Decine21
El código que valía millones
7 /10 decine21

El código que valía millones

The Billion Dollar Code

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Reparto

Sinopsis oficial

Miniserie basada en hechos reales narra la increíble historia de dos pioneros alemanes de la informática que van a juicio para reclamar sus derechos como inventores del algoritmo de Google Earth en una batalla legal contra un adversario aparentemente invencible. Desde el mundillo de los hackers en el Berlín de la reunificación en los años 90 hasta el idealismo propio de los inicios de Silicon Valley y la dura realidad de una demanda multimillonaria.

7 /10 decine21

Crítica El código que valía millones (2021)

Lo que Google Earth esconde

Lo que Google Earth esconde

Miniserie alemana inspirada en hechos reales del mundo de internet, aunque convenientemente dramatizados, dirige Robert Thalheim y firma el guión Oliver Ziegenbalg, ambos más bien desconocidos. Consta de cuatro capítulos, y se estructura en dos tiempos, la actualidad en que dos pioneros tecnológicos alemanes de internet, Juri Müller y Carsten Schlüter –personajes creados a partir de los recuerdos de Joachim Sauter–, inventores de Terra Vision en Art-Com preparan una demanda judicial contra Google por uso indebido de una de sus patentes, con los años en que, jóvenes idealistas creativos en la Alemania de después de la caída del muro, idean una utilidad para “viajar” desde el espacio a cualquier punto de nuestro planeta, que presenta un sospechoso parecido con Google Earth, aunque fue desarrollada mucho antes.

La trama contiene bastantes puntos de interés que engancharán al espectador, aunque a veces la mencionada estructura en dos tiempos no está del todo lograda, los saltos entre uno y otro son algo abruptos y continuos, a veces para simplemente insertar un plano, lo que que queda ligeramente artificioso y descoloca.

Pinta muy bien la clásica lucha de las start-ups y pequeñas empresas innovadoras contra las grandes corporaciones, que piensan que pueden aplastarlas como moscas, un poco al estilo David y Goliat. También atrapa la mirada idealista a los frikis de los ordenadores e internet –el mundo en que tecnología y arte se confundían en el Berlín post 1989, el hackeo de las redes de las grandes corporaciones, etc–, personas con visión frente quienes no parecen ser capaces de mirar más allá de sus narices. Y tiene encanto la amistad y complementariedad entre Müller y Schlüter, lo que comparten y sus disputas, o el hallazgo de un alma gemela al otro lado del charco, aunque termina aprovechándose de las ideas de quien había depositado en él su confianza.

El dibujo de las ideas brillantes en el mundo empresarial y las puñaladas que con frecuencia asoman en el paisaje van en la línea de otros títulos informáticos como La red social y El proyecto colibrí, e incluso en la mirada a cierto famoso imperio de hamburguesas, El fundador, pueden reconocerse aires de lo que vemos en la miniserie. El último capítulo, dedicado a la vista del caso ante un tribunal con un jurado, sigue los cauces clásicos del drama judicial, ya sin saltos temporales, y con las artimañas típicas de los abogados para desacreditar a un perito o a un testigo.

Está muy bien todo el reparto, y se ha tomado la decisión de acudir a actores distintos para interpretar a Müller y Schlüter en sus etapas juvenil y de madurez, lo que funciona.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Series más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales