IMG-LOGO

Biografía

Angela Winkler

Angela Winkler

76 años

Angela Winkler

Nació el 22 de Enero de 1944 en Templin, Brandenburg, Alemania
Filmografía
Suspiria

2018 | Suspiria

Años 70. La bailarina estadounidense Susie Bannon pasa una prueba para ingresar como alumna en la academia de baile de Madame Blanc. Pero Patricia, una de sus compañeras, ha desaparecido sin dejar rastro, así que su psicoanalista, el anciano Dr. Josef Klemperer, trata de dar con ella. Una de sus nuevas compañeras, Sara, le pedirá a Susie que le ayude a desentrañar el oscuro secreto que esconde la institución. Luca Guadagnino ha triunfado sobre todo con el relato de pasión homosexual Call Me By Your Name, con la que ganó un Oscar el veterano James Ivory por el guión adaptado. Le tiran sobre todo los homenajes al pasado, como se podía comprobar en dos trabajos con Tilda Swinton a sus órdenes Io sono l’amore (Yo soy el amor), deudor de El gatopardo y otros títulos de Luchino Visconti, y Cegados por el sol, remake de La piscina, de Jacques Deray. Rescata de nuevo a la carismática actriz para componer una relectura bastante libre del film homónimo de terror estrenado en el 77 (la trama de este remake transcurre ese año) de Dario Argento, director con el que tiene en común su primacía de la estética, pese a que ambos tengan sellos muy distintos. De nuevo barroco y excesivo, el cineasta abusa de la violencia, de la truculencia, y del simbolismo, pero sobre todo peca de pretencioso, pues no se limita a desarrollar una simple historia de horror, como el original, sino que pretende reflexionar sobre la psicosis colectiva, preguntándose cómo es posible que las ideas puedan arrastrar a numerosas personas a la violencia. Para ello, compara la secta de brujas presentada en la trama con el nazismo y el terrorismo de la RAF. Incorpora un elemento feminista, al denunciar que se menosprecia la violencia contra las mujeres, a las que se tilda muchas veces de histéricas. Estos temas de fondo tienen interés, pero el realizador acaba reiterándolos demasiado, lo que sumado a su propensión a alargar demasiado algunas secuencias, y a meter demasiados personajes secundarios, deriva en un metraje extenso, 152 minutos que agotan. Muchas escenas resultan llamativas por su poderío visual, sobre todo la de la bailarina que se descoyunta en la sala de espejos, mientras la protagonista ejecuta una coreografía en otra habitación. Pero no logran generar suspense, por la ausencia de personajes que generen una mínima empatía, lo que también deriva en un desarrollo demasiado aséptico. Tampoco aumentan el interés por ellos las excelentes actrices, pues el film cuenta con protagonistas exclusivamente femeninas, y el único personaje masculino de peso, el doctor, está interpretado por la citada Swinton, con maquillaje protésico. También aparece muy caracterizada como la jefa suprema de la escuela, y con una apariencia más reconocible como la directora artística de la misma, inspirada en la coreógrafa Pina Bausch. Desde luego, demuestra que no hay reto que se le resista, mientras que sus compañeras más o menos cumplen, sobre todo Dakota Johnson (Susie), Mia Goth (Sara), en alza con títulos como El secreto de Marrowbone, Chloë Grace Moretz, en una aparición breve, y Jessica Harper, protagonista original de la cinta setentera, como Anke, esposa de Klemperer.

4/10
En tiempos de luz menguante

2017 | In Zeiten des abnehmenden Lichts

Últimos días de Berlín Oriental, en otoño de 1989. Cuando cumple noventa años, Wilhelm Powileit, acérrimo militante del partido comunista desde antes de la II Guerra Mundial, que tuvo que exiliarse durante el gobierno de Hitler, va a recibir en su casa un tardío reconocimiento por parte de sus camaradas. Asisten vecinos, compañeros y por supuesto su amplia familia, pero su hijo Kurt no sabe cómo comunicarle una desconcertante noticia, pues su propio vástago, Sasha, hasta entonces nieto favorito del agasajado, ha huído a Occidente. El realizador de amplia trayectoria televisiva Matti Geschonneck, nacido en la República Democrática Alemana, adapta la primera novela de Eugen Ruge, que obtuvo muy buenas críticas, pues se la considera una de las mejores sobre la Caída del Muro de Berlín; aunque los guionistas condensan su trama, que se extiende en el tiempo, el film prácticamente transcurre en su totalidad a lo largo del día del cumpleaños. El resultado parece el contrapunto tenebroso de Goodbye, Lenin!, pues muestra con dureza el fin del comunismo sin dar pie a ningún tipo de nostalgia, todo parece asfixiante. Cada miembro de la familia tiene una actitud distinta ante el régimen moribundo, representado en la pantalla por símbolos quizás evidentes, pero bastante eficaces, como una iguana disecada, o una antigua mesa destartalada, que tratan de arreglar con unos clavos. Tiene enorme interés como documento del cambio de una época, pero a gran parte del público le resultará demasiado fría. A su favor cuenta con otra interpretación memorable de Bruno Ganz, inolvidable protagonista en El hundimiento, aquí un estalinista duro que mandaría al gulag a cualquiera que osara llevarle mínimamente la contraria. Le acompaña un reparto sólido en el que llama la atención Hildegard Schmahl (En un lugar de África), como esposa del personaje central, con el que mantiene una relación conflictiva.

6/10
Viaje a Sils Maria

2014 | Clouds of Sils Maria

La celebre actriz Maria Enders, viaja con su ayudante Valentine a la localidad alpina de Sils Maria, en Suiza, donde se va a rendir homenaje a un célebre autor teatral que le dio un papel crucial en su carrera: el de Sigrid, una joven cuya perturbadora relación con la madura Helene terminaba provocando su suicidio. Aún está de camino cuando llega la noticia de la inesperada muerte del homenajeado, y de que ha sido convocado otro de los actores –con el que Maria mantiene ciertas tiranteces–, para lo que ahora será un elogio fúnebre. En un momento en que su trayectoria como intérprete está en un "impasse", con ofertas de Hollywood poco seductoras, un joven director le propone retomar la obra que le dio la fama, pero asumiendo el papel de Helene, incorporando nuevas ideas del autor, que dejó escritas, y fichando a una jovencita, prometedora actriz, pero siempre metida en líos por el acoso de la prensa y su difícil carácter, que haría de Sigrid. Y surgen los miedos y dudas de Maria, en pleno proceso de separación, y que teme que el reto del personaje de Helene sea excesivo para ella en su actual encrucijada vital. Potente reflexión acerca de la profesión del actor, y del modo en que le afecta representar otras vidas que no son la propia, pero acaban convirtiéndose en parte de él. Es una idea que se encuentra en otros filmes producidos casi a la vez, la valiosa Birdman (o la inesperada virtuda de la ignorancia) y la decepcionante La sombra del actor. Y por extensión, exploración a través de las nieblas existenciales –las nubes que cubren Sils Maria de un modo tan misterioso y simbólico–, acerca de cómo discurre la vida de una mujer, Maria Enders, que puede haber alcanzado tal vez la cumbre de su profesión, pero que no acaba de conocerse a sí misma, se encuentra insegura en el amor y en los asuntos del corazón, a la que la muerte trágica de los que aprecia resbala un poco porque tampoco ella misma se siente segura de si quiere seguir en la brecha, y que se muestra insensible con quienes están más cerca, esa eficaz ayudante Valentine, de la que no sabe apreciar sus cuidados y desvelos en toda su hondura, y cuya opinión no acaba de valorar o, al menos, agradecer. Como es habitual, Juliette Binoche ofrece un gran trabajo actoral, pero merece la pena destacar también a Kristen Stewart, que se hizo merecedora del César a la actriz de reparto por su trabajo, y no es normal que una actriz americana se lleve este galardón francés. Olivier Assayas, guionista y director, sigue probando su capacidad para explorar delicadamente y con matices el alma humana, puede que éste sea su mejor film junto a Las horas del verano, donde también trabajaba la Binoche.

7/10
Three

2010 | 3

Hanna y Simon son pareja. Ella es periodista televisiva, él arquitecto de interiores. Residen en Berlín y sus vidas no pueden ser más anodinas: no se llevan mal, pero su relación se ha vuelto completamente rutinaria. Realmente los únicos alicientes existenciales son sus secretos inconfesables, que por un golpe del azar tendrán un sorprendente nexo de unión, un amante, que sirve para resaltar aún más lo patético de sus existencias. Lejos está Tom Tykwer del título al que debe la fama, la fresca Corre, Lola, corre. Nada de lo que ha hecho después este cineasta alemán ha estado a la altura de ese film, desde entonces ha estado dando palos de ciego: a veces con pretenciosidad (En el cielo), otra intentando la jugada comercial (The International (Dinero en la sombra), al menos digno thriller) y otras tirando por la calle de en medio (El perfume, engolada adaptación del conocido best-seller de Patrick Süskind). El film que nos ocupa, dirigido con oficio y actores competentes, viene a ser un monumento a la vacuidad, una “bonita” pero cínica escultura de la condición humana, en la que cuentan sobre todo los sentimientos, por muy efímeros o caprichosos que puedan resultar. En lo referente al guión se fuerzan las casualidades o las reacciones de los personajes para mostrar con humor amargo lo ridículo que es el ser humano. Resulta curioso constatar que la trama está salpicada de cuestiones de gran trascendencia moral: la eutanasia, la fecundación in vitro, la investigación con células madre, la donación del cuerpo para la ciencia, el ejercicio de la homosexualidad, la fidelidad, el divorcio, los hijos adolescentes, las relaciones sexuales “creativas” (o sea, los tríos), la paternidad y la maternidad... Pero aquí sólo son ingredientes, a los que se quiere restar importancia, de la indigesta “sopa” en que consiste la existencia, pues se supone que la vida es sólo eso, un absurdo; de hecho, las palabras inconexas con que se inicia el film, pronunciadas de seguido sin contexto, anticipan este planteamiento. Y así las cosas, nada importa tanto como la desinhibición, la liberación de complejos o tabúes, hasta que la muerte nos alcance.

3/10
El gran éxodo

2007 | Die Flucht

Ambientada en 1944 cuenta la historia de Lena Von Mahlenberg, una prusiana hija de un importante mandatario que está enfermo. Éste aún le guarda rencor por haberse escapado de la boda que tenían prevista para ella. Mientras sucede esto, el ejército soviético se acerca a Prusia para invadirla. Es un film de amor con trasfondo histórico, pero que no se atreve a meterse de llena en la rama de los sucesos, sino en los líos amorosos de sus protagonistas.

5/10
El vídeo de Benny

1992 | Benny's Video

Un matrimonio acomodado. La hija mayor vive fuera de casa, el hijo adolescente ve atendidos por sus padres todos sus caprichos. Benny cuenta con una amplísima habitación, verdadero estudio de edición de vídeo, donde hace sus montajes audiovisuales, en los que mezcla imágenes tomadas por sus propias cámaras, otras grabadas de televisión, y las que selecciona de películas que alquila en su videoclub. Un día invita a sus aposentos a una joven que acaba de conocer en el videoclub, e inopinadamente, sin motivo, le dispara y la remata. Los hechos unen a los padres con el hijo, al tratar de encubrir el crimen, aunque en realidad la distancia que les separaba sigue siendo la misma, si no es aún mayor. El austríaco Michael Haneke maneja en el film, con gran pericia, sus temas favoritos: fascinación por las imágenes y la violencia, psicopatologías extremas, incomunicación en la familia. Con la frialdad y la asepsia con que un cirujano maneja el bisturí en el quirófano, entrega una película escalofriante, de personas que han perdido todo sentido moral, meros fantoches que se mueven por una voluntad de poder -pobres 'superhombres'-, no muy lejana a la descrita por Nietsche. No hay arrepentimiento, no hay dolor, sólo cerrar los ojos al mal cometido, no admitirlo, para seguir adelante hacia ninguna parte.

6/10
Danton

1983 | Danton

Tras la declaración de los derechos del hombre, llega el régimen del terror. Es la paradoja de la revolución francesa, que en teoría predica ‘liberté, egalité, fraternité’, pero deja tras de sí un reguero de sangre y cabezas cortadas. El film describe la época del dominio de Robespierre, y su choque con Danton, lo que da pie a un soberbio duelo actoral entre Wojciech Pszoniak y Gérard Depardieu. El cineasta polaco Andrzej Wajda no sólo atrapa con la cámara un pedazo de historia, sino que, rodando en 1983, está ofreciendo una parábola nada velada del movimiento Solidaridad y su choque con el comunismo.

6/10
Locura de mujer

1983 | Heller Wahn

El tambor de hojalata

1979 | Die blechtrommel

Un niño nace en la ciudad alemana de Danzig en 1924. Enseguida comienza a demostrar que es extraordinariamente precoz. Cuando cumple tres años, decide dejar de crecer, al mismo tiempo que le regalan un tambor que le habían prometido al nacer. Pasan los años y, a pesar de que madura, sigue teniendo el mismo aspecto físico. Con su tambor, le pone ritmo a los trágicos acontecimientos históricos que contempla. La mejor película de Volker Schlöndorff, uno de los representantes del movimiento conocido como 'Nuevo Cine Alemán'. Consiguió la Palma de Oro en el Festival de Cannes y el Oscar a la mejor película extranjera en 1979. Adapta fielmente la novela homónima, la más representativa del Premio Nobel de Literatura Günter Grass.

6/10
La mujer zurda

1978 | Die Linkshändige Frau

Debut en la dirección del guionista Peter Handke, que adaptaba su propia novela. Handke ya había escrito para Wim Wenders El miedo del portero ante el penalti y Movimiento en falso (1975) antes de estrenarse con esta historia que narra el final de un matrimonio y cómo ambos cónyuges buscan nuevas aventuras sentimentales. Los Premios del Cine Alemán galardonaron a la película en la categoría de mejor montaje, responsabilidad de Peter Przygodda, colaborador imprescindible de directores del nuevo cine alemán como Wenders (En el curso del tiempo, 1976) y Reinhard Hauff (El cuchillo en la cabeza, 1978).

5/10
El cuchillo en la cabeza

1978 | Messer im Kopf

Alemania Federal, El doctor Berthold Hoffmann (Bruno Ganz) se ve involucrado por la mala fortuna en una acción terrorista y resulta herido de gravedad en el cráneo por la policía. Las secuelas le dejan parcialmente inútil física y psicológicamente, sin motricidad y con el juicio nublado por el shock sufrido. Cuando empieza a recuperarse despierta en él un sentimiento de venganza hacia la policía...El cuchillo en la cabeza es un film valiente y simbólico que plantea la defensa del individuo frente al poder. La opresiva Alemania Federal es el marco en el que se sitúa una trama dirigida por Reinhard Hauff en la que se muestra una sociedad acechada por la amenaza terrorista, así como las presiones policiales y las manipulaciones de la prensa.

El honor perdido de Katharina Blum

1975 | Verlorene Ehre der Katharina Blum oder

Adaptación de una novela de Heinrich Böll, en que la joven del título pasa la noche con un tipo. A la mañana siguiente la policía irrumpe en el piso. El otro era un terrorista, y Katharina es acusada de cómplice. La película retrata con justeza la comisión de una injusticia.

6/10

Últimos tráilers y vídeos