IMG-LOGO

Biografía

Anthony Michael Hall

Anthony Michael Hall

52 años

Anthony Michael Hall

Nació el 14 de Abril de 1968 en West Roxbury, Massachusetts, EE.UU.
Filmografía
Vivir de noche

2017 | Live by Night

Adaptación de una novela de Dennis Lehane ambientada en los años de la Ley Seca, sigue las evoluciones en el mundo del crimen de Joe Coughlin, tras regresar de combatir en las trincheras europeas de la Primera Guerra Mundial. De origen irlandés, católico desencantado, hijo de un capitán de la policía de Boston, Joe comete atracos con la complicidad de Emma, la amante de Albert White, un gángster, y de él en secreto. Y aunque querría mantener cierta independencia en su carrera delictiva, se acaba enredando, primero con White, y luego con su rival italiano Maso Pescatore, lo que le acaba llevando a Tampa, en Florida, lugar donde se encarga de hacer funcionar a pleno rendimiento la red de producción y contrabando de alcohol en la zona, mientras piensa en el futuro, con la idea de sacar adelante un casino. A pesar de marcarse ciertos límites éticos en su inmoral actividad, le tocará descubrir que quien juega con fuego se quema irremediablemente. Ben Affleck escribe, dirige, produce y protagoniza este violento film, cuyo título alude a lo que supone vivir en la noche u oscuridad de una existencia donde sólo parece importar el "juego", lograr una cuota de poder que te permita ser el amo del cotarro, de tu cotarro al menos, pagando un precio. Lo que ocurre es que somos responsables de nuestras acciones y decisiones, que no dejan de tener consecuencias; y trazar límites a lo que está mal resulta cuando menos ingenuo. Esta es seguramente la idea de fondo de la trama, que afecta a Joe Coughlin, con un amplio telón de fondo, el del contrabando de alcohol, primero en Boston, y luego en la más exitosa Tampa, donde la producción de tabaco y la cercanía de Cuba tienen su importancia, además del racismo, el Ku Kux Klan. La película, en cuya producción destaca el nombre de Leonardo DiCaprio, se sigue con interés, pero también adolece de cierta frialdad, y ello a pesar de las subtramas románticas, cuesta empatizar con un Ben Affleck que parece perpetuamente reconcomido, a disgusto porque las circunstancias le obliguen siempre a dar un paso más allá de donde quisiera. El reparto es fantástico, con algunos secundarios sobresalientes, como Sienna Miller o Chris Messina, por citar a dos especialmente destacados. Hay acción dinámica y brutal, con momentos "padrinescos", por así decir, y el excelento diseño del sonido ayuda al impacto de las escenas, con algunos planos visualmente muy atractivos. Y la dirección artística de la reconstrucción de época es notable, en algún elegante garito, y en Tampa.

6/10
Máquina de guerra

2017 | War Machine

Sátira acerca del papel de Estados Unidos –y por extensión, de todo Occidente– en Afganistán, con el foco puesto en el estamento militar, y especialmente en el recién nombrado jefe de las fuerzas ahí destacadas, el carismático y espartano general Glen McMahon. A lo largo de toda su carrera militar se ha preparado para ganar una guerra, y ésta es su oportunidad, piensa, a pesar de las muchas voces que piensan que lo único que cabe es la retirada y dejar a los afganos que se arreglen como puedan, sin injerencias, la postura que viene alimentando el comandante en jefe, o sea, el presidente Obama. Con buena intención pero con arrogancia, McMahon piensa que pueda solucionar el conflicto, mientras torea a los burócratas de Washington y aledaños. Una forma es usar los medios de comunicación a su favor, como el programa de la CBS "60 Minutes", pero quizá invitar a un periodista del magazine Rolling Stone a que les acompañe una temporada no sea una buena idea. El australiano David Michôd, director y guionista que llamó la atención con su Animal Kingdom, se basa en el libro de Michael Hastings "The Operators", y compone el personaje ficticio de McMahon inspirado en el general Stanley McChrystal, que fue relevado de su puesto afgano en 2010. Es una película arriesgada porque no cae en la caricatura de trazo grueso; cierto que muchos comportamientos de militares y políticos son grotescos, pero en cierta manera trata el tema de la intervención de EE.UU. en conflictos internacionales en serio, preguntándose si se hacen de verdad los deberes antes, para ayudar de verdad, y si no existen ciertas ínfulas mesiánicas, palabrería idealista hueca e inatención a los que padecen en sus carnes el terror. Paradójicamente, la seriedad resta algo de fuerza al conjunto, pero al menos entendemos a McMahon y a sus hombres, sometidos a un baño de realidad, a los afganos, las meteduras de pata, las operaciones de prestigio, el cálculo de los políticos, la denuncia cínica de los medios, omnipresente con la voz en off de un narrador cuya identidad nos descubrimos hasta bien avanzado el metraje. Resulta curiosa la esforzada composición de Brad Pitt, también productor, del protagonista, que se diría inspirado en George Clooney, por los gestos y el pelo canoso: le da empaque y dignidad, sí, pero también peca de artificioso. Algunos actores célebres se pueden lucir en pequeños roles, sobre todo Tilda Swinton, en una eléctrica comparecencia pública del general, y Ben Kingsley como el presidente afgano.

6/10
Results

2015 | Results

Foxcatcher

2014 | Foxcatcher

Desgarradora película basada en hechos reales, algo a lo que es muy aficionado su director, Bennett Miller, premiado en Cannes, como prueban sus anteriores trabajos Truman Capote y Moneyball. Curiosamente con esos títulos comparte la crónica de un suceso terrible como el que Capote contó en "A sangre fría", y el elemento deportivo. Se centra en el medallista de lucha libre Mark Schultz, hombre sencillo y apocado, huérfano desde los dos años, que ha vivido a la sombra de su hermano David, también luchador, y entrenador de esta disciplina, que ha sido como un padre para él. Un día Mark recibe una inesperada llamada de uno de los hombres más ricos de Estados Unidos: John du Pont, heredero de una fortuna y magnate de la industria química. Le invita a visitarle en su espectacular finca en Delaware, Pensilvania, y allí le propone actuar a modo de mecenas –nominalmente como entrenador– para que Estados Unidos triunfe en el mundial y en los juegos olímpicos en la lucha libre. La idea es que su hermano David también se sume, y reúnan a otros luchadores, pero el hermano, que tiene esposa y dos hijos, rehúsa. En su nuevo entorno Mark descubre en John du Pont una suerte de figura paterna, aunque no deja de detectar numerosas rarezas en el carácter de su patrón, además de extrañas normas en lo que se refiere al trato con la anciana madre de John. Miller maneja con inteligente sobriedad un guión de hierro armado por Dan Futterman y E. Max Frye, lo que se advierte por ejemplo en la atmósfera de tenso silencio de muchas de las escenas, que crean una sensación de creciente incomodidad en el espectador. La película puede verse a dos niveles, los dos interesantísimos. Están en primer lugar los dramas personales, perfectamente trazados, y que permiten un formidable trabajo de todos los actores, por supuesto los tres principales –Channing Tatum, Steve Carell, Mark Ruffalo–, pero también los secundarios, como Vanessa Redgrave y Sienna Miller. Tenemos a dos seres humanos vapuleados por la vida: Mark Schultz, que ha crecido envuelto en inseguridades que le hacen frágil, algo que sabe su más equilibrado hermano David, que quiere ayudarle y se empeña de veras, aunque sabe que tiene una prioridad, la familia que ha formado; y el imprevisible John du Pont, al que anula la presencia de una madre castradora que sólo tiene reproches para él, que ha desarrollado mil aficiones que le gustan pero no le llenan (los pájaros, la lucha libre, las armas, la vida social), y que acude a las drogas para mantener cierto tono vital; ambos podrían complementarse, pero la relación es decididamente ambigua y, se puede adivinar, con poco recorrido. Por otro lado, el film es de esos que invitan a descubrir la metáfora de América, el film transcurre en los años de Reagan, y Du Pont se diría un Charles Foster Kane de la época, pero que ni siquiera tiene un trineo infantil, Rosebud, que añorar, como ocurría en Ciudadano Kane. Mientras que lo que acontece a los hermanos Schultz invita a pensar que el sueño americano puede devenir fácilmente en pesadilla, que no es oro todo lo que reluce.

8/10
Muerte en Tombstone

2013 | Dead in Tombstone

Un delirante cruce entre western y cine fantástico, todavía peor que Cowboys & Aliens. Sigue a una panda de forajidos que liberan a uno de los suyos, Guerrero, que está a punto de ser ahorcado, y que ha hecho un pacto con el diablo. Tras ello fijan su atención en el poco protegido banco de un pueblecito, que alberga un apetitoso botín producto de una disputa entre propietarios de tierras. A consecuencia del golpe Guerrero muere y se presenta ante el diablo, que le permite regresar a la Tierra bajo la promesa de que entregará a sus compinches para que "disfruten" de las llamas del infierno. Pura serie B, concebida para su explotación directa en DVD, ofrece acción trepidante poco elaborada. Dirige Roel Reiné, acostumbrado a esta clase de subproductos, en su haber tiene dos secuelas de Death Race. Protagoniza el Danny Trejo de Machete, mientras que la cara al demonio se la presta Mickey Rourke.

3/10
El último hombre en pie

2011 | Last Man Standing

Una ex marine llamada Abby Collins hace tiempo que dejó el servicio activo y ahora está felizmente casada. Sin embargo, deberá volver a los viejos hábitos cuando una historia del pasado llame a su puerta. La británica Catherine Bell protagoniza este discreto telefilm de acción, tras haber alcanzado cierta notoriedad con su papel de Cassandra Nightingale en la serie de películas protagonizadas por la "dama gris". Dirige con cierto oficio Ernest R. Dickerson, responsable de varios episodios de series tan conocidas como The Walking Dead, Treme, Dexter o The Wire (Bajo escucha).

4/10
El caballero oscuro

2008 | The Dark Knight

El director Christopher Nolan (Londres, 1970) lleva una carrera cinematográfica fulgurante y es uno de esos raros cineastas que es adorado tanto por el público como por la crítica. Su prestigio es verdaderamente asombroso. Y es que desde su segundo film, Memento, su labor detrás de la cámara quedó encumbrada y sus posteriores películas no han hecho sino aumentar su caché, especialmente gracias a Batman Begins y al thriller "mágico" El truco final. Ahora sólo toca volver a asombrarse ante su impresionante talento, porque esta segunda película sobre el hombre murciélago supera en calidad al resto de su filmografía. Si El caballero oscuro no es una obra maestra absoluta el caso es que se le acerca bastante, y desde luego se trata seguramente de la mejor película sobre un superhéroe realizada hasta la fecha. Es la adaptación de un cómic, cierto, y en ese sentido habrá espectadores para todos los gustos, pero es de justicia afirmar que no hay fisuras en este film. Gotham está dominada por la mafia, pero el nuevo hombre fuerte de la política es el fiscal Harvey Dent (Aaron Eckhart), un tipo íntegro que se ha propuesto acabar con la criminalidad que asola la ciudad, y que además es el novio de Rachael Dewes (Maggie Gyllenhaal), la amiga de la infancia de Bruce Wayne (Christian Bale), alias Batman. Una de las mayores preocupaciones para el gobierno es la corrupción de la policía, pues prácticamente uno sólo puede fiarse del teniente Gordon (Gary Oldman), que es precisamente el mejor aliado es Batman, enemigo número uno de la mafia. Pero todo puede cambiar cuando aparece en escena Joker, un individuo siniestro y sin escrúpulos que se ofrece a la mafia para acabar con Batman. Nadie cree que ese psicópata con cara de payaso sea capaz enfrentarse con el hombre más poderosos de la ciudad. Pero están equivocados, el Joker es mucho más listo, sanguinario y peligroso de lo que parece. Una gran virtud del guión –escrito de nuevo por el equipo formado por Christopher Nolan y David S. Goyer, a quien se ha unido ahora Jonathan Nolan, hermano pequeño del director– es que mete en faena al espectador desde el primer fotograma y ya no le suelta hasta los títulos de crédito finales. No hay aquí apenas introducción, pues los personajes principales están suficientemente maduros de otros filmes como para resultar totalmente convincentes. Pero, justamente, la sabiduría narrativa de Nolan y del resto de guionistas se comprueba en las dos magníficas presentaciones de los dos nuevos personajes contrapuestos, el fiscal Dent y el Joker. Junto al guión –en verdad cuidadísimo, de una inusual variedad de giros para tratarse de la adaptación de un cómic– destaca la puesta en escena y la enorme capacidad de Nolan para crear atmósferas inquietantes. Como en Batman Begins, el ambiente de la película es tenebroso y agobiante, como corresponde a un thriller criminal de altos vuelos, y las escenas nocturnas siguen siendo la prioridad. Y Nolan logra que la tensión sea muy fuerte, con momentos de gran violencia –aunque sobre todo sugerida– y un uso sencillamente perfecto de la rítmica y desasosegante banda sonora de James Newton Howard y Hans Zimmer, siempre al servicio de la imagen. En cuanto a la acción, qué se puede decir... Es de lo mejor que se puede ver hoy en día, con momentos apoteósicos como la larga secuencia del túnel, rodada a un ritmo endiablado. Y pese a lo fácil que es aburrir cuando una película rebosa de acción por los cuatro costados, aquí la maravilla es que Nolan dice cosas, cosas muy interesantes, al tiempo que entretiene de veras. Hay en el film héroes y villanos, claro, pero sobre todo hay bien y mal, moralidad e inmoralidad, un fuerte sentido de la responsabilidad y de las propias limitaciones, la convicción de que el camino entre lo bueno y lo correcto no siempre es el mismo y tan fácil de tomar, y de que el margen que puede separarnos de la bondad o la maldad es tan fino como un papel de fumar. En conjunto, hay una emocionante visión de la épica del héroe, nada estereotipada. Además todos los personajes resultan complejos, verosímiles, muy alejados de los clichés fantásticos, a lo cual también ayuda que la ambientación de Gotham no parece provenir del cómic, sino de la realidad más pura, de cualquier metrópoli normal y moderna. Por último, todo el reparto está perfecto, equilibrado, pero es imposible no mencionar el increíble trabajo del malogrado Heath Ledger, muerto seis meses antes del estreno del film. El actor se ha ido a lo grande, entregando un testamento cinematográfico, tan excelso como triste y doloroso. Su personaje del Joker es absolutamente impactante (se recomienda escucharle en versión original), de una fuerza tan sobrecogedora que hace olvidar al mismísimo Jack Nicholson. Es con toda probabilidad la mejor interpretación de su carrera, y no sería nada raro que fuera nominado al Oscar. Sólo con la escena de su aparición en la reunión de mafiosos lo merecería.

9/10
Plan de vuelo: secuestrado

2007 | Final Approach

Unos terroristas quieren sembrar el pánico en el país y llevan a cabo secuestros. Uno de ellos es el de un avión con destino a Los Ángeles en el que por desgracia para los terroristas se encuentra un ex agente del FBI. Éste, ex negociador, regresa de Nueva York de una entrevista laboral. Extenso telefilm de cuatro horas de duración dirigido por Armand Mastroianni y protagonizado con esfuerzo por Dean Cain (Lois y Clark). La puesta en escena es poco atractiva, aunque puede resultar entretenido para los amantes del género.

4/10
La zona muerta (2ª temporada)

2002 | The Dead Zone | Serie TV

Aún atormentado por sus visiones, Johnny busca a un secuestrador. Se trata de un tipo que tiene aterrorizada la zona. Poco después, el sheriff Walt acude a él para que le ayude a localizar a un grupo de adolescentes que exploraban una mina abandonada. Pero Johnny tiene visiones de su funeral. Segunda temporada de la serie inspirada en la novela de Stephen King. En ella Johnny parece asumir que su novia de toda la vida se casara, mientras él estaba en coma, con el sheriff. Y empieza a sentirse atraído por la reportera Dana Bright.

4/10
La zona muerta

2002 | The Dead Zone | Serie TV

John Smith, joven profesor de instituto, sufre un accidente de coche. El tipo se queda en coma durante seis años. Al despertar, descubre que su novia se ha casado con otro, y que su madre ha muerto. Además, ha adquirido una extraña clarividencia para predecir catástrofes y sucesos violentos, que todavía podrían evitarse. Serie que combina acción e intriga, basada en la conocida novela de Stephen King. Cronenberg realizó una excelente adaptación al cine en 1983.

4/10
Freddy el colgao

2001 | Freddy Got Fingered

Título a la mayor gloria de su director y protagonista, el iconoclasta actor de comedia de MTV Tom Green. Para su debut en la pantalla grande escoge dar vida a un candidato a dibujante de filmes de animación, más tonto que los dos tontos que daban título a una peli de los hermanos Farrelly. Si señalamos que el film presume de “hacer saltar por los aires de nuevo los límites del buen gusto”, queda dicho todo acerca de por dónde van los tiros de esta disparatada comedia.

2/10
61*

2001 | 61*

Película beisbolera dirigida por Billy Crystal. El título 61* alude al asterisco que se añadió al récord de "home runs" de la temporada del jugador Maris, pues jugó 162 partidos, frente a los 154 de la época en que Babe Ruth hizo su hazaña. El film, combina la emoción de los partidos con una hermosísima fotografía debida al maestro de la luz Haskell Wexler.

6/10
Piratas de Silicon Valley

1999 | Pirates of Silicon Valley

Adaptación del libro escrito por Paul Freiberger y Michael Swaine, que narra los comienzos de la era informática, y en concreto de las empresas Apple y Microsoft. Entre los personajes se llevan la palma por supuesto, Steve Jobs y Bill Gates, interpretados por Noah Wyle (Urgencias) y Anthony Michael Hall (Dieciséis velas). Se trata de un telefilm dramático, con tintes biográficos, que tuvo su polémica al recrear la rivalidad ancestral de las dos empresas, de modo poco oficial. Obtuvo cinco nominaciones a los Premios Emmy.

6/10
Hail Caesar

1994 | Hail Caesar

Caesar es un joven con aspiraciones de rockero que toca en una banda en sus ratos libres. Trabaja en una fábrica de lapiceros y está enamorado de Buffer, la guapa hija de su jefe. Para conseguirla, el padre de la chica le apuesta que si en seis meses consigue hacer prosperar el negocio económicamente, Caesar podrá conquistar a Buffer, de lo contrario, no la verá jamás. Primera experiencia como director del intérprete Anthony Michael Hall. El resultado es una alocada comedia bastante tontaina protagonizada por una panda de descerebrados. Robert Downey Jr. aparece entre el reparto y Samuel L. Jackson también se dejó engañar para este proyecto.

3/10
Texas

1994 | Texas

A comienzos del siglo XIX muchos colonos estadounidenses comienzan a emigrar hacia el sur y a establecerse en las tierras mexicanas de Texas. Pero los conflictos entre estadounidenses y mexicanos no se harán esperar y las tensiones acabarán desembocando en la Guerra de Independencia de Texas. Adaptación televisiva de la mastodóntica novela de James A. Michener, que narra con verosimilitud hechos verídicos de la historia norteamericana. El resultado es una película tan larga como la novela, más de tres horas, pero también interesante, ideal para crear un fresco histórico verosímil acerca de los acontecimientos que se narran. Cuenta con un elenco actoral bastante eficaz, con algunos rostros conocidos.

5/10
Seis grados de separación

1993 | Six Degrees of Separation

Ouisa (Stockard Channing) y Fland (Donald Sutherland) Kittredge, un matrimonio de la alta sociedad neoyorkina, ven sacudidas sus aburridas vidas cuando Paul (Will Smith), un joven negro, irrumpe en su casa: acaba de ser víctima de un atraco. El chico, encantador y educadísimo, asegura que su padre es el actor Sidney Poitier y que ha sido compañero de estudios de sus hijos. Los Kittredge aceptan su historia, lo que les proporciona una velada encantadora y una insólita aventura. Fred Schepisi lleva a la pantalla una obra teatral de John Guare, convertida en guión por el propio autor. Cuenta con un espléndido diseño de producción de Patrizia Von Brandenstein y un magnífico reparto, en el que destaca Stockard Channing, actriz que también interpretó el papel en los escenarios de Broadway. La historia es una crítica caústica a las clases altas y acomodadas de vidas languidecientes. La aparición del misterioso personaje de Paul —¿un farsante?, ¿un loco?, ¿un desgraciado?—, que ha visitado con el mismo cuento a distintas amistades de los Kittredge, alimenta sus conversaciones e introduce un elemento nuevo en sus existencias, capaz de darles un poco de sentido. La historia tiene una estructura original y compleja, donde se entrelazan la asistencia a reuniones de sociedad con las nuevas noticias de las indagaciones sobre Paul. El arranque es bueno y trata de contraponer la previsible vida del matrimonio protagonista con el riesgo que introduce Paul. Ello viene simbolizado por un supuesto cuadro de Kandinsky, que tiene la peculiaridad de estar pintado por ambos lados: uno tiene elementos geométricos ordenados, el otro muestra la espontaneidad y el caos. A pesar de todo, la historia no supera cierto desequilibrio, pues la elegancia y sofisticación algo insulsas del relato se quiebran con elementos escabrosos —homosexualidad— y trágicos, traídos sin demasiada justificación. Al final queda una idea —romper la rutina de una vida previsible—, que se presenta de un modo ambiguo, como si ello fuera una especie de desafío a Dios.

6/10
Eduardo Manostijeras

1990 | Edward Scissorhands

Una mujer mayor cuenta a sus nietos una historia. Ellos piensan que se trata de un cuento, pero en realidad está basado en una historia real. Un inventor vivía en un castillo en la cima de una colina y había creado un ser vivo llamado Eduardo. Era un joven atractivo, pero tenía un grave defecto, en lugar de manos tenía unas tijeras de metal. Tras la muerte de su creador, Eduardo se queda solo en el castillo, hasta que una vendedora a domicilio se lo lleva a su casa a vivir con su familia. Uno de los títulos esenciales del ecléctico Tim Burton (Batman, Ed Wood). Se trata de una especie de versión moderna de Frankenstein, de Mary Shelley, pues un extrafalario inventor da vida a un ser sensible y bondadoso, que en lugar de dedos tiene tijeras, lo que conducirá su vida hasta la tragedia. Se da la paradoja de que el científico muere poco antes de poder ponerle las manos de verdad que le había construido. Sus características principales son una surrealista puesta en escena, espléndidas interpretaciones y cierta crítica a la frivolidad de la sociedad moderna. Lo mejor es el tono, que recuerda al de los cuentos infantiles y la bella banda sonora de Danny Elfman, colaborador habitual de Tim Burton en títulos como Batman, Mars Attacks o Pesadilla antes de Navidad. Con este filme el realizador de Bitelchus se consagró como el más imaginativo, sobre todo en el aspecto visual, de los directores del Hollywood de los 90. Del reparto destaca el joven Johnny Deep, en uno de sus primeros éxitos y la secundaria habitual del cine de Woody Allen Diane Wiest, ganadora de dos Oscar.

6/10
Johnny Superstar

1988 | Johnny Be Good

Comedieta de adolescentes (y no tan adolescentes) con poca gracia. Johnny es un universitario con suerte, pues las agencias de la liga de fútbol americano se lo están rifando. Johnny es un crack en este deporte y nadie quiere perdérselo. Su vida dará un vuelco: la noche y la diversión serán la constante diaria, junto con el alcohol y las chicas. La película apenas tiene interés. Entre el reparto destacan Robert Downey Jr. (América) y una pizpireta Uma Thurman (Pulp Fiction), que hacía su primer trabajo en la pantalla.

2/10
El club de los cinco

1985 | The Breakfast Club

El empollón Brian, el deportista Andrew, la atractiva Claire, el macarra John y la rarita Allison son cinco estudiantes muy diferentes entre sí que son castigados a pasar un sábado en la biblioteca del instituto. Durante la jornada, los muchachos se irán conociendo más y llegaran a estrechar una buena relación. Comedia hecha para el público juvenil que esconde una buena crítica a la educación norteamericana en los ochenta, al cambio generacional entre padres e hijos y a la diferencia de clases. Llena de jóvenes rostros conocidos, destaca la presencia de Emilio Estevez (Arma joven), Molly Ringwald (La chica de rosa) y Ally Sheedy (Juegos de guerra).

4/10
La mujer explosiva

1985 | Weird Science

Gary y Wyatt son dos buenos amigos que descubren la manera de crear por ordenador a la mujer perfecta. Son adolescentes y tienen las hormonas disparadas, así que no lo dudan a la hora de poner en marcha su peculiar versión de Frankenstein. Nueve años después, esta película tuvo una versión en serie televisiva que protagonizaron Michael Manasseri, John Mallory Asher y Vanessa Angel.

4/10
Dieciséis velas

1984 | Sixteen Candles

Samantha Baker cumple 16 años y espera que sea un día muy especial. Sin embargo, resulta que su familia parece haber olvidado el aniversario, porque todos andan preocupados por la boda de su hermana, que va a tener lugar al día siguiente. En el instituto, alguien le envía de forma anónima un cuestionario en el que tiene que contestar quién sería el chico de su vida. Escribe que para ella su pareja ideal sería Jake Ryan, que está sentado justamente detrás y logra hacerse con el texto. John Hughes revolucionó el cine para adolescentes con El club de los cinco y este auténtico clásico del género, que consagró a Molly Ringwald como gran estrella de este tipo de películas. Hughes supo captar los problemas y preocupaciones de los adolescentes, en una trama tipo 'cuento de hadas' que cautiva a todos los públicos. Recurrió a temas musicales del momento, introduce muchísimo humor, y un toque dramático, y reflexiona con un enfoque positivo sobre las relaciones familiares al tiempo que describe la vida en un típico instituto.

6/10
Las vacaciones de una chiflada familia americana

1983 | National Lampoon's Vacation

La familia Griswold, el matrimonio y dos hijos, parten de vacaciones desde Chicago, su destino es un parque temático tipo Disneylandia en Los Ángeles. Aunque el padre ha planificado el viaje en coche hasta el último detalle, en el trayecto las cosas se complican: se pierden, encuentran a otros parientes, etcétera. El guionista John Hughes y el director Harold Ramis hacen un buen tándem en una comedia demasiado americana, empezando por el pesado protagonista, Chevy Chase, pero que en su planteamiento disparatado, despierta más de una carcajada.

6/10
Un paquete con seis

1982 | Six Pack

Brewster Baker, corredor de coches profesional, conoce a seis huérfanos que hacen todo tipo de tareas para sobrevivir, como hacerse pasar por expertos mecánicos. Como ve que tienen una gran habilidad para la mecánica, Baker decide convertirles en su equipo técnico para las carreras. El cantante Kenny Rogers intenta probar fortuna como actor, con este film cortado a su medida. Sin embargo, no logra resultar creíble en ningún momento. Al menos, está acompañado de intérpretes más sólidos, como Diane Lane, y el argumento es amable y entretenido.

4/10
Hail Caesar

1994 | Hail Caesar

Caesar es un joven con aspiraciones de rockero que toca en una banda en sus ratos libres. Trabaja en una fábrica de lapiceros y está enamorado de Buffer, la guapa hija de su jefe. Para conseguirla, el padre de la chica le apuesta que si en seis meses consigue hacer prosperar el negocio económicamente, Caesar podrá conquistar a Buffer, de lo contrario, no la verá jamás. Primera experiencia como director del intérprete Anthony Michael Hall. El resultado es una alocada comedia bastante tontaina protagonizada por una panda de descerebrados. Robert Downey Jr. aparece entre el reparto y Samuel L. Jackson también se dejó engañar para este proyecto.

3/10

Últimos tráilers y vídeos