IMG-LOGO

Biografía

Dan O'Bannon

Dan O'Bannon

63 años ()

Dan O'Bannon

Nació el 30 de Septiembre de 1946 en St. Louis, Missouri, EE.UU.
Falleció el 17 de Diciembre de 2009 en Santa Monica, California, EE.UU.

Legendario guionista de

21 Diciembre 2009

Para los apasionados del terror y la ciencia ficción, era una auténtica leyenda. Dan O’Bannon escribió grandes títulos del género, y además fue actor y técnico de efectos visuales. Un extraño mal, la enfermedad de Crohn, ha dado al traste con su vida, a los 63 años.

Un comunicado del sindicato de guionistas de América, WGA, especificaba que O’Bannon falleció el pasado jueves 17 de diciembre. Su esposa, Diane, declaró al periódico Los Angeles Times que estaba ingresado en el Hospital de Santa Monica (California). Llevaba treinta años luchando contra la enfermedad.

Nacido el 30 de septiembre de 1946, en San Luis (Missouri), Daniel Thomas O’Bannon descubrió de niño los famosos cómics EC (“Tales from the Crypt” y otros títulos) que le deslumbraron tantísimo que se hizo apasionado del género. Estudió cine en la USC, la Universidad del Sur de California, donde se hizo muy amigo de uno de sus compañeros de clase, el inefable John Carpenter, predestinado a convertirse en uno de los especialistas en terror más prestigiosos.

Cuando acabaron sus estudios, O’Bannon debutó escribiendo con John Carpenter el film de culto Dark Star, una parodia de la ciencia ficción, cuya famosa bomba inteligente es bien conocida por los aficionados. El propio O’Bannon interpretaba a uno de los personajes y supervisó los efectos especiales. Por esta última tarea se convirtió en uno de los virtuosos técnicos de efectos visuales escogidos por George Lucas para hacer realidad el mundo de La guerra de las galaxias. Curiosamente, no se dedicó más a los efectos, y prefirió concentrarse en su carrera como guionista y ocasional director.

Tras un intento fallido de adaptar al cine en Europa la novela “Dune,” de Frank Herbert, con el estrambótico y surrealista Alejandro Jodorowsky, O’Bannon volvió a Estados Unidos donde le contrataron para coescribir con Ronald Shusett el film Star Beast, aunque posteriormente le cambiaron el título por Alien, el octavo pasajero. “Cuando escribía Alien pensaba que al público le asusta mucho más lo que no ve, que lo que se ve”, comentó O’Bannon. El film que dirigió finalmente Ridley Scott está considerado hoy día todo un clásico del género fantaterrorífico.

Casado el 18 de enero de 1988 con Diane Louise Lindley, con quien tuvo un hijo llamado Adam, O’Bannon siguió apegado al género fantástico. Escribió Muertos y enterrados, terrorífica cinta protagonizada por James Farentino, y fue uno de los guionistas de Heavy Metal, film de dibujos animados para adultos. Además de escribir El trueno azul, fue el responsable del libreto de Fuerza vital e Invasores de Marte, dos de las películas más destacadas de otro especialista en terror, el director Tobe Hooper. Otro de sus mejores trabajos fue Desafío total, que adaptaba un relato de Philip K. Dick. También partió de un relato de Dick su guión para Asesinos cibernéticos, dirigida por Christian Duguay.

O’Bannon ejerció como director en dos ocasiones. Fue el responsable de El regreso de los muertos vivientes, parodia del cine de zombies y de The Resurrected, poco conocida adaptación de la novela corta de H.P. Lovecraft “El caso de Charles Dexter Ward”.

Filmografía
Desafío total (Total Recall)

2012 | Total Recall

Futuro no muy lejano. La Tierra ha quedado reducida a la Unión Federal Británica en Europa, que gobierna tiránicamente la Colonia (Australia) a la que se llega por la llamada Catarata. Quaid es un obrero que construye policías cibernéticos, casado pero insatisfecho con su vida, que tiene sueños recurrentes donde es un valiente agente que lucha contra los malos de turno. La publicidad de Rekall, una empresa que ofrece implantar recuerdos en el cerebro, le seduce: quiere tener en la memoria algo más que la rutina diaria, algo que le acerque a aquello con que sueña. Cuando proceden a grabarle los recuerdos solicitados, algo sale mal: y es que el cerebro de Quaid ya había sido manipulado previamente, puede que no sea quien cree que es. Remake de Desafío total (Paul Verhoeven, 1990), de nuevo a partir del relato corto de Philip K. Dick “Podemos recordarlo todo por usted”, que también ha inspirado filmes como la saga Matrix. Los mimbres de la historia son los mismos, o sea, la situación del protagonista tratando de averiguar quién es, con el juego de qué será realidad y qué puro sueño, y el vértigo de descubrir que uno puede ser un héroe o bien un villano sin escrúpulos, con las dudas subsiguientes sobre el libre albedrío, la capacidad de escoger entre el bien y el mal. En tal tesitura, la novedad de Desafío Total (Total Recall), aparte de algunos cambios de guión, casi guiños al conocedor del film original para que participe en una especie de juego de las 7 diferencias (ya saben, ese de "a ver, mire usted, los dibujos son casi idénticos, pero observe atentamente y descubra las 7 diferencias..."), provienen de la traca de efectos visuales e imaginería futurista, donde se constata que en 12 años las posibilidades creativas se han quintuplicado. El problema es que Len Wiseman, conocido por la saga Underworld realizada con su esposa, y actriz también aquí, Kate Beckinsale, entrega su film con una rutina parecida a aquélla de la que se queja su protagonista. La narración de Desafío total (Total Recall) discurre cansinamente, con mucha parafernalia y pocas nueces de personajes que nos conmuevan y con los que compartir andanzas. Vamos, que si nos grabaran la película en el cerebro, el recuerdo no sería memorable.

4/10
Alien vs. Predator

2004 | AVP: Alien vs. Predator

Un satélite estadounidense detecta una extraña construcción piramidal en la Antártida. Para investigar el interior, el millonario Charles Bishop Weyland contrata a la especialista en medio ambiente y aventurera Alexa Woods, con el fin de que dirija una expedición de científicos y especialistas en diversas disciplinas. Resulta que el lugar presenta similitudes con las construcciones de los antiguos mayas y egipcios. Pero unas criaturas alienígenas habitan en su interior, y además, Alexa y sus hombres no son los únicos que están visitando el lugar en ese momento. Las recientes Freddy contra Jason y Van Helsing combinaban populares personajes del cine de terror. Ahora, Paul West Anderson, responsable de Resident Evil, mezcla Alien, la saga más popular de terror fantástico, con Depredador, una excelente cinta de John McTiernan que dio lugar a una repetitiva secuela. Como siempre, Anderson muestra una gran capacidad para crear ambientes sugerentes de cine de terror, y empieza enseguida con el recital de porrazos, quizás para compensar que el guión, también escrito por él, no es excesivamente ambicioso. Y eso que aporta ideas interesantes, como que la pirámide donde transcurre la acción cambie constantemente, al estilo Cube (¿habían pensado rodar Cube vs. Predator?). Sobre todo se echa de menos a Sigourney Weaver, Ripley, sustituida por actores desconocidos. Al menos interpreta un papel Lance Henriksen, el mismo que hacía de Bishop, el simpático androide de Aliens y Alien 3. En esta ocasión, Henriksen es Charles Bishop Weyland, fundador de la compañía Weyland Yutani Corporation, que aparece en las diferentes entregas de la saga. Y si continúan los cruces de sagas fílmicas, ¿para cuándo Bridget Jones contra Nemo y la bruja de Blair?

4/10
Asesinos cibernéticos

1995 | Screamers

Como la mítica película de culto Blade Runner o la sofisticada Desafío total, esta película está basada también en una obra del autor de ciencia ficción Philip K. Dick, uno de los mejores maestros del género. Estamos en el año 2078, cuando la tecnología ha llegado a su máxima expresión. En un planeta lejano, un grupo de científicos ha conseguido crear un arma perfecta: los Screamers. Se trata de artefactos asesinos que tienen la particularidad de poderse reproducir por sí mismos. Los screamers están diseñados para encontrar y destruir a cualquier enemigo. Los problemas llegan cuando los propios artefactos se rebelan contra los humanos y deciden su completa destrucción. La película explora los límites éticos derivados de las creaciones humanas, cuando el hombre se erige en señor de la creación. Peter Weller (Robocop) realiza una interpretación sobria y convincente y los efectos especiales son notables. Imprescindible para los incondicionales del cine de ciencia ficción.

3/10
Desafío total

1990 | Total Recall

Año 2084. Douglas Quaid decide pasar unas vacaciones virtuales. Para ello contrata los servicios de una empresa experta en implantar recuerdos. Cuando despierta, descubre que es un agente de la resistencia de Marte, que combate a un tiránico gobierno. Uno de los éxitos del cine de los noventa. A partir del relato "Podemos reconstruirle", de Philip K. Dick, el director de RoboCop creó un hito en la historia de los efectos especiales. Además, exploró el campo de la realidad virtual, abriendo el camino de películas como Matrix. La película sirvió también para dar a conocer a una jovencita rubia llamada Sharon Stone, cuya fama explotaria Verhoeven dos años más tarde en la cinta erótica Instinto básico.

6/10
Invasores de Marte

1986 | Invaders from Mars

David Gardner, un niño, es testigo del aterrizaje de una nave espacial, en una colina cercana a su casa. Poco después, los padres de David y otros habitantes del pueblo, tienen una extraña señal en la nuca y se comportan de forma extraña. David investigará el asunto con ayuda de una enfermera, con la que descubrirá que terroríficos alienígenas están esclavizando a los lugareños como parte de un extraño plan. El director de La matanza de Texas, Tobe Hooper, versiona Invasores de Marte (1953), un clásico de la ciencia ficción que fue dirigido por William Cameron Menzies. Aporta modernos efectos especiales, un presupuesto mayor, y un giro de tuerca a la trama original, pues en esta ocasión los marcianos no vienen a la Tierra para invadirnos, sino para impedir que los humanos lleguen a su planeta y les colonicen. Introduce de esta manera una pequeña nota reflexiva sobre la capacidad humana para la brutalidad.

4/10
Fuerza vital

1985 | Lifeforce

Los tripulantes del Churchill, una astronave angloamericana, descubren un gigantesco vehículo desconocido, de origen alienígena, que se oculta en la cola del cometa Halley. Cuando entran en su interior para investigar, descubren a unas criaturas enormes, similares a los murciélagos, numerosos cadáveres y los cuerpos en animación suspendida en cápsulas transparentes de dos hombres y una mujer. La Tierra pierde el contacto con los hombres del Churchill, y se envía una misión de rescate que encuentra a todos muertos menos al capitán, que ha desaparecido. Deciden llevarse a la Tierra las cápsulas de los misteriosos personajes. Tras el inusitado éxito de Poltergeist, el director especializado en género fantástico Tobe Hooper adaptó la novela 'The Space Vampires', del desconocido Colin Wilson.  El inicio es muy similar a Alien, el octavo pasajero, film con el que comparte al coguionista Dan O'Bannon. Se trata de un film aceptable, lleno de suspense, aunque desentonan los gratuitos desnudos de la actriz Mathilda May.

4/10
El regreso de los muertos vivientes

1985 | The Return of the Living Dead

5/10
El trueno azul (serie)

1984 | Blue Thunder | Serie TV

Tras la película del mismo título protagonizada por Roy Scheider un año antes, la cadena americana ABC presentó una serie de televisión con parecidas aventuras. "El trueno azul" es un helicóptero de última generación, muy sofisticado y con algunas características que lo hacen único en la batalla contra el crimen: es rápido, muy fuerte, silencioso y mortífero. La serie narra las aventuras de la tripulación de este helicóptero de combate de la policía, pilotado por el singular y poco ortodoxo teniente Chaney (James Farentino). La acción es trepidante y los episodios, aunque de guión sencillo y poco elaborado, son medianamente entretenidos y tuvieron cierto éxito. Sin embargo, la serie se canceló tras la primera temporada, con tan sólo once episodios.

5/10
El trueno azul

1983 | Blue Thunder

Un veterano piloto de helicópteros de la policía es requerido para probar un nuevo modelo. Pronto descubre que ‘halcones’ del gobierno pretenden usarlo de modo poco ortodoxo. Protagoniza Roy Scheider (Tiburón) y dirige con buen pulso John Badham, responsable ese mismo año de la célebre Juegos de guerra.

4/10
Heavy Metal

1981 | Heavy Metal

Un astronauta encuentra una esfera de color verde llamada 'El Lornack' que posee grandes poderes sobrenaturales. El hombre se la regala a su hija, pero El Lornack le asesina, y después, relata a la niña seis historias diferentes con la bola como protagonista. Los seis cuentos conforman la película, donde hay efectos visuales, poderes mágicos, mundos irreales, personajes extraños y bastante carga de erotismo. El film nace de los cómics de Moebius, Jean-Pierre Dionet o Bernard Farkas, que crearon en su día una revista cuyo contenido eran dibujos de cómic de ciencia ficción. Esta idea llegó a Estados Unidos, donde reunieron estos cómics y los adaptaron para su revista 'Heavy Metal'. En 1981, Gerald Potterton dirigió el film basado en esta revista. Contó con diferentes guionistas que imaginaron las historias, y distintos dibujantes que aportaron su estilo y look ochentero personal a cada uno de los personajes. Los relatos son originales y llenos de colorido visual. La película está llena de acción y de aventuras pero, a pesar, de ser un film de dibujos, no es recomendable para niños por su contenido sexual y violencia en exceso. Gustará a aquellos que han crecido leyendo cómics.

4/10
Alien, el octavo pasajero

1979 | Alien

En el verano de 1979 algo cambió en el cine. Nunca hasta entonces una película de ciencia ficción había sido tan siniestra y terrorífica, nada que ver con la claridad cristalina, aséptica y también inquietante de la película con mayor impacto del género: 2001: una odisea del espacio. La historia de Alien fue concebida por Dan O'Bannon, quien se inspiró en dos antiguas películas, It: The Terror From Beyond Space y Ten Little Indian in Space. El guión llegó a una pequeña productora recién fundada llamada Brandywine. Sin embargo, uno de los productores, el entonces joven director Walter Hill, se dio cuenta de que no podría afrontar el presupuesto y acudió a la Fox para que tomara el mando del proyecto. Hill era la primera opción para dirigir la película, pero otro de los productores propuso el nombre de Ridley Scott. Por aquel entonces, Scott sólo era conocido por sus trabajos publicitarios y por haber realizado la estupenda Los duelistas (1977) a las órdenes del prestigioso productor inglés David Puttnam. Toda la historia de Alien tiene lugar en una nave espacial, el Nostromo, que en un viaje comercial de regreso a la Tierra intercepta una señal de socorro procedente de un planeta cercano. En la exploración uno de los tripulantes es atacado por un extraño parásito que se acopla a su garganta. Cuando se dan cuenta de que en realidad, la señal recibida por la computadora “Madre” no era de socorro, sino de advertencia, la tripulación ya ha dado entrada en la nave a un ser desconocido y letal. El guión original fue modificado para distanciarse más de la película de Stanley Kubrick. Si ahí la computadora Hal lo dominaba todo, aquí se prefirió que la computadora Madre quedara en un segundo plano y para ello se dio entrada a un nuevo personaje, el androide Ash (Ian Holm). Al margen de su clara crítica al desmedido afán cientifista del hombre, el éxito de Alien habría que achacarlo principalmente a tres aspectos. El primero es la elección de un personaje femenino, la teniente Ripley, para encarnar al héroe, cosa que no estaba prevista en el primer borrador. El rictus vigoroso del rostro de Sigourney Weaver dio al personaje el carisma que necesitaba. El segundo aspecto es el ambiente tenebroso que logra crear Scott. La atmósfera de la película es agobiante, claustrofóbica y las tripas del Nostromo (nombre inquietante tomado de una novela de Conrad, al igual que la cápsula Narcissus en la que viaja Ripley) parece una interminable red de galerías, una cueva desconocida en la que cualquier rincón puede esconder una amenaza. Esta puesta en escena llegó a convertirse en seña de identidad de Ridley Scott, el mejor ideador de futuros hostiles e irrespirables (Blade Runner). Y el tercer aspecto y más importante de todos es la criatura misma y su singular presencia en la pantalla. Diseñado por el pintor surrealista H.R. Giger, el Alien es un prodigio de imaginación. Su forma de desarrollarse y su composición ácida son hallazgos descomunales que le dan un dominio total sobre los humanos. Y, sin embargo, lo mejor de la criatura no es ella misma sino el tratamiento que Scott le depara. Nada hay más amenazante que lo desconocido y el espectador, consciente del peligro, nunca puede abarcarlo del todo. Ridley apenas filma al Alien de frente y cuando lo hace sólo es por pocos instantes. El monstruo siempre está escondido a la vuelta de la esquina, entre las sombras, y aparece sin previo aviso. Sólo vemos los desechos humanos que va dejando a su paso y esto da al film su genuino carácter terrorífico.

8/10
Dark Star

1974 | Dark Star

Tras ganar un Oscar al mejor cortometraje por The Resurrection of Broncho Billy (1970), John Carpenter comenzó a rodar Dark Star en 16 milímetros y como un mediometraje de fin de carrera para la Escuela de Cine, escribiendo el guión junto a su amigo Dan O´Bannon (después, uno de los guionistas más importantes del género de terror). Durante cuatro años estuvieron filmando la película, hasta que, finalmente, pudieron terminarla gracias al dinero de Jack H. Harris, que se convirtió en productor ejecutivo de un film cuyo coste total fue de 60.000 dólares. El resultado es una broma de ciencia ficción, disparatada y paupérrima, sobre cuatro aventureros espaciales que han estado perdidos durante veinte años en su nave “Dark Star”.  El propio Carpenter se encargó de la banda sonora – algo que haría casi siempre a lo largo de su carrera– y Dan O´Bannon interpreta a uno de los personajes del film.

5/10
Alien vs. Predator

2004 | AVP: Alien vs. Predator

Un satélite estadounidense detecta una extraña construcción piramidal en la Antártida. Para investigar el interior, el millonario Charles Bishop Weyland contrata a la especialista en medio ambiente y aventurera Alexa Woods, con el fin de que dirija una expedición de científicos y especialistas en diversas disciplinas. Resulta que el lugar presenta similitudes con las construcciones de los antiguos mayas y egipcios. Pero unas criaturas alienígenas habitan en su interior, y además, Alexa y sus hombres no son los únicos que están visitando el lugar en ese momento. Las recientes Freddy contra Jason y Van Helsing combinaban populares personajes del cine de terror. Ahora, Paul West Anderson, responsable de Resident Evil, mezcla Alien, la saga más popular de terror fantástico, con Depredador, una excelente cinta de John McTiernan que dio lugar a una repetitiva secuela. Como siempre, Anderson muestra una gran capacidad para crear ambientes sugerentes de cine de terror, y empieza enseguida con el recital de porrazos, quizás para compensar que el guión, también escrito por él, no es excesivamente ambicioso. Y eso que aporta ideas interesantes, como que la pirámide donde transcurre la acción cambie constantemente, al estilo Cube (¿habían pensado rodar Cube vs. Predator?). Sobre todo se echa de menos a Sigourney Weaver, Ripley, sustituida por actores desconocidos. Al menos interpreta un papel Lance Henriksen, el mismo que hacía de Bishop, el simpático androide de Aliens y Alien 3. En esta ocasión, Henriksen es Charles Bishop Weyland, fundador de la compañía Weyland Yutani Corporation, que aparece en las diferentes entregas de la saga. Y si continúan los cruces de sagas fílmicas, ¿para cuándo Bridget Jones contra Nemo y la bruja de Blair?

4/10
Alien Resurrección

1997 | Alien Resurrection

Ellen Ripley murió luchando contra un Alien en la anterior entrega de la serie. Sin embargo, doscientos años después regresa como un clon, creado por un equipo de científicos con un objetivo: recuperar a la reina Alien que estaba engendrando antes de morir. Sin embargo, con ella vuelven los Aliens, que toman la nave donde la nueva Ripley ha sido engendrada. Paralelamente, una tripulación de estrafalarios piratas espaciales han llegado hasta ese lugar para robar todo lo que sea posible. Ripley se une a ellos para combatir a los depredadores espaciales, pero la huida no será fácil, ya que son demasiados. Cuarta entrega de la serie y, aun así, tiene el mérito de ser absolutamente distinta a las demás. Para ello, los productores contrataron a un mago visual, el realizador francés Jean-Pierre Jeunet, que ya había demostrado su solvencia con el éxito de Delicatessen y con el film La ciudad de los niños perdidos, uno de los títulos más caros del cine europeo. Ambos trabajos los realizó junto con su compañero Marc Caro. En esta ocasión, Jeunet salió airoso de su primer trabajo en solitario que, a pesar de conservar las señas de identidad de las anteriores entregas, tiene también el impactante estilo del francés, quien se llevó a Ron Perlman, uno de los actores de La ciudad de los niños perdidos y a Dominique Pinon (Delicatessen). El reparto vuelve a estar encabezado por Sigourney Weaver, protagonista del resto de entregas, pero esta vez incorpora a la estrella, cada vez más en alza, Winona Ryder.

6/10
Alien 3

1992 | Alien³

La tercera entrega es una de las más terroríficas de la historia de la ciencia ficción. Una refinería subterránea que fue campo de trabajos forzados, alberga hoy una comunidad de convictos que eligieron permanecer indefinidamente en la que fue su cárcel. La teniente Ripley aterriza en un vehículo espacial accidentado. Aparentemente, ella es el único superviviente. Pronto descubrirán que en la nave se encontraba un inoportuno visitante. Repite Sigourney Weaver, como Ellen Ripley, papel que le dio la fama. Las secuelas han sabido mantener el nivel y David Fincher supo darle vidilla al guión más flojo, de esta entrega, de trama carcelaria.

5/10
Aliens, el regreso

1986 | Aliens

Una de las más dignas secuelas de los últimos tiempos, en la que James Cameron (Terminator) supo continuar la trama de la clásica Alien, el octavo pasajero, dirigida por Ridley Scott. Como tenía ante sí una ardua tarea, Cameron decidió cambiar de registro, y en lugar de tirar por una línea presidida por el terror, como en la primera parte, se decantó por la acción, con lo que consiguió una segunda parte completamente diferente y, además, se libró de las posibles críticas por no haber conseguido la tensión de su predecesora. Sigourney Weaver vuelve a realizar una correcta actuación como la Teniente Helen Ripley, tanto es así que tuvo que pasar mucho tiempo para que se librase del encasillamiento al que se vio arrastrada por esta saga. Junto a ella el actor fetiche de Cameron, Michael Biehn, protagonista de varios de sus títulos más significativos: Terminator y Abyss. La acción comienza años después de la primera parte, cuando Ripley es recogida y llevada a la Tierra. Allí intenta advertir a las autoridades de que su nave recogió a un peligroso ser alienígena en un planeta. En un principio no le hacen caso, pero después se pierde el contacto con los colonos que habitaban allí, por lo que es enviada una expedición de marines. Ripley es la única que conoce a los aliens, por lo que se ofrece para acompañar al grupo.

7/10
El regreso de los muertos vivientes

1985 | The Return of the Living Dead

5/10
Dark Star

1974 | Dark Star

Tras ganar un Oscar al mejor cortometraje por The Resurrection of Broncho Billy (1970), John Carpenter comenzó a rodar Dark Star en 16 milímetros y como un mediometraje de fin de carrera para la Escuela de Cine, escribiendo el guión junto a su amigo Dan O´Bannon (después, uno de los guionistas más importantes del género de terror). Durante cuatro años estuvieron filmando la película, hasta que, finalmente, pudieron terminarla gracias al dinero de Jack H. Harris, que se convirtió en productor ejecutivo de un film cuyo coste total fue de 60.000 dólares. El resultado es una broma de ciencia ficción, disparatada y paupérrima, sobre cuatro aventureros espaciales que han estado perdidos durante veinte años en su nave “Dark Star”.  El propio Carpenter se encargó de la banda sonora – algo que haría casi siempre a lo largo de su carrera– y Dan O´Bannon interpreta a uno de los personajes del film.

5/10

Últimos tráilers y vídeos