IMG-LOGO

Biografía

Dan Fogler

Dan Fogler

43 años

Dan Fogler

Nació el 20 de Octubre de 1976 en Brooklyn, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Las aventuras de Errol Flynn

2019 | In Like Flynn

Cinta un tanto insulsa acerca de los años previos a la carrera hollywoodiense de Errol Flynn. La trama transcurre en Australia, donde el futuro actor lleva una vida de aventuras, que se diría son el necesario prólogo para luego convertirse en protagonista de tantas películas del género. El film se basa en los recuerdos escritos por el propio Flynn, y el también australiano Russell Mulcahy, que nunca superó la película que le dio la fama, Los inmortales. Tras un movidito prólogo selvático, donde Flynn hace de guía de unos productores de cine, mientras sufren la persecución de peligrosos nativos de Papúa Guinea, la cosa deriva en navegación por el mar en compañía de sus amigos Rex y Dook Adams. En el camino abundan las peleas, las partidas de póker y la camaradería. Es una lástima que con los elementos típicos del cine de aventuras no se logre algo más entretenido. Ni siquiera los actores tienen encanto, empezando por el desconocido Thomas Cocquerel, que interpreta a la futura estrella de Hollywood.

4/10
Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald

2018 | Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald

Segunda entrega de la saga mágica que transcurre en el mismo universo que las andanzas de Harry Potter, aunque años atrás, y que J.K. Rowling ha escrito directamente para el cine, responsabilizándose ella misma en solitario del guión. El malvado mago Grindelwald –un Johnny Depp transfigurado en una especie de Hitler albino que controla muy bien su carácter– logra escapar de la custodia de las autoridades que le tenían prisionero y se oculta en París, donde pretende convocar a todos los seres mágicos pura sangre, que deberían dominar por encima de la gente sin poderes. Por motivos de ser fiel a un pacto, Albus Dumbledore –en su versión joven le da vida un atinado Jude Law– no se enfrenta directamente a él. En cambio, Newt Scamander, pertrechado de su maleta donde caben todo tipo de animales fantásticos, y que no acaba de decidirse a tomar partido, marcha a la capital de Francia clandestinamente, sobre todo para encontrarse con Tina, una aurora a la que ama secretamente. Le ayuda en la peripecia el no-mago Jacob Kowalski, enamorado de Queenie, Allí descubren que Grindelwald trata de reclutar para su causa a Credence, un huérfano que carga con una crisis de identidad que podría ser explotada con fines malévolos. Tras la agradable sorpresa que supuso Animales fantásticos y dónde encontrarlos, las expectativas eran altas, parecía que Rowling había logrado crear una nueva saga tan potente como la que le dio justa fama. Pero esta segunda entrega, que vuelve a dirigir David Yates –está previsto que se ocupa de otras tres entregas, nada menos–, resulta bastante plúmbea, parece que todo se confía a la parafernalia de los efectos visuales, ciertamente asombrosos a ratos, pero también cansinos en otros, recuerdan demasiado a los creados para el desarrollo de videojuegos. En lo relativo a la narración, hay una subtrama acerca de nuevos personajes y sus misteriosos orígenes, que interesa poco, ya que no se dedica el tiempo necesario para desarrollarlos de modo que puedan interesar mínimamente al espectador. Mientras que los bandos que se forman entre los magos y los prejuicios de poderes, tienen un parecido demasiado obvio y poco ocurrente con los prolegómenos de la situación y la persecución racial que derivó en la Segunda Guerra Mundial, el apellido Kowalski no suena demasiado ario, para entendernos. Claramente existe una añoranza de Potter y Hogwarts, hasta el punto de que se introducen algunos flash-backs juveniles, para poder ver a Newt Scamander y compañía en los años mozos en que practicaban sus primeros hechizos, por ejemplo enfrentándose a su mayor temor. Pero esto y algunos apuntes de humor no bastan, existe una descompensación, con muchos personajes que en su sosería se convierten en meros comparsas, véase a Jacob, que en la primera entrega era un personaje ocurrente y divertido. En fin, entretendrá a los espectadores entregados, que son bastantes, pero resulta claro que la saga ha perdido fuelle en esta segunda entrega, e incluso a Eddie Redmayne se le ve despistado componiendo a su personaje, por ejemplo en la relación con su hermano.

5/10
Sex Guaranteed

2017 | Sex Guaranteed

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

2016 | Fantastic Beasts and Where to Find Them

Con visión preclara, J.K. Rowling se ha dado cuenta de que las andanzas de Harry Potter y demás compañeros de Hogwarts necesitaban pisar el freno, unas merecidas vacaciones, aunque no renuncie a su abordaje, recientemente lo ha hecho en una exitosa obra de teatro. Pero está claro que ese universo mágico permite otras aproximaciones, y es lo que la escritora británica acaba de hacer, partiendo de su libro homónimo, “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”, una enciclopedia que remedaba un libro de texto que Potter manejaba durante su aprendizaje en Hogwarts. Estamos ante la primera película de lo que se anuncia como una pentalogía, cinco títulos. Y es la propia Rowling la firmante en solitario de un guión que presenta mimbres sólidos, su debut en estas lides está logrado. Corre el año 1926. Newt Scamander es un eminente zoólogo, que estudia y recoge animales fantásticos que sus colegas magos no acaban de entender, pues les tienen un miedo que les impide aproximarse a ellos con actitud abierta y científica. Acaba de llegar a Nueva York, con su maleta llena de raras criaturas, pero se le escapan unas cuantas, lo que pone muy nerviosos a los magos americanos –entre ellos uno de sus líderes, Percival Graves–, muy aprensivos frente a los nomajs –el término estadounidense para los muggles, la gente normal sin poderes mágicos–, pues hay un grupo que se autodenominan como los segundos salemitas, y que en su particular caza de brujas denuncia su perversa existencia, aunque los poderosos no les creen. Y sin embargo Newt encontrará un colaborador en Jacob Kowalski, un nomaj que trabaja en una fábrica de conservas, aunque su sueño es abrir una pastelería. También interactuarán con las hermanas Goldstein, Tina y Queenie, la primera agente de magos caída en desgracia, la otra belleza ingenua con la que Jacob tendrá una inesperada química. Mientras intentan recuperar los animales fantásticos extraviados, se desatan fuerzas oscuras, existe un poderoso mago malo, Gellert Grindelwald, en paradero desconocido. Tras la breve pausa en su habitual inmersión en el universo Rowling –cuatro títulos harrypotterianos–, que le permitió dirigir La leyenda de Tarzán, David Yates vuelve, y en principio está comprometido con la dirección de los próximos filmes de la saga. Desde luego supone un acierto iniciar un tipo de aventuras completamente nuevas, con personajes distintos, en esta ocasión mayoritariamente adultos. Y las primeras impresiones son, nunca mejor dicho, fantásticas. Eddie Redmayne compone bien a su personaje protagonista, como si hubiera tomado a su Stephen Hawking de La teoría del todo, y le hubiera dotado de un aire tímido y de sabio despistado. Y también Dan Fogler está muy bien como el nomaj Jacob, supone una novedad dar tanto peso, con un simpático punto cómico, a alguien sin poderes mágicos. También resultan interesantes las dos hermanas Goldstein, compuestas por Katherine Waterston y Alison Sudol, y el resto de secundarios funcionan bien. La trama de aventuras fantásticas es muy ágil imaginativa, y permite imbricar cuestiones como la segregación, la convivencia, el respeto a los diferentes, la importancia del conocimiento, la manipulación, el ejercicio del poder, el uso de los dones que uno posee, etcétera. Y llama poderosamente la atención el capítulo de los efectos visuales, realmente alucinantes: tanto la recreación del Nueva York de la época con gran profusión de detalles en calles, edificios y vehículos, como el realismo de animales muy peculiares, el juego que da la maleta, etcétera, un verdadero festín para los sentidos.

7/10
Custodia

2016 | Custody

Un niño sufre un accidente doméstico y los servicios sociales cometen el error de creer que la causa son los maltrataos que el pequeño recibe en su casa, de modo que deciden retirar la custodia a la madre Sarah (Catalina Sandino Moreno), una mujer latina de extracción humilde. Ésta quedará desolada ante la situación pero luchará por retomar la vida con su hijo con la ayuda de Ally Fisher (Hayden Panettiere), una joven abogada de oficio. Intenso drama cuyo argumento no resulta a priori demasiado estimulante. Sin embargo, gracias a la atención que se presta a las vicisitudes de los diferentes personajes y a un reparto llamativamente competente –un estelar cuarteto femenino–, el director James Lapine, guionista de Into the Woods, logra sacar a flote la trama e insuflar genuinos sentimientos.

5/10
Llévame a casa, nena

2011 | Take Me Home Tonight

Finales de la década de los 80. A lo largo de una noche un recién graduado va en busca de la chica de sus sueños. Le ayudan en la tarea su hermana gemela y un buen amigo. El propio protagonista del film ha intervenido en el guión de esta agradable comedia, que de algún modo está emparentada con In Good Company.

5/10
Marte necesita madres

2011 | Mars Needs Moms

"Saca la basura, cómete el brócoli" ¿Quién necesita aguantar a una madre? Pero cuando unos marcianos secuestran a su madre, Milo (Seth Green), un niño de nueve años, se da cuenta de cuánto la necesita. Quieren arrebatarle su 'maternalidad', es decir su esencia de madre, para dársela a los cachorros de su especie. El film cuenta la búsqueda de Milo para salvar a su madre, lo que le llevará a ser polizón en una nave espacial, a viajar a un complejísimo planeta con múltiples niveles, y a enfrentarse a una nación alienígena y a su líder. Con la ayuda de un experto en tecnología, un terrícola clandestino llamado Gribble (Dan Fogler) y una niña marciana rebelde llamada Ki (Elisabeth Harnois), Milo podrá recuperar a su madre... y en más de un sentido.

Love Happens

2009 | Love Happens

Burke Ryan se ha hecho famoso, como escritor de libros de autoayuda, tras publicar una obra en la que explicaba cómo logró superar la muerte de su esposa en accidente de tráfico. Tras una larga ausencia vuelve a Seattle, donde ocurrió el trágico suceso. Allí imparte un curso, a la par que intentará cerrar un importante acuerdo publicitario. Durante su estancia conocerá a Eloise, la dueña de una tienda de flores, de la que se enamora a pesar de que en su primer encuentro ella se hace pasar por sordomuda para librarse de él. Este convencional drama romántico supone el debut como director de Brandon Camp, guionista de Dragonfly (La sombra de la libélula). El planteamiento resulta prometedor, pues anuncia el tratamiento de temas como la superación del dolor, pero Camp pasa de largo, lo resuelve todo a base de tópicos, y se muestra reiterativo en algún momento. Se esfuerzan por sacar adelante la cinta Jennifer Aniston –en busca de un éxito que últimamente se le resiste– y el siempre convincente Aaron Eckhart. Pero no parecen tener demasiado química y sus personajes son esquemáticos.

4/10
Destino: Woodstock

2009 | Taking Woodstock

El Festival de Woodstock, celebrado los días 15, 16 y 17 de agosto de 1969 en White Lake, estado de Nueva York, “tres días de paz y música” que congregaron a más de medio millón de jóvenes, más los que se quedaron en el camino, se ha convertido en icono de una época política convulsa, en que Estados Unidos perdió definitivamente su inocencia y en que el movimiento hippy preconizaba aquello de “haz el amor, y no la guerra”, un deseo despreocupado e ingenuo de alcanzar cierto estado de “nirvana”, difícil de tener luego una encarnación en el mundo real. El taiwanés Ang Lee, con la colaboración de su guionista habitual James Schamus, sitúa Destino: Woodstock en ese contexto, aunque su punto de vista es el del joven Elliot Tiber, cuya intervención fue tan decisiva como inesperada para que pudiera tener lugar el evento. En efecto, las autoridades de la cercana localidad donde se iba a celebrar retiraron el permiso, y Tiber, presidente de la Cámara de Comercio de su pueblo, aprovechó la ocasión de contar con la aprobación de un evento de esa categoría, pero de diminutas dimensiones, para ofrecer el lugar a los promotores del Festival. La idea era ayudar a sacar adelante el cutre motel regentado por sus padres, pero las repercusiones serán mucho mayores, no sólo en lo que se refiere al histórico concierto, sino a las vidas personales de hijo y progenitores. Lee y Schamus intentan algo harto difícil, y no les sale del todo, pese al empaque de su producción. Pueden justificarse señalando que ellos sólo cuentan una pequeña parte de la historia, pero se esperaba una radiografía más perfecta de lo que fue Woodstock. Su visión resulta demasiado idílica y parcial, la de quien añora un espíritu que sería necesario recuperar, sin admitir su falta de sustancia. La define bastante bien la metáfora de la llegada del hombre a la Luna, acontecida un mes antes de celebrarse el Festival, y que viene a hablar de seres que se adentran en territorio desconocido, que hollan por primera vez, una aventura cuya influencia posterior en sus vidas es difícil de vaticinar; por otro lado, también existe otra lectura, la del modo de decir popular “estar en la Luna”, o sea, no enterarse. Y en efecto, ver a esos ríos de jóvenes en busca de algo, que no saben lo que es, búsqueda que les lleva a la desinhibición sexual, a revolcarse en el barro o a la experimentación con alucinógenos, parece apuntar a un desnortamiento vital. En realidad el film cuenta con un personaje principalísimo, Tiber -en un libro escrito por él se basa la película-, se nos ofrece su mirada, la del 'descubridor', parecida a la del protagonista de Casi famosos de Cameron Crowe. Lo encarna con acierto el desconocido Demetri Martin, aunque Lee y Schamus hacen algo de trampa al ofrecernos su evolución, especialmente en el descubrimiento de su homosexualidad -tema recurrente en la filmografía de Lee-, que en la realidad ya conocía previamente. A los padres, aunque tengan rasgos esquemáticos, les insuflan poderosa vida Henry Goodman e Imelda Staunton. En cuanto a los demás, no es exagerado decir que son meros comparsas, desde el tronado veterano de Vietnam encarnado por Emile Hirsch al ex marine travestido de Liev Schreiber, pasando por el jefe de la compañía teatral vanguardista Dan Fogler, o al productor musical de Jonathan Groff. Envuelve el conjunto, como es de suponer, la música que jugó papel principal en el Festival -aunque no tanto como en Woodstock, el célebre documental de Michael Wadleigh oscarizado de 1970-, pero también la banda sonora original, muy acertada, de Danny Elfman.

5/10
Novio por una noche

2007 | Good Luck Chuck

Unos niños juegan a los "médicos" o así. Es decir, se ponen en círculo, y una botella girando al azar emparejará a un chico y a una chica que se encerrarán dentro de un armario para hacer lo que crean oportuno. En realidad hay más boquilla que otra cosa (aunque tal boquilla se solace en decir guarrerías), pero a Chuck le cae en suerte a una chica siniestra que le suelta una maldición. En efecto, a partir de ese momento toda joven que pasa por su cama encontrará al chico de su vida.. que nunca será él. Esto con el paso de los años es problemático, sobre todo cuanto al fin conoce a Kam, la mujer de sus sueños.Grandísima tontería de película, sembrada de detalles soeces al estilo Supersalidos y otros filmes del mismo jaez. Aunque se le quiere dar un aura romántica, estamos ante la enésima repetición de la comedia zafia que pretende atraer a un público adolescente con las hormonas disparadas. En el reparto está Jessica Alba, de quien nadie negará su belleza, pero que no parece aspirar a convertirse en algo parecido a una actriz.

2/10
Pelotas en juego

2007 | Balls of Fury

El gobierno de Estados Unidos requiere los servicios de un antiguo campeón de ping pong para que participe en un torneo que se celebrará en China. La idea es que no sólo haga deporte, pues se teme que el torneo es la tapadera de una red criminal. La vuelta de un veterano a la élite deportiva provoca todo tipo de situaciones cómicas, a las que se añade el hecho de que también debe actuar como espía. Aún así, la película podía haber dado más de sí: el punto de partida es original, pero el espectador tendrá la sensación de que debería reír con unas ganas que echa en falta.

3/10

Últimos tráilers y vídeos