IMG-LOGO

Biografía

Anika Noni Rose

Anika Noni Rose

Anika Noni Rose

Filmografía
Nación salvaje

2018 | Assassination Nation

Un hacker pone en solfa a la ciudad de Salem, al sacar a la luz las perversiones del alcalde, el director del instituto y el jefe de policía. Necesitados de cabezas de turco, los lugareños acabarán poniendo en su punto de mira a las jóvenes rebeldes Lily, Bex, Sarah y Em. Segundo largometraje de Sam Levinson, tras el poco conocido Another Happy Day, que formalmente exhibe cierta frescura, apelando a códigos que reconocerá el público adolescente, ya que usa el lenguaje de los videoclips más modernos, o de los fragmentos filmados por YouTubers. También recurre continuamente a mensajes de texto o memes superpuestos en pantalla. Cuenta también con buenos trabajos de High Life, reconocida por la serie High Life, y del resto del reparto. Quienes se dejen llevar por esta propuesta juvenil, de tono subversivo, se verán recompensados con valiosas ideas sobre la doble moral en el momento actual, y la tendencia a linchar a quienes según las redes sociales pueden haber obrado mal, sin esperar a ningún tipo de juicio. El realizador, también guionista, se apunta a la era del #MeToo, poniendo el acento en reivindicaciones feministas variopintas. Se pide libertad absoluta para el género femenino, pese a que se pinta una visión deprimente de las mujeres jóvenes, ya que –al igual que los varones de su edad– las nuevas brujas de Salem que presenta como protagonistas se interesan parcialmente por la cultura, pero en general parecen obsesionadas por el sexo y el desenfreno. Por si alguien no capta de qué se va a hablar, al principio se adelantan algunos momentos del film, señalando con lenguaje combativo los temas centrales a tratar: mirada masculina, bullying, etc. También se apunta al carro del activismo LGTB, con un personaje transexual. Pese a que la propuesta tiene cierto interés, falta tridimensionalidad a los personajes, y el desarrollo no acaba de resultar en ningún momento creíble.

5/10
El amor lo es todo, todo

2017 | Everything, Everything

¿Y si no pudieras tocar nada en el mundo exterior? Nunca respirar el aire fresco, no sentir el cálido sol en la cara... ¿o besar al chico de al lado? Descubre la sincera historia de amor de Maddy, una inteligente, curiosa e imaginativa chica de 18 años que, debido a una enfermedad, no puede dejar la protección de su casa, y Olly, el chico guapo de al lado, que despierta su deseo de abandonar la seguridad y sacrificar todo por amor.

As Cool as I Am

2013 | As Cool as I Am

Una inteligente adolescente intenta crecer de forma normal en un pequeño pueblo pese a sus egocéntricos padres, que la tuvieron cuando tenían su edad y se han resistido a aceptar que les ha llegado la madurez. Visión ligera de un típico argumento televisivo en el que una joven es más responsable que sus padres. Claire Danes y James Marsden dan vida a los protagonistas y aumentan la expectativas de este film, cuyo contenido no está finalmente al nivel de lo esperado.

5/10
Half of a Yellow Sun

2013 | Half of a Yellow Sun

La maldición de Dark Lake

2011 | Bag of Bones | Serie TV

Basada en la novela homónima de Stephen King, Un saco de huesos (también conocida como La maldición de Dark Lake) ofrece exactamente lo que cabe esperar de un producto de terror con toques sobrenaturales. Su protagonista, Pierce Brosnan es su principal reclamo y no “decepciona”, ofrece como siempre una batería –limitada– de posturas, gestos faciales y en definitiva la misma dosis de sobreactuación a la que ha acostumbrado a los espectadores de sus películas. Pero en este caso poco podría hacer aunque declamase a Shakespeare como los ángeles, ya que hablamos de una serie cargada de tópicos, en torno a un extraño misterio del pasado que afecta a un grupo de personajes en la actualidad. Y lo que tiene que hacer Brosnan está en el manual básico de cualquier actor: ser encantador, llorar, amar y matar. Teniendo en cuenta que el agente 007 mata igual que llora o se toma un martini, sólo tiene que poner tres expresiones diferentes. Y basta. Interpretaciones a un lado, la miniserie (dos capítulos de hora y veinte de duración aproximadamente) a priori cuenta con todos los requisitos del género y en una obra del especialista del terror Stephen King. La historia está protagonizada por la pareja perfecta. Él es un escritor de Best sellers, Mike Noonan y ella, Jo Noonan, la mejor esposa del mundo. Se ayudan, se apoyan y se adoran, pero un día ella sufre un fatídico accidente y fallece, y él descubre que estaba embarazada. Sumido en una profunda tristeza decide irse a la casa del lago, en la que ella pasó mucho tiempo mientras él escribía en la ciudad. Allí, cómo no, empiezan a pasar cosas extrañas. Música que comienza a reproducirse en mitad de la noche, vasos que se rompen, imanes de letras en la nevera que reproducen mensajes inquietantes, visiones de su difunta mujer... Un gran número de elementos -más que vistos por cierto- van guiando a Noonan hacia el descubrimiento de una macabra historia sucedida en el pasado. La resolución del misterio no aporta nada nuevo, no disgusta del todo, aunque los elementos que aderezan la historia no acaban de cuadrar, incluso llegan a chirriar, como cuando una anciana decrépita le propina un puñetazo a Brosnan y le hace caer por un acantilado. Eso después de verlo correr y ponerse en forma por el bosque. No cuela. De todas maneras, la serie tiene un pase (sólo uno), porque es cierto que la tensión se mantiene y algún sobresalto provocará en el sofá. Como producto menor, se deja ver.

5/10
Ten un poco de fe

2011 | Have a Little Faith

Un anciano rabino, Albert Lewis, encomienda a Mitch una misión para cuando él ya no esté: que pronuncie el sermón en su funeral. La sorpresa de Mitch es grande porque es un hombre descreído y no entiende que el rabino le haya encargado eso a él. Sentido e interesante telefilm de la cadena norteamericana Hellmark, cuyo guión se basa en el libro de Mitch Albom, a su vez inspirado en hechos reales. A través de una historia dramática y bien hilvanada ofrece una interesante reflexión acerca de las creencias religiosas en una época de descreimiento. Ayuda sin duda a que el resultado interese la presencia de actores de renombre, como Laurence Fishburne, Bradley Whitford o el veterano Martin Landau en el papel del rabino. Dirige Jon Avnet (Tomates verdes fritos), a quien la emotiva historia le cuadra a la perfección

5/10
For Colored Girls

2010 | For Colored Girls

Dreamgirls

2006 | Dreamgirls

Enésima revisitación libre del cuento de la Cenicienta, a cuento, nunca mejor dicho, del ascenso a la fama de las tres componentes del grupo musical “The Dreams”, que como ‘Los tres mosqueteros’, eran en realidad cuatro. El musical de Michael Bennett sobre esas jóvenes mujeres negras de humilde condición y su entorno, que llegan a lo más alto de la carrera artística pero se dejan en el camino jirones de su alma, triunfó en Broadway en 1981, con seis premios Tony y cinco años de representaciones. El libreto se debía a Tom Eyen, con la música de Henry Krieger. Acomete la adaptación y dirección cinematográficas Bill Condon, que algo sabe de llevar musicales a la pantalla tras su guión de Chicago (2002). Aquí sabe introducir bien a los personajes –el trío compuesto por Deena, Lorrell y Effie; el vendedor de autos aspirante a promotor artístico Curtis Taylor; el letrista C.C.; el triunfador cantante James ‘Thunder’ Early; y el anciano agente Marty–, y con naturalidad conduce al momento en que el mujeriego Early acepta que “The Dreamettes” –más tarde rebautizadas “The Dreams”– hagan los coros de sus canciones. De un modo sencillo, confiando en el carisma de los actores y en unas pasiones universales y muy reconocibles por cualquiera de carne y hueso, el film nos sitúa en la tesitura del deseado éxito, y del modo en qué afecta a unos y otros, el precio de la fama. Así, se retrata la ambición, que sacrifica los lazos de esa ‘familia’, la atracción amorosa que lleva a saltarse las debidas lealtades, el escapismo en la droga… Todo con cierto afecto sincero al fondo, no siempre bien manifestado, por la 'neblina' de los oropeles de esa fama que todo lo mata. Inicialmente, los números musicales tardan en llegar. Tiene uno la sensación de que el film va a introducir las canciones sólo en las actuaciones de “The Dreams” en el escenario. Pero no es así, y algunas expresan muy bien el estado anímico de los personajes. Particularmente sobresale la canción “And I Am Telling You I’m Not Going” en un momento álgido del film, donde Jennifer Hudson –debutante en el cine, y conocida por haber sido finalista en el ‘reality’ televisivo “American Idol”– está sencillamente soberbia, con una voz preciosa, llena de sentimiento, y cuya interpretación es perfectamente recogida por la cámara. La película es un completo acierto en su reparto. Bien puede decirse que Hudson es la que roba la función, tal vez por ser una desconocida, pero Beyoncé Knowles aguanta muy bien el tipo con un personaje de imagen distinta a la que suele lucir, Eddie Murphy logra conmover con su patético Early, Jamie Foxx saber cargar con un personaje antipático, y el resto (Danny Glover, los desconocidos Anika Noni Rose y Keith Robinson) está muy en su sitio.

7/10

Últimos tráilers y vídeos