IMG-LOGO

Biografía

Andrés Parra

Andrés Parra

Andrés Parra

Filmografía
El presidente

2019 | El presidente | Serie TV

Con ciudades de América Latina, Estados Unidos y Europa como telón de fondo, la serie explora el escándalo deportivo que sacudió al mundo a través de la historia de Jadue, un presidente de un pequeño club de fútbol chileno que surgió de la oscuridad para convertirse en una pieza clave en una conspiración de soborno de $150 millones a manos del infame presidente de la asociación argentina de fútbol, ​​Julio Grondona.

La odisea de los giles

2019 | La odisea de los giles

Una amable película que viene a decir que algunos ladrones sí son gente honrada. Adapta “La fábrica de la Usina”, una novela de Eduardo Sacheri que se hizo acreedora del Premio Alfaguara en 2016. Y en el seguimiento de un esquema de película de robos perpetrado por “no-profesionales”, sigue las pautas de filmes como Atraco a las tres y Granujas de medio pelo, y en su deuda a los clásicos cinematográficos del subgénero, se permite una justa cita a Cómo robar un millón y..., del gran William Wyler. En una población rural cercana a Buenos Aires, un grupo de giles –termino para designar a la buena gente, trabajadora, tal vez algo ingenua...–, liderado por Fermín Perlassi, vieja leyenda del fútbol local, suman fuerzas y dinero para formar una cooperativa agrícola aprovechando los silos e instalaciones de una explotación abandonada. Unos pocos dólares aquí y otros pocos allá devienen en cantidad suficientemente importante para ser depositada en la caja de seguridad de un banco. Cuando el director de la entidad aconseja a Perlassi ingresar el dinero en una cuenta para obtener el crédito que necesitan para realizar toda la inversión, se produce el corralito de 2001 que afectó a toda Argentina, y pierden todo lo que que tenían. No es la única desgracia que se produce, y el disgusto de todos es mayor cuando se enteran de que han sido estafados, el director del banco y uno de sus clientes más importantes, Fortunato Manzi, sabían lo que se avecinaba. Un año después, un cúmulo de circunstancias les lleva a un descubrimiento excepcional: Manzi ha excavado una cámara de seguridad en medio del campo, donde oculta todo el dinero robado. Trazarán entonces un plan para hacer justicia. Sebastián Borensztein, responsable de títulos de interés como Un cuento chino y Capitán Kóblic, dirige y coescribe el film con el autor de la novela, y volviendo a contar con Ricardo Darín como productor y en el capítulo interpretativo, aunque aquí integra un reparto bastante coral, es protagonista pero menos. La narración se hace amable de cabo a rabo gracias a la dignidad y decencia de los personajes, divertidos y con rasgos entrañables, desde los hermanos tan contentos con sus teléfonos móviles, al antiguo zapador del ejército, pasando por el hijo que necesita independizarse de la madre y volar por su cuenta, o el otro que deja sus estudios para ayudar en casa tras las crisis, o al anarquista de boquilla al que encarna Luis Brandoni. Y por otro lado, está bien trazada y explicada la peripecia de quienes, estudiando bien las cosas, roban a un ladrón y merecen lo mejor por ello.

7/10
Órbita 9

2017 | Órbita 9

Helena es una joven que desde niña viaja en una nave espacial, sus padres se sacrificaron para ofrecerle una vida mejor en un planeta habitable como la Tierra. Ahora debe hacer escala en una estación de reparación, por un pequeño desperfecto en su nave, lo que le permitirá contactar por primera vez con otro ser humano, el mañoso y apuesto Álex. Surge la atracción, y pronto se descubrirá que las cosas no son lo que parecen. No conviene desvelar mucho más de la trama del debut en largo del antes cortometrajista Hatem Khraiche, español de ascendencia libanesa, que también firma el guión. Se agradece el esfuerzo por hacer cine de género, pues la ciencia ficción no ha sido muy visitada por los directores hispanos, aunque hay excepciones como la valiosa Eva. Aquí el arranque tiene su punto de intriga, pero una vez se pisa, por así decir, tierra firme, la cosa se vuelve bastante convencional, con persecuciones, amores apasionados y elementos conspiranoicos no demasiado originales. Nos queda claro que 2001, una odisea del espacio, sigue inspirando en lo relativo a decorados de interiores de naves, y que Clara Lago ha hecho gimnasia, luciendo tipazo y musculatura, algo que en el caso de Álex González se da más por hecho.

4/10
El cártel de los sapos

2011 | El cártel de los sapos

 

Satanás

2007 | Satanás

Una iglesia de una barriada de Bogotá. Una mujer confiesa sus pecados ante el padre Ernesto. Aunque en realidad busca consuelo y alguna solución del cielo a una vida miserable, en la que se ve incapaz de sacar adelante a sus tres críos. Y en efecto, al poco se desencandena la tragedia familiar, muerte y dolor. Éste es uno de los tres hilos narrativos que constituyen el debut en la dirección de Andrés Baiz, que adapta una novela de Mario Mendoza. Los otros dos siguen a Eliseo, un ex militar que da clases particulares de inglés, y a Paola, una guapa joven que se alía con dos timadores para desplumar a los incautos que se ven atraídas por ella. Aparentemente inconexas, las tres tramas, de aristas muy cortantes, acaban confluyendo en el terrible clímax. Durísima película inspirada en hechos reales, acontecidos a mediados de los 80 en Pozzetto, Colombia. La película, coproducida por Colombia y México, muestra ciertamente, como indica el título, la acción del diablo: el creyente lo tendrá clarísimo, y el que no crea, no dejará de reconocer las peores acciones de que es capaz el ser humano. Y no sólo por un personaje que se diría poseído por el diablo, sino porque toda la historia anda recorrida por distintas manifestaciones del mal que anida en los hijos de Adán y Eva. Hay de fondo, todo el tiempo, un tono desesperanzado y fatalista, una sensación de absoluta impotencia. Lo bueno y lo malo forman parte del espíritu humano, como se encargó de mostrar Robert Louis Stevenson en "El extraño caso del doctor Jekyll y mister Hyde", referencia literaria que obsesiona a Eliseo. Así, el padre Ernesto es testigo de acciones malvadas que ponen a prueba su fe; y él mismo se ve incapaz de vivir su celibato; quizá en este apartado es donde Andrés Baiz simplifica más: su personaje hace prácticas penitenciales algo disparatadas, apagando cigarrillos en su piel, y su modo de luchar contra la tentación, teniendo al "enemigo" en casa por así decir, parece cuando menos poco sensato. Paola se introduce en una espiral de robos que no le producen remordimientos, pero cuando ella se convierte en víctima de hechos atroces, su reacción será salvaje. Mientras que Eliseo, ha ido acumulando rencor y odio hacia sus semejantes, a los que ve débiles, prepotentes, con más suerte en la vida, lo que combinado con sus ideas de darwinismo social van a hacerle tocar fondo de un modo terrible. El debutante Baiz rueda bien, y la estructura fílmica es poderosa, con ideas como el arranque, inteligente premonición del final; sabe concebir buenos encuadres, y dotar algunas imágenes de simbolismo, como los cristales sobre el muro, con la torre de la iglesia al fondo; pero su recurso al sexo y a la violencia se hacen difícilmente soportables. Es además conscientemente manipulador –se nota sobre todo cuando toca dos notas falsas de esperanza–, juega al despiste a la hora de golpear donde más duele. Hay que destacar el buen hacer del reparto, indicativo de que hay buenos actores en todas las latitudes.

6/10

Últimos tráilers y vídeos