IMG-LOGO

Biografía

Ben Seresin

Ben Seresin

Ben Seresin

Filmografía
Chaos Walking

2020 | Chaos Walking

La momia (The Mummy)

2017 | The Mummy

El caradura Nick Morton, miembro de los Navy Seal, aprovecha su destino en Irak, en teoría con el objetivo de localizar terroristas, para robar tesoros que puedan garantizarle un buen dinero en el mercado negro, con ayuda de su buen amigo, el sargento Vail. Acaba descubriendo con la arqueóloga Jenny Halsey una tumba ancestral que a pesar de su localización, parece egipcia. Corresponde a Ahmanet, una mujer embalsamada viva, que tiene la capacidad sobrenatural de volver a la vida. Universal se ha planteado resucitar a los míticos monstruos con los que el estudio aterrorizó a los espectadores en los años 30. La idea consiste en entrecruzar filmes, en el llamado Dark Universe, mera imitación de la fórmula que tan buenos resultados le ha dado a Walt Disney con los personajes de Marvel, y que también se esfuerza en trazar Warner con los de DC. Al fin y al cabo el estudio ya fue pionero en mezclar a sus personajes, en títulos como Frankenstein y el hombre lobo y La zíngara y los monstruos. En un principio iba a formar parte de la saga Drácula, la leyenda jamás contada, pero finalmente ha quedado descartada, por lo que La momia sería la primera entrega. Revisa el viejo mito que dio lugar al film de Karl Freund, de 1932, posteriormente revisada por Stephen Sommers en 1999, que aportaba modernos efectos especiales, secuencias de aventura que bebían de Indiana Jones, y mucho humor. Aquí se intenta recuperar todo eso, pero con una ambientación oscura. Supone el segundo trabajo como realizador del veterano productor y guionista Alex Kurtzman, que no consigue ni de lejos el ritmo, la socarronería y la eficacia del film de Sommers. Puede servir como entretenimiento menor, al tratarse de un trabajo técnicamente impecable, con grandes estrellas. Pero adolece de notables defectos, sobre todo que parte de un libreto apresurado, que hasta roba sin demasiada gracia de varias fuentes, al incluir, por ejemplo, al amigo muerto sarcástico de Un hombre lobo americano en Londres. De realización rutinaria, pues no incluye ninguna secuencia mínimamente memorable o fresca, que se recuerde al día siguiente del visionado, resulta significativa la falta de química entre Tom Cruise y su coprotagonista Annabelle Wallis; quizás ninguno de los dos acaba de creerse a sus personajes. El plantel de secundarios, entre los que se encuentra Russell Crowe, tampoco ha trabajado mucho para dar personalidad a los suyos. Por su parte, Sofia Boutella compone a una antagonista bastante plana, por sí misma insuficiente para crear tensión, y que desilusionará sobre todo a quienes conozcan los trabajos de Boris Karloff y Arnold Vosloo, que precisamente justificaban muy bien a sus villanos.  

5/10
La trama (Broken City)

2013 | Broken City

Allen Hughes dirigió con su hermano Albert la fallida Desde el infierno y la mucho más interesante El libro de Eli. La trama (Broken City) supone el primer largometraje en el que aparece acreditado como director en solitario. El guión del debutante Brian Tucker formó parte de la Lista Negra, recopilación de los guiones más brillantes que no se habían producido en Hollywood, en 2008. Billy Taggart (Mark Wahlberg), ex policía que se gana la vida como puede como detective privado, acepta trabajar para el alcalde, Nicholas Hostetler (Russell Crowe), que en plena campaña para la reelección supone que su esposa (Catherine Zeta-Jones) le está siendo infiel. Pronto, Taggart sospecha que el edil no le ha contado la historia completa. Al estilo de los clásicos de la literatura negra, y de las viejas películas del género, La trama (Broken City) despliega una trama policiaca como mera excusa para describir la parte más sórdida de una sociedad en la que nadie carece de trapos sucios. Se centra en la falta de valores que impera por norma general en la clase política, que deja en segundo plano los problemas de los ciudadanos para ocuparse de sus trapicheos. A pesar de todo esto, a La trama (Broken City) le falta la intensidad dramática y la hondura de títulos revisionistas del film noir como Fuego en el cuerpo, La última seducción o L.A. Confidential. Allen Hughes logra mantener interesado al espectador hasta el final, pero no tiene mayores ambiciones. Ha escogido a los actores más adecuados para su personaje. Sobresale Russell Crowe –el político–, aunque Catherine Zeta-Jones –la esposa– y Mark Wahlberg –el detective– cumplen con sus papeles. Los aspectos técnicos están cuidados, por ejemplo la evocadora partitura de Atticus Ross, ganador del Oscar por La red social junto con Trent Reznor, con el que también se encargó de Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres.

6/10
Dolor y dinero

2013 | Pain & Gain

Más de un lustro lleva el realizador Michael Bay atrapado en la saga iniciada con Transformers. Se entiende que le haya pedido a Paramount que antes de rodar la cuarta entrega le financien un producto algo distinto (ya lo había intentado sin éxito entre la segunda y la tercera). Dolor y dinero reconstruye un hecho real publicado en un artículo publicado en 1999 en Miami New Times. En Dolor y dinero, Daniel Lugo, culturista de Florida, trama un plan para secuestrar a uno de los clientes de su gimnasio y robarle todo su dinero. Lo lleva a cabo con ayuda de unos compañeros cachas, y finalmente tratan de asesinar a la víctima. Pero ésta sobrevive y contrata a un detective privado para que localice a sus captores, que se dedican a derrochar el dinero sin mesura. Al principio parece que Bay, gran especialista en cine de explosiones y efectos especiales, va a realizar cierto esfuerzo por apartarse de la línea de sus vistosos y vacuos blockbusters habituales. El cineasta parece haber tomado como modelos a Quentin Tarantino, los hermanos Coen y Oliver Stone en películas como Asesinos natos. Subyace alguna crítica a la obsesión por el gimnasio, que puede derivar en individuos que sólo son capaces de cultivar su cuerpo, pero carecen de perspectivas vitales y valores. Mark Walhberg realiza un gran trabajo al frente de un reparto en el que sobresale el siempre eficiente Ed Harris, y hasta Dwayne Johnson está más convincente que de costumbre. Pero Dolor y dinero enseguida degenera en una comedia negra con poca gracia, que fracasa sobre todo porque no consigue que los espectadores empaticen lo más mínimo con los descerebrados delincuentes protagonistas. Bay intenta suplir las carencias de un guión bastante plano con persecuciones y fuegos de artificio, que son su gran especialidad, pero no lo consigue. Además, abusa de elementos burdos y alocados que acaban sacando de la película al más entregado.

4/10
Imparable

2010 | Unstoppable

Tras coger el metro neoyorquino en Asalto al tren Pelham 123, Denzel Washington se sube ahora a un tren de largo recorrido en otro thriller con vagones y raíles que también tiene como ‘maquinista’ a Tony Scott. El dinámico cineasta británico ha dirigido al actor afroamericano no sólo en aquella cinta, sino también en Marea roja, El fuego de la venganza y Déjà vu, por lo que ésta es su quinta colaboración. El argumento está inspirado en hechos reales. En la estación ferroviaria de una localidad de Pensilvania, un operario se sube a la máquina de un tren de 39 vagones que debe mover. El tipo es bastante incompetente y no se le ocurre otra cosa que apearse en marcha un momento para cambiar la aguja de las vías él mismo. Cuando quiere volver a subir, el tren se ha descontrolado y acelera peligrosamente. La controladora Connie Hooper descubre que parte de la carga es material tóxico e inflamable por lo que el tren puede producir un enorme desastre allá donde descarrile. Los únicos capaces de idear un plan para solucionar el problema serán un veterano maquinista y un novato que ejerce de jefe de un tren que se cruza con el convoy imparable. Se entiende que Scott recurra a Washington constantemente, porque al actor le bastan un par de frases para dar humanidad a su personaje y meterse al público en el bolsillo. Su personaje de veterano ferroviario padre de dos hijas contrasta radicalmente con el joven novato encarnado por Chris Pine, que tras Star Trek confirma su talento y que no desentona frente a su prodigioso compañero de reparto, lo que no es poco. Realiza también un trabajo meritorio la actriz Rosario Dawson como una controladora de gran personalidad. El argumento es mínimo, pero Scott se conoce al dedillo las reglas del thriller. El realizador filma con un ritmo ‘imparable’ e increíble espectacularidad, con su reconocible estilo a base de rápidas combinaciones de imaginativos planos y movimientos de cámara continuos. Esta vez acierta al ir explicando las partes más técnicas de la trama mediante imágenes de la televisión que cubre los acontecimientos. La principal virtud de Scott es que tiene muy en cuenta que lo importante no son los fuegos de artificio, sino interesar al público por los personajes, para que las secuencias de suspense resulten más cercanas. No todos los directores tienen en cuenta esta regla tan sencilla, a juzgar por la gran cantidad de vistosos blockbusters sin alma que llegan a las carteleras. No trata de ofrecer ninguna reflexión, pero subyace una apología de la unidad familiar, y trata de pasada temas como el compañerismo, el sacrificio, el trabajo bien hecho y las consecuencias de la falta de escrúpulos en la gestión empresarial, que contribuyen a dotar de interés a Imparable para que no descarrile.

6/10
Transformers: La venganza de los caídos

2009 | Transformers: Revenge of the Fallen

Secuela de las aventuras robóticas de los Transformers, inspiradas en los juguetes de Hasbro. Sam y Mikaela van a tener que separarse temporalmente, porque el primero va a ir a la universidad; eso sí, son novios y están muy enamorados, aunque él no ha sido capaz de decir todavía las mágicas palabras "te quiero". La separación va a ser breve, porque los Decepticons, las máquinas alienígenas malas, siguen armando un jaleo tremendo en la Tierra, concretamente en Shanghai. Y los Autobots, que son las máquinas alienígenas buenas, y son aliados supersecretos del ejército, empiezan a ser vistas con recelo por un consejero presidencial, que cree que los Decepticons son un problema única y exclusivamente porque los Autobots siguen en la Tierra, pues la búsqueda de un misterioso cubo ya no les impulsa. Ignora que ahora los Decepticons andan detrás de otra pieza clave del universo, la matrix primigenia. Como puede uno imaginarse por lo descrito en el párrafo anterior, el guión importa poco en este film, que es casi semejante al primero, o sea, una excusa. Y ése es el punto flaco, que apenas hay historia para dos horas y media de metraje, y eso que dos guionistas curtidos en la factoría de J.J. Abrams, Roberto Orci y Alex Kurtzman, están detrás del libreto. Faltan puntos de emoción, y un poquito más de sentido del humor. Los gags en torno a los padres de Sam, o al lunático encarnado por John Turturro son más de lo mismo. De modo que Michael Bay confía todo a los efectos especiales, dosis elevada al cubo de ruido y chatarra, peleas espectaculares de los robots, de gran realismo –más en los pasajes de Egipto y las pirámides, los más logrados, que en los de Shanghai, un poquito de videojuego–, pero que llegan a cansar un tanto. Al final se puede concluir que máquinas y hombres están más cerca que nunca, pero no precisamente porque a las primeras se les haya insuflado alma en la historia, sino porque los segundos son poco más que muñecos corriendo, sudando, pero sin emociones auténticas. Shia LaBeouf está peor que en el otro film, esa especie de carga de sentido del deber que da a su personaje resulta de una solemnidad excesiva. Y cuesta comprender el bombo que se ha dado al toque sexy de Megan Fox, chica atractiva, qué duda cabe, pero que todavía no ha demostrado si sabe actuar.

4/10
A Good Woman

2004 | A Good Woman

Oscar Wilde fue considerado por algunos de sus coetáneos como un autor brillante, pero al que podía la ligereza a la hora de abordar temas de entidad, confiado sólo a la chispa de su ingenio, al uso constante de la ironía y las réplicas perfectas. Cuando la sombra del pensamiento débil cubre hoy gran parte del globo, esta traslación de su pieza teatral El abanico de Lady Windermere a la Riviera italiana de los años 30, se nos antoja disección agudísima acerca del matrimonio y las bases del amor. La señora Erlynn es una hermosa mujer, ya madura, que vive gracias a la ‘generosidad’ de sus amantes, hombres casados que han dejado languidecer su matrimonio. Al saber de la boda de Robert y Meg Windermere acude a la Riviera, donde se ha trasladado a vivir la joven pareja. Como Robert empieza a pasarle periódicamente importantes sumas de dinero, todo apunta a que la señora Erlynn se ha convertido en su querida. Entretanto el hedonista lord Darlington intenta seducir a la dulce Meg, y lord Augustus ‘Tuppy’, un hombre mayor y acaudalado, cree haber encontrado en la señora Erlynn a su futura esposa. El guión de Howard Himelstein conserva la agilidad de la obra original, sus divertidos y acelerados diálogos de ‘screwball comedy’; intercambios de frases como “-¿Usted nunca piensa en el matrimonio? -Constantemente, por eso sigo aún soltero” son sencillamente memorables. El director Mike Barker sabe dirigir con el exquisito clasicismo que ya exhibió en Matar a un rey. Y un reparto maravilloso ( Helen Hunt, Scarlett Johansson y Tom Wilkinson) ayuda al fulgor de “una levedad que se parecía a los fuegos artificiales en más de un sentido”, al decir de Chesterton, pero que desprende no sólo luces de bonitos colores, sino la calidez del verdadero ser humano.

7/10
Un plan perfecto

1999 | Best Laid Plans

Un poblacho perdido en la América profunda. La vida de Nick parece un callejón sin salida. De modo que acepta participar en un montaje de drogas, para sacarse unas pelillas. Lo malo es que se entrampa, y su “jefe” le exige una cantidad de pasta que no puede satisfacer. Así que urde un plan con su novia camarera, pra aprovecharse de la amistad con un viejo conocido del instituto. Clásica película de engaños y medias verdades, que emparenta lejanamente con el cine negro. El desconocido Mike Barker consigue contagiar al espectador un buscado desasosiego. A medida que las cosas se tuercen para los protagonistas, y su madeja de mentiras se enreda y enreda, sabe mantener el tipo y resolver airosamente la trama. En el juvenil reparto destaca la muy pizpireta entonces Reese Witherspoon, poco después de haber rodado Pleasantville.

4/10

Últimos tráilers y vídeos