un veterano entrenador para que lleve al equino a la victoria... Randall Wallace, director de El hombre de la máscara de hierro y Cuando éramos soldados, escritas por él, parte en esta ocasión de un guión ajeno, de otro autor con mayúsculas, Mike Rich, mucho menos conocido, pero que tiene en su haber títulos como Descubriendo a Forrester. Rich adapta un libro de William Nack que recrea la historia real de un caballo que hizo historia en las carreras en Estados Unidos en los años 70. Secretariat no pretende ni mucho menos abrir nuevos caminos fílmicos, sino que sigue el esquema típico de las películas de superación personal, y recuerda por momentos a otras películas de caballos, como Seabiscuit y El corcel negro. Pero Wallace sabe imprimir a la historia el adecuado tono épico y cuenta con un reparto de campanillas, encabezado por Diane Lane y John Malkovich, que están nuevamente a la altura de lo que se espera de ellos. Además, rueda con solvencia y se luce en las carreras, especialmente en la primera en la que participan profesionalmente el potro y su nuevo jockey. Quizá lo más novedoso sea mostrar la determinación de Penny, una mujer, para lograr su sueño, a la vez que sufre por las tensiones familiares a las que conduce su dedicación a Secretariat. El film ha sido elogiado por los conocedores del mundo de la hípica, por su cuidada reconstrucción de la historia real. Pero su mayor mérito es que también resulta interesante para los profanos, porque consigue crear la suficiente tensión dramática y emoción en las competiciones.

6/10
Crónicas mutantes

2008 | Mutant Chronicles

En un futuro lejano el mundo está gobernado por cuatro corporaciones que luchan entre sí por hacerse con el poder de los escasos recursos naturales que quedan en el planeta. Sin embargo, los acérrimos rivales tendrán que aunar fuerzas para luchar contra un poderosísimo enemigo común, los mutantes. A pesar de que la película no resulta memorable, da gusto ver a los héroes de acción Thomas Jane y Ron Perlman así como al estupendo John Malkovich.

4/10
Premonición

2008 | Afterwards

Nathan es un abogado de prestigio, con un ex mujer y una hija pequeña. Sobre la familia pesa una tragedia del pasado, y no es fácil unir lazos. Un día un misterioso personaje se presenta en la oficina de Nathan y le hace unas extrañas revelaciones. Se trata del Dr. Kay, eminente médico especializado en enfermos desahuciados. Tras algunas pesquisas, miradas y frases misteriosas, Nathan comprueba que el Dr. Kay sabe cuándo alguien va a morir en un plazo breve, aunque desconoce la hora y el día de la muerte. desde entonces Nathan se replanteará su vida, aunque no sabe muy bien las intenciones del misterioso médico. Film desconcertante que no se sabe muy bien lo que desea contar. Todo tiene un aire artificialmente misterioso, de modo que al principio parece que estamos ante una historia de ciencia ficción, un thriller intrigante, pero la cosa deriva hacia el drama rebuscado y nebuloso en torno al tema de la muerte. La premisa de que haya personas que tengan premoniciones acerca de la muerte de los demás es una idea arbitraria, tan buena o mala como cualquier otra. Pero aquí nada de identidad sucede. Se apunta alguna leve noción interesante sobre la muerte y el más allá, y sobre la importancia de aprovechar el tiempo que se nos ha dado, pero en general el discurso es tan melifluo como el humo de cualquier perspectiva “new age”. Y es que sencillamente todo el film gira en torno a un eje sin interés: el desconcierto del protagonista ante las revelaciones del doctor. Por si eso fuera poco se intuye demasiado por dónde discurrirá el efectista desenlace. El film se basa en una novela de Guillaume Musso y está dirigido por el francés Gilles Bourdos, que hay que reconocer que pone esfuerzo en alternar las escenas de ambientación fría y las bucólicas imágenes familiares, y lleva a cabo una meritoria dirección de actores. Sin embargo, esos elementos no bastan para interesar lo más mínimo. Así de claro. El empaque del film lo lleva John Malkovich, que interpreta con gesto sempiternamente enigmático a su personaje del doctor. El resto del reparto, Romain Duris (Los seductores) y Evangeline Lilly (Perdidos), están correctos.

3/10
Desgracia

2008 | Disgrace

Adaptación de la novela de J.M. Coetze, ganadora del premio Booker. Se centra en David Lurie, un profesor de literatura en la Universidad de Ciudad del Cabo ya cincuentón, que ha pasado por dos divorcios y que a su edad aún se cree todo un Casanova, al mantener relaciones sexuales con prostitutas de las que se encariña, y acosando a sus estudiantes. Su 'affaire' con la joven Melanie va a terminar mal, la voluntariedad de ella y cómo él se la ha 'camelado' no son puntos claros, pero son suficientes para que se arme un buen revuelo en el campus, y se establezca un comité de investigación. David no esperará a sus conclusiones, se declara culpable, pero desde una postura cínica y epicúrea, en que se ve como un moderno lord Byron disfrutando de los placeres terrenales, pese a su declive físico. Y marcha a la granja que su hija Lucy tiene en un lugar en medio de la nada, donde ocurrirá la desgracia del título, una dura prueba que le obligará a recapacitar.Steve Jacobs, director, y Anna Maria Monticelli, guionista, marido y mujer, repiten colaboración siete años después de La Spagnola. Lo hacen con una historia sólida y bien trabada, donde los cambios de escenario y tono, que son importantes -la 'dolce vita' en la universidad, el trabajo en la granja, el ataque, el trauma, la vuelta a Ciudad del Cabo- funcionan. John Malkovich hace una soberbia composición del protagonista, desde su inicial posición engolada a una apertura a los demás: puede que no entienda las decisiones de su hija, pero las encajará y le apoyará; el dolor propio le hace entender el ajeno; y la aceptación de los avances seductores de una mujer de su edad, supone la admisión de que ya no es un jovencito. Por otro lado hay que hablar de descubrimiento en el caso de las desconocidas actrices Jessica Haines y Antoinette Engel, sobre todo la primera interpretando a Lucy. La película es muy dura, y no se ahorran pasajes crudos de sexo y violencia. Aunque también hay inteligencia en el tratamiento elíptico de la violación, una decisión muy eficaz para subrayar este hecho traumático. Y hay valentía en el enfoque que se da del aborto, la apuesta de una madre por la vida, que evita los atajos fáciles.

6/10
El intercambio

2008 | Changeling

Los Ángeles, marzo de 1928. Christine Collins es una madre soltera, que trabaja de sol a sol como operadora telefónica para sacar adelante a Walter, su hijo de nueve años. Precisamente el trabajo le obliga un sábado a dejar al chico solo en casa. Cuando vuelve de la agotadora jornada, no hay rastro del muchacho. Angustiada recorre todo el barrio, y denuncia el caso a la policía, quien responde que no puede hacer nada hasta transcurridas 24 horas, pues la mayor parte de estos casos se resuelve con la vuelta del chico desaparecido por su propio pie. No va a ser éste el caso, y Walter seguirá en paradero desconocido... hasta cinco meses después, en que la policía anuncia que le ha encontrado. Christine no cabe en sí de gozo hasta que se reúne con el muchacho... en quien no reconoce a Walter. La policía de Los Ángeles, que vive un período de descrédito con graves acusaciones de corrupción, no está dispuesta a admitir un posible error; y obliga a Christine a quedarse con el chico, con la excusa de que el tiempo transcurrido y la dura prueba son los causantes de que no esté segura de la identidad de su hijo. El dolor de Christine se multiplica, pues al “cambiazo” se suma el hecho de que entretanto se han paralizado los esfuerzos por encontrar a su hijo.Impactante película, que sobrecoge aún mas cuando se sabe que está basada en hechos reales. El guionista J. Michael Straczynski rescata y convierte en libreto un caso que ocupó las páginas de la prensa angelina de 1928, y que había quedado sepultado en el olvido. Y el gran Clint Eastwood lo convierte en cine estupendo, de maravilloso clasicismo, por el ritmo, planificación, movimientos de cámara y perfecta paleta de colores. Resulta asombrosa la madurez narrativa alcanzada por Eastwood director, quien hace que parezca fácil lo difícil. Cuenta, es cierto, con un buen guión, y con una actriz, Angelina Jolie, capaz de encarnar de modo convincente el mal trago que está pasando una madre. Pero es él quien sabe manejar los medios de que dispone para componer un cuadro de la época de la Depresión, donde se entienden bien los deseos de un niño por escapar de la miseria, o donde causa pavor el grado de podredumbre en los estamentos policial, político, e incluso médico, donde las personas cuentan muy poco. Dentro de una situación más o menos sencilla de exponer -la desaparición de un chico, y la aparición de otro-, se despliegan personajes y situaciones sin que nunca dé la sensación de que se acumulan desordenadamente: el jefe de la operadora telefónica, enamorado en secreto; el pastor presbiteriano, John Malkovich, aliado de Christine; el insensible e interesado jefe de policía; el agente honesto que hace bien su trabajo; el psicópata incomprensible; el niño cómplice del psicópata; la prostituta recluida en el psiquiátrico; el personal del mismo... Estos personajes y su entorno configuran un cuadro muy vivo, con momentos electrizantes, como el encuentro en la galería de la muerte, o la entrevista del policía y el niño; incluso Eastwood sale indemne de pasajes que se prestan al tópico, como los del manicomio; lo que no está reñido con las cosas pequeñas, ese detalle delicioso del jefe que invitará a cenar a su empleada si gana el Oscar Sucedió una noche, guiño capriano muy consciente del film.El tema de la infancia arrancada de cuajo no es ajeno a Eastwood, quien lo abordó con tono fatalista en Un mundo perfecto y Mystic River. Quizá aquí la sorpresa, con respecto a éstos y a otros títulos de su filmografía, es un inesperado optimismo, una apertura a la esperanza, porque aunque a Christine le toca sufrir, y vaya si le toca, sobrelleva la situación con gran presencia de ánimo, y sabe reconocer los rayos de luz que asoman en su camino.

7/10
Quemar después de leer

2008 | Burn After Reading

Farsa menor de Joel y Ethan Coen, tras su triunfo en los Oscar con No es país para viejos. Los hermanos se toman a broma el mundo del espionaje al situar su trama en Washington. La acción se inicia en el cuartel general de la CIA en Langley, donde el analista Osborne (John Malkovich) es puesto de patitas en la calle. Su esposa Katie (Tilda Swinton) no parece demasiado amargada por el tema, pues desprecia al marido, quien opta por holgazanear todo el día mientras escribe sus memorias e ingiere cantidades desmesuradas de alcohol; además le engaña con Harry (George Clooney), un agente del tesoro casado con una autora de libros infantiles, que a su vez sale con mujeres variadas. Una será Linda (Frances McDormand), que trabaja en un gimnasio, y está obsesionada por someterse a cirugía para mejorar su físico; el hallazgo casual de un cedé con las memorias de Osborne, de supuesto contenido sensible, anima a Linda y a Chad (Brad Pitt) a ofrecer su devolución a cambio de una importante suma de dinero. Las descripción del enredo urdido por los traviesos cineastas podría alargarse más, pero lo dicho en el párrafo anterior debería bastar. Los Coen retratan a un grupo de mediocres perdedores, con vidas amorosas insatisfactorias, obsesionados por el aspecto físico y el dinero, cierto bienestar o felicidad que ignoran cómo alcanzar. Lo que sirve para entregar un buen puñado de situaciones divertidas -la llamada telefónica a Osborne, la incursión en la embajada rusa, las surrealistas conversaciones en Langley...-, pero también algún pasaje zafio, de humor facilón. El reparto es estupendo, y los actores parecen habérselo pasado en grande haciendo el ganso, en una película sin demasiadas pretensiones, donde su crítica a ciertas actitudes contemporáneas, que miran demasiado a ras de suelo, resulta limitada por el propio planteamiento del film.

6/10
En tránsito

2008 | In Tranzit

Cuando acaba la II Guerra Mundial, un grupo de prisioneros alemanes es enviado por error a un campo de concentración en la Unión Soviética. Allí tse encuentran recluidas en situación de tránsito unas cuantas mujeres rusas que fueron víctimas del terrible asedio de Leningrado por los alemanes. Los prisioneros tendrán que enfrentarse al odio de las mujeres y a las crueldados del jefe del campo, Pavlov. Cuidada producción ruso-británica cuya historia viene a engrosar los sucesos, no siempre ejemplares, que ocurrieron inmediatamente después del fin de la Segunda Guerra Mundial, cuando la venganza y el odio pugnaban con la miseria moral. Aunque entre esos escombros también es posible que surja el amor, que haya personas de ambos bandos que sean capaces de mirarse con compasión y humanidad. El reparto del film es de campanillas, con un cuarteto de actores bien conocidos, pero en donde destaca el trabajo de Vera Farmiga.

6/10
Beowulf

2007 | Beowulf

Película inspirada, bastante lejanamente, en el poema épico anglosajón homónimo, situado en la Dinamarca del siglo VI, y que con sus 3.182 líneas es uno de los más importantes en inglés antiguo: no hay seguridad a la hora de datarlo, pero parece que se escribió entre el siglo VIII y el XI. La historia transcurre en Escandinavia, donde el rey Hrothgar ve amenazado su reino por las salvajes escabechinas que organiza una increíble criatura que responde al nombre de Grendel. Por suerte acude en su ayuda Beowulf, un valiente guerrero, acompañado de sus hombres. El combate será bestial, e incluso una vez finalizado, queda el reto de enfrentarse a la madre del "bicho". Como trama argumental, la cosa resulta bastante simple. Se trata de la misma épica que se quiso explotar en 300, muy grandilocuente, pero vacua, y donde las referencias literarias son mera excusa para ofrecer acción, mucha y bien rodada acción. Tenemos héroes muy valientes, dispuestos a arrostrar mil y un peligros, aunque sin ideales de entidad que los muevan. A cambio se nos ofrece una filosofía a lo Nietsche en versión barata, por la que se quiere contraponer la grandeza y valentía de los héroes paganos de antaño con los incipientes mártires cristianos, que se conformarían dócilmente con su muerte. Hay, sí, mucha violencia gore, con la sangre salpicando, claro está, algo que no sorprende si se tiene en cuenta que Robert Zemeckis dispone del guionista Roger Avary, un amiguete de Quentin Tarantino al que "le va la marcha". Y llama la atención un curioso culto al cuerpo, donde se juega a mostrar generosamente la anatomía de los protagonistas, pero sin traspasar ciertas fronteras escudados en que son "dibujos", a ver si cuela ante el censor de turno (coló en Estados Unidos parcialmente, pues le atizaron la calificación PG-13, de menores de 13 años acompañados, "por sus secuencias de violencia, algún material sexual y desnudos"). Esta película pasará a los anales de la historia del cine por ser el primer título estrenado de modo masivo en 3D, o sea, en tres dimensiones, en un nuevo intento de volver a convertir la experiencia de ver una película en sala en algo irrepetible, no comparable a visionarla en el salón de casa o en el ordenador. En Estados Unidos ha llegado en este formato a 800 salas, pero en otros países la oferta tridimensional es bastante menor (en España se puede ver en 6 salas). Sin duda que la filmación por el sistema de "motion capture" (se filma a los actores con uno sensores, y luego se les anima digitalmente en escenarios espectaculares) ha mejorado bastante desde Polar Express, también de Robert Zemeckis (el cineasta siempre ha sido un pionero en el uso de los efectos especiales, piénsese en Regreso al futuro, ¿Quién engañó a Roger Rabbit? y Forrest Gump), y que se aprovecha el efecto 3D al máximo. Pero también es cierto que si se piensa bien, tampoco ha habido pasos que se puedan calificar de "revolucionarios" en lo tridimensional, seguimos con las gafitas de los años 50 más o menos mejoradas.

5/10
Eragon

2006 | Eragon

La adaptación cinematográfica de El Señor de los Anillos, de Tolkien, se convirtió en un fenómeno de masas. Tampoco le fue mal a El león, la bruja y el armario, versión fílmica de la primera entrega de Las crónicas de Narnia, de C.S. Lewis. No es extraño que otros productores y cineastas traten de sacar tajada al enorme tirón de las novelas juveniles de fantasía. Al veteranísimo experto en efectos especiales Stefen Fangmeier, que ha trabajado en Parque Jurásico y El caso Bourne, le ha tocado la papeleta de llevar a las pantallas, en su debut cinematográfico un caso insólito de sucedáneo tolkieniano. Eragon es la obra de un joven ‘friqui’ apasionado de Tolkien y el género fantástico, que empezó a escribir esta obra con quince años, fusilando pasajes de sus películas y novelas favoritas. Sus padres tenían una pequeña editorial y lo publicaron, y un editor de una empresa más grande consiguió convertirlo en un auténtico best-seller. Se supone que es el primer volumen de la trilogía ‘El legado’, a la que siguen  ‘Eldest’ y un tercer título, aún en gestación. La acción transcurre en Alagaësia, mundo mítico deudor de Narnia y la Tierra Media.  El tal Eragon es un quinceañero de una aldea, que encuentra en medio del bosque una especie de gema gigante, que resulta ser un huevo de dragón. Cuando se abre, sale de su interior una dragona que se comunica mentalmente con Eragon, y dice llamarse Saphira. Los soldados del despótico emperador Galbatórix acuden al lugar en busca de Eragon y matan a su tío, por lo que debe poner pies en polvorosa con ayuda de Brom, un anciano experto en dragones y magia. El gran lastre del film es su falta de elementos originales. Especialmente significativas resultan las referencias a La guerra de las galaxias, con la que se pueden sacar muchas, demasiadas similitudes. Existe un joven granjero, rubio, que vive con su tío y que mira al horizonte en un plano que sólo se diferencia de su equivalente en Star Wars, en que en aquel había dos soles, y aquí sólo uno. Cuando matan a su tío, se va con un maestro, igualito que Obi-Wan Kenobi, ¡a rescatar a una princesa!, mientras le persigue un tipo oscuro que se comporta como Darth Vader. En comparación con El Señor de los Anillos, las batallas y secuencias de acción parecen de serie B, como si estuviéramos ante un spaguetti-western de fantasía heroica. Los personajes están sacados de un manual del buen guionista de aventuras, y las frases parecen poco trabajadas. Eso sí, al menos mantiene el interés, mientras que los efectos especiales se pueden aceptar si uno olvida los filmes de Peter Jackson por un momento. Los actores se esfuerzan, teniendo en cuenta las circunstancias, y hasta Jeremy Irons logra salir de la papeleta con más dignidad que en Dragones & Mazmorras, su otra incursión en el subgénero de dragones, que era patética. Y subyacen ligeramente algunas reflexiones, presentes en los modelos imitados, sobre la justicia, la lealtad, el bien y el mal, la superación personal y el sacrificio.

5/10
Klimt

2006 | Klimt

Fallida aproximación a la vida de uno de los más célebres pintores de principios del siglo XX, el austriaco Gustav Klimt (1862-1918), famoso por su simbolismo pictórico y su vida personal licenciosa. La película arranca con el pintor agonizando en un sanatorio de Viena, donde de alguna forma rememora ciertos momentos de su vida y de su relación con algunas personas, como "sus mujeres" Emilie Flöge, Mizzi o Lea De Castro (mujer real o imaginaria, convertida en verdadera obsesión del pintor), el extraño secretario, o celebridades de la época como el pintor Schiele o el cineasta Georges Méliès. El cineasta chileno Raúl Ruiz rueda en interiores recargados y opresivos y envuelve su película de un aire extravagante o fantasmagórico, que se supone quiere representar el estado de la mente enferma de Klimt, con clara tendencia a la locura. Pero el guión se pierde en una serie de episodios insustanciales que van de lo surrealista, a lo erótico y lo onírico. De paso, Ruiz ofrece una pobre e inmoral visión de la sociedad parisina y vienesa de principios del siglo pasado, que él ejemplifica mostrando mujeres desnudas cada cinco minutos, a cuento de cualquier escena. No es normal que un film de este tipo se pierda en esas banalidades y no intente al menos indagar en el proceso creativo de Klimt, en sus pensamientos íntimos, en sus alegrías y sufrimientos, en sus amores. No hay conflicto y en todo caso lo que se narra no interesa lo más mínimo. El gran John Malkovich hace lo que puede con un personaje etéreo y muy poco atractivo, y que, desde luego, no hace ningún favor a la memoria del biografiado.

2/10
El arte de estrangular

2006 | Art School Confidential

Jerome Platz sueña con convertirse en un gran artista como Picasso, su ídolo. Decide escaparse de casa, para ingresar en una modesta escuela de arte de la Costa Este. Allí se convierte en un solitario, por sus duras críticas hacia los cuadros de sus compañeros, y porque sus propias obras no son apreciadas. Pero llama la atención de Audrey, una deslumbrante muchacha que se siente atraída por su sinceridad. El director Terry Zwigoff llamó la atención hace unos años con la original película de ‘outsiders’ Ghost World, basada en un cómic de Daniel Clowes. Ahora, repite con otro cómic del mismo autor, que incluye muchos elementos autobiográficos y critica la frivolidad del mundo del arte.

4/10
Guía del autoestopista galáctico

2005 | The Hitchhiker's Guide To The Galaxy

Arthur Dent está desesperado. Su casa va a ser demolida porque entorpece la construcción de una carretera. Pero Ford Prefect, su mejor amigo, le quita hierro al asunto. ¿Qué importancia tiene quedarse sin casa si la Tierra entera va a ser también demolida por culpa de la construcción de una autopista espacial? Tras explicarle que en realidad es un extraterrestre, Ford echa mano de un teletransportador para escapar de la debacle del planeta Tierra, materializandose con Arthur en una nave que pasaba por allí. Fiel adaptación de la obra de Douglas Adams, que creó esta parodia de la ciencia-ficción para un programa radiofónico de la BBC, posteriormente adaptado a una saga de novelas. Muy popular en Gran Bretaña, Adams, prematuramente fallecido, utiliza humor absurdo, a veces bastante ingenioso, muy alejado del estilo facilón y las groserías predominantes en muchas comedias. De presupuesto limitado, los actores son completamente desconocidos, salvo en el caso de Sam Rockwell, y de John Malkovich, que realiza un pequeño cameo. Destacan las criaturas, creadas por el equipo de Jim Henson, y las pequeñas sátiras de la política y la burocracia.

4/10
The Libertine

2004 | The Libertine

La historia de un personaje auténtico de la Inglaterra del siglo XVII, en tiempos de la Restauración. John Wilmot (1647-1680), segundo conde de Rochester, estaba casado con la rica heredera Elizabeth Malet, pero su estilo de vida libertino e iconoclasta le condujo a mantener relaciones con numerosas amantes, hasta que se encaprichó con la actriz de teatro Elizabeth Barry; al rey Carlos II le hacían gracia sus modos desinhibidos, pero tanta extravagancia acabó chocando con el monarca. Cuando aplica su talento literario a una obra subversiva, se colma el vaso de la paciencia del rey. El film es una especie de confesión de Vilmot, quien nos invita a no tenerle demasiada simpatía, ante una vida egoísta que sólo busca satisfacer su propio placer. Pero a medida que conocemos su trayectoria, vemos que tras ese `demonio´ hay un hombre, con sus flaquezas, pero a quien se puede compadecer. El conde ve en la actriz, no sólo un objeto de deseo, sino alguien que podría llegar a la cima de la interpretación, siempre que esté bajo su protección. El modo de proceder de ella, le afectará decisivamente. Curiosamente, y tal hecho es histórico, Wilmot acabó arrepentido de su vida disoluta, por lo que este duro film, no apto para todos los paladares, acaba adquiriendo un formato de `vida no ejemplar´, excepto en el tramo final. Cabría decir que el conde de Rochester ha tenido que rebozarse en el fango para descubrir el atractivo de una vida limpia. Johnny Depp hace una gran composición del personaje, con momentos tan memorables como el de su comparencia en el Parlamento, cuando ya está gravemente enfermo.

5/10
Una película hablada

2003 | Um filme falado

Leonor, una profesora universitaria portuguesa, hace un crucero por el Mediterráneo con su hijita María Joana. La idea es reunirse con el esposo y padre, que es piloto de una línea aérea, en Bombay. El viaje es el cumplimiento de un sueño dorado de Leonor, y al hilo de los puertos en los que recalan, ella ofrece a la niña un precioso relato histórico-cultural de las raíces grecolatinas y judeocristianas de Europa. Imprescindible película del director luso Manoel de Oliveira, que con 95 años sigue en la brecha del mundo del cine. Su film es una delicia, un canto al entendimiento entre distintas civilizaciones (la ‘mesa de Babel’, donde el capitán y sus invitadas hablan en múltiples lenguas) y a una enseñanza integral (las ‘clases’ de la madre a su hija). Debería ser obligatorio su visionado a todos los que andan construyendo la Unión Europea, sobre todo para los tibios que en la redacción de la constitución, parecen cerrar los ojos al legado de nuestros antepasados. Estupendo el reparto, y sorprendente el desenlace, que no dejará a nadie indiferente.

7/10
Johnny English

2003 | Johnny English

El servicio secreto británico descubre que existe un plan para robar las joyas de Su Majestad. Para impedirlo, se necesita al mejor hombre del Servicio Secreto. Por desgracia, todos los agentes han sido asesinados, así que tiene que hacerse cargo de la misión el patoso Johnny English, que a pesar de que provoca el caos por donde pasa, es el único que queda vivo. El personaje de Johnny English, una divertida parodia de James Bond, fue inventado en 1992 para la campaña publicitaria de una conocida entidad bancaria. Al igual que ahora, fue interpretado por el cómico Rowan Atkinson, que por entonces se había hecho muy popular con Mr. Bean. Aquella hilarante serie tuvo tanto éxito en Gran Bretaña, y posteriormente en todo el mundo, que al actor se le conoce desde entonces por el nombre de su personaje. Curiosamente, el guión está escrito por Neal Purvis y Robert Wade, autores de El mundo nunca es suficiente y Muere otro día, dos de los últimos títulos de 007.

4/10
El juego de Ripley

2002 | Ripley's Game

Tom Ripley. Cínico e inmoral, tiene una lujosa mansión, una guapa mujer, y un lucrativo negocio de falsificación de cuadros. Para él, matar es como beberse un vaso de agua, no le plantea ningún problema. Aburrido de la vida, se entretiene en un “juego” divertido (para él, al menos): se las arregla para corromper a un vecino, un buen tipo, al que han diagnosticado una enfermedad terminal. Sabiendo que su muerte es cuestión de tiempo, seguro que no le importará matar a un gángster, piensa Ripley; le pagarían un buen dinero, que aseguraría el futuro de su familia. Al principio, rehúsa la siniestra propuesta, pero poco a poco... Adaptación de la inquietante novela de Patricia Highsmith, una de las cinco que tienen como protagonista a Tom Ripley. La italiana Liliana Cavani asegura que “normalmente el suspense da la respuesta a la pregunta ‘¿Qué va a pasar?’ Pero aquí la pregunta es, ‘¿Cómo van a reaccionar los personajes?’. Eso es lo más fascinante de esta película.” Quizá por aquello de barrer para casa, la directora traslada la acción, que en la novela tiene lugar en Francia, a su Italia natal. Al fin y al cabo lo mismo hizo Wim Wenders con El amigo americano, su versión de la novela, que situó en Alemania.

6/10
Napoleón (2002)

2002 | Napoléon | Serie TV

Miniserie dividida en cuatro capítulos basada en la novela de Max Gallo y dirigida por Yves Simoneau, que cuenta una parte de la vida y el mandato político de Napoleón Bonaparte. Comienza en 1818, cuando un maduro general recuerda sus años de juventud y su encuentro con su amada Josephine, y a partir de ahí, la serie retrocede en el tiempo para contar los diferentes acontecimientos que le rodearon y los distintos personajes que influyeron en su gobierno. La serie, coproducida nada menos que por nueve países está protagonizada por Christian Clavier, en la piel de Napoleón, Isabella Rossellini, como Josephine, Gérard Depardieu, como el político Fouché y John Malkovich, como el ministro Tayllerand.

5/10
Las almas fuertes

2001 | Les âmes fortes

Fermin y Therese fueron una joven pareja que huyó para poder estar solos, afincándose en Chatillón. Therese empezó a trabar una buena amistad con la familia Numance, una de las más distinguidas de la ciudad, y la joven comenzó a valorar la libertad de su vida y la voluntad de sus propias decisiones. Esto no gustó a Fermín, quien acaba por trastocar el carácter de Therese. Película presentada fuera de la muestra en Cannes, y protagonizada por la modelo Laetitia Casta, cosa que no gustó demasiado y por ello la acogida no fue la deseada. El director Raúl Ruiz presenta una historia a base de flash-backs donde una Therese anciana recuerda su pasado. El carácter de Therese es el alma fuerte del título; una mujer joven que se niega a ser gobernada y toma las riendas de su vida aunque tenga que escapar o engañar a sus seres más cercanos. Casta hace lo que puede como actriz pero es más gratificante la presencia de John Malkovich que andaba por ahí.

4/10
Hotel

2001 | Hotel

Un equipo de cine está rodando un documental en un hotel veneciano pero cosas extrañas están empezando a suceder en las habitaciones. Los huéspedes presenciarán desagradables actos caníbales, ritos, fobias, y perversiones inimaginables. Burda excusa para reunir a un grupo de actores conocidos dentro de una historia terrorífica con algunos tintes cómicos. El guión, lleno de diálogos absurdos no parece llegar a ningún lado y las secuencias repugnantes acabarán por aburrir a todos. John Malkovich, David Schwimmer, Lucy Liu o Chiara Mastroianni son algunos de los actores que se dejaron engañar.

2/10
Ajuste de cuentas

2001 | Knockaround Guys

“Por ‘fa’, papá, dame un trabajito”. Es la petición de Matt a su progenitor, un importante ejecutivo… ¡de la mafia! El padre se resiste un poco. Piensa que su hijo es todavía un poco pardillo, no le ve preparado para la vida gangsteril. Pero tanto insiste la criatura, que acepta que él y otros tres amigos hagan un trabajo fácil: transportar cierta cantidad importante de dinero. El caso es que ni una cosa tan sencilla saben hacer: los jóvenes pierden la bolsa con la pasta, y han de darse prisa para recuperarla, “antes de que se entere papá”. Entretenido thriller, del que no se ha hablado demasiado, y que sin embargo tiene su interés. En él, debutan en la dirección los también guionistas Brian Koppelman y David Levien, que urden una historia de ribetes clásicos, con principiantes, veteranos y aprovechados entre unos personajes que han decidido ponerse al otro lado de la ley. Presenta un buen reparto; entre los jóvenes destaca el entonces cada vez más en alza Vin Diesel (A todo gas), y entre los que peinan canas, el siempre malévolo John Malkovich.

5/10
Vuelvo a casa

2001 | Je rentre à la maison

Sencilla y emotiva película del portugués Manoel de Oliveira, que emplea con indudable acierto textos de Shakespeare e Ionesco. El film sigue a un anciano actor -estupendo Michael Piccoli-, cuya familia muere trágicamente en un accidente de tráfico, a excepción de su nieto, un niño. El paso del tiempo no acaba de ayudar a restañar las heridas.Título contemplativo, sobre la vida que se va, porque se envejece, o porque la tragedia asoma a la existencia. De Oliveira se toma su tiempo en la narración, bien apoyado en una gran interpretación, y haciendo un uso excelente del silencio.

7/10
Los Miserables (2000)

2000 | Les Misérables | Serie TV

Miniserie de cuatro capítulos basada en la célebre novela de Victor Hugo que tantas versiones ha dado la gran pantalla. En la Francia pobre del siglo XIX, Jean Valjean, un hombre sencillo es detenido por robar un panecillo, delito por el que será perseguido injustamente. Su gran enemigo, Javert irá tras él como su sombra para asegurarse de que cumple el castigo. Dentro del elenco de actores, casi todos franceses como Gérard Depardieu, destaca el norteamericano John Malkovich, al que no se le dan mal los papeles de cínico y canalla.

5/10
La sombra del vampiro

2000 | Shadow Of The Vampire

En 1921, el maestro del expresionismo alemán F.W. Murnau acometió el rodaje de una mítica película de vampiros: Nosferatu, inspirada obviamente en el "Drácula" de Bram Stoker, aunque, por problemas de derechos, la historia debía ser alterada y no podía mencionarse el nombre de Drácula. La sombra del vampiro nos cuenta cómo se desarrolló el rodaje. Y especula con la misteriosa personalidad del actor Max Schreck, que hacía de Nosferatu, para lanzar una teoría audaz con un rato de gracia. ¿No sería Schreck un vampiro de verdad? Con tal premisa, asistimos a una película de terror dentro de la cual se cuenta el rodaje de otra película de terror. Aunque la cosa puede sonar liosa, no lo es tanto. De verdad, de verdad. John Malkovich es el director Murnau, un vampiro a su modo, pues no duda en utilizar a un auténtico chupasangres en su peli, con tal de lograr el resultado apetecido; aunque ponga en peligro a todo el equipo. La película la produjo el actor Nicolas Cage.

5/10
Juana de Arco (1999)

1999 | Joan of Arc

Elevada a los altares en 1920, Juana de Arco es una figura histórica compleja. Que una campesina analfabeta de 17 años, en plena Guerra de los Cien Años, lidere al ejército francés a instancias de una revelación divina y logre la coronación de su rey no es pequeña aventura. Es lógico que su peripecia haya sido adaptada al cine por "vacas sagradas" como Robert Bresson, Carl Theodor Dreyer, Roberto Rossellini o Victor Fleming. Y, recientemente, Christian Duguay ha hecho una notable versión televisiva, con una maravillosa interpretación de Leelee Sobieski. Ahora, el francés Luc Besson da un quiebro a su filmografía -Nikita (1990), El quinto elemento, El profesional (León)- al abordar la figura de Juana. En líneas generales, sigue los hechos históricos y demuestra admiración por el personaje. Las variaciones estriban en imaginar que una hermana fue violada por soldados de Borgoña cuando Juana era niña, y en permitir una doble lectura en cuanto a su misión: se puede pensar que, en efecto, recibió un encargo divino, o bien –mensaje para incrédulos– que fueron imaginaciones suyas. Para mantener este juego, se introduce el personaje de la conciencia (Dustin Hoffman), que atormenta a Juana. Pues este es el rasgo que se destaca: enviada de Dios, o autoengañada, Juana actuó en conciencia. Besson logra varias secuencias impresionantes: hay una perfecta reconstrucción de la época y te mete en las acciones bélicas, donde casi salpica la sangre. El principal error está en Juana: fuerte de voluntad, histérica, ignorante campesina, temerosa, iluminada... cambia de escena en escena sin ton ni son. Da la impresión de que a Milla Jovovich le falta una mano firme que la dirija y aúne ese manojo de rasgos contradictorios.

4/10
Cómo ser John Malkovich

1999 | Being John Malkovich

Craig Schwartz es un titiritero, cuyo arte no está reconocido. Tampoco por su esposa Lotte, con la que lleva diez años casado, y que dedica sus esfuerzos a una tienda de animales. Con los bolsillos vacíos, decide aceptar un empleo como archivero. Cuando sube a la planta siete y media donde está situada su nueva oficina, se encuentra un paisaje surrealista: los techos son bajos, uno tiene que andar encorvado. Pero más sorprendente es el descubrimiento de una portezuela, oculta por un archivador, que conduce a… ¡la cabeza del actor John Malkovich! Original. Al fin un argumento diferente. Ésta es la gran baza de Cómo ser John Malkovich, una comedia de tintes surrealistas, con un buen puñado de situaciones divertidas. Kafka se sentiría identificado con las andanzas de Craig en su alucinante oficina. Se entiende que llamaran la atención el guión de Charlie Kaufman y la dirección de Spike Jonze, ambos nominados a los Oscar. Uno de los terrenos que el film abona para el disparate es el afectivo. Los personajes se enredan en sus anhelos amorosos. Craig se enamora de Maxine, una compañera de oficina, con la que decide explotar comercialmente las visitas a la cabeza de John Malkovich. Lotte también se enamora de Maxine, y para satisfacer sus deseos sexuales no se le ocurre otra cosa que meterse dentro de John Malkovich, mientras el actor alterna con Maxine. Esta serie de aventuras inmorales perjudican a la historia, le hacen perder algo del fuelle del sorprendente inicio. En el aspecto visual hay que señalar las escenas con marionetas, muy cuidadas, y las entradas y salidas a Malkovich, mostradas con gracia y brillantez.

6/10
RKO 281

1999 | RKO 281

A ningún amante del cine se le escapa que Ciudadano Kane (o "RKO 281", el proyecto 281 de los estudios RKO) es una obra maestra. Una historia apasionante, repleta de hallazgos, de los que contribuyen a que el cine pueda considerarse, de verdad, el séptimo arte. Pero, ¿qué tal una película sobre cómo se rodó el mítico film? Esto se propone RKO 281, cuidada producción televisiva de HBO, premiada con el Globo de Oro. En 1940 Orson Welles era lo que se conoce como un 'Wonder Boy'. Con 24 años había conseguido brillar en magníficos montajes teatrales, además de conmocionar a Estados Unidos con su versión radiofónica de la novela "La guerra de los mundos", de H.G. Wells. Era inevitable que Hollywood, en plena época dorada, reclamara la presencia, para dirigir una película, del que ya era calificado como genio. El film que aquí se comenta narra la génesis y estreno de Ciudadano Kane, la historia de “un hombre que lo gana todo y pierde su alma”, inspirada en el personaje real de William Randolph Hearst, un magnate de los medios de comunicación. El desconocido Benjamin Ross ofrece un film esmerado. Se describen las presiones de Hearst y su convivencia con Marion Davis; la relación a veces tormentosa de Welles, con su guionista Herman Mankiewicz; el vértigo del poder, sufrido por el propio Welles; las audacias formales que impone al magnífico operador Gregg Toland; el repetido visionado de La diligencia de John Ford para aprender montaje y planificación. Se consigue la meta de insuflar dramatismo a la historia, de no quedarse en un relato casi documental.

6/10
El tiempo recobrado

1999 | Le temps retrouvé, d'après l'oeuvre de Marcel Proust

Adaptación cinematográfica de "El tiempo recobrado" de Marcel Proust, obra que cierra la célebre serie literaria de "En busca del tiempo perdido". El director Raoul Ruiz trata de recoger en su película la compleja divagación del escritor sobre las personas y cosas que pasaron por su vida. Este último tomo se centra en los felices años 20, un tiempo que la aristocracia francesa supo aprovechar.

5/10
El hombre de la máscara de hierro

1998 | The Man in the Iron Mask

En 1698 un misterioso prisionero ingresó en la prisión parisina de La Bastilla, oculto su rostro tras una máscara. Falleció en 1703. Hasta aquí, la historia. Más allá, la leyenda. Leyenda que imaginó a un malvado Luis XIV que mantenía a su hermano gemelo encarcelado. Así evitaba que le disputara el trono. El relato de Randall Wallace (guionista oscarizado por Braveheart, que debuta en la dirección) combina elementos de Alejandro Dumas con otros novedosos. Presenta a Luis XIV caprichoso, cruel y mujeriego, reverso de Philippe, su hermano gemelo, que conserva una inocencia no estropeada por los años de reclusión. Leonardo DiCaprio hace el doble papel con increíble soltura. No le ha hecho mella la posible esquizofrenia de encarnar a la vez a un héroe y a un villano. Los cuatro mosqueteros que sirven al rey tienen una edad, notan el paso de los años. Estos personajes crepusculares recuerdan a la Robin y Marian, donde Sean Connery encarnaba a un Robin Hood con canas. Tienen sus manías, achaques y secretos. Como dice Wallace, “no están en su mejor momento. Les embarga el desencanto y el cinismo, y les agobian sus problemas personales. Pero sienten el impulso de volver a la pasión por el honor”. En la tradición de las aventuras de capa y espada, abunda la acción. Magnífica la carga final de los mosqueteros en defensa de su verdadero rey, y la emocionante escena del baile. E imponente el marco de los auténticos castillos franceses de Fontainebleau, Vaux-Le Vicomte y Manoir du Logis.

6/10
Rounders

1998 | Rounders

Película ambientada en el submundo neoyorkino del póker. Mike McDermott estudia derecho. Enamorado de su novia, el camino del éxito a través de los libros es algo... rutinario. Le atrae más el vertiginoso mundo del juego de cartas y las altas apuestas, que dejó hace algún tiempo por amor a su chica. Cuando uno de sus amigos, Worm, sale de la cárcel, Mike es incapaz de resistir el canto de sirena del póker. Aunque en teoría lo hace por ayudar a su amigo, se trata en realidad de la maldita adicción al juego, demasiado fuerte. El experto en películas de suspense y cine negro John Dahl (La última seducción) aprieta un interesante guión de David Levien y Brian Koppelman, y lo exprime hasta sacar la última gota de sus esencias. Koppelman se documentó sobre el mundo del póker acudiendo a garitos nocturnos muy exclusivos. Como él cuenta, "miré las caras de la gente, escuché las conversaciones, vi la acción". En el reparto, además de Matt Damon (El indomable Will Hunting , El caso Bourne), destacan el gran Edward Norton (American History X), el malote John Malkovich (En la línea de fuego) y Martin Landau (que ganó el Oscar por su papel de Bela Lugosi en Ed Wood). Norton se entusiasmó tanto con el film, que pidió que le hicieran el tatuaje de un as de picas en la muñeca, "ya que ésa es la filosofía de la vida de Worm: tener siempre un as en la manga".

6/10
El corazón de las tinieblas

1997 | Heart of Darkness

Producción televisiva basada en el relato corto homónimo de Joseph Conrad. El texto del escritor también sirvió de inspiración a Francis Ford Coppola para su Apocalypse Now, con lo que esta película guarda cierta relación con la obra maestra del cineasta. La obra de Conrad está basada en la experiencia personal que tuvo el escritor en un viaje a África. Coppola adaptó su relato a la guerra de Vietnam, pero originariamente se trataba de una denuncia contra el sistema colonial. La película que nos ocupa guarda una relación más estrecha con el relato y cuenta la historia de Marlow, un aventurero contratado por una empresa colonial británica. Realiza un interesante viaje por el río, donde oye historias sobre un tal Kurtz. Cautivado por el personaje que inspira terror y admiración a partes iguales, decide ir en su busca. Cuando lo encuentra descubre a un ser perturbado capaz de las mayores atrocidades.

4/10
Con Air (Convictos en el aire)

1997 | Con Air

Estimable película de acción capaz de cortar el aliento a cualquiera que se precie. Un grupo de peligrosos y sanguinarios presos son trasladados a otro penal en un avión de la máxima seguridad. Con ellos viaja también Cameron Poe (Nicolas Cage), un hombre duro que acaba de conseguir la condicional y desea encontrarse con su mujer y su hija. Pero los presos organizan una rebelión urdida perfectamente por su cabecilla, Cyrus "el Virus" Grissom (John Malkovich). Poe hará todo lo posible para que Cyrus no aniquile a toda la tripulación y estrelle el avión en Las Vegas. Mientras, en tierra, el policía Vicent Larkin (John Cusack) ha de conseguir que el gobierno no explote el avión en el aire. Magníficos y sorprendentes son los efectos especiales. Ayuda al resultado general el trabajo del espléndido reparto: John Malkovich (En la línea de fuego) hace una de sus interpretaciones más psicopata-memorables y Steve Buscemi (Reservoir Dogs) logra con una divertida aunque espeluznante caracterización un suspense de gran intensidad. Los amantes de la acción están de enhorabuena con esta película.

5/10
Retrato de una dama

1996 | A Portrait of A Lady

Interesante adaptación de la famosa novela de Henry James. Una joven y rica estadounidense intenta mantener su independiente personalidad en la rígida sociedad europea de finales del XIX. Las interpretaciones son muy buenas, en especial de la fascinante Nicole Kidman (Eyes wide shut) pero también del camaleónico John Malkovich (Las amistades peligrosas). La realización de Jane Campion (El piano), es muy moderna.

6/10
El ogro

1996 | Der Unhold

Abel (John Malkovich) es un inadaptado social que consigue su lugar en el mundo "respetable" gracias al régimen nazi. Abel sólo se relaciona con los niños, con los animales y con los marginados. Cuando es acusado de una agresión sexual a una niña, la llegada al poder de los nazis le salva de la condena. Convertido en prisionero de guerra, su deseado destino de integración social se cumple al recibir el encargo de entrenar a 400 jóvenes que formarán parte de la futura élite del Reich. Se trata de una nueva adaptación literaria para el cine de Volker Schlöndorff, que ya rodó con éxito El tambor de hojalata, del novelista Günter Grass. En esta ocasión, se basa en "El rey de los Alisos", de Michel Tournier. Una película rodeada de polémica por el controvertido tema en el que se sumerge. Relato tenso que enseguida cautiva al espectador, en el que el director retrata a un personaje amoral sin ánimo de juzgarlo. La interpretación de Malkovich es magnífica.

6/10
Mulholland Falls. La brigada del sombrero

1996 | Mulholland Falls

Los Angeles, mediados de los años 50. Después de la Segunda Guerra Mundial y de la de Corea, empieza una época de prosperidad para Estados Unidos. Junto a las masas de emprendedores que acudían a Hollywood en busca de fortuna, también acudían otros dispuestos a dominar la ciudad mediante el crimen y la corrupción. Con el fin de parar los pies a los indeseables, el departamento de policía crea "La brigada del sombrero", formada por cuatro hombres interpretados por Nick Nolte, Chris Penn, Michael Madsen y Chazz Palminteri. Pronto se convierten en los detectives más duros de la ciudad, y no dudarán en imponer sus propias normas para que nadie se salte el cumplimiento de la ley. El guión de la película está basado en una historia ficticia, aunque toma como base un hecho real. Pese a no ser nada del otro mundo, Tamahori cuenta una intensa historia de cine negro, sugerentemente ambientada, con unos actores de primerísima fila. Aparte de los excelentes protagonistas, destaca la presencia de Jennifer Connelly, Melanie Griffith y Andrew McCarthy.

6/10
El secreto de Mary Reilly

1996 | Mary Reilly

La escritora Valerie Martin reimaginó la inmortal historia de "El doctor Jekyll y mister Hyde" desde el punto de vista de su doncella, Mary Reilly. Stephen Frears la traslada a la pantalla con un colaborador habitual, Christopher Hampton. Y lo cierto es que la cosa no acaba de funcionar. Sobre todo por que se pierde la inconfundible nitidez moral de la obra de Robert Louis Stevenson, la distinción entre el bien y el mal, con la exploración de los abismos de degradación en que puede caer uno si se decanta por lo segundo. Así, la cosa queda en puro ejercicio de estilo, con dos buenos actores, John Malkovich y Julia Roberts, a los que les falta algo llamado "personaje", que poder llevarse con gusto a la boca. La atracción que siente Mary, sencillamente, es incomprensible.

4/10
Más allá de las nubes

1995 | Par delà les nuages

Cuatro diferentes historias que tienen el mismo tema central, el amor. Las historias son: "Crónica de un amor que nunca existió", protagonizada por Inés Sastre; "La muchacha, el delito", protagonizada por Sophie Marceau y John Malkovich; "Este cuerpo de barro", protagonizada por Irène Jacob; y "No me busques", protagonizada por Jean Reno. Los diferentes relatos tienen como escenarios Ferrara, Portofino, Aix-en-Provence y París, y están realizadas por dos de los directores más representativos del cine europeo, el italiano Michelangelo Antonioni y el alemán Wim Wenders, que consiguen una atractiva mezcla de estilos.

4/10
El convento

1995 | O convento

El profesor Michael Padovic, acompañado de su mujer Helene, acude hasta un remoto convento portugués para realizar estudios biográficos sobre William Shakespeare y demostrar que el escritor tenía origen español, como así quiere explicarlo en su tesis. El siniestro Baltar, guardián del templo, les recibe cordialmente y pronto se empezará a sentir atraído por Helene y desvía la atención de Michael poniéndole por medio a la bella asistenta Piedade. Película de Manoel de Oliveira que cuenta con el inquietante John Malkovich y la francesa Catherine Deneuve en el rol del matrimonio. El director imprime su sello personal en esta cinta y crea una atmósfera oscura y metafísica donde el bien y el mal están continuamente confrontados.

5/10
En la línea de fuego

1993 | In the Line of Fire

Trepidante película de acción con un auténtico duelo de interpretación entre Clint Eastwood y John Malkovich. Frank Horrigan (Eastwood) es un agente del Servicio Secreto del presidente de los Estados Unidos y se encuentra en el ocaso de su carrera. Sobre toda ella ha planeado su fracaso en el primer encargo presidencial que recibió: proteger a John F. Kennedy en su visita a Dallas. Ahora, treinta años después, el presidente prepara su campaña de reelección y Frank tiene de nuevo información sobre posibles atentados. Sin embargo, sabe que de entre todos ellos, uno encierra una auténtica amenaza. Wolfgang Petersen (El submarino) ha llevado a cabo un espléndido despliegue de medios en esta película. Los actores están fantásticos, pero por encima de los demás se eleva la inquietante presencia de un John Malkovich espectacular. Ennio Morricone ofrece su música y Rene Russo pone el toque de romance. Impresionante.

7/10
Sombras y niebla

1992 | Shadows and Fog

Un hombre cobarde es obligado por sus vecinos a salir en plena noche, para capturar a un asesino que siembra el pánico entre la población. Woody Allen homenajeó al Expresionismo Alemán con este thriller cómico, con una magistral fotografía en blanco negro que recuerda a clásicos como Nosferatu, y un argumento que recuerda a M, el vampiro de Düsseldorf. Sin ser de los mejores títulos de Woody Allen, contiene algunos momentos memorables.

6/10
Jennifer 8

1992 | Jennifer Eight

John Berlin (Andy García) es un eficiente policía de Los Angeles que está atravesando una mala racha. La violencia y la vida de la gran ciudad le han superado. Consigue un traslado y se va a trabajar con su cuñado en la comisaría de Eureka, un pueblo tranquilo de las montañas, al menos en apariencia. Pero los problemas empiezan cuando alguien encuentra una mano en un basurero. Berlin no puede permanecer impasible, y con su innato olfato de policía, comienza a investigar. Las huellas dactilares muy desgastadas, demuestran que la mano perteneció a una persona invidente. Durante una visita a una escuela para ciegos, Berlin conoce a Helena (Uma Thurman), íntima amiga de una joven desaparecida. Berlin está convencido de que la mano encontrada pertenecía a la muchacha ciega desaparecida, que probablemente haya sido asesinada por un psicópata. La intriga crece cuando una serie de sucesos indican que Helena podría ser la próxima víctima. Inquietante thriller en el que sobresale una de las actuaciones más convincentes de la atractiva y entonces jovencita Uma Thurman. La tensión se mantiene desde el principio, y aumenta de manera trepidante según se acerca el desenlace. Ofrece un punto de vista peculiar sobre las películas que tienen a un malvado psicópata como motor de la acción.

6/10
De ratones y hombres

1992 | Of Mice And Men

El actor Gary Sinise se dirige a sí mismo y a John Malkovich en esta sentida adaptación de la novela de John Steinbeck. El film describe la profunda amistad entre dos trabajadores de una granja, uno de ellos disminuido psíquico. Un tono fatalista recorre la historia, sobre todo porque Lennie no sabe controlar su fuerza.

6/10
Boda en Queens

1991 | Queens Logic

En Queens, el célebre barrio neoyorquino, un individuo a punto de casarse propicia que se reúna su grupete de amigos de toda la vida, para la ocasión. Drama coral sobre treintañeros, en la línea de Reencuentro, de Kasdan. El reparto reúne a grandes actores, como Joe Mantegna, Kevin Bacon o John Malkovich.

5/10
Objeto de seducción

1991 | Object Of Beauty

Jake (John Malkovich) y Tina (Andie MacDowell) están enamorados y viven a todo tren. Ambos tienen una importante fortuna, depositada en distintos negocios. Están pasando unos días felices en Londres, cuando reciben la noticia de que un desastre financiero puede dejarles en la ruina. Al principio, ambos se ponen nerviosos, pero caen en la cuenta de que Tina tiene en su poder una valiosa escultura, que puede sacarles del brete. Cuando van en busca de este objeto, descubren que ha desaparecido misteriosamente. Sus problemas no han hecho más que comenzar. Thriller romántico que cuenta con una atractiva pareja protagonista. El suspense y el doble juego de los personajes se mantiene hasta el final. ¿Resistirá el amor de Malkovich y MacDowell a la precariedad económica?

4/10
El cielo protector

1990 | The Sheltering Sky

Poco después de acabada la Segunda Guerra Mundial, un matrimonio neoyorquino de artistas -ella, Kit, es escritora, Port es músico–, hartos de una vida rutinaria, emprende un viaje por el Norte de África, donde les acompaña Tunner, enamorado de ella. Aunque quisieran encontrar una razón para continuar su vida en común, prueban otras cosas, él se acuesta con una nativa, ella acaba en el catre con Port tras muchas botellas de champán: pero ninguno de los dos encuentra un alivio. Ambiciosa adaptación de la novela de Paul Bowles a cargo del maestro Bernardo Bertolucci, que muestra su enorme veteranía en cada uno de los planos, llegando a una perfección técnica inimitable. La fotografía de Vittorio Storaro, de bellísimos tonos rojizos, y la composición de los planos deslumbra en muchos momentos, con las tormentas de arena, las dunas, o los oscuros túneles laberínticos de una de las poblaciones donde recalan. También juega su papel la música, que combina temas saharianos con la compuesta por el japonés Ryuichi Sakamoto. La narración se ciñe al esquema de personas vitalmente aburridas, a las que el exotismo de un país diferente, hace revivir momentáneamente, e incluso descubrir que las oportunidades que asoman en la existencia y que hacen que merezca la pena seguir adelante, surgen con cuentagotas y hay que aprovecharlas, algo que Kit y Port descubren demasiado tarde. De todos modos el discurso es ambiguo, con exagerada insistencia en lo sensual y carnal, y hay una recreación en la languidez de una burguesía que busca emociones e ignora que el amor es darse y supone sacrificio. Debra Winger y John Malkovich se revelan como actores muy adecuados para dar vida al matrimonio en crisis. Campbell Scott es el tercero en discordia, el joven capaz de despertar quizá nuevas ilusiones en Kit. Además hay un par de personajes secundarios que son una especie de triste contrapunto cómico, madre e hijo, encarnados por Jill Bennett y Timothy Spall. E incluso tiene presencia el propio autor de la novela, Bowles, como narrador, aunque su breve intervención, aunque sólo sea para reconocer su aportación, resulta algo artificiosa.

6/10
Más allá de la ambición

1988 | Miles from Home

Frank y Terry son dos hermanos que han heredado la granja de su padre. La mala gestión de su progenitor y la delicada situación económica los ha colocado frente a una realidad acuciante colmada de deudas. Hartos de su "herencia" se convierten en atracadores de bancos a la par que en héroes para los suyos, pues sólo asaltan las sucursales que con sus requisitos hacen imposible el desarrollo económico de las granjas. Debut como director del actor Gary Sinise, conocido por papeles como el del detective Mac Taylor en la serie de televisión CSI: NY.

4/10
Las amistades peligrosas

1988 | Dangerous Liaisons

Los amores, las ambiciones y las intrigas que se cocían en la aristocracia francesa antes de la Revolución, en 1789, son representativos de la sociedad de una época complicada. Una mujer inmoral, interpretada por Glenn Close, manipula con la ayuda de un libertino conde, interpretado por John Malkovich, la vida de los que le rodean. En este juego, en el que los sentimientos más sinceros son vapuleados, se ve inmersa la inocente noble interpretada por Michelle Pfeiffer. Una magnífica adaptación de la obra de teatro homónima de Christopher Hampton, basada en la novela de Pierre Choderlos de Laclos. La reconstrucción ambiental que realiza el efectivo Stephen Frears, es muy meritoria. El guión y los diálogos están muy cuidados. La película tiene mucha fuerza, y un atractivo indudable para el espectador. Las interpretaciones de sus tres protagonistas, llenas de sutileza, son memorables. Una incursión por los recovecos de la psicología humana, a través de unos personajes frívolos que consideran los sentimientos un medio para ascender en su posición.

6/10
El zoo de cristal (1987)

1987 | The Glass Menagerie

Una familia pobre del sur de Estados Unidos lucha con todas sus fuerzas para sacar adelante a los hijos. Dirige Paul Newman esta versión de la clásica obra de Tennessee Williams, donde coloca a su mujer, Joanne Woodward, como la madre protagonista. El director fue nominado a la Palma de Oro. Anthony Harvey (El león en invierno) ya dirigió en 1973 su versión de la obra, en un film para la televisión, con Katharine Hepburn, película que recogió varios premios.

4/10
Fabricando al hombre perfecto

1987 | Making Mr. Right

Un peculiar científico que vive casi sin tener contacto con ningún ser humano, ha diseñado a Ulysses, un robot que debe cumplir una misión espacial. El científico, que ha creado la máquina a su imagen y semejanza, ha decidido contratar a una experta en imagen para que le enseñe al robot todo sobre el comportamiento humano. La máquina aprende con rapidez hasta que consigue experimentar las sensaciones humanas más profundas. John Malkovich muestra su faceta más cómica -no muy habitual en él- en esta historia de amor que tiene mucho de Pinocho y de Frankenstein.

4/10
El imperio del sol

1987 | Empire Of The Sun

Jim Graham es un chaval británico, hijo único, que vive con sus padres en Shanghai. Su cómoda existencia entre algodones dará un vuelco durante la II Guerra Mundial. Jim tiene 13 años y su exaltada imaginación vibra de modo especial con los aviones. Tiene varios modelos en miniatura, y no puede evitar dar botes cuando ve las aeronaves surcando el cielo. A Jim nunca le ha faltado nada, y siempre ha visto la realidad de la vida a distancia; lo dice Spielberg plásticamente con la imagen del Packard que le conduce con las ventanillas subidas, para que nada del exterior afecte a Jim. Tras el ataque japonés a Pearl Harbor, estalla el caos en la zona occidental de Shanghai. Jim se separa de sus padres, y a partir de ese momento se inicia en el juego de la supervivencia. La criada ya no le obedece, sino que le abofetea. Hay que buscar comida, los platos cocinados ya no llegan a la mesa por arte de magia. Jim se ve obligado a crecer (esa maleta de cartón, que abandonada supone el fin de la infancia), y busca la complicidad de Basie, un americano que se mueve en la actual situación como pez en el agua. Acabará, como tantos, en un campo de prisioneros. Adaptación de la obra de ribetes autobiográficos de J.G. Ballard, con guión del autor teatral Tom Stoppard. Spielberg rueda un film espectacular, gran parte rodado en Shanghai con miles de extras, con un formato 'a lo grande', muy a lo David Lean. La preciosa fotografía de Allen Daviau y la gran partitura de John Williams ayudan al empaque de un título a redescubrir.

8/10
Eleni (1985)

1985 | Eleni

Un escritor neoyorquino tiene la oportunidad de volver a su Grecia natal, de donde su familia huyó por motivos políticos. El film alterna presente y pasado destacando el gran trabajo actoral de Kate Nelligan. Presumiblemente inspirada en hechos reales y basada en el libro de Nicholas Gage, se trata de una impresionante y dramática historia de superación en el que una madre procura mantener unida a su familia en un ambiente violento y terrible en la Grecia de la II Guerra Mundial.

6/10
Muerte de un viajante

1985 | Death of a Salesman

A punto de perder su trabajo, y sin poder pagar las facturas, el veterano viajante de comercio Willy Loman entra en crisis, y siente que su vida familiar se desmorona. Volker Schlöndorff, uno de los máximos representantes del 'nuevo cine alemán', y director de El tambor de hojalata, es el responsable de esta impecable adaptación de la célebre y depresiva obra de Arthur Miller, originalmente rodada para televisión. Dustin Hoffman considera su interpretación  del mítico Willy Loman como la mejor de su carrera. Le acompaña el siempre convincente John Malkovich.

6/10
Los gritos del silencio

1984 | The Killing Fields

Impactante historia real de periodistas, con el marco de los horrores de la guerra de Camboya. En 1973, el reportero Sydney Schanberg, del New York Times, contaba con la ayuda de un fotógrafo local, Dith Pran, para realizar sus crónicas del conflicto bélico. Cuando finalmente ambos van a ser evacuados por peligrar su vida, Pran se quedará atrapado en tierra, de modo que va a ser testigo de primera fila de las atrocidades de los jemeres rojos. Formidable debut en el largometraje del director británico Roland Joffé (La misión), que bajo la producción del gran David Puttnam, cuenta de modo apasionante la amistad de estos dos hombres, separados en un momento trágico por una terrible guerra. Joffé sabe crear tensión y hay un buen puñado de escenas inolvidables (la del emblema del Mercedes, la de la escucha de la radio, la de la mina en el camino de la selva, la del campo de huesos, etc.). Emociona de veras con el tema 'Imagine' de John Lennon en la escena final.

7/10
En un lugar del corazón

1984 | Places in the Heart

Años 30. El Sur de los Estados Unidos padece los efectos de la Depresión. Pocas películas llegan tan directas al corazón como ésta escrita y dirigida por Robert Benton (Kramer contra Kramer). Edna acaba de enviudar, y hace lo imposible por sacar adelante a la familia, dirigiendo su plantación de algodón en Texas. Le ayudan en el intento el negro Moses, y un hombre que quedó ciego en la I Guerra Mundial. Lágrimas garantizadas en un film que valió a Sally Field el Oscar. El final sorprenderá a más de uno.

6/10
Pasos de baile

2002 | The Dancer Upstairs

Un policía investiga una serie de atentados cometidos por una organización dirigida por un profesor de filosofía comunista, capaz de cautivar a las masas de campesinos con sus mensajes. El actor John Malkovich debuta como realizador, con esta adaptación de una novela de Nicholas Shakespeare, hijo del embajador británico en Perú en la época de los más crudos atentados de Sendero Luminoso. No hay referencia expresa en la película a este grupo terrorista, pero queda claro que se inspira en la figura de su líder, Abimael Guzmán.

4/10

Últimos tráilers y vídeos