Decine21
Los favoritos de Midas
5 /10 decine21

Los favoritos de Midas

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Ambientada en el Madrid actual. Víctor Genovés, un influyente empresario, sufre un extraño chantaje: si no accede a pagar una elevada suma de dinero, los autodenominados Favoritos de Midas matarán a una persona al azar en un lugar y fecha señalados y añadirán una nueva víctima periódicamente hasta conseguir su objetivo. ¿Cuántas muertes será Víctor capaz de cargar sobre sus hombros?

5 /10 decine21

Crítica

Muertes caprichosas

Muertes caprichosas

Adaptación de un relato corto de Jack London, o más bien habría que decir, miniserie que toma como columna vertebral ese cuento de apenas unas pocas páginas. O sea, el punto de partida es un importante empresario, que ha heredado la dirección de una importante organización, y que comienza a recibir unas singulares cartas firmadas por “Los favoritos de Midas”, donde le piden el desembolso a plazos de una enorme cantidad de dinero. En caso de negativa, comenzarán a matar personas de modo arbitrario, al azar, señalando con escasa antelación el lugar y día de las muertes. El empresario no se toma en serio la amenaza, pero los crímenes comienzan a sucederse con siniestra puntualidad.

Mateo Gil y Miguel Barros, creadores y guionistas de la serie, el primero además director, han estirado el relato, añadiéndole subtramas y una relación amorosa, además de trasladarlo a la actualidad, en un momento de convulsión social, en que se suceden las protestas callejeras, una revolución de hartazgo al estilo de la de los “chalecos amarillos” en Francia.

El protagonista pasa a ser Víctor Genovés, y la empresa de que la que se ha hecho cargo un grupo mediático, fuertemente dependiente de la financiación de un banco. Y en el periódico que aspira a ser el número uno en lengua castellana, trabaja Mónica, una intrépida periodista, que logra que se publique su exclusiva sobre venta de armas en Siria, que saca a la luz los enjuagues y doble moral de algunos poderosos. Víctor, divorciado y con un niño con el que no logra conectar, consigue cierto equilibrio al iniciar una relación amorosa con la periodista, aunque ella alberga dudas por conflictos que podrían surgir de ética profesional, él no deja de ser su jefe. Por si fuera poca tensión lidiar con su consejo de administración, potenciales compradores del diario y grupos de presión varios por la información publicada, Víctor carga además con las misivas-chantaje de “Los favoritos de Midas” y las muertes de inocentes que empiezan a pesar sobre su conciencia. Y aunque acude a la policía, el inspector Conte no acaba de saber cómo afrontar caso tan pintoresco, a pesar de los medios humanos y tecnológicos con los que cuenta.

La serie de Gil y Barros tiene interés, porque habla de algo tan actual y preocupante como la pérdida del sentido moral en amplias capas de la sociedad, lo que afecta al final a las personas, a la hora de hacer lo correcto: hay líneas rojas que pueden traspasarse y ante las cuales es fácil autoengañarse. Estos planteamientos, y la amenaza de esas muertes como espadas de Damocles que pueden descargar sobre cualquiera, tienen capacidad de producir desasosiego en el espectador, también por el momento en que la serie se estrena, en plena pandemia del Covid-19, en un momento en que muchos ciudadanos desconfían de sus instituciones y tienen la sensación de que manos anónimas manejan tantísimos hilos que escapan a su control.

Funciona sobre todo la parte de thriller, aunque me atrevería a decir que el desenlace traiciona un poco lo que London pretendía con su relato, lo que no quita para que la decisión tomada tenga validez. Quizá lo más flojo es lo personal e intimista. Está la subtrama amorosa, donde resulta difícil creer cómo se desarrolla la relación entre la pareja protagonista, ni lo que los une, más allá de la atracción y la alcoba. Y aunque sus respectivos entornos familiares están algo más conseguidos –la periodista con su madre, el empresario con el niño, el policía con su familia– no deja de haber cierto descuido, falta un hervor, sobre todo en lo referente a Genovés.

El peso interpretativo recae en el trío Luis Tosar, Marta Belmonte y Guillermo Toledo, aunque todos los secundarios están bien, incluidas “estrellas invitadas” como Carmelo Gómez, Elena Irureta y Miguel Ángel Solá.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
loading...

También te pueden interesar

Últimos tráilers oficiales